Últimos temas
Afiliados
Limpieza 10 - 06 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Sáb Dic 30, 2017 1:33 pm


Hikaru
Su vista se dirigió hacia todos los puntos cardinales y no pudo encontrar una salida ¿Qué estaba sucediendo? La kunoichi de cabello platinado se encontraba rodeada de hombres, enfrente de ella estaba una mujer con cabello negro y orbes celestes que parecía ver sonrientemente a la muchacha de ojos rojizos que se encontraba en el centro de la “ronda” que habían formado esas personas.
La situación no era entendible socialmente para Hikaru, pero sabía que estaba en aprietos, si bien le era difícil discernir porque le estaban impidiendo el paso, podía notar la agresividad de ellos hacia su persona. Algo que no le gustaba para nada a la jovencita de orbes carmesís que poco a poco estaba comenzando a perder la cordura.

-Quiero pasar.-

Acotó en un tono de voz serio y fuerte mientras daba un paso hacia delante, ante esa situación ellos sonrieron aún más divertidamente ¿Por qué? Bueno, eran matones (no llegaban al nivel de ninjas) y estaban en ese lugar para golpear a la muchacha de cabello albino ¿Cuál era la razón? El novio de la mujer que estaba enfrente de Hikaru se había “enamorado” de la jovencita. Algo que no había provocado ella.

-No pasaras a ningún lado maldita zorra sucia y barata, si tanto quieres seducir a los hombres te entrego a ellos.-

Respondió la pelinegra mientras mostraba expresiones de enojo, por otra parte Hikaru fruncio un poco su ceño pues no veía a ninguna zorra barata y sucia… además ¿Las zorras seducían hombres? Al no verse por aludida en esa frase, simplemente opto por ignorar a la hembra para luego ver a los hombres que formaban el circulo… ellos mantenían su mirada en Hikaru, por lo tanto entrecerró sus ojos mientras comenzaba a juntar chakra en sus manos. No sabía el motivo de porque la estaban rodeando, pero podía sentir las intenciones asesinas.
País del hierro - Yukigakure


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Dom Mar 04, 2018 9:56 pm


Mentiras
La oscuridad de la noche se entremezclaba perfectamente en las esquinas de la ciudad con el frio devastador de la nieve que cubría a cada uno de los inacabables adoquines, decorando de forma tétrica un escenario iluminado por numerosos negocios que cubrían fácilmente hasta más allá de lo que cualquier ojo era capaz de comprender, siendo así igual que siempre el mismo hogar de la basura ninja en donde nadie jamas era libre de los pecados más atroces y toda clase de sucias injusticias.

El hombre caminó ese día sin rumbo ni dirección en búsqueda de una buena posada que pudiera atender sus necesidades, cambiando su hogar como de costumbre y buscando no meterse en demasiados problemas que intervinieran en su poca suerte, agarrando una botella de alcohol en su mano derecha mientras que divagaba con su mirada tantas cosas del escenario como para mantener una sonrisa de cocodrilo, observando los bonitos colores de cada establecimiento y disfrutando de su soledad.

Él no tenia nada que perder en esa noche, solamente caminaba sin rumbo y buscaba un hogar que pudiera recibir un poco de su dinero para tener un lugar donde comer, no diferente de cualquier hombre o mujer en la aldea e intentando pasar desapercibido en la usual noche cubierta de mil tragedias, demasiado agotado en sus típico deber como para notar realmente que de hecho a dos cuadras delante suyas había una situación tan problemática como para evitarla totalmente y marchar lejos.

De hecho, ese tonto hombre siguió hacia adelante justo en dirección del problema para así entonces quizá por mala suerte o casualidad tomar un segundo de su vida, afrontando la situación con el descaro de un entrometido e intentando solucionar aquel dilema ajeno como si fuese propio: -¿Que le están diciendo a mi bella esposa?- Replico con naturalidad, hediondo por el alcohol, amable por su apariencia, sonriendo y observando con una mirada que sabia más de lo que decía hacia los tantos idiotas.

El hombre derramaba despreocupadamente el alcohol en cada uno de sus pasos, intencionalmente, mientras que se acercaba a los rufianes, aparentando una debilidad totalmente inexistente en lo cual esperaba que aquellas personas decidieran irse o siendo de lo contrario tendría que verse obligado en desvelar su verdadera intención, con la sorpresa propia del filo que aguardaba en lo oscuro de su holgada Yukata Azul.

-¿Acaso la acusan de zorra, barata y sucia en mi presencia?- El hombre tambaleaba, frunciendo su ceño mientras que se paraba enfrente de la mujer y sacudía con un ligero movimiento a la botella de alcohol en sus manos, negándose a la sucia arpía, realmente consciente de sus acciones en medio de su actuación y actuando tan heroico y estúpido por su propia decisión. -Supongo entonces que se disculparan.- Amenazo, haciendo un enfasis que borro la sonrisa de su cara pero no su apariencia.

Él nunca dejo de fingir ser un borracho.
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Lun Mar 05, 2018 4:35 pm


Hikaru
La chica de cabello albino, que se encontraba concentrando chakra en sus manos, por un momento se distrajo ante la presencia de otra persona que capto su mirada carmesí.
¿Esposa? Hikaru por un momento observo hacia todos lados y se dio cuenta que las únicas dos mujeres que estaban en ese escenario era ella y la pelinegra…  en ese instante también escuchó las siguientes palabras de él, causando que Hikaru por fin entendiera la situación.

Por otra parte la pelinegra simplemente miro de reojo al muchacho que decía tener a Hikaru como esposa, esa mujer por un instante no pudo evitar una carcajada sonora mientras levantaba sus hombros y un poco los brazos –como si estuviera haciendo un gesto de resignación-. Por otra parte los hombres que rodeaban a la muchachita que no se daba por aludida dieron un paso hacia delante –por donde estaba Hikaru- mientras algunos sacaban navajas y otros cuchillos, pues tenían la intención de intimidarla (para eso les habían pagado).

-Oh… ¿Es tu esposa? Pobre cornudo debes ser, la zorra que te follas se la pasa seduciendo otros hombres... uno de ellos es mi novio.-

Después de decir esas palabras venenosas, la azabache se mostró un tanto consternada por el recuerdo de algunas cosas, mientras tanto Hikaru se mantuvo en silencio mientras cada vez entendía mejor lo que estaba sucediendo. En ese instante se vio como la peliplata sonrió en la oscuridad mientras sus orbes rojizos se mostraban aún más ardientes… pues ver aquel metal en las manos de los hombres solo causo que la chica se descontrolara por un momento.
Luego de unos segundos ella dio un paso hacia delante mientras se acercaba aún más… tenía la intención de golpearlos si ellos intentaban dañarla, y aquello solo lo disfrutaría Hikaru.

-Zoofilia, los libros no decían que era tan popular.-

¿Realmente pensaban que Hikaru había entendido el hilo de la conversación? ¡Para nada! ¡En este momento ella creía que aquel joven tenía de esposa a una zorra con la que mantenía relaciones sexuales, y a la vez esa zorra también conquistaba a otras personas de la aldea! Hikaru había entendido todo mal, por eso no participaba de esa pelea verbal en la cual ella no tenía nada que ver.
Por otra parte la mujer de cabello azabache se mostró frustrada mientras fruncía aún más su ceño al ver que esos hombres parecían tardar un año en atacar a su némesis.

-¡Despellejen a esa maldita zorra, quiero ver su carne, sus tripas, su sangre… ¡La quiero muerta!-


Aquellas palabras, Hikaru las interpreto como que iban a matar a una zorra de verdad, así que por momento paso la idea de pedir un poco de carne para comer más tarde.


País del hierro


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Miér Mar 07, 2018 11:31 pm


Mentiras
Él no sentía ninguna especie de gusto por la compañía de la víbora morena pero comprendía que las cosas resultarían mal para otra persona si permitía la injusticia, entonces no hizo vista gorda de la situación en lo que escuchaba como mil insultos eran dirigidos especialmente hacia esa misma mujer que había reclamado como suya, tolerante hacia la agresividad incoherente de quienes considero idiotas pero a su vez realmente decepcionado una vez que pudo darse cuenta de que la mayor tonta era ella.

Las víboras entonces empezaron a rodear a la falsa pareja con su debida precaución entre lo que la oscuridad de la fría noche hizo imposible para el joven pedir ayuda, acompañados solamente por el silencio y acurrucados con el destino por la nieve como si de hecho aquella fuera la noche predestinada en sus corazones para su fin, nadie iba a venir en ayuda de un héroe ni mucho menos por la belleza de una tonta entonces las luces dramatizaron con todos sus bellos colores la tragedia e infortunia.

Lo irónico era que ningún hombre en sano juicio apostaría nada por otra persona mucho menos si era alguien tan problemática y llamativa como aquella gran idiota, pero él en su ego había decidido protegerla esta noche, así que con orgullo insensato y la fuerza del alma encontró la voluntad en su corazón como para querer tomarla, acercándose hasta la espalda de la misma con una naturalidad desmesurada y agarrando su cintura enfrente de los truhanes en la ligera caricia de su gran petición.

-No dejare que te hagan daño así que confiá solo por esta vez en mi. Por favor.- Pidió. ¿Avergonzado? era difícil decirlo, él susurraba con calma, estaba apegado totalmente hacia ella y miraba a la nada absoluta con ambos ojos cerrados mientras que escucho, paciente en el delirio de aquella situación grave de la aceptación ajena mientras inevitablemente todo resultaba cada vez más complicado para sus intenciones, cohibido en todo lo contrario al ansia hasta que finalmente decidió lo más sensato.

Las manos del hombre respondieron cada uno de los insultos contrarios con un rápido sello de manos casi inexistente, acompañado por la tensión de sus pies y el impulso con el cual la fuerza del viento beneficiaria, otorgando así en un pequeño imprevisto la oportunidad para que ambos se alejaran de los problemas sin necesidad de luchar, ascendiendo por los cielos hasta el tejado de alguna vivienda desconocida en donde quizás y tal vez por la diferencia de velocidades nadie estaría dispuesto a buscarles.

Dao Yotsuki era un renegado capaz de correr más que cualquier genin, así que estaría bien siempre y cuando sus oponentes no fuesen shinobis con títulos demasiado altos, pero de ser así el caso entonces no habría ninguna otra esperanza. Y ese seria el fin.

Spoiler:

FŪTON: KAZE NO HIYAKU (風遁・風の飛躍, ELEMENTO VIENTO: SALTO DE VIENTO)
Se trata de un jutsu bastante simple muy a pesar de que requiera de un sello. Este jutsu consiste en un empujón ventoso por debajo de las suelas de los pies, que permite al shinobi saltar más alto: unos tres metros más de lo común. Con esta habilidad no solo se podrán llegar a sortear obstáculos, si no que además podrá ser de ayuda en ocasiones de alto riesgo. Además de ello puede paliar los daños de pequeñas caídas en un intento por minimizar el daño de estas.
Postura de manos: Carnero
Consumo: 15Ck ejecutar.

Actualmente segun mi Agilidad:
TALENTOSO ( 30 - 49 ) : Un acróbata en lo propio, capaz de hacer saltos mortales, giros, o incluso mantener el equilibrio sobre una cuerda sin más ayuda que un contrapeso. Puedes saltar hasta 5 metros.

Es decir, con la técnica puedo saltar 8 metros.

Otro dato a considerar es que Dao es ligeramente más alto que ella(?) y que pesa casi el doble.
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Jue Mar 08, 2018 10:07 am


Hikaru
Las acción del muchacho –de acercarse a la peliblanca y tomarla por la cintura- no causo ningún efecto en Hikaru que permaneció con la misma expresión en su rostro… pero se pudo ver un leve movimiento en sus manos… pues las junto en un aplauso silencioso para después separarlas, permitiendo que en la noche se pudieran ver un poco de la electricidad que surgía de esa acción.
La cuestión era que Hikaru no sabía porque aquel hombre se acercaba tanto a ella, por un momento pensó que también quería hacerle daño y por eso estaba a punto de electrocutarlo… pero cuando escuchó la acotación del muchacho ella se quedó inmóvil y frunció el ceño.

Igualmente en esa situación, donde su mente estaba pensando… sin entender bien que estaba sucediendo, sintió como su cuerpo era levantado y volaba por los aires gracias al chico “zoofilico”.
Ante la situación, los enemigos de Hikaru se encontraban realmente perturbados porque se habían dado cuenta que el chico era un ninja, rápidamente pensaron que se metieron en problemas en aquella aldea tan tétrica y peligrosa. Por otro lado la azabache simplemente insulto a Hikaru y salió huyendo, no era estúpida para meterse con ella en aquella situación, pues después la buscaría –no tenía problemas en esperar-.

Mientras tanto la femenina –que sus pies ahora se encontraban en el tejado de alguna vivienda- se soltó del agarre del desconocido para después darse vuelta y quedarse mirándole por unos segundos. Ese pequeño tiempo fue suficiente como para que ella analizara la situación y recordara el procedimiento que tenía que realizar.
Por eso mismo la joven rápidamente levanto su diestra y le dio una cachetada, durante esa acción Hikaru mantenía un rostro tranquilo y parecía en desacuerdo con sus proceder.

-El macho no toca a la hembra hasta después de completarse el ritual de cortejo.-

Bueno, ella siempre hablaba como si todos fueran animales… y con respecto al ritual de cortejo era algo así como el “casamiento”, la cuestión es que Hikaru había estado leyendo libros de época antigua…causando que su visión del mundo quedara un poco atrasada –sin mencionar que ya era una persona con bastante problemitas-.
Después de decir esas palabras la joven se dio vuelta y comenzó a irse, sin decir más palabras o un simple “gracias”, es que aquello también era parte de lo que decía el libro… pero igualmente ella no podía tener en cuenta los sentimientos de las demás personas por eso se marchaba tranquilamente.


País del hierro


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Jue Mar 08, 2018 4:22 pm


Mentiras
Diferente a lo que hubiera sido normal el grupo de víboras que persiguió con tanto esmero a la pareja termino por rendirse con mucha facilidad luego de ver su agilidad, asombrados desde lo fondo de sus corazones bajo la clara muestra de que todos ahí resultaron nada más que nuevos pueblerinos que creían conocer lo mínimo del feudo, quizás demasiado confiados por haber abusado de otros en el pasado pero a su vez sabiendo absolutamente nada de aquel lúgubre hueco del mundo ninja más inmundo.

El joven hombre que cargaba a la mujer en sus brazos realmente sintió una profunda lastima por aquellas personas quienes de hecho creían que era sencillo ser el temible, pero a la vez sentía haber hecho lo correcto con enseñarles su fallo para que así en próximos días no cometiesen el fatal error de subestimar al sujeto en su mera frente, porque no todos eran similares a él y en cambio hubieran recurrido a métodos mucho más abominables que para la fortuna de esta historia no termino siendo algún hecho.

No obstante, aun con todo era complicado no admitir que el hombre se encontraba realmente agobiado en lo profundo de su cabeza con la posibilidad que no sucedió, atormentado en sus recuerdos con la dificultad que hubiera representado enfrentar una cantidad tan absurda de enemigos con una fuerza siquiera similar a su vil rival, agradecido en el profundo silencio de sus palabras porque no había sido ese caso e interminablemente aliviado en la sonrisa de su rostro que nacía de su propia "calma".

La tensión de su cuerpo había desaparecido como el calor de un ángel sobre la nieve, todo miedo se había sofocado como la oscuridad ante la luz brillante de una lampara, el silencio entonces parecía una armonía sin igual para ambos de sus oídos y el latir de su corazón resulto ligeramente reconfortante en el propio cuerpo de aquel hombre, como si de hecho él no reconociera aquel silencio o si tal vez sus latidos bruñidos con los de aquella desconocida hicieran una tonada misteriosa llena de bella tranquilidad.

Todo igual termino de un momento a otro cuando rápida, agitada y confundida, levanto su mano contra el hombre para hacerlo arder con ligeras reclamaciones, confundiendo el espíritu del mismo en la sonrisa constante que lo llevo a aquella oscura tina de pensamientos que se creían sobre todas las cosas de la gran vida, aturdiendo sus ideas con la belleza de sus reclamaciones en las absurdas palabras descarriladas que no sabían como exigir el problema de lo que ocurrió en ambos.

Él tampoco sabia como responder ante eso, pero estaba feliz porque habían salido de una situación que parecía haber sido el fin de todas las cosas, una suerte para ellos, porque no era usual que gente tonta amenazara en sus primeros días por la aldea a las personas más experimentadas, pero ese había sido el caso a fin de cuentas así que aún con todo lo que hubiera parecido tan injusto el hombre solo se digno a despedirse, agachando su postura y reverenciando ligeramente a la contraria como cortesía.

No, ciertamente esta vez no hubieron palabras por parte del hombre.
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Vie Mar 09, 2018 11:46 am


Hikaru
Al darse vuelta y comenzar a caminar observó la caída que había desde el techo, por lo tanto concentro chakra en sus pies para bajar caminando por la pared de aquella casa, ya que no tenía la capacidad de dar saltos que fueran bastante extensos.
Cuando llego al suelo se detuvo por un momento sin saber que hacer muy bien, no tenía un lugar donde ir o más que nada no poseía dinero para pagar una habitación, por eso esta noche le tocaría deambular por la aldea –siempre teniendo cuidado por los lugares donde camina-, por eso mismo la chica decidió recargar su espalda en la pared de aquella vivienda por un rato.

En el caso de que viera problemas no dudaría en huir rápidamente, lo que más había aprendido Hikaru en esa aldea era que no podía confiar en nadie, pero tampoco se podía mostrar cómo alguien desconfiada. Aunque era bien sabido que la peliplata no entendía como funcionaba la sociedad en este mundo, por eso tampoco se daba cuenta cuando mostraba su confianza o desconfianza; después de todo los pensamientos de la “criminal” eran más simple de los que las personas se podían imaginar (la mayoría del tiempo).

  • Fuerza : 9
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 10
  • Espíritu : 22
  • Concentración : 10
  • Voluntad : 12
Chakra : 94-3=91


tecnica:
KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
Se utiliza para obtener un control sobre la superficie de los árboles. Para esto el usuario debe concentrar su chakra en la planta de sus pies. Si el usuario canaliza demasiado chakra en la planta de sus pies sale despedido y se clava en el árbol por la fuerza que provoca, en cambio si no usa el suficiente chakra no puede adherirse al árbol y se cae al suelo.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 3Ck por turno.

País del hierro


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Vie Mar 09, 2018 12:42 pm


Mentiras
La pareja había acabado toda su mentira una vez que el grupo de víboras humanas dejo de perseguirles en el impulso que era nada más cometido por su gran codicia, asustados desde lo profundo de sus corazones por la fuerza de los dos adversarios quienes habían podido demostrar grandes habilidades propias del semblante ninja, incapaces de continuar con sus actos bravucones en el miedo que los controlaba y sucumbiendo en su ignorancia por haber sido tan estúpidos como para creerse algo.

Ellos huían asustados de ambos bajo la bella luz de una hermosa blanca que yacía regodeada por un cielo repleto en estrellas, bailando a los ojos del espectador azul, como fuegos artificiales que iluminaban el lúgubre sendero repleto hasta el final de negruzca nieve sucia como la peste y cada uno de tantísimos habitantes del feudo, inferior a la mera vista de la blanca mujer quien pura en su tono albino brillaba con aquella clase de calidez que intrigaba naturalmente al corazón de cualquier curioso.

Ella era sencillamente reluciente en lo que podía considerarse la noche de aquel día, brillante como la hermosa luna sobre la cabeza de ambos y hermosa como los tantos lugares que un hombre como él jamas seria capaz de entender en perfecta seguridad, su mirada ardía con pasión a los ojos del contrario y en ello con la pena en sus actos no pudo decir absolutamente nada en contra de las tantas quejas sobre su intención, entonces acepto ser llamado de las formas despreciables que fueron dichas y no más.

El hombre quedo en silencio mientras buscaba disculparse con un movimiento raro e inusual que quizás nadie en aquellas tierras repletas de actos crueles reconocería ya, ofreciendo su orgullo entre lo que la mujer lo exigía con palabras demasiado bruscas y tontas como para representar el verdadero sentir de lo que sucedió en sus caricias, siendo que él había entendido lo complicado que era expresar las cosas para ambos y demasiado apenado por causarle molestia a la mujer decidió no decir nada más allá.

Los copos de nieve caían, la fría brisa del viento soplaba, el grupo de tontos escapaba y el hombre en su estricto juicio decidió no moverse mientras que ella se escapaba, pero extrañamente ella solo se había ido a pocos pasos, ella había huido unos metros y cuando él pudo entender que ella no sabia que hacer o que responder la entendió, comprendiendo que ninguno de los dos tenia nada que decir acerca del tema y sabiendo en lo profundo de su corazón que los actos de hace un segundo fueron raros, quizás ella lo veía como un pervertido, pero eso no seria justo para el caso.

Así entonces el hombre decidió acercarse, siguiendo los pasos que hizo la mujer y deteniéndose justo enfrente del limite que representaba una caída por falta de tejas, inclinando sus rodillas para sentarse sin cubrirse del frio de la nieve e intentando conseguir alguna palabra que permitiera al hombre no sonar aun más extraño que antes, preocupado de la mujer, curioso de lo ocurrido y quizás un tanto avergonzado. -Lamento haberme hecho pasar por tu esposo, señorita.- Se disculpo sin saber como.

-Pero si de verdad sirve de algo si creo que es hermosa.- Corrigendo sus palabras, quizás no mejor que en un principio pero claramente mucho más amable que antes entre lo que su torpeza le permitía, no queriendo herir a la mujer y algo nervioso, sobretodo por que no entendía la razón por la que ella lo había abofeteado así tan de pronto luego de intentar salvarla. ¿Acaso fue la forma en la cual le agarro?
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Vie Mar 09, 2018 5:03 pm


Hikaru
Al parecer el muchacho no se había ido porque en aquel momento Hikaru escuchó nuevamente su voz y por ende su vista se dirigió al lugar de donde esta venia. Ante lo dicho ella se mostró con un poco de dudas porque no sabía muy bien de lo que hablaba aquel chico, simplemente se limitó en observar y pensar, porque habían cosas que no terminaba de entender.
Cuando él dijo que ella era hermosa, la peliplata frunció un poco el ceño… no entendía porque ese chico hablaba esas palabras, pues era la primera vez que le estaban diciendo algo así, por lo tanto simplemente agacho un poco la cabeza; en aquel momento ese acto podría parecer vergüenza pero en el caso de Hikaru… ella simplemente instaba recordar la definición de la palabra “hermosa” para poder saber de qué manera estaba implementándola ahí ese chico.

-Te hacías pasar por el esposo de una zorra, no por el mío.-

Respondió pensando que de enserio ese chico estaba haciéndose pasar por el esposo de un animal, por otra parte levanto un poco su cabeza para mirarlo nuevamente… no podía entender que estaba pasando pero tampoco había mucho que pensar. Por eso mismo la chica simplemente tomo un poco de la nieve que había en la pared y comenzó a comerla… era una acción que últimamente realizaba cuando tenía hambre, pero por suerte la gente usualmente la detenia.

-No sé si estoy saludable…-

Entendió lo de “hermosa” como que era una persona saludable, podría haber entendido algo mejor… pero en realidad así era Hikaru, se tomaba literalmente todo lo que le decían. Aunque a decir verdad ella no sabía si estaba o no saludable, por eso no pudo corresponder el cumplido que había cambiado a otra cosa.

País del hierro


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Vie Mar 09, 2018 6:26 pm


Mentiras
Él se había quedado perplejo ante la afirmación inocente de la bella mujer a su lado, convencido de que había hecho lo correcto al ayudarla pero a su vez entristecido por saber que una persona así de buena como ella estaba condenada a vivir en la tristeza. -Nunca dije eso, ¿verdad?- Respondió ante la primera pregunta sin siquiera dudarlo, incapaz de permitir que ella creyese algo así pero además cuestionando si de verdad lograría comprender como la fuerza de sus palabras solo buscaban protegerla.

El hombre aun así tenia un profundo miedo de que la mujer no fuese capaz de saber que una persona estuviera velando por su seguridad, entristecido en lo profundo del espíritu en la inmensa duda de no saber si en verdad ella entendía que era la tristeza, cuestionando en el silencio de sus propias palabras la sensatez de quien tenia frente mientras que recordaba como las palabras inocentes de dicha invadieron el escenario. -Veras… esa mujer te llamo zorra a ti porque te odiaba, porque te envidiaba, porque también pensaba que eras más bonita y no podía soportar ser menos bonita que tu.-

-Entonces vi a una mujer hermosa ser rodeada por matones y aunque no tenia nada que ver quise protegerte, me hice pasar como alguien que te ama e intente salvarte.- El hombre hizo énfasis en palabras inseguras, admitiendo que no sabia que sucedería y sonriendo con una ligera preocupación en su entrecejo capaz de bailar en su rostro, él de hecho solo había estado haciendo lo que creyó que debia hacerse por la justicia y aunque eso podría considerarse honorable a su vez también fue lo más estúpido.

-Salvar a alguien es algo tonto cuando eres una persona tan débil como yo.- Enfatizo, riendo con la inseguridad en su corazón mientras que el ligero alivio de la mayoría de sus preocupaciones iba desapareciendo en la armonía de lo que fue aquella aventura. -Pero no me arrepiento, ¿sabes?- Termino. Feliz, alegre, sencillo, ligeramente sentado en las tejas de aquella extraña vivienda sin ninguna importancia hacia la historia, entre lo que su mirada se enfocaba en el cielo y buscaba solo hablar más de lo usual.

Entonces recordó como ella había dicho que estaba saludable, quizás entendiendo que eso era la hermosura para las otras personas y entonces de forma inevitable empezó a reír con el regocijo de un pequeño idiota. Él la miraba de forma especial, observándola desde el tejado como una bola de pelos con un pulcro blanco rodeada de un manto oscuro de noche nevada, aunque sin nada más que poder mencionar y mucho menos algo que agregar: ella se había llevado todas las palabras importantes.
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Vie Mar 09, 2018 7:36 pm


Hikaru
Cuando escucho la acotación del chico, Hikaru por un momento detuvo sus acciones e incluso sin querer abrió su boca en estado de shock, no es que le causaba algo lo que esa mujer pensaba de ella, más bien era porque la peliplata lo había entendido todo mal y se sintió desprotegida en ese mundo que no comprendía ¿Cómo era posible que no pudiera entender las palabras de las demás personas cuando realmente conocía el significado de todas? Sin dudas era extraño aquello… y a pesar de que su padre le había dicho que ella nunca podría entender el mundo… ahora comprendía aunque sea un poquito el significado de sus palabras.

-Oh…-

En esas circunstancias Hikaru no sabía que decir, más que nada porque no entendía el accionar del muchacho, no había respuestas a sus dudas de porque él le había ayudado, y al ser cero empática no pudo entender porque el joven se reía al finalizar con sus palabras.
A pesar de que su mundo era una distorsión de la realidad, pudo entender que él la había ayudado (o así parecía), más que nada porque lo había explicado con sus propias palabras, por lo tanto Hikaru trató de recordar el procedimiento para socializar en aquel momento (como lo había leído en uno de sus libros).

-¿Comida?-

Nuevamente frunció el ceño, trataba de decir que le invitaría a comer pero sus palabras se vieron ahogadas en el momento que recordó que no tenía ni un centavo, así que simplemente suspiro para luego levantar nuevamente su cabeza y mirar al chico que se encontraba sobre el tejado.

-Gracias.-

Sus palabras fueron tranquilas y tal vez esta era la primera vez que estaba pronunciando aquello, tampoco sabía cuándo decírselo a las personas… pero el libro afirmaba que si no se podía agradecer una ayuda con una invitación a comer…entonces se lo tendría que plasmar con la palabra “gracias”. No es como si ella fuera muy consciente de lo que estaba diciendo, después de todo no lo sentía realmente.

Nuevamente la chica se apoyó contra la pared y comenzó a sentarse para permanecer un rato en esa posición, la noche podría ser molesta ella ahora estaba en una situación bastante aterradora.


País del hierro




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Vie Mar 09, 2018 8:33 pm


Mentiras
Él al escuchar la nueva afirmación de la mujer no pudo evitar sentir un escalofrió estremecedor que fácilmente haría sucumbir a su cuerpo en la tristeza de la vida, confundiendo a la mujer por una victima de lo que el destino había preparado en injusta medida para la inocente y comprendiendo que no todos eran los truhanes, porque incluso gente que no sabia nada del verdadero mundo se había extraviado lamentablemente en la cuna de todo lo que podía considerarse como lo más vil.

Las pocas palabras de la mujer entonces fueron como un martillo caliente contra frágil vidrio quebrando su corazón en la inocente palabrería que fue su contento, alegrando el espíritu de aquel quien iba sentado sobre lo más alto de algún tejado entre lo que su mirada poco a poco iba enfocándose con más interés sobre dicha, apartados en la distancia mientras que la luz de luna cubría sus pesares en la luz deslumbrante que envolvía sus figuras hasta unirlas por el mero sentido del otro.

El podía ver su propia sombra, la sombra de la mujer debajo suyo, podía verlo todo claramente con los ojos azul deslumbrante que le fueron concedidos por la fortuna, pero aunque era capaz de ver cada una de las cosas con claridad su mente tampoco estaba de acuerdo con ayudar a toda persona llena de tragedias que estuviera cerca, entonces el corazón de su pecho sintió una inmensa pena no más inmensa que su frustración y en la verdad de no poder tener el poder para ayudar él guardo su dolor.

-No tengo comida.- Respondió, siendo infeliz en su propia vergüenza mientras que aún cuando supiera que no debía hacer más sintiera en su pecho que estaba en mal, forzando su respuesta por no querer actuar con una relevancia mayor a la necesaria mientras que comprendía en lo profundo de su corazón que así es como a de actuar, agarrando con su mano la abertura de su camisa mientras que en el dolor humano estrujaba inevitable a esa misma prenda que le ataba a la mera culpa de no ser todo.

-Pero si me ayudas a buscar una posada te invito a cenar por esta noche.- Agrego, incapaz de cambiar su naturaleza que solo atraía problemas mientras que sus ojos estaban repletos de lagrimas, su pecho era agarrado por su mano y sus pies en alto, nada demasiado relevante luego de que la manga de su brazo limpiara su rostro y menos aún nada destacable que pudiera mencionarse, entonces se levanto sin más luego de haber estado inclinado sobre la teja y se lanzo hacia un metro de la mujer.

Cayendo con destacable torpeza pero siendo sostenido en la reconfortarle nieve hasta hundirse quizás medio metro en el suelo, sin herirse, sin maravilla, quizás salpicando nieve con su caída y además algo callado por los pensamientos que pudieron tomarlo.
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Sáb Mar 10, 2018 10:25 am


Hikaru
Se pudo ver como sus ojos se iluminaron al escuchar las palabras del chico, en ese momento ella enderezo su friolento cuerpo mientras levantaba un poco la cabeza hacia lo alto…causando que alguno de sus mechones plateados se movieran por inercia. Realmente era impresionante ver como la jovencita parecía recobrar vida al escuchar la palabra “comida” y que la invitarían… pues ese día no iba a cenar porque no tenía alimentos para hacerlo.

-Te ayudo.-

Sus palabras fueron tranquilas mientras se ponía de pie y se le quedaba mirando por unos segundos, ella seguía sin entender al muchacho… y tampoco le interesaba hacerlo.
Por lo tanto esperó a que el joven bajara y luego cuando estuvo sobre la nieve, la chica le tomo de la muñeca izquierda para comenzar a caminar hacia delante, aquella acción fue hecha simplemente porque no quería que el joven huyera… pues HIkaru estaba bastante hambrienta.

En sus pasos dobló hacia la izquierda cuando llego a la esquina y luego hacia la derecha –después de recorrer 200 metros- se puede decir que conocía bien los lugares que estaba frecuentando, después de todo era el mismo establecimiento donde solía ir la peliplateada.
Luego de dar unas vueltas llegaron a una posada que se veía bastante normal, no era lujosa pero tampoco muy pobre… la puerta de madera se veía firmemente cerrada mientras que algunos hombres e inclusive mujeres entraban sobrios y salían ebrios –como si aquel lugar los uniera para poder pasar una noche calurosa en un ambiente friolento-.

-Acá… no hay precios tan costosos.-

Palabras tranquilas salieron de sus labios carmesís, en aquel instante las mejillas de la kunoichi se encontraban sonrojadas por el frio, también se podía ver el color rojizo en la nariz… haciéndola ver un tanto adorable…



País del hierro


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Sáb Mar 10, 2018 11:37 am


Mentiras
El hombre asintió con solemnidad ante la propuesta de la mujer aceptando naturalmente que ella fuese la guiá en el recóndito camino hacia el confort, conmovido en la imagen idealizada que había sido construida en su belleza inigualable pero manteniendo la distancia en cuando la misma se acercaba, inspirando la mayoría de sus actos no por amor o respeto sino por contrario solamente gracias a la mucha lastima que había en los ojos de él hacia ella.

Él se abrigaba así mismo en las prendas holgadas que fácilmente lo protegían, siguiendo la hermosa figura delante de sus pasos e intentando la comprensión verdadera de los actos que no parecían naturales para nadie más que la misma, intrigado desde lo profundo de sus ideas e incapaz de expresar su descontento equivalente a la enorme inocencia impropia de lo que conocía realmente en el feudo. -¿Cuanto tiempo llevas en este lugar?- Pregunto, despreocupado de la respuesta.

Los pensamientos que surcaban su mente eran incapaces de creer que la mujer fuese un veterano con más de unos meses sobre la fría tierra repleta de una horda criminal, entonces suponía que al igual que sus compañeros atacantes había tenido la desdicha de venir al hogar menos hospitalario que cualquier criatura viva es capaz de imaginar. -Imagino que no demasiado si eres incapaz de identificar una amenaza tan obvia.- Replicaba, quizás regañando la inocencia de la mujer por vivir en un lugar como este.

No obstante, las palabras fueron pocas mientras que el paso del hombre continuaba siendo guiado por su señora hasta más allá de dos cuadras, varios metros y finalmente aquello que ambos encontrarían como un punto agradable para comenzar a disfrutar, sin aún entrar, pero pensando en sus cabezas sobre el agradable local repleto de todas las cosas que un viajero invernal deseaba, como el calor, la muchedumbre y comida, cosas realmente indispensables, quizás acompañadas con música o tal vez el silencio.

Lo cierto es que todo era incierto, aunque aún con las esperanzas altas el hombre que había invitado a la mujer recordaba con ideas demasiado claras que aquel lugar solo era un punto más en donde los matones eran otro civil más.
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Sáb Mar 10, 2018 5:40 pm


Hikaru
Estaba por contestar pero el chico se respondió solo, pero lo que él dijo provoco duda en la kunoichi que por unos segundos se quedó meditando por el tema de la “amenaza”, ya que la peliblanca interpreto que en ese momento no había identificado una amenaza… causando que la joven se detuviera y mirara hacia todas partes mientras se mostraba un tanto consternada.
Ella no observo nada que pudiera ser considerado como una amenaza, por lo tanto continuo caminando y abrió la puerta de la posada.

En el interior de aquel recinto se podía percibir un calorcito agradable, la música –característica para aquella villa llena de rufianes- sonaba desde un costado mientras que el murmullo se hacía cada vez fuerte… como si estuvieran entonando con la cantidad de alcohol que llevaban en sangre.
En el caso de Hikaru, ella fue atenta por una de las joven que trabajan ahí, la mujer al verla le sonrió y la transporto en una asiento del rincón –donde solía sentarse la peliblanca cuando iba-, ese era su lugar preferido porque se sentía resguardada por las paredes.

-¡Hikaru chan!-

Se escuchó –entre el griterío- la voz de un hombre que comenzó a avanzar rápidamente hacia la dirección de la joven de orbes rojizas –todo esto fue antes de que la muchacha pudiera llegar a su lugar-. El hombre que parecía tener 23 años poseía cabello azulado (bastante largo, pues llegaba hasta la cintura) y orbes oscuros, el chico a decir verdad se mostraba apuesto y con solo mirarlo se podía notar que quería “algo” con Hikaru.

La peliblanca no le respondió pero él se le acerco bastante, incluso tomo su mano para luego besarla, a los pocos metros de aquella escena se podía ver a la misma mujer de cabello negro que anteriormente había insultado a Hikaru; ella se acercaba a la escena de estas dos personas  y mostraba una mirada bastante molesta.

-Al parecer el “esposo” no puede manejar a su mujer ¿Verdad?-

Su voz ardida y molesta se dejó escuchar, mientras buscaba con la mirada al autoproclamado “esposo” como si quisiera decirle que controle a su hembra que al parecer estaba llamando la atención sin querer.
País del hierro


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Sáb Mar 10, 2018 6:01 pm


Mentiras
El hombre creyó haber estado haciendo lo correcto hasta que finalmente entro al local entendiendo casi al instante que la mujer a su lado había sido la misma loca de antes, quien busco amenazar a la pareja en compañía de otros tantos sujetos desconocidos que quizás y con algo de suerte habían venido desde aquella misma pocilga por ella, cosa demasiado sospechosa desde el punto de vista del hombre y cosa que finalmente hizo que no pudiera existir ni una pizca de confianza más entre lo había de tiempo.

Él pues aún aturdido por la sorpresa que la mujer le había preparado busco al instante la seguridad de su vida con el fácil desvaine de su katana mientras que retrocedía, alarmado por la situación que la mujer no se digno a explicar y preparado para hacer de ella un risco de sangre si de verdad se creía capaz de estafarlo sin mucho más, decepcionado en lo profundo de su corazón por los actos que parecían ser mentira y desilusionado a su vez por haber cometido el gran error de confiar en aquella aldea.

Así fácilmente el hombre había dado un salto hacia atrás lo bastante largo como para salir del local al instante, mientras que su mirada se concentraba en cualquier acto y sus movimientos se mantenían en la espera de cualquier acción lo bastante alarmante, preparado en la calma de su corazón con la cólera apropiada a las mil mentiras que estuvo escuchando por un rostro que por ahora parecía ser no más que un vil engaño, nada diferente de cualquier criminal, nada demasiado particular, algo sucio y simple.
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Dom Mar 11, 2018 12:57 pm


Hikaru
El joven había retrocedido hacia atrás con un salto, a pesar de que el pasillo (entre mesas) tenía un ancho de un metro y medio, mientras que algunas mesas median de diferente maneras… algunas dos metros y otras un metro, justamente donde estaba hikaru había mesas a su alrededor (que se encontraban a una distancia de 75 cm de lado izquierdo y derecho) y cada una de estas mesas poseía las sillas correspondientes (en el caso de las que median un metro de largo y ancho tenían una sola, mientras que la de dos metros poseían 4). Ambas cosas descriptas estaban hecha de madera –siendo de la misma forma el suelo y las paredes de la dichosa posada-.

Por otra parte en el techo a una distancia de metros de alto poseia varias lámparas de metal que infundían iluminación (estas no se encontraban colgando sino que tenían un soporte de metal que estaba atornillado en la madera–pues la estructura era de ese material-).
Por otra parte si nos centramos netamente en el salón, podemos determinar que medía una distancia de 15 metros de largo y 10 de ancho; el sector de barra que se encontraba en el fondo ocupaba una distancia de tres metros, mientras que las sillas y mesas acaparaban unos  8 metros del largo del salón (siendo de ancho  una completitud de 10 metros). En los restantes 4 metros se trataba de entrada, donde estaba el tocadiscos – del lado derecho a una distancia de 4 metros de la puerta-… ese sector estaba despoblado de objetos porque era utilizado para recepción y en algunos casos como pista de baile.

Las mesas median 90 centímetro de altura y sobre ella había algunos cubiertos que se podían apreciar como cuchillos, tenedores y cucharas, las que habían estado ocupadas por personas tenían platos con sus alimentos correspondientes, justamente alrededor de Hikaru las dos mesas que estaban en sus laterales estaban acompañadas por los cubiertos ya descritos y una de ella estaba sin platos (la de la derecha) mientras que la izquierda había platos con comida.
Se podía apreciar que en ese instante las personas estaban corriendo alborotadamente para refugiarse detrás de la barra, ninguno de ellos quedaría en aquel sector donde había surgido los movimientos del ninja.

La puerta de madera, la cual se encontraba cerrada todo el tiempo –para no dar paso al frio- en todo momento era cerrada por aquellos que entraban y salían, pues eso impedía que el calor escapase hacia el exterior.
Aquella posada no poseía ventanas, puesto que era una forma para engañar a su clientela y hacerla pasar más tiempo dentro (al no saber si oscurecía o era de día), por eso mismo la luz que había venia de la electricidad de los focos que estaban en el techo.

Por otra para Hikaru en el momento que el chico desenvaino la espada giró sobre su propio eje hasta que la parte delantera de su cuerpo quedo observando al muchacho, ella pudo vislumbrar la katana en sus manos.
No hubo mucho para pensar por parte de la peliplateada, ella podía distinguir la mirada que él le estaba dando, era la misma que su madre le obsequiaba, por eso mismo la chica no tuvo que intercambiar palabras con él, pues el joven muchacho la había traicionado. Quería matarla… y ella no debía morir.

En ese momento Hikaru se encontraba a cuatro metros y medio de distancia del que la traicionó, por eso mismo la joven sin dudárselo (y aprovechando el hecho de que estaba saltando hacia atrás y estaba la puerta cerrada en esa dirección –por lo tanto se la chocaría-) concentró chakra en sus manos para luego juntarlas como si estuviera dando un aplauso común y corriente, pero en el momento que sucedió aquello, salió un haz de luz que ilumino la escena, provocando que las personas que estuvieran viendo hacia esa dirección terminaran cegadas.

En esa situación se podía ver una sonrisa bastante retorcida en los labios de Hikaru, no necesitaba ni siquiera observar su entorno pues lo conocía de todas las veces que había estado en ese lugar, por lo tanto no dudo en un segundo en ejecutar su siguiente técnica, esta no necesitaba sellos por lo tanto desde el cuerpo de Hikaru volaron dos balas formadas por la arena de hierro que estaba acumulada en la ropa y cuerpo de la kunoichi, una iba dirigida hacia el pecho derecho (el lado contrario del corazón) y la otra al hombro derecho (el objetivo era el cuerpo de Dao). Esta balas eran bastante rápidas y pequeñas, por lo tanto era difícil de ver... y ambas tenían una dirección recta.

Ante esa acción se quedó expectante a los movimientos del ahora enemigo, pues él era el primero que había mostrado intenciones pocas amistosas… quien le sugirió a Hikaru ir por una posada para comer, y quien se quedó con ella cuando la chica había decido permanecer en solitario.
Una cosa había en la mente de la loca peliblanca, y eso era que debía de ganar –pero no matarlo pues entendía las reglas de la aldea-... si se trataba de la supervivencia ella haría todo lo posible para no sucumbir. Aun no quería morir, en aquel instante ella mantuvo sus manos juntas ¿Por qué? No sabía lo que sucedería y tenía que estar atenta a realizar cualquier jutsu, pero cabe destacar que la chica había flexionado un poco sus piernas como si estuviera lista a moverse en caso de que algo la atacara.

Cabe aclarar que en aquella situación Hikaru estaba vestida de negro, poseía un pantalón normal –que era bastante abrigado- un pulóver y arriba de este estaba el sobretodo que era ancho y bastante largo. Por dentro se escondía el porta armas de la muslera y el que estaba en su cintura.


Armas:
-9 Shurikens.
-9 Senbon.
-12 Kunais.
-2 pildoras de soldado.
-1 estuche pequeño.
-1 Estuche grande.
Tecnicas:
RAITON: MOMOKU NO HIKARI (盲目の光 , ELEMENTO RAYO: LUZ CEGADORA):
Con la simple necesidad de concentrar su chakra elemental en la palma de sus manos el usuario tendrá la posibilidad de golpear ambas ya sea entre si o sobre alguna superficie, creando así una gran cantidad de energía lumínica que provocara que aquel que esté mirando en su dirección en un rango de 5 metros quede cegado por un turno, dando la posibilidad al usuario que efectuó la técnica de poder realizar un ataque tras esto. Más que nada es una técnica de distracción aunque puede usarse con varios propósitos.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 18Ck ejecutar

SATETSU SHIGURE (砂鉄時雨, ARENA DE HIERRO: LLOVIZNA)
Es un jutsu que utiliza la arena de hierro, la cual es endurecida en granos microscópicos, para atacar simultáneamente a través de una amplia gama de balas. Estas balas son bastante veloces. Las fuerzas repulsivas del magnetismo es lo que ayuda a incrementar la velocidad de las balas una vez son disparadas.
Consumo: 5Ck por bala.

ESPIRITU:
Normal: 6 balas (3 metros).
Bueno: 8 balas (5 metros).
Muy bueno: 10 balas (7 metros).
Talentoso: 15 balas (10 metros).
Virtuoso: 18 balas (13 metros).
Extraordinario: 21 balas (15 metros).
Leyenda: 25 balas.



  • Fuerza : 9
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 10
  • Espíritu : 22
  • Concentración : 10
  • Voluntad : 12
Chakra : 94-28= 66



País del hierro


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Dom Mar 11, 2018 4:59 pm


Mentiras
El hombre luego de haber logrado exitosamente su escape descendía sobre el viento hasta la seguridad propinada por el suave manto de nieve que esperaba a su cuerpo, aterrizando sin ningún problema con ambos de sus pies sobre el callejón de adoquín ubicado a no más de cinco metros del restaurante para así recuperar la compostura, agitado por la imprevisible situación que había borrado la anterior idea sobre “ella” quien parecía pura e inocente más de hecho solo pudo demostrarle tu gran mentira.

Las emociones del hombre inevitablemente llegaron a sentirse frustradas con tal acto de traición hacia su buena voluntad, detestando la naturaleza de los criminales y haciendo hervir la sangre que latía con la fuerza de toda su impotencia sobre el fin, incapaz de aceptar su propia retirada como la culminación absoluta en la emboscada mientras que la mano en su espada buscaba en la presión de su furia una gran idea, algo capaz de remontar hacia el triunfo y hacer lamentar a su contrincante de todo.

La idea apareció entonces abrupta en la necesidad doblegando la furia del hombre para que calmadamente empezara a caminar hasta la derecha de la puerta del local, observando atentamente como una luz surgía como el destello de una brava estrella aunque opacada en gran medida por los limites mismos de la entrada que os separa, limite absurdo que se volvería vano e infructífero tras el golpe de algún ataque que probablemente vendría a ser parte del arsenal con el cual la mujer iba a combatirlo.

La puerta entonces termino abatida con la potencia de algún ataque desconocido e increíble que a su vez advertiría al hombre al lado de la misma de su contrincante, provocando que ese mismo hombre no pudiese reconocer a la inexplicable belleza como algo más que un peligro para su propia seguridad, para así entonces obligar naturalmente a su lógica a creer que la situación era irremediable mientras que así varias luces danzaban a sus espaldas con los tronidos, golpes y formas de la guerra.

-¿Así es como pagan la amabilidad en tu familia, con traición y una emboscada?- Pregunto el hombre mientras que esperaba a la mujer en un costado de muro que antes fue parte decorativa al lado de la puerta principal, realizando un sello veloz gastando una cantidad mínima de su chakra para entonces hacer su cuerpo nada, envolviéndose en la noche de luna llena mientras que su voz resonaba con una pregunta prejuiciosa y su espada continuaba aún en la espera de una recompensa.

-Espero que estés verdaderamente arrepentida.- Exclamo el hombre con esperanza, decepcionado sobre la idea maravillosa que segundos atrás existió sobre la mujer y aún tras la mera infortunia prevalecía sobre el calor de su corazón que le recordaba, anhelando otra vez el abrazo que hizo creer a su corazón la paz de lo más imposible mientras que su mente comprendía que los actos viles e infructíferos lo decían todo, haciendo ver la verdad sobre su intención y recordandole todo el peligro de la mujer.

-Porque te haré pagar con la misma moneda con las que has escupido en mi ayuda.- Decidió el hombre, retando a la mujer y colérico por las intenciones que parecieron solamente desear su infortunio aún cuando él nada más buscaba ayudarlo sin pago, servirle sin retribución, convidarla sin intenciones, pero no más porque ahora todo resultaba diferente y porque además debía pensar en la forma de que se arrepintiera, escapar no seria emocionante, escapar no era una necesidad, entonces ignorando todo el hombre empezó a provocar a su oponente mientras que decidió torcer el juego.

Ahora ella estaría condenada a buscarlo a él.

  • Fuerza : 10
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 9
  • Concentración : 20
  • Voluntad : 12
Chakra : 81 - 5 = 76

Spoiler:

poseo hasta 3 acciones por turno según la guía de parámetros.
MUY BUENO ( 20 - 29 ) : Tu concentración a alcanzado un cierto grado de calidad, haciendo de tus ilusiones nítidas y marcadas con toda clase de detalles. Podrías llegar a hacer hasta tres actividades a la vez, aunque perdiendo algo de eficiencia.


PRIMERA ACCIÓN-> caminar hasta al lado de la puerta principal del restaurante, colocándo el cuerpo de espalda, para ver la luz y como la puerta es atacada con el jutsu de arena de hierro, sin identificar lo ultimo.

SEGUNDA ACCIÓN-> realizar sello veloz de manos para usar esta técnica.
KAKUREMINO NO JUTSU (TÉCNICA DE LA CAPA DE INVISIBILIDAD)
Este jutsu permite a un ninja usar una capa de chakra o un pedazo de tela para camuflarse con algún objeto o superficie detrás suyo. La capa de camuflaje toma el color y textura de la superficie detrás del usuario, ocultándolo siempre y cuando una persona no centre su atención en la zona. Si el usuario se mueve de su lugar, la capa mantendrá la misma textura del momento de su creación, por lo que el camuflaje no se adaptará a sus movimientos. Es una técnica bastante simple y que debe ser utilizada a la perfección para que funcione, puesto que si la ocultación se ve desde un ángulo diferente al del frente, comenzarán a notarse más y más ciertas protuberancias.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 5Ck por ocultación.
ESTA TÉCNICA, esta posicionada en plan "muro" para que una vez que Hikaru pase, en vez de ver a Dao solamente vea parte del escenario, es decir, es una técnica enfocada desde la posición del hueco que dejo la puerta para que ella no sea capaz de ver nada sospechoso y Dao se mantenga justo al lado.

TERCERA ACCIÓN-> actualmente no.
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Dom Mar 11, 2018 7:47 pm


Hikaru
Cuando vio que los ataques no surtieron efectos ella se movió un poco hacia la derecha mientras que con sus dos manos agarraba la mesa de un metro de largo y ancho para ponerla en medio del pasillo que había enfrente de la puerta (esta misma acción la repitió pero con la mesa de su costado izquierdo). Ambas quedaron enfrente de la puerta a unos 4 metro de distancia aproximadamente, si se lo viera seria como una forma de impedir un camino fácil por aquel pasillo.  Cabe destacar que estas acciones provocaron un ruido bastante fuerte en la posada, lo suficiente para que se pudiera escuchar de afuera que dos mesas se habían movido (puesto que era el característico sonido de mover ese tipo de mueble).
Después de que la joven quedara detrás de esas dos mesas ella movió un poco sus manos sobre su cuerpo… sacando 9 kunais para colocarlas arriba de aquel mueble, estas fueron puestas algunas detrás del plato y otras hacia los costados pero colocando siempre su lado filoso hacia la puerta, para luego moverse hacia el pasillo del costado derecho. En el transcurso de esas acciones el shinobi ya había dicho su primera frase pero Hikaru no se dignó a emitir sonidos de su boca, pues contrariamente trató que todas sus acciones fueran silenciosas en lo máximo posible.

Con respecto a la puerta, esta se había cerrado después de que el chico saliera por ella, causando que los ataques ya emitidos –anteriormente- por Hikaru provocaran unos agujeros no muy grandes. Por lo tanto la kunoichi al moverse por el pasillo del lado derecho toco algunas veces las mesas, durante el transcurso de esos momentos escuchó como el chico acotaba su segunda frase, causando que la peliplata lo ignorara pues a su entendimiento él la había traicionado al desenvainar una katana de aquella manera. Hikaru creía que él quería hacerle daño.
Por eso mismo la chica no respondió a ninguna de las frases de él, después de todo la kunoichi no era alguien que entendía del todo lo que otras personas decían, tampoco poseía orgullo, o vergüenza… Hikaru solo existía para mantenerse con vida a cualquier costo.

Después de caminar silenciosamente en los pasillos la joven opto por agacharse, estando a dos metros del pasillo principal y a 6 metros de la puerta; en aquella posición ella miraba por atreves de los muebles hacia la abertura que podría dar paso al hombre que tenía malas intenciones hacia Hikaru, así que en el momento –Justo cuando escuchaba la tercer frase de él- llevaba sus manos juntas hacia el pecho, sentía que todo se estaba desvirtuando… ¿La joven poco a poco estaba comenzando a perder la cordura en aquella situación tensa?

-¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!-

Su grito fue excesivamente alto mientras continuaba las manos en esa posición y veía frenéticamente hacia la puerta… en ese instante la joven –agachada- había comenzado a balancearse lentamente de atrás hacia delante ¿Acaso estaba teniendo un ataque?

Respecto a salir para buscarlo ¿Por qué haría algo así? Ahora mismo ella se encontraba dentro de la posada, abrigada del intenso frio que había por fuera, y con comida… si era una situación de resistir ¿Quién tendría la capacidad para hacerlo mejor? Después de todo Hikaru no tenía un mejor lugar para estar aquella noche. Todo le venía como anillo al dedo.
Las personas que se encontraban refugiadas en ese lugar, algunas la conocían y sabían que ella no era alguien violenta…que solo le interesaba comer, junto a su talento para no entender las conversaciones. Por eso mismo le miraban con un poco de miedo por el hombre que se encontraba afuera, el cual había actuado de una manera que ellos no entendían.

Armas:
-9 Shurikens.
-9 Senbon.
-12 Kunais.
-2 pildoras de soldado.
-1 estuche pequeño.
-1 Estuche grande.

  • Fuerza : 9
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 10
  • Espíritu : 22
  • Concentración : 10
  • Voluntad : 12
Chakra : 66



País del hierro


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Dom Mar 11, 2018 8:46 pm


Mentiras
El hombre luego de ver que no había respuesta por parte de la mujer entendió cuan desvergonzada era realmente así que sabiendo lo inútil que era su esfuerzo hacia sí, abandono con lastima el plan original tendiendo el jutsu anterior como una prenda que seria desechada en los adoquines, desapareciendo a merced de la helada nieve para así durante lo que podía durar la sospecha de cualquiera plenamente intrigado, escuchar los extravagantes movimientos que darían la clara pista a la trampa ajena.

-Quizás la mejor opción seria marcharme de aquí e intentar olvidarme de todo esto.- Replico el hombre para sí quejándose a su vez de sus propias decisiones en la aldea, aunque incapaz de abandonar la situación ahora que entendía más claramente como aquella mujer de hecho trataba de evitar un enfrentamiento directo en brava cólera, quizás preparándose con su mayor técnica para recibirle apenas decidiera dar algún paso hacia adelante o tal vez buscando coordinar sus movimientos con aquel grupo.

-No. De hecho, aún cuando quiera marcharme sigo resentido por el engaño de ella.- Afirmo con tristeza aquel quien consideraba desde lo más profundo de su voluntad haber sido traicionado por la linda acompañada por tantísimo grupo de irrelevantes, ignorando a su vez el hecho de que quizás había sido cegado no solo por su belleza sino además por la paranoia que dominaba la mayor parte de sus acciones, haciendo de un hombre cuerdo a su vez la misma clase de sujeto delirante sin limite pensable.

Así pues en el acto más imprudente que la cabeza del tan insensato pudo concebir cada uno de sus actos empezó a articularse en el instante suspirando con serenidad, aprovechando la calma antes de la guerra que era ofrecida en su pequeño lado del muro mientras que su mirada se centraba en la idea magnifica de cobrar venganza, observando la puerta al lado suyo para entonces retroceder saltando poco después luego de haber calculado el angulo correcto diagonalmente hacia el lado izquierdo.

El cuerpo ascendió cinco metros aterrizando con ambos pies por encima de la barra principal del restaurante tumbando en el mismo instante numerosas copas de licor, derramando el gustoso olor mientras que la mirada del enfocado shinobi buscaba entre cada una de las personas a la figura femenina, expectante de cualquier ataque mientras que su mano se mantenía en la madera por la posición dada a su aterrizaje y además también por el mero truco que aguardaban sus intenciones sobre la “tabla”.

Los actos del hombre fueron sencillos mientras que espero que la mujer revelara nuevamente sus intenciones de atacarlo, aguardando aún sin descanso la katana a servicio de su mano y vigilando con una visión que era difícil de engañar al todo, insatisfecho por las palabras no pronunciadas de su contrincante e intrigando con notorio disgusto sobre el lugar que continuaba repleto de lo que hace un segundo atrás considero quizás como potenciales enemigos.

  • Fuerza : 10
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 9
  • Concentración : 20
  • Voluntad : 12
Chakra : 81 - 5 -
10 = 66

Spoiler:

poseo hasta 3 acciones por turno según la guía de parámetros.
MUY BUENO ( 20 - 29 ) : Tu concentración a alcanzado un cierto grado de calidad, haciendo de tus ilusiones nítidas y marcadas con toda clase de detalles. Podrías llegar a hacer hasta tres actividades a la vez, aunque perdiendo algo de eficiencia.


PRIMERA ACCIÓN-> saltar sin uso de jutsus. (5 metros) pero, claro, de forma diagonal a la puerta, es decir, no salta rectamente sino que busca irse a uno de los extremos y ver el entorno desde ahí evitando cualquier tipo de ataque que vaya en dirección directa a la puerta.

SEGUNDA ACCIÓN-> realizar sello veloz de manos para usar esta técnica.
KAWARIMI NO JUTSU (変わり身の術, JUTSU: REEMPLAZO DE CUERPO)
El usuario es capaz de cambiar de lugar o sitio con otro objeto que haya tocado previamente y se encuentre a un máximo de diez metros de distancia, ya sea un objeto o un ser vivo a su alcance (solo clones de él mismo). La técnica es utilizada para poder esquivar un ataque y lograr al mismo tiempo confundir al rival, haciéndole creer por un instante que no ha fallado, y así atacarle por la espalda o huir. El jutsu es activado cuando el usuario recibe un golpe, el cual es envuelto en una pantalla de humo dejando atrás el reemplazo; además el cambio con el objeto debe tener un tamaño similar con el del usuario (mínimo un tamaño similar a un fuuma shuriken). Sólo puede usarse si el ninja no está atrapado o inmovilizado por que sino no es capaz de llevarla a cabo.
Detalle: el Kawarimi se debe preparar un turno previo, ya sea tanto como "jutsu oculto" o "técnica preparada".
Postura de manos: Carnero → Jabali → Serpiente
Consumo: 10Ck por reemplazo. Solo se puede usar hasta dos veces por combate.
ESTA TÉCNICA, está siendo usada con la barra que SUPONGO existe en el restaurante, como cualquier barra de bar(?) sino entonces con una mesa común, igual es una tecnica que requiere uso previo así que realmente no sé si la use en el próximo turno o no. xD

TERCERA ACCIÓN-> observar el entorno buscando a su contrincante.
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Lun Mar 12, 2018 7:32 pm


Hikaru
En el momento que el muchacho entró…Hikaru se dio cuenta que sus acciones no eran lo suficientemente veloces como las de él, causando que la kunoichi de orbes rojizos se quedara en su lugar mientras se balanceaba en el suelo. La situación se estaba volviendo extremadamente estresante para ella, pues si fuera una batalla común y corriente entendería que simplemente tiene que pelear y listo, pero esta ocasión era diferente ¿Por qué? Hikaru no sabía que había pasado para que el chico sacara su katana y se mostrara amenazante, algo en el orden social se había visto alterado…algo que ella no lograba entender porque no tenía las capacidades sociales para hacerlo. Por eso mismo la chica se puso extremadamente nerviosa, pues aquel fallo que provoco todo ese problema podría volver a surgir en otra ocasión –si en esta salía bien parada-.

-¡Oye! ¡¿Qué haces en nuestra taberna?!-

La camarera que anteriormente había atendido a Hikaru escuchó todo lo que estaba ocurriendo, junto a varias personas que estaban detrás de la barra, ellos no tenían una idea clara de la situación pero podían ver acá uno solo era el “villano”.

-¿Por qué molestas a Hikaru chan? ¡Ella solo quiere defender este lugar de ti!-

Grito la misma chica que poseía cabello negro y orbes del mismo color, ella estaba típicamente vestida como camarera y se veía que comenzaba a caminar por fuera de la barra junto a otras personas que también atendían ese lugar.

-Si quieres robarnos pues no tenemos muchas riquezas, las personas que vienen acá no son fuertes ¡Deja de aprovecharte de los débiles!-

Realmente la chica parecía bastante enfadada, su cuerpo temblaba ligeramente…no es como si ella pudiera tener la fuerza necesaria para defenderse pero realmente estaba molesta por la situación que estaba ocurriendo en la taberna.

-Cállense…-

Un leve susurro salió de donde estaba Hikaru, por parte suya la chica se encontraba en un estado “complicado”, incluso de sus ojos comenzaban a salir lagrimas pero la joven no entendía la razón, y a decir verdad era producto de la situación y el “ataque” que estaba teniendo.
Ella a pesar de todo trataba de controlarse lo máximo posible, así que mantuvo sus manos juntas mientras miraba hacia la dirección del muchacho…

Armas:
-9 Shurikens.
-9 Senbon.
-12 Kunais.
-2 pildoras de soldado.
-1 estuche pequeño.
-1 Estuche grande.

  • Fuerza : 9
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 10
  • Espíritu : 22
  • Concentración : 10
  • Voluntad : 12
Chakra : 66



País del hierro - Posada


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Lun Mar 12, 2018 11:06 pm


Mentiras
El hombre fue detenido por la voz de una mujer quien sin miedo a la situación buscaba defender a la albina truhan luego de sus actos para así inculpar al cual, jugando el papel de cómplice mientras que juraba por su bendita boca palabras inspiradas solamente bajo el cariño ciego a ese mismo grupo lleno de bandidos, acusando a su vez de malhechor al desconocido frente a sus ojos como si fuese realmente capaz de juzgar ella el corazón de las demás personas con su criterio.

-¿Defender este lugar de mi?- Pregunto, realmente incapaz de tomar muy en serio a las palabra que acusaban los actos morales que nunca habían sido dirigidos en rabia, sonriendo sarcástico ante la firme extraña la cual aún con todo y en aquellos dilemas había decidido apuntar su ira contra un hombre desconocido por solamente vanidad, encontrando a su vez en una esquina de dos mesas la figura linda que tanto anhelaba pero que había sido tan negada por las ideas extrañas que tenia el pueblo en tal paso.

-Defiende este lugar de ella.- Contradijo, apuntando con su arma hasta la puerta rota como si aquella mujer que buscaba gritarle estuviera mal de la cabeza por acusarle, ciega de la mente por considerar que él había sido peligroso e incapaz de diferenciar absolutamente nada por pensar como el enemigo a quien jamas busco romper nada, agitando con el filo de su espada a las mesas del lugar o el numero repartido entre abundantes kunai claramente colocados no por intenciones llenas de afecto o amor.

-Yo busque defenderla a ella de ella, de su misero esposo, mira entonces ahora como la basura busca pagarme en esta treta elaborada. ¡Imperdonable! así que apartate.-  Recomendó, clamando justicia mientras que apuntaba a la albina desquiciada entre que señalaba a su vez a la mujer que busco agredirle y ahora además al ruin esposo, detestando al trió con lo profundo de su corazón pero nunca buscando afectar a los demás sujetos del lugar por mero hecho de que todo había sido por querer joderlo.

-Mienten. Saquean. No son indefensos, ella mucho menos, entonces son similares a cualquiera en esta aldea llena de escoria y como otra escoria no permitiré insultos.- Refunfuño el hombre, incapaz de tragarse el acto de la mujer quien buscaba fingir su santa figura inocente e instantes atrás había atacado repetidas veces tras su trampa, quisquillosa a más no poder e increíblemente capaz de considerar que el hombre podría quizás creer que nadie ahí entre la familia resultaba otra más de sus mentiras.

El hombre estaba consciente con plenitud de que aquel lugar fácilmente podía ser un teatro gobernado por su familia, estafadores unidos que compensaban su debilidad uniendo fuerzas y buscando presas fáciles a las cuales abusar.

  • Fuerza : 10
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 9
  • Concentración : 20
  • Voluntad : 12
Chakra : 81 - 5 -
10 = 66

Spoiler:

poseo hasta 3 acciones por turno según la guía de parámetros.
MUY BUENO ( 20 - 29 ) : Tu concentración a alcanzado un cierto grado de calidad, haciendo de tus ilusiones nítidas y marcadas con toda clase de detalles. Podrías llegar a hacer hasta tres actividades a la vez, aunque perdiendo algo de eficiencia.


PRIMERA ACCIÓN->apuntar a la puerta destruida.

SEGUNDA ACCIÓN-> apuntar a hikaru, la esposa y el esposo.

TERCERA ACCIÓN-> ninguna por ahora.
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Mar Mar 13, 2018 4:04 pm


Hikaru
-Sacaste una espada en un lugar como este ¡Es más que obvio que quieres hacernos daños! Incluso has asustado a Hikaru-

Acoto la recepcionista mientras hablaba con un tono de voz algo más molesto por la situación y los comentarios del chico, como si él  no hubiera hecho algo para que Hikaru reaccionara así (aunque claramente la cuenta de la puerta seria pagada por la peliblanca).
Al escuchar las palabras del chico, la mujer frunció el ceño mientras miraba hacia el lugar donde estaba la jovencita.

-¿Qué te hizo Hikaru? ¡Ella es una chica que no entiende a la sociedad! ¡Ni siquiera sabe lo que hizo!-

Preguntó con algo de dudas, mientras tanto la peliblanca observaba –entre su locura- las acciones de ese hombre que torcía las cosas a su conveniencia. Al ver como estaba siendo apuntada por un arma, la chica se paró de su lugar inesperadamente mientras algunas lágrimas continuaban fluyendo desde sus ojos…

-¡Traidor, no me apuntes!-

Una amenaza, Hikaru tomó aquello como si él estuviera amenazándola de nuevo…causando que la muchacha mantuviera sus manos unidas sobre el pecho a la vez que mostraba molestia en su mirada rojiza. La kunoichi de pelo blanco, en aquel momento no había atacado simplemente porque temía a las consecuencias… porque estaba tratando de controlar su sed de sangre.


  • Fuerza : 9
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 10
  • Espíritu : 22
  • Concentración : 10
  • Voluntad : 12
Chakra : 66


Armas iguales.


País del hierro - Posada


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Dao Yotsuki el Mar Mar 13, 2018 5:28 pm


Mentiras
El hombre no espero en ningún momento que la recepcionista entendiera su palabra porque sabia desde el principio que ella solo velaba en la razón de su propia familia, no había lógica de seguir discutiendo, no podía existir ninguna razón para la verdad, entonces comprendiendo lo inútil que era continuar con el tema su acto se limito en odiar desde lo profundo de su corazón a la mujer que impertinente se negaba a irse, testaruda sobre sus ideas e incapaz de reconocer lo equivocada que estaba por el fin.

-Conocí a la morena atacando con un grupo de seis hombres a esa “inocente” albina.- Respondió a la pregunta con palabras calmadas que azotaron en un acto a su mentira mientras que con su dedo indice limitaba sus acciones en apuntar a la mujer cobarde, frunciendo su ceño solamente sobre la morena e ignorando la existencia de la albina mientras que un rostro inexpresivo daba la apariencia de la muerte sobre el verdugo, acusando con su odio y el sarcasmo respectivo a todas las acusaciones como chistes.

-Le llamo zorra, le acuso adulterio, ordeno despellejarla, ver sus tripas, su sangre y finalmente afirmo quererla ver muerta. Yo la salve, trate de ayudar, pero mintieron.- Explico la historia sobre cada uno de los actos que llevaron a desenfundar su arma instintivamente hacia la morena, apuntando otra vez el filo de su arma hacia dicha mientras que lentamente dio un salto de la mesa en donde estaba para acercársela, ignorando a la recepcionista tras su afirmación y dando por hecho que lo entendería.

-Me deje convencer de las palabras de la albina cuando tras protegerla de esos seis menciono tener hambre, invitándola a comer por cortesía, por lastima, y fui idiota.- Rememoro la verdad perdiendo su orgullo en la estupidez de todas sus decisiones mientras que su mano inclinaba el arma cada vez más cerca del cuello a la morena. -Cuando llegamos aquí ambas eran amigas, entonces retrocedí, pero diferente a los hombres armados de antes ella haciéndose pasar por tonta busco atacar sin titubeo.- Esa era la historia, esa era la verdad, entonces la mujer recepcionista no diría más.

-Seguro que esa es la forma que tienen para ganarse la vida pero me da igual, ¿ok?- Reafirmo su palabra con un tono implacable mientras que le sonreía al tal esposo de la mujer que estaba siendo amordaza por el filo de su espada, esperando una acción y que todo a su vez terminara de una vez para así poder marcharse satisfecho del odio, incapaz de perdonar a la familia por tratar de abusar de su buena fe. -Yo confié en…- Ni siquiera pudo terminar lo que iba a decir, su frustración lo impidió y le hizo mal.

-Bueno, un hombre con un corazón roto debe hacer pagar a los culpables de su mal.- Fue la respuesta final a la recepcionista.

  • Fuerza : 10
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 9
  • Concentración : 20
  • Voluntad : 12
Chakra : 81 - 5 -
10 = 66

Spoiler:

poseo hasta 3 acciones por turno según la guía de parámetros.
MUY BUENO ( 20 - 29 ) : Tu concentración a alcanzado un cierto grado de calidad, haciendo de tus ilusiones nítidas y marcadas con toda clase de detalles. Podrías llegar a hacer hasta tres actividades a la vez, aunque perdiendo algo de eficiencia.


PRIMERA ACCIÓN-> saltar hacia la morena (la esposa)

SEGUNDA ACCIÓN-> afincar la katana sobre la morena sin todavía cortarla (mientras lo ve el esposo)

TERCERA ACCIÓN-> ninguna por ahora.
PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO




Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Hikaru el Mar Mar 13, 2018 5:47 pm


Hikaru
-Hikaru no es amiga de ningunas de las personas que están en este lugar, ella ni siquiera habla ¡La conozco porque siempre viene y pide lo mismo para comer!-

Hablo la recepcionista mientras se ponía más ansiosa al ver que estaba por ocurrir un gran problema en aquella posada, pues las acciones de ese chico podrían causar una catástrofe.
Mientras tanto Hikaru, siendo ignorada olímpicamente, escuchó todo lo que él dijo… se quedó por unos momentos en silencio como si estuviera tratando de entender lo que él decía, desgraciadamente no podía… ella no sabía de qué “albina” estaba hablando… porque Hikaru tenían una caracterización de “albinas” la cual la peliplata no se veía dentro de ella. Después de todo...tomaba las palabras literalmente.

-¡Chico no les hagas daño! Acá nadie quería lastimarte, Hikaru ni siquiera entiende lo que dices ¡Habla de manera más directa! Ella interpreta todo literalmente.-

Nuevamente la recepcionista hablaba, aunque posiblemente sus palabras no serían entendidas, pero la mujer de cabellera negra que en aquel momento se encontraba siendo amenazada realmente se estaba alterada por los sucesos.

-¿Amiga de esa? Mátame, pero tú eres el loco ¡Jamás podría tener una amistad con una persona como esa! ¡Está completamente loca!-

Por otra parte, el esposo de esa mujer temblaba como un papel al viento ante esas situaciones tan problemáticas.

  • Fuerza : 9
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 10
  • Espíritu : 22
  • Concentración : 10
  • Voluntad : 12
Chakra : 66


Armas iguales

País del hierro - Posada


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Yukigakure una aldea divertida -Presente con Dao Yotsuki-

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.