Últimos temas
Afiliados
Limpieza 05 - 08 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLVelmegunLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

[Auto-misión] Un paso a la vez!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Kuroi Ishi
Prisionero Shinobi

[Auto-misión] Un paso a la vez!

Mensaje por Kuroi Ishi el Mar Mar 06, 2018 5:20 am


Kuroi Ishi
El saneamiento de la prisión no parecía ser un trabajo difícil, pues aparentemente los pasillos se mantenían relativamente limpios, pero si necesitaban que una escoba al menos pasará por encima, las paredes incluso mostraban algo de moho en ellas. Barrer no sería un gran problema, incluso con grilletes en las manos y los pies, el movimiento era oportunamente adecuado. Rejinard Sutoromitto, mi carcelero designado, era lo más cercano a un amigo, a pesar de que no hablábamos y demostraba su autoridad sobre mí, jamás abuso de su poder, y no esperaba que iniciara hoy.

Así que tomando la escoba y sin mayor o menor presión, me puse en ello ¿qué mal podría causar? Bueno, yo, ninguno. Pero algunos de los prisioneros, muy pocos por suerte, trataron de hablarme mientras cumplía mi labor, solo hablaban de mi condición, de mi clan. No sabían básicamente de que hablaban, pues solo repetían lo "monstruoso" de mi apariencia cuando me transformaba. Básicos. Continué con una sonrisa apartando el exceso de polvo, sorprendente que en un lugar como este no hubiera tanto, después de todo el lugar era un hueco, la pocilga de los malhechores de Getsu. Pero, nada más agradable que servirle al pueblo, o al menos, a parte de él. Mantener limpio el lugar seguramente me daría puntos con los carceleros, pero no debía pensar así, o podría perder mi camino.

Aunque solo había entrado, y pocas veces me habían sacado, pensaba que la prisión era un poco más pequeña. No era así, el lugar era inmenso y barrerlo todo me llevó más tiempo del estimado, en especial porque llevaba en las manos lo que en principio pensé que no me molestaría. A pesar de todo era humano y me cansaba, pero no podía demostrar flaqueza frente a Sutoromitto, si empezaba a quejarme o algo parecido probablemente tomaría acciones contra mí; solamente reduje el ritmo con que hacía mis tareas. No podía barrer todos los pasillos de una sola pasada, pues debía retirar el moho de las paredes primero y luego barrer ello con todo. Cansado en parte, pero básico a mi ritmo, a mi carcelero no parecía molestarle, allí detrás de mi sin quitarme el ojo de encima solo me seguía en silencio, silencio que se rompió al son de:

-No olvides que aún debes limpiar el área inferior, las máquinas y las salas de aseo-

No lo había olvidado, parte de que limpiara lento era para guardar esa energía. Cuando hube terminado en los pasillos, luego de un par de horas, me encontraba muy agotado y sucio. Los demás carceleros junto a Rejinard me miraban de reojo como analizando si debían dejarme descansar o no. Por su puesto que amaría un baño, o al menos algo con que limpiar mi propio sudor, pero no podía ser intolerante y abusivo. Recuerda Kuroi, cometiste un crimen, y este es tu castigo. Así que me levanté de donde estaba y dirigiéndome a Sutoromitto dije: -Debemos ir al área inferior ¿no? Por favor, lléveme allá-

Para ser un ninja, su expresión era la adecuada, serio, asertivo. Asintió, y tomando mis cadenas me hizo ir delante hacia unas escaleras de las que no toqué suelo, pues el dueño de mi cadena se había detenido. Un ninja, de los de rango militar, había llegado hasta acá para hablar con los carceleros, pero Rejinard ignorando la situación me hizo de seguir bajando por unas escaleras de piedra que tenían más tierra que los pasillos.

-No te preocupes muchacho, si tuvieras que limpiar estas escaleras, no acabarías nunca-

Cierto. Las paredes de este lugar ya no eran estructuras compuestas de madera y piedra, sino de piedra y tierra, algo parecido a mi celda. El lugar era más o menos oscuro, pero no era muy grande. Un solo pasillo con cinco puertas: El cuarto de aseo, donde estaban los demás implementos de limpieza (a mí me los trajeron), dos baños separados por sexo, y una sala de artefactos. La quinta puerta no me fue explicada que contenía, y no parecía que fuera a averiguarlo, esta estaba sellada por todos lados, sin ranuras, ni chapas, nada. Probablemente un sello la mantenía segura, no era algo de lo que quisiera enterarme.

-Bueno, es tu oportunidad de demostrar lo que vales- dijo Rejinard mientras soltaba la cadena y se acercaba -Aquí abajo no hay prisioneros ni escapatoria, así que trataré de confiar en ti. No me decepciones, pues no tienes oportunidad contra mí, ¿me oíste?-

Aunque su tono no me gustaba, mis manos fueron liberadas, y eso era suficiente para mí. Mis pies se mantuvieron con su cadena y grilletes, pero era suficiente, no necesitaba correr o extender tanto los pies: -Gracias señor- Rejinard no expresó gesto alguno y siguió observándome tan serio como siempre: -En el cuarto de aseo están los materiales y herramientas que necesites, baldes, esponjas y cepillos, apresúrate para no pasar todo el día aquí-

Diligentemente, sin parpadear fui a aquel cuarto a sacar esos exactos implementos, más un trapeador. Nadie podría imaginar la suciedad de ambos baños, la tierra y el agua que se regaba por doquier formaban pequeños cúmulos de algo parecido al lodo, pero el suelo no era tierra, era madera pulida, como podría tener tal grado de suciedad. Y no solo era ello, otros fluidos, de procedencia que no quería averiguar, se hacían presentes.

-Muchacho, no pierdas el tiempo-

Justo. Necesario. Me di a la tarea de limpiar el suelo, pared y techo de ambos baños, y de pensar: ¿Qué hacían dos baños aquí si los guardias tienen sus propios baños arriba y nosotros los prisioneros en nuestras celdas? Cuando hube terminado, luego de menos de un par de horas más, estaba totalmente cansado, más en cuerpo que en espíritu, por el arduo trabajo.

-Está bien, ahora regresaremos a tu celda- Fue lo que dijo Rejinard cuando hube devuelto los materiales a la sala de aseo. Pensé que también limpiaría el cuarto de artefactos, pero probablemente no tenía permiso para entrar allí. Rejinard no dijo nada mientras subimos, y lo único que hizo fue poner mis grilletes en su lugar. Al volver a mi “habitación” cerró la puerta, y luego de unos instantes dijo: -Sigue así muchacho, y puede que te ganes el favor del director. Yo daré mi informe. Espero que ello te ayude, y la recompensa, bueno, de eso ya se encargará el Director-

Suficientemente bueno para mí, no es que me sintiera vanagloriado, pero si satisfecho: Había logrado hacer hablar a Rejinard y muy levemente, ganado su simpatía, espero en un futuro no llegar a joder esto. Pero ahora eso no importaba, echándome al suelo no pude más que jadear totalmente cansado.

-Hasta una próxima ocasión- le dije al viento circundante de mis cuatro paredes.

PAÍS DE LA LUNA - GETSUGAKURE




avatar
Kuroda Yukimura
Getsu Genin

Re: [Auto-misión] Un paso a la vez!

Mensaje por Kuroda Yukimura el Mar Mar 06, 2018 2:55 pm

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Kuroi Ishi.

  • Recompensa de misión: 3PN y 800 ryos.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.