Últimos temas
Afiliados
Limpieza 05 - 08 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLVelmegunLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

[Entrenamiento semanal] Yud'dha

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Kuroda Yukimura
Getsu Genin

[Entrenamiento semanal] Yud'dha

Mensaje por Kuroda Yukimura el Vie Mar 09, 2018 1:47 pm

Yud'dha
Kuroda Yukimura
Getsugakure no SatoResidenciasPasado/Primavera
 Hacía ya varias semanas de la tragedia. Correría la semana tres desde que había enterrado a mis padres, la casa se me hacía grande, incluso después de que Reiko hubiera accedido a mudarse a mi casa para que no estuviera solo. Por su puesto, después de aquel fatídico día, se disculpó por presentarse en mi casa de aquellas formas, entendió que estaba pasando por un muy mal momento y que pasaría por muchos peores después del duro golpe que llevaría con la defunción de mis progenitores.

Estaría sentado en el sofá de mi casa leyendo tranquilamente un libro que había empezado hace un tiempo: "Los secretos del elemento viento: Fuuton". Era el libro que había cogido cuando conocí a Nana y todavía llevaba bastante en mis manos. A fin de cuentas, tendría que leer todas las indicaciones, historia del elemento, y demás, para hacerme con él y entenderlo. Siempre había sabido que solo entendiendo a tu enemigo podrás hacerlo tu amigo.

De un momento a otro la puerta de mi casa de abriría y una Reiko salvaje aparecería. Llevaría como siempre que llegaba a estas horas su atuendo de Chunin con el chaleco que tanto ansiaba. Miraría para mí con sus rubios cabellos corriendo a cada lado de su cuello. - Siempre te veo igual, leyendo cosas sobre técnicas del mundo que, al final, nunca practicas -. Miré hacia ella por encima de mis gafas mientras que arqueaba mi ceja izquierda. En realidad, siempre que llegaba estaba en la misma posición y luego simplemente, transcribía todo a mi mente sin practicarlo. En el momento que estuve a punto de contestarle a Reiko, ésta elevaría su dedo índice derecho para no dejarme contestar. - No quiero excusas, nos vamos ahora mismo al jardín -. Después de sus palabras cogió mi brazo derecho y tiró de mí para levantarme del sofá, mientras que yo a duras penas pude lanzar el libro al sofá mientras que sería prácticamente arrastrado por la Chunin. A decir verdad, aunque el cuerpo de Reiko fuera delgado, era un mujer con una fuerza bastante agraciada, tanto que podía arrastrarme como lo estaba haciendo hasta el patio trasero.

Apenas salía al patio, por lo que prácticamente estaríamos en un terreno de hierba alta que llegaría sin problemas hasta por debajo de los gemelos. >> Mañana debería segar ésto... << Pensé para mí mientras que levantaba mi pierna derecha flexionando la rodilla hacia atrás y rascaba mi tobillo. Reiko estaría a una distancia de cuatro metros, con ambas piernas separadas por apenas treinta centímetros y sus brazos en jarra. - Sin bien leer está muy bien y aprendes lo básico en cuanto a teoría, la práctica es lo más importante, y deberás practicarlo tanto o más que lo teórico -. Diría mi prima mientras que yo asentiría, al fin y al cabo estaba delante de una Chunin más de la aldea. Siempre le había guardado mucho respeto tanto a ella como al resto de enchalecados. - Bueno... nunca he visto sobre tus artes en cuanto al bélico... atácame, si logras darme un solo golpe que yo no bloquee... ehm... -. La mirada de Reiko iría dirigida al suelo mientras que daba una pequeña patada suave al aire. - Yo segaré todo esto mañana mismo -. Y con sus palabras comenzaron a brillar mis ojos. Si era cierto que las tareas del hogar era algo que llevaría a rajatabla y que me gustaba lo pulcro y limpio que estaría mi hogar, pero segar no era lo mío.

Una vez que la rubia diera su visto bueno a mi ataque con su mano diestra y varios dedos animándome a que atacara, me lanzaría en acometida intentando reducir los cuatro metros que no separaban. Dicho movimiento no fue realmente lo mejor que podía haber hecho puesto que, con apenas dos sellos de manos, la rubia creó un torrente de viento que llevó mi cuerpo a estamparse de un empujón con la verja metálica que separaba la calle de mi jardín. - Primera lección: en un combate a muerte nunca te dejarán que te acerques -. La voz de la rubia pasaría de un tono dulce a una voz autoritaria que calaría en mis tímpanos. Recordaría así las palabras de Kiosuke "Vas muy rápido, siempre quieres ir de frente, y por mucho que este ambiente no esté preparado para emboscadas, debes intentar encontrar una manera de crear una".

No tendría que buscar el cuerpo a cuerpo, al menos no de frente, pues sabía que Reiko no dejaría que me acercara tan fácilmente. De este modo, bajaría la mano hasta mi ropajes y cogería dos shurikens que colocaría entre mis dedos índice, corazón y anular. Agité cuando tuviera las armas en la mano diestra en dos cortes al aire, de abajo hacia arriba, soltando el primer shuriken y izquierda a derecha, soltando la segunda arma arrojadiza. Reiko flexionó sus rodillas al tiempo que lanzaba mis armas y yo comenzaría a hacer un sello con mis manos para echar mi cuerpo hacia delante con la cabeza y giraría en el proceso mientras que creaba una hoja de viento cortante de 180º y que se lanzaría directa hacia la rubia. Ella simplemente saltaría hacia arriba esquivando mis shurikens al mismo tiempo que mi cortando hoja se lanzaría hacia su posición. Sabía que iba a saltar, y pensaba pillarla en el proceso.

Mi rostro quedó mirando hacia el lugar del impacto cuando una llamarada de un tamaño descomunal salió de la posición de Reiko. Abrí mis ojos por el asombro de dicho espectáculo cuando vi como una sombra bajaba de la humareda y, flexionando la piernas, utilizaba el resorte de éstas para lanzarse en acometida hacia mí. El cuerpo de Reiko volaba por el aire de un solo salto y venía directamente hacía mí. Apenas me dio tiempo a prepararme cuando ya tenía a la rubia con rostro serio elevando su piernas derecha ayudada por la cadera y su cuerpo ladeado en busca de pegarme una hermosa patada en la cabeza. Reaccioné lo más rápido que pude colocando mi brazo zurdo en medio del camino con el codo flexionado, mi brazo estaría a la altura de mi cabeza y bloquearía dicho golpe con fuerza. Mi rostro también estaba serio, ya no era un simple entrenamiento  por ver quién segaba al siguiente día, era un entrenamiento para mejorar, un entrenamiento que pudiera ayudarme a dejar de quedar como un soberano inútil. Si bien no era fuerte, ni rápido, era un shinobi, un ninja, un militar dispuesto a todo por aprender, mejorar y que llegara el día en que fuera alguien para la villa.

Así mismo, con su patada siendo bloqueada por mi brazo, junté mi mano diestra a mi cuerpo, a la altura de las costillas, y la empuñé con soltura, apenas retrocediendo ésta unos cinco centímetros para soltar un rápido puñetazo a la altura del peho de Reiko. Por un momento el tiempo se paró, aunque el golpe sería rápido, yo lo veía a cámara lenta. Reiko era una mujer llena de vitalidad, belleza y sobretodo, aunque no quería admitirlo, se parecía a mi difunta madre. Guerrera, fuerte, audaz, perspicaz e inteligente, muy inteligente.


~ Al siguiente día ~

No sabía si era porque Reiko me había dejado ganar, si fue porque mi golpe realmente la había pillado de improvisto, pero conseguía asestarle un puñetazo y allí me encontraba yo, en el jardín recién segado por mi primer mientras que daba puñetazos al aire. - Parece que realmente te sirvió entrenar ayer... hoy estás aquí y no tirado en el sofá leyendo -. Unos cabellos rubios asomaron por la puerta de mi jardín, llevaría un vestido blancos, una diadema amarilla como el color dorado de sus cabellos y unos zapatos con apenas tacón. Realmente, si algo cambiaba de Reiko al vestirse como una persona normal, era su pelo, en servicio lo ataba, en casa lo mantenía suelto. Sonreiría, al fin y cabo, tenía razón. Y aunque hoy Reiko se mantenía negada a entrenar conmigo, fueron muchas las tardes posteriores las cuales nos echaríamos a los campos de entrenamiento. De momento, según ella, iba por buen camino, pero debía entrenar con más ahínco y menos libros. Lo entendía, de todas formas, había que ascender de rango, y yo algún día sería como Reiko. Un Chunin de Getsugakure no Sato.

avatar
Kaguya Kagemaru
Kumo Genin

Re: [Entrenamiento semanal] Yud'dha

Mensaje por Kaguya Kagemaru el Vie Mar 09, 2018 4:00 pm

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Kuroda Yukimura.

  • Mediante post: 7.5 PN.
  • Total: 7.5 PN y 0 ryos..

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.