Afiliados
Limpieza 09 - 05 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLoving PetsCrear foroOne Piece LegacyCrear foro

[Automisión] Una pareja explosiva

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Automisión] Una pareja explosiva

Mensaje por Korāgen Kaguya el Lun Mar 05, 2018 10:26 pm

Una pareja explosiva
Koragen Kaguya
Pais del RayoKumogakure No SatoPrimavera
Había aceptado esta misión porque se suponía que sería sencillo. Era encontrar a dos niños de 6 años que se habían alejado no muy lejos de casa para jugar con un sello explosivo (Que ni siquiera podían activar). Los padres de los niños le habían dicho, incluso, donde podría ir a buscarlos directamente y encontrarlos jugando. ¿Por qué, entonces, estaba sumergido de cabeza bajo el puente de la zona comercial de la aldea, tragando lodo y sin haber atrapado a ninguno de los chicos? Puesto porque no eran niños. Eran demonios... aunque eso le daba una idea...

Había estado trotando esa mañana y pasaba frente al despacho del kage cuando vio a una pareja acercarse corriendo. Por sus pintas era obvio que se trataba de una pareja de shinobis, pero se veían bastante ocupados. El hombre garabateaba en una servilleta apoyado en una tabla mientras la mujer observaba nerviosamente a los lados, como buscando a alguien. Miraba casi siempre al suelo así que supuso que se trataba de alguien pequeño. En cierto modo, daba pena verlos: la preocupación en sus rostros casi generaba lástima en él. La pareja pasó junto a él y, aunque tenía la cabeza fija hacia adelante, tras sus lentes los veía de reojo entrar y escuchó dos palabras que llamaron su atención... - ... misión... urgente... -No llevaba su equipo consigo, porque no pensaba aceptar misiones ese día, pero por alguna razón le llamaron bastante la atención esas dos palabras, así que se decidió a entrar.

No corrió tras ellos y dejó que se adelantaran bastante. Primero, tendrían que llegar y verificar la misión con el encargado, y luego tendrían que colocarla en el tablón. Para cuando Koragen llegó al sitio la pareja aún estaba allí, pero ya parecían haberse calmado un poco. -... podemos dejar de asistir a la audiencia con el kage. Nuestra misión era muy importante y apenas regresamos ayer, pero... - decía el hombre. la mujer lo interrumpió: - No nos dimos cuenta. Solo dejamos el equipo en su sitio y cuando volvimos, ya no estaba el sello... - la mujer se percató de que Koragen estaba allí, observando el tablón de misiones. era el único shinobi en el pasillo. -Hey, niño. ¿Estás buscando una misión? - preguntó, alarmada. No e gustaba que le llamaran niño, pero la mujer estaba francamente alterada y no sería un buen momento para reprochárselo. -Pues... si-

La mujer tomó el pergamino que el encargado apenas había terminado de trabajar y se lo entregó al muchacho. - Nuestros hijos. Tienen 6 años y tomaron un Sello Explosivo de nuestro equipo. Salieron de casa con él hace apenas una media hora, pero tememos que algo pueda pasarle. El Sello no está activado y ellos no saben como hacerlo, pero si alguien quisiera... podría... son solo niños. - Koragen revisó la minuta del pergamino y miró a la mujer. Estaba pálida. Apenas y se había dando cuenta de que se trataba de una mujer del clan Hyuga, y que sus blancos ojos, usualmente inexpresivos, expresaban mucho dolor. - Los encontraré. No se preocupen - dijo el chico, guardándose el pergamino en el bolsillo, y saliendo de allí lo mas rápido posible.

Al salir del despacho del kage giró hacia la derecha y comenzó a correr hacia la zona comercial. Lo que alcanzó a leer le dio una clara idea de donde podían estar los chicos: solían jugar por el puente que dividía la zona comercial en la zona sur, cerca del último puesto de naranjas antes de llegar al río. Le tomó unos 15 minutos llegar, pero una vez que estuvo allí entendió por que los chicos favorecían la zona: Luego del último puesto de naranjas, había una pequeña zona despejada en la que había varios árboles dispuestos muy cómodamente para tomar la sombra o jugar corriendo. había varios niños allí, pero los gemelos saltaban a la vista: uno de ellos estaba atado al árbol, aunque era más que obvio que era una atadura superficial y parte del juego. Tenía, además, el sello explosivo pegado a la frente, y gritaba a su hermano que lo soltara o pagaría las consecuencias. El otro, en una pose bastante noble, ignoraba sus palabras. Para cuando Koragen llegó los chicos estaban riéndose de sus travesuras, pero al verlo se pusieron en alerta. Koragen solo se acercó y comenzó a hablarles.

-Hola, sus padres me enviaron a buscarlos. No deberían jugar con sus herramientas shinobi, sobretodo algo tan... PERO QUÉ- el ataque lo tomó por sorpresa. Los había subestimado por tener 6 años, y debió recordar que escaparon de la casa de sus padres, ambos shinobi experimentados, con un sello explosivo. El hermano que estaba atado lanzó las cuerdas hacia él, mientras que el otro la tomaba por el otro extremo y halaba las cuerdas por debajo de sus piernas mientras ambos gritaban -Demonio! Demonio! - . Para cuando intentó tomar el equilibrio, ya era demasiado tarde: cayó hacia atrás, mientras más cuerdas se enrollaban en sus brazos y comenzaba a rodar colina abajo hacia el río. El frío del agua aquella mañana lo tomó por sorpresa, y aunque soltarse de las cuerdas una vez allí fue sencillo, ya estaba empapado de pies a cabeza y lleno de lodo. La corriente lo arrastró un poco hasta bajo el puente y al salir del agua escuchaba las carcajadas de los niños en la colina, por lo que estaba a punto de salir enfurecido cuando recordó lo que gritaban los chicos: - Así que quieren un demonio... -

Se trataba de un truco bastante sencillo, uno que cualquier miembro de la familia aprendía a hacer y que su hermano usaba mucho con él cuando eran pequeños, pero sabía que para miembros de otros clanes era una sorpresa: Aplicando chakra en su frente y haciendo uso de sus técnicas de clan, Koragen hizo salir dos espinas que se asemejaban a cuernos. Aplicó un poco más de chakra para generar otras 2 espinas a los lados de sus brazos, no muy grandes y romas, para darle más énfasis a la transformación. Una vez estuvo liso, salió bajo la sombra del río, saltando hacia la orilla y plantándose frente a los gemelos. Las risas se detuvieron casi en el acto y los ojos se abrieron de par en par. Uno de ellos lo señaló e intentó gritar algo, pero el otro gritó y corrió a esconderse tras el árbol, haciendo que su hermano lo siguiera y soltara el sello explosivo. Quizáss me pasé un poco..., pensó, hasta que escuchó más carcajadas desde detrás del árbol y vio a los gemelos asomados a cada lado del mismo. -Un demonio de verdad! Es increíble! Hay que atraparlo!- grito uno de ellos, y Koragen los persiguió un poco y jugó con ellos (Luego de recoger el sello y guardarlo cuidadosamente) antes de llevárselos al despacho del kage.

Los padres de los niños aún estaban reunidos con el raikage cuando llegaron y el encargado de misiones le dio un vistazo rápido a Koragen, que había llegado bañado en lodo y conservando aún sus cuernos, pero no dijo nada. Una vez que Koragen le entregó el sello y los gemelos estuvieron sentados esperando por sus padres, se le pagó el coste de su misión y Koragen fue libre de irse a casa a tomar un baño y un merecido descanso. Los chicos le sonrieron y saludaron al salir, y lo invitaron a jugar de nuevo con ellos algún otro día, aunque a Koragen le habína quedado pocas ganas de hacerlo.


Stats:
  • Fuerza : 08
  • Resistencia : 07
  • Agilidad : 07
  • Espíritu : 06
  • Concentración : 06
  • Voluntad : 06
Chakra : 51
Inventario:

Técnica usada:

- YANAGI NO MAI (柳の舞, DANZA DE LOS SAUCES)
Postura de manos: - Ninguna
Consumo: - 18ck (3ck por hueso, 6 huesos)
Estado físico y daños:

Heridas: Ninguna
Cansancio: Agitado

Volver arriba Ir abajo

Re: [Automisión] Una pareja explosiva

Mensaje por Yatori Hoshino el Mar Mar 06, 2018 1:12 am

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Korāgen Kaguya .

  • Total: 2 PN y 600 ryos..





Premios:


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.