Últimos temas
» [Petición] Puntos Ninja
Hoy a las 8:03 am por Beretta

» Hola
Hoy a las 8:00 am por Eijiro Yotsuki

» [PN] Compra Ninja
Hoy a las 7:59 am por Beretta

» Hellouuuu
Hoy a las 7:58 am por Eijiro Yotsuki

» [Libre] Si la montaña no va al ninja, el ninja va a la montaña
Hoy a las 7:54 am por Soma Saito

» [Summer Time] Registro de premios
Hoy a las 7:53 am por Beretta

» [Summer Game] Sigue nadando
Hoy a las 7:50 am por Nine Beasts

» [Summer Game] ¡A merendar!
Hoy a las 7:48 am por Nine Beasts

» Haciendo amigos. (Pasado)
Hoy a las 7:29 am por Farahan

Afiliados
Limpieza 10 - 06 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Daisuke Nara el Mar Ene 16, 2018 3:36 am


El invierno todavía estaba presente en el país de Luna y eso se notaba, no sólo en Daisuke que se encontraba caminando a través de las calles de la zona de comercio, sino en todos los vendedores y compradores compulsivos que por allí se solían pasar. Él estaba allí otra vez, no sabía cómo, pero últimamente había tenido cada cosa más extraña al pasar por esa zona, mas no podía evitarlo puesto que por ese sitio estaba el camino más cercano hacia su residencia. Daba pasos firmes a plena luz de la tarde, eran cerca de las dos de la tarde por lo que se suponía que el calor estaba en un punto alto, sin embargo esto no era así y Daisuke lo demostraba de la mejor manera en que sabía hacerlo. Un cigarrillo se visualizaba en su boca en señal de relajación, y es que el sólo pensar que tendría que estar allí con una nueva “mini aventura” le daba un poco de miedo y hasta exaltación. No había una gran cantidad de gente como en otras ocasiones, todo estaba medianamente despejado para poder caminar tranquila y civilizadamente.  Todo eso le parecía especialmente aburrido pues ya había pasado allí incontables veces, ya conocía qué mercader estaba en qué puesto, ya todo era como un mapa en su mente perfectamente organizada – La próxima vez debería tomar otro camino – se replicó de forma contundente hacia sí mismo.

Una bocanada de humo incesante salió de la boca del shinobi, y como era evidente pensar de él, evitó lanzárselo a cualquier individuo que estuviera pasando cerca asegurándose de no estar rodeado. Era cuestión de respeto, pero todo cambiaría en el momento en el cual un grito bastante extraño y perturbador se hizo presente en casi toda la zona comercial. Todo el mundo incluyendo al Nara voltearon pues el sonido provenía desde sus espaldas, Daisuke no entendía muy bien lo que estaba pasando, pero en esos pocos segundos que tenía lo único que podía hacer era lamentarse porque sabía que de algún o de otro, terminaría involucrado en lo que fuera que estuviera pasando. Todo estaba pasando bastante lejos, a unos quince metros de manera recta, por lo que el muchacho de veintiún años sólo podía intentar saber a través de la vista. Era una mujer que desde esa distancia parecía tener unos treinta años, de estatura pequeña y más o menos gordita; al parecer ella estaba siendo acosada por un hombre más joven de unos veinticinco años - ¿Qué estará pasando? – se preguntó el ninja mientras soltaba otra bocanada de humo.

Los segundos se hicieron eternos, todo pasó muy rápido pero lo que ocurrió después no sólo aclaró las cosas sino que también desataría otros hechos. Según la interpretación del muchacho de las sombras, eso era un robo de dinero, cosa que hizo que la gente que estaba más cerca de la acción tratara de detener al antisocial que empezó a correr como un condenado. Todo parecía estar mal y Daisuke como cualquier ninja de su aldea estaba preparado para detener a aquél sujeto, no obstante, ese hombre era más rápido y fuerte de lo que cualquiera se imaginaría siendo que se llevaba a todo el mundo por delante, dejando caer varios ryus en todo el camino. Con Daisuke y otros dos gennins que estaban en el lugar ocurrió lo mismo, dejándoles ciertamente en ridículo frente a los ciudadanos presentes que no dejaban de gritar y gritar como unas guacharacas - ¡Los shinobis que estén presente, acérquense! – alguien había tomado el liderazgo reconociendo a sus semejantes por la característica banda shinobi – Hemos recolectado los ryus de la mujer, pero ahora todos debemos ponernos a buscar. Yo iré con él y ustedes irán juntos – Daisuke no sabía de quién estaba hablando, por lo que volteó la mirada para ver de quién se trataba.
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Kazuma Hozuki el Mar Ene 16, 2018 7:02 am

LAS BUENAS ACCIONES NO TIENEN RECOMPENSA
GetsugakureZona ComercialAlrededor de las 14:00 hrs
Nunca antes había rogado tanto por estar muerto, encontrarse en algún ataúd bajo tierra sin necesidad de volver a ver la luz del sol, descansar pacíficamente de todos y cada uno de esos pasajes que le acosaban, de esos demonios internos que le molestaban, de esas insaciables ganas de terminar todo con todos. Pero era un cobarde, uno que, aunque se hacía el fuerte, no quería meterse en problemas y mucho menos uno que involucrara su vida de forma directa.

Pero, ¿Qué era todo aquellos que le impulsaba a pensar en esto? Un suceso que detestaba bastante, posible trabajo sin pago debido al sentido del deber.

Verán, Kazuma caminaba por las calles de Getsugakure, como de costumbre, al ser invierno, portaba un abrigo de lana pesado que, aunque le quitaba algo de movilidad a cambio le protegía bien del frío, escondida por el cuello de la prenda la bandana que le identificaba como shinobi del país de la luna no se veía, solo los más curioso podrían notar que estaba ahí, pues era un movimiento anormal que se repetía con frecuencia, pero sin llamar tanta la atención.

Su visita a la zona comercial era una de tantas coincidencias que aquel día sufriría, y es que todo se debía a que quería algo de leche para desayunar, maldita la hora que tuvo ganas de lácteos, bien pudo ahorrarse todo el circo que se formó.

Si bien el pelirrojo no era alguien que solía meterse en asuntos ajenos, lo normal era que estuviera con un ojo en todo momento, mirando con tristeza y sin consuelo a los cientos de humanos que habitaban en el mismo lugar que él, aprendiendo de ellos y su forma de caminar, de cómo se comportaban en público, de cómo hablaban con la gente y, sobre todo, como entablaban mundanas conversaciones unos con otros, como si de verdad les importara la vida del otro. Simples actos formales, se decía, cosas que personas comunes, repetía en su cabeza.

Era esa innecesaria obsesión por observar a la gente que le hizo meterse en todo esto. Un hombre extraño acercándose a una mujer robusta, sucedido por un grito y un conjunto de eventos que terminaron por ponerlo a trabajar, aunque hizo el intento de evitar que el hombre escapara con lo que había extraído de la mujer, era bien sabido por él que sería incapaz, pues apenas y pudo reaccionar.

Cuando recuperó la consciencia de lo sucedido se encontraba recibiendo ordenes de uno más, uno que había notado la placa metálica en el cuello, uno que le había asignado un compañero.

Volteó la cabeza para verle de frente, tenía el cabello azabache, le recordaba a una de sus hermanas y parecía ser alguien que fumaba pues el olor a tabaco a tal distancia era imposible de ocultar. —Supongo que debemos movernos. —Sacó como pudo la bandana y la colocó a la vista, para que la gente le reconociera como militar. —Por cierto, mi nombre es Kazuma, un gusto. —Dijo, tratando de formar algo de conversación, en lo que decidía si empezar a caminar o esperar a que su compañero respondiera.

Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Daisuke Nara el Miér Ene 17, 2018 2:42 am


Una mini misión había comenzado en ese momento, un incidente se había presentado en las calles de la aldea de Getsugakure, más específicamente en la zona comercial. Era un simple robo, pero para una unidad militar como lo era Daisuke, eso significaba trabajo – Yo me llamo Daisuke – se presentó el muchacho al tiempo que echaba una escaneaba fugaz a quien sería su compañero, mas para su buena fortuna parecía ser bastante normal en comparación a los demás shinobis que había conocido en los últimos días. Tal vez lo único que parecía ser destacable era el tono rojizo de su cabello, pero eso no era importante siendo que tenían algo que hacer y debían ponerse en marcha cuanto antes para poder resolver la situación – Vamos – le dio una orden de manera sutil con su mirada, no era del tipo de persona que tenía un gran tipo de liderazgo real, pero eso no importaba en lo absoluto. - ¿Tú llegaste ver bien al criminal? – caminaba con algo de prisa mientras veía al camino, no era la forma más respetable de charlar pero la situación lo requería para ese momento en particular. No sabía si su compañero improvisado sabía o si estaba más cerca de la acción, puesto que él, desde su posición sólo pudo detallar un par de cosas que sinceramente les iba a dificultar la búsqueda – Si te soy sincero, lo único que yo recuerdo es que poseía vestimentas oscuras y que era un más bajo que yo – su franqueza era real en conjunto a su seriedad, no debían fracasar en eso pues sus bases responsables estaban en juego.

Caminaba a través de la calle mirando hacia todos los flancos posibles, sus pasos ciertamente eran tan rápidos como para simular una carrera, pero el hecho también estaba en devolverle el dinero a la mujer que había sido víctima de la delincuencia – Todavía no puedo creer que esté pasando esto – soltó de forma involuntaria refiriéndose a sí mismo y a su mala suerte para nuevas actividades – Yo creo que deberíamos preguntar a alguien si ha visto a algún sujeto corriendo – sugirió el Nara ante las pocas opciones que tenían para ese momento, por lo que no hizo nada más que detenerse por un segundo para mirarle – No creo que tengamos muchas opciones – no tenían mucho que hacer, pero ciertamente también debía escuchar las opciones o sugerencias que tenía para dar aquel pelirojo. En cuanto pudo poner la mirada en el camino nuevamente, notó que estaban en una zona alejada a la anterior, no eran los mismos mercaderes por lo que iba a ser un buen sitio para comenzar, pues era sabido que en ese distrito los chismes corrían como un buen atleta.

Como era notable, los puestos con la mercancía estaban a los lados de la calle, estos estaban en un forma en la cual los posibles compradores pasaran por el medio – Voy a preguntar si han visto algo – comentó al tiempo que caminaba a un puesto de hierbas que estaba a la parte derecha de la calle – Hola, buenas tardes ¿Usted ha visto a alguien corriendo por acá? – preguntó con la cortesía que le habían enseñado desde pequeño, mas la respuesta que recibió por parte de la mujer que atendía no fue la más grata posible. Esta estaba acomodando unas cosas en unos cajones, tal vez una mercancía, pero el caso era que la rubia de al menos unos treinta años no lo miró y sólo respondió negativamente – No, no he visto nada – su tono era ciertamente tajante, cosa que ciertamente le pareció un tanto irónico a aquél shinobi de las sombras pues él a veces era así. Daisuke no se molestó mucho en intentar seguir con la conversación, soltó un pequeño suspiro y luego apagó el cigarrillo en su mano derecha con sus dedos índice y pulgar izquierdos, mirando la papelera que tenía esa mujer allí para botar aquella basura. Se devolvió con una expresión seria como era típica en él, no le molestó su actitud y es que tenía otras cosas mucho más urgentes en las que pensar – No ha visto nada… aunque a decir verdad, no creo que viera algo así estuviera atenta - .
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Kazuma Hozuki el Miér Ene 17, 2018 5:53 am

LAS BUENAS ACCIONES NO TIENEN RECOMPENSA
GetsugakureZona ComercialAlrededor de las 14:00 hrs
Daisuke no era un mal nombre, mucho menos uno que fuera a olvidar, a decir verdad, conocía pocas personas y entre aquel diminuto círculo social que tenía no se encontraba ningún Daisuke, y mucho menos uno con sus características. Ciertamente le parecía raro ver a un Genin fumar, quizá era como él, alguien quien por circunstancias ajenas no había querido subir de rango o quizá sí, pero no se le daba. De cualquier forma, el destino había decidido que aquel día el pelirrojo tendría que trabajar con él.

De la nada, una pregunta que no esperaba salió a flote, el pelinegro preguntaba sobre si había visto al criminal, y, a decir verdad, ni él mismo lo sabía. Muchas veces se vanagloriaba del hecho de estar mirando todo a su alrededor a cada instante, pero de ver a entender lo que sucedía era un gran trecho, normalmente su memoria jugaba trucos raros donde borrones y personas sin rostros aparecían, podía saber más o menos lo que sucedió, pero nunca estaba seguro.

—No. —Respondió dudando, de verdad quería creer que lo había visto. —Estaba algo distraído. —Cualquiera podría atacar la mentira, sabía lo que estaba pasando y estuvo consciente de ello, sin embargo, fue incapaz de reaccionar a tiempo. Daisuke decidió soltar detalles, ropas negras y un tipo más bajo que él, nada que fuera de gran ayuda, pero tampoco podía reclamarle, era él quien no estaba aportando nada, cuando menos su compañero trataba de buscar al criminal.

Y tal como lo pensaba él se adelantó en casi todo, asentía de vez en cuando o soltaba un sí ocasional, poco se enteraba de lo que decía, hasta que se separó para preguntar en uno de los tantos puesto de la zona. Sabía de antemano que era prácticamente imposible que le hubieran visto, pero no quiso quitarle la intención, en una de tantas coincidencias podía resultar que en verdad le habían visto.

La duda le mataba, le atosigaba ser alguien inservible, un vil militar que se movía porque así tenía que ser, estaba furioso de ser tan inútil. —Dudo que haya seguido por aquí, quizá deberíamos buscar calles paralelas y poco circuladas, el tipo no puede estar lejos, pero si vas a correr, supongo que lo primero que intentas es deshacerte de un gran público. —No era bueno usar palabras tan rebuscadas, pero le salía natural, esperaba que Daisuke le entendiera y que no tuviera que volver a repetirlo.

El pelirrojo buscaba con el ámbar de sus ojos, salidas próximas y callejuelas por las cuales pudo haber huido, se decía que no podía estar tan lejos, había militares buscándole, algún escondite debía tener cerca. —También cabe la posibilidad de que tenga cómplices, sabes, no robas en un lugar tan concurrido sin tener un plan, y ese plan debe incluir algún lugar donde esconderte. —Le dijo. — ¿O tu qué piensas? —Preguntó.

No sabía qué hacer.

Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Daisuke Nara el Jue Ene 18, 2018 3:11 pm


Daisuke Nara
Daisuke no había tenido éxito alguno en su proceso, esa mujer poco amable de antes no lo había siquiera visto y con razón, si es que se pasó casi toda la interacción viendo cualquier otra cosa que a él. No pareciese que nadie hubiese visto al delincuente, y es que por la mente del muchacho Nara no pasaba otra cosa que no fuera el hecho de que nadie lo hubiera visto, es decir, ¿cómo era eso posible? – Debes tener razón – estuvo de acuerdo con aquella idea que había tenido el pelirrojo, y es que era muy posible que aquél sujeto ladrón tuviera un cómplice del cual apoyarse. Y si eso era cierto, la verdadera cuestión era saber quién era, al menos para poder encontrarlo de una forma menos engorrosa y escandalosa, pero eso no iba a ser tan fácil como él creería. Se volteó para ver a todos y cada uno de los mercaderes y personas que por allí se encontraban, era prácticamente imposible encontrar a un cómplice si solo se preguntaba y preguntaba, no tendría mucho sentido eso. La cosa se complicaba para aquél dúo improvisado que necesitaba encontrar a un ladrón bastante hábil – Debemos encontrarlo por nosotros mismos – se dedicó a dar esa sugerencia pues eso era lo más lógico a seguir en su opinión.

No tenía mucha idea sobre qué hacer, estaba caminando sobre la marcha como un improvisado cualquiera y eso le molestaba de cierta manera. Las cosas no estaban sucediendo como deberían de pasar, esto gracias a la incapacidad del Nara, además de que en su interior sabía que no estaba cumpliendo con los procedimientos adecuados pues si los estuviera haciendo, todo iría muchísimo mejor. Se quedó pensando por un momento al tiempo que buscaba en sus alrededores algún tipo de callejón o algo, un sitio donde fuera previsible el esconderte de alguien que te está buscando, mas esto no pasó de otro intento fallido por parte del shinobi de cabellos oscuros – Deberíamos avanzar un poco más – hasta el momento eso era lo único que podían hacer, al menos hasta que consiguieran un lugar al cual ir a investigar. Los pasos por parte del Nara eran un tanto apresurados, pero lo curioso no fue eso, y es que él no pasó más de cincuenta pisadas antes de detenerse pues al lado izquierdo de la calle se encontraba un callejón. Miró a Kazuma con mirada de sospecha mientras trataba de hacerle inducir que mirara lo que él ya había visto, era efectivamente una entrada evidente hacia otra calle que ciertamente estaba mucho más solitaria que la actual.

No obstante, lo más sospechoso de todo era el hecho de que en la entrada se encontraba una mujer de gran atractivo físico que lucía prendas ciertamente provocativas. Esta al parecer estaba cuidando algo o al menos esa era la impresión que le dio al hombre de las sombras - ¿No te parece extraño? – le comentó por lo bajo a quien estaría junto a él. Todo parecía muy extraño en aquella mujer, mas todas esas sospechas se incrementaron en cuanto la susodicha comenzó a acercarse hacia el dueto de muchachos – Allí viene – se dijo a sí mismo el mayor de los dos sin dejar de mirar a la fémina con cierto toque de sospecha – ¿Qué trae a un par de chicos como ustedes por aquí? – preguntó la mujer con un tono que intentaba ser lo más amable posible, aunque a decir verdad eso no dejaba de poner más cosas extrañas en torno a su persona. Le echó una ojeada al mayor, notando como este la miraba con cierto toque de extrañeza y seriedad, esto era en cierta medida real pues a pesar de que de Daisuke no podía negar que la mujer era atractiva, no era capaz de botar todo a flote en medio de algo importante como lo que estaba haciendo. Sin embargo, la mujer no hizo nada más por intentar interactuar con el sujeto de cabellos negros, cosa que se vio con claridad en cuanto volteó su mirada hacia el menor, el cabellos rojizos – Pero qué tierno – comentó con tono aniñado al tiempo que tomaba las mejillas del menor y las apretada de manera sutil y tonta – Debemos hacerle una pregunta – comentó el Nara mientras veía lo que pasaba con Kazuma.
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Kazuma Hozuki el Vie Ene 19, 2018 7:34 am

LAS BUENAS ACCIONES NO TIENEN RECOMPENSA
GetsugakureZona ComercialAlrededor de las 14:00 hrs
Daisuke era especial, su forma de comportarse era algo a lo que Kazuma no estaba acostumbrado, el cómo se portaba ante el deber le hacía sentir celos, celos de no poder ser como él, de no poder mostrar interés en la vida que había elegido, de no sentir ese patriotismo que tantas veces había visto ya. Y se culpaba de ello, pues al final había sido decisión suya desperdiciar tantos años sin querer avanzar ni un poco.

Sin embargo, no todo era tan malo, poco a poco aprendía de personas como él, comprendía los matices que a vida le ofrecía y los adoptaba como suyos, les prestaba atención y mimaba para algún día ser un orgullo para el clan y no el clásico primo tonto que nunca hizo nada de su vida. No quería verse así dentro de algunos años, tenía claro ya que debía comenzar a participar, ¿La mejor manera? Liberar de carga de trabajo al pelinegro.

Así pues, entre sus deambulaciones por la zona comercial Daisuke dio con un callejón que curiosamente conectaba a una calle aledaña por la cual podría transitar un civil sin necesidad de mezclarse con los demás, un sendero pacifico hacia la libertad. El lugar perfecto por donde un criminal podía escapar, no esperaba menos del hombre que apenas conocía.

Más nuevamente estaban en problemas, una mujer de curiosos atributos se mostraba. Su entrada en escena era similar a aquellas veces donde una sirena encantaba a los marineros con sus hormonas, ese pedazo de la película que alguno que otro repite, morbosidad o simple curiosidad, el cuerpo de una mujer siempre es motivo para llamar la atención. Incluso más cuando estás frente a alguien de tan solo diecisiete años. Debía mostrar compostura.

Y eso hizo. Si bien la mujer le atraía sabía que dejarse perder en sus garras sería el fin de la odisea. Escuchó atento a Daisuke, le veía nervioso, no era para menos. — ¿No ha visto a un hombre sospechoso andar por aquí? —Soltó con el mayor valor posible. Tratando de resistir los encantos femeninos de la mujerzuela, sosteniendo la poca humanidad que le quedaba en aquel fino borde de la locura afrodisiaca. —Creemos que ha podido pasar por aquí. —Usó la derecha para retirar las manos de la mujer de sus mejillas. Intentaba seguir hablando, pues entre menos pensara en aquel cuerpo, mejor sería.

Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Daisuke Nara el Dom Ene 21, 2018 1:06 am


Daisuke Nara
Ambos shinobis debían encontrar a aquél sujeto que ya era prácticamente un delincuente, al menos desde el punto de vista de Daisuke que a esas alturas estaba ansioso por encontrarlo. No habían avanzado mucho pues a esas alturas sólo se encontraban frente a lo que sería una mujer de vestimentas provocativas que, muy a su pesar no dejaba resultar sospechosa, al menos desde el pensamiento del Nara - ¿Hombre sospechoso? – llegó a comentar la mujer con un tono que revelaba su indiferencia ante la situación, aunque la verdad era que el Nara no tenía muy en claro si ese desconocimiento era selectivo o real – Sí, uno que probablemente iba corriendo – clavó sus ojos oscuros en la mirada de la mujer que allí estaba, no sabía si estaba mintiendo y eso le preocupaba mucho pues aquél dúo podría llegar a tener una buena pista o una simple mentira. La fémina sintió con algo de fuerza la mirada del peli negro, tal vez por la rudeza de ese último vistazo o porque simplemente estaba mintiendo en algo que estaba diciendo – Yo… no lo sé… - era obvio que ella tenía conocimiento de algo y eso lo sospechaba el shinobi mayor. No sabía ni cómo ni porqué pero no podía dejar de pensar y pensar que esa mujer tenía algo que ver - ¿Está usted segura? – empleó un tono de voz más elevado, intentando parecer más intimidante de lo que su expresión seria mostraba con regularidad. La mujer de escote pronunciado desvió su mirada y se soltó del menor Kazuma, al parecer todo había funcionado aunque a decir verdad, era muy pronto para saberlo con certeza – Sí se fue por el callejón – ni siquiera los vio a los ojos para intentar decir o refutar algo – Está bien. Gracias – el Nara no estaba muy seguro de lo que estaba pasando, y es que como todo ninja, debía ver a través de las cosas que pasaban – Vamos – le dijo a Kazuma mientras le daba una señal con la vista para que prosiguieran.

Ya en medio del callejón, la caminata por parte del ninja amargado era igual que antes, un poco rápida aunque sin comenzar con una carrera empedernida - ¿Crees que sea verdad lo que nos dijo? – lo cortés no quitaba lo valiente, y aunque el de cabellos rojos era mucho más joven que él, eso no quitaba el hecho de que también era un ente militar de aquél país. No desvió su mirada del camino en ningún momento, no quería perderse de ningún detalle de ese sitio que era bastante más largo de lo que se podía intuir, además de que era angosto hasta el punto de no podía pasar nadie más por los lados pues los dos muchachos ya ocupaban el máximo de anchura. Todo se veía notablemente sucio, dando la alusión a que ese no era un lugar que fuese muy frecuentado por las personas que limpiaban las calles de Getsugakure, que a decir verdad, eran los gennin - ¿Qué edad tienes? – al Nara el entró la curiosidad pues pudo notar la actitud de su compañero para con la mujer de antes, este no parecía ser el hombre más tonto, pero tampoco el más decisivo de todos. Esto le parecía curioso a Daisuke, y es que a pesar de que él era bastante tajante para todo lo que hacía, no dejaba de ser alguien con unos miedos y preocupaciones que lentamente azotaban su interior no sólo como shinobi, sino que también como persona.

Con sus ojos todavía viendo al frente, el hombre de las sombras pudo notar como el final del callejón daba a unos pocos metros de su posición. Poco a poco se iban acercando hasta que por fin pudieron dar con el final, cosa que no era nada especialmente emocionante pues se trataba de una calle como la anterior. No obstante, esta estaba mucho más vacía que al anterior, además de que poseía consigo distintos tipos de negocios que se asemejaban a los de antes – Parece que no nos mintió – afirmó el shinobi que desde que había salido del callejón se detuvo para hacer una observación de los alrededores. Dicha acción se tornó exitosa pues logró conseguir al sujeto de antes, a ese que estaban buscando – Mira – le dijo a Kazuma mientras señalaba con la mirada hacia un hombre de ropajes negros y que desde ese ángulo, era un poco más bajo que él mismo – Es él, no tengo duda – estaba muy seguro de la situación, lo recordaba con varios vacíos anteriormente, mas todo eso cambió en cuanto pudo verlo allí de pie, frente a un puesto de comida - ¿Qué está haciendo? – lanzó la pregunta al aire mientras observaba sigilosamente como el delincuente compraba un par de panes con lo que sería el dinero de la mujer de antes. No le dijo nada a su compañero, esperando que este le entendiera en su caminar la acción de hacerlo de manera sigilosa y tranquila mientras se acercaban a él.
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Kazuma Hozuki el Lun Ene 22, 2018 5:36 am


Kazuma
Apenas conocía a Daisuke, pero de algún modo le alentaba a hacer mejor las cosas o de menos eso quería creer en primera instancia. Tras ser tentados por la lujuria que la mujer emanaba de su aspecto y poder soltar la pregunta que necesitaban hacer, el pelinegro recobró el sentido y comenzó a interrogarla, a decir verdad, parecía mucho mayor que él, por lo que su mirada y forma de actuar era lo suficientemente buena para lograr el cometido de ambos, una especie de mini interrogatorio donde podía decidirse el futuro de la improvisada operación.

Leía la duda en sus palabras, la forma en que se comportaba y como los miraba, Kazuma estaba ahora relajado, apenas ella lo soltó acomodó la capa que llevaba encima para dejar al descubierto la bandana ninja y ejercer presión indirectamente, pocas personas querían meterse con militares, a decir verdad, y debido a la edad de ambos no era complicado confundirlos con alguien de un rango superior. Mejor para él, porque la realidad era que se encontraba en la parte más baja de aquella sucia cadena alimenticia.

No olvidaba los usos y costumbres, incluso estaba dispuesto a mostrar algún tipo de armamento de ser necesario, prefería terminar con el evento ahí mismo de ser posible. Para su suerte, cantó. Soltó todo lo que necesitaban e indicó una ruta temerosa, seguía sin creerle del todo, pero aquella pista era mejor que nada. Apenas Daisuke emprendió la marcha regresó la mirada para ver por donde se escabullía la mujerzuela, por si había necesidad de volver.

Una pregunta interrumpió sus pensamientos, era Daisuke soltando comentarios, preguntando por su edad. —Diecisiete. —Bramó sin tantas complicaciones, no sabía porque le interesaba su edad, pero no perdía nada en comentarlo. — ¿Y tú? —Preguntó casi por instinto, las cosas se ponían algo tensas y no era malo intercambiar palabras si así liberaban un poco de presión. —A decir verdad, no creo que mintiera, pero de ser así siempre podemos volver sobre nuestros pasos, no sueltas información así como así sin tener algún plan, ¿No? —Cuestionó cuando Daisuke volvió a hablar sobre que todo parecía perdido.

Kazuma dejó ir un suspiro, quizá por haber fallado o porque la mujer los había engañado, daba igual ya, no tenían alguna otra pista que seguir y probablemente el hombre estaría lo suficientemente lejos como para haberse escapado de ambos. Ya sin nociones ni esperanzas Kazuma estaba dispuesto a dar media vuelta y volver a casa, olvidarse del tema y reprocharse por su incompetencia, pero como siempre, el pelinegro volvía a salvar el día. Había encontrado al objetivo.

—Me adelantaré algunos metros, en la periferia, sellando la parte derecha de la calle por si intenta escaparse por ahí, tu cubre la izquierda y trata de capturarlo. —De la nada comenzó a hablar. —Si te ve por la izquierda probablemente irá para la derecha, ahí es cuando puedo atraparlo. —Kazuma ocultó la bandana lo mejor que pudo, y esperó a que su compañero dijera algo más, de no renegar sobre el improvisado plan del pelirrojo pondría en marcha la operación.
Getsugakure || Zona Comercial || Invierno






Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Daisuke Nara el Miér Ene 24, 2018 6:56 pm


Daisuke Nara
Aquél sujeto tenía diecisiete años, cosa que no le extrañaba a Daisuke pues esa era más o menos la edad que le calculaba a quien sería su compañero en esa misión en particular. No lo tenía muy en claro, pero le resultaba interesante que estuviera allí buscando a un delincuente, mas eso no era lo alarmante pues debían encontrarlo – Yo tengo veintiún años – comentó mientras no dejaba de mirar a su frente para poder conciliar la vista. Había una pequeña diferencia entre los dos, y a pesar de que en cierta medida se notaba la diferencia, esto no era completamente cierto ya que el mismo Daisuke sabía de sus capacidades y debilidades. No era el tipo de persona que se llevaba bien con el liderazgo hacia las masas, pero afortunadamente ese momento sólo tendría que llevar al pelirrojo bajo su “mando”.

En cuanto los dos estuvieron al final de aquél callejón, con un objetivo que estaba metros adelante comprando dos panes, el shinobi menor dio una idea que el Nara no pudo rechazar en lo absoluto – Está bien – comentó mientras miraba con curiosidad como ese chico tomaba un poco más de iniciativa ante la situación. Comenzó a caminar, notando y analizando a ese delincuente, no parecía ser el más fuerte del mundo, pero sí que era mucho más ágil y rápido que cualquier gennin. Él lo sabía con exactitud porque eso se había demostrado, por lo que debía tener cuidado si no quería que se le escapase de sus manos, muy a pesar de que su compañero estuviera en los alrededores vigilando la zona. Sus ropajes como era de esperarse, no eran las más elegantes ni nada parecido, siendo un sujeto que portaba harapos de colores gastados y que estaban notablemente sucios. Se acercó con sigilo hasta poder estar justo a la espalda de él, no había demasiada distancia, constando de sólo medio metro – Gracias – decía el susodicho mientras se volteaba para intentar irse de allí, encontrándose sólo con la figura de un amargado Daisuke que lo miraba de forma seria - ¿Pasa algo? – había cierta notoriedad en sus palabras, cosa que era curiosidad pues ese ladrón debía al menos suponer que lo estaban persiguiendo – Ese pan… no lo compraste con tu dinero ¿o si? – miraba a los panes que tenía en los brazos aquél sujeto.

En un segundo, la expresión de aquél sujeto cambió casi que de inmediato, no tenía ni idea de cómo lo habían conseguido, pero el chiste era que ya estaba atrapado y sin escapatoria alguna – Pues… yo sólo hice lo que tenía que hacer – su voz parecía sincera, aunque eso para el ninja de las sombras no significaba mucho pues ese hombre había cometido un delito - ¿Lo que tenías que hacer? – cuestionó el shinobi mientras se acercaba un poco más, y es que sabía de lo rápido y ágil que era sujeto. No era su intención dejarlo escapar, no señor, esa no era su tarea y lo comprendía perfectamente, pero en seguida ocurrió algo que realmente haría que algunas circunstancias cambiara – Yo… - pero su voz fue interrumpida por un grito femenino.

Ese sonido reflejaba dolor totalmente, pero lo interesante de todo esto era que este provenía de la misma calle donde se encontraba Kazuma. Era otra mujer, una menos provocativa que antes con vestimentas menos delicadas y mucho más sucias - ¡No te lo lleves! – ella estaba detrás de Kazuma paralizada por el sentimiento que aquella escena le estaba provocando - ¡Él es el padre de mi hijo! – gritaba con más fuerzas y desesperación, pero a pesar de eso, sus piernas no se movían en lo absoluto - ¿Qué está pasando? – preguntó el ninja de las sombras a quién estaría frente a él, con una mirada que delataba derrota y unos ojos llorosos a más no poder – Ella es mi esposa – bajó la cabeza ante Daisuke, no sabía nada que hacer. El joven de cabellos negros no entendía muy bien qué estaba pasando, pero trataría de averiguarlo pues ese grito ensordecedor que lanzó la fémina atraería a muchas personas. Tomó al delincuente de un brazo y prácticamente lo obligó a caminar en dirección a donde estaba Kazuma y la mujer que apenas había hecho acto de presencia.
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Kazuma Hozuki el Jue Ene 25, 2018 7:16 pm


Kazuma
Existían pocas cosas que realmente lo hacen perder los estribos, cosas que debía evitar y que debía superar, pues de no hacerlo las personas podían doblarlo fácilmente y una de esas pocas cosas eran las familias de las personas. Quizá se debía eso su actitud con los demás, prefería mantener un perfil bajo y no relacionarse con ellos pues entre más conocía a la gente más se preocupaba y eso lo hacía tomar decisiones en base a sus experiencias y sus sentimientos hacia ellos.

La escena no podía ser peor para el pelirrojo, cuando creía que Daisuke había logrado la parte difícil del trabajo que era tomar al criminal e imponer su autoridad llegó una mujer gritando con que no se lo llevaran porque era su esposo. Sumado a esto que realmente podía tocarle el corazón estaba el hecho de que habían armado un escándalo público, ¿Cuántas veces había escuchado de revueltas del pueblo debido a que las autoridades no hacían nada por mejorar su situación? Con una guerra en puerta más de uno podía sentirse necesitado por lo que intuía las razones por las que había robado.

Por otra parte, estaba su deber con la nación, con la villa que lo vio crecer y lo educó para ser un shinobi, quizá sería solo un arma para Getsugakure, pero les debía devoción y respeto, morir por su tierra era algo que siempre tenía presente en la cabeza, sabía que si su gobierno lo mandaba a la guerra tendría que ir y de morir, lo haría con una sonrisa en la cara. Daisuke se acercó lentamente hacia él, consciente de que no llevaba la bandana a la vista decidió hacerle una señal a Daisuke de que abordaría a la mujer.

Kazuma se acercó lentamente sin llamar la atención y la tomó por el brazo, por si intentaba atacar a Daisuke para liberar al hombre con quien decía tener una relación. —Ha cometido un crimen. —Tragó saliva por los nervios de imaginar que pasaría con esa familia después del posible arresto. —Y como criminal debe pagar. —Miró de reojo a Daisuke, no podían doblegarse por más pena que inspirara la mujer.

Cuando tuviera al pelinegro cerca abriría la boca una vez más. —Lo mejor creo que sería llevarlo con el superior y que él se haga cargo de esto. —Esperaba respuesta de Daisuke, estaban por salir de aquel problema.
Getsugakure || Zona Comercial || Invierno






Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Daisuke Nara el Vie Ene 26, 2018 5:30 am


Daisuke Nara
Daisuke estaba llevando a aquél sujeto, ese delincuente que había osado robar a una mujer en la zona comercial. No obstante, en cuanto este fue capturado ocurrió algo que fue bastante especial, y es que una mujer apareció en la escena lanzando al aire que ese era el padre de su hijo. Kazuma había lidiado con la fémina antes de que el Nara llegara con quien estaría siendo llevado prácticamente arrastrado – Opino lo mismo – estuvo de acuerdo con el menor de cabello rojos, siendo que aquél hombre de ropajes poco elegantes era un delincuente sin más - ¡Por favor, no se lo lleven! – seguía suplicando la mujer ante aquella situación – Él no tiene trabajo y el robar es lo único que puede hacer para mantener a nuestro hijo – intentaba explicar la madre mientras veía como su esposo permanecía cabizbajo en medio de todo ese alboroto – Él es un criminal – el pensamiento del ninja de más años era totalmente recto, sin ningún tipo de intervención o camino por el cual desviarse - ¡Pero lo hizo para mantener a nuestro hijo! – las lágrimas comenzaban a salir de los ojos de la mujer que empezó a forcejear un poco para intentar liberarse de Kazuma.

Todo eso se estaba convirtiendo en un momento totalmente torturador para cualquiera que tuviera la disposición de acercarse, Daisuke por su cuenta tenía bien en claro su posición al respecto, pero tampoco podía evitar el sentir algo de lástima por la desesperación de esa mujer. Los comprendía, pero no podía aceptar que se fueran por un camino incorrecto para conseguir cualquier cosa que necesitaran - ¡No tenemos nada que comer! – el tono de su voz aumentaba en demasía y eso se notaba en la mirada del Nara que a esas alturas estaba buscando otro foco visual. Sus ojos se dedicaron a observar como el malhechor no mencionaba ni una sola palabra, tal vez por vergüenza o algo más - ¡NO! –la mujer provocativa de antes había llegado a la escena que poco a poco comenzaba a ser rodeada de espectadores – Tú… - fue lo único que alcanzó a decir el Nara ante la reacción y las acciones de aquella mujer – No pasa nada, fue mi culpa – el hombre finalmente habló dejando en claro que él había sido el culpable de algo – Ella los enviaría a otra dirección mientras yo escapaba, pero yo estaba cansado de tanto correr por lo que compré estos panes – esa pequeña explicación dentro de los pensamientos del ninja de la sombras.

Todo se estaba tornando mucho más incómodo para todo el mundo, pero ya era tiempo de acabar con todo pues ya llegarían los otros shinobis que seguramente estarían de acuerdo en llevarse a aquél hombre – Él será el único arrestado – comentó mientras le quitaba los panes y se los daba a la esposa llorona y en segundos después le lanzaba una mirada a Kazuma – Ella no será arrestada porque no mintó al decir donde estaba el delincuente – aquella mujer provocativa que sería una cómplice se terminó convirtiendo en la pieza clave de todo eso. Su tono fue serio en todo momento, incluso hasta cuando llegaron los otros ninjas llevando al implicado y despejando la zona – Fue un placer, Kazuma – le comentó a adolescente en cuanto todo estuvo calmado. Sacó un cigarrillo y sin inmutarse, no hizo nada más que encenderlo y comenzar a fumar – Nos vemos – dijo mientras le daba la mano derecha en señal de saludo y se retiraba de la escena.
País de la Luna  Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Kazuma Hozuki el Vie Ene 26, 2018 8:41 pm


Kazuma
La escena era llamativa para cualquier transeúnte, parecía ser toda una escena sacada de alguna sitcom donde se escucharían probablemente risas pregrabadas al ver como ambos Genin lidiaban con el maleante y la que decía ser su esposa. Hablaba sobre comida e hijos, un par de cosas que podían tocar el corazón de cualquier persona, incluido el suyo, pero no debían ceder ante las peticiones de la mujer, el hombre tenía que pagar por lo que había hecho.

Posteriormente a la fiesta se unió la mujer de voluptuosa figura y todo comenzaba a aclararse, eran cómplices y ella debía cubrirlo de las garras del sistema militar para ser capaz de llevar la comida a su casa, no le extrañaba nada, desde un principio parecía extraña su llegada, pero poco más daba, al final había cantado la verdad y ellos habían dado con el hombre lo suficientemente rápido como para que no tuviera tiempo de seguir haciendo lo suyo.

Para la suerte de Kazuma, Daisuke supo resolver bien el problema, definió como resolver la situación y decidió perdonar a la potencial prostituta con la que habían tenido problemas momentos atrás, con todo resuelto solo quedaba entregar las cosas. Kazuma habló con la mujer que vendió los panes y pidió el dinero gastado mientras devolvía el producto y se disculpaba con ella por tener que recibir la mercancía de vuelta.

Tras entregar al criminal, Daisuke se despidió con un cigarro en la boca, parecía adicto al tabaco, no le molestaba, pero le parecía curioso. —También ha sido un gusto, Daisuke. —Mostró una sonrisa, la primera del día. —Nos veremos por ahí, supongo. —Se despidió alzando la mano y caminó rumbo a casa, quería descansar y olvidarse de todo lo que había sucedido ahí.
Getsugakure || Zona Comercial || Invierno






Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Zatoichi Byakura el Dom Ene 28, 2018 1:22 pm

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Kazuma y Daisuke Nara..

  • Mediante post: 8 PN para Kazuma.
  • Mediante post: 8 PN para Daisuke Nara.





Pj mas roto de nine beasts:

Volver arriba Ir abajo

Re: Las buenas acciones no tienen recompensa (Social - Pasado)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.