Últimos temas
» Crónicas del joven Toro.
Hoy a las 8:06 am por Beretta

» [Entrenamiento - Presente] Últimos preparativos.
Hoy a las 8:05 am por Beretta

» [Petición] Puntos Ninja
Hoy a las 8:03 am por Beretta

» Hola
Hoy a las 8:00 am por Eijiro Yotsuki

» [PN] Compra Ninja
Hoy a las 7:59 am por Beretta

» Hellouuuu
Hoy a las 7:58 am por Eijiro Yotsuki

» [Libre] Si la montaña no va al ninja, el ninja va a la montaña
Hoy a las 7:54 am por Soma Saito

» [Summer Time] Registro de premios
Hoy a las 7:53 am por Beretta

» [Summer Game] Sigue nadando
Hoy a las 7:50 am por Nine Beasts

Afiliados
Limpieza 10 - 06 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

Publicidad ninja (Misión rango D)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Publicidad ninja (Misión rango D)

Mensaje por Daisuke Nara el Dom Ene 21, 2018 4:23 pm


Daisuke Nara

Rango D

Nombre: Publicidad ninja

Lugar: Getsugakure - Zona comercial

Encargados: Daisuke Nara

Longitud: 30 líneas mínimo.

Descripción: Un restaurante que había estado cerrado en Getsugakure ha sido abierto de nuevo. No obstante, la competencia se ha puesto dura en los últimos tiempos por lo que necesitan ayuda para entregar folletos como publicidad.

Notas: -



Para Daisuke, las últimas semanas habían sido un tanto raras pues no eran ni muy movidas ni demasiado aburridas. No obstante, para su pensamiento recto y responsable, el hecho de haber conocido a un sujeto como Ban le había provocado notar el desagrado que tenía, no era el tipo de persona que solía buscar problemas o algo parecido pero ese sujeto de cabellos claros le hacía sentir ¿vergüenza ajena?. Fuese como fuese, eso ya había pasado y ya el Nara se encontraba caminando a través de la aldea de Getsugakure con un papel en mano y un cigarrillo en la boca - ¿Cómo es que siempre termino aquí? – se preguntó de forma curiosa pues sus pasos estaban atravesando las calles y caminos de la zona comercial. No sabía cómo ni porqué, pero esa misión que le habían asignado hasta hace poco resultaba ser en aquél lugar, ese sitio donde ya había conocido a varias personas, aunque esto fuera por un solo día.

Eran cerca de las ocho de la mañana, el muchacho no lo sabía con exactitud pero sí que estaba seguro que no era más temprano. Él acostumbraba a levantarse temprano y esa vez en especial sí que tenían un trabajo para él, aunque este no era el más productivo de todos – Hacer publicidad… - decía mientras caminaba con tranquilidad a través del centro de comercio, y es que por la hora en la que él se encontraba, no era muy factible encontrarse con muchas personas. Hacía mucho frío ya que era invierno, además, de alguna o de otra ya el shinobi de la sombras se había acostumbrado a los comerciantes no se levantaban tan temprano para trabajar. No sabía por qué pero eso se notaba en los alrededores, siendo que muchos apenas estaban montando sus negocios para comenzar a laborar en ese frío día – Esperemos que ya esté ahí – pensó para sí mismo mientras lanzaba una bocanada de aire que no tenía obstáculo alguno. Leyó de nuevo el papel para asegurarse de que su memoria estaba correcta y como era costumbre así fue – Aquí es – dijo mientras guardaba el papel de su mano y botaba el cigarrillo en un papelera cercana.

Como se le había especificado, era un restaurante el que sería destino de aquél ninja. Este desde fuera no se veía particularmente espectacular, aunque sí que se veía limpio por ser un establecimiento nuevo. Estaba hecho de madera como muchos de los locales que por allí estaban – Nunca pensé que pondrían algo aquí – dijo pues él ya había pasado por allí varias veces notando como ese sitio siempre estaba cerrado. La puerta principal estaba abierta por lo que el Nara no dudó demasiado en entrar para así comenzar con la misión – Buenos días – la cortesía del shinobi no era algo que debía desperdiciarse al menos desde tempranas horas del día. Examinó el sitio con su vista, no tenía nada particularmente especial notándose sólo el hecho de que no habían clientes por obvias razones - ¡Oh menos mal que has llegado! – una voz femenina salió prácticamente del más allá, mostrando una mujer de cabellos rubios y una expresión complacida. No parecía una mujer ni demasiado joven ni demasiado vieja, al menos desde el punto de vista de Daisuke – Vengo por el encargo – se acercó lo más que pudo, mostrando su banda ninja que lo identificaba - ¡Bien, no tenemos mucho tiempo! – su percepción del tiempo era la más extraña que Daisuke hubiera visto, aunque eso era totalmente irrelevante.

Sus palabras eran rápidas por lo que el oído del Nara se tuvo que agudizar para seguirle el ritmo – Hemos abierto nuestro local, pero necesitamos que nos traigas clientela con esto – sacó un combo de folletos que eran más o menos del tamaño de la mano de ella - ¿Los tenía en su abdomen? – no pudo preguntarse el muchacho ante lo que vio en ese instante – La clientela es difícil por aquí – estaba un poco preocupada por aquél hecho – Si me permite el atrevimiento ¿Por qué no lo pusieron en la zona de restaurantes? – se tomó la atribución de preguntar al tiempo que observaba con cierta curiosidad el primer folleto del grupo que le habían entregado – Pues la verdad es que no había locales disponibles, pero eso no importa – su voz era un tanto agitada y rápida – No tenemos tiempo ya debes salir – le hacía señas de salida con su mano derecha para que saliera rápidamente – Y mejora esa cara – se dibujó una sonrisa en su rostro ante la expresión seria y amargada que solía tener el Nara la mayoría del tiempo.

No tuvo nada más que hacer que salir del establecimiento observando su alrededor y preguntándose por dónde y cómo comenzar – Veamos – miró a una mujer que por allí cerca estaba pasando – Vamos, pase con confianza – mal frase pues no tenía ni motivación y mucho menos una sonrisa, cosa que hizo que la fémina le mirara con extrañeza y lo dejara solo – Esto será más difícil de lo que creí – dijo mientras respiraba y comenzaba a caminar a través de la zona comercial. Se encontró luego con otro hombre de apariencia mucho mayor - ¡Está completamente bienvenido a la inauguración de nuestro restaurante! – su tono era mucho más alegre al de antes, lo estaba intentando aunque no era lo máximo que fuera a dar - ¿En serio? ¿Y qué dan de comida? – grato error por parte del muchacho de las sombras el no preguntar sobre el tipo de comida - ¡Pues tenemos todo tipo de comida que ofrecer! – tenía que convencerlo de alguna manera o de otra, cosa que él sabía cómo hacerlo aunque... - ¿En serio? – ese hombre parecía un niño pequeño - ¡Sí, tenemos todo lo que usted desee! – una sonrisa se hizo presente en el rostro del shinobi, cosa que funcionó pues el hombre aceptó gustoso el folleto prometiendo que iba a visitar el restaurante.

Pasó cerca de toda la mañana cumpliendo con su deber, algunas personas aceptaban la invitación mientras que otras simplemente le ignoraban de forma épica – Definitivamente cada persona es un mundo – sus pensamientos no dejaban de mostrarle como muchos ni siquiera le hablaban, cosa que era una falta de cortesía de su parte - ¡Hey! – llamó la atención de una madre que iba con un niño pequeño – Tenemos el honor de invitarla a nuestro restaurante – extendió un folleto hacia la mujer que se lo dio al niño en señal de juego – Ofrecemos todo tipo de comidas – estaba intentando convencer al niño ya que la madre no parecía tomarle en serio – Incluso tenemos comidas con forma de armas ninja – esa fue su última forma de hacerlo caer, cosa que funcionó muy bien para él pues el niño se emocionó y sabía que no dejaría de molestar a su madre para ir al dichoso restaurante. Todo parecía ir de viento en popa, con sus altibajos como era de esperarse, pero con bastante seguimiento por parte del ninja – Me duele la boca – él no del tipo de persona que acostumbraba a reírse por cualquier cosa y eso se notaba, casi siempre montaba una expresión de seriedad y desagrado que por el bien de la misión actual tuvo que quitar rápidamente.

Pasó el día completo, ya eran las cuatro de la tarde y el muchacho ya estaba en las afueras del local, este no parecía estar muy concurrido por fuera, pero en cuanto entró pudo notar como había varias personas. Los conocía de vista, muchos de ellos habían aceptado su invitación de ir al restaurante y así lo hicieron -¡Muchas gracias! – agradeció la mujer que lo atendió al llegar - ¡Toma tu paga! – dijo mientras le entregaba los ryus correspondientes y se alejaba pues tenía clientela que atender.
País de la Luna - Getsugakure - Zona comercial


 

 

Volver arriba Ir abajo

Re: Publicidad ninja (Misión rango D)

Mensaje por Natala Nendo el Lun Ene 22, 2018 1:50 am

TEMA CERRADODAISUKE NARA 3 PN y 1000 ryos


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.