Últimos temas
Afiliados
Limpieza 01 - 04 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLittle FearsLoving PetsCrear foroOne Piece LegacyCrear foro

[Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por NB Narración el Miér Ene 10, 2018 8:01 pm

FLASHBACK Konohagakure: Esa misma mañana
Hacía un año desde que el País del fuego había caído en las garras del País del Rayo. Los civiles desde aquel entonces se habían visto envueltos bajo la soberanía del nuevo Hokage, bajo sus caprichos y además de ello, bajo la presión de un país que siempre había estado acostumbrado a una vida distinta a la cual ellos habían estado viviendo desde tiempos inmemorables.

Las cosas no eran como antes, después de todo, un cambio como aquel había supuesto la llegada de nuevas personas, volviendo su tan preciada aldea en hogar de shinobis provenientes del país del rayo e incluso, en ocasiones, de comerciantes con productos que hasta el momento habían carecido de sentido para aquellos que acostumbraban a una vida humilde, donde los lujos, nunca se habían encontrado a la orden del día.

Si bien esto fue una gran herida sangrante para los shinobis del país, no se podía negar que la llegada de aquella nueva jerarquía había provocado que de algún modo, el que era un país atascado, comenzase a crecer de una manera anormal. La escases de alimentos que en algún momento pudo notarse en el país, ahora era algo inadherente a la realidad, de la misma manera que lo habían sido la llegada de productos que anteriormente nunca habrían atravesado las puertas de la aldea. No todo era algo tan malo, incluso olvidando el dolor de aquellos que aún se encontraban ardiendo en frustración, se podía decir que los grandes avances agigantados que generó aquella invasión y conquista, habían provocado que poco a poco el país del fuego se fuese alzando en riquezas, aunque bien era cierto, que su poder militar había disminuido.

Como de costumbre, habían partes opuestas y no solo por parte de la milicia que solo se dedicaba a cumplir ordenes por miedo a que algo pudiese pasar a sus familias o a su integridad física al ser hasta el momento pequeños prisioneros de guerra. Algunos añoraban su antigua vida mientras que otros se encontraban completamente de acuerdo e incluso llegaban a aclamar a Masao Namikaze, aquel niño que había hecho caer aquel gran imperio para hacer crecer bajo su mandato uno aún más grande.

Aún a pesar de ello, el País había caido bajo la señalización de todos aquellos que tiempo atrás lo habían visto como el País más ferviente, ahora no eran más que cobardes sin lugar en los recuerdos de quienes habían esperado mucho de estos.

Si bien el país había dado un gran vuelco eso no significaba que el peligro hubiese quedado a un lado más aún teniendo en cuenta que hasta el momento, el País del Rayo se encontraba en proceso de llevar parte de sus tropas al propio, pero ¿quien llego a imaginar que el problema no solo provendría de aquella conquista? Hacía no mucho tiempo que los temores habían provocado que incluso la molestia llegase a vislumbrarse en el rostro del mismo Hokage quien, deseoso por librarse de problemas había decidido encargar a parte de la milicia de la aldea oculta entre las hojas a lidiar con estos.

Primero habían sido una serie de pequeños terremotos que fueron simplemente justificados por simples accidentes naturales, pero hacía no mucho unos informes habían hecho saber sobre extraños sucesos en el País de la Tierra, el mismo país que tiempo atrás se había convertido en tierra de nadie, olvidado, temido, producto de cientos de historia que habían provocado que no hubiese humano con el valor de acercarse a dichos terrenos.
FLASHBACK Jonin Konohagakure: Hikari Senju
Los mismos temores e incomodidades del País en general habían recaido como de costumbre en la milicia más importante de este, razón por la cual un gran número de portadores del emblema de la hoja habían sido enviados al cargo de Akira Izumi a cruzar la frontera mientras que, por el contrario, otros había sido delegados bajo la supervisión de Hikari Senju, la prometida del que ahora se proclamaba como el desaparecido Yondaime Hokage.

Su cuerpo yacía inquieto en una de las grandes salas comunes del gran edificio del Hokage, sus orbes esmeralda incluso yacían nerviosas, fijas en aquella gran montaña de piedra que se alzaba en la lejanía, misma montaña que ahora estaba siendo modificada, y junto a ello, provocaba que el gran orgullo de la aldea comenzase a ser remodelado, desembocando en que los corazones de todos aquellos que habían amado al gran país, ahora observasen como los monumentos entallados en la piedra de la montaña iban encontrándose carentes de detalles gracias a los shinobis del País del Rayo que, con gusto y sin que nadie se los pudiese impedir, hacían caer cada uno de los recuerdos que esta plasmaba.

Cuatro jóvenes habían sido citados, cuatro jóvenes que no tardaron mucho en llegar y que, en el momento que la puerta se abrió, llamaron la atención de la joven que rápidamente volteó, mostrando como su larga cabellera esmeralda danzaba con el movimiento y caía por sus costados, mostrando aquel chaleco que identificaba su cargo, y junto a ello, definía el símbolo del país de la hoja como ahora hacían todos y cada uno de los que tiempo atrás abanderaban su país sin necesidad de demostrarlo bajo aquellos detalles. — Bienvenidos— Se apresuró a decir, cerrando sus ojos para brindar una amplia y hermosa sonrisa de bienvenida mientras descruzaba sus brazos para tomar una posición algo más delicada donde estos no pudiesen percibir su inquietud o descontento. — Habréis sido conscientes de las inquietudes que se encuentran clamando por nuestra atención. Si bien algunos ya han partido al país de la tierra, necesitan apoyo. Sé que acercarse a los terrenos del país de la tierra puede resultar algo difícil de digerir tras todo lo que se encuentra en este, pero por el momento os encargareis de vigilar la frontera junto a mí y otros encargados.

Tan pronto las palabras de la fémina finalizaron esta dió un último vistazo al gran ventanal que daba hacia la montaña y acto seguido, comenzó a caminar, pasando por un flaco de los jóvenes y haciéndoles un pequeño gesto para que la siguiesen. No había tiempo que perder, mucho menos cuando el llamado de aquellos que se encontraban al otro lado de la frontera, parecía haber hecho significado algo urgente, algo que hasta el momento no debería ser parte de la consciencia de aquellos jóvenes.
Trama Konohagakure: Frontera País de la Tierra
La noche había caído tras un largo viaje donde el silencio se había visto como algo primordial. Junto a la fémina de pelo esmeralda se habían unido dos Jonin y un Chunin que ahora, había quedado al cargo de los jóvenes.

Junto a ellos no había más que oscuridad, si bien se encontraban en un pequeño campamento iluminado por una pequeña hoguera, podían sentir desde aquella inhóspita frontera el malestar de un país que había sido destrozado por fuerzas que hasta ahora, ningún humano podía llegar a comprender. Ahí donde se encontraban, no habían murallas como de costumbre, no había nada que diese paso a un país ardiente en poder. Todo eran montañas, montañas heladas que tan solo daban paso a oscuros augurios como las mismas leyendas portaban, de igual forma que los rumores que impregnados de temor daban la espalda al país donde el cielo, no brillaba en tonos claros desde hacía cincuenta años.

La acallada brisa congelaba los huesos de quienes se encontraban en el campamento a la espera de órdenes, una brisa que entremezclada con las colinas parecían aullar en gritos de desesperación. Las puertas del Yomi parecían buscar una nueva victima... Pero la duda era, ¿de verdad los rumores eran ciertos? Si bien habían pequeñas especulaciones sobre el porque del estado de aquella tierra, aún más rumores provocaban que las pieles de los que conociesen estos, se sintiesen cohibidos donde el más famoso de todos, clamaba entre gritos un ruido tan ensordecedor que incluso había provocado que el sonido dejase de existir.

Si bien había quienes achacaban el miedo a simples historias que eran contadas como nanas durante sus cortas edades, podían notar como presencias sin cuerpo aparente provocaban que el ambiente fuese más pesado de lo normal, que incluso el Chunin que se encontraba al mando, prefiriese dejarse llevar por el silencio mientras a un par de metros observaba el horizonte, como si de algún modo estuviese esperando la llegada de alguien. La pregunta era, ¿de quien?

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por NB Narración el Miér Ene 10, 2018 8:08 pm

Pautas y Aclaraciones.
— Vuestra misión ha comenzado. Sois libres de rolear el inicio de este (Comenzando por los flashbacks como introducción a vuestro rol) pero vuestras interacciones serán completamente ignoradas puesto que hasta el último post, todo lo demás se trata de una breve introducción.

— El orden de posteo será determinado conforme los usuarios se vayan adentrando en la trama. Una vez todos lo hagan el orden quedará como tal y Narración os irá guiando en todo momento.

— Recordad que nos encontramos en una trama en PRESENTE razón por la cual vuestra vida siempre correra peligro. Recordad que cada NPC es un mundo, ellos no son vuestros amigos e incluso en caso de verlo necesario serán capaces de acabar con vuestras vidas.

— En todos y cada uno de los post es completamente obligado postear tanto el armamento como las estadísticas del personaje, forma parte de las normas básicas del foro. Nos encontramos en un tema BÉLICO, recordadlo.

— El tiempo de rol será de 24 horas, una vez un usuario postee el contador se reiniciara, de este modo la trama irá mucho más rápido. Aún a pesar de ello el narrador podrá llegar a tomarse hasta 48 horas puesto que narra 6 tramas a la vez. Por favor, tened paciencia.

— Akame Uchiha, Daeron Uchiha, Wade Ayame y Shikaru.

— ¡Mucha suerte a todos!

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Shikaru el Jue Ene 11, 2018 3:59 pm


La situación en Konoha era compleja, la invasión hace ya un año permitía reconocer bien los cambios a nivel económico de la aldea pero eso realmente no cambiaba nada con la herida profunda generada en la voluntad del fuego de los shinobis que la conformaban, sin embargo la aceptación era casi que un deber en aquella zona y realmente muchas personas creían que era un cambio para bien, gente aclamaba a su nuevo Hokage con fervor y entusiasmo, pero Shika no era uno de esos, si bien siempre comprendió aquel aspecto económico también comprendía aspectos territoriales, los propios del país del fuego y lo amenazados que se veían ahora por una expansión de Kumo a todo el país, literalmente se les brindo un lugar desde el que expandirse y esa era la parte que no comprendía la maniobra, ni a nivel global ni a nivel singular generaba suficientes cosas a favor como para justificarse en sí misma, sin embargo luego ya de un año, realmente Shika ya no pensaba en esto, se centraba en su presente sin dar tanto protagonismo al pasado.

En la zona se habían producido temblores que tanto él desde su cama en sus horas de pereza como sus padres en la casa habían sentido y sufrido ya que costaron un par de objetos de porcelana como platos y tazas que se rompieron durante los mismos. Para suerte de ellos la economía estaba mejorando gracias a los sujetos del País del Rayo. Ahora Shika había sido citado para una misión, su primer misión rango C, un pequeño entusiasmo se hacía presente en él, sabía lo aburrida pero principalmente tediosas que resultaron ser las misiones rango D y eso le hacía tener más expectativas para ésta. *Por fin tendré una misión en serio. De seguro ésta no será tan aburrida como todas las anteriores que hice.* Shika dijo mientras con su atuendo Shinobi se dirigía al edificio del Hokage, aún con tiempo de sobra, el suficiente para poder caminar tranquilamente sin apuro alguno.

Una vez allí, se dirigió al cuarto al que había sido citado y junto a él tres camaradas más que se le había sido informado irían, entre ellos sus dos compañeros de equipo Akame y Daeron y un sujeto que Shika creía haber visto ya alguna vez pero no recordaba, al cual antes de ingresar se le presento como Shika del clan Nara y pregunto por su nombre. Una vez en la puerta ingresó sin más, sin siquiera golpear, entonces pudo observar a una kunoichi de pelo color esmeralda que volteo rápidamente reluciendo su larga cabellera pero a su vez dejando ver su atuendo de shinobi superior a la vez del emblema de la hoja *¿Porque siempre a mí me toca trabajar con mujeres?* Ahora aquella kunoichi se dispuso a darles la bienvenida y explicar la misión. La kunoichi redujo sus palabras con lo que se nos había informado en los pergaminos de citación y aclaro las dudas que pudiéramos tener pero principalmente busco amainar los posibles miedos que pudiéramos tener por ir a tierra de nadie, un lugar catalogado como muy peligroso, además añadió que vigilaríamos las fronteras, esa era nuestra misión junto a otros ninjas de nivel superior.

*Ya veo, ésta realmente no será una misión aburrida, solo espero no nos encontremos con todos los rumores sobre aquellas tierras.* Ahora aquella kunoichi pasaba caminando entre un hueco que habíamos dejado nosotros luego de una lejana mirada por el ventanal del cuarto en el que nos encontrábamos, para finalmente hacer un gesto para que la siguiésemos, por lo que Shika partió a seguirla.

El viaje fue largo, ahora en la oscura noche ya en la frontera del país donde solo alcanzaban a ver montañas y una zona árida y semi desierta, se situaban los shinobis que allí se encontraban, azotados por brisas de aire fresco que te obligaban a mantenerte cerca de aquella fogata en el medio, que aportaba algo de luz a tal oscuridad que había en la zona. Por eso Shika se encontraba ahí cerca de la fogata para recibir parte del calor que esta emanaba, observando atentamente de reojo al chunin y a su alrededor, su concentración estaba puesta en ello como también en el calor en sus manos que se rotaban frecuentemente para no quemarse. *Este lugar... Encima es mi primer día fuera de la aldea en una misión, será mejor que me mantenga alerta.* Se decía Shika a si mismo para no desenfocarse.

Stats:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 8
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 15
  • Voluntad : 15
Chakra : 83

Armamento:
Estuche pequeño (muslo pierna derecha):
Kunais X3
Shuriken X2.

Estuche mediano (en la espalda de Shika un poco mas hacia su derecha para facilitar el agarre con dicha mano pero al alcance de la izquierda también y a la altura de la cintura):
Kunai X1.
Shurikens X3.
Bombas de humo X2.
Bengalas X3.
Alambres Ninja X2
País de la Tierra






Narro. / -Hablo.- / *Pienso*
Expediente / Hoja Ninja / Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Kizuna Uchiha el Jue Ene 11, 2018 5:52 pm

El Infierno del Olvido
500 X 250
FronteraInviernoAnochecer


FLASHBACK

La mirada pétrea inspeccionaba atenta, siguiendo las enormes manos del vendedor encargado de cumplir el encargo que su comprador había solicitado días atrás. Él no hablaba, pero el gordo que estaba en frente mencionaba cada objeto por su nombre y la cantidad, poniéndolos sobre la mesa. Cuando hubo finalizado y toda la mercadería estaba expuesta ante los ojos juzgadores del shinobi, este alzó su diestra y apoyó sobre la mesa una sustanciosa cantidad de dinero.

Se preparó colocándose el estuche pequeño en su pierna derecha y el estuche grande alrededor de su cintura. Almacenó cinco shuriken en el contenedor diminuto y el resto de útiles los ingresó en la bolsa más espaciosa. Por último, la nueva katana la enfundó en su lateral izquierdo de la cintura.

Agradeció al vendedor y se adentró en el sendero que se dirigía hasta el lugar de encuentro. A la pasada, alzó la vista a la lejanía y contempló el acto de profanación que los invasores estaban cometiendo; su puño se cerró con fuerza y deslizó la vista hasta el suelo buscando evitar esa desgarradora imagen. Guardaba esos pequeños detalles que causaban dolor en su consciencia y los atesoraba como un cúmulo de furia que algún día estallaría en el corazón de los amarillos. Pero por ahora, siendo prudente, era mejor continuar con el silencio comparado al de los muertos.

Alcanzó el destino e ingresó para encontrarse con sus compañeros. El Uchiha saludó a todos y se alegró que Shikaru conformara el equipo, pues, ya había trabajado con él y podía asegurar que toda complicación resultaría un tanto más leve. Le preocupó, sin embargo, la presencia de su hermana en la misión y no tuvo disfrazó su rostro de disgusto al acercarse a ella, porque ya era imposible ocultarle las penas a una chica tan astuta. Dentro de sí, confiaba en su habilidad e inteligencia.

Al ingresar a la habitación, no soltó una sola palabra. Escuchó y memorizó. Y siguió las órdenes, como lo haría cualquier soldado.



FIN FLASHBACK



Se arrimó unos centímetros más a la fogata y de reojo inspeccionó a sus compañeros que parecían estar en la misma situación que él: un frío terrible que congelaba los huesos y una inquietud en el ambiente que se volvía peor con cada cosa que uno se imaginara que pudiera haber metido entre la oscuridad. Las leyendas y mitos que relataban no se comparaban siquiera a lo que ellos estaban pasando en carne propia. Estar en ese lugar era la peor decisión que Daeron había podido tomar y se le notaba en el vibrante cuerpo que anunciaba el sufrimiento de una brisa azotadora y para nada piadosa. Incluso hablar era perder energías en ese momento. Sólo quedaba aferrarse al pecho y darle el mayor calor posible para mantener viva esa antorcha espiritual que aleja la perdida de cordura en situaciones extremas.

Alzó su mano y la acercó al hombro de su hermana, frotando su palma para otorgarle una especie de apoyo casi imposible de sentir. Cruzó la mirada con ella, y con esfuerzo una sonrisa se dibujó en el rostro. Quería decirle que todo estaba bien, pero en ese lugar olvidado por el mundo demostraba lo contrario.




STATS:
  • Fuerza : 9
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 13
  • Concentración : 15
  • Voluntad : 12
Chakra : 87
INVENTARIO:

Estuche pequeño
—Shurikens x5

Estuche grande
—Respirador
—Kunais x3
—Shurikens x4
—Pildora de Soldado x2
—Bengala x3
—Bomba de humo x2
—Makibishi x12
—Alambre x5
—Comunicador

Visible
—Katana
—Comunicador

Oculto
—Mecanismo de Kunai Oculto

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Wade Ayame el Jue Ene 11, 2018 11:44 pm

Sobre la cama de cierto joven ninja se encontraba equipamiento militar cuidadosamente ordenado. Él sin embargo no estaba atendiéndolo ahora mismo. En este momento se encontraba frente a su escritorio, escribiendo cierto pergamino bajo la luz de una lámpara. Al terminar dejó el pergamino con el título de "testamento" bajo su almohada y volvió su atención nuevamente a su equipo. Se sentía extraño. Nunca había escrito un testamento ni nada que se le pudiera parecer, pero en este caso sentía que debía hacerlo: el día de hoy había sido convocado al Edificio del Hokage. Esto jamás había ocurrido. Él iba al edificio en búsqueda de misiones, no iban a buscarlo a él.

Se equipó cada arma y objeto a su disposición y se enfiló a la puerta. Podía escuchar pasos acercándose. Eran los hermanos Saki y Shen que se acercaban a despertarlo como siempre desde que había decidido acogerlos. No esta vez. Cuando Wade abrió la puerta el par se congeló estupefacto. Avanzó hacia la cocina, saludándolos al paso y tras saludar a Ayame y acabar su desayuno se marchó al Edificio del Hokage. Reflexionaba mientras miraba a su alrededor, y se impresionaba al ver lo mucho que habían cambiado las cosas. Sin duda la cantidad de personas y su diversidad era mayor, sin mencionar que el país mismo ahora era más próspero que años atrás, pero no se sentía bien.

Debía reconocer que las condiciones de vida eran mejores pero haber obtenido todo esto de la mano de un kage extranjero con la actitud de un niño malcriado y que el precio haya sido la ocupación no le parecían en absoluto. Él detestaba la ocupación de Kumogakure, pero detestaba aún más el cómo ocurrió. El antiguo Hokage pareciera no haber hecho nada para evitar esto, y ahora como resultado la aldea estaba en las manos de un sujeto que no se caracterizaba precisamente por ser pacífico. El tener que recordar esta realidad había hecho difícil para Wade el tener que regresar a aquel edificio, donde ahora se encontraba la marioneta impuesta por el Kaikage.

Por suerte, no tendría que lidiar con él, sino con cierta señorita, Hikari Senju. Siguió las instrucciones recibidas y tras tocar la puerta se encontró que ya habían personas en su interior, dos shinobis que no conocía y cierta Kunoichi pelirroja.

-¿Akame también?

Esto fue una grata sorpresa. Sin importar de que se tratara todo esto al menos tendría buena compañía. Sólo esperaba que el mismo caso se diera con los otros dos. Se puso junto a los demás y esperó por las instrucciones de la Senju, y tras escucharla todo encajó. Este día partiría a su primera misión real y sería en territorio extranjero y desconocido para él más allá de los rumores. Estaba nervioso por ello pero a la vez alegre debido a que tendría la oportunidad de abandonar la aldea, al menos por unos días y pasaría tiempo con sus congéneres.

Y con estos sentimientos encontrados atravesó la puerta. Había olvidado el sentimiento de incertidumbre al viajar, el no saber lo que pudiera ocurrir y le alegraba sentirlo nuevamente a pesar de las circunstancias. Un equipo de cuatro ninjas liderados por una jounin se embarcaría hacia lo desconocido. En este punto ya no había marcha atrás. Lo único que quedaba para ellos era recorrer el camino, un camino que tomaría unos tres días en completarse y que los llevaría a su destino: la tierra maldita conocida como País de la Tierra.

------------------------------

Hikari Senju se había marchado. Había dejado al equipo y puso a sus integrantes al cuidado de un chunin que Wade desconocía. En este preciso momento se encontraba con el resto del equipo en un campamento ubicado en la frontera. Tomó asiento cerca de la fogata y frotó sus brazos. Ya anticipaba que el clima sería un problema, pero una cosa es intuirlo y otra sentirlo. Si así de fría era la frontera ya podía anticipar que su interior sería implacable, incluso si no se suponía que avanzasen más allá de ese punto. Su única preocupación real ahora eran los temblores. Si esos temblores eran resultado de algo (o peor aún, de alguien) ¿Qué clase de fuerza podría presentar para sobrevivir en un entorno tan hostil?

Stats:
Equipo:
Estuche Pequeño en pierna derecha.

  • 1 kinzoku Ishi.
  • 1 kunai.
  • 3 shuriken.

Estuche Pequeño en pierna izquierda.

  • 1 kinzoku Ishi.
  • 1 kunai.
  • 3 shuriken.

1 comunicador equipado.
1 Tanto en el cinto (lado izquierdo).
1 kunai en el guardabrazo derecho.
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 4
  • Agilidad : 6
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 8
  • Voluntad : 6
Chakra : 68


Hablo - Pienso - Actúo

Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Akame Uchiha el Vie Ene 12, 2018 1:37 am



Había sido citada ese día para una importante misión, estaba algo inconforme y preocupada por el encargo, después de todo era un trabajo en los exteriores de la aldea y según tenía entendido esas misiones en el exterior eran mucho más complejas, llamar a personal inexperto como yo me daba una extraña sensación, ¿Podría ser miedo lo que sentía? No lo sé, sin embargo estaba lista después de tomar una buena ducha para apartar todas mis penas del cuerpo, tenía mi uniforme militar típico de color azabache, constituido por pantalón y camisa manga larga, además de unas sandalias negras, finalmente en mi cintura un Tanto en su funda atado de manera horizontal, en mi oreja derecha llevaba el comunicador y el micrófono atado al cuello, esperaba tener las capacidades de dar respuesta oportuna.

— Madre, Padre. Por favor protéjanme de donde quieran que estén. — dije al cerrar las puertas de mi hogar y hacer una reverencia frente a estas, después de todo mis padres ya no se encontraban en este plano terrenal así que pedirles una ayudada no estaba de más, apreté con fuerza mis manos para empezar entonces a caminar al edificio del Hokage, lugar donde habíamos sido convocado aparentemente varias personas, supuse que me encontraría con militares de chaleco, pero no, mi sorpresa fue que me encontré con un equipo de trabajo ya conocido, Wade, Daeron y el Nara, suspiré cruzándome de brazos, al tratarse de algo de índole profesional abandonaría toda actitud infantil o sociable, teníamos que decir lo justo y actuar con precisión, después de todo esa oficina no era para tomar a la ligera.

Apenas cruzamos la puerta no tardé en ver a una mujer con el chaleco militar que tan ansiosamente deseaba apreciar, un poco de alivio recorrió mi cuerpo pero inmediatamente bajé la cabeza y pegué la rodilla derecha al piso al igual que el puño izquierdo, no hablé y solo me limite a escuchar el trabajo que íbamos a realizar, no me importo tampoco la actitud de mis compañeros, pero por respeto a la autoridad de quien portaba ese chaleco militar creí conveniente pegar rodilla en tierra y mostrar respetos. Cuando terminó su discursó alcé la vista en su dirección siguiéndole visualmente hasta captar el gesto de que debíamos seguirle. Me coloqué de pie e imite a mis compañeros para abandonar aquella sala.

Nuestro largo viaje había terminado con la caída de la noche, pero ahora además de nuestra Senpai, un refuerzo de tres militares adicionales que también portaban chaleco se habían unido a nosotros, avanzábamos ahora por nuestro improvisado campamento de vanguardia, el frio era desgarrador así que frotaba mis manos y soplaba ellas cada cierto tiempo para tratar que mi calor corporal no se escapara, la hoguera podría generar calor, pero no el suficiente para apagar la helada incertidumbre que recorría mi cuerpo, apoyé mi mano sobre la de Daeron y la retire de mi hombro para mirarle con seriedad pero sonreír con los labios, — Estoy bien. — exclamé a Daeron con naturalidad para apartarme de allí y caminar hasta un costado del Chunin y pode vislumbrar el horizonte que el vigilaba.

— ¿Sus órdenes Senpai? — pregunté sin alzar mucho la voz y mirando aun hacía el frente, un tétrico paisaje a decir verdad, era demasiado aterrador, la fogata y cubiertos por la noche, era un escenario prediseñado para lo peor, lo más preocupante era que la hoguera podría revelar nuestra posición a posibles enemistades o bandidos que pudieran ponernos en peligro, mi corazón parecía que se fuese a salir de mi pecho, pero mis manos se frotaban entre sí, cuestionándome la razón que la mujer de pelo esmeralda nos hubiera abandonado con el hombre que ahora estaba a mi izquierda a par de metros.

Stats:

   
  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 03
  • Agilidad : 05
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 07
  • Voluntad : 05
Chakra : 68

Inventario:

Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Tanto (Cintura) x1

Técnicas:

País de la Tierra


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por NB Narración el Vie Ene 12, 2018 9:37 pm

Trama Konohagakure: Frontera País de la Tierra
Cada segundo que pasaba era un nuevo movimiento de la pequeña fogata que, chisporroteante, daba paso a un ambiente algo más tranquilo de lo que quizás se hubiese podido imaginar cuando la muerte no hacía más que rodearlos. Se podía notar el gran peso que suponía el país, como si solo tras cruzas las grandes fronteras una oscuridad se ocupase de atenuar la humanidad para dar paso a un vacío inexplicable, uno tan frío como extrañamente candente. Si bien sus cuerpos se encontraban siendo resguardados por el pequeño calor que emanaba de la fogata, podían notar como poco a poco un gran peso inexplicable iba provocando que sus cuerpos se diesen a notar pesados mientras que, la brisa que cruzaba por las montañas en la lejanía generaba un eco tan delicado y hermoso como tétrico y misterioso, uno que posiblemente haría temblar a aquellos que hasta el momento, no acostumbrasen a la muerte, a la desesperación o incluso, a la agonía.

En ocasiones podrían sentir el danzar de las sombras que generaba el fuego pero, de algún modo esta parecía tomar formas tan abstractas que parecían no pertenecer a este, como si alguien, estuviese jugueteando, pero solo dos personas podrían notar aquel terrible malestar que suponía una pequeña canción tarareada de manera juguetona e infantil, una que solo ellos podrían escuchar aunque fuese con un tono tan vago que podría llegar a pasar desapercivido. Había algo.... el frescor de una presencia que yacía impune, pero a su vez inalcanzable al ojo humano. Wade Ayame que se encontraba a la izquierda de Daeron y Shikaru Nara — que yacía a la izquierda de este último— podrían sentirlo y a su vez, notar que había algo más entre ambos, muy a pesar de que podrían adherirlo al cansancio o incluso, a la paranoia.

Aún a pesar de ello en la lejanía, el chunin que se postraba observando al horizonte pudo ser consciente de aquella presencia femenina y escarlata que se encontraba a su vera y a una corta distancia de un par de metros. Si bien el silencio se convirtió en su primera orden, finalmente este decidió girar sobre su propio eje, mirándola de reojo por unos instantes antes de que sus pasos se enmarcasen en dirección a la fogata, invitándola a seguirlo. —Si las cosas llegan a complicarse recibiremos ordenes directas de Hikari Senju. Si bien los principales desastres han venido de la mano de pequeños temblores no llego a sentir ningún tipo de presencia a nuestro alrededor por lo que por el momento, solo nos quedan aguardar hasta recibir ordenes de nuestro superiores.— No tardó mucho en llegar hasta aquella gran fogata, manteniéndose en pie y observando a cada uno de los integrantes. Junto a esta su apariencia se volvía algo más común, donde sus prendas oficiales de la aldea lo hacían destacar muy a pesar de que sus ojos castaños y su media melena avellana se viesen ocultos por la bandana del país del fuego que pasaba a ser un pañuelo anudado por la parte trasera y que escondía la mayor parte de su cabeza.

Información.— Se limitó a decir, como buscando así que cada uno de los integrantes de la misión tratasen de brindarle cierta consciencia sobre sus habilidades. Si bien era consciente por informes, el haberse convertido casi en una inmediata obligación acudir a dichas tierras le había brindado tan corto periodo de tiempo que hasta ahora, aquella orden se había convertido en un protocolo necesario.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por NB Narración el Vie Ene 12, 2018 9:40 pm

Pequeño TIP.
— Dado a que ninguno de vosotros llego a especificar bien la zona en la cual se habían sentado, me he tomado la libertad de al menos colocaros en un orden para que pueda ser intepretado de mejor manera. Las distancias y la orientación la voy a dejar a vuestra decisión pero nunca está de más ser algo más específicos a la hora de tomar ubicación.

— ¡Mucha suerte a todos!

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Shikaru el Sáb Ene 13, 2018 3:00 am

Nos encontrabamos al rededor de la fogata y akame se dirigio al chunin, Shika siguio a la joven kunoichi con la mirada y presto atencion a su conversacion. Se encontraba a la izquierda de Wade y ya casi enfrentado a Shika, Daeron al otro lado de Wade. Fue entonces que la atencion de Shika se centro en algo extraño, como a lo lejos y a su vez tan cerca algo asi como una melodia infantil seguido del sentimiento de una presencia misteriosa a su lado entre medio de él y Wade *Pero que carajos* Dijo Shika a si mismo al observar y no ver absolutamente nada. *¿Quien anda ahi?* Estaba casi tan convencido de la presencia de alguien que extendió su mano a fin de asegurarse que no hubiera nadie. *¿Que sera? ¿A caso el cansancio empezo a hacer efecto? Vivo cansado pero nunca me ha pasado esto, ¿tendrá algo que ver con este desolado lugar?*

A Shika con su mente prodigiosa se le venian multiples opciones a la cabeza pero ninguna mas o menos posible que la otra, directamente no contaba con la informacion necesaria para comprender lo que sucedia y eso hacia que su propia mente le jugara en contra. Sus pensamientos eran dispersos, intentaba comprender que pasaba y no podia confirmar que era lo que sucedía. Sin mas decidio preguntar a sus compañeros para saber si solo el lo sentia, pero al no encontrar palabras para describirlo se limito a preguntar: -¿Alguien mas siente eso?- Fue entonces que la atencion de Shika volvio a la kunoichi hablando con el chunin a cargo, que ahora volvian a acercarse como integrandose a la fogata de nuevo mientras aquel shinobi a nuestro cargo dejaba en claro que teniamos que aguardar ordenes y que de momento era esperar, añadiendo que no notaba ninguna presencia en las cercanias.

*Con que el no lo siente. Esto no es normal, ¿Que es lo que yo estoy sintiendo entonces?* Se preguntaba Shika mientras aquel sujeto ahora le observaba como al resto de sus compañeros. Levantandose de su sitio en un tipo de respeto para hablar a su senpai Shika se dispuso a comenzar el informe -Si se refiere a mis habilidades senpai, soy Shikaru del clan Nara, usuario del elemento doton y a su vez un Ninja sensor en entrenamiento.- Aclaro Shika dudando ya de su propia habilidad por aquello tan extraño que sentía.

Stats:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 8
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 15
  • Voluntad : 15
Chakra : 83

Armamento:
Estuche pequeño (muslo pierna derecha):
Kunais X3
Shuriken X2.

Estuche mediano (en la espalda de Shika un poco mas hacia su derecha para facilitar el agarre con dicha mano pero al alcance de la izquierda también y a la altura de la cintura):
Kunai X1.
Shurikens X3.
Bombas de humo X2.
Bengalas X3.
Alambres Ninja X2


Narro. / -Hablo.- / *Pienso*
Expediente / Hoja Ninja / Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Kizuna Uchiha el Sáb Ene 13, 2018 5:58 pm

El Infierno del Olvido
500 X 250
FronteraInviernoAnochecer

Alertado por las palabras de Shikaru el Uchiha giró su cabeza en dirección al Nara para intentar distinguir algo entre la bruma y la oscuridad. Llevó la mano derecha hasta la empuñadura de la katana que tenía a un lado suyo. No había nada, no sentía nada y tampoco escuchaba nada. Por un momento Daeron pensó que quizás su compañero estaba tan agotado por el viaje que el ambiente tétrico le estaba ahogando las energías, esa idea chocaba con el hecho de que él era Shikaru, uno de los genin más astutos y despiertos que conocía. Era consciente de que su camarada no expresaría una frase, así como si nada.

¿Qué sucede? —le preguntó buscando todavía algo a lo lejos. Hasta que se vio interrumpido por las voces de su hermana y el superior.

Quitó la mano de su katana y cruzó ambos brazos cerca de su pecho al acordarse de ese frío que estaba atacándolos poco a poco. Esperó a que Shikaru terminase de explicar sus cualidades.

Daeron del clan Uchiha. Poseedor del elemento katon, y genjutsus. También llevo conmigo diferentes armamentos.

Eso le recordó que Shikaru no poseía un comunicador en su oreja, y después de que el chunin se fuera el Uchiha le preguntaría sobre eso y el armamento de cada uno, pues él llevaba de sobra. Escuchó al resto de sus compañeros, y por dentro rechazaba la idea de andar informándole a ese desconocido las capacidades que tenía cada uno para combatir.




STATS:
  • Fuerza : 9
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 13
  • Concentración : 15
  • Voluntad : 12
Chakra : 87
INVENTARIO:

Estuche pequeño
—Shurikens x5

Estuche grande
—Respirador
—Kunais x3
—Shurikens x4
—Pildora de Soldado x2
—Bengala x3
—Bomba de humo x2
—Makibishi x12
—Alambre x5
—Comunicador

Visible
—Katana
—Comunicador

Oculto
—Mecanismo de Kunai Oculto

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Wade Ayame el Dom Ene 14, 2018 2:47 pm

¿De dónde provenía este sentimiento, esta ansiedad? ¿Cuál se suponía que era el origen de esa melodía? Wade no podía responder pero algo le decía que no era el único que se sentía así. La única inclemencia que Akame y Daeron parecían sentir era el frío, pero Shikaru, quién se encontraba a su izquierda, era otra historia. Su mirada se mostraba atenta, escudriñando el entorno en busca de algo que al parecer nadie, ni siquiera el chunin, podía sentir. ¿Acaso el podía escuchar la misma voz? Le dio un indicio de que así era y Wade tenía que hacérselo saber de algún modo ¿pero cómo?

Si daba algún aviso corría el riesgo de que la voz (que bien podría pertenecerle a una amenaza) desapareciera, y si no hacía nada la incertidumbre los carcomería a ambos. De repente tuvo una idea, algo que no sólo lo ayudaría a saber si estaba volviéndose loco sino que serviría para alertar a Shikaru. Dejó de brotar sus brazos y comenzó a frotar sus muslos en un intento por transmitirles el mismo calor, y mientras lo hacía terminaba de refinar su idea, aunque en realidad había más suerte que planificación de por medio.

Él ninja a cargo interrogó al equipo acerca de sus dones. Shikaru y Daeron ya habían dado sus respuestas, mas Wade aún no lo había hecho. Ni lo haría. Había una voz flotando en el ambiente, una que aparentemente sólo él y Shikaru podían escuchar. En teoría, el chunin era más poderoso y, subsecuentemente, su capacidad de percepción debería ser la mayor de entre los presentes. Si alguien así no era capaz de notar que algo iba mal en aquel lugar entonces no tenía razones para poner su vida en sus manos. Se olvidó por completo de la pregunta del chunin y se centró en lo importante, que era averiguar si el ambiente tétrico había comenzado a afectar su mente o si el responsable de aquel sentimiento de ansiedad era un agente externo.

En sí el plan era simple: cantar. Aquel tarareo que Wade escuchaba sonaba como si fuese un niño el que lo estuviera entonándolo (aunque hay que aclarar que tampoco podía precisar si se trataba de una voz masculina o femenina). Él decidió imitar esa canción pero diferente. Mientras que aquella voz cantaba "de manera juguetona e infantil", el shinobi de cicatrices lo haría con un tono monótono. Pronunciaría aquella canción mientras la voz perdurase y lo haría con una voz lo suficientemente fuerte como para que Shikaru lo pudiese oír. Quedaba esperar y estar atento a lo qué ocurriría a continuación. Wade sólo esperaba estar listo para lo que fuera a pasar.

Equipo:
Estuche Pequeño en pierna derecha.

  • 1 kinzoku Ishi.
  • 1 kunai.
  • 3 shuriken.

Estuche Pequeño en pierna izquierda.

  • 1 kinzoku Ishi.
  • 1 kunai.
  • 3 shuriken.

1 comunicador equipado.
1 Tanto en el cinto (lado izquierdo).
1 kunai en el guardabrazo derecho.
Stats:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 4
  • Agilidad : 6
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 8
  • Voluntad : 6
Chakra : 68

1 acción oculta realizada.


Hablo - Pienso - Actúo

Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Akame Uchiha el Lun Ene 15, 2018 1:35 am



En primera instancia y por el inesperado giro que tuvo el militar pensé que había metido la pata, así que solo le seguiría visualmente hasta captar su señal que le siguiera, debo admitir que estaba un tanto ansiosa y preocupada por las palabras que acababa de confesar el muchacho, cualquiera se alegraría por vivir acción en su primera misión en el exterior, pero si analizaba cuidadosamente lo que quería decir, es si llegábamos a tener la necesidad de entrar en acción, no era muy buen augurio, — Entiendo… — expresé al momento de detenernos donde el equipo estaba reunidos frente a la hoguera, sin embargo pude notar como Daeron retiraba su mano de la empuñadura de su arma y como Wade comenzaba a cantar, arquearía una ceja y me les quedé mirando un par de segundos a cada uno.

« Increíble… Ha perdido el juicio.  » pensé con respecto al hombre de cicatrices, quien había ignorado por completo la instrucción del Chunin, « Hmm, ahora esta paranoico. » fue otro fugaz pensamiento que paso por mi cabeza con respecto a Daeron, yo entre tanto me mantendría al paralelo del Chunin a los mismos par de metros, solo que este al girar había invertido su costado derecho al izquierdo con respecto a mí. — Uchiha Akame, aparte del Ninjutsu General, solo manejo un poco del elemento fuego.  — aclaré en ese momento cumpliendo la instrucción pero esta vez clavando mi atención sobre Wade, quien realmente me había sorprendido por la actuación que estaba teniendo.

— No es tiempo de bromear Wade. — exclamé en ese momento — Nuestro Senpai, te ordeno dar tu información básica. Deberías cumplir la instrucción.  — reproché, nuestras vidas estaban en juegos y ahora el demostraba una faceta absurda en estas circunstancias, era increíble lo que el miedo podía hacer. — ¿Cuál es su nombre Senpai? — pregunté apartando la mirada de Wade y centrándola en el costado izquierdo del hombre con chaleco, necesitaba aunque saber cómo llamar al hombre que nos estaba dirigiendo. Llevé mis manos hasta frente de mi boca para soplar nuevamente y seguir frotando mis manos entre sí para mantener el calor entre ellas, no me agradaba mucho la noche para esta clase de situaciones, después de todo era demasiado desventajosa para cualquier novato, como era nuestro caso.

De momento solo tocaba aguardar y escuchar las instrucciones del hombre en base a nuestras habilidades recién confesadas.

Stats:

   
  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 03
  • Agilidad : 05
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 07
  • Voluntad : 05
Chakra : 68

Inventario:

Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Tanto (Cintura) x1

Técnicas:

País de la Tierra


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por NB Narración el Lun Ene 15, 2018 1:48 pm

Trama Konohagakure: Frontera País de la Tierra
Tras su llegada al campamento cada uno de los integrantes comenzaron a hablar, tomando rapidamente sus ordenes como era adecuado pero, de algún modo uno de ellos parecía hacer caso omiso y con ello, faltar el respeto al superior que quedo en completo silencio mientras que la fémina de escarlata melena parecía hacer conocedor a quien se hacía llamar "Wade" sobre la situación.

Por parte del Chunin ahora solo había silencio mientras que sus ojos parecían tornarse algo más oscuros y pesados de lo normal. Su vista se alzaba fija sobre el susodicho, maldiciendo en su interior ante la ignorancia y con ello, a la manera con la cual parecía estar tomándose la misión ante su mirar.

Ilógico ¿Acaso le habían enviado algún shinobi con déficit de atención? Era conocedor de la actual situación del país pero ¿Hasta ese punto habían bajado el potencial?

A medida que los segundos pasasen la melodía por parte de este se volvería algo más molesta, irritante, podía observarse como incluso los puños de su superior ahora se encontraban apretándose con fuerza aún a pesar de que colgasen a cada lado de su cuerpo. —Wade Ayame.— Citó mientras su mirada se encontraba fija en este. El tono de su voz era brusco, tanto que podrían notarse como se tornaba algo más ronca de lo normal, cual amenaza que se encontraba dispuesta a quebrar cada centímetro del campamento que tiempo atrás se había convertido en cobijo ardiente para sus integrantes y ahora, comenzaba a volverse algo más frío de lo normal, como si aquella fogata careciese de sentido alguno y su fuego comenzase a perder poder.


Pero el detonante había sido aquel nombre.



La melodía que se encontraba surcando el campamento de manera silenciosa cesó, pero, aún a pesar de ello, la presencia seguía ahí. Esta vez sería el anteriormente nombrado por el Chunin —Wade Ayame— quien sentiría como si el hielo comenzase a congelar sus huesos.

Primero había sido su brazo derecho , donde podría notar como una pequeña mano se posaba y actos seguido jugueteaba hasta la altura de su hombro, sin dejar rastro alguno que no fuese la poca voluntad con la que aquella presencia se estaba entreteniendo, buscando destrozarla, devorarla. Una presencia tan extraña como terrorífica.

Al contrario que los demás. Todos y cada uno de ellos podrían sentir como la temperatura comenzaba a bajar con brusquedad sin ningún tipo de explicación. —Voy a darte una última oportunidad.— Clamó de inmediato el Chunin que era ajeno a la situación muy a pesar de que todos podrían comenzar a sentir como un pequeño vaho escapaba de entre sus labios por los bruscos cambios de temperaturas que se encontraban viviendo. —He pedido tu información. ¿Acaso pretendes ignorar la orden de uno de tus superiores?— Quizás para el joven podría tener sentido al sentirse cohibido por aquella sensación pero, para quienes no hubiesen sido el principal foco de aquella presencia, no serían capaces de ser conscientes de aquella horrible situación.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por NB Narración el Lun Ene 15, 2018 1:53 pm

Aclaraciones.
— Wade Ayame realizaste una acción oculta pero esta no fue enviada a la cuenta de "Deathbattle" por lo cual, es anulada.

— Solo usuarios con una concentración igual o superior a 15 podrán ser conscientes de como las temperaturas comenzaron a bajar de una manera tan brusca, los demás hasta el momento y si nadie llega a dar dicha información serán ajenos de ello o lo relacionaran a la lógica de como la noche comienza a volverse más profunda que con anterioridad por el paso del tiempo.

— Wade Ayame, sufres una bajada de 5 de Voluntad debido a aquella presencia que trata de perturbarte.

— ¡Mucha suerte a todos!

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Shikaru el Lun Ene 15, 2018 8:35 pm


Shika pudo observar enseguida pregunto si alguien mas lo sentía, como Daeron llevo enseguida su mano a su katana poniéndose alerta a la vez que preguntaba que sucedía a Shikaru. Este no llego a responderle que el chunin interrumpió para pedir el informe y procedieron a dar su información, primero Shikaru, luego Daeron, sin embargo aquel sujeto que luego Akame llamaría Wade evitó la pregunta como si nada. *Quien se cree que es este sujeto, el superior pidió nuestra información.* Aquel extraño sujeto ahora comenzó a tararear una canción *Esa canción...* El rostro de Shika se frunció en señal de sorpresa y preocupación a la vez que su mirada se clavó en aquel camarada y su torso de pie se alejó en señal de alerta. *Esa canción es la misma que yo oigo.* A Shika nunca se le hubiese ocurrido interpretarlo era muy malo para ello pero aquel sujeto había logrado transmitir el mensaje.

¡Shika no era el único que la oía! sin embargo... Que o quien podría estar generando eso. Las respuestas faltaban, fue entonces, mientras Shika pensaba, que la melodía cesó y su superior comenzó a enfurecerse con Wade. -¡Esperen! esa canción...- Dijo Shika a fin de atraer la atención de todos -Wade también la oye, eso y quizás también aquella presencia extraña justo aquí entre nosotros dos.- Prosiguió el joven shinobi de coleta negra ahora tomando algo de distancia de aquel shinobi y elevando su guardia con sus brazos por delante de su cuerpo, pero sin apartarse de la hoguera -¿Wade dime sientes esa presencia justo a tu lado?- Hizo una breve pausa para que este respondiese para luego seguir: -Creí que era por el cansancio del viaje pero no, no estaríamos escuchando el mismo sonido si fuera por cansancio.- Todo esto le estaba sobrepasando a Shika quien aún no comprendía que estaba sucediendo allí, pero como si todo esto ya no fuera mucho un fenómeno repentino pudo captar ahora su atención puesta tanto en el sentimiento de la persona a su lado como en su alrededor por miedo a estar bajo ataque.

Un frío repentino invadió su cuerpo y este no era producto de su cercanía con la hoguera ya que ésta seguía siendo la misma, algo no cuadraba en ello y es que tal descenso repentino de temperatura, no era posible... -Aquí está pasando algo, ¿sienten ese frío azotador de repente? No puede ser normal... Algo muy extraño está sucediendo.- La cabeza de Shika giraba para todos los rumbos buscando posibles respuestas sin dejar de prestar atención a su alrededor *¿Acaso alguien está generando esto? ¿Sera un genjutsu? ¿Pero en ese caso, cuando nos introdujeron en el genjutsu? ¿Acaso esa presencia será un sujeto con la habilidad de hacerse inmaterial? Yo estiré mi brazo y no me topé con nada...* Shika ya deliraba buscando alternativas, no podía encontrar respuestas y solo su guardia y su atención en lo que en aquel lugar pasara le defendían. *No voy a ningún lado, necesito más información para poder sacar conclusiones, va a ser mejor que me centre en lo que sucede hasta entender que está pasando y planear que puedo hacer.* Se dijo Shika a si mismo callando así sus propios pensamientos para enfocar toda su atención ahora en su alrededor.
País de la Tierra






Narro. / -Hablo.- / *Pienso*
Expediente / Hoja Ninja / Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Kizuna Uchiha el Mar Ene 16, 2018 10:43 pm

El Infierno del Olvido
500 X 250
FronteraInviernoAnochecer

El silencio en el Uchiha producto de la sorpresa que se estaba llevando al ver todo era extraño en ese momento le causó que se petrificara y el terrible frío se hiciera más fuerte. Los ojos danzaban con rapidez enfocándose en su compañero que había negado u olvidado resolver las órdenes de su superior, y por otro lado al chunin mismo que parecía no tolerar las faltas de respeto. Daeron chocó sus palmas con suavidad y las frotó, percatándose que la fogata ya no abrazaba con su calor como antes al ninja. Su espalda estaba sintiéndose torturada por la brisa gélida, castigándole y a la vez incitándole a expresar su molestia en el rostro. Sus pensamientos invadidos por el frío pasaron a segundo plano cuando Shikaru se alertó de nuevo, y ahí recordó la primera vez que su compañero expresó una interrogante que le dejó incertidumbre para con el ambiente. Imitó a Shikaru y se posicionó al costado de su hermana. La mirada no salía del ninja con cicatrices, la duda le invadía a más no poder. ¿Qué era esa canción que se llevaba el protagonismo en ese momento?

También lo siento —añadió, reforzando las palabras de su camarada—. Senpai, tenemos que estar atentos, algo extraño sucede.

La actuación extraña de Wade alertó aún más a Daeron, y Shikaru también confirmaba la sensación que el Uchiha estaba teniendo con respecto a la temperatura. «Shikaru es el único que se ha percatado, o al menos eso parece, del frío que nos invade cada vez más rápido. Wade está en un extraño estado, cantando, ¿qué será esa canción? ¿por qué sólo lo han escuchado ellos dos? ¿Y la presencia que mencionan? No han explicado nada de nada, están igual de perdidos que yo», pensó el shinobi que miraba a cada rato sus alrededores o a sus propios compañeros. El Uchiha cerró sus ojos un segundo y pensó, «En una misión así, es preferible que todo sea una falsa alarma y no dejar nada a la duda. Wade no está actuando normal, Akame lo ha dicho...»




STATS:
  • Fuerza : 9
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 13
  • Concentración : 15
  • Voluntad : 12
Chakra : 87
INVENTARIO:

Estuche pequeño
—Shurikens x5

Estuche grande
—Respirador
—Kunais x3
—Shurikens x4
—Pildora de Soldado x2
—Bengala x3
—Bomba de humo x2
—Makibishi x12
—Alambre x5
—Comunicador

Visible
—Katana
—Comunicador

Oculto
—Mecanismo de Kunai Oculto

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Wade Ayame el Miér Ene 17, 2018 9:44 pm

Akame no lo tomaba en serio. No le sorprendía considerando que estaba cantando en lugar de acatar las instrucciones del chunin. Al respecto, no podía decir nada acerca de Daeron dado que no había pronunciado palabra más que para informar al superior. La única reacción que pudo percibir que pudiera indicarle que también tenía inquietudes fue su acto de tomar la espada tras escuchar la advertencia de Shikaru.

Wade por su parte seguía cantando a la espera de que Shikaru, o Daeron o Akame si es que escuchaban la canción, captaran el mensaje. Él hombre lo interrogaba como si el ninja se tomara la situación como un chiste pero la verdad Wade se mostraba muy serio mientras entonaba. A su vez notaba que la voz del superior se intensificaba y sus puños comenzaban a cerrarse con furia pero incluso así siguió cantando. Para el ninja había algo más importante que hacer que obedecer a un chunin que era inútil en una situación semejante. Le daba igual si el hombre llegaba a perder el control y lo golpeaba, igual seguiría cantando. Debía hacerlo si esa era la única forma de hacerle notar al equipo que estaban viviendo una experiencia capaz de arrebatarles su cordura.

Eso le hizo pensar en algo que había olvidado. Era algo que había aprendido en su estancia en la Academia y que podía aplicar pero entonces otra voz se hizo presente. -¡Esperen! esa canción...- -¡Lo logró! Esas simples palabras bastaron para devolverle algo de color al rostro de Wade, y las que vinieron después le dieron aún más esperanza. No estaba loco, había alguien más en el espacio muerto entre Shikaru y él. Ahora que lo había confirmado debía actuar.

-¿Wade dime sientes esa presencia justo a tu lado?- El ninja giró la cabeza ligeramente en dirección al Nara pero no pronunció palabra. Sin embargo le respondió de una forma clara y contundente: un guiño. No lo pensó dos veces y realizó su maniobra. Tres shurikens blancas se materializaron. Wade se puso de pie súbitamente y dio un paso hacia adelante y hacia su izquierda, quedando a un metro del espacio muerto. Al hacerlo tres shurikens blancas se materializaron desde su brazo izquierdo y las disparó, dos de ellas en dicha ubicación, y la restante en dirección a su antigua ubicación. -¡Shikaru ahora! Si esta presencia, sea lo que sea, podía moverse debía asegurarse de que al menos una de las shurikens pudiera tocarla, y ahora que sabía que tenía a alguien de su lado podía esperar que intentase ayudar de algún modo. Lo que no sabía era qué esperar tras realizar la maniobra, por lo que desenvainó su Tanto con su diestra a la espera de una respuesta de la entidad.

Jutsus realizados:
KAMI SHURIKEN (紙手裏剣, CUCHILLA DE PAPEL)
Sin la necesidad de hacer sellos, el usuario es capaz de convertir un grupo de papeles en shurikens con casi la misma consistencia que uno verdadero. Su capacidad de corte es exactamente la misma y esta puede ser lanzada hacia sus rivales sin la necesidad de agarrarlas con las manos.
Consumo: 3Ck por shuriken. Requiere 2 papeles por cada uno.

3 shurikens creadas -> 6/15 papeles consumidos por turno
Equipo:
Estuche Pequeño en pierna derecha.

  • 1 kinzoku Ishi.
  • 1 kunai.
  • 3 shuriken.

Estuche Pequeño en pierna izquierda.

  • 1 kinzoku Ishi.
  • 1 kunai.
  • 3 shuriken.

1 comunicador equipado.
1 Tanto en el cinto (lado izquierdo) ---> 1 Tanto en la mano derecha.
1 kunai en el guardabrazo derecho.
Stats:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 4
  • Agilidad : 6
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 8
  • Voluntad : 1
Chakra : 68-3x3 Kami Shuriken = 59

Aclaración:
Creo que acá estoy realizando un corte de acciones, porque estaría realizando mi ataque antes de que el chunin me llame por mi nombre completo, que es cuando comienza a bajar la temperatura y yo comienzo a percibir esa mano que me acaricia el brazo derecho.


Hablo - Pienso - Actúo

Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Akame Uchiha el Jue Ene 18, 2018 4:24 am



No me cansaba de repetir lo delicada que era la situación en mi cabeza, cualquier movimiento, cualquier imprudencia podría ser causante de la muerte, pero fue tal vez mi mentalidad de seguir ordenes que fui incapaz de determinar la rareza de la actitud de Wade, fue entonces que Shikaru intervino verbalmente, «  ¿Canción? » interrogué en mis adentros frunciendo el ceño en ese momento y girando la vista en dirección del que creí había perdido el juicio,  de no ser por la advertencia que lanzo el chico del clan Nara, realmente no hubiera considerado el abrupto descender de las temperaturas, algo estaba mal, muy mal, ese trío acababan de hacerme entrar en razón y obligarme a darme cuenta de lo lejos que estaba de alcanzar cualquier meta que deseara.

Mi zurda se deslizó hasta la empuñadura del Tanto, mis dedos rodearon y apretaron con fuerza su agarre, mi corazón parecía que se fuera a salir, Wade y Shikaru habían alertado algo que hasta Daeron pudo sentir, pero yo no, eso me avergonzaba un poco y despreciaba mi estado de fuerza actual, por eso desenvaine mi Tanto, desde mi posición podría cuidar la retaguardia del par que nos había alertado, — ¡Ordenes! Sen-… — no pude terminar la frase, cuando el muchacho que llamé en su momento desquiciado actuó por su propia cuenta, flexioné entonces mis piernas y concentré mi atención visual sobre la zona donde acababa de apartarse y lanzar aquellas armas Wade, « ¿Qué está pasando…? » pensé para mis adentros cuestionándome el tipo de líder que teníamos en ese instante que no se había percatado de la situación, dos Genins se habían dado cuenta pero él no, traté de mantener la calma, trataba de mantener mis oídos siempre al tanto de mi alrededor, vista al frente oídos atentos. Mano izquierda aferrada a mi única arma filosa la cual estaba en paralelo a mi pierna, de esa forma tal vez podría lanzarlo cuando el enemigo revelara su ubicación o también podría usarla en defensa de un posible ataque frontal.

Me sentía acorralada, me sentía nerviosa, vulnerable, sí todo era parte de una jugarreta mental del trío que eran mis compañeros, habían logrado contagiarme esa ansiedad y paranoia, ahora solo trataría de proteger a Wade de su enemigo imaginario y esperar las ordenes de nuestro superior ante esa eventualidad. Tal vez los tres solo habíamos enloquecido, solo el destino nos aclararía esta inquietud.
Stats:

 
  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 03
  • Agilidad : 05
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 07
  • Voluntad : 05
Chakra : 68

Inventario:

Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Tanto (Cintura) x1

Técnicas:

País de la Tierra


Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por NB Narración el Vie Ene 19, 2018 2:55 pm

Trama Konohagakure: Frontera País de la Tierra
Ignorado y con ello, ultrajado. Aquellos jovenes que yacían bajo su cargo parecían encontrarse en su propio mundo y junto a ello, ignorando las mismas ordenes que el Chunin trataba de brindarles en un país donde el caos, era el plato principal.

Tiempo atrás se mirar su encontraba en la lejanía, buscando algún punto en el cual sus superiores clamasen asistencia pero, poco a poco se había dado cuenta que no eran más que simples shinobis innecesarios en un mundo que hasta ahora, no estaba ni si quiera a su altura muy a pesar de haberse convertido en un shinobi brillante. ¿Pero que hacer con unos jóvenes que deciden rebelarse y no tomar sus ordenes? Estaba enfadado, bastante, pero, a pesar de ello las acciones repentinas de cada uno de los integrantes provoco que, aquel vaho que escapaba de sus labios rápidamente lo hiciese ser consciente de la situación que los rodeaba.

No había sentido a nadie con sus habilidades sensoriales, tampoco había tomado consciencia de como el chakra podía haber sido expandido y, los territorios de la tierra, traían tan malos augurios como grandes muertes inexplicables a lo largo de medio siglo.

Alzó sus brazos rápidamente, buscando que nadie se moviese pero, para cuando había realizado tales acciones, era tarde y parecía que el pánico o la necesidad por dar fin a la situación, había hecho que aquel que tomaba el nombre como Wade Ayame, decidiese tomar la justicia por sus manos sin ninguna orden. —Mierda.— Fueron sus únicas palabras mientras que su mano derecha vagaba con audacia hasta uno de los compartimentos que se encontraban en el estuche que portaba en su cadera, sacando de tal modo un pergamino que lanzaría al suelo. —¡Atrás!.— Clamó de inmediato, tratando así de que al menos, aquellos que se encontraban más cercanos a él —En este caso Akame y Daeron— Reaccionasen con sus palabras y en cuento viesen el pergamino chocar contra el terreno se posicionasen por detrás de él.

Los shurikens del shinobi, llegarían hasta el terreno, atravesando la nada pero, muy a pesar de ello y del gran silencio que siguió a sus acciones, una pequeña estela blanquecina que fue tomando forma de copo de nieve, brillaría en milésimas de segundos, reflejándose con fuerza en los ojos de aquellos dos shinobis que se encontrarían mas cercanos a esta y tiempo atrás se convirtieron en su presa. Un estallido los siguió, un grito ensordecedor que provocaría que sus oídos sufriesen un daño tan grave como irreparable ante la carencia de especialistas en ninjutsu medico si estos no opusiesen un remedio para no convertirse en sus principales victimas.

El ambiente se oscureció, la temperatura cayó tan en picado que los huesos de los presentes parecían clamar por cobijo pero, el gran problema se convirtió en el estallido que surgió de la nada y junto a ello, de la misma zona donde la presencia había estado, provocaría que la escarcha tomase control del terreno en milésimas de segundos. El hielo se expandió, consiguiendo que incluso la fogata se desvaneciese dejándolos bajo el cobijo de la luz lunar, que cada objeto que se encontrase por su camino en doce metros a la redonda, comenzase a convertirse en un decorativo helado sin tan si quiera, tener la oportunidad de huir de él.

Si bien aquel que estaba al mano había sucumbido al sonido, sus manos habían sido lo suficientemente veloces como para que aquel pergamino comenzara a grabar el mismo terreno con sellos que brotaban del interior de aquel artilugio. El hielo que provenía de su zona, no llego a expandirse gracias a eso, provocando que si los jóvenes habían seguido sus ordenes a la hora de colocarse detrás de él — Por lo menos los que tuvieron el tiempo suficiente dada a las cercanías— no fuesen objetivo de la escarcha pero si conscientes de no solo lo que sucedía si no también de como las orejas de su superior, comenzaban a sangrar ante la carencia de protección por su afán de evitar que aquello, fuese un desastre más.

Desgraciadamente, los demás, no tendrían la misma suerte y si no eran capaces de lidiar con aquel horrible mar de destrucción, terminarían sufriendo el terrorífico destino que suponía que sus extremidades inferiores quedasen atrapadas por el glaciar ya fuese por el contacto directo de aquella sustancia desconocida o el tardío ante su gran poder.

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por DeathBattle el Vie Ene 19, 2018 2:56 pm

Interacción Bélica
Con esta intervención se nombrarán los fallos o detalles a destacar por parte de los usuarios, de este modo la misión proseguirá en todo momento de manera adecuada y evitaremos todo tipo de problema que más adelante pueda llegar a desencadenarse.

Aviso para Wade Ayame:

Tras tu bajada de stats, la voluntad de tu personaje y por ende el límite de tu parámetro ha quedado en "Nulo", lo cual te pone en una situación de apriento basado en lo que puede o no hacer tu personaje:

Nine Beasts escribió:NULO ( 1 - 3 ) : Sin la menor voluntad. Cedes frente a cualquier presión, por pequeña que sea.

Esto significa que ante lo desconocido y sobretodo lo que ha sucedido a tu personaje, es ilógica la reacción que has tenido. En este estado los personajes deberían sucumbir ante el miedo, quedarse paralizados e incluso hasta llorar dependiendo de lo que ocurra realmente.

Pedimos por favor, que para futuras ocasiones, trates de guiarte por lo explicado en la siguiente guía para evitar salirte de lo que suponen tus capacidades, sobretodo cuando se te aplican bajadas de stats.

Además de esto, hay un pequeño caos en las acciones, creando algo de confusión sobre en que momento trataste de cortar las acciones puesto que la bajada de estadísticas se realiza tras el contacto físico de aquel "ente misterioso"

Nb Narración escribió:— Wade Ayame, sufres una bajada de 5 de Voluntad debido a aquella presencia que trata de perturbarte.

En este caso también das paso al hecho de que realmente, no llegaste a cortas acciones

Wade Ayame escribió:Él hombre lo interrogaba como si el ninja se tomara la situación como un chiste pero la verdad Wade se mostraba muy serio mientras entonaba. A su vez notaba que la voz del superior se intensificaba y sus puños comenzaban a cerrarse con furia pero incluso así siguió cantando.


Esta misma razón crea algo de confusión a la hora de saber como actuar tras tus actos o en que momento son realizado y es por eso mismo que se pide algo más de especificación a la hora de actuar.

Si bien se pasan por alto en esta ocasión por encontrarse en una misión rango C (Aunque con gran importancia para el lore y el trasfondo de los personajes) se toma como pequeña recomendación para ocasiones futuras y que de verdad contengan intenciones bélicas donde fallos así, podrían llevar a la muerte de tu personaje.

Aviso para Shikaru:

— Recuerda que es de vital importancia colocar los parámetros y armamentos en todos los temas donde la normativa lo nombre o el aviso se de. Es un tema de Misión avanzada, la carencia de parámetros puede anular tus movimientos por lo que es importante. En esa ocasión también se pasará por alto.

Sin más dilación ¡Suerte a todos!

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Shikaru el Vie Ene 19, 2018 7:08 pm


Wade tan solo había guiñado un ojo luego de que Shika preguntara sobre la presencia extraña entre medio de ellos y tomara algo de distancia *Que estará pensando este Wade.* Fue entonces que la mirada ahora de Shika volvió a un brazo levantado por el senpai para luego volver a Wade que parándose repentinamente y abandonando su antigua posición lanzó unos shuriken al parecer que Shika apenas llegó a divisar *¿De dónde salieron? ¿Cuándo las lanzó?* Los movimientos de Wade no indicaban ningún brazo que se hubiese movido en arco como para haberlas lanzado y tampoco divisó de que estaban hechas esas shuriken hasta más tarde.

Como si de un partido de tenis se tratará la vista de Shikaru iba de un lado al otro sin terminar de entender mientras mantenía su guardia en alto para ahora volver a observar directamente al senpai quien tan solo decía atrás a la vez que sacaba un pergamino dejándolo caer. Shika tan solo le permitió la situación dar unos pasos más para atrás quedando a unos cinco metros de la pequeña estela justo donde aquella presencia se sentía que se empezó a formar en ese momento acrecentándose hasta parecer un copo de nieve *Que carajos...* El rostro de Shika empezaba a transmitir cierto miedo a lo que vendrá como si viera a la muerte delante suyo, y esto se hizo más notable cuando un halo de luz del que Shika intento cubrirse con sus brazos fue emanado por aquella estela justo antes de escuchar un grito ensordecedor *¿¡Eso es una persona!?* que hizo que Shika cubriera sus oídos de lo fuerte que era y que además dio lugar a que esta estela explotara.

La explosión había ocurrido y ahora Shika gracias a la distancia observaba como todo empezaba a congelarse rápidamente al rededor del sitio de la explosión y en su afán por evitar aquel hielo dio un salto hacia atrás, esperando tal escarcha no llegara tan lejos (siete metros de donde se divisó la estela) sin embargo cuando cayó se posó directamente sobre aquella escarcha, enseguida comenzó a sentir un frío que quemaba en sus pies a la vez que un pitido infernal en sus oídos junto a una sordera momentánea generadas en la explosión por su cercanía a la misma y a pesar de haber cubierto sus oídos tras ese alarido. Nada estaba saliendo bien y eso es lo que no lo dejaba siquiera pensar a Shika. Si bien solía ser capaz de seguir más allá de las situaciones, nunca había vivido una situación así y eso lo impactaba y paralizaba, ahora tan solo clamaba por aquel frío helado en sus piernas y el intenso dolor en sus oídos que aún no abandonaban de pitar por la explosión. Sin absolutamente nada por hacer para Shika, había llegado el momento de confiar en sus camaradas para que le ayudasen a salir de esa situación que él no pudo evitar.

Stats:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 8
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 15
  • Voluntad : 15
Chakra : 83
Inventario:
Estuche pequeño (muslo pierna derecha):
Kunais X3
Shuriken X2.

Estuche mediano (en la espalda de Shika un poco mas hacia su derecha para facilitar el agarre con dicha mano pero al alcance de la izquierda también y a la altura de la cintura):
Kunai X1.
Shurikens X3.
Bombas de humo X2.
Bengalas X3.
Alambres Ninja X2
País de la Tierra







Narro. / -Hablo.- / *Pienso*
Expediente / Hoja Ninja / Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Kizuna Uchiha el Sáb Ene 20, 2018 8:24 pm

El Infierno del Olvido
500 X 250
FronteraInviernoAnochecer

Similar a un perro obediente, el ninja se lanzó atrás de su senpai sin quitar la mirada de sus camaradas que estaban a punto de testear en carne propia el poder de lo desconocido. Daeron abrió sus ojos como platos sorprendido por la estela de luz que la diminuta formación disparaba sobre los más cercanos, en poco tiempo, provocó un caos en las filas de Konoha. Alzó sus buscando ocultar su rostro en el momento que dedujo la culminación del extraño poder. Ahora a duras penas alcanzaba a divisar el cuerpo del Nara culpa de una oscuridad que invadía el ambiente y causaba desesperación y miedo hacia lo desconocido.

A la lejanía podía comprender el significado de esos oídos arruinados de cada persona, el impacto de lo que haya sido que lanzó el enemigo estaba siendo efectivo incluso después. La moral del shinobi se hallaba tambaleándose, podía sentir su corazón golpear el pecho con tanta fuerza que sólo podía significar el miedo a la muerte. El frío parecía acompañar de la mano a la muerte, pues ambas se hacían cada segundo más presentes. Incluso el senpai había sido golpeado, ¿qué quedaba para los pobres genin? Nada de esto era similar a lo que había vivido alguna vez.

Colocó la mirada sobre Akame buscando el contacto visual con ella, que despertara de ese terrorífico espectáculo y espabilara junto a él. Ahora era el turno de que los hermanos brillen con fuego y sangre.

¡Hay que liberarlos! Cubre el campo de fuego —soltó el Uchiha confiando en que ella supiera lo que había que hacer.

Daeron comenzaría a trotar intentando adelantarse al chunin, las manos del Uchiha se hallaban deslizándose entre sí buscando formar dos sellos. Se colocó a escasos dos metros de Shikaru, y si nada conseguía detenerle, el Uchiha liberaría una nube oscura en forma de un cono caliente en la posición de las extremidades del Nara buscando derretir las zonas donde el hielo era más intenso. La nube a su vez, al desplegarse toda, serviría como un círculo defensivo que trataba de evitar las bajas temperaturas, aunque el Uchiha era consciente que había más frío que calor en la zona. Era algo temporal, algo desesperado y rápido. La misma acción trataría de hacer con Wade —si este necesitaría ayuda para salvarse— tras Shikaru si este se veía envuelto en la misma situación que el Nara

Tras ello, el shinobi llevaría la mano izquierda a su estuche grande.




STATS:
  • Fuerza : 9
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 13
  • Concentración : 15
  • Voluntad : 12
Chakra : 87 - 30 = 57
INVENTARIO:

Estuche pequeño (pierna izquierda)
—Shurikens x5

Estuche grande
—Respirador
—Kunais x3
—Shurikens x4
—Pildora de Soldado x2
—Bengala x3
—Bomba de humo x2
—Makibishi x12
—Alambre x5
—Comunicador

Visible
—Katana
—Comunicador

Oculto
—Mecanismo de Kunai Oculto
TÉCNICAS:
KATON: HAIJINGAKURE NO JUTSU (火遁・灰塵隠れの術, ELEMENTO FUEGO: JUTSU OCULTACIÓN EN LA NIEBLA CALIENTE)
Es una técnica en la cual el usuario concentra una gran cantidad de chakra en su boca luego de realizar sus respectivos sellos, para luego expulsar una masa oscura y ardiente en la dirección deseada. Esta técnica se suele usar de forma defensiva para cegar al enemigo o dificultar la visión como si se tratase de una nube de alta temperatura que se asemeja a la ceniza.
Variantes:
Sobre el suelo que pise: Creara una pequeña nube que rodeara al usuario 3 metros a la redonda.
Al frente: Esta nube avanzara de frente y de manera cónica aunque poco a poco irá tomando una forma algo más circular. Alcance de 5 metros.
Postura de manos: Caballo → Tigre
Consumo: 15Ck ejecutar.


Técnicas: 2 de 4
Técnica 1: lanzar KATON: HAIJINGAKURE NO JUTSU
Técnica 2: lanzar KATON: HAIJINGAKURE NO JUTSU

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Wade Ayame el Dom Ene 21, 2018 10:06 pm

Ya no había tiempo de retractarse. Wade ya había comenzado su ataque contra esa existencia invisible. Las shurikens se desprendieron y volaron hacia su objetivo. O lo hubieran hecho si hubiesen tocado algo, en cambio avanzaron hasta tocar el terreno. Hubiera gritado si no fuera porque se quedó estupefacto por el resultado. ¿En verdad no había nada? ¿Todo estaba en su mente? Pero eso no era posible. Es decir, Shikaru también lo escucho. Entonces era real. No estaba loco ¿verdad? ¡¿... Verdad?!

Un destello. Un sorpresivo destello fugaz en la ubicación de la supuesta presencia. No podía negar que aquella reacción le devolvió algo de esperanza ¿Acaso su ataque logró revelarlo o... o simplemente ya no tenía necesidad de ocultarse? La sorpresa real sin embargo fue lo que le sucedió a esa estela: el estallido. O al menos así es como se le podría llamar. Un estruendo que llenó el campo. Wade resistía como podía, protegiéndose del impacto sonoro con manos humedecidas. ¿Qué era aquella humedad? ¿Sangre? ¿Sudor a causa de la tensión? No podía discernirlo.

Lo siguiente fueron el frío y la oscuridad. La fogata se extinguió y la única luz que quedó era la provista por la Luna. No necesitaba ser un genio para percatarse de que este frío no era natural en absoluto, Más aún si se tiene en cuenta que sus piernas se estaban cubriendo de escarcha a una velocidad alarmante. Miró desesperado en todas direcciones esperando encontrar alguna respuesta pero se encontró con algo más. Había un pergamino a los pies del chunin, y a su alrededor el hielo no parecía extenderse.

Tenía que llegar ahí rápidamente. De ser posible, Wade haría lo que pudiera para apartarse del hielo y reunirse con los demás en esa zona segura creada por el pergamino. El problema es que no estaba seguro de si aquella escarcha se lo permitiría. De repente sintió un calor impropio de la situación. Uno de los miembros del equipo, Daeron, se encontraba escupiendo una nube de ¿humo? ¿ceniza? en dirección a los pies de Shikaru. ¿El calor de esa nube era suficiente para afectar el hielo que lo aprisionaba a él también? No perdía nada con forcejear e intentar liberarse.

Equipo:
Estuche Pequeño en pierna derecha.

  • 1 kinzoku Ishi.
  • 1 kunai.
  • 3 shuriken.

Estuche Pequeño en pierna izquierda.

  • 1 kinzoku Ishi.
  • 1 kunai.
  • 3 shuriken.

1 comunicador equipado.
1 Tanto en el cinto (lado izquierdo) ---> 1 Tanto en la mano derecha.
1 kunai en el guardabrazo derecho.
Stats:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 4
  • Agilidad : 6
  • Espíritu : 8
  • Concentración : 8
  • Voluntad : 0
Chakra : 59


Hablo - Pienso - Actúo

Bitácora

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Akame Uchiha el Lun Ene 22, 2018 1:49 am



La situación no tardaría en volverse un completo caos de un momento a otro,  nuestro superior lanzó frente a él un pergamino tras gritar que nos refugiáramos a su espalda, corrí en la dirección que el líder de la misión ordeno, para cuando llegué a unos tres metros de la espalda del Chunin un fuerte estruendo resonó en el lugar tras la explosión un fuerte grito que provoco que mi Tanto cayera al piso, la razón de esto es que mis manos buscarían en ese momento de cubrir ambos oídos, donde en uno aún se mantenía el auricular del comunicador desde que partí de la villa así que solo protegería la parte exterior de la oreja derecha con mi mano mientras que con la zurda cubriría mi oreja izquierda metiendo mi dedo índice como un tapón, trataba al menos así aislar el ruido del grito, mi vista se centró en la espalda del militar, notando ahora como sus orejas comenzaban a sangrar, estaba simplemente impresionada de lo que estábamos viviendo en ese instante, no sabía cómo actuar, como reaccionar, todos estábamos en peligro y ahora estábamos como presas indefensas ante un depredador al asecho.

— Hikari-sensei, estamos bajo ataque… — susurré presionando el botón en mi cuello aquel que activaba el micrófono del comunicador, no sabía si realmente estábamos en la misma frecuencia, ni siquiera sabía si ella tenía un comunicador, pero hasta una inexperta como yo sabía evaluar esta clase de situación, un ninja intermedio estaba herido por protegernos, el resto éramos tres inexpertos Shinobis a merced de alguien que lastimo a nuestro superior, estaba aún inmóvil, mirando hacia delante y asomada por uno de los costados, dándome cuenta como el hielo había detenido su travesía gracias al pergamino del militar, no sabía que había pasado, ni que estaba pasando, Daeron me miró y aunque le miré frente a frente aún seguía incrédula.  

Aparté mis manos de los oídos, mirando el nuevo escenario que se había creado, — ¡Espera Daeron! — advertí para que no se aventurara a la boca del lobo, pero fue inútil, sin embargo si quería vivir tenía que actuar, correría entonces abriéndome camino hacia delante del Chunin, junte mis dos manos formando la postura del tigre, me ubiqué a un metro delante del Chunin y a par de metros de donde estaba la fogata anteriormente, tomé una fuerte bocanada de aire para luego escupir una violenta llamarada de fuego contra el piso donde una vez estuvo encendida aquella hoguera, — KATON: MOERU KABE  — expresé provocando que la llamarada que escupí empezara a rebotar hacía el cielo, causando tal vez que la fogata se reencendiera y además crear un resplandecer de luz dedos metros de altura, lo suficientemente alto como para interpretar una señal de que todo andaba mal y además de proporcionar mejor visual a mis compañeros y Daeron. Además que esa pared frente a mí podría regalarnos calor y protección.

Sentía como si mi corazón se fuese a salir, mis ojos quería soltar lagrimas por la preocupación de mis compañeros en peligro, mi respiración estaba agitada, el frío era desgarrador pero por suerte el calor que emanaba de mi boca trataba de usarlo para apartar esa escalofriante sensación, mientras inmóvil para mantener la técnica viajaba mi vista de derecha a izquierda y viceversa constantemente.

Stats:

 
  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 03
  • Agilidad : 05
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 07
  • Voluntad : 05
Chakra : 68 – 5  - 12 =

Inventario:

Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Tanto (Cintura) x1

Técnicas:

Intentó despertar el Sharingan por el estrés que estoy viviendo, en caso de despertarlo me hago el descuento de activación.

Ippa (一巴, Un Aspa)
Comprendido como el primer nivel del Sharingan, el primer aspa de la maldición gira en torno al iris, negra, perdida en un mar rojo de rabia. El primer nivel de los uchiha marca al heredero de la maldición, aportándole herramientas para su venganza:
Consumo: 5Ck activar y 3Ck mantener.
EFECTOS:
Visión ralentizada: La visión del Uchiha se vuelve más rápida y activa, le permite capturar más detalles y actuar de forma más precisa (ver más deprisa no significa que tu cuerpo se mueva mas rápido).
Efecto: La agilidad del rival o de sus técnicas se ven reducidas en 3 puntos.
Líneas del Chakra: Si bien a este nivel no posee utilidad, son unas suaves líneas que se resaltan sobre el cuerpo, como espejismos en la piel, no pueden indicar el nivel de chakra sin embargo lo que sí puede es ver cuando tu contrincante se queda sin chakra.Despertar: Una experiencia traumática donde el personaje se ponga realmente en peligro severo (tortura, muerte, etc.), pudiendo suceder incluso en un tema autonarrado.

Katon: Moeru Kabe (火遁・燃える壁, Elemento Fuego: Pared Ardiente)
El shinobi realiza un sello y escupe una llamarada de fuego constante hacia el suelo. Esta llamarada se encarga de rebotar y elevarse dos metros, creando un muro con un ancho de un metro que sirve para protegerlo mientras mantenga el sello. Al tratarse de una técnica ígnea, no es precisamente defensiva ante todo, pero de igual forma tiene sus diversos a la hora del combate.
Postura de manos: Tigre
Consumo: 12Ck para ejecutar y 6Ck para mantener la onda constante de chakra.
País de la Tierra





— —
«  »

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por NB Narración el Lun Ene 22, 2018 6:18 pm

Trama Konohagakure: Frontera País de la Tierra
La escarcha crujía bajo los pies de aquellos que se encontraban siendo presas de la terrible explosión. Incluso el ambiente que había provocado que la caída de temperatura fuese más que repentina, parecía querer cobrar su vidas pero, aún a pesar de ello no hubo nada más tras el gran grito que trato de derrumbar sus cuerpos y hacerlos caer de igual manera que ahora lo hacía su superior al mando.

Las manos del Chunin se alzaban, tapando sus propios oídos y bañando sus manos en sangre hasta que finalmente dejo que sus brazos cayesen. No oía en nada, incluso el gran dolor provoco que sin más cayese de rodillas gracias a la perdida de equilibrio y las nauseas que suponía encontrarse en una estado como aquel donde había lanzado al vacío su propio bienestar para ocuparse de proteger a los Genins que se encontraban en sus cercanías.

Trato de hablar pero las palabras no salían de su garganta debido al mareo y la palidez que suponían sus tímpanos destrozados, pero por suerte aquellos que si habían conseguido evitar el horrible destino que los deparaba, no necesitaron sus ordenes para hacer que sus compañeros pudiesen liberarse de las horribles ataduras heladas.

El contacto de la cálida bruma poco a poco iba derritiendo la escarcha que gracias al poco tiempo rodeando las extremidades inferiores de los shinobis de la hoja, no llegaron a causar más que un leve entumecimiento. Además de esto,la presencia que buscaba perturbarlos parecía haberse desvanecido por completo junto al gran estallido, dejando nada más que aquella estela blanquecina que poco a poco iría desapareciendo con el contacto del calor que el mismo Uchiha se encontraba creando.

No estamos dentro del rango para que te escuchen.— La tenue voz del chunin fue directa hacia la Genin mientras conseguía revivir la fogata, aunque podía escucharse aquel dolor opacar el tono de esta. Si bien se encontraba completamente sordo, al menos había tenido la capacidad de observar como la joven trataba de clamar por ayuda. —No hay nadie aquí.— Finalizo mientras desconcertado apoyaba su pie derecho sobre la piedra y generaba un impulso con su mano derecha para con todas sus fuerzas ponerse en pie a pesar de su horrible equilibrio. Pero, desgraciadamente, uno de aquellos grandes temblores provoco que tuviese que apoyar nuevamente sus manos sobre el terreno.

Un terremoto, uno tan fuerte que fue acompañado de unos terribles alaridos en la lejanía y que provocaría que cada centímetro del país de la tierra comenzase a temblar y con ello que el terreno poco a poco empezase a agrietarse.

Desde el noroeste podrían ver como la brusquedad de aquel terremoto comenzaba a destruir el terreno, partiendolo así en dos a una velocidad vertiginosa pero que por suerte, les daría tiempo a tomar decisiones, quizás algo arriesgadas al brindarles a tiempo la consciencia de quienes se encontraban en la linea principal donde el desastre se desataría. Shikaru Nara — quien tenía la escarcha parcialmente derretida y se encontraba directamente en medio de aquel gran desastre.—, Akame Uchiha y el Chunin al mando —Que se encontraban en el lateral contrario pero más cercanos a la grieta que se acercaba—, serían los primeros en caer en caso de no recibir ayuda. Por suerte esta última, se encontraba con sus facultades al completo y un color sangre en sus ojos que le daría la posibilidad de detectar el desastre antes que los demás.



Última edición por NB Narración el Lun Ene 22, 2018 6:26 pm, editado 2 veces

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión rango C] El infierno del olvido — Trama.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.