Últimos temas
» [Pasado - Libre] A cierta hora
Hoy a las 8:49 pm por Yakko

» [HN] Yakko # Genin
Hoy a las 8:10 pm por Yakko

» [Petición] Conexión diaria
Hoy a las 8:09 pm por Yakko

» [Pasado] Asegurando la base
Hoy a las 8:06 pm por Yamata

» [Guia y Petición] Hojas de creación
Hoy a las 7:48 pm por Hachiwaru Naito

» [Pasado] Collatio
Hoy a las 7:13 pm por Farahan

» [Censo Salvaje] 21/01/2019
Hoy a las 6:53 pm por Seiko Shouboku

» [Misión rango C] Dama del bosque (2)
Hoy a las 8:29 am por NB Chronicles

» [Tienda] La Armería
Hoy a las 1:05 am por Seiko Shouboku

Afiliados
Limpieza 18 - 01 - 19

Boku no Hero ROLLittle FearsPhotobucketCrear foro

[Pasado/Social] Viaje al mundo de los muertos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Shin Uzumaki
Shin Uzumaki
Kumo Genin

[Pasado/Social] Viaje al mundo de los muertos

Mensaje por Shin Uzumaki el Sáb Mar 17, 2018 11:31 pm


504 x 304

Hacía un calor inmenso, poco característico para la época en que ocurrió todo esto; recién venía acabándose el invierno, y nunca antes una primavera había llegado tan furiosa como aquélla. La nieve, que había sido escasa durante toda la temporada, ya no era más, no había dejado ni rastro, y de las plantas florecía un verdor inimitable, propio de las bellas artes antes que de la vida real. La gente, por lo tanto, ya no vivía escondida en sus hogares, y en general el país era un lugar mucho más feliz. La vida era esplendor...

...menos para él.

Así es como Shin recordaba los sucesos de hace dos años atrás. Él, por supuesto, no se preocupaba de los cambios de estación: no iba a dejar que cuestiones tan ajenas a su control cambiaran su modo de vida. Así había sido siempre y así iba a ser, por lo siglos de los siglos, hasta que por última vez alguien invocara su nombre, y luego de eso ya nada le importaba más. Debía, entonces, trabajar en pos de su inmortalidad, que de no ser terrena sería impregnándose en la memoria de la sociedad. Éste era su mayor sueño. Sin embargo, no sabía cómo iba a lograr esto, y aunque lo pensara y repensara cada día, como por rutina, no hallaba en su cabeza la respuesta al dilema. Pero era joven, recién tenía dieciséis años, y sabía que más temprano que tarde encontraría una razón que defender.

Y hablando de razones de ser, ese día la suya era vagar por las afueras de la ciudad. Puede que esto último no suene como una ocupación muy legítima, más aún para alguien que decía querer buscar una manera de ser recordado, pero para él era un arte el perder el tiempo así; solía aprender más cosas paseando en la naturaleza que dentro de una sala de clases, y el único atajo que conocía para encontrarse siempre con la felicidad, que es tan esquiva para los ninjas, era alejándose de todo, ojalá también de él mismo. Se podía decir, entonces, que estaba buscando una felicidad.

Y esta búsqueda milenaria, que es probablemente la primera que emprendió el hombre, lo había llevado a las afueras de un pueblito que nunca antes había visitado. Esto no es tan raro, considerando que el país era gigantesco y le hubieran faltado vidas para conocerlo en su totalidad. Este pueblo, que no era más que un par de casas maltrechas y lo que parecía ser un bar, emitía una vibra que le recordaba a un cementerio, y la notoria falta de personas en las calles no le hizo más que pensar en qué lugar se había metido. ¿Se habría muerto ya, sin haberse dado cuenta? Éste era un pensamiento medio estúpido, pero él se caracterizaba por ser medio así.

Sin saber qué hacer ante lo extravagante de la situación, decidió investigar el único lugar que le llamó la atención: el bar. Luego se daría cuenta de que era un restaurante. Se encaminó hacia éste, y una vez estuvo afuera notó que no sólo el lugar estaba abierto y sirviendo a una abultada clientela, sino que habían muchas más personas que las que él hubiera esperado existían en toda la ciudad. Armándose de valor, porque aún no comprendía si estaba paseándose por el mundo de los muertos o no, decidió entrar, empujando la puerta con su diestra abierta y dejándose consumir por el ruido y la luz que escondía ese secreto de la montaña.

El local era bonito y estaba limpio, lo que le agradó. Luego de intercambiar un par de miradas con algunos comensales, lo que le causaron un tanto de susto, avanzó hacia una barra con cinco asientos, de los cuales dos ya estaban ocupados. Hubiera preferido sentarse en una mesa, pero ya todas estaban ocupadas; iba a tener que conformarse con ese lugar no tan privilegiado, a pasos de la cocina y por el cual se paseaban una y otra vez los mozos que llevaban la comida. Parecía ser que ni en la muerte podía tener todo lo que quería.

PAÍS DEL RAYO




Volver arriba Ir abajo

Takeru Madarame
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Pasado/Social] Viaje al mundo de los muertos

Mensaje por Takeru Madarame el Dom Mar 18, 2018 4:59 am


Estaba tirado en la sala de su habitación, sin nada especialmente importante que hacer, el ambiente era húmedo como de costumbre en el país del hierro. Ese frío que cala hasta los huesos, que amenaza con destruir tu integridad apenas tenga oportunidad. Madera ardía con sutileza en la chimenea de la habitación que había alquilado para sobrevivir aquella noche, era de un viejo árbol de manzano que no daba para más según lo explicado por el hombre que atendía el lugar donde pasaría la noche. Takeru estaba limpiando su equipo, como de costumbre, afilando las pocas armas que poseía. Era un miserable, pues al ser herrero debería ser capaz de tener algo más que un par de viejos kunais y agujas ninja usadas.

Fue entonces cuando recordó aquel día en el país del rayo, aquel día en que vagando por el mundo llegó a un pequeño poblado. Takeru no era alguien de viajar, no solía salir de su sitio de confort, pues le encantaba mantener la monotonía en su vida. Era un hermitaño, después de todo. Aquel día recordaba bien que portaba el mismo abrigo con capucha, la melena cubriendo su cabello negra y el cubrebocas cumpliendo su función, de manera impoluta, su rostro era apenas visible, el color de sus ojos era lo único que podía verse. Pues fuera de eso, la camiseta negra y los vaqueros eran lo único destacable en su vestimenta. Para entonces, tenía claro que había pasado algo desde la muerte de su abuelo por lo que el ánimo de revivir el recuerdo atacó su corazón.

Recordaba bien haber entrado a un rato establecimiento, en un principio creyó que se trataba de una simple taberna local en un puesto fantasma, pero resultó finalmente ser algo mucho más sencillo, un restaurante con acceso a las bebidas embriagantes. El pelinegro había tomado asiento sobre la barra y había pedido un simple vaso de agua que le trajeron de inmediato. Pagó con los pocos ahorros que tenía disponibles y solamente dedicó una sonrisa condescendiente por debajo del maldito cubrebocas. Finalmente lo dejó caer, cubriendo su cuello y mostrando su boca, un largo y tenue trago de agua que animó a su garganta. Estaba afectado, no había prestado atención al hombre que estaba a su lado, cercano a las cocinas.

Takeru lo miró de reojo, no supo que decir, ni quería decir mucho más. Pidió un segundo vaso de agua, esperando que las miradas no lo mataran. Poco importaba ya, pues estaba de luto.
País del Rayo




Volver arriba Ir abajo

Shin Uzumaki
Shin Uzumaki
Kumo Genin

Re: [Pasado/Social] Viaje al mundo de los muertos

Mensaje por Shin Uzumaki el Dom Mar 18, 2018 7:34 pm


504 x 304

El restaurante le había parecido bonito y bien cuidado; era muy distinto a lo que proyectaba su fachada del mundo exterior, y era casi como si al cruzar la puerta que lo separaba del mundo uno se aventurara al mundo al revés. Sin embargo, esto era tal vez demasiado literal, y es que no sólo su panorama visual había mejorado en la más dramática de las maneras, sino que todos sus demás sentidos también: el olor, el ruido, el tacto e incluso el gusto, que pronto iba a entrenar con algún platillo, habían encontrado su opuesto total entre esas cuatro paredes rústicas. Pero no todo cambio era para mejor, y el hecho de no poder controlarlo le hacía perder poco a poco los estribos...

Shin estaba sentado, con los codos apoyados en la mesa y mirando la pared que se levantaba al frente suyo. Le dolían los oídos un poco por la constante chachara que existía alrededor suyo, y las no poco frecuentes risas rimbombantes de los comensales las sentía como puñales que se le enterraban atravesando desde una oreja hasta la otra. Y sólo eso, pues también sentía como las miradas se fijaban en él, un chiquillo de dieciséis años sin motivo para nadar solo por allí; de pronto creía que la conversación giraba en torno a su espalda, y la sensación de tener los ojos posados sobre ella se volvía casi física. No estaba cómodo, para nada.

Había esperado que se le acercara alguien para tomarle el pedido, o mínimo que lo echaran por su apariencia adolescente, totalmente opuesta al común de la habitación. Pero no llegaba nadie. Era como si fuera invisible para todos, menos para aquellos que buscaban destruirlo con sus ojos venenosos y conversaciones malvadas. Y de pronto sentía el nerviosismo tomar las riendas de su cuerpo, sus dedos tomando vida propia y jugando entre ellos, la lengua repasando una y otra vez las mismas hendiduras del labio y los pensamientos coherentes escapando de aquella nave hundida que era su cabeza. Ya no sabía qué hacer.

Fue en medio de este momento para nada agradable que decidió levantar su mano, en un intento desesperado de existir en el mundo de los mozos, queriendo escapar de la oscuridad que en ese instante lo envolvía, que calaba tan hondo hasta incluso llegar a enfriar su corazón de pasión. Y fue allí, en ese movimiento tan simple que debía ser hacia arriba y que debía llamar la atención de los que servían, que chocó su codo en el antebrazo de su compañero de mesa, de quien no se había percatado. Temió. Y sin razón, pues no había sido más que un pequeño roce, una molestia incapaz de realizar un daño físico real.

P-perdón... — dijo, girándose para mirar a quien le había faltado el respeto.

PAÍS DEL RAYO




Volver arriba Ir abajo

Takeru Madarame
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Pasado/Social] Viaje al mundo de los muertos

Mensaje por Takeru Madarame el Lun Mar 19, 2018 2:13 am


Quizá en el futuro hubiera sido diferente aquel encuentro, quizá en el tiempo actual se hubiera molestado y hubiera armado un drama digno de novela por el error del delgaducho que estaba a su lado, pero recordaba bien que no estuvo de ánimo en aquella ocasión. Takeru había bebido un trago más de agua cuando un codo hizo contacto con su cuerpo, provocando que el vaso se moviera ligeramente y derramara pequeñas gotas del líquido traslucido. Aquellas gotas verían su vida terminada al estamparse directamente contra el abrigo del herrero, haciendo un poco más oscuro el tono del mismo. Errores humanos.

No hay problema. —Soltó de inmediato mientras dejaba el vaso sobre la barra. De verdad es que no importaba, no tenía ni el humor ni el temperamento necesario para empezar una pelea por nada. Takeru esperó a que el mesero atendiera al chico que lo había chocado, quien parecía casi tan frágil como él. Después de ello el mismo levantaría la mano para atraer la atención del mesero de turno, un hombre algo y fornido, apenas visible, pues no destacaba en nada, todo era muy normal en él, incluso su morena piel. —Un plato de ramen y otro vaso de agua. —Fue una petición sencilla.

Por primera vez centró la mirada en el que estaba a su lado, parecía ser alguien normal, de no ser por el extraño traje que portaba, pocas veces había visto tales vestimentas en una persona, tenía cierto toque de estilo que era incapaz de explicar, pues el gustaba más de las prendas frondosas, de esas que pudieran esconder su poca humanidad. — ¿Qué te ha traído a este poblado? —Soltó casi por instinto, pocas veces había visto personas como él, y en un pueblo fantasma del país del rayo le parecía más raro que nunca. Takeru también sabía hablar, ¿No?
País del Rayo




Volver arriba Ir abajo

Shin Uzumaki
Shin Uzumaki
Kumo Genin

Re: [Pasado/Social] Viaje al mundo de los muertos

Mensaje por Shin Uzumaki el Lun Mar 19, 2018 3:41 am


504 x 304

Todo lo que había soñado, toda la matriz y teorías que había conjeturado en torno al desenlace que le traería su pequeñísimo error, se esfumó en cuanto su compañero de mesa, al que creía haber ofendido, decidió no recriminarle su torpeza. No pudo evitar cerrar los ojos y lanzar su aire en un gran suspiro, desde lo más hondo de su alma. Qué suerte había tenido, pues en ninguna situación social normal él se hubiera imaginado absuelto de su culpa con tanta facilidad, sin al menos un sermón que lo colocara en su lugar. ¿Sería él, el mojado, un espíritu benigno? No, por supuesto, porque esas cosas no existían, y ya era hora para Shin de dejarse de pensar en que estaba en un mundo distinto al que lo soportaba cada día.

La tranquilidad que le trajo todo esto no sólo le sirvió para dejar atrás el accidente que había tenido, sino que también había olvidado, momentáneamente, que segundos atrás se sentía envuelto en una molesta nube de miradas y palabras que en realidad no existían. Shin esbozó una sonrisa leve, apenas perceptible, que dirigió a quien sería, lo quisiera o no, su compañero durante aquella comida.

Estaba paseando y me encontré con este pueblucho — dijo, no sin antes bajar la voz cerca del final de su oración; no quería que lo pillaran tratando mal a esa fea ciudad —. Me gusta salir sin un rumbo definido, y esta vez terminé aquí.

Había dicho la pura y santa verdad; no tenía razones para mentirle, pues la pregunta era muy simple y no hubiera podido detectar, por mucho que lo intentara, nada más allá que un intento bien intencionado de comenzar una conversación. Esperó un rato, queriendo escuchar lo que el desconocido tenía que decir sobre su forma algo descuidada de irse de paseo y, por qué no, cualquier otro cosa que quisiera compartir con él. Le estaba, después de todo, agradecido hasta el infinito por el perdón que le había concedido.

Mi nombre es Shin — dijo al recordar que no se había presentado.

No era común que se le olvidaran las cosas, pero en esa situación no se hubiera sorprendido de incluso haber cometido errores peores. De hecho, se le había olvidado pedir, cuestión con la cual todo esto se había gestado, y de nuevo se vio elevando su mano por sobre su cabeza, con ese típico signo del dedo levantado que llama y atrae la atención de la gente coronando su pose. Esta vez, sin embargo, había tenido un cuidado especial de no pasar a llevar al del lado.

PAÍS DEL RAYO




Volver arriba Ir abajo

Takeru Madarame
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Pasado/Social] Viaje al mundo de los muertos

Mensaje por Takeru Madarame el Lun Mar 19, 2018 5:47 pm


Danzar en un país desconocido puede resultar en una proeza, salir de tu zona de confort, abandonar todo lo que conocer y adaptarte a nuevas culturas son el tipo de aventuras que mueven a más de uno en este mundo. Daichi era un lugar extraño, poco conocía de él más allá del país donde todo es blanco, su lugar natal, la tierra que lo vio nacer. Debido a este es que desconocía la forma en que los lugareños de otros lados se movían, por lo que expresarse acerca de la forma en que su nuevo compañero se había movido podía resultar tonto, quizá es así como se comportan en el país del rayo, ¿Quién era él para juzgar?

Lo que si tenía claro es que este tipo de acciones en los gélidos campos del hierro resultan la mayor parte del tiempo en una muerte segura, moverte sin rumbo fijo a través de numerosas tormentas que calan hasta los huesos puede ser tu primer y único error, por lo que viajar sin sentido, no estaba entre sus planes, no de momento. Takeru esbozó una sonrisa, una de las pocas que habrá dado en su corta o larga vida, medir que tanto has vivido en tiempo puede resultar embarazoso. —Suena divertido. —Espetó de golpe, porque así sonaba, aunque iba en contra de todas sus creencias.

Quiso explicar que es lo que hacía ahí, quiso decirle que estaba de luto y que viajaba en busca de paz, pero no podía, quizá estaba muy mal visto alguien que provenía de tierras donde ser un mercenario es el pan de cada día. —Yo me lo he topado por casualidad. —No era una mentira después de todo, pero mejor no hacer mención sobre su lugar de origen. Posteriormente, el caballero que fungía de compañía decidió soltar su nombre, como si de un acto de cortesía se tratara. —Yo soy Takeru. —Su voz cesó casi al instante, evitando nombrar el apellido.

Fue entonces que Shin levantó la mano, llamando la atención del moreno que era su mesero, quien de mala gana se acercó, quizá porque Shin había olvidado pedir sus alimentos. Aunque no había sido un viaje en vano después de todo, pues entre las cosas que traía se encontraba el plato de ramen había pedido y el vaso de agua. Pudo ver como el humo salía del caldo, como el olor de las especias le cosquilleaban la nariz, aislándolo de todo ruido exterior. Pensó en probar, dar un bocado sencillo, pero mejor era esperar a que también le trajeran lo suyo a su compañero.

¿Y a qué te dedicas? —Bramó. Por más extraño que se estuviera tornando aquella conversación.
País del Rayo




Volver arriba Ir abajo

Shin Uzumaki
Shin Uzumaki
Kumo Genin

Re: [Pasado/Social] Viaje al mundo de los muertos

Mensaje por Shin Uzumaki el Jue Mar 22, 2018 12:24 am


504 x 304


El caldo de las sopas que plagaban el restaurante despedía un humo bailarín, que se elevaba por los aires contorsionándose en multitud de nuevas formas, por lo general muy complejas para el común de los observadores, pero no para Shin; no, para nada, no había nada en lo desconocido que su ojo no pudiera entender. No importaba el medio ni lo rebuscado de sus explicaciones: para él todo tenía un significado, y lo salvaje era bello en su totalidad. Y por eso miraba el gas que subía desde las mesas y que se iba a morir antes de llegar al techo, fusionado en una gran nube tibia que impregnaba su fuerza en el olor que era característico de ese tipo de locales. Lo único que podía hacer Shin era llenarse los pulmones con la fragancia de esa vida sacrificada.

¿Por casualidad? — dijo Shin, que, más que interesarle las formas en las que su compañero había llegado hasta allí, necesitaba decir algo —. Un gusto.

Y dicho esto, esbozó una sonrisa pequeña; en extremo pequeña; indiscutiblemente pequeña. Y no era por ser descortés: Shin no solía abrir la jeta por cualquier persona que se encontraba en el camino, por lo que no sabía cuánto era mucha o poca felicidad, o si la cultura de su compañero lo consideraba bueno o malo. Prefería ser precavido, como en todas las ocasiones de su vida, aun cuando debido a esto había perdido muchas cosas que le interesaban. En esta ocasión, sin embargo, todavía no sabía si la conversación florecería en algo muy agradable, incluso digno de imprimir en sus recuerdos, o si se pudriría al haber terminado las presentaciones, como solía ocurrirle con frecuencia. Tenía fe, eso sí.

A lo que venga — dijo, respondiendo a la ultima injerencia de la persona con la que dialogaba, que le tomó por sorpresa —. No he decidido aún a que me quiero dedicar, y no tengo a nadie en mi familia que me enseñe nada. En un futuro, a lo mejor, te podré dar una mejor respuesta.

Esto último no era más que una vil mentira. Shin se dedicaba, por supuesto, al negocio que conformaban los  ninjas, y ya llevaba varios años ya dedicándose por completo a esta profesión. Sin embargo, no hubiera sido prudente decírselo a un desconocido, menos aún cuando los rodeaba un montón de gente de las más distintas procedencias y oficios. Se puso un poco (apenas) nervioso, como cualquiera se hubiera puesto al verse interrogado de manera tan repentina, y más incluso no teniendo una respuesta prefabricada que entregar para escaparse del problema. Tragó un poco de saliva, queriendo lubricarse la garganta que de pronto sintió tan seca, y lanzó una mirada casual a su alrededor, como queriendo conocer más en detalle la decoración del lugar. Pero todo esto era un engaño, nada de eso le interesaba en ese momento.

¿Y tú qué haces? Espero que sea algo más divertido que lo mío, je.

PAÍS DEL RAYO




Volver arriba Ir abajo

Takeru Madarame
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Pasado/Social] Viaje al mundo de los muertos

Mensaje por Takeru Madarame el Sáb Mar 24, 2018 1:20 am


Shin le pareció una persona en extremo precavida, alguien que sabe elegir sus palabras para dialogar con la gente sin dejarse llevar por las ilusas complicaciones de lo común. No era un platicador en extremo, para nada. E incluso Takeru sentía que quizá, en otra vida, pudieron haber sido grandes amigos, no siempre te encuentras a un antisocial de la nada hablando con un trajeado de tan buena manera. Los recuerdos de que aquella tarde en el país del rayo lo hicieron regresar a la realidad, tratando de recordar cada una de las palabras del chico del rayo, aquel con quien había compartido una comida en una posada de algún pueblo extraño del país.

Recordó entonces la pregunta, aquella que detono el inicio de este humilde relato. Shin soltó a que se ocupaba, decía que estaba indeciso, que no tenía muy claro a que iba dedicar su esfuerzo humano. Pronto, recuperó el ánimo y devolvió la cortesía, preguntando por la ocupación del azabache. —Herrero. —Clavó, de golpe. —No sé qué tan divertido lo puedes encontrar. —Recordó exactamente aquellas palabras, ¿Era divertido ser herrero? Incluso para cuando conoció a Shin llevaba fuera de la forja algunos meses y muchas veces no había pasado de alimentar la fragua.

Bebió un poco más de su agua y comió un poco de su plato. —De donde vengo, la profesión es muy bien pagada y aprendí todo lo que se de mi abuelo, por lo que de algún modo llevo el hierro en la sangre. —Un discurso algo largo, pero necesario. Takeru tenía la suerte de haber sido criado por aquel hombre y aunque no conoció mucho de sus padres, sabía de antemano que habían sido buenas personas. Recordó la bandana ninja de la hoja escondida entre sus pertenencias, el último recuerdo de su padre, aquella marca que llevaría por cabeza.
País del Rayo




Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado

Re: [Pasado/Social] Viaje al mundo de los muertos

Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.