Últimos temas
» [Pasado - Libre] A cierta hora
Hoy a las 8:49 pm por Yakko

» [HN] Yakko # Genin
Hoy a las 8:10 pm por Yakko

» [Petición] Conexión diaria
Hoy a las 8:09 pm por Yakko

» [Pasado] Asegurando la base
Hoy a las 8:06 pm por Yamata

» [Guia y Petición] Hojas de creación
Hoy a las 7:48 pm por Hachiwaru Naito

» [Pasado] Collatio
Hoy a las 7:13 pm por Farahan

» [Censo Salvaje] 21/01/2019
Hoy a las 6:53 pm por Seiko Shouboku

» [Misión rango C] Dama del bosque (2)
Hoy a las 8:29 am por NB Chronicles

» [Tienda] La Armería
Hoy a las 1:05 am por Seiko Shouboku

Afiliados
Limpieza 18 - 01 - 19

Boku no Hero ROLLittle FearsPhotobucketCrear foro

-TimeSkip- Renacimiento

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Haru Uzumaki
Haru Uzumaki
Civil Kumo

-TimeSkip- Renacimiento

Mensaje por Haru Uzumaki el Lun Ene 08, 2018 5:48 pm


Haru Uzumaki

12 meses atrás

Aterrada, cuando sus orbes carmesís se abrieron su rostro expresó el miedo que poseía ante la vista que tenía frente suyo. Kitsune con varias personas la estaban rodeando… en ese momento Haru se encontraba atada en una silla (tanto manos como pies), no sabía qué hacer para escapar de ese momento ¡No recordaba nada de lo que había pasado después de que la rubia salió de su cuerpo!
Su respiración se hacía más entrecortada mientras trataba de utilizar la fuerza para romper aquellos agarres, pero lamentablemente ella era débil, estaba simplemente condenada a su destino incierto, y todo era por no poseer las habilidades necesarias.

¿Acaso la matarían? No, ya lo hubieran hecho…además aun recordaba las palabras de Kitsune ¿Entonces? ¿Cuál sería el destino de la pelirroja que se encontraba encarcelada en ese lugar?
Levemente aquella escena causo que la chica comenzara a temblar, podía recordarlo… aun no olvidaba cuando era presa de las personas la secuestraron ¿Acaso ella no estaba en la misma posición en ese instante? ¿Sería llevada lejos? ¿La venderían? Muchas dudas pasaron por su mente, pero la furia era igualmente comparable con el miedo e incertidumbre que poseía.

Su cuerpo parecía estar sufriendo por aquellas emociones que se arremolinaban en la mente de la Uzumaki, causando que sus fuerzas comenzaran a mermar, al igual que su vista… hasta que todo por fin era negro de nuevo. Haru se había desmayado.

…Clack… clack… clack…

Como si se tratara del sonido de una gota cayendo en la superficie aguada, emitiendo un sonido algo molesto para la kunoichi de cabellos rojizos que en aquel momento entreabría sus orbes carmesís para ver que estaba en un lugar vacío (o eso parecía) que se encontraba completamente oscuro. Su cuerpo permanecía atado en la silla, por lo tanto no podía moverse… ella seguía en la misma situación.
Igualmente escuchó que los zapatos de alguien golpeaban sobre unas baldosas, sonaba a tacones así que Haru consideró que la dueña de esos sonidos podría llegar a ser una mujer. Por lo tanto levantó un poco su cabeza y observó hacia la dirección correspondiente, como si estuviera esperando ver la figura que aparecería.

-Al fin podemos conocernos.-

Aun no veía el cuerpo, solo la silueta… pero aquella voz provocó que la kunoichi frunciera un poco el ceño y sus labios se crisparan con algo de incertidumbre pues conocía el sonido que había escuchado, pero igualmente no dijo nada pues se mantuvo expectante.
Solo basto un suspiro para que por fin el cuerpo de una mujer apareciera enfrente de Haru, causando que sus orbes carmesís se quedaran observando con asombro la figura que tenía enfrente suyo.

-¿Quién eres realmente?-

La voz de la Uzumaki fue un tanto aterradora, posiblemente ese tono de voz jamás lo había usado antes y no fue algo que realmente haya dicho con intencionalidad, simplemente surgió así.

-Oh querida ¿No me reconoces?-

Y en realidad ¿Cómo no la reconocería? Físicamente podía conocerla, pero Haru no quería admitir que aquel era el verdadero cuerpo de aquella mujer ¿Por qué? Pues la muchacha que se había acercado aparentaba poseer 16 años, cabello y ojos rojos, junto a todas las características de Haru... más bien parecía ser un clon de la Uzumaki.

-Tal vez estas confundida ¿Verdad? Querida, esto no es real y a la vez lo es… ¡Convertiste lo irreal en real! Jajajaja…-

Su risa resonó por todo el lugar, pero no parecía igual a la de Haru, pues cuando ella reía lo hacía sutilmente y con elegancia, mientras que aquella mujer simplemente parecía no poder contener su frenesí y mostraba cuan emocionada se encontraba.

-Vamos ¿No dirás nada? ¡Esperé tanto tiempo para este momento! ¿Por qué no estas emocionada? Oh, es verdad ¡Tu no sabías de mi existencia!-

Al escucharla los ojos de la inmovilizada se estrecharon mientras su boca no se movió en lo más mínimo, no quería preguntar … algo muy dentro suyo le decía que no hiciera más pregunta y dejara de mirar a la “persona” que tenía adelante. Pero no podía, verse de aquella forma era un tanto ¿Cautivante? Expresiones, palabras, acciones que jamás ella utilizaría… lo hacía demasiado atrayente.

-Déjame presentarme, mi nombre es ¿Haru?...No, ese es tu nombre… creo que es momento para elegir uno ¿No?-


Su monologo era simplemente atrapante, causando que la aludida le mirara con maravilla y por culpa de eso terminó hablando…

-Yashiro…-

Susurró la pelirroja sentada, mientras que la otra la miró con algo de incredulidad para después sonreír ampliamente para acercarse a la inmovilizada, se colocó a 30 centímetros del rostro para luego acariciar con uno de sus dedos los labios de la jovencita indefensa.

-Eres simplemente hermosa… el que me hayas bautizado comprueba de que soy una creación tuya, ahora existo tanto como tú, pero querida, tu eres mucho más bella… la inocencia de tus ojos me hace querer protegerte y a la vez corromperte-

El tono de voz de “Yashiro” se volvió extremadamente cálido y amoroso mientras le hablaba a Haru, causando que aquellas pocas revelaciones inquietaran aún más a la kunoichi que no tenía idea de lo que estaba sucediendo.

-Querida, déjame hacerte una pregunta ¿Realmente crees que una persona puede mantenerse tan inocente como tú?-

Levemente la respiración de Haru comenzaba a entrecortarse, ella sabía la respuesta pero no quería ni siquiera pensarla, incluso tenía una idea de lo que estaba sucediendo.

-Oh parece que lo sabes, yo soy tu, no la que todos conocen… nací de todos tus pensamientos reprimidos que quisiste ocultar.-

Su tono de voz era extremadamente tranquilo mientras el dedo que estaba posado en los labios de Haru comenzaba a deslizarse hasta su cuello… causando que de un momento para el otro posara su mano en aquella parte tan delicada y comenzara a estrujarla ¿Resultado? Haru poco a poco se ahogaba.

-¿¡Por qué me reprimiste!? ¡Todo esto es tu culpa!... pero no te preocupes, finalmente he podido conseguir una entidad, ahora cuidare de ti cada vez que tus deseos se hagan más y más intensos…¡Yo cumpliré todo aquello que no te atreves a pensar conscientemente!-


Aquel monologo había pasado del enojo, recriminación a unas dulces palabras… hasta el pleno éxtasis mientras Yashiro soltaba el cuello de Haru para extender sus manos hacia los costados mientras reía violentamente.

-La próxima vez que nos veamos tal vez estés muy conmocionada, pero por ahora… el tiempo se acaba, espero poder escuchar más de tu dulce voz en otra de nuestra reuniones.-

Poco a poco comenzaba a caer en un letargo… su vista se nublaba y sus sentidos empezaban a desaparecer.
Mientras tanto Yashiro miraba la escena y sonreía con tristeza… pero esa expresión fue rápidamente reemplazada por una de éxtasis mientras sus carcajadas comenzaban a tomar un volumen cada vez más alto.

-¡Aun no es mi turno, pero Haru, querida en algún momento vas a desear algo con tantas fuerzas que te perderás en tus impulsos y el gran telón será abierto para mí, aquella que cumplirá cada una de tus fantasías!-

Aquel dialogo único fue perdido en la oscuridad… y si bien no existía, para Haru era un hecho que sí, pues en aquel momento había nacido Yashiro.


Diario de entrenamientos



(¡Kitsune san no lo leas!)




Prologo

No comenzaré con un “querido diario…”, diablo terminé comenzando así. En fin, tengo la motivación de empezar a escribir este tipo de cosas, no siempre, pero si una vez por año para recolectar todo lo que he hecho y hacer una evaluación sobre mis avances.
Y la pregunta entonces es ¿Cómo me fue este año? ¡No lo sé! Primero debería dar una explicación de todo y al finalizar con mi escritura tendría que tener la respuesta, así que allá vamos.

Un año, por lo tanto…solo serían 365 días, pero aunque quiera acotar todo no puedo no desviarme y es porque me siento muy feliz ¿A qué se debe eso?  Este último año he estado estudiando todas las cosas que me gustan, así que mis padres si estuvieran vivos estarían felices ya que en el palacio siempre me instruían intelectualmente.
Ahora hay una persona que se ha estado ocupando de mi… y es Kitsune chan (que por cierto ojala no lea este diario, usualmente uso el “-san” pero la pienso con el “-chan”… no es que no la respete, sino que ha estado tan cerca mío últimamente que la siento parte de mi familia, es muy importante para mi).
Al ser mi primer “diario”… debería de explicar quién es Kitsune chan ¿Verdad? Jejeje, ella es una jounnin de kumogakure (la aldea que me recibió luego de huir cuando me secuestraron, otra historia de mi niñez que contaré algún día), además no solo es muy fuerte… ¡También es súper bella! A pesar de preguntarle muchas veces qué productos usa para lucir tan hermosa solo da como respuesta una sonrisa enigmática ¡No es justo! Yo también quiero ser así de linda… ahmm ¿Por qué? Bueno, es un secreto, ósea aun no le he dicho a nadie y no sé por qué me siento de esta forma ¿Será lo que le pasa a las chicas cuando ven a Daiki san? Ok ¿Quién es Daiki? Uhmm… podría decir que Kitsune chan es la persona más importante para mí en este momento, y Daiki es la ¿Segunda? Sí, él tomaría ese lugar porque este último año ha estado muchas veces conmigo en los momentos que me he sentido extrañamente sola, así que le tengo mucho cariño, ¡Espera! ¡No es ese tipo de cariño que le tienen las niñas locas que están enamoradas de él! Jum, esas chicas me molestan mucho… porque me han hostigado pensando que estaba detrás de Daiki san, cuando no es así porque a mí me llama la atención otra persona… ups… no debí escribir eso. Cambiemos de tema.

Actualmente estoy viviendo con Kitsune chan, su casa es muy cómoda y amplia… yo trato de no causar problemas, y me porto muy bien, incluso he aprendido modales… ahora soy una señorita bastante “refinada” –cuando quiero serlo-, esas prácticas fueron muy graciosas y entretenidas… es como si mi verdadero yo estuviera saliendo a flote ¿Cómo decirlo? Las cosas que tendría que haber vivido en el palacio las estoy experimentando ahora, por eso este último año con Kitsune chan fue hermoso.
Además de continuar con mi entrenamiento sobre modales, también aprendí a cantar y tocar el piano (bueno todo eso sería si me refiero a lo social);  a nivel más personal y centrado en mi camino ninja (jajaja, ya que actualmente no soy una princesa) tuve permiso para entrar a la gran biblioteca que está en el edificio del Raikage ¿Cuál es la sorpresa de eso? ¡Es una zona muy exclusiva, no entra cualquiera! Por eso mismo leí todo tipo de información, sobre diferentes clanes, la historia completa de las naciones (me enteré de varias cosas que habían sucedido), las leyendas de diferentes países –ósea la gente importante-, también averigüe sobre los bijuus, incluso sobre mi propio clan y el País el Remolino, sin mencionar que leí muchas cosas sobre medicina, estrategias militares, venenos, botánica, y textos que estaban referidos al funcionamiento del cerebro; es decir no hay forma de medir toda la información que adquirí en esa biblioteca, sinceramente siento como si mi cerebro ahora tuviera un conocimiento mucho más amplio sobre el mundo. Me gusta eso.
Por otra parte podrían preguntarme cuanto leí de la biblioteca, y eso es algo que no puedo responder, pues es un lugar extremadamente grande y lleno de información… para poder repartir mi tiempo en las lecturas tuve que pedirle consejos a Kitsune chan que me recomendó los libros que debía de leer (eran muchísimos) y aquellos que eran para ampliar la información (que también se trataba de granes cantidades), por suerte -y gracias a mi concentración- logré llenar las expectativas de mi instructora… e incluso pude acceder a libros que estaban fuera de lo programado.

Kitsune chan me ayudo a avanzar respecto a conocimiento y habilidades, sinceramente me siento capaz de luchar y tengo más confianza en mí misma… es decir, este año comencé con un poco de miedo, estoy hablando de las batallas, no por hacerme daño sino por dañar a las demás personas. Pero Kitsune chan me enseñó que si bien hay cosas que no deseo hacer debo de realizarlas igualmente, porque en el caso de negarme puedo provocar un desastre donde la vida de inocentes podría estar en riesgo. Es decir, soy una kunoichi y eso significa que mi vida está en constante peligro para proteger a la nación que sirvo… y eso sucede lo mismo con las demás personas, los otros ninjas saben que su vida puede ser quitada pero a pesar de todo luchan, eso quiere decir que si yo trato de pelear restringiéndome para no dañar al otro estoy faltándole el respeto al rival que pone su vida en riesgo; y no solo a él… sino también a mi País que confía que lo protegeré. Me costó mucho aprender eso, incluso me duele en el alma pensar que tendré que lastimar a otras personas… pero no quiero que el lugar donde vivo sea destruido. Me gusta mucho Kumogakure, es la aldea que me abrió las puertas cuando más lo necesitaba  y por eso mismo sigo viva.
También Kitsune chan habló mucho conmigo respecto a mi condición de “curar a quien sea” me advirtió que eso puede ser peligroso, si bien no estoy muy de acuerdo decidí que la obedecería porque curar al enemigo puede llegar a ser la caída de nuestra nación. El problema es que aprendí ninjutsu medico justamente para curar a aquellos que morían frente a mí, pero ahora que estoy consciente que debo tomar la vida de los demás (si la situación lo amerita)… sé muy bien que no debo preocuparme por la condición médica de cualquiera que vea, pero algunas veces actuó de manera involuntaria.

He hablado mucho sobre Kitsune chan ¿Verdad? Es que ella me lo ha dado todo y no solo eso, sino también me cuida y me trata como si fuera su hija. La veo como un ejemplo a seguir y a pesar de que suelo ser bastante terca me explica y me tiene mucha paciencia… es realmente increíble, por eso mismo he estado entrando y estudiando en secreto –además de las lecciones que me da-, quiero sorprenderla y demostrarle que el tiempo que invierte en mí no es un desperdicio.
Por muchos años estuve sola, nadie me veía ni confiaba en mí y ahora ella lo hace. Estuvo para tomar mi mano y llevarme junto a ella, me animó a seguir esforzándome por nuevas metas… y si bien mi lugar de nacimiento está en ruinas, ahora me encuentro en Kumogakure, la cual es mi casa…
Gracias a ella no me siento en la necesidad de buscar venganza o gente de mi mismo clan, porque ahora mismo tengo una familia… que es Kitsune.

Por otra parte, como dije antes, Daiki san es mi segunda persona importante ¿Por qué? Relacionarme con él es fácil y me ha tratado muy bien… siempre que tengo alguna pregunta que no le puedo hacer a Kitsune chan, ya que ella a veces se encuentra ocupada, le pregunto a él y para hablar de ello me invita a comer... aunque por esas situaciones varias de sus fans me han estado molestando a mí, eso es un fastidio.

En este año recorrí, junto a Kitsune chan, diferentes zonas dentro el País del Rayo como Isla tortuga, que fue un lugar genial para entrenar mi concentración, velocidad y habilidades sensoriales –las cuales no tenía para nada desarrolladas-, el Monte Brumoso también fue algo de locos… tuve que subirlo sin utilizar chakra, solo con fuerza voluntad y resistencia, además puse en practica estrategias y habilidades respecto al sigilo para poder escapar o huir de los animales que aparecían (Kitsune chan hizo que me encargara de los más fáciles mientras me observaba a la distancia)... eso me ayudo a entrenar también mi concentración y voluntad pero fue algo de locos, no salí herida gravemente porque mi sensei me protegió muchísimas veces. Cabe destacar que no herimos a ninguno de los animales que se encontraban en la montaña.
Al bajar ambas utilizamos nuestras habilidades ninjas… lo que me ayudo a entrenar el espíritu (Además que en la cima del monte practique mis técnicas del elemento Raiton y entrené mejor respecto al manejo del chakra).
En ese viaje aproveche para recolectar plantas de diferentes propiedades para la medicina, que había visto en la biblioteca que estaba en el edificio del Raikage, típicas del País del Rayo y algunas no tan comunes.
En sí el entrenamiento me ayudó volverme más fuerte o mejor dicho decidida, también no debo olvidarme que estuve entrenándome en batallas con otros ninjas de la Aldea ¿De qué trataba? Bueno, al ver mi falta de motivación hacia las peleas decidí luchar con armas y fuerza bruta… porque después de subir el Monte Brumoso me di cuenta que carecía de eso y resistencia. Al principio fue bastante duro, porque quedaba bastante lastimada… pero luego de unos meses comencé a mejorar y acostumbrarme.

En este año también hice varias investigaciones sobre el ninjutsu médico y la medicina en general, me he encargado de averiguar sobre diferente tipo de terapias, rehabilitación y funcionamiento de la mente humana en la hora de la curación, aunque no llevé  nada a cabo, se puede decir que todo está escrito en mis informes “científicos”, que se basa en la información que adquirí de la tan nombrada biblioteca.
También me dedique a construir un invernadero en la casa de Kitsune chan, ella me dejo, así que dedico bastante tiempo regando las platas e investigando sus propiedades… es algo que me gusta mucho, así que lo uso como distracción de los estudios o entrenamientos.

Cabe destacar que ambas hicimos otros viajes, pero eran por el trabajo que Kitsune chan debía realizar ¿Es decir? Me vi en la obligación de acompañarla varias veces a sus reuniones en el País del Fuego… lugar que había sido conquistado por el País del Rayo y… Masao se encontraba reinando como Hokage.
¿Un detalle interesante? En cada viaje que hacíamos Kisune chan se encargaba de ir con una velocidad un tanto más rápida, no es como si se notara muchísimo pero me exigía cada vez mas (siempre teniendo en cuenta mi condición). En realidad me gusta mucho la forma en la que ella me entrena, porque usa palabras educadas y me trata delicadamente. Simplemente me hace tener ganas de esforzarme más y más para alcanzarla.
¿Qué decir sobre esos viajes a una tierra completamente diferente? Ahmm, fueron interesantes… conocí a Masao san… aunque bueno, no pude hablar con él y me di cuenta que tiene una actitud un tanto complicada, pero de cierta forma no me molesta eso de él ¿Por qué será? Después de todo solo lo conozco de vista, pero realmente me parece apuesto… digo interesante, ahmm ¿Poderoso? No entiendo bien porque cada vez que pienso en ese chico salen solo buenos adjetivos hacia su persona, lastimosamente Masao san no parece darle importancia a mi presencia. Después de todo soy una simple chuunin.
Pensar de esa forma también me hace darme cuenta que quiero esforzarme para captar su atención, no puede ser ¿Será que… lo admiro? No tiene sentido, no quiero ser como las niñas locas que siguen a Daiki por todas partes… pero de cierta forma cuando me pongo a pensar en Masao no puedo dejar de hacerlo. Eso está mal, lo sé y espero que nadie lea mi diario… realmente tendré que esconderlo bien ¡Si Kitsune chan lo encuentra y lo lee se reirá mucho de todas estas cosas! Que veguenza.

También puedo oficializar que hice un nuevo amigo, ya que gracias  Kitsune chan pude hacer pacto con los zorros del desierto, son unos animalitos muy hermosos.
Cuando escribí que había ido a la Isla tortuga para aprender sobre las habilidades sensoriales me refería a que mi maestra me enseñó las formas que podrían detectarme –ya que no poseo una habilidad innata para esas técnicas-, y de la misma manera me mostró su invocación, enseñándome las ventajas que podría llegar a adquirir con ellas. Por eso mismo acepte hacer pacto con los Zorros del Desierto, particularmente a mi nuevo amigo le puse nombre… se llama Daichi porque realmente tiene una personalidad diferente a la mía y es muy inteligente.
También, respecto a la amistad, se puede decir que conocí a un chico llamado Fuji, realmente parece amable y me agrado su frescura ¡Espero encontrarlo muchas veces más! Y ayudarlo cuando tenga problemas… que con todas las proezas que paso en el examen chuunin llegó a asustarme por cómo vive su vida.

Debo admitir que algunas veces miró a la Luna y pienso que todo esto podría ser un sueño, que es extraño que me sienta tan feliz… pero Kitsune chan siempre está ahí, como si su presencia fuera un símbolo que me indicaba que todo es real. Ella me tranquiliza y hace olvidarme de los miedos que no tienen fundamentos… por eso mismo puedo decir que soy feliz, Kumogakure es mi hogar y estoy dispuesta a cuidar a todos los que pertenecen al País del Rayo.


Capítulo I: La gran biblioteca.

De por si me gustan los libros, leerlos e interpretarlos era un hobby … pero ahora eso se ha transformado en estudio, pues Kitsune chan me llevo a la biblioteca que se encuentra en el edificio del Raikage. En ella hay una gran cantidad de libros de diferentes características, pero lo más importante era que se trataba información sobre la historia del mundo, eso incluía a los países y naciones ninjas… todo estaba recapitulado ahí.
En una primera medida no pensé que aquel lugar provocaría que yo no durmiera por días, ya que el olor de las hojas viejas de los libros se convertiría en mi perfume durante el tiempo que estuviera instalada en ese recinto.
Al principio entré con un poco de dudas, no estaba segura que tanto podría descubrir… incluso Kitsune chan me había dado una lista de libros para leer, por lo tanto desde el primer día comencé con mi labor pues a pesar de que no podía entender tal entrenamiento no deseaba decepcionarla.

Con cada lectura que realizaba la situación se mostraba increíblemente tensa porque no era algo que podía dejar de hacer, los libros que estaban en la lista que Kitsune chan iban de los más fáciles a los más difíciles… pero esto en realidad quería decir que la información cambiaba poco a poco, desde la simple a la compleja que se mostraba extrañamente elaborada. Los primeros escritos trataban de la información conocida por todos, pero a medida que avanzaba la lectura se complicaba pues si bien las palabras eran más complejas… también había un cambio de paradigmas.
De aquella forma sentí que la información histórica que recibía comenzaba a succionarme, durante varios días no regrese a la casa de Kitsune chan pues no podía dejar las lecturas por la mitad, incluso me llegaba a dormir mientras leía para despertarme a las pocas horas y continuar con mi labor. Yo creo que durante ese tiempo mi concentración aumento muchísimo pues si bien toda esa información estaba a mi alcance… no era apta para ser leída fácilmente, incluso había códigos, pasajes de lectura que continuaban en otros libros y por ende debía estar atenta a esas cosas mientras realizaba apuntes que pudieran aclararme el panorama  un poco mejor.
Mi fuerza de voluntad también se vio afectada, podría haberme ido y negado psicológicamente todo lo que estaba escrito… pero no deseaba aquello. Puedo decir que llore y me deprimí bastante al abrir mi mente a todo ese conocimiento, pero no podía ignorarlo a pesar de que me dolía. Por lo tanto continúe días e incluso semanas enteras… en las cuales Kitsune chan muchas veces me detuvo para que descasara, tomara un baño y comiera decentemente, pero durante esos momentos que pasaba junto a ella no podía preguntarle nada de la información que había en la biblioteca pues se trataba de un secreto y era algo que yo misma debía descubrir y juzgar. Esa era mi principal tarea.

Luego de dos meses y medio terminé con todos los libros históricos, durante ese tiempo una transformación comenzó a darse en mi personalidad… me sentía más madura y realmente agobiada por todo. La información que ahora estaba en mi cerebro era increíblemente valiosa, debía cuidarla y protegerla con mi vida, mi corazón se sentía completamente agradecido a Kitsune chan por haber confiado en mí, ya que al hacer eso me abrió los ojos.
Después de ese tiempo podía decirse que estaba más resuelta… tal vez había abandonado el simple e ingenuo pensamiento de que no podía atacar a las personas, si bien eso seguía siendo importante tampoco debía de utilizarlo todo el tiempo para hacer algo que me negaba a realizar ¿Qué quiero decir? Protegeré todo lo que sea importante para mí, aunque la lucha fuera parte del proceso… no podía permitir perder mi hogar, Kitsune chan me había confiado toda esa información por algo.
Tal vez toda la investigación me ayudo a ser más fría, más sensata e incluso a abrir mis ojos que habían estado vendados… pues mis emociones y pensamientos se habían detenido por una gran cantidad de años,  traté de mantenerme pura y llevar las palabras de mis padres en mi espíritu, pero ya no podía seguir con aquello. Había cosas que deseaba proteger ya no podía pretender tapar la verdad con mis manos, era hora de hacerle frente al mundo.

Luego de los dos meses y medio comencé a leer diversos libros, no tan intensamente como los históricos y los que tenían que ver con “cosas” ninjas, pero igualmente realizaba apuntes y trabajos sobre investigaciones (todo escrito)… puede decirse que cada vez que no me encontraba entrenando físicamente iba a la biblioteca.


Capitulo II: Montaña Brumosa

Tal vez este viaje logró extraer mi ingenio, resistencia y velocidad ¿Por qué? Tuve una misión y era que los animales no se nos acercaran, eso fue simplemente difícil y en algunos casos imposibles. Para ello utilicé una gran cantidad de tácticas, de por si…cabe aclarar que un mes antes Kitsune chan me aviso que iríamos a la montaña brumosa… y no utilizaríamos chakra al subirla, nos valdríamos de nuestras capacidades físicas (un rasgo que yo no tenía muy bien pulido) e intelecto. Por eso mismo me aventuré a estudiar la geografía y ver mapas del lugar donde entrenaríamos… además de obtener información sobre los animales que vivían ahí.
¿Cuál fue el resultado? Pues tenía varias tácticas de distracción, contarlas todas me llevaría mucho tiempo, pero podría describir un ejemplo.
Durante ese mes estuve investigando diferentes plantas y aromas de estas(además de venenos), mi objetivo era poder eliminar el fragancia corporal de toda persona porque los ninjas de por sí somos silenciosos pero aun habían cosas que provocaban que nuestra presencia se sintiese. En este caso los animales de Montaña Brumosa utilizaban no solo los oídos sino también el aroma… por eso mismo mis investigaciones estuvieron puestas sobre ese tema en especial, si bien no logré mi objetivo… pude obtener otra cosa, y eso era el fragancia de la sangre ¿De qué me serviría? Pues en la montaña brumosa me encargué de utilizar esos frascos para desviar la atención de aquellos depredadores carnívoros ¿Cómo fue específicamente eso? Aunque suene algo que yo no realizaría… coloqué botellitas frágiles de vidrio a diferentes animales que se deslizaban por el suelo, para que estos pudieran romper las botellitas y emitir el aroma…atrayendo de esa manera a los carnívoros. Tal vez no era bueno para aquellos seres que realizaban ese trabajo, pero me encargué de elegir a los animales que eran más difíciles de ser cazados… por el tamaño y las madrigueras.

Dejando las estrategias de lado, puedo decir que experimente muchas dificultades pues, a pesar de los trucos que utilicé, algunos tigres y osos llegaron a acercarse a nuestra ubicación causando que ambas tuviéramos dos opciones (más que nada yo): huir o luchar a fuerza bruta con los animales; claramente tomé la opción de huir mientras Kitsune chan me marcaba la dirección… pero era difícil mantener el ritmo de ella y a la vez poder escapar de los animes que vivían en ese lugar. Puedo decir que mis piernas casi se partieron tratando de alcanzar nuevas velocidades… lo mismo que mi voluntad pues yo me sentía extremadamente agotada por correr, la altura afectaba mi organismo. Debo confesar que durante un tramo simplemente me desmaye ya que si bien mi fuerza de voluntad trataba de aumentar, mi resistencia no era tan grande… por ende en esos momento Kitsune chan se encargó de mi (y cuando desperté en ninguna ocasión mencionó algo sobre eso).
Me di cuenta que ese entrenamiento era para aumentar mi resistencia, podría servir para la velocidad y voluntad… pero la resistencia estaba siendo llevada a un extremo.

Luego, cuando estuvimos en la cima de la montaña, me dediqué a practicar mi control y manejo del chakra, Kitsune chan no me llevó a un límite –más bien me cuido- pero yo intente llevar mi cuerpo a desgastes extremos pues la resistencia debía de aumentar sí o sí. Durante la estadía en ese lugar Kitsune chan me explico varias cosas respecto al chakra, incluso me dio buenos consejos que sin dudas mantendría en mi corazón.
Luego de unas semanas bajamos, el viaje de vuelta fue mucho ms simple y rápido porque utilizamos nuestros chakra para descender…de esa forma podríamos defendernos y asustar los animales que eran más problemáticos.

Capitulo III: Isla tortuga

Este lugar fue increíblemente grato para mi ¿Por qué? Ya mencioné que conocí a Daichi, mi invocación, así que no hablare de eso….simplemente me limitare a contar sobre mi entrenamiento.
Ese lugar estaba lleno de picos, por eso mismo la visibilidad era precaria… y esa era la razón por la cual Kitsune chan me llevo a entrenar ahí. Si bien al principio me dio tips para que no pudiera ser rastreada por los animales… la situación tampoco fue buena porque dominarlos me llevo días. Luego  tuve la tarea de buscar a Kitsune chan con Daichi, eso fue extremadamente difícil porque debía de guiar por las cosas naturales.
Para realizar mi tarea solo tenía tres intentos y por suerte en el tercero logré mi cometido… pero más que nada fue el trabajo del zorro, y por otra parte Kitsune chan había dejado pistas claras pues si ella quería desaparecer para que yo no la encontrase, lo lograría. Era obvio que me estaba entrenando para que yo tuviera una noción en búsqueda y pudiera sacarle mayor beneficio a mi invocación.
También aprovechamos para entrenar mi velocidad, los obstáculos hacían que yo me esforzara más en mantener un ritmo contrastante o aumentar el ritmo de salida, a pesar de que suena sencillo también me esforcé al máximo por varios días… por suerte Kitsune chan me detuvo y me ayudo a recuperarme (ya que a lo último mi cuerpo se encontraba extremadamente agotado).

Como en ningún momento quise lastimar a los animales, Kitsune chan me lo respetó, pero igualmente me advirtió de que tenía que comenzar a aumentar mi fuerza  pues era extremadamente inferior al promedio de cualquier otro chuunin. Por eso mismo en esa isla comenzó mi travesía en el uso de pesas ¿Es decir? El entrenamiento iba a ser constante, por lo tanto Kitsune chan me dio la elección de utilizar pesas como muñequeras y tobilleras ¡Este entrenamiento no solo aumentaba mi velocidad, sino también mi fuerza! ¡Era realmente increíble! Pero sumamente agotador ya que por mi terquedad no quise sacármelas, incluso cada 15 días aumentaba el peso de ellas.
Así que no solo hice un viaje a isla tortuga ¡Fueron tres en realidad! Escapé de los animales e incluso a veces luché con alguno de ellos, que cabe destacar que eran enormes, en esa ocasión hui de un conejo enorme, pero ese animal no era simple pues su fuerza era bastante considerable y parecía que le gustaba pelear… por eso mismo esa fue la única ocasión que tuve que utilizar (en un animal) mi fuerza para alejarlo, ya que por una distracción mía logró –de un salto- alcanzarme.
Pero además de todo ello la situación fue la misma en cada uno de mis viajes, el primero como dije había sido con Kitsune chan… pero los otros fueron sola, y en cada momento que iba me metía en secciones con animales más peligrosos para probarme a mí misma. En varias ocasiones estuve en aprietos donde no pude resistirme a utilizar chakra para huir… pero la mayoría de las veces me base simplemente en mis cualidades físicas. Después de todo ese era un entrenamiento.


Capitulo IV: Viajes al País del Fuego

Los viajes al País del fuego también fueron todo un reto, Kitsune chan cuido en el trayecto (ida y vuelta) pero eso no significaba que descansaría del entrenamiento. Fuimos valiéndonos de nosotras mismas, no utilizamos ningún medio de transporte así que fue gratificante, entretenido y doloroso ¿Por qué el dolor? Yo seguía usando las pesas y no eran las mismas que me fueron otorgadas en Isla tortuga, tenían más peso del normal. Por eso mismo el camino fue algo agotador y cansador, mi cuerpo se le exigía más en voluntad, resistencia y fuerza para poder mantener la velocidad pre establecida por Kitsune chan, aunque debo decir que ella fue muy buena conmigo en el hecho de que accedió a muchos descansos. Pero en ningún momento resigne las pesas.

En el viaje de ida y vuelta supimos sortear las situaciones llamativas, o más bien Kitsune chan supo, por eso mismo yo no sufrí grandes dificultades más que llevar el ritmo de la mayor (que de por sí ya era algo demasiado difícil) y curar las propias lesiones que me ocasionaba este tipo de entrenamiento ya que mi cuerpo no estaba preparado, al ser medica nunca había puesto énfasis en la fuerza y resistencia… pues mi participación en batallas caóticas era realmente escaso (para no decir nulo)… por eso el hecho de entrenar mi cuerpo fue algo doloroso y agotador, pero no me arrepiento de nada pues sin duda siento que me he hecho más fuerte, resistente y veloz.

TIMESKIP




Volver arriba Ir abajo

Nine Beasts
Nine Beasts
Master

Re: -TimeSkip- Renacimiento

Mensaje por Nine Beasts el Miér Ene 10, 2018 1:51 pm


Time Skip Aceptado.
El time Skip se da por valido. Tras el mismo te ganas el puesto principal como una hija del corazón de "Kitsune Yamanaka" Renombrada Jônnin de Kumogakure, y trás lo narrado ganas las siguientes estadisticas:

5 Puntos de Fuerza
5 Puntos de Espiritu
5 Puntos de Resistencia
5 Puntos de Concentración
5 Puntos de Agilidad


Con este pequeño avance brindado, esperamos que con ello seas capaz de mantener tu estatus, recuerda que tu protectora se trata de una de los personajes más importantes en Kumogakure junto a sus demás NPC, y Kage. Debes dar la talla con tu puesto.


¡Felicidades y mucha suerte con tu estancia en Nine Beasts!

Se procede a actualizar tu Hoja Ninja.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.