Últimos temas
Afiliados
Limpieza 05 - 11 - 18

Boku no Hero ROLVelmegunLittle FearsCrear foro

[Entrenamiento Semanal] Azuritas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Dae-Wi
Muerto

[Entrenamiento Semanal] Azuritas.

Mensaje por Dae-Wi el Lun Feb 12, 2018 7:03 am


Sung Dae-Wi
“Mátalo, termina con su vida, hazle un favor a este mundo.” Las palabras de las voces mermaban en su corteza mientras acariciaba al perro de Suni, la chica con quien de algún modo había crecido a lo largo de estos años. “Ese animal solo ladra y ladra, acaba con él, nos molesta, lo sabes.” Repetía sin cesar. Los mechones rojos se estiraban sobre su cara, cubriendo gran parte de su rostro como de costumbre, el pecho descubierto por ese kimono abierto por la mitad, las sandalias negras y las pulseras de tela. Dae-Wi recurría con ella en ocasiones para entrenar, era de las pocas personas por quienes sentía aprecio alguno, pues a pesar de su demencia, la chica de finos cabellos azules le hacía segunda todo el tiempo.

¿Estás aquí para echar los puños o no? —Las azuritas en sus ojos lo devolvieron a la realidad, esbozó una sonrisa, lamentándose por no haberla escuchado antes. —Si no, ¿A qué hubiera venido entonces? —Regresó la cortesía con amabilidad. Flexionó las rodillas y estuvo listo para pelear contra la mujer que consideraba lo más cercano a una amiga. Suni negó con la cabeza y una sonrisa en esos rosas labios, adoptando una posición similar encaró al pelirrojo dedicándole una sonrisa que solo ella podía formular. Un conjunto de eventos que lo sacaba de quicio.

Dae-Wi reaccionó como pudo ante el golpe que se dirigía a su estómago, la fuerza de la chica no era para subestimar, Suni era conocida en el barrio por sus grandes ganas de golpear a todo cristo cuando se enojaba. Muchos la llamaban gorila por su actitud, no era el caso del pelirrojo. “Ahí viene de nuevo.” Bramaron sus entrañas y confiando un poco en ellas hizo caso a su advertencia, esquivando por poco un derechazo que bien pudo haberle volado la cabeza. La pulcritud de sus movimientos comparados con los de Dae-Wi destacaba, era como si un festival de golpes tuviera lugar en mitad de las hierbas de Kusagakure.

El húmedo ambiente le permitió al pelirrojo volver al ruedo, ya había esperado bastante, era su turno de atacar. La contracción muscular sobre la rodilla derecha sería suficiente para lanzar una patada a la altura del pecho, que buscaría impactar contra los senos de Suni, un golpe en seco que debería dejarla quieta. Ella, grácil como una bailarina esquivó por los pelos haciendo que el rebote tuviera lugar. De ser un hombre cualquiera pudo haber caído presa de sus atributos, más él no era así. —Qué lindo rebotan. —Musitó, sonrojando a la peliazulada, quien ya conocía su tendencia a realizar ese tipo de bromas.

Su ofensiva no terminaría ahí, una vez la pierna volviera a servir de apoyo en el suelo abalanzaría el torso en movimiento típico de boxeo como cuando buscas impactar con la derecha, en esta ocasión sería el pómulo izquierdo el objetivo. Suni, sin problemas, pararía por completo el golpe regresando una mano derecha en busca del estómago del imán viviente. Dae-Wi dejó de jugar y esquivó por completo, dando un brinco hacia atrás. —Podrías trabajar en un circo, la pinta de fenómeno ya la tienes. —Exclamó Suni. “Y tú también, vieja loca.” Contestaron las voces. —Prefiero quedarme aquí y verlas rebotar. —Dae-Wi avanzó con todo de nuevo.

Una sucesión de golpes saldría disparada de las manos del pelirrojo, golpes que buscaban impactar contra múltiples partes del cuerpo de la chica de pelo azul marino, Suni, para su buena fortuna podía tratar con todos y cada uno de ellos. Quienes los observaran desde fuera probablemente creerían que de verdad estaban peleando con todo lo que tenían y que no se trataba de un simple entrenamiento entre compañeros de aldea. La chica comenzó a utilizar sus armas, un par de kunais viejos que usaba para practicar, ya casi sin filo.

Cortes al aire saldrían despedidos, cortes que amenazaban la bien cuidada piel de Dae-Wi, si es que ignorábamos las múltiples cicatrices sobre todo su torso. El pelirrojo haría lo propio con otro par de kunais que Suni le había obsequiado para entrenar. El choque metálico entre las armas despediría lagunas chispas, nada del otro mundo, simplemente se trataba de hierro siendo empapado uno contra otro, sacando un filo espiritual digno de guerreros como ellos. —Deberías conseguirte una novia. —Dijo Suni mientras lanzaba una estocada al estómago de Dae-Wi. —Paso de salir con retrasadas. —Vociferó el de cabello color vino desviando el kunai, apenas rozándole el abdomen.

Era común entre ellos ese tipo de charlas a medio combate, platicar no se le daba bien a ninguno, pero soltar frases a mitad de una pelea era algo que los dos amaban. “Quizá deberías salir con ella.” Dijo una de las voces. “Quizá no, está loca, como tú.” Contestó otra de ellas. —Entonces vivirás el resto de tu vida soltero. —Suni lanzó un kunai, directo a la cara. —No, si te hago un hijo. —Contestó desganado. Dae-Wi aceleró el ritmo, ahora no solo aprovechaba su ventaja armamentística, debía hacer uso de su cuerpo entero.

Suni, aprovechando la abertura de su reciente acelerón dejó ir otra fina estocada al pómulo derecho del pelirrojo, quien al quedarse sin opciones tiró los kunais y juntó las manos para acumular chakra. Una onda de repulsión evitaría el que arma lo tocara, despidiéndola hacia el lado contrario. “Te ha ganado…” Murmuraron todas en conjunto. —Lo sé… —Susurró indignado el chico imán. — ¡Hiciste trampa! —Reclamó Suni en todo su derecho. —Vamos a comer, anda. —Replicó Dae-Wi, derrotado.
País de la Hierba || Inmediaciones || Primavera




Volver arriba Ir abajo

avatar
Zatoichi Byakura
Muerto

Re: [Entrenamiento Semanal] Azuritas.

Mensaje por Zatoichi Byakura el Lun Feb 12, 2018 4:02 pm

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Dae-Wi.

  • Mediante post: 7 PN.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.