Últimos temas
» Crónicas del joven Toro.
Hoy a las 8:06 am por Beretta

» [Entrenamiento - Presente] Últimos preparativos.
Hoy a las 8:05 am por Beretta

» [Petición] Puntos Ninja
Hoy a las 8:03 am por Beretta

» Hola
Hoy a las 8:00 am por Eijiro Yotsuki

» [PN] Compra Ninja
Hoy a las 7:59 am por Beretta

» Hellouuuu
Hoy a las 7:58 am por Eijiro Yotsuki

» [Libre] Si la montaña no va al ninja, el ninja va a la montaña
Hoy a las 7:54 am por Soma Saito

» [Summer Time] Registro de premios
Hoy a las 7:53 am por Beretta

» [Summer Game] Sigue nadando
Hoy a las 7:50 am por Nine Beasts

Afiliados
Limpieza 10 - 06 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

[Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Bandit Ban el Lun Ene 15, 2018 5:09 pm



Un local con prestigio:
Rango D

Nombre: Un local con prestigio.

Lugar: Getsugakure no Sato | Zona comercial

Encargados: Ban Bandit y Daisuke Nara

Longitud: 30 líneas mínimo.

Descripción: Masao es un anciano poseedor de un prestigioso y afamado local de bebidas alcohólicas. Últimamente, por la noche los borrachos se pasan de la raya y resultan molestos para el resto de clientes. Vuestra misión es echarlos del local si hay cualquier problema.

Notas: Dado que son personas de avanzada edad y borrachos, no habrá pelea alguna con ellos. Con un empujón o dos para echarlos es suficiente.


-Que coñazo…- Caminaba arqueado, con ambas manos en los bolsillos y esquivando a la gente por las calles. Era incómodo el gentío que decidía pasearse por la aldea a esas horas de la noche. Le habían encomendado una misión de rango D, algo que no le entusiasmaba en absoluto. Lo bueno, además del pago que recibiría y que buena falta le hacía, es que debía pasar la noche en un local para procurar que los problemáticos borrachos no alteraran en exceso el ambiente jovial. Para Ban, eso se traducía de una única manera; podría beber gratis toda la noche con la excusa de su misión. –Ahhhh, necesito un trago ya mismo.- Bostezaba despreocupado en medio de la zona comercial, llevando la palma de su mano frente a su boca mientras se empapaban sus ojos. No era en absoluto su lugar favorito de la aldea. Con toda esa cantidad abrumadora de gente, todos moviéndose de un lado a otro, gritando… Al igual que los vendedores de los puestos más humildes, que no paraban de gritar para publicitar sus productos. Y no es que los locales más lujosos o prestigiosos fueran mejores, siempre mirando mal a Ban por sus pintas y atuendo por encima del hombro, como si ellos fueran mejores. Más de una vez había tenido trifulcas con algún que otro insensato en aquel lugar, sobretodo en su adolescencia.

A un par de metros frente a él pudo ver un cartel de madera colgando de una vara de metal que sobresalía de uno de los locales. En él, el dibujo de un cerdo de perfil y el nombre del local en cuestión grabado. “Boar Hat”. -¿Hum? ¿Era este, no?- Se cuestionaba mientras extraía de su bolsillo un pequeño pergamino con la información sobre el encargo. En efecto, parecía haber llegado a su destino, aunque tal vez un poco tarde, como solía hacer siempre. –Je,je. Me espera un buen trago de sake ahí dentro.- Guardó de nuevo el pergamino y se acercó hasta la puerta. –Espero que haya llegado ya y que no se le ocurra hacerme esperar…- Musitaba refiriéndose al que iba a ser su compañero, alguien a quien no conocía, ni tan siquiera le sonaba el nombre. Resultaba ridículo que el mismo Ban insinuara que alguien pudiera hacerle esperar a él. Seguramente eso jamás pasaría, ¿es que acaso se puede ser más impuntual? Probablemente no.

-¡Oye! ¿Está aquí Daisuke Nara?- Gritó en cuanto cruzó la puerta del “Boar Hat”. La banda ninja de Getsugakure colgando de su cuello haría ver al dueño del establecimiento que era uno de los dos Gennin que había solicitado para el trabajo. –Y por favor, ¡una botella de sake!- Señaló con su dedo índice al anciano tras la barra. Prácticamente todo el local estaba mirando a Ban, perplejos por su estruendosa llegada. Él ni siquiera se dignó a mirarles a la cara o a buscar entre el gentío a alguien con aspecto de shinobi que pudiera ser el tal Daisuke.


31 Líneas

Datos:

Parámetros

Fuerza = 4
Resistencia = 4
Agilidad = 1
Espíritu = 6
Concentración = 5
Voluntad = 10
Chakra = 70/70

Acceso directo a la guía de Parámetros

Inventario (0 kg / 12 kg)

Acceso directo a la Armería

Combate:

Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Acceso directo a la Guía de Combates

Off:



País de la Luna - Getsugakure no Sato (Zona Comercial)





Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Daisuke Nara el Lun Ene 15, 2018 6:18 pm


Daisuke había tenido días sin tener una misión, pero sus súplicas habían sido contestadas aunque no de la manera más emocionante. Le fue asignada una misión de rango D que, por no decir más, no se parecía a él; y es que era irónico que él siendo tan recto en su vida tuviera que involucrarse con personas tan volubles e irresponsables como lo eran los borrachos. No es que fuera mal agradecido, pero tampoco es que le agradara mucho la idea de estar en una misión con esas condiciones – No tengo de otra – dijo en voz baja mientras caminaba entre la multitud de la zona comercial de la aldea, aquella que ya había visitado tantas veces en su juventud y en su presente. Daba pasos seguros y firmes, no estaba apresurado porque como siempre, era muy constante y responsable como para prevenir una llegada a tiempo a un sitio donde de verdad esperaba que estuviera su compañero. No conocía a este último en lo absoluto, pero la verdad es que le causaba cierta intriga y un poco de mala espina - ¿Qué clase de nombre es Bad Bandit? – se preguntó a sí mismo mientras trataba de no tropezarse con alguna de las personas que por allí caminaban apresuradamente. Ese nombre no era ninguna buena señal para él, y es que ¿Qué clase de persona seria usa un nombre así? No lo sabía, pero la verdad era que esperaba no encontrarse con alguna sorpresita.

Se detuvo en una esquina sólo para confirmar la dirección, ya la había memorizado desde el día anterior pero como siempre, debía estar completamente seguro de lo que estaba haciendo por lo que sacó el pergamino con la información pertinente – ¿Boar Hat? – sin duda ese sería un día interesante pues todo parecía que fuera a terminar en desastre. Como con su compañero, el nombre del bar no le suponía mucha confianza, pero a esas alturas de la vida sólo le quedaba quejarse al ritmo que caminaba para encontrar el sitio y comenzar la dichosa misión. Era el atardecer, no había anochecido aun cosa que era buena para él, y es que no le gustaba llegar tarde y realmente esperaba no tener que pasar un mal rato con un compañero irresponsable. Llegó al sitio en cuestión, entró con decisión para ver como no había demasiada gente para ese momento, tal vez por la hora, pero la cuestión era que al echar una ojeada rápida a todo los alrededores no pudo ver a nadie que tuviera pinta de ninja o que al menos cargara consigo la banda de la aldea. El interior del sitio no parecía destacar demasiado, con una decoración que era principalmente de madera con mesas, sillas y una barra; lo típico en sitios así.

Al parecer su compañero no había llegado, pero no debía descartar cualquier posibilidad que se le ocurriese -¿Está aquí Bad Bandit? – habló con firmeza pero no escuchó nada más que la risa de un borracho diurno que estaba prácticamente sin consciencia alguna. Ese gesto no le gustó, primero porque su compañero no había llegado y segundo, porque tendría que aguantarse allí sin hacer nada hasta que llegara el susodicho. Volvió a mirar a los alrededores y vio al viejo de la barra para después acercársele aun con pergamino en mano – Yo vengo por la misión de guardia que han solicitado – dijo mientras señalaba su banda y guardaba el pergamino con los detalles de la misión – Pero parece que mi compañero no ha llegado – hizo una seña a sus espaldas para luego asentir e ir a sentarse en una mesa vacía. Esta era una que estaba estratégicamente puesta que ver hacia la puerta, desde donde aparecería su camarada, si es que esto pasaba. Pasó cerca de una hora viendo como llegaban personas sobrias al lugar, que a los treinta minutos terminaban cayendo y provocando una pena ajena por parte del shinobi presente. Todo parecía estar perdido hasta que alguien entró haciendo un alboroto – No puede ser – no pudo decir otra cosa pues la vestimenta tan ridícula que cargaba aquél hombre era simplemente desastrosa. Pero lo peor de todo era que ese era quien lo acompañaría allí en esa misión, no podía creerlo, pero sabía que le esperaría una noche difícil. Se levantó con toda la decisión que podía y comenzó a caminar hacia aquél hombre, no paraba de verlo arriba abajo en señal de decepción – Yo soy Daisuke Nara – dijo en cuanto se acercó - ¿En serio vas a beber en medio de una misión? – cuestionó de forma autoritaria mientras veía con mala cara a aquél ser desaliñado - ¡Oh que bueno que ya están aquí! – una voz masculina y gruesa se oyó por el lugar evitando que los dos pudieran presentarse como era correcto, esta correspondía al dueño del local, aquél que había pedido la misión – Ya saben lo que tienen que hacer ¿no? – dijo el regordete al tiempo que los miraba con cara extrañada – Espero que sí porque ya tienen trabajo – señaló hacia una mesa donde se estaba comenzando a dar una discusión – Es hora – comentó el Nara mientras se acomodaba el pañuelo de su cuello y se disponía a caminar hacia la mesa para parar aquél conflicto.

Datos:
Parámetros

Fuerza : 4
Resistencia : 6
Agilidad : 5
Espíritu : 5
Concentración : 4
Voluntad : 6
Chakra : 67

Combate:
Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:

-Ninguno
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Bandit Ban el Lun Ene 15, 2018 7:00 pm


No parecía el tipo más alegre del mundo, en absoluto. Daisuke se acercó hasta Ban en cuanto hubo entrado por la puerta. –Hola, Dai.- Dijo tomandose la libertad de emplear un diminutivo en el nombre del que iba a ser su compañero de misión, sin preocuparse si le agradaría o no tal apodo. -¡Claro que voy a beber! ¿Tú no?- Dijo tras dar estirar su mano para intentar dar una pequeña palmada amistosa en la espalda del Nara para seguidamente dirigirse a la barra.

El anciano apenas levantaba un palmo por encima de esta y no se le veía muy bien, pero parecía tener una buena perspectiva pues enseguida informó a los shinobis de la trifulca que estaba produciéndose al otro lado del local. Limpiaba con un trapo blanco varios vasos de cristal, dejando cada uno de ellos impoluto. Después, cogió una botella blanca tapada con un corcho a sus espaldas y alargó su pequeño brazo para posar la bebida frente a Ban. –Sí, sí, lo sabemos.- Con un único empuje de su pulgar derecho, Bandit, que ya se había sentado en un taburete junto a la barra, destapó la botella y le dio un trago que la vació por la mitad. Pronunció una exhalación placentera y se dio media vuelta para observar a su compañero, quien estaba mucho más centrado que él en su misión. –Oye, ¿qué tal si te encargas tu de esos? Yo me ocuparé de los siguientes borrachos, ¿si?- Acercó la botella a sus labios y dio un nuevo sorbo.

-Oiga, ¿le… le cobro ya?- Detrás suyo, el dueño del bar intentaba llamarle la atención, pidiéndole un pago por la botella de sake.

-¿Qué clase de bar es este?- Dijo dando de nuevo la espalda a Daisuke, colocándose así frente al anciano. –Hemos venido a poner orden en su bar, lo menos que puede hacer es invitarnos a un trago. ¿Verdad, Dai?- Exclamaba, aunque no se giró ni un solo centímetro, ignorando el bullicio causado por los borrachos. Tenía la boca seca y el sake no terminaba de saciarle. No todavía, le faltaban varios tragos para ello.

-S… Si, claro, tiene razón, disculpe.- Tartamudeaba el anciano, sorprendido por el carácter de Bandit pero centrando toda su atención en los borrachos que en uno de los rincones del local armaban un escándalo.


24 Líneas

Datos:

Parámetros

Fuerza = 4
Resistencia = 4
Agilidad = 1
Espíritu = 6
Concentración = 5
Voluntad = 10
Chakra = 70/70

Acceso directo a la guía de Parámetros

Inventario (0 kg / 12 kg)

Acceso directo a la Armería

Combate:

Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Acceso directo a la Guía de Combates

Off:



País de la Luna - Getsugakure no Sato (Zona Comercial)







#660000 -Hablo- #660000 *Pienso* Narro

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Daisuke Nara el Mar Ene 16, 2018 5:02 am


¿Realmente le había dicho Dai? ¿Qué clase de insolencia era esa? ¿Acaso le había dado permiso para hacer tal cosa? Eso no lo sabía el Nara, pero ahora debía preocuparse por comenzar la misión pues ya había un conflicto en la escena. La expresión que cargaba consigo Daisuke antes de llegar a la mesa en cuestión era bastante más molesta y fruncida de lo normal, ese sujeto no le agradaba por diversas cuestiones entre las que se encontraba el no querer hacer la misión – Que tipo más desubicado – pensó antes de llegar ante sus dos borrachos peleones. Llegó en silencio, permaneciendo en ese estado durante unos cinco segundos para intentar concebir el pleito, si es que eso era posible  - ¿Cómo te atreves a insultar a mi abuelo? – decía uno con el característico tono impronunciable que tenían las personas cuando estaban ebrias. El Nara no hizo nada más que lamentarse en su propio mundo por un pequeño segundo antes de recostarse sobre la mesa para detener una pelea que estaba a punto de comenzar - ¡Ya Basta! – gritó con esa autoridad tan severa que el muchacho había heredado de su padre… o que más bien había aprendido. Como era de esperarse el par de hombres hicieron de todo menos prestarle atención al shinobi que por suerte, todavía continuaba separándolos. Eso no funcionaba y el ninja de cabellos negros y cortos lo sabía - ¡Se me van de aquí los dos! – tenía el mismo tono autoritario, aunque a diferencia de la última vez, esta se caracterizó por un agarre por la camisas de los dos hombres no para levantarlos, sino para arrastrarlos hasta la salida.

Los llevaba con cierta dificultad, principalmente porque uno se resistía más que el otro, pero hubo algo bastante curioso pues una voz interrumpió - ¡Espera, no te los lleves! – dijo el cantinero mientras se acercaba y veía al par de sujetos a los ojos idos – Todavía deben dinero – dijo mientras sacaba el dinero que le debían de sus bolsillos con una velocidad impresionante. El amargado de Daisuke arqueó una ceja en señal de curiosidad al tiempo que los terminaba de sacar de allí  - No deberían estar bebiendo – los miraba con pena ajena pues no podía creer que esos hombres que eran más mayores que él, cometieran el error de entregarse tan fácil en la vida. Respiro y se volteó para volver, al ingresar se detuvo para ver lo poco responsable que estaba siendo su compañero para con la misión y hasta consigo mismo. No dijo nada, pero tendría que hacerlo por el propio bien de la misión que apenas estaba comenzando. Daisuke se ubicó en el taburete que estaba a un lado de Bad bandit – No deberías beber – lo estaba regañando de una formando autoritaria, aunque sin alzar la voz. Su tono era el de un típico sujeto estirado y amargado que es muy rígido en todo – Eso es muy irresponsable de tu parte – comentó al tiempo que le miraba a los ojos con autoridad, pero justo en ese momento un grito femenino se hizo presente - ¡Ahh! Eres un desgraciado – una mujer estaba golpeando a un sujeto quien sabe porque. Se levantó con rapidez colocándose en la posición recta que acostumbraba, lanzó una mirada de ordenamiento hacia su compañero para darle a entender que fuera con él.

Cuando Daisuke llegó a la mesa en cuestión pudo notar que era la mujer, que por cierto era bastante atractiva, la que estaba borracha y su supuesto atacante era el acosado, o al menos eso decía él. Se acercó a la mujer para mirarla a los ojos y tratar de saber si estaba diciendo la verdad aunque a decir verdad, él sabía que era una mala idea. Se concentró en sus ojos y esta lo besó repentinamente provocando que el joven Nara cerrara los ojos y disfrutara el beso como cualquiera lo haría, mas tardó demasiado en darse cuenta de que estaba en una misión y no se soltó hasta que ella lo hizo. Su mirada rigurosa se detuvo y pasó por un bajo perfil, volteó a ver a su compañero – Deberías sacarla – aunque sin ver a Bad Bandit a los ojos, cosa que dejaba a entre ver que debajo de toda esa severidad existía un joven de veintiún años.

Datos:
Parámetros

Fuerza : 4
Resistencia : 6
Agilidad : 5
Espíritu : 5
Concentración : 4
Voluntad : 6
Chakra : 67

Combate:
Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:

-Ninguno
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Bandit Ban el Mar Ene 16, 2018 2:39 pm


-¡JAJAJA!- Ban no pudo evitar soltar una carcajada. Miraba de reojo, aunque sin despegarse de su botella de sake ni de la barra, al lugar donde Daisuke había detenido el conflicto entre los dos hombres ebrios. Al usuario del Jiton le resultó cómico como su compañero, que no tenía al menos a su parecer un aspecto intimidante ni mucho menos, intentaba mostrarse autoritario con esa voz de tipo duro. De todas formas no le menospreciaba, tal vez bajo ese cuerpo normal y corriente se escondía el potencial de un gran shinobi. En cualquier caso, eso no le interesaba en absoluto. Daisuke no tuvo problema alguno a la hora de sacar del local a los dos borrachos con sus estúpidas discusiones, no sin que antes el dueño del bar abandonara por unos segundos su puesto para coger dinero de los causantes del bullicio. *¿Es de fiar este tipo?* Se preguntaba para sus adentros Ban, al tiempo que daba un trago a su botella. Algo le decía que había cogido más dinero del que debía aprovechándose del estado de los clientes, pero no le importaba en absoluto, ellos se lo habían buscado al fin y al cabo y no era nada de la incumbencia de Bandit.

-¿Irresponsable?- Le respondió a su compañero con una sonrisa tal vez algo siniestra, pues no le causaba impresión el comportamiento de este, más bien al contrario. –Estamos en un bar, ¿cómo no iba a beber?- Fue en ese momento cuando una vez más se escuchó un grito alarmante. Ban, esta vez sí, se giró para observar con todo detalle lo que ocurría. No por interés, o porque fuera su deber, sino porque se trataba de el grito de una mujer, y ahí donde había una mujer atractiva siempre estaba la mirada pícara de Ban. Estaba dispuesto a ir él mismo y por eso se levantó del taburete, llevando consigo la botella de sake, pero Daisuke se adelantó y se aproximó hasta la mesa donde la mujer aparentemente golpeaba a un hombre. Arqueó la ceja y se dedicó a observar cómo actuaba su compañero.

Tan pronto como el Nara hubo alcanzado la posición de la atractiva muchacha, esta lo besó. –Vaya…- Ban sonrió, tal vez incómodo. Es un hecho que a la gente le incomoda ver actos de afecto así en público, por lo que desvió la mirada. Su compañero dio media vuelta y le sugirió que sacara a la mujer del recinto. –Bueno, bueno, bueno…- Entonaba el shinobi mientras se acercaba a la mujer. Se agachó y la cargó en su hombro como si fuera un saco de patatas, mientras ella golpeaba continuamente su espalda de forma inútil y gritaba como si estuvieran maltratándola. Se acercó hasta la puerta del local, la abrió y dejó a la joven en el suelo, con cuidado de que no se lastimara. Entró de nuevo al “Boar Hat” y se acercó hasta Daisuke. –No estoy acostumbrado a que me quiten a las mujeres delante de mis narices. Parece que el pequeño Dai es todo un galán.- ¿Pequeño Dai? Lo dijo solo por resultar molesto, pues ambos tenían una altura muy similar. De hecho, aunque Ban no lo sabía, su compañero era un par de años mayor que él. Alzó su mano, en la cual sostenía la botella de sake y se la tendió a este. -¡Toma! Date un trago para celebrar que has triunfado esta noche con la mujer borracha, ¿qué te parece?- En cuanto hubo terminado la frase, sin margen de reacción alguno, bajó de nuevo la botella y señaló con su mano libre al anciano tras la barra. –No, no, mejor, ¡póngale otra botella para él solo!- Debía de ser molesto que alguien se tomara esas confianzas en un primer encuentro, pero así de incómodo solía resultar Ban para cualquiera que se topara con él. No caía bien a todo el mundo y aunque era consciente de ello, le daba absolutamente igual.


39 Líneas

Datos:

Parámetros

Fuerza = 4
Resistencia = 4
Agilidad = 1
Espíritu = 6
Concentración = 5
Voluntad = 10
Chakra = 70/70

Acceso directo a la guía de Parámetros

Inventario (0 kg / 12 kg)

Acceso directo a la Armería

Combate:

Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Acceso directo a la Guía de Combates

Off:



País de la Luna - Getsugakure (Zona comercial)







#660000 -Hablo- #660000 *Pienso* Narro

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Daisuke Nara el Miér Ene 17, 2018 5:06 am


Aquél hombre resultó ser todo una revelación molesta para Daisuke que, hasta ese punto de la misión estaba un poco avergonzado por no haber actuado correctamente en medio de un encargo serio. No le disgustó el beso, pero ese no era el momento y su mirada baja y disimulada así lo demostraba, no le prestaba demasiada atención a los comentarios inoportunos que hacía su compañero Ban, y es que no parecía tener caso lidiar con él. Le parecía un acto de irresponsabilidad de su parte el comportarse de mala manera, pero era mucho más inexorable el no poder cumplir con el trabajo de forma correcta, por lo que este optó por levantar la mirada para continuar cumpliendo con su responsabilidad. No tuvo que esperar demasiado para tener algo que decir, pues apenas llegó y se sentó en uno de los taburetes, su compañero de misión ya estaba allí junto a él – Creo haber dicho que no deberíamos tomar – dijo con el mismo tono serio de antes mientras observaba como el camarero ponía la botella de sake frente a sus ojos, y es que todavía seguía sin entender cómo es que aquél sujeto podía ser tan irresponsable para con su deber – Es más, creo que deberías ponerte a hacer algo productivo, no vaya a ser que termines como un borracho más – realmente no le agradaba ese comportamiento tan autodestructivo que estaba teniendo ese sujeto de ropa ridícula, no concebía que fuera tan alocado y poco responsable.

Soltó un pequeño suspiro pues la ansiedad le estaba atacando, pero lo malo de todo eso era que sabía muy bien que no podía ponerse a fumar allí dentro, y menos si estaba en medio de algo importante – Lamento eso último, es sólo que… - intentaba ser un poco más cortés para con aquél sujeto, pero la llamada de ayuda salió en cuanto un hombre de unos cuarenta y cinco años de edad se subió a una de las mesas para bailar como un payaso en medio del circo - ¿Cómo es que terminan así? – preguntó a Ban, aunque la verdad fuera dicha, no esperaba ningún tipo de respuesta. Se levantó para ir a resolver el problema, pero un cántico horrible se escuchó de un momento a otro desde el otro lado del salón, siendo esta vez un hombre mucho más viejo, de unos sesenta años tal vez pues tenía una barba descuidada más o menos larga – Yo me encargo del cantante, tú anda con el bailarín – fue una orden como siempre las daba, aunque esta vez fue menos autoritario que antes pues, por lo que pudo ver cuando volteó de nuevo a ver a los dos borrachos el no tenía al peor de los dos – Parece que se quiere quitar la ropa – dijo en modo de broma hacia su compañero, aunque esta fuera de un modo extremadamente sutil y bastante difícil de detectar.

Se puso en camino hacia el otro lado de la habitación, esta vez junto a un hombre mayor que parecía estar en pleno acto de canto – Al menos no es tan problemático – dijo al acercarse y notar que no estaba molestando a los sujetos de los alrededores que simplemente lo estaban ignorando. No era necesario sacarlo, al menos por ahora porque simplemente no estaba dando problemas, no tuvo otra alternativa que sentarse en la misma mesa que él para vigilarlo un poco. No hizo nada más que observarle y escuchar lo que estaba cantando, al parecer era algo sobre un desamor, lo más típico de la gente borracha que busca pasar sus frustraciones y fracasos con ese condenado problema, pero eso no era lo más negativo para Daisuke ya que él fumaba después de todo. No le parecía demasiado interesante lo que ocurría allí, por lo que, en un momento de curiosidad, el Nara tuvo la brillante idea de voltearse un poco en la silla en la que estaba para poder ver como resolvía aquél hombre de vestimentas rojas y ridículas el problema con el otro borracho.

Datos:
Parámetros

Fuerza : 4
Resistencia : 6
Agilidad : 5
Espíritu : 5
Concentración : 4
Voluntad : 6
Chakra : 67

Combate:
Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:

-Ninguno
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Bandit Ban el Miér Ene 17, 2018 3:08 pm


Daisuke no aceptó la propuesta de Ban de beber junto a él y rechazó la botella. –Bueno, está bien, está bien.- Dio un largo trago a la suya propia hasta vaciarla, tras lo cual suspiró. Sus mejillas estaban algo sonrojadas a causa del alcohol, pero este no había hecho mucho efecto en él, pues estaba más que acostumbrado a la bebida. Posó la botella vacía en la barra y estiró su mano para alcanzar la que su compañero había rechazado. –Pero no vamos a dejar que esto se desperdicie, ¿no?- Comentaba para después descorcharla y dar el primer trago.

Un hombre adulto de mediana edad se subió en una mesa y comenzó a bailar de forma ridícula. Ban se reía por lo bajo, algo discreto pero haciéndose notar también, cuando el Nara le preguntó cómo podían los borrachos terminar en esa situación. –Tendrán poco aguante, solo hay que verlos.- Comentaba inclinando su cabeza hacia un lado para observar a su compañero de forma directa. En realidad, Bandit también había terminado más que ebrio en alguna que otra ocasión, pero no era lo habitual. Solo se veía en tal grado de embriaguez cuando la noche realmente prometía, o después de haber ganado una gran cantidad de dinero en una apuesta. Daisuke se levantó y se encaminó hacia el otro extremo del local, donde al parecer otro hombre había empezado un recital de canto de dudoso talento. Sugirió que se encargaría de él, mientras que Ban hacía lo propio con el hombre que bailaba sobre la mesa. –Venga ya, ¿no van a dejarme beber en paz? Realmente tiene problemas en este sitio, viejo.- Añadió refiriéndose directamente al dueño del bar tras la barra, que correspondió asintiendo. Tras esto, se levantó y les dio la espalda a ambos para dirigirse al borracho bailarín.

-JAJAJA.- Intuyó la broma de su compañero, a quien daba la espalda. Tras esto, dejó la botella en la mesa pues esta vez tendría que usar ambas manos para echar a aquel hombre que al ser de mediana edad podría oponer algún tipo de resistencia. -Cuando lo haya echado se le quitarán las ganas de desnudarse.- Apuntaba haciendo referencia al frío de las noches de invierno. Una vez hubo alcanzado la mesa en cuestión, se percató de cómo todo el mundo alrededor se mofaba del borracho. Otros simplemente desviaban la mirada dada la desagradable imagen, ese hombre no tenía coordinación alguna y su escena se asemejaba más a la del espectáculo de un bufón. –Venga, venga, ya vale…- Dijo llevándose la mano izquierda a la nuca mientras con la derecha agarraba del tobillo al borracho.

De pronto, recibió un golpe en la nariz. El ebrio bailarín no se había detenido a pesar de notar cómo le frenaba Ban, por lo que en uno de sus incoherentes movimientos propinó un puntapié al shinobi justo en el centro de su cara, haciendo que su nariz comenzara a sangrar. Bandit dio un par de pasos hacia atrás, llevándose ambas manos al rostro y encorvando todo su cuerpo. –Ay, ay, ay…- Se recompuso rápidamente, aunque enrabietado. -¡Desgraciado! A la mierda.- Agarró de nuevo el tobillo del hombre y tiró de él, haciendo que cayera en plancha sobre la mesa. Al hacerlo, una jarra de cristal vacía que probablemente unos minutos atrás contendría cerveza o alguna otra bebida se rompió en mil pedazos e incluso alguno de ellos se clavarían en el borracho. Con su otra mano, Bandit se ayudó agarrando la otra pierna del hombre y tiró de él, haciendo que primero cayera de la mesa al suelo y después lo arrastraría hasta la salida. Fue más duro de lo que en un principio le había parecido, ya que no estaba en una mala condición física y a pesar de su embriaguez, el bailarín opuso notable resistencia.

El espectáculo llegó a su fin cuando Ban cerró la puerta exterior tras haber dejado fuera al borracho. Llevó su mano de nuevo a la nariz y secó su sangre. –Pero será…- Se quejaba, y fue entonces cuando al mirar tras de sí vio como todo el local se había quedado en silencio y todos le miraban, incluido Daisuke. Bueno, todos menos el anciano que seguía cantando en la misma mesa que su compañero. -¿Qué miras tu? Es por tu culpa, inútil, tú me has mandado ir a por él.- En un principio Ban dio la sensación de haberse enfadado con Dai, pero nada más lejos de la realidad, tras pronunciar estas palabras el shinobi explotó en una carcajada e incluso tuvo que secarse las lágrimas que pretendían escurrirse por sus mejillas debido a la risa. –En fin, lo que hay que aguantar.- Dijo al final, con una voz casi ahogada y sin oxígeno para acercarse hasta la barra y, por enésima vez, sentarse en el taburete y coger de nuevo la botella de sake que había rechazado antes su compañero. El dueño del local, muy amable, le dio varios hielos envueltos en papel para que los colocara sobre su nariz y aliviara el dolor. Los cogió sin dudar e hizo lo propio.


52 Líneas

Datos:

Parámetros

Fuerza = 4
Resistencia = 4
Agilidad = 1
Espíritu = 6
Concentración = 5
Voluntad = 10
Chakra = 70/70

Acceso directo a la guía de Parámetros

Inventario (0 kg / 12 kg)

Acceso directo a la Armería

Combate:

Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Acceso directo a la Guía de Combates

Off:



País de la Luna - Getsugakure no Sato (Zona comercial)







#660000 -Hablo- #660000 *Pienso* Narro

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Daisuke Nara el Jue Ene 18, 2018 4:54 pm


Daisuke Nara
La velocidad de reacción de Daisuke fue bastante acertada al tomar el trabajo menos complicado no porque no pudiera con el borracho de mayor calibre, sino porque de alguna manera quería saber cómo trabajaba su compañero de misión para que además hiciera algo. Su mirada estaba puesta en lo que estaba pasando en el otro lado del local, y es que aquél hombre con pocos dotes de baile no parecía tener algún tipo de coordinación, cosa que lo hacía parecer hasta un poco más de gracioso de lo normal. No obstante, todo se tornó un poco más divertido en cuanto el ebrio en un intento de zafarse de Ban no hizo otra cosa que golpearle en la nariz, esto no parecía ser grave por lo que el Nara no se levantó de su asiento solo esbozando una pequeña pero sutil sonrisa por lo ocurrido, le parecía un tanto curioso que pasara todo eso. No obstante, esto le duró poco pues se preocupó cuando la jarra se terminó rompiendo, y es que eso era peligroso para cualquiera, fuera ninja o no. Tuvo la intención de levantarse de su sitio, pero al final no lo hizo en lo absoluto dedicándose a continuar con su observación de la situación que para suerte de todos, no duró mucho más.

En cuanto Daisuke vio como llevaban al bailarín con ínfulas de exhibicionista fuera del local, supo que todo ya había acabado para él, ya no tenía nada más que mirar por lo que se dedicaría a seguir vigilando a su propio borracho. No obstante, lo que se encontró en cuanto volteó fue bastante previsible y es que el hombre cantante se había quedado dormido – Supongo que eso es bueno – dijo mientras lo miraba con extrañeza y agradecimientos pues no tendría que sacarlo del sitio, aunque la verdad era que él no era el sujeto más alborotador de la noche. Este quedó recostado sobre la mesa de forma natural aunque se veía bastante cómodo – Creo que es todo por acá – se levantó en silencio, tratando de no despertarlo ya que después de todo, ese viejo se quedaría allí durante toda la noche.

Cuando estaba camino a sentarse en el taburete frente a la barra, pudo notar como su compañero Ban volvía a entrar con su sangrado de nariz – No seas tan voluble – le dijo ante el comentario y el cambió de actitud que había tenido para con el Nara. Ese era sin duda un hombre extraño e irresponsable, Daisuke se sentó a su lado notando como el ser de cabellos claros comenzaba a beber de nuevo al tiempo que trataba de limpiarse la nariz - ¿Estás bien? – no era del tipo de persona que le agradara todo lo que había hecho Bandit, pero tampoco era un ser de grandes insensibilidades y a pesar de que no le agradaba en lo absoluto, ahora era su compañero de equipo y debía preocuparse por él – La próxima vez deberías tener cuidado en como haces las cosas – comenzaba a intentar sermonearlo otra vez, aunque esta vez se notaba un poco menos severo que antes – Las cosas tienen una manera de proceder – continuó expresando a pesar de que muy en el fondo sabía que realmente el alocado bebedor insaciable no le iba a hacer caso a lo que él le comentara - ¿Qué hora será? – preguntó al aire sabiendo que el dueño del local también estaba frente a ellos dos – Pues la verdad que no lo sé, tal vez sean las tres de la mañana – dijo en tono inseguro mientras limpiaba unos vasos que otros clientes ya habían desocupado anteriormente - ¿Seguro que no quieres algo? – le parecía curioso que aquél hombre que era muy joven no bebiera, aunque la verdad sea dicha, sentía que tampoco le pagaría como cierto joven de cabellos claros – Tal vez cuando terminemos – acertó el Nara al tiempo que veía como Ban continuaba bebiendo como lo estaba haciendo – Aunque probablemente no lo haga – no se sentía cómodo estando en un ambiente de gente que no podía controlar sus impulsos, aunque si había algo cierto, era que el otro shinobi presente estaba bastante más controlado de lo que esperaba – No creí que durara mucho – pensó mientras continuaba esperando alguna anormalidad.
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Bandit Ban el Jue Ene 18, 2018 8:25 pm


Inclinó la cabeza hacia atrás para contener el sangrado de alguna forma mientras aplicaba en el tabique de su nariz el frío hielo. No sabía si eso era lo recomendado en una situación así, no era médico y de hecho sus conocimientos sobre medicina eran casi nulos, pero las muchas trifulcas del pasado le habían hecho pasar por situaciones muy parecidas o peores muy a menudo y siempre había actuado de esa forma, por lo que sin cuestionarlo ni por un momento lo hizo como algo habitual. –Sí, sí, no te preocupes.- Respondió a Daisuke con voz nasal tras apoyar la botella de sake en la barra, haciendo uso de su mano libre para abanicar el aire en un gesto coloquial, restando importancia al golpe que había recibido. No había visto siquiera venir a su compañero, y fue entonces cuando Ban se percató de que el borracho al que este había ido a atender no sólo había dejado de cantar sino que se había quedado dormido en la mesa.

Al parecer el Nara intentaba, de algún modo, aconsejarle. Las pupilas de Bandit se inclinaban hacia arriba mientras asentía una y otra vez, indiferente, como si le diera la razón a su compañero solo para que dejara de sermonearle. Daisuke mantuvo entonces una conversación con el dueño del bar que ignoró por completo. De hecho, ni siquiera hizo el esfuerzo por escucharles, todavía estaba con la cabeza mirando al techo, aplicándose el hielo en la zona inflamada mientras pensaba para sus adentros. Le extrañaba que su compañero se hubiera preocupado por él. Tal vez fuera solo por el hecho de estar compartiendo misión, o porque hubiera percibido el golpe más fuerte de lo que realmente fue. O tal vez, simplemente, era un buen tipo. Bostezó de repente de forma muy ruidosa, sin venir a cuento, mientras dejaba los hielos chorreando agua en la barra, algo que podría ser considerado asqueroso teniendo en cuenta que llevaban varios minutos en su ensangrentada nariz. En cualquier caso confiaba en que el anciano tras la barra se encargara de ello. Cogió una vez más su botella de sake y dio un largo trago haciendo que esta quedara a un tercio de su capacidad total. El rojo de sus mejillas se acentuaba e incluso su mirada mostraba unos párpados entrecerrados que delataban su ligera embriaguez. Si, el alcohol ya le hacía efecto, mas no estaba borracho, ese día no lo haría. Podía perfectamente tenerse en pie y vocalizar. Solo tenía ese ligero y divertido punto que el sake causa a cualquiera.

Se escuchó un ruido en uno de los laterales de la sala, concretamente donde el hombre cantarín se había quedado dormido minutos atrás. Se había resbalado por la mesa y había caído al suelo, sin inmutarse lo más mínimo. De hecho, incluso seguía roncando. -¡Cab… caballero! ¿Se encuentra usted bien?- Pronunciaba un segundo tipo alargando las eses, de avanzada edad pero no tanto como el anciano tendido en la madera. Este segundo individuo se levantó de su mesa en la que previamente bebía junto a varios clientes, con la intención de ayudar al anciano. Sin embargo, una vez lo hizo, tropezó consigo mismo y cayó redondo, de morros junto al anciano, dejando ahí expuestos dos cuerpos ebrios incapaces de levantarse, claro que uno en peores condiciones que el otro.

El bar en su totalidad estalló en una carcajada. Ban primero se llevó la mano a los labios. Sus mejillas se hincharon intentando contenerse pero, seguidamente explotó, incapaz de contener el jolgorio. –JAJAJA.- Golpeaba con su puño repetidas veces la barra. –JA… JA.- Entonces recordó que, en teoría, era él quien debía de encargarse de situaciones así. Era hora de cambiar de actitud y, sobretodo, elaborar una buena estrategia, porque, ¿acaso no es eso lo que hacen los shinobis? –AY, AY…- Pronunciaba quejidos de dudosa credibilidad mientras se llevaba la mano al rostro una vez más, esta vez a la nariz, no sin antes apoyar la botella de sake una vez más en la barra. –Tenías razón, Dai, debería haber tenido más cuidado. ¡ME DUELE MUCHO!- No intentaba sonar convincente. Se le daba muy bien mentir, pero esa vez no quiso hacerlo en serio. Solo quería vacilar a su compañero y que este se encargara de los borrachos. Tras recomponerse en cuestión de medio segundo, cruzó sus piernas de forma cómoda mientras apoyaba su espalda en la barra, dando la vuelta al taburete, contemplando así la escena. Cogió la botella de sake y apuntó hacia los dos tipos en el suelo. –Anda, ve tú.


48 Líneas

Datos:

Parámetros

Fuerza = 4
Resistencia = 4
Agilidad = 1
Espíritu = 6
Concentración = 5
Voluntad = 10
Chakra = 70/70

Acceso directo a la guía de Parámetros

Inventario (0 kg / 12 kg)

Acceso directo a la Armería

Combate:

Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Acceso directo a la Guía de Combates

Off:



País de la Luna - Getsugakure no Sato (Zona comercial)







#660000 -Hablo- #660000 *Pienso* Narro

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Daisuke Nara el Sáb Ene 20, 2018 4:41 am


Daisuke Nara
Como el propio Daisuke esperaba, su compañero de cabellos claros no le había prestado atención en lo absoluto limitándose sólo a oírle , mas no a escucharle. Esto le causaba cierta indiferencia hacia Ban, pero como se dijo anteriormente, eso era algo que el Nara se esperaba con bastante fuerza a pesar de llevar unas pocas horas conociéndole – Supongo que nunca cambiará – continuaba quejándose internamente acerca de Bandit, y es que a pesar de que no le conocía muy bien, tenía la certeza de que no quería encontrárselo de nuevo. Eso era lo que él quería, pero estaba muy claro en que existía un gran porcentaje de que pasara cualquier cosa - ¿Eh? – fue lo único que alcanzó a decir el joven de cabellos oscuros al tiempo que veía como aquél viejo borracho caía al piso – No puede ser – estaba intentando mantener la seriedad, principalmente porque estaba en medio de algo importante, pero la verdad era que se le hacía complicado y eso se notaba en su expresión. En su cara se notaba la presión que estaba haciendo el shinobi por no soltar una carcajada, y es que lo consideraba de mala educación, no obstante también debía de admitir que aquello le causaba gracia – No deberían de reírse – dijo de forma un tanto descarada porque él estaba aguantando la risa. Sin embargo, la caída que ocurrió luego hizo que el Nara no pudiera evitar una pequeña sílaba de “Ja”, cosa que duró poco pues prácticamente después se calló en señal de vergüenza por lo que estaba pasando.

Como era de esperarse, su compañero Ban no tenía reparo en demostrar todo lo que sentía sin tener algún tipo de pena o vergüenza. El Nara por su parte estaba por levantarse a intentar arreglar la situación, pero la verdad era que todavía intentaba aguantar sus ganas de reír libremente. No obstante, la incapacidad de su homólogo irresponsable hizo que la seriedad que caracterizaba a Daisuke llegara rápidamente. No le importaba mucho el ir a atender la situación, mas la realidad era que le molestaba un poco que aquél sujeto no se dedicara en cuerpo y alma a cumplir con su deber como ninja que era. Daisuke se levantó y sin más nada que hacer se acercó hacia donde estaba el centro del espectáculo, no parecía nada particularmente complicado o molesto, pero tendría que ayudar a aquél par de borrachos – Deme la mano – dijo en cuanto estuvo cerca, dirigiéndose al que habría sido el último en caer, aquél que un principio intentó ayudar pero que fracasó – Gracias – este hombre no estaba borracho por lo que no hubo mayor dificultad en levantarlo, no era demasiado pesado, además de que también colaboró bastante en levantarse.

Los ojos del ninja de pie no estaban en otra cosa que no fuese el ayudar al borracho, aquél que hasta unos minutos había estado dormido gracílmente - ¿Ahora qué hago contigo? – se preguntó con total curiosidad pues sabía que debía sacarle – No tengo de otra – sabía cómo eran las cosas, ese hombre había perturbado la tranquilidad de aquél local de una manera o de otra. No había cabida para segundas oportunidades o errores dentro del mundo de Daisuke, para él, aquél señor de barba y muchos años había cometido un error y debía ser sacado de allí – Vamos – comentó mientras lo tomaba del cuello e intentaba hacer que se levantara aunque se le hizo imposible. Respiró hondo mientras que optaba por llevárselo arrastrado a través del local para así poder sacarlo, no era la opción más elegante ni mucho menos, pero esa era la correcta y el muchacho lo sabía perfectamente. El hombre a pesar de ser viejo era más pesado de lo que parecía, tal vez por el hecho de que estaba borracho y no tenía ganas de levantarse, pero eso ya no importó en el momento en el que se pudo sacar a aquél hombre – Yo tengo un hijo como tú – le comentó en un ataque de sinceridad, aunque realmente, el joven Nara dudaba mucho de la consciencia del hombre – Pues debería darle un mejor ejemplo – decidió responderle aunque muy en su interior sabía que no valía la pena – Él es mayor que tú, o eso creo – ya no había mucha claridad en las palabras de aquél pobre señor que estaba siendo víctima del alcohol – Vaya a casa a dormir – prácticamente le ordeno el tajante joven mientras le miraba con una manera un tanto decepcionada. Tomó un respiro para después voltearse y dejar a aquél hombre a su suerte, a pesar de que el último recuerdo que había tenido de él era el de un hombre que extrañamente había logrado levantarse del suelo. Al entrar al sitio, echó una escaneada nuevamente notando como todos en el sitio parecían disfrutar tranquilamente, sin tener problemas o algo parecido – Qué sueño – dijo en voz baja mientras lanzaba un bostezo inofensivo que fue rápidamente tapado por su boca derecha, ya eran cerca de las cuatro de la mañana y el joven estaba sufriendo de sueño, tal vez por no estar tomando – Que rápido se fue el tiempo – comentó en cuanto estuvo cerca de su compañero ignorando el hecho de que este estuviera cayendo en los efectos del sake.

Datos:
Parámetros

Fuerza : 4
Resistencia : 6
Agilidad : 5
Espíritu : 5
Concentración : 4
Voluntad : 6
Chakra : 67

Combate:
Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Bandit Ban el Sáb Ene 20, 2018 3:51 pm


Observó de reojo a su compañero mientras daba un nuevo sorbo al sake. Insinuaba que no estaba bien reírse de la situación de los dos tipos que habían terminado en el suelo dada su torpeza. Sin embargo, las expresiones faciales no mentían, y Ban pudo ver no solo como Daisuke intentaba aguantar la carcajada sino como, tras haber hablado, un breve aperitivo de lo que debería haber sido una risa se pronunció de forma involuntaria. *Bueno, parece que al fin y al cabo es humano.* Pensó para sus adentros, mirando de reojo y con una sonrisa torcida. Durante todo el tiempo que habían pasado en el local le había sorprendido la seriedad de su compañero, así como su responsabilidad. No conocía su historia ni tenía interés alguno en su pasado, pero él le intrigaba como persona.

Observaba desde la barra como interactuaba con el anciano, afinando su vista y oído para intentar escuchar la conversación tan bien como sus sentidos y su embriaguez le permitían. Intentaba no perder detalle de lo que ocurría. Daisuke se acercó de nuevo a la barra. –Tienes razón, ya casi no queda gente.- Ban miró a su alrededor. Efectivamente los pocos clientes que quedaban parecían estar a punto de irse, por lo que era de suponer que el bar cerraría en breves instantes. Agitó la botella en su mano, comprobando que el líquido rellenaba solo un par de dedos de altura del recipiente. Con un único trago terminó el sake y dejó la botella en la mesa, mas no pidió una tercera.

-Dime, Dai.- Comentaba a su compañero, apoyando su codo en la barra y su mentón en la palma de su mano. Pronto su misión habría concluido dado que al parecer, ya no tenían que encargarse de más borrachos, pero optó por alargar un poco la conversación por algún motivo antes de retirarse. -¿Eres siempre así? ¿Tan correcto?- No sabía cómo formular la pregunta correctamente, pero por supuesto le daba igual. No le importaba sonar directo o brusco, lo único que quería era que entendiera a qué se refería. Era algo que había observado desde prácticamente el primer momento, cuando llegó al bar y el Nara ya estaba ahí, quien sabe desde cuanto rato. –No deberías hacer esto, sí deberías hacer lo otro, esto está mal, esto está bien…- Gesticulaba con la mano izquierda tambaleándola de un lado a otro continuamente mientras daba vueltas con sus ojos de forma burlona. Era la más absoluta realidad, o al menos esa era la impresión que Daisuke había dado a Ban, la de un tipo correcto que se toma, tal vez, demasiado en serio su trabajo. Era opuesto a él hasta extremos insospechados, y aunque a Bandit nunca le intimidó la fachada de tipo duro de su compañero, si que había conseguido con el paso del rato despertar cierta curiosidad en él.



Datos:

Parámetros

Fuerza = 4
Resistencia = 4
Agilidad = 1
Espíritu = 6
Concentración = 5
Voluntad = 10
Chakra = 70/70

Acceso directo a la guía de Parámetros

Inventario (0 kg / 12 kg)

Acceso directo a la Armería

Combate:

Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Acceso directo a la Guía de Combates

Off:



PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO







#660000 -Hablo- #660000 *Pienso* Narro

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Daisuke Nara el Dom Ene 21, 2018 2:09 am


Daisuke Nara
Ya todo había prácticamente terminado para aquellos shinobis que allí se encontraban, ya era de mañana y por lo visto ya todos comenzaban a irse, dejando un sitio que poco a poco se iba quedando sin personas que sacar o amedrentar. Daisuke por su cuenta, no tomó ni una sola gota de alcohol en toda la noche, cosa que se hacía contrario a su compañero de cabellos claros que a esas alturas de la vida ya no se molestaba en escuchar los intentos del Nara por hacerle asentar cabeza en la vida. Sentía desagrado por aquél sujeto, no sabía ni qué edad tenía, pero dentro de sus propias especulaciones podía llegar a la conclusión de que no tenía más de veinte años. No sabía si eso era cierto o no, lo importante era aquél encargo que estaba a punto de ser terminado por aquellos sujetos que eran como el agua y el aceite – Soy como se debe ser – Dai, como insistía en llamarlo aquél sujeto, no se sentó en ningún momento pues de alguna manera sabía que ya se tendría que ir a descansar. No era del tipo de persona que ignoraba a otros, y es que a pesar de que aquél shinobi de ropajes rojos no era de su agrado, nunca se molestaría como alguien con falta de cortesía – Hay cosas que están bien y otras que están mal – continuó con un tono de seriedad que estaba ciertamente combinado con el sueño que el muchacho tenía encima.

No entendía muy bien la psicología de aquél hombre, no comprendía como podía llegar a ser tan irresponsable estando en medio de algo importante. Eso le demostraba al aspirante a espadachín que no todos son lo suficientemente rectos para llevar una vida correcta – Creo que eso es todo – el hombre dueño del local ya había dado la noche por finalizada, por lo que, ignorando un poco la pequeña conversación que tenían los dos compañeros, comenzó a sacar algunos ryus que simbolizaban su paga. El ninja de las sombras miró con algo de interés a quien sería su contratista para ese momento en particular - ¿Sabes? La vida no es un juego – una frase que salió desde lo más profundo del corazón responsable y recto que tenía consigo el joven de cabellos oscuros. Hizo una señal con su vista que poco a poco se iba cayendo debido a la falta de descanso, no era muy común en él el estar despierto durante toda una noche, eso no estaba en su naturaleza. El hombre responsable del local no dijo nada, limitándose solamente a entregarle los ryus a quién probablemente sería el más responsable de los presentes en esa sala – Pero hasta yo sé que todo tiene su momento – esas eran unas palabras que el muchacho nunca llegó a pensar, llegando a salir por sí solas en conjunto a una acción que no se esperó. Tomó una botella que estaba en la barra, para simplemente echarse un trago menor, dejarla donde estaba y así salir del local dándole la espalda a Ban, no sin antes despedirse – Adiós – comentó mientras caminaba de espalda.

En cuanto salió pudo notar como muchas personas se preparaban para enfrentar el nuevo día que se avecinaba, algunos trabajando, otros simplemente haciendo nada… pero la verdad sea dicha, todos y cada uno de los integrantes de Getsugakure tenían un propósito, una forma de pensar que los hacía únicos. Incluso aquél irresponsable de ropas ridículas, eso era lo que pensaba el muchacho de las sombras mientras caminaba con pasos lentos, tratando de no bostezar debido al sueño que portaba encima; cansancio que simbolizaba el comienzo de un nuevo dúo que era sin duda alguna… escandaloso.


Datos:
Parámetros

Fuerza : 4
Resistencia : 6
Agilidad : 5
Espíritu : 5
Concentración : 4
Voluntad : 6
Chakra : 67

Combate:
Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno
 
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Bandit Ban el Dom Ene 21, 2018 2:28 am


La respuesta de Daisuke fue en primera instancia previsible. Seguía misterioso, aunque firme y aparentemente responsable. Era mucho más serio y trabajador que Ban y desde luego menos escandaloso, pero los Gennin apenas habían rozado la superficie de sus personalidades, tenían mucho por delante antes de conocerse de forma plena. El local ya estaba vacío, no quedaba ni un alma además de los shinobis y el dueño del bar, que sacó un pago con el que recompensar a ambos por la labor realizada durante toda la noche.

Fue entonces cuando se produjo aquella escena que sin lugar a dudas Bandit no se esperaba. Dai pronunció una de esas frases enigmáticas con las que quería parecer interesante, pero que a él le causaban cierta gracia. Seguidamente tomó una botella de la barra y le dio un trago, cosa que dejó a Ban boquiabierto. Se dirigió a la puerta y al abrirla la luz del alba se colaba en el recinto. -¡JAJAJAJA!- La carcajada se hizo de notar en el local. Ban aporreaba su rodilla con la palma de su mano una y otra vez, con las mejillas sonrojadas a causa del alcohol, que finalmente había hecho en él algo de efecto. -¡Me has caído bien, Dai!- Exclamó asegurándose de que el que había sido su compañero a lo largo de aquella noche le escuchara antes de irse del lugar.

Tras esto, el Gennin se acomodó de nuevo en su taburete, orientándose hacia la barra tras la cual el anciano dueño del bar se encontraba. Sonreía, pensando en ese último gesto chulesco del Nara. –Oye, viejo, ¿tienes prisa por cerrar?- Preguntaba con la voz suave y calmada, algo perjudicada por el alcohol. Estiró su mano y alcanzó la botella que Daisuke había dejado a mitad. –Sería una lástima tirar esto, así que me quedaré un rato más.- Dijo sabiendo que nada ni nadie le esperaba en casa. Un último trago no le mataría.



Datos:

Parámetros

  • Fuerza : 04
  • Resistencia : 04
  • Agilidad : 01
  • Espíritu : 06
  • Concentración : 05
  • Voluntad : 10
Chakra : 70/70


Acceso directo a la guía de Parámetros

Inventario (0 kg / 12 kg)

Acceso directo a la Armería

Combate:

Técnicas empleadas:
-Ninguna

Objetos o acciones ocultas:
-Ninguna

Cortes de acciones:
-Ninguno

Estado:
-Ninguno

Acceso directo a la Guía de Combates

Off:



PAÍS DONDE SE HACE EL TEMA - SUBFORO







#660000 -Hablo- #660000 *Pienso* Narro

Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Fuji Raikomaru el Dom Ene 21, 2018 3:23 am

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Bandit Ban.

  • Recompensa de misión: 8PN y 1.000 Ryôs.



TEMA CERRADOPuntos otorgados a Daisuke Nara.

  • Recompensa de tema: 7PN y 1.000 Ryôs.





Volver arriba Ir abajo

Re: [Misión Rango D] Un local con prestigio - Con Daisuke Nara

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.