Últimos temas
Afiliados
Limpieza 05 - 11 - 18

Boku no Hero ROLLittle FearsPhotobucketCrear foro

Mi cuerpo es un Lienzo [Entrenamiento]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Zatoichi Byakura
Muerto

Mi cuerpo es un Lienzo [Entrenamiento]

Mensaje por Zatoichi Byakura el Jue Dic 28, 2017 5:25 pm

Mi cuerpo es un Lienzo
Zatoichi
Pais del HierroPosadaInvierno



Había pagado por una habitación en una posada, lo que iba a hacer era un simple experimento, había comprado los materiales que iba a utilizar para eso un recipiente de tinta fresca de cuatro colores, Añil, rojo, verde y negro, un pincel nuevo y unos inciensos variados con su soporte respectivo. La habitación era simple, un solo cuarto con una entrada principal que consistían en puertas deslizables decoradas con flores de loto en color negro, un suelo de madera y alfombra. El cuarto contenía una cama enrollada para dormir en el suelo, un armario con puerta deslizable y un pequeño cuarto de baño. En el techo se encontraba una lampara de aceite colgando, encendida que iluminaba tenuemente el lugar mientras que en el fondo de la habitación se encontraban unas ventanas cerradas con seguro, me imagino que era para evitar que los clientes se fuesen sin pagar o algo por el estilo. En el centro de la habitación se encontraba un kotatsu pequeño, en él podían caber fácilmente cuatro personas en cada extremo, encima había una botella de sake barato de cortesía de la posada y cuatro cuencos.

Al entrar a la habitación di un suspiro largo mientras contemplaba todo a mi alrededor, bastante sencilla, de colores naturales y simples, me quité los zapatos para colocarlos cerca de la entrada, deslicé la puerta para cerrarla y ponerle seguro. Ese día había traído una ropa especial, un kimono completamente blanco, sin decorados especiales ni detalles sobresalientes, algo realmente sencillo, pero el significado que le había dado era algo más profundo. Me adentré a la habitación y dejé la mochila cerca del kotatsu, recogí las otras dos cuencas y las guardé en el armario, volví hacia la mochila y comencé a sacar los materiales, colocándolos en la mesa uno a uno de forma ordenada. Los colores al frente, los inciensos atrás colocados en los extremos y la botella de saque en el medio con la cuenca mirando en mi dirección. Saqué un frasco vacío de cristal que siempre llevaba conmigo, el cual lo rellené de agua dentro del baño, vi el espejo que reposaba encima de un estante y me lo llevé conmigo cuando volví a la habitación, colocando el frasco de vidrio junto a los colores y el espejo en la cobija del kotatsu.. Por último, saqué mi pincel y lo coloqué en el borde de la mesa, una vez tuve todo preparado, me arrodillé en posición de descanso mirando mis herramientas con detenimiento.

Mi arte solo funciona en el lienzo… ¿Qué ocurrirá si mi cuerpo… es el lienzo? Tenía que intentarlo… el kimono que llevaba encima era la representación de mi cuerpo en estos momentos. Me serví en el cuenco un poco de sake y me lo bebí de un sorbo. Sitiendo como el licor bajaba por la garganta y calentaba mi interior. Dejé escapar un suspiro cálido a medida que me hacía a un lado la botella y el cuenco de sake para colocar encima el espejo, apuntando hacia mi torso, deslicé un lado de mi kimono revelando mi pectoral izquierdo y mi hombro, sacando el brazo de la manga. Cogí el pincel y lo mojé sobre la tinta negra, cerré mis ojos e imaginé el primer dibujo en mi mente, comencé a concentrar mi chakra en la punta del pincel y comencé a realizar el trazo para luego abrir y mirar el espejo, comencé a dibujar, el tacto de la tinta que pensaba que iba a ser fría en realidad… era cálido, probablemente por la influencia del chakra en ella, la energía de la vida. ¿Estaba funcionando? No estaba seguro, no estaba dibujando de forma rápida, todo lo contrario, estaba tomándome mi tiempo para dibujar el primer perro, el cual sería de pelaje “blanco”, barbas y cola roja, con puntos negros y de ojos azules con pupilas verdes,  los trazos eran limpios a medida que sentía el leve cosquilleo del pincel deslizarse por mi cuerpo. Finalmente había acabado, sentí el gasto de chakra, de hecho… creo que había gastado un poco más de la cuenta, pero me sentía aún bien, tenía energías suficientes para continuar, el segundo perro. Este sería distinto de su hermano, un pelaje negro con puntos “blancos” con barbas y cola amarilla mezclando el color verde con rojo, finalmente sus ojos serían verdes con pupilas amarillas, este estaría situado alrededor de mi brazo abarcando casi hasta el antebrazo. El segundo gastó la misma cantidad de chakra, esta vez, estaba empezando a sudar, el gasto era mayor, me pareció curioso que el sudor pasaba cerca de los dibujos y no les hacían mella alguna, como si de un tatuaje se tratase, curioso… Finalmente decidí armonizar el dibujo acompañandolo con un fondo de nubes tradicionales y una bonita flor rosa, estos no tuvieron ningún gasto de chakra. Metí el pincel una vez más en el frasco de vidrio el cual ya había adquirido una coloración oscura. Mientras respiraba de forma pesada, aproveché para servirme otra copa de sake y descansar un rato para reponer energías.

Spoiler:


Pasadas un par de horas y habiendo vaciado la botella de sake sentí que había repuesto parte de mi chakra, así que me dispondría a seguir dibujando sobre mi cuerpo. Decidí sentarme colocando la pierna izquierda encima de la derecha de forma cruzada y remangar el kimono, revelando mi pierna. Realizaría un dibujo en el gemelo ¿Qué podría ser? Cerré mis ojos tratando de pensar en algún animal útil, más que de ofensiva. ¡Ya sé! Un Koi, no parece ser una mala idea y este tipo de animales pequeño no suponen un gasto de chakra extensivo. Así que bien, sostuve el gemelo con mi mano libre para mantenerlo con firmeza a medida que empezaba a dibujar el particular pez. Este en particular iba a ser negro y con uno que otro detalle a color, este lo dibujaría como si estuviese nadando bacia abajo por mi gemelo, su frente tendría un detalle en rojo y le dibujaría unas flores “blancas” con el centro en amarillo. El dibujo fue medianamente rápido y el gasto de chakra apenas lo note, era eso o estaba algo borracho ya.

Spoiler:


El último me saldría de lo tradicional, me sentía con ganas de tatuar a uno de los muchos animales que había visto en mis viajes. Es raro encontrarse en las muchas acampadas un Búho bebé, no un búho como tal, eso es normal, pero uno bebé, cielos… era tan adorable que mi memoria le guardó un lugar especial y ahora cobrará vida, pensando en dónde me lo haré miré mi antebrazo derecho, en la parte interna de este, no sería mala idea. Así que cogí el pincel con la izquierda y lo mojé en la tinta, para luego comenzar el mismo proceso que con el koi y los perros Foo concentrando chakra en la tinta y empezando a dibujar el pequeño animal sobre este, era de ojos grandes y plumaje un tanto desaliñado, mostrando que estaba en pleno crecimiento, su mirada era tenaz y daba la sensación de estar enojado, estaría con su cabeza movida levemente hacia un lado para agregar mas detalles en su plumaje, finalmente sus patas estarían reposando sobre la rama que se difuminaría con mi brazo.

Spoiler:


Había terminado todos los tatuajes, estaba cansado y sentía que mi cuerpo no iba a resistir más… ¿Tatuajes? Si… más tatuajes con chakra sobre la piel. Necesitaba fortalecer más mi cuerpo para poder agregar más creaciones, me imaginaba que en un futuro mi cuerpo estaría repleto de estos. Respiré profundo mientras dejaba el pincel dentro del recipiente de cristal y me dejaba caer sobre el suelo alfombrado cayendo rápidamente inconsciente, sumiéndome en un profundo sueño hasta el día siguiente.


Volver arriba Ir abajo

avatar
Natala Nendo
Getsu Chunin

Re: Mi cuerpo es un Lienzo [Entrenamiento]

Mensaje por Natala Nendo el Jue Dic 28, 2017 7:31 pm


TEMA CERRADO.
Puntos otorgados a Zatoichi.

  • ZATOICHI: 8 PN.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.