Últimos temas
Afiliados
Limpieza 10 - 06 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

[Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Nakurusaki Metsumi
Getsu Genin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Nakurusaki Metsumi el Lun Feb 19, 2018 1:59 am

Metsumi
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Un leve escalofrío recorrería su espalda, justo antes de abrirle la puerta al peliplata. Observó de reojo la oscura habitación, sin lograr obtener una visual mayor. Y a pesar de ello, algo se sentía mal. Algo le alertaba, como si entre las oscuridad pudiese esconderse alguna clase de aura maligna.

Ignoró aquel presentimiento, abriendo finalmente la anciana y maltratada entrada, la cual dejaría pasar algo de luz hacia sus espaldas. Y tras esperar una reacción por parte del moreno, aquella efímera sonrisa desaparecería en el mismo instante en que un pequeño y agudo sonido indicaba la activación del receptor que poseía en uno de sus oídos. La pelirroja se cruzaría de brazos, inflando levemente una de sus mejillas. Lógico que no iba a decirle nada a ella, no tenía por qué molestarse. Pero aún así, le molestaba.

A pesar del silencio inicial, las palabras clave que Akira mencionaba harían que la joven observara hacia ambos lados igualmente, en alerta. ¿Alguien que hubiese entrado en la aldea? Si Kazuma insinuaba aquello, debía ser porque alguien había desaparecido de su campo visual. Sus zafiro se concentraron inicialmente hacia el lado de la costa, pues era el punto lógico de entrada si el pelirrojo se encontraba de ese lado. No observó nada extraño, aunque con la oscuridad de la noche era un poco más difícil percatarse de la presencia de algo que quisiese permanecer oculto.

Asintió ante el comentario del moreno, pues reagruparse sería lo mejor en estos casos. — Que regrese. — Mencionó, un tanto preocupada. Nadie les aseguraba que la persona a la que Kazuma había perdido de vista no estaría acechándolo, además de desconocer el potencial de su aparente enemigo. Seguidamente, el peliplata iluminaría la habitación con su chakra eléctrico, ante lo que Metsumi daría media vuelta para observar la escena que se encontraba frente a ellos. Si bien una sensación desagradable le invadió inicialmente por ver aquellas chispas salir de sus dedos y su férrea aversión ante aquel elemento, la imagen que posteriormente se presentaría ante ambos Gennin provocaría algo mucho peor en la kunoichi.

Abriendo sus orbes de par en par, notaría que no solamente se trataba de un desorden propio de un hombre que vivía solo, sino que era claramente la escena de un crimen: una generosa mancha de sangre se encontraba sobre las herramientas de carpintería que reposaban inertes sobre el escritorio. Metsumi llevaría ambas manos sobre el pecho, sintiendo su espina ser recorrida por una helada y poco agradable sensación.

Tragó saliva, manteniéndose unos momentos estática. Finalmente tomaría la decisión de acercarse hasta el escritorio, en busca visual de alguna pista. Vería si el escritorio poseía alguna abertura o cajones, que de ser así abriría para investigar algún documento. ¿Quizás había dejado alguna nota? ¿Diario? Si nada encontraba, pasaría hacia el montón de ropa acumulado en el suelo. Su idea era hacerlo rápido, pero sin descuidar los detalles. Esperaba que Kazuma pudiese acercarse pronto hasta donde ellos se encontraban, pues sentía que corrían contra un reloj invisible que, de llegar a su fin, algo terrible pasaría.

Definitivamente no es un fantasma. — Musitaría la joven, temiendo que el destino de las otras víctimas fuese lo que aquel tono carmín sugería.

estadísticas:
Chakra:67 CK
avatar
Kazuma Hozuki
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Kazuma Hozuki el Jue Feb 22, 2018 5:32 am


Kazuma
Sí, era un subnormal. Kazuma no podía negar su falta de atención a las cosas, especialmente cuando se trata de algo importante, era parte de su personalidad. Pero no por ser distraído era imbécil, aunque lucía como uno la mayor parte del tiempo. Kazuma podía serlo todo, pero cuando tenía algo claro sabía que hacer, o cuando menos eso quería creer. La cosa es que las dudas comenzaban a irse, el miedo a que la niña fuera alguna especie de señuelo desapareció y miró directamente al acantilado mientras esperaba la respuesta de Akira, quien como de costumbre sugirió la opción más segura para el grupo. Reagruparse no sonaba mal.

La niña soltó un comentario sobre la cena, y aunque le apetecía sentarse a comer tenía un deber mayor con el mundo. —Creo que será para otra ocasión, tengo cosas que hacer, cena bien, pequeña. —Soltó mientras ella se alejaba, despreocupada por todo. Por un momento el pelirrojo se paró a pensar que era bastante curioso que ella pudiera andar como si nada en el muelle sola a pesar de su condición, pero poco después se olvidó del tema por completo. No tenía cara para quejarse de eso, cuando él teniendo sus cinco sentidos veía menos que ella, seguramente. —Hm. —Apretó el comunicador para soltar el suspiro pensativo.

Comenzaré a caminar, nos vemos en la salida más cercana que de al acantilado, será mejor que avance un poco. —Dijo, siendo más valiente y ofrecido de lo que quería. —Así cubro un poco de terreno y con suerte me encuentro con la figura esta. —Concluyó, esperando respuesta de Akira, aunque muy en el fondo a los unicos que quería encontrarse ahí era a sus compañeros de aventura. Una vez el hombre de cabellos plata hiciera lo suyo y respondiera a sus comentarios comenzaría a caminar. Podía ser un distraído, un subnormal y a alguien a quien socializar se le daba poco, pero de morir, quería hacerlo de la mejor forma posible.

Siempre alerta, la mano tentando el tanto, o algo parecido a eso.
País de la Luna|| Tsukoe || Invierno




avatar
Totsuki Akira
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Totsuki Akira el Vie Feb 23, 2018 1:16 am

La Pincoya
TOTSUKI AKIRA
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Metsumi comenzó a investigar el escritorio de inmediato, siendo este la pieza más clara de evidencia. Notaría que la mancha de sangre provenía de una gran salpicadura, como si a alguien le hubiesen reventado la cabeza, y pasaba por encima de las herramientas dando a entender que las mismas no fueron movidas tras el incidente. El escritorio contaba con dos cajones; en uno no encontraría más que un mar de clavos y tornillos de distintos tamaños, y en el otro un libro de bocetos. No contaba con muchas páginas dibujadas, en las que había plasmado todos sus trabajos antes de llevarlos a la madera. Los más notorios eran la estructura de las cabañas, y el diseño del camino elevado terminando en muelle. La última página usada era un caballo de juguete, aunque se notaba que estaba incompleto.

Akira a su vez barría las ropas y sábanas del suelo con sus pies, escuchando las palabras de Kazuma como mosquito en su oreja. — De acuerdo, pero demoraremos unos minutos —le informó cuando el pelirrojo decidió adelantarse a uno de los perímetros del pueblo. No sería difícil encontrarlo, pues trepado al techo de una casa se ve fácilmente toda la pequeña urbe y sus alrededores.
Habiendo despejado parte del piso entablado, rebeló una marca de sangre seca impregnada en la madera. Como río carmín dibujaba un camino desde el escritorio hasta la ventana entablada, siendo la típica marca de un cuerpo sangriento arrastrado. Y al poner atención sobre el marco de la ventana, Totsuki notaría que el rastro trepaba por la pared bajo la misma. — Parece que fue arrastrado al exterior con relativa facilidad —informó a la Hozuki sin elevar mucho la voz. Posteriormente se giró para ver qué hacía ella, espiando por sobre su hombro con curiosidad. Con cuidado mantenía su mano luminosa apartada, aunque dándole buena luz para ver aquel libro. La casa era tan estrecha que tras sus vueltas se encontraba cercano a su espalda una vez más.

¿Onii-san? —la voz de una niña casi le hizo saltar en el sitio, y tuvo que tragar saliva para devolver el corazón a su lugar. La pequeña ciega que antes se encontraba jugando con Kazuma ahora yacía de pie bajo el umbral de la puerta abierta, con la mirada perdida hacia la oscuridad— ¿Has vuelto? — Si bien la chiquilla había ido a su propia casa en un comienzo, el reconocible sonido de los cajones de madera abrirse le habían llamado la atención.

________________________

Por otro lado, Kazuma fue más allá del muelle para dirigirse hacia el acantilado. Dado que la construcción de madera se encontraba en el medio, tendría que pasar bajo dicho entablado con la cabeza algo gacha para no golpeársela. Al emerger del otro lado, aún con los pies sobre la arena, vería a veinte metros en diagonal a su izquierda a la dichosa silueta humana, de pie entre el límite del bosque y la playa. No llegó a verla bien sin embargo, pues al instante esta se perdió con un salto de espaldas entre la arboleda que lindaba al pueblo. Era claramente una mujer en todo caso, de vestido largo color crema, tez blanca, y pelo oscuro liso.

Si dirigía su mirada a el bosque en el cual se internó, vería la blanquecina figura asomarse por los espacios entre troncos, a medida que caminaba apurada hacia la densidad del bosque; alejándose del mar. Su ropa algo brillosa le hacía llamativa incluso con la poca visibilidad de la noche que acababa de caer completamente. Una noche de penumbras. Si no fuera por la esotérica y fugaz aparición de la dama en las zonas poco frondosas, no se podría vislumbrar la separación entre un árbol y el siguiente. Por si fuera poco, los ojos dorados de los predadores alados nocturnos comenzaban a proliferar en el follaje, dando escalofríos incluso al más corajudo.
avatar
Nakurusaki Metsumi
Getsu Genin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Nakurusaki Metsumi el Mar Abr 17, 2018 2:55 am

Metsumi
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Entre los cajones por los cuales internaba su búsqueda, logró divisar un libro algo polvoriento que poseía en su interior distintos bocetos. Aún con algo de miedo, y con la curiosidad cada vez más a flor de piel, Metsumi ojearía su contenido, en busca de respuestas más claras. Diseños de cómo era el pueblo sobre el que se encontraban le harían divagar acerca de lo importante que debió ser aquel hombre para sus vecinos. Es decir, les había construido prácticamente sus casas. ¿Por qué alguien querría asesinarlo?

... ¿Realmente estaría muerto? Una pregunta que no dejaba de surcar su mente, en un intento por pensar positivo como siempre lo hacía. Y se detuvo cerca de la página que mostraba un juguete a medio terminar, uno que no logró comprender bien para quién sería.

La voz del moreno asomaría, silenciosa, entre la oscuridad. La pelirroja voltearía levemente, observando cómo volvían a encontrarse a escasos metros de distancia. La luz lograba iluminar algo más el relato, aunque debía admitir que el sonido chisporroteante de la electricidad le ponía nerviosa. ¿O sería él? A esa altura no lograba diferenciarlo. —¿Eh? — Confusa, sus orbes viajarían hacia el borde de la ventana que poseía en frente, notando lo que Akira mencionaba. Tragó saliva, no muy contenta con aquella conclusión. — Ya veo... entonces tendremos que-— No alcanzaría a terminar su frase, para cuando esta se vería interrumpida por la voz de una pequeña que ahora asomaba su silueta por la puerta de entrada, logrando que ambos shinobis pegaran un pequeño salto de impresión.

Si bien se contuvo de lanzar un grito, algo pudo escucharse antes de que se lo tragara. Llevó su diestra hacia su pecho, tratando de retener su corazón. — E-Eh... — Soltó, tratando de buscar alguna excusa. Miraría de lado a lado, tratando de fijarse si había alguien más con ella. — N-No, pequeña. Sólo estamos mirando la linda habitación que tenía tu hermano... jaja — Siempre fue pésima para fingir. Se llevó la misma diestra que antes poseía en su pecho hacia la nuca, nerviosa. Esperaba que al menos por ser niña se creyera más fácilmente su historia, aunque lo dudaba.

Observó de reojo a su compañero, tratando de pedirle ayuda con la mirada. Necesitaban dejarla rápido, y salir para seguir el rastro de sangre desde el exterior. Aunque ¿qué tanto habría quedado, si fue hace ya varios días o incluso semanas? El caso se complicaba cada vez más.


estadísticas:
Chakra:67 CK
avatar
Kazuma Hozuki
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Kazuma Hozuki el Mar Abr 17, 2018 3:29 am


Kazuma
Kazuma continuó su camino sin hacer mucho ruido, a pesar de que el miedo a ser abordado por algún demonio del mar le había hecho ir con cautela, ahora que había descubierto que la niña no era uno de ellos se sentía un poco más seguro consigo mismo. El Hozuki caminó por la playa dejando a la arena hacer lo suyo y mezclarse con los dedos de sus pies. Tuvo que agacharse para cruzar el puente, al parecer era demasiado alto incluso para un pueblo que básicamente había levantado gran parte de su infraestructura para no sufrir con las malditas inundaciones que solían molestar a las personas.

Lamentablemente, al salir y volver la vista hacia el bosque se encontró con una escena que lo hizo tragar saliva. Una mujer de vestido color crema parecía estar viniendo del acantilado, algo extraño a decir verdad y de un momento a otro relacionó conceptos, ¿Sería la misma quien estaba sentada sobre el acantilado que de un momento a otro desapareció? Por un momento dudó que fuera agresiva, quizá era alguien del pueblo, pero lo que verdaderamente le extrañó es que apenas cruzó mirada con la mujer esta se escondió entre los arbustos de un solo salto.

El pelirrojo no dudó, llevó la mano a la oreja y activó el comunicador. —Mujer de edad madura, supongo, vestido color crema y azabache, venía del acantilado y apenas me vio se ha escondido entre los arbustos. —Su tono no tenía duda, aunque por dentro estaba muriendo de miedo, debía mantener un poco la compostura por el bien de todos los presentes. Por un momento quiso acercarse, peor la escena cada vez era más escalofriante, aquella mujer no le daba buena espina, algo estaba pasando. —Creo que mejor lo espero, esto no pinta nada bien. —Kazuma redujo el paso para no ahuyentar a la mujer, pero haciendo como que la perdía de vista.

Su mano estaba siempre sobre el tanto, por cualquier cosa, la mirada ámbar solo regresaba de reojo, por si intentaba huir, esperaba que Akira y Metsumi regresaran pronto.
Equipo Ninja:

Equipo total

—Estuche mediano de armas.
—6 kunais.
—2 bombas de humo.
—Tantō.
—Comunicador.

Estado del equipo

—Estuche con 5 kunais y 2 bombas de humo colgando por la parte trasera izquierda.
—Tantō colgando en la izquierda, a mano de la diestra.
—Kunai colgando sobre el cinto.
—Comunicador en la oreja derecha.
Cosas:

Técnicas
—.
Stats
  • Fuerza : 11
  • Resistencia : 11
  • Agilidad : 11
  • Espíritu : 11
  • Concentración : 11
  • Voluntad : 11
Chakra : 83

Estado de Kazuma
—.
País de la Luna|| Tsukoe || Invierno




avatar
Totsuki Akira
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Totsuki Akira el Mar Abr 17, 2018 4:07 am

La Pincoya
TOTSUKI AKIRA
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Kazuma no tendría que disimular demasiado el hecho de perder de vista a la dama blanquecina, pues esta se alejaba a una velocidad considerable. Acumulaba obstáculos a sus espaldas—más que nada arbustos-que tras pocos segundos imposibilitarían la visión de su silueta por completo. Era rápida, incluso más que el pelirrojo. Claramente no llevaba tacos bajo ese vestido, o bien podría ser una maquinación de su ansiosa cabeza. En todo caso, ida hacia la completa penumbra, había dejado al Hozuki solo con sus pensamientos. Tan solo el arruyo de la espuma sobre la arena, una y otra vez, acompañaba su respiración y acelerados latidos.

El mundo alcanzó una pausa, y el estridente grito agudo de una niña, proveniente del pueblo, echó a andar nuevamente las cadenas del tiempo.

________________________

Mientras tanto, en la desordenada cabaña, la otra colorada se esforzaba en convencer a la niña de ojos perla. La chica no le hacia demasiado caso, y en cambio movía cual canino hambriento sus pequeñas fosas nazales. Con ceño fruncido dio un paso hacia atrás, y señaló a la dirección general de los shinobi.

¿Por qué huele a sangre? —preguntó, reconociendo muy fácilmente aquel olor por alguna razón—. ¡¿Dónde está Onii-san?!, ¡él no tiene más amigos, solo yo!

Akira dio un paso adelante, dejando morir la chispa en su mano que solo parecía ennervar aún más los sentidos de la pequeña. Pero no llegó a abrir la boca antes de que ella soltara un grito quebranta-vidrios, estirando sus bracitos hacia abajo con los puños cerrados. Todas las puertas de las residencias antes visitadas—más la de la nueva pareja del pueblo-se abrieron, asomándose los ojos curiosos ante el raspar de mil pizarras.
El único en salir a las calles entabladas, sin embargo, fue el supuesto alcalde. Él corrió por el camino directo hacia la jovencita, y la abrazó por la espalda. Estaba claro que no era la primera vez, pues la calmó al instante, relajando sus ojos perdidos y casi sumiéndola en sueños.

Deberían alejarse rápido. Ocúltense en el bosque.

El hombre mayor hablaba preocupado, y más que nada apresurado. Sin dudar Totsuki le hizo caso, tomando a su compañera de la mano para abandonar la casa. No le dio tiempo a soltar el cuaderno de bocetos, e incluso si intentaba hacerlo, él mismo se apropiaría de aquella pista.

Kazuma encontró algo; una mujer —susurró a Metsumi, mientras caminaba dirección al muelle arrastrándola cual barrilete—. Habrá que ver qué sabe el viejo ese, pero la prioridad es reagruparnos —aquello último lo comentó presionando el comunicador en su oreja, recordando que aún no respondía al tercero del equipo.

Sin demorar siquiera un minuto, pondrían pie en las primeras tablas del muelle. Desde allí, como diez metros a la izquierda, verían al joven pelirrojo de pie en la arena, enfrentando al amenazante bosque negro. Ya soltando la mano de Metsumi, Akira se dejó caer a la arena metro y medio abajo, avanzando al trote por la misma.

Pase lo que pase, el alcalde está al tanto y lo disimula. La niña quizá tenga que ver con las desapariciones, pero no sé bien cómo. Y lo más probable es que las víctimas definitivamente mueran. ¿Qué piensan?
avatar
Nakurusaki Metsumi
Getsu Genin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Nakurusaki Metsumi el Mar Abr 17, 2018 5:16 am

Metsumi
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Poco fue el tiempo en el que pudieron intentar algo para calmar a la pequeña. A juzgar por la deducción de esta tras oler la sangre que claramente podía verse a leguas desde su posición, pudo confirmar que la jovencita carecía de visión completamente.

Aquel grito le tomó relativamente de sorpresa. Llevaría una de sus manos hacia su oreja, tratando de protegerse de la improvisada cantante soprano. —Ngh... — Entrecerró sus orbes, observando cómo el hombre que parecía ser el alcalde se precipitaba hacia la posición de la pequeña, acurrucándola. Y entonces se percataría de que todos los aldeanos se habían despertado, poniéndolos en jaque.

No alcanzó a procesar completamente lo que ocurría, ni porqué aquel hombre había reaccionado de manera tan rápida y mecánica ante algo que debería haber tomado a todos por sorpresa. ¿Será que acaso conocía todo lo que estaba ocurriendo? Antes de que su mente continuara analizando opciones, la precipitada orden del sujeto lograría una respuesta automática por parte del moreno, quien la tomaría de su mano libre para llevarla con una facilidad aterradora hacia las afueras del pueblo.

Su cuerpo le seguía, inconsciente. corría al ritmo de aquellos cabellos plateados que lograban resaltar y agitarse entre la luz de la noche. Por alguna razón, aferraba con fuerza aquel cuaderno de bocetos hacia su torso. Y en el camino, escucharía las palabras que Akira le mencionaba. —¿Eh? — Cada vez se sentía más confundida. ¿Qué tenía que ver una mujer con todo eso? ¿Por qué se la encontró al lado del acantilado? Pues había escuchado parte de lo que anteriormente su congénere mencionaba por el comunicador.

Ya en el muelle, y tras girar para avanzar un par de metros, notaría la melena rojiza asomarse por entre el paraje que ahora se proyectaba frente a sus zafiro. Esbozaría una sonrisa, aliviada. Ahí estaba él, con su cara de perdido que parecía tan habitual. —¡Kazuma-kun! — Saltaría seguido del albino hacia la arena, corriendo para abalanzarse contra su primo. —¡Encontramos sangre, y luego llegó el alcalde! Y luego... — Se detuvo, apartándose levemente para escuchar lo que el Yotsuki mencionaba, a modo de análisis general.

Abriría ambos ojos como platos, sin haberse percatado de aquel detalle que el de cabellos nieve sugería. ¿La pequeña tenía que ver con todo esto? Y bueno, había estado presente en casi todos las escenas, ya sea con Kazuma o con ellos. Además, el alcalde parecía querer protegerla a toda costa. Las noticias acerca de las victimas tampoco sonaban muy alentadoras. Tragaría saliva, tratando de pensar en alguna pista.

Ah — Soltó, recordando el libro de bocetos que poseía en su siniestra. — Traje esto. No sé, puede que nos sirva. Lo que más me llamó la atención fue el último boceto de un juguete, que creo estaba tratando de hacer para la pequeña el hombre que desapareció. — Extendió el libro hacia ambos, para quién se animase a observarlo. — Igualmente... sería bueno tratar de ver si encontramos a la mujer que viste, Kazuma-kun. — Sugirió entonces Metsumi, aguardando una opinión.

estadísticas:
Chakra:67 CK
avatar
Kazuma Hozuki
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Kazuma Hozuki el Miér Abr 18, 2018 5:31 am


Kazuma
Por un momento quiso hacer caso omiso a la razón y salir corriendo detrás de la figura femenina que acechaba desde los arbustos cercanos a la salida del acantilado. Pero quizá fue un solo momento donde pensó con la cabeza fría lo que lo detuvo de cometer un posible error, todo estaba en juego, incluso su propia vida. Cuando la silueta fue casi invisible, apretó tanto los dientes que pudo escucharlos rechinar un poco, se había puesto de mal humor, de haber sido más capaz, probablemente hubiera terminado con el encuentro ahí mismo, pero era tanto su miedo y duda que lo cegó.

Se quedó a mitad de la nada sumido en pensamientos vagos, pensamientos que lo hacían pensar en la relación que podía englobar las desapariciones y la extraña aparición de esta mujer, si es que era una, claro. No sabía muy bien cuál era su razón, él apenas sabía un par de cosas, que había una niña ciega, un fantasma femenino y que había mucha gente desapareciendo sin aparente sentido. Fue entonces cuando el grito lo hizo volver en sí y activar sus sentidos, pero poco más pudo hacer, pues al poco la voz de Metsumi se hizo presente. Sintió un ligero alivio al verla llegar junto al peliblanco, ya no estaba solo.

Escuchó atento el intercambio de diálogos haciendo especial énfasis en la mención de la niña, más aguardó el tiempo necesario para que Met pudiera decir lo suyo, cuando los dos terminaron aclaró un poco la garganta. —Si por niña te refieres a una que está ciega, es la que menos sabe del tema. —Era absurdo suponer lo contrario, pero al final podía jugar una pieza angular. —Me dijo que sus antiguos vecinos se fueron sin saludar y que estaba muy enojada, parece que no está al tanto de que en realidad desaparecen. —Miró directamente al lugar donde la había encontrado recogiendo cangrejos.

¿Qué sugieres, Akira-kun? ¿Deberíamos ir tras la mujer o regresar directo al pueblo y ver que sabe el tipo ese?

Equipo Ninja:

Equipo total

—Estuche mediano de armas.
—6 kunais.
—2 bombas de humo.
—Tantō.
—Comunicador.

Estado del equipo

—Estuche con 5 kunais y 2 bombas de humo colgando por la parte trasera izquierda.
—Tantō colgando en la izquierda, a mano de la diestra.
—Kunai colgando sobre el cinto.
—Comunicador en la oreja derecha.
Cosas:

Técnicas
—.
Stats

  • Fuerza : 11
  • Resistencia : 11
  • Agilidad : 11
  • Espíritu : 11
  • Concentración : 11
  • Voluntad : 11
Chakra : 83

Estado de Kazuma

—.
País de la Luna|| Tsukoe || Invierno




avatar
Totsuki Akira
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Totsuki Akira el Miér Abr 18, 2018 3:52 pm

La Pincoya
TOTSUKI AKIRA
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Agregó en la estantería de su mente las dos piezas proporcionadas por los hijos del mar, y se tomó unos largos segundos para dedicarse a sus pensamientos con una respiración acentuada y sonora. Con postura sólida y fría, de brazos cruzados y pies arraigados en la arena, clavó la mirada en la espesura forestal. Cerró los ojos un instante, corroborando las presencias alrededor, y encontró solamente tranquilidad al descubrir únicamente las auras de sus dos compañeros. Si estaban siendo vigilados, era por una identidad mundana, inofensiva. Aunque eso le enervaba. Sus músculos, sometidos al entrenamiento diario, estaba enjaulados en una caja de cautela que les dejaba totalmente impotentes a la situación. A diferencia de las misiones que tenía junto al Inuzuka, no resolvería nada repartiendo golpes.

Entonces... —soltó al aire con voz grave— Primer caso: carpintero del pueblo, cuya última obra inconclusa era una caballo de juguete; supuestamente para la niña. Segundo caso: padre de la niña, del cual no sabemos nada. Tercer caso: pareja de hombres, cuya desaparición parece molestar a la niña, por lo que debían tener cierta relación cercana para que ella sienta una traición. Cuarto caso: joven gentil con todo el pueblo, ¿por ende también con la niña? —se encogió de hombros—; desapareció poco después de conseguir novia.

Miró al acantilado, donde en principio vio aquella figura que, posiblemente, era la misma mujer que Kazuma logró avistar. ¿La madre de la niña, o tan solo la mujer de la nueva pareja en el pueblo? Su comportamiento extraño sugería alguna inestabilidad mental, a la que el alcalde ya había hecho alusión en la dichosa madre. Pero aun así, eso no significaba nada. Si quería colgar los pies de un acantilado, o pinchárselos con las piedras y ramillas del bosque, estaba en su libertad.

El alcalde, más allá de conocer el problema, le resta importancia. Según la última mujer cuestionada, él le dijo que vio a su hijo con la novia, lo cual no corresponde al comportamiento del joven. También fue capaz de calmar a la niña en un instante. ¿Sospechoso?, ¿cómplice?, ¿posible víctima? —suspiró—. ¿Y por qué noches sin luna?

Echando un ojo al cielo nocturno, claramente notó la presencia de la luna, pero en forma de una fina rebanada curva. Bajó la mirada, notando la marea baja. Cangrejos se aprovechaban de la misma hurgando en las rocas que normalmente son golpeadas por el agua, mas ahora contenían apacibles charcos.

Opino que hagamos lo que nos enseñaron. Si la mujer es la madre de la niña, imagino que acudirá a su llanto. Regresemos, pero indetectados, y analicemos ocultos cómo se desenvuelve la situación. Será mejor ir separados y así cubrir más superficie. Como claramente no puedo hacerme agua tendré que ir por el bosque, pero ustedes podrían tomar un camino más directo.

Esperó sus respuestas, y acciones también. Esperaría a verles alejarse antes de hacer lo propio. De momento retiró de su mochila la capa de la luna, la cual usó para cubrir su cuerpo. Incluyó la capucha para ocultar su llamativa cabellera blanca, y que no contraste con las penumbras.
avatar
Nakurusaki Metsumi
Getsu Genin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Nakurusaki Metsumi el Miér Abr 18, 2018 6:59 pm

Metsumi
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Parada junto a Kazuma, llevaría su diestra al mentón, adoptando así una postura reflexiva. Lo que mencionaba su congénere de cabellos carmín podía ser cierto, pues no era habitual que una infanta ciega pudiese provocar de algún modo aquellas desapariciones que muy probablemente terminaban en una desgracia mayor. Aún así, curiosa era la relación de la pareja que desapareció, y que parecían poseer cierta cercanía con la niña.

Una de las decisiones clave era consultada al moreno, quien decidió hacer un breve resumen del caso antes de tomar un camino concreto, algo muy propio de él. Se sonrió, tras pensar en que podía conocer algo de su comportamiento, del cual concordaba. Antes de salir corriendo tras alguna figura, necesitaban descifrar cual sería su objetivo. Después de todo, eran ninjas. El estilo de correr a lo loco no debía ser adoptado de forma tan amena.

Pareciera... que sí hay algo con la niña. — Acotó, tras la primera explicación de casos y pistas de Akira. Más que nada para que su primo lo escuchara, pues era el único que creía lo contrario. ¿Y si la madre con problemas era la causante de todo? Que quisiera defender a su hija de los hombres que se acercaban mucho a ella, o creyera que alguno le haría daño luego de que el padre hubiese intentado algo terrible con ella o con la misma pequeña? Tantas deducciones, tan pocos datos concretos.

Suspiró, escuchando nuevamente al albino, quien ahora mencionaba al alcalde. Aquello definitivamente no lo sabía. Observó, al igual que Akira, el escaso rastro que el astro de la noche dejaba, repercutiendo así en las mareas. ¿Algo podría ocurrir esta noche? La respuesta del moreno era la adecuada.

Asintió, totalmente de acuerdo con sus palabras, hasta el punto en el que él debía meterse en el bosque espeso, donde la figura se había perdido. —¡¿Eh?! — Exclamó, acercándose rápidamente para sostener el brazo más cercano de su compañero. — No no, ¿Qué pasa si te ocurre algo? ¿Y si te encuentras con la mujer fantasma y te rapta? — Con algo de nerviosismo finalizaría su oración haciendo puchero con sus labios.

Trató de calmarse, soltando entonces su agarre. — Perdón... — Suspiró, para así cerrar sus ojos un segundo y tomar aire. Debía recordar que se encontraban en una misión, y que por ende el arriesgarse estaba implícito. —Ten cuidado. — Sería lo único que articularía, apartándose para ir rumbo al pueblo.

Y a medida que caminaban junto a Kazuma, observaría de reojo hacia atrás, notando cómo el moreno se vestía de azabache con la capa de la luna. Sólo esperaba que ningún destino trágico le ocurriera, o de lo contrario no sabía qué haría.

¿Voy por la derecha, y tú por la izquierda? — Mencionó ahora a Kazuma, quien se encontraba a su lado. Como ambos poseían la misma cualidad, les sería fácil abordar dos campos del escenario. Una vez este hubiese accedido, realizaría el Suika no jutsu para deshacerse en una masa de agua, la cual escurriría lentamente hacia las maderas elevadas en dirección al punto de mayor conflicto: entraría por el borde, cerca de la habitación del constructor, donde habían recogido el libro y donde la niña los había encontrado. Con suerte, el alcalde y los demás pueblerinos seguirían allí, despiertos.

estadísticas:
Chakra:67 CK - 15 = 52 CK

Jutsu utilizado este turno:

SUIKA NO JUTSU (水化の術, TÉCNICA DE HIDRATACIÓN)
Es una técnica que utilizan los miembros del Clan Hōzuki para poder convertir su cuerpo en agua a voluntad y así evitar recibir daño por ataques físicos. Puede licuar una extremidad específica, o el cuerpo entero; manteniendo su forma o convirtiéndose en un charco de agua. Ya sea para evadir el ataque de un enemigo de corto alcance, para infiltrarse en estructuras o para lanzar un ataque sorpresa en este estado líquido, esta técnica cuenta con un alto valor estratégico. De esta forma tienen mayores probabilidades de escabullirse y realizar misiones de infiltración. Bajo éste estado, el Hōzuki no puede utilizar técnicas que no sean Suiton o del clan.
MODO AGUA.
Consumo: 8Ck por transformación parcial por turno. 15Ck por transformación completa por turno.
avatar
Kazuma Hozuki
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Kazuma Hozuki el Jue Abr 19, 2018 5:45 am

La Pincoya
País de la LunaTsukoeInvierno
El resumen del moreno era más que suficiente para dejar claro que es lo que estaba pasando en el poblado al que los habían mandado a solucionar los problemas. No podía negar que Akira tenía cierta capacidad para entender las cosas de cual él carecía por completo, quizá le hacía falta madurar, aunque bueno, también era un genin, ¿Es que acaso de verdad era un completo desastre como militar? Las dudas comenzaron a comerle la cabeza hasta que las últimas palabras del chico de cabello blanco llegaron. Sugería separarse e ir solo por el bosque, el lugar donde había visto a la mujer y cuando estuvo dispuesto a objetar, Metsumi se adelantó.

La chica era tan explosiva como siempre, mantenía ese semblante sereno que podía cambiar de un momento a otro, tenía una chispa que hacía querer ver que es lo que haría después, incluso podía catalogarla como impredecible, ¿De verdad era familiares? Había un mundo de distancia entre la pelirroja y él, un mundo muy marcado. Dejó que ella tomara la batuta y cuando hubo recuperado la razón carraspeó un poco. —Bueno, supongo que siempre podemos comunicarnos, cualquier cosa nos dices, Akira-kun. —Le dirigió una sonrisa mientras se alejaba junto a Metsumi, rumbo al pueblo.

Notó cierta inquietud en la pelirroja, una inquietud digna de la adolescencia y la juventud, malditas hormonas. —Tranquila, volverá por ti. —Bramó el pelirrojo, sin ahondar mucho en el tema para después escuchar las indicaciones de Metsumi. —Vale, iré por este lado entonces. —Señaló con el dedo la dirección que Metsumi no había elegido y procedió a transmutar en agua, abandonando toda su humanidad para pasar a ser un simple charco de agua. Debido a que él desconocía por completo como es que estaba mapeado el pueblo simplemente comenzó a recorrer hasta encontrar señales de vida, o algo interesante.
Equipo Ninja:

Equipo total

—Estuche mediano de armas.
—6 kunais.
—2 bombas de humo.
—Tantō.
—Comunicador.

Estado del equipo

—Estuche con 5 kunais y 2 bombas de humo colgando por la parte trasera izquierda.
—Tantō colgando en la izquierda, a mano de la diestra.
—Kunai colgando sobre el cinto.
—Comunicador en la oreja derecha.
Cosas:

Técnicas
Suika no jutsu (水化の術, Técnica de Hidratación)
Es una técnica que utilizan los miembros del Clan Hōzuki para poder convertir su cuerpo en agua a voluntad y así evitar recibir daño por ataques físicos. Puede licuar una extremidad específica, o el cuerpo entero; manteniendo su forma o convirtiéndose en un charco de agua. Ya sea para evadir el ataque de un enemigo de corto alcance, para infiltrarse en estructuras o para lanzar un ataque sorpresa en este estado líquido, esta técnica cuenta con un alto valor estratégico. De esta forma tienen mayores probabilidades de escabullirse y realizar misiones de infiltración. Bajo éste estado, el Hōzuki no puede utilizar técnicas que no sean Suiton o del clan.
Modo Agua:
Ventajas:
  • Inmunidad contra golpes físicos básicos y armas.
  • Alta resistencia contra técnicas de Taijutsu. Cada daño recibido por estas consume 2Ck extra.
  • Resistencia a elementos contundentes o de calor. Cada daño recibido por estos consume 5Ck extra.
Desventajas:
  • Al recibir técnicas Raiton, se paraliza completamente un turno extra.
  • Al recibir técnicas Hyoton, se reduce su Agilidad en 5 puntos durante 2 turnos o hasta solidificado el cuerpo.
Modo Aceite:
Al alcanzar Espíritu Extraordinario, el usuario puede transformarse en aceite en vez de agua, y con ello afectar a todas las técnicas que ejecute. Esto elimina las Desventajas originales de la hidratación, pero a cambio el cuerpo se torna altamente inflamable y recibe daño aumentado por técnicas basadas en calor. Aparte consume 10Ck extra por cada daño de alta temperatura recibido en este estado.
Consumo: 15Ck por transformación parcial por turno. 25Ck por transformación completa por turno.
Consumo: 8Ck por transformación parcial por turno. 15Ck por transformación completa por turno.

Stats

  • Fuerza : 11
  • Resistencia : 11
  • Agilidad : 11
  • Espíritu : 11
  • Concentración : 11
  • Voluntad : 11
Chakra : 83-15=68

Estado de Kazuma
81% del chakra total: Descansado y en perfectas condiciones, puede combatir con todas sus facultades físicas.
avatar
Totsuki Akira
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Totsuki Akira el Jue Abr 19, 2018 3:26 pm

La Pincoya
TOTSUKI AKIRA
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Secretamente Akira esperaba encontrarse con la tenebrosa figura del bosque. Prefería incluso ser emboscado, confiado de que podría sobrepasar cualquier trampa a base de fuerza bruta, y someter al culpable en un mundo de electricidad. No es que fuese incapaz de sutilezas, o corto de poder analítico, pero sí estaba cansado de tratar con aquella población rebosante de secretos. Incluso siendo amante del misterio y el acertijo, su costumbre de hacer cuadrar las piezas en su mente se veía contaminada por el factor humano. Por eso su principal queja—mantenida en la caja de su cráneo-era la actitud del alcalde. Qué clase de líder era, ignorando los problemas de su populacho.

Los pequeños dedos aferrados en su brazo le despertaron, o por el contrario, lo sumieron en una meditación totalmente opuesta. Aquella sensación de ser necesario para el bienestar ajeno era completamente nueva. Y más allá de querer terminar con el problema social de una vez, comenzó a preocuparse del más mínimo rasguño. No por él, sino por el rostro de preocupación y sentimiento de culpa que la colorada podría llegar a demostrar en consecuencia. No quería causarle aquella ansiedad, y por ende cual chispa sobre alcohol se encendió la necesidad de la cautela. Si en principio no pensaba mantener el sigilo, tras un parpadeo se reintegró al plan que él mismo musitó.

Cuídense también —les dijo, tras asentir ante la exigencia de Metsumi, y el recordatorio de Kazuma.

Ojeando a los pelirrojos alejarse hacia su izquierda, dio el primer salto que le dejó sobre la rama de uno de los árboles limítrofes entre la tierra y la arena. En la siniestra sostuvo una de sus tonfas, con el cuerpo del arma protegiendo su antebrazo, que podría utilizar ante ataques repentinos. Y así, bastante ligero de cuerpo, inició su avance paralelo al pueblo, mas siempre protegido por la sombra del follaje.
________________________

Como dos medusas marinas naufragando en tierra, los más jóvenes se desplazaron sobre el camino de maderas elevadas. La pobre iluminación consistente de la luz de velas filtrada a través de ventanas era lo único que les iluminaba, haciendo de su reptar uno casi imperceptible. Las puertas de las viviendas, a izquierda y derecha, estaban abiertas con su interior vacío. Los vecinos se habían agrupado frente a la casa más lejana a la costa, aquella que como en la cabecera de una gran mesa daba techo al alcalde. El grupo de gente formaba una ronda imperfecta, ovalada más que nada, calmando a la niña en brazos del hombre mayor que se apresuró a su auxilio. La kunoichi llegaría por la derecha, a diez metros en diagonal del evento, y el shinobi a la misma distancia, por la izquierda. Ella estaría justo antes de la puerta forzada de la cabaña del carpintero, y él de la casa de la niña y su madre. En ambos casos, la oscuridad primaba en el interior de las residencias abiertas.

Los vecinos más cercanos, siendo los únicos audibles, no decían nada demasiado relevante. Comentarios como "pobrecita" o "qué habrá pasado", más que nada conversando entre sí. Algo más lejos, en el centro del tumulto, el alcalde parecía hablar con una mujer, que Metsumi reconocería como la madre del último desaparecido. Aun así, dado al estado acuoso o la distancia en la que se encontraban, no llegaría ninguno de los dos a escuchar la conversación.
avatar
Nakurusaki Metsumi
Getsu Genin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Nakurusaki Metsumi el Sáb Abr 21, 2018 4:44 am

Metsumi
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Antes de emprender camino al pueblo, Metsumi escucharía las últimas palabras de Kazuma antes de retomar la misión, asintiendo inicialmente con cierta tranquilidad. Sí, realmente necesitaba escuchar que él volvería... ¿a ella? Fue entonces que se percató de la envergadura que aquello abarcaba, logrando que pegara un salto en su puesto mientras, eufórica, movía los brazos de lado a lado. — ¡A-A los dos! N-No es que realmente pase algo entre Aki-kun y yo... — Se excusó, sintiendo que el rubor se le subía por las orejas.

Pero era hora de ponerse serios. Tras abandonar aquellos pensamientos que en otras circunstancias le habrían mantenido toda la noche despierta, ahora se encontraba camino a resolver todo el misterio. Para su suerte, la mayoría de los pueblerinos se encontraban reunidos cerca de la pequeña que aún parecía algo inquieta, mas el alcalde mantenía el afán de calmar. La habitación del carpintero que se encontraba aún abierta tras ser descubiertos por la muchacha parecía no cobrar protagonismo alguno, a pesar de la sangre que podrían encontrar al ingresar, algo lógico de suponer que harían si la pequeña gritó cerca de aquel sitio, y que encima era de un hombre que desapareció. ¿Ignorancia? No lo daba por seguro.

Aún en estado de charco se acercaría a los aldeanos más contiguos a su posición, sin poder obtener alguna información útil. Frustrada, buscaría escurrirse por la madera manteniéndose pegada sobre el borde inferior, aquel que los humanos no podrían notar pues se encontraba bajo sus pies. Había notado la presencia de una mujer que creyó reconocer, la cual se había acercado para hablar algo con el alcalde. ¿Qué sería? Necesitaba escuchar aquella conversación al costo que fuera. Y con la táctica que seguía no debía haber problema, pues no era un charco visible que se movía frente a todos, sino que lo hacía entre las tablas aferrada hacia el lado inferior.

Si lograba alcanzar su objetivo, probablemente aquello les ayudaría bastante en hacer cuadrar el panorama.

estadísticas:
Chakra: 52 CK - 15 = 37 CK

Jutsu utilizado este turno:

SUIKA NO JUTSU (水化の術, TÉCNICA DE HIDRATACIÓN)
Es una técnica que utilizan los miembros del Clan Hōzuki para poder convertir su cuerpo en agua a voluntad y así evitar recibir daño por ataques físicos. Puede licuar una extremidad específica, o el cuerpo entero; manteniendo su forma o convirtiéndose en un charco de agua. Ya sea para evadir el ataque de un enemigo de corto alcance, para infiltrarse en estructuras o para lanzar un ataque sorpresa en este estado líquido, esta técnica cuenta con un alto valor estratégico. De esta forma tienen mayores probabilidades de escabullirse y realizar misiones de infiltración. Bajo éste estado, el Hōzuki no puede utilizar técnicas que no sean Suiton o del clan.
MODO AGUA.
Consumo: 8Ck por transformación parcial por turno. 15Ck por transformación completa por turno.
avatar
Kazuma Hozuki
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Kazuma Hozuki el Sáb Abr 21, 2018 6:26 am

La Pincoya
País de la LunaTsukoeInvierno
¿Qué necesitan un par de desconocidos charcos de agua para ser incluidos en conversaciones ajenas? Seguramente más de lo que estaba dispuesto a pagar. Kazuma cruzó cerca de una de las propiedades de la villa, desconocía por completo a quien pertenecía, pero conforme avanzaba por la madera que tenía la función de ser un piso se tentó a investigar a fondo las moradas. Quizá debió preguntarle a Akira y Metsumi cuales habían sido las que habían registrado. Lamentablemente, hacerlo ahora salía sobrando bastante, mejor investigar porque todo estaba abierto, ¿Qué es lo que tenían que ocultarle a los shinobis de la luna? Y en todo caso, ¿Quién los había contratado?

El pelirrojo se movía de forma constante aprovechando las sombras de los edificios para mezclarse, de cualquier modo, sería complicado que entendieran que estaba pasando, no conocían su habilidad para escabullirse, por lo que de sentir las miradas encima simplemente dejaría de moverse. Era consciente de que transmutar en agua tenía un coste alto en sus reservas de chakra y que no podría mantener demasiado tiempo la forma de querer tener suficiente para pelear de ser totalmente necesario. Maldito el día en que nació con tal habilidad para mezclarse con el entorno.

Finalmente llegaría hasta donde la gente se estaba reuniendo. Un cumulo de personas estaban tratando de dialogar con lo que parecía ser el alcalde del pequeño poblado de Tsukoe. Kazuma por más que intentó fue incapaz de escuchar todo lo que estaban dialogando entre ellos, además de simplemente murmullos solo el sonido de las olas le era perfectamente perceptible. Renegando un poco utilizó su habilidad para acercarse un poco más, tratando siempre de ser cuidadoso, ocuparía el sonido de las personas para moverse y si era necesario, parar para no ser detectado.

Incluso barajó la idea de escurrir por entre las tablas que sostenían el pueblo, todo se vería, con el paso del tiempo.
Equipo Ninja:

Equipo total

—Estuche mediano de armas.
—6 kunais.
—2 bombas de humo.
—Tantō.
—Comunicador.

Estado del equipo

—Estuche con 5 kunais y 2 bombas de humo colgando por la parte trasera izquierda.
—Tantō colgando en la izquierda, a mano de la diestra.
—Kunai colgando sobre el cinto.
—Comunicador en la oreja derecha.
Cosas:

Técnicas
Suika no jutsu (水化の術, Técnica de Hidratación)
Es una técnica que utilizan los miembros del Clan Hōzuki para poder convertir su cuerpo en agua a voluntad y así evitar recibir daño por ataques físicos. Puede licuar una extremidad específica, o el cuerpo entero; manteniendo su forma o convirtiéndose en un charco de agua. Ya sea para evadir el ataque de un enemigo de corto alcance, para infiltrarse en estructuras o para lanzar un ataque sorpresa en este estado líquido, esta técnica cuenta con un alto valor estratégico. De esta forma tienen mayores probabilidades de escabullirse y realizar misiones de infiltración. Bajo éste estado, el Hōzuki no puede utilizar técnicas que no sean Suiton o del clan.
Modo Agua:
Ventajas:
  • Inmunidad contra golpes físicos básicos y armas.
  • Alta resistencia contra técnicas de Taijutsu. Cada daño recibido por estas consume 2Ck extra.
  • Resistencia a elementos contundentes o de calor. Cada daño recibido por estos consume 5Ck extra.
Desventajas:
  • Al recibir técnicas Raiton, se paraliza completamente un turno extra.
  • Al recibir técnicas Hyoton, se reduce su Agilidad en 5 puntos durante 2 turnos o hasta solidificado el cuerpo.
Modo Aceite:
Al alcanzar Espíritu Extraordinario, el usuario puede transformarse en aceite en vez de agua, y con ello afectar a todas las técnicas que ejecute. Esto elimina las Desventajas originales de la hidratación, pero a cambio el cuerpo se torna altamente inflamable y recibe daño aumentado por técnicas basadas en calor. Aparte consume 10Ck extra por cada daño de alta temperatura recibido en este estado.
Consumo: 15Ck por transformación parcial por turno. 25Ck por transformación completa por turno.
Consumo: 8Ck por transformación parcial por turno. 15Ck por transformación completa por turno.

Stats

  • Fuerza : 11
  • Resistencia : 11
  • Agilidad : 11
  • Espíritu : 11
  • Concentración : 11
  • Voluntad : 11
Chakra : 68-15=53

Estado de Kazuma
63% del chakra total: Descansado y en perfectas condiciones, puede combatir con todas sus facultades físicas.
avatar
Totsuki Akira
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Totsuki Akira el Lun Abr 23, 2018 7:06 pm

La Pincoya
TOTSUKI AKIRA
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Por cada flanco los Hozuki se acercaron, ambos tomando las precauciones necesarias para no ser detectados. Por supuesto nadie se esperaba estar siendo espiado por un par de masas de agua reptando sobre el entablado, pero en todo caso no necesitarían conocimiento de sus habilidades para extrañarse en caso de notar tal suceso.
Estando apenas a un metro por detrás del cúmulo de gente, podrían escuchar la conversación entre la preocupada vecina y el alcalde.

No no, la niña está cómoda y segura aquí —negaba el viejo mandatario, con la pequeña en brazos.

¡¿Cómoda?! —cuestionó al instante la madre del último desaparecido—; ¡su padre no está, su madre técnicamente tampoco. Tiene que desplazarse por un pueblo en altura siendo completamente ciega, y subsistir casi sola!

Y está feliz y saludable, por lo que no hay problema. Justamente, si se la llevaran como usted propone, se encontraría en un sitio enorme y desconocido, lleno de gente y crimen.

¡¿Ahora el crimen le preocupa?! —alzó la voz más todavía, algo quebrada— Perdí a mi propio hijo en esta aldea de mierda, y no me fui sólo porque esperaba la ayuda de los shinobi. Ahora que están aquí pueden llevarse a esta niña a donde corresponde, ¡y a usted también!

La niña, en el medio del conflicto, comenzó a llorar. No tan chillona como antes, sino en un tono bajo que prometía ascender. El alcalde estaba por rebatir nuevamente, y solo llegó a abrir la boca cuando una bomba de humo reventó en el centro de la multitud. Una nube de seis metros de diámetro engulló la escena, quedando los espías justo dentro de su límite. Lo que antes eran murmullos y quejas, ahora se había convertido en la tos de los sorprendidos civiles.
Apenas iniciado el caos, Kazuma sentiría pasos largos pasando encima suyo, en dirección al centro de la multitud. Un segundo después, el llanto de la niña se alejaba hacia la derecha, pasando auditivamente cerca de Metsumi en dirección al bosque.

A su vez, el pelirrojo escucharía por su comunicador la típica estática presente cuando se abre el canal del mismo. El lado de Akira estaba, por decirlo de algún modo, encendido; mas este no emitía palabra. Tan solo se escuchaba el viento chocar contra el micrófono débilmente, y el apagado canto de los insectos de fondo.
avatar
Nakurusaki Metsumi
Getsu Genin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Nakurusaki Metsumi el Miér Abr 25, 2018 4:42 am

Metsumi
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Las quejas de la mujer que los había contratado resonaban entre el tumulto de gente que rodeaba al alcalde y la niña. Indignada, parecía reprocharle los hechos que estaban ocurriendo en su misterioso pueblo, algo que el hombre no deseaba reconocer. ¿Por qué tan obsesionado estaba con la pequeña? ¿De qué quería protegerla? Justo en el momento en que parecía que todo iba a revelarse, una bomba de humo cayó sobre los tensos aldeanos.

Y dentro del perímetro, los dos pelirrojos yacían alertas. Si bien era algo que Metsumi no esperaba, sus sentidos se encontraban alerta desde el momento en el que treparon para espiar la conversación. Ahora que su vista le era privada, sus sentidos se enfocaron en lo auditivo. Y, justamente, tras sentir la tos inicial del gentío, escucharía el pequeño llanto de la chica pasar por su lateral líquido. No dudó en avanzar hacia el sonido a medida que iba reconstruyendo su cuerpo, proceso que por suerte era casi instantáneo. Y con ello, estiraría con vehemencia su diestra, saliendo de esta un látigo de extensión acuática.

Su objetivo era claro: dirigirse hacia la figura sospechosa que intentaba llevarse a la pequeña hacia el bosque. De poder atraparlo, lo apretaría con el fin de que soltara su contenido. De no hacerlo, continuaría carrera hacia donde se dirigiera, aunque fuese el bosque.

No entendía bien qué era lo que estaba sucediendo, pero ya era un hecho que la pequeña ciega era la pieza clave. Perderla podría significar una información valiosa que se iba junto a ella. Más aún, si lo que sea que se estuviese llevando a la chica iba hacia el bosque, también le daba una pista certera de un sitio al que dirigirse para investigar, además de lo preocupada que se encontraba por el moreno.

estadísticas:
Chakra: 37 CK - 10 = 27 CK

Jutsu utilizado este turno:

SUITON: SUIBEN (水遁・水鞭水遁水鞭, ELEMENTO AGUA: LÁTIGO DE AGUA)
Es un jutsu que crea un látigo hecho de agua con el que se puede envolver al oponente. Aún así, este puede tener otros usos variados. El látigo puede variar en tamaño entre 1 y 3 metros, y se escupe sobre una de las manos del usuario.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 10Ck ejecutar y 5Ck mantener.
avatar
Kazuma Hozuki
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Kazuma Hozuki el Vie Abr 27, 2018 5:34 am

La Pincoya
País de la LunaTsukoeInvierno
Dicen que la vida gira en torno a un único momento, un solo segundo donde todo puede cambiar para bien o para mal. La mayoría de las ocasiones en su vida siempre iban a mal, y esta no sería la excepción, después de todo, tenía la peor de las suertes, ¿No es así? Como sea, ahora tenía que resolver un problema mayor en cuestión de segundos. Y es que apenas pudo prestar atención la discusión sobre la niña ciega todo comenzó a irse lentamente al infierno, el dialogo entre los personajes involucrados aumentaba de calor y cuando parecía estar en su climax el juego dio comienzo.

Kazuma sintió como algo le pasa por encima a la par de que un par de cosas más sucedían en el ambiente, parecía ser una especie de secuestro digno de las viejas películas, no pudo evitar tener que reaccionar cuando las personas comenzaron a toser. Dejó de ser un simple charco de agua y tomó la forma humana, volviendo a ser el típico pelirrojo que tanto decía no ser. Quizá resultaría una sorpresa para la gente, pero el escuchar como la niña se alejaba no hizo más que hacerlo entrar en razón. Ahora mismo ninguno de esos imbéciles importaba.

Pero no todo podía ser miel sobre hojuelas, sumado a estos eventos una estatica incólume hizo presencia en su auricular y nada más, Akira estaba en medio de una fiesta. El de cabellos rojos se guío por su instinto auditivo para ubicar un poco la dirección en la que el secuestrador huía, gracias al cielo en aquel lugar estaba Metsumi, por lo que de algún modo tenían cierta ventaja táctica. Tuvo a bien evitar mencionar al de cabello plata, de haberle dicho a Met en este momento probablemente iría a mal, ellos tenían un trabajo, y el moreno otro totalmente distinto, solo le quedaba confiar y después apoyar de ser necesario.

Corrió en dirección al secuestrador, tenía claro su avanzada. Mientras lo hacía una serpiente y un pájaro saldrían a pasear entre sus manos para finalmente generar 5 finas agujas de agua que tiraría directo a las piernas del hombre o mujer que osara jugar en contra del dúo pelirrojo.
Equipo Ninja:

Equipo total

—Estuche mediano de armas.
—6 kunais.
—2 bombas de humo.
—Tantō.
—Comunicador.

Estado del equipo

—Estuche con 5 kunais y 2 bombas de humo colgando por la parte trasera izquierda.
—Tantō colgando en la izquierda, a mano de la diestra.
—Kunai colgando sobre el cinto.
—Comunicador en la oreja derecha.
Cosas:

Técnicas
Suiton: Mizu no Hari (水の針, Elemento Agua: Jutsu de Agujas de Agua)
Se trata de un jutsu en el cual, tras ejecutar una serie de sellos el usuario podrá hacer uso del agua que se encuentre a 2 metros a la redonda para así formar con esta pequeñas agujas que serán lanzadas al frente. Estas agujas a pesar de ser bastante débiles si dañan algún nervio pueden inhabilitar por un turno la extremidad golpeada.
Postura de manos: Serpiente → Pájaro
Consumo: 3Ck por aguja.
Espíritu:
Normal: 5 agujas. Hasta 3 metros.
Bueno: 7 agujas. Hasta 5 metros.
Muy bueno: 10 agujas. Hasta 7 metros.
Talentoso: 15 agujas. Hasta 9 metros.
Virtuoso: 17 agujas. Hasta 11 metros.
Extraordinario: 19 agujas. Hasta 13 metros.
Leyenda: 25 agujas. Hasta 15 metros.

Stats

  • Fuerza : 11
  • Resistencia : 11
  • Agilidad : 11
  • Espíritu : 11
  • Concentración : 11
  • Voluntad : 11
Chakra : 53-15=38

Estado de Kazuma
45% del chakra total: El cansancio se hace evidente.
avatar
Totsuki Akira
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Totsuki Akira el Vie Abr 27, 2018 5:35 pm

La Pincoya
TOTSUKI AKIRA
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Cegado por la humareda, un pelirrojo lanzó confiado sus agujas acuáticas. No se planteó en ningún momento qué sucedería si el secuestrador caía de bruces al suelo con la niña en brazos, pero a quién le importaban esos detalles. Su oído fue certero, y con ello su puntería. Incapacitó a nivel nervioso diversos puntos de la espalda del atacante, el cual soltaría un quejido masculino mientras caía al suelo.
Coordinadamente la colorada utilizó su látigo de agua para interceptar la huida, y sin saberlo salvaría a su objetivo de una caída que le llevaría dos metros descendiendo desde la altura de la pasarela de madera hasta el real suelo. La persona atrapada quedaría colgando del lado del camino, y lentamente bajaría a medida que la fuerza en los brazos de la kunoichi no soportara su peso. El humo se disiparía, mientras el hombre apresado—aún con niña llorando en brazos-forcejeaba por escapar del látigo.

¿Yoshida-san? —inquirió confundida la mujer que contrató al trío, y dirigió una mirada a Metsumi, quien había aparecido de la nada— ¡Es el padre de la niña!, creíamos que también era víctima del secuestrador...

La multitud de aldeanos se mostró confundida, acercándose a la orilla de la pasarela desde donde colgaba la soga líquida. El alcalde, sin embargo, estaba asustado. Cuando todos daban un paso al frente, él lo hacía hacia atrás, quedando totalmente a la vista de Kazuma.
________________________

En el bosque, el suspenso se tejía bajo un manto de niebla. Avanzando entre la arboleda, el peliplata había sido sorprendido por una humareda maloliente, que antes de poder percatarse le sumió en un estado de parcial parálisis. Sus músculos comenzaron a tensionarse en pleno salto, forzándole a un aterrizaje de emergencia entre arbustos y maleza. Escuchando los pasos de su atacante, se escondió recostado contra la raíz de un árbol, al cobijo de un arbusto. Allí fue que accionó su comunicador, guardando silencio, simplemente para enviar algún tipo de señal.

Optó por la velocidad antes que el sigilo. Lo más rápido que pudo con su cuerpo contracturado, alcanzó la mochila bajo su capa y de esta retiró un respirador. Apresurado se lo colocó frente al rostro, y volvió a respirar con tranquilidad. Tal alboroto, sin embargo, reveló su posición ante el predador del bosque; y en la paz de la naturaleza escuchó una hoja metálica cortar el aire.
Katana con Tantō chocaron, iluminando con sus chispas el rostro del moreno. No solía empuñar la espada corta que cual asesino portaba en su cintura, pero no había mejor momento que el actual. Dio un giro en el suelo a su derecha, dejando que la próxima estocada del invisible enemigo quedase clavada en el tronco tras él, y se puso de pie.

Se enfrentaba a una silueta de vestido blanco. La mujer que el Hōzuki había descrito pobremente, que le enfrentaba con una larga espada y notable agilidad. El cuerpo entumecido de Totsuki podía defenderse, pero requería de tiempo para recuperar su movilidad.

¿Qué quieres?, no me obligues a matarte.

Palabras amenazantes de un hombre que realmente buscaba una tregua. Su visión era borrosa, desenfocada, y no podía siquiera concentrarse en una pose óptima para el combate.
avatar
Nakurusaki Metsumi
Getsu Genin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Nakurusaki Metsumi el Sáb Abr 28, 2018 10:41 pm

Metsumi
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
La coordinación de los ataques que ambos Hozukis lanzaban parecía, a primera vista, cuidadosamente planificada. Y aunque Metsumi no tenía la más mínima idea de lo que su congénere hacía, el combo había resultado perfecto.

A medida que el humo se disipaba y el sospechoso había caído presa de su látigo, los aldeanos comenzaban a acercarse como moscas al estiércol, confundidos y tambaleantes. La parálisis provocada en el cuerpo del hombre producto de las agujas de agua haría que Metsumi acertara con mayor ahínco la posición de su objetivo, y de prepararse —al menos mentalmente — para soportar el peso de un hombre. Y sí, por el quejido debía ser un hombre.

Lo que no calculó fue la caída que ambos hubiesen tenido de no ser porque tomó con ambas manos el látigo, separando sus piernas y tratando de tirar del hilo acuoso. —Ugh... — Entrecerró un orbe, tratando de hacer un esfuerzo por aguantarlos para no hacer daño a la niña. Para cuando la señora que los había contratado se acercaba musitando la identidad del sujeto, la pelirroja apretaría sus dientes, furiosa. Así que realmente todo era culpa de la familia de la ciega.

¡¿Qué hay en el bosque?! — Exclamó, exigente. Sabía que por mucho que el sujeto luchase, no iba a poder moverse demasiado debido a las agujas que acertaron en sus nervios. Y lo que le mantenía nerviosa era precisamente el objetivo del sujeto, del cual podrían encargarse después. Ahora... necesitaba encontrar a Akira. — ¡Busquen una cuerda, rápido! — Demandó a la señora y los demás aldeanos, mientras que el cuerpo de la kunoichi caía saltando hacia el suelo arenoso. Con ello también caerían el padre y su hija, pero no debiendo sufrir mayores heridas por encontrarse ya en un punto bastante bajo cuando los atajó.

Mantuvo su látigo de agua apretando al sujeto, mientras que caminaba hacia él, a paso firme. — Ordénale a la cosa que parece mujer que venga ahora, o yo iré a matarla. — Sacaría con su diestra dos kunai, con claras intenciones de clavárselo en las piernas del hombre para que no escapara, y si se negaba a su petición, salir en dirección al bosque en busca del fantasma. Claramente ambos estaban relacionados, y no perdería más tiempo sabiendo que el moreno se encontraba solo en ese sitio.

Aguardó sólo un segundo. De ver la mas mínima duda en los orbes del hombre, clavaría los kunai e iría lo más rápido posible al bosque. Confiaba en que Kazuma pudiese encargarse del alcalde y de atajar al herido padre posteriormente.



estadísticas:
Chakra:27 CK - 5 CK = 22 CK

Jutsu utilizado este turno:

SUITON: SUIBEN (水遁・水鞭水遁水鞭, ELEMENTO AGUA: LÁTIGO DE AGUA)
Es un jutsu que crea un látigo hecho de agua con el que se puede envolver al oponente. Aún así, este puede tener otros usos variados. El látigo puede variar en tamaño entre 1 y 3 metros, y se escupe sobre una de las manos del usuario.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 10Ck ejecutar y 5Ck mantener.
avatar
Kazuma Hozuki
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Kazuma Hozuki el Dom Abr 29, 2018 12:46 am

La Pincoya
País de la LunaTsukoeInvierno
Una cadena de acciones llevaría a los pelirrojos a salir triunfantes de la extraña situación. Sus agujas harían lo indicado y se clavarían en los nervios del malhechor que intentaba realizar un secuestro, seguido de eso un látigo de agua saldría disparado para apresar al hombre, aunque a un precio no calculado. Kazuma no podía entender cómo es que ambos habían logrado tal coordinación, quizá había sido el destino y una simple coincidencia. Lo que si sabía es que había funcionado y eso lo tenía bastante contento. Sin embargo, no todo iba como lo esperado y Metsumi tuvo problemas para sostener el peso de su presa. Debía ayudarla.

Quizá fue el destino el que lo hizo tardarse más de un segundo, parecía ser que la pelirroja tenía todo bajo control, cedería poco a poco para depositar al hombre sobre la arena junto a la niña y a la par, los aldeanos harían acto de presencia. Parecía ser que todo se solucionaba poco a poco, resultó que el secuestrador era el mismísimo padre de la niña, ¿Qué lo había llevado a realizar tales acciones? ¿Por qué es que había fingido desaparecer? Tenía muchas dudas y poco tiempo. Y cuando quiso echar a andar rumbo al bullicio notó como el alcalde hacía lo suyo por intentar escapar de la situación.

Kazuma hizo una sonrisa fúnebre, al final, no era tan bueno como decía. Similar a lo que había hecho Met anteriormente, el Hozuki escupiría una cantidad extraña de agua sobre su diestra, y aprovecharía la indecisión del alcalde para apresarlo por la pantorrilla izquierda haciéndolo caer al suelo en el mejor de los casos. —Tengamos una plática. —Exclamaría el de ojos ámbar con la mayor de las seriedades posibles. — ¿Qué pinta usted en todo esto? —La zurda entraría en escena para sacar un kunai y empuñarlo con seriedad, amenazante. Confiaba en que Akira supiera manejar el bosque.

Canta o esto se pondrá feo.
Equipo Ninja:

Equipo total

—Estuche mediano de armas.
—6 kunais.
—2 bombas de humo.
—Tantō.
—Comunicador.

Estado del equipo

—Estuche con 5 kunais y 2 bombas de humo colgando por la parte trasera izquierda.
—Tantō colgando en la izquierda, a mano de la diestra.
—Kunai colgando sobre el cinto.
—Comunicador en la oreja derecha.
Cosas:

Técnicas
Suiton: Suiben (水遁・水鞭水遁水鞭, Elemento Agua: Látigo de Agua)
Es un jutsu que crea un látigo hecho de agua con el que se puede envolver al oponente. Aún así, este puede tener otros usos variados. El látigo puede variar en tamaño entre 1 y 3 metros, y se escupe sobre una de las manos del usuario.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 10Ck ejecutar y 5Ck mantener.

Stats

  • Fuerza : 11
  • Resistencia : 11
  • Agilidad : 11
  • Espíritu : 11
  • Concentración : 11
  • Voluntad : 11
Chakra : 38-10=28

Estado de Kazuma
33% del chakra total: Bastante agotado.
avatar
Totsuki Akira
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Totsuki Akira el Dom Abr 29, 2018 3:25 am

La Pincoya
TOTSUKI AKIRA
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
La niña forcejeó en los brazos de su padre, mientras este era interrogado. La pregunta, sin embargo, no le hacía mucho sentido, y no logró más que titubear. Inpredecible para todos los presentes, la bonita kunoichi lanzó sus dagas cargadas de culpa y frustración, que se enterraron en las piernas del sujeto libertador de gritos. Los cuervos, que reposaban en los techos del pueblo, revolotearon exaltados. E impulsados por aquella violenta acción, toda la gente se puso manos a la obra. Quién sabe de dónde tomaron una gran cuerda, con la que comenzaron a apresar al padre de la niña sin instrucción requerida por parte de la ninja enfurecida. Y esa, sin embargo, ya se había ido.

Quedaría Kazuma como representante de la luna, entre ese montón de gente rara sin saber qué hacer con el prisionero. Él, por su parte, atrapó sin mayores complicaciones al alcalde, amenazándolo con un kunai de su propiedad. El anciano se desmoronó sobre sus rodillas al instante, notando de qué eran capaces los shinobi de la luna, y soltó la lengua al mismo ritmo que las lágrimas.

Yo... yo solo quería ayudar a la señora Yumito, y a su hija. No tengo nada que ver.

¡Viejo de mierda!, ¡siempre miraste a mi mujer con ganas! —acotó desde metros de distancia el hombre atado, llegando a oir la conversación.

¡Pero nunca hice nada!, realmente quiero que se mejore, y vuelva a ser como era antes...

No le crea nada, ¡mi mujer es una asesina! Mató al carpintero y me pidió ayuda para ocultar el cuerpo. Me negué, y en cambio lo hizo junto al alcalde. Temí yo ser el siguiente, y simplemente huí.

¡Huyó porque no tiene ganas de cuidar a una niña tan delicada como se debe! ¿Sino por qué demoró semanas en regresar?

P-Puede ser que no sea el mejor padre, pero no puedo dejarla en este pueblo de locos... La hubiera venido a buscar por las buenas, pero ya saben lo que pasa con cualquiera que se acerca a mi hija. ¡A usted deberían clavarle porquerías en las piernas!

¡¿Qué?!, eh... ¡No, no! Joven shinobi, escúcheme. Vinieron por los desaparecidos, ¿no es así? La señora Yumito los lleva a una gruta bajo el acantilado. Están bien, yo me aseguro de eso. Mis intenciones no son malas, puede dejarme ir. Pero este sin vergüenza...

Mientras los hombres discutían, el resto de la gente no entendía nada, atónita. Más que nada la pareja recién llegada, que tan solo quería alejarse de la gran ciudad. Y ambos sujetos, amarrados, continuaron la discusión a puros insultos, sin ya añadir información sobre el caso de la niña y los desaparecidos.

________________________

Sin tener que adentrarse demasiado en el bosque, Metsumi alcanzaría las figuras de Akira y la mujer de blanco. Esta, con su largo pelo azabache, estaba pálida y con el maquillaje corrido. Como eterna viuda, miraba al moreno con los ojos abiertos más grandes que la luna ausente, y apuntaba en su dirección con la katana. El peliplata, por su parte, se encontraba mejor físicamente. Había tenido que bloquear uno que otro ataque en mal estado, y eso le había provocado un corte superficial en cada hombro, pero ya había recobrado la compostura. Observó, a un costado, la llegada de Metsumi; y le sonrió. La dama fantasmal no dijo nada, no había abierto la boca desde el comienzo. Simplemente se lanzó con una nueva barrida de su espada, más veloz de lo que la kunoichi podría percibir en la oscura noche. Lo que encontró, sin embargo, fue la espada corta del joven brillando de un color celeste, cargada de electricidad. Los rayos se transmitieron de una hoja a la otra, y entumecieron el cuerpo entero de la mujer.

Tu propio chocolate —comentó Akira, aún molesto por el humo paralizante que se había fumado.

La psicópata estaba totalmente ida, echando espuma por la boca de mera rabia. Se retorcía en el suelo luchando contra su propio sistema nervioso, contorsionando los músculos en ángulos insalubres. Parecía haber perdido la humanidad hace tiempo.

Aquí está nuestra fantasma, pero parece que olvidó cómo hablar —comentó a la Hozuki recién llegada, mientras casualmente le daba un golpe en la sien con una tonfa a la sospechosa—. ¿Me ayudas a llevarla?

Muy románticamente desenrolló un hilo ninja, atando a la prisionera con el mismo en un muy firme nudo. La levantó de una axila, esperando que la kunoichi ayudara a balancearla, y comenzó el regreso al poblado.
avatar
Nakurusaki Metsumi
Getsu Genin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Nakurusaki Metsumi el Dom Abr 29, 2018 5:53 pm

Metsumi
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
No dudó en clavar ambos kunais para inmovilizar las extremidades inferiores del padre. Normalmente, no se hubiese comportado de aquella forma. Normalmente no estaría gritando órdenes, apresurada. ¿Qué era lo que estaba sucediendo? Ciertamente el hecho de que el albino estuviese solo en aquel bosque le inquietaba hasta ese punto.

Con alarido y todo, la pelirroja no se detuvo a titubear para echar carrera hacia los frondosos follajes que intentaban ocultar la posición del hombre a quien buscaba. Y, para su suerte, no sería demasiado lo que tendría que adentrarse para notar la figura del Yotsuki junto a la de una mujer pálida, la cual portaba en una de sus manos una larga katana. —Tsk, hija de puta. — Susurró, a medida que sacaba dos kunais más, con intención de clavárselos en el torso. No debía tocar un milímetro de la piel del moreno, o de lo contrario haría que el rumor de que esa mujer era un fantasma se convirtiera en algo real.

Ella la vio, a medida que la pelirroja se acercaba. Y por un momento Metsumi se distrajo con la sonrisa que él le brindaba, logrando que aquel cadáver se acercase peligrosamente con el filo del arma blanca. Tenía pensado deshacer parte de su cuerpo en agua y clavar las kunais en el tórax ajeno, sin embargo el choque metálico, repentino, haría que su mirada azulina se desviara hacia la figura del moreno portando una daga. Había avanzado en un parpadeo, bloqueando el ataque que inicialmente se dirigía a la kunoichi.

Y una descarga junto al destello celestino que brindaba Akira haría que la fémina cayese, contorsionándose sobre el césped. Metsumi se acercaría rápidamente hacia el peliplata, observando si poseía alguna herida. Y ahí estaban, dos cortes en cada hombro. — Claro que te ayudo. — Musitó, a medida que guardaba los kunais para acercar su diestra a uno de los hombros del moreno, concentrando un haz verdoso en su palma una vez que este hubiese amarrado a la loca. Lo cierto es que aquel cadáver le resultaba desagradable.
No quiero que después se infecte, así que no te muevas. — Tardaría sólo unos segundos, para posteriormente acercarse hacia su otro costado y sanar el último corte, que aunque mínimo, no deseaba que lo tuviese.

Y finalizado aquello, sacaría un poco más de hilo de su cartera lateral, amarrando las manos de la desgraciada. Tomaría una parte de su cuerpo en pos de equilibrar el peso que el shinobi cargaba, para emprender marcha hacia el pueblo. — Esto es muy romántico. — Soltó, sonriendo con algo de gracia hacia él. La cita perfecta, cargando a una asesina. ¿Qué podía significar más que ayudar a esconder un cadáver, o algo parecido? En un mundo como el de ellos, la normalidad era ambigua.



estadísticas:
Chakra: 22 CK - 15 = 7 CK

Jutsu utilizado este turno:

SHŌSEN JUTSU (掌仙術, PALMA RECUPERADORA)
Técnica más básica del ninjutsu médico, definida como la concentración de chakra en la palma de la mano, formando un haz verdoso que entra en contacto con la herida en cuestión. El proceso de sanación detiene las hemorragias y acelera el proceso de cicatrización, lo que permite al médico sanar al paciente en el momento, sin necesidad de un equipo o cirugía, salvo que sean órganos internos, pues sólo es funcional con las heridas superficiales.
Consumo: 15Ck por turno.
avatar
Kazuma Hozuki
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Kazuma Hozuki el Dom Abr 29, 2018 6:16 pm

La Pincoya
País de la LunaTsukoeInvierno
¿Por qué a la gente le gustaba dejarlo en mitad de lo peor? ¿Es qué él no valía lo suficiente como para tener que solucionar los pleitos de mercado? Kazuma de vio sumido en un diálogo digno de una película de comedia donde los involucrados se echaban la culpa el uno al otro con argumentos tan estúpidos como su captura. No creía nada de lo que decían, la gente tenía apresado al padre de la niña ciega y él por su parte sujetaba la pantorrilla del alcalde quien sumiso cedió las rodillas para caer como carne muerta sobre el suelo. El miedo era tan que Kazuma no pudo evitar reír, aunque el ámbar de sus ojos seguía asesinando espiritualmente al líder del poblado.

Finalmente los dejó intercambiar diálogos a ambos, escuchó como mutuamente se detestaban y soltaron todo lo que necesitaba saber, de verdad era divertido entender como es que todo esto se desarrollaba, al final había sido todo parte de un pleito marital que involucraba a una asesina en serie, tremendo giro de los acontecimientos estaba viviendo. El final de la película estaba cada vez más cerca y no podía esperar por el desenlace. Lamentablemente le tocaba hacer de verdugo, pues Metsumi había huido para encontrarse con el peliplata, la mujer eran volátil que seguí sin creer que al final del día podrían resultar ser parientes lejanos. Kazuma agachó la cabeza para empezar, hasta que finalmente decidió que hacer.

La mano diestra se movió al comunicador y lo accionó con gracia. —Akira-kun, los desaparecidos están en una gruta debajo del acantilado, si pueden adelantarse sería perfecto, yo debo terminar algo aquí. —Su voz sería tenue y tosca, lo suficiente como para generar miedo en los presentes. Soltaría el comunicador. —Ahora bien, empecemos por lo básico, tu mujer irá presa por asesinato, vaya loca con la que decidiste casarte. —Señalaría con el kunai al hombre amarrado. —Además de que los secuestros no están nada bien, amigo mío, es malo y es un crimen, si querías recuperar a tu hija, había otras opciones. —Dejó en claro que si le apetecía también podía mandarlo a juzgar por ser un imbécil, había tantas formas de recuperar a su hija que optó por la más estúpida.

Finalmente centró los orbes en el alcalde, con una sonrisa extraña sobre el rostro. — ¿Sabes que ser cómplice de esto también te vuelve un criminal? Me da completamente igual que te llevó a hacer esto y que los mantuvieras vivos y en condiciones decentes, eres cómplice de esa mujer y también serás encerrado probablemente. —Kazuma suspiró. —Traigan una cuerda, también lo vamos a amarrar. —Si notaba duda en la gente se quedaría con ellos para evitar que los dejaran escapar, de no haberla simplemente aseguraría los nudos lo suficiente como para poder alcanzar a Met y Akira, para terminar con esto de una vez por todas.
Equipo Ninja:

Equipo total

—Estuche mediano de armas.
—6 kunais.
—2 bombas de humo.
—Tantō.
—Comunicador.

Estado del equipo

—Estuche con 5 kunais y 2 bombas de humo colgando por la parte trasera izquierda.
—Tantō colgando en la izquierda, a mano de la diestra.
—Kunai colgando sobre el cinto.
—Comunicador en la oreja derecha.
Cosas:

Técnicas


Stats
  • Fuerza : 11
  • Resistencia : 11
  • Agilidad : 11
  • Espíritu : 11
  • Concentración : 11
  • Voluntad : 11
Chakra : 28


Estado de Kazuma
33% del chakra total: Bastante agotado.
avatar
Totsuki Akira
Getsu Chunin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Totsuki Akira el Dom Abr 29, 2018 8:47 pm

La Pincoya
TOTSUKI AKIRA
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
Sin perder su sonrisa, miraba los zafiros de Metsumi con la cara psicópata en el medio. Esta, como perro rabioso, lanzaba mordidas al aire a los costados. De un no muy sutil codazo en la mandíbula la mandó a dormir, prefiendo cargar con su peso muerto en vez de su constante resistencia.

Gracias —soltó cálidamente, sintiendo una sensación reconfortante en sus hombros.

La pareja escoltando a la asesina llegó al pueblo al mismo tiempo que los mensajes de Kazuma al oído de Akira. Este le llamó la atención de un silbido, pegando un salto para subir a la pasarela de madera portando a una inconsciente mujer de vestido sucio. También se tomó el tiempo de hacer subir contra su voluntad al otro hombre apresado con cuerdas, sin tener siquiera idea de quién era. Así quedarían los tres sospechosos compartiendo el frío entablado juntos, custodiados por el pueblo y los shinobi. Mientras los aldeanos debatían entre ellos, Akira pensaba en el mejor modo de abordar la situación del acantilado.

Ustedes permanezcan aquí, cuidando que no escapen —dijo a los pelirrojos, notando el cansancio creciente en ellos—. Por favor, usted, acompáñeme —se dirigió al hombre de la nueva pareja, aquel más confundido por toda la situación. Confiaba en un extraño para ayudar a los secuestrados, pero no para vigilar a los lunáticos.

De ese modo partiría Totsuki junto al civil, recorriendo la costa hacia el pie del acantilado. Sorteando rocas y charcos, encontraron una enana entrada en la pared de roca hacia una gruta, que de no ser por la marea baja, estaría totalmente tapada por el agua. Con la capacidad lumínica del chakra de Akira, ingresaron en el húmedo túnel hasta llegar a su aislado final. Allí, encadenados, estarían los dos hombres que formaban una pareja, y el hijo de la contratante. No gozaban de la mejor salud, ni nutrición, pero estaban vivos y conscientes. Ver la luz celeste en el interior de su infierno se reflejó en sus ojos como una nueva esperanza, y con la ayuda de los rescatistas serían llevados nuevamente al pueblo. El alcalde, supuesto comprometido a la seguridad de su civilización, se alimentaría de un banquete de culpa al ver a los residentes festejar entre lágrimas el regreso de los perdidos.

Pasada la turbulencia, los aldeanos debatirían el destino de su pueblo, y de la niña ahora huérfana. La mujer que pidió ayuda a Getsugakure sería elegida como nueva alcaldesa, y la niña sería de momento confiada a la pareja de hombres. Intentarían hacerse cargo de ella en vez de enviarla a un orfanato en la capital.
avatar
Nakurusaki Metsumi
Getsu Genin

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Nakurusaki Metsumi el Lun Abr 30, 2018 2:08 am

Metsumi
País de la LunaPueblo TsukoeInvierno
La sonrisa y palabras que el moreno le expresaba eran suficientes como para menguar el cansancio que comenzaba a instalarse en su pequeño y adolorido cuerpo. Lo cierto es que había consumido una cantidad de chakra que algunos podrían considerar innecesaria, pero que por la actitud y afán de la pelirroja no había podido escatimar en gastos.

Avanzaron, ya con la mujer inconsciente producto del golpe en seco que el peliplata le había propinado luego de unos cuantos intentos por morderlos a ambos. Y al llegar a las tablas y maderas que componían el pueblo elevado, tanto Metsumi como Akira se abrirían paso hasta la cima, este último cargando con el padre lesionado por la kunoichi. La pelirroja esbozó una sonrisa hacia el Hozuki, viendo que tenía todo más o menos resuelto. — Disculpa por dejarte esta carga, Kazuma-kun. — Agregaría la muchacha, refiriéndose al sujeto apresado por las cuerdas que el albino trajo consigo.

Se acercaría hacia los tres prisioneros, asintiendo ante las palabras del moreno. — No creo que quieran siquiera intentarlo. — Acotó, esbozando una sonrisa algo tétrica en dirección al alcalde y el padre, a medida que sacaba un kunai. Ya sabían de lo que era capaz, por lo que esperaba no intentaran algo estúpido.

No tardaría demasiado en reaparecer el Yotsuki junto a los desaparecidos, quienes serían recibidos con abrazos y sollozos por parte de los pueblerinos. La pelirroja observaría con orgullo cómo la misión llegaba a su fin, convirtiéndose los shinobis en espectadores mudos de la situación. La pequeña ciega no acabaría sola, y en cambio sería adoptada por los hombres que vivían en solitario hasta ese entonces, para pasar a formar una familia que esperaba tuvieran un destino lleno de alegría.

Todo acababa, y la hora de regresar a sus propios hogares llegaba. A medida que los shinobis de la luna emprendían camino a casa, la kunoichi observaría el horizonte con cierta esperanza. Traer paz también era posible en su trabajo, aunque no fuese por los métodos más propicios. ¿Lograrían de aquel modo alcanzar una paz duradera? Era joven, poco sabía del mundo. Y sin embargo, tenía toda la esperanza en ello.


estadísticas:
Chakra:7CK
Contenido patrocinado

Re: [Misión Rango C - Pasado] La Pincoya

Mensaje por Contenido patrocinado

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.