Últimos temas
Afiliados
Limpieza 05 - 08 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLVelmegunLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

[Relato mensual] El principio del fin

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Kuroda Yukimura
Getsu Genin

[Relato mensual] El principio del fin

Mensaje por Kuroda Yukimura el Miér Mar 07, 2018 8:24 pm

El principio del fin
Kuroda
Getsugakure no SatoResidenciasPrimavera
 No me gustaba la forma en que se dibujaban las horas y horas en mi casa. Parecía como si un montón de nada anduviese por mis paredes mientras que yo corría en balde en mis sueños como una mariposa mientras busca algún refugio donde resguardarse cuando la estúpida tormenta acechaba. Si bien era cierto que durante varias días no había entrenado nada, si sentía como si mis músculos quisieran moverse, como si todos y cada uno de los tendones de mi cuerpo echaran de menos el movimiento, reclamaran de atención.

Levanté mi torpe cuerpo del sofá en el cual había pasado las últimas horas leyendo para llevarme como si fuera un zombie hasta mi baño. Si bien estaba algo inestable, todavía sabía que cosas debía hacer diariamente. Después de mi reconfortante ducha, recorría con desdén hacia mi habitación aún a sabiendas de hoy no sería un buen día, debía de hacer cosas y, aunque hoy era un día que me había propuesto realmente tenerlo para mí, la atención de mis padres llamaba a mi puerta. Y no metafóricamente.

Cuando abrí la puerta de mi casa después de escuchar varios de esos infernales sonidos que el timbre de mi casa producía, me encontré con un rostro apenas conocido. ¿Qué haría Reiko aquí? Reiko era una chica dulce, rubia y de sonrisa perfecta, normalmente vestía muy bien y todavía recordaba nuestros juegos de niños cuando éramos pequeños. Reiko era mi prima, una de las familiares más cercanas que tuve y, desde luego, era la única que sabía acerca de mi bisexualidad. Reiko normalmente vestía con amplios vestidos y con una gracia incomparable. Siempre solía tener una sonrisa en el rostro, sobre todo cuando me veía, aunque hoy no era así, parecía estar triste, su pelo hoy era una maraña y parecía ser un manejo de nervios. - Kuroda...Kuroda...¿porque no hiciste nada? -. Me preguntó cuando sus lágrimas comenzaron a correr sin control por su rostro y sin apenas darme explicaciones, su mano diestra hizo un recorrido en semicírculo para terminar en mi rostro, bien clavada y con mucho rencor y reproche.

Simplemente no entendía nada, y lo único que alcancé a decir fue "¿Qué haces, Reiko?" cuando comencé a sobar con cariño mi moflete izquierdo intentando que el resquemor del golpe cesara. Intenté calmar las lágrimas de Reiko con mi zurda al mismo tiempo que ella apartaba con desdén mi mano y seguía clavando su mirada llena de odio en mis orbes violáceos. - ¿Quieres decirme que narices pasa para que te vengas a mí y sin ton ni son me sueltes una galleta? -. Alcancé a decir algo molesto ya por la situación.

Los siguientes minutos, podía decir con certeza, habían sido los más angustiosos de mi vida. Mis palabras no fueron más que "¿Que has dicho?" a su noticia. Y no podía creérmelo, más bien quizás no quería creérmelo, era como si fuera la sensación de querer que la tierra me tragara. Habían asesinado a mis padres en su propia casa, y yo no me había enterado de nada.

Cogí lo antes que pude mis cosas y acalorada, torpe y nerviosamente, saldríamos Reiko y yo de mi casa a una velocidad pasmosa. Por suerte para ambos, Reiko también era una shinobi como yo, una Chunin más concretamente, aunque nunca habíamos coincidido y una de las razones que me había llevado a tomar esta profesión era ella y sus relatos sobre ninjas y sus aventuras. Iríamos saltando ambos de casa en casa, de tejado en tejado al mismo tiempo que sentía como mis piernas comenzaban a fallarme. Quería negarlo, quería tirarme desde el próximo tejado que estuviera y despertarme como si nada de esto hubiera pasado. Si bien era cierto que hacía tres o cuatro días que no sabía de ellos, mi depresión me llevaría a no enviar cartas, ni si quiera a intentar hablar con ellos, "estarán bien" pensaba todo el rato. Lógicamente, no estaban tan bien.

Todo ocurrió muy rápido, mi cuerpo se derrumbó al mismo tiempo que veía como los cuerpos fríos y sin vida de mis padres salían por la puerta de su casa. Justo cuando nos quisimos acercar, un Chunin cesaría mis pasos, y no sabía porque, ya fuera por la situación o por la ganas de querer morirme, pero le propine el puñetazo, no uno cualquiera no, si no EL puñetazo. Tal fue la fuerza con la cual inserté dicho golpe que el shinobi cayó al suelo con la nariz ensangrentada.

No entendía nada, todo fueron gritos. Mis padres. Mi vida. Reiko. Mis padres. Ellos. Me habían dado la vida. No. No podía ser. Mis padres. Repetía multitud de veces mi voz interior mientras que intentaba callar todo. Y mis ojos quedarían empañados en lágrimas al mismo tiempo que la negra oscuridad comenzaría a comerse todo lo que tuviera y me desmayara. Mis padres. Ellos.
avatar
Kazuma Hozuki
Getsu Chunin

Re: [Relato mensual] El principio del fin

Mensaje por Kazuma Hozuki el Jue Mar 08, 2018 2:40 am

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Kuroda Yukimura.

  • Mediante post: 3.5 PN 3 PN.
  • Total: 3 PN.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.