Últimos temas
Afiliados
Limpieza 05 - 11 - 18

Boku no Hero ROLLittle FearsPhotobucketCrear foro

Intolerancia religiosa (Misión Rango C - Mizuki Hitomi - Presente)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Kadan Hangyaku
Konoha Genin

Intolerancia religiosa (Misión Rango C - Mizuki Hitomi - Presente)

Mensaje por Kadan Hangyaku el Lun Abr 02, 2018 4:58 pm


Kadan Hangyaku
Rango C

Nombre: Intolerancia religiosa

Lugar: Konohagakure - Residencias

Encargados: Kadan Hangyaku y Mizuki Hitomi

Longitud: 60 Líneas mínimo

Descripción: El cliente solicita la ayuda de uno o varios ninjas pues ha estado recibiendo un acoso por parte de gente seguidora del Oshitsu Shinto. El cliente es devoto del Minzuko Shinto, dejando en claro en más de una ocasión que no cambiaría a una religión tan frívola como esa. No obstante, un hombre siempre llega a su casa para intentar convencerlo de unirse, llegando a usar la fuerza en más de una ocasión. Hay rumores de que un pequeño grupo de personas en Konohagakure que busca convertir a todos al Oshitsu Shinto debido a la conquista del país del rayo sobre el país del fuego.

Notas: De buenas a primeras se tendrá que defender al cliente, pero todo eso llevará a los shinobis a una casa donde les intentaran convertir al Minzuko Shinto, sitio que servía como base de sus operaciones.

 


Le habían asignado una misión nueva a Kadan, ese sujeto que a vista de muchos era un loco en un mundo tan peligroso. Si se había salvado era probablemente porque era Gennin, el rango ninja más bajo que se puede encontrar en el mundo shinobi, no obstante, eso no era lo más retador pues ahora debía enfocarse en su misión aunque eso fuera medianamente complicado para el moreno. Su caminar iba a través de las calles de la aldea, no parecía haber algo fuera de lo común, aunque se debía hacer mención a que eran cerca de las diez de la mañana - ¿Por qué siempre me tocan las niñas? – se quejaba al viento el loco de Kadan mientras caminaba tranquilamente. Su comentario iba destinado porque era la tercera vez que le asignaban un encargo junto a una chica, pero más que una mujer, una niña. Primero fue Kiriha y ahora Mizuki que casualmente estaba repitiendo junto a Hangyaku, le molestaba un poco, pero eso tampoco era demasiado fuerte como dejar de cumplir con sus obligaciones.

Y hablando de responsabilidades, al ninja de lava le habían asignado una misión la cual estaba relacionada con un asunto religioso. A él le importaba en lo más mínimo, no quería ni saber de qué se trataba eso, siendo que sólo estaba enfocado en poder terminar con ese encargo como cualquier dios mandaría – Ojala haya algo divertido – comentó mientras notaba como llegaba a la entrada de las residencias – Si no recuerdo mal, debe ser aquí – no tenía mucha idea, a pesar de que la chunnin que le había entregado la misión le dijo sitio donde esperar, además de mencionarle a su compañero de misión. Esto último había sido una novedad para el muchacho de perforaciones, y es que ya había habido un par de ocasiones donde ni siquiera se habían molestado en darle algún nombre, pero tampoco es como si eso importara demasiado, siendo que ahora sabía quién lo acompañaría.

Subió su mirada en respuesta de que Mizuki no había llegado al encuentro, no le molestaba que ella no haya llegado todavía al encuentro, pero muy en su interior debía admitir que estaba un tanto ansioso y emocionado por comenzar su misión. Comenzó a mirar indiscriminadamente hacia todos lados, como si con sus ojos pudiera hacer aparecer a la fémina en un acto de magia totalmente imposible. Realmente esperaba poder tener algo de combate, principalmente para poder demostrarse a sí mismo porque era tan bueno en lo que hacía.
País del Fuego - Konohagakure - Residencias


   

   

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

avatar
Kadan Hangyaku
Konoha Genin

Re: Intolerancia religiosa (Misión Rango C - Mizuki Hitomi - Presente)

Mensaje por Kadan Hangyaku el Miér Abr 04, 2018 4:29 am


Kadan Hangyaku
La jovencita de cabellos castaños no tardó mucho en llegar, cosa que que alegró al moreno no tanto por la puntualidad, sino por su desespero por comenzar la misión inmediatamente – Hola Mizuki – correspondió el saludo de la chica al tiempo que estiraba un tanto sus piernas pues comenzaría a caminar – Pues… una persona ha estado recibiendo acoso de otra para que se cambie de religión – fue lo más breve posible, siendo ue realmente no tenía las ganas de siqueira sacar el pergamino de con la información. No parecía ser demasiado importante para él, y a pesar de que sí lo fuera, para el muchacho de las perforaciones era mucho más importante comenzar con la acción. Llevó su mirada al camino que estaba prácticamente frente al conjunto residencial, este se veía especialmente bonito ese día, aunque el usuario de lava no tenía ni la más mínima idea de porqué – Vamos – tomó la tutela de todo como ya lo había hecho antes con ella. En sus pensamientos se barajaban las ideas de combatir, aunque la verdad fuese dicha, existía la posibilidad de que eso no sucediera – Es por allá – si sus memorias no le fallaban, la vereda que estaba al frente era el destino para llegar al objetivo.

Tenía su vista al frente, no hacía mucho calor pues apenas era temprano – Tal vez tengamos que hablar, aunque yo preferiría el sacarlos a patadas – era un tonto y cualquiera que lo conociera lo sabría de buenas a primeras. Ese comentario fue lanzado hacia la única persona que lo estaría acompañando en ese instante, su camarada de la aldea, Mizuki. No tenía ningún tipo de connotación, pero la verdad era que si tocaba algún tipo de situación donde se tuviera que resolver mediante la palabra, Kadan estaba dispuesto muy a su pesar en dejar que ella tomara la batuta. Si por el contrario tuvieran que pelear, no le molestaría en hacerlo sólo aunque si ella pedía algo de acción, no se la iba a negar pues no era egoísta ni nada parecido.

No tardaron demasiado en llegar al sitio en cuestión – Es aquí – dijo al tiempo que apresuraba el paso hasta la puerta principal – Vamos, vamos – parecía un niño pequeño, uno que estaba siendo cuidado por Mizuki, la menor del dúo. La fachada de la casa era totalmente impecable, esta constaba de una estructura principal de dos pisos con varias ventanas algunas abiertas por cuestiones de ventilación, además de esto, las paredes al exterior poseían una tonalidad vinotinto que realmente le agregaba un toque muy elegante. Hangyaku estaba realmente emocionado y eso se notaba, no sabía porque pero eso ya no importaba por lo que se limitó a tocar la puerta con fuerza para que le escucharan. No pasaron ni tres minutos cuando un hombre, de unos cuarenta años de edad vestido de manera informal se asomaría en la puerta - ¿Qué es lo que desean? – preguntó con amabilidad mientras veía de mala manera al muchacho de las perforaciones – Hemos venido por el encargo que ha pedido – dijo ignorando de forma sorprendente la mala actitud del cliente que para esos momentos ya se encontraría concentrado en Mizuki, casi como si esperara que ella hablara por no querer escuchar al muchacho con aspecto poco razonable.

País del Fuego - Konohagakure - Residencias


 

 

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

avatar
Kadan Hangyaku
Konoha Genin

Re: Intolerancia religiosa (Misión Rango C - Mizuki Hitomi - Presente)

Mensaje por Kadan Hangyaku el Jue Abr 05, 2018 5:01 am


Kadan Hangyaku
Kadan hasta ese momento en particular había estado ignorando las malas miradas propinadas por aquél hombre, no le parecía muy importante, aunque a decir verdad era que tampoco lo había captado. Mizuki fue la que se dedicó a responder, no parecía haber problema con nada más, aunque la verdad era que la cara del cliente no parecía estar muy de acuerdo con las vestimentas del moreno del dúo – Verán. Últimamente han estado viniendo muchos seguidores del Oshitsu Shinto – comenzaba a decir intentando ser lo más breve y neutral posible, y es que en su rsotro se podía como aquella situación le molestaba de sobre manera – Pero yo pienso cambiarme de religión, y mucho menos a una tan vulgar como esa – hacia comentarios provocando que la lucidez del muchacho de lava se viera atraída fácilmente por la última frase de este - ¿Vulgar? – fue lo único que alcanzó a decir el muchacho de perforaciones al tiempo que hacia una mueca un tanto extraña, no parecía entender mucho sobre religiones y eso se podía ver con claridad – Como sea – prácticamente había ignorado la palabra del joven dirigiendo su mirada hacia la jovencita de cabellos castaños, realmente no quería tener que entablar una conversación con él ninja masculino.

Pasaron dos segundos, Hangyaku evidentemente había captado la mala manera de trato por parte de su cliente, por lo que no dudó demasiado en tratar de pedir un derecho a réplica - ¿Pasa algo? –debía tratar de calmarse, principalmente porque ese era un cliente y se metería en serios problema si le hacía algo. Desafortunadamente, su cliente se limitó a mirarlo de manera despectiva al tiempo que se volteaba, abría la puerta y pasaba dando pie a que los dos shinobis pasaran – Cierren la puerta al pasar, por favor – pidió seguramente a Mizuki en cuanto estuvo dentro – Es sólo un cliente – decía mientras daba pasos para ingresar al sitio dejando a Mizuki la tarea de cerra la puerta, y es que aunque lo creyeran o no, el sujeto de las perforaciones podía llegar a controlarse en ciertos momentos importantes siendo que no por nada había superado la academia ninja, aunque esto último pasó con ciertos tropiezos debido a su propia insubordinación.

Sus ojos vieron como el interior de la casa se mostraba totalmente decorado, no parecía haber nada fuera de su lugar. Habían distintas fotos a lo largo y ancho del hogar, en cuadros que estarían colgados en las paredes, en mesones; parecía una estudio fotográfico más que otra cosa, si es que se llegaba a tomar con humor – No hay mucho que decir, no sé cuándo llegarán por lo que deberán esperar aquí conmigo – se había sentado en la silla perteneciente a la mesa principal, dando después de su comentario una señal con su mano para que los dos pudieran sentarse a esperar – Deberían venir hoy, llegan aquí todos los lunes – había afirmado el día de la semana en el que estaban, aunque más que algo valioso, era algo inútil. Kadan por su cuenta se dedicó a sentarse, en su rostro se notaba la molestia que tenía encima, pero se estaba controlando, aunque esto se debía a que tenía la esperanza de poder cumplir con el encargo y poder reafirmar su autoestima.  


País del Fuego - Konohagakure - Residencias


 

 

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

avatar
Kadan Hangyaku
Konoha Genin

Re: Intolerancia religiosa (Misión Rango C - Mizuki Hitomi - Presente)

Mensaje por Kadan Hangyaku el Miér Abr 11, 2018 6:37 am


Kadan Hangyaku
Para la buena fortuna del hombre prejuicioso, la chica de cabellos castaños conocida como Mizuki no tuvo reparo alguno en cortar la conversación de forma amable y respetuosa. Punto a favor para Kadan que estaba aguantando las ganas de darle un puñetazo a aquél ser tan áspero en actitudes – Está bien – dijo correspondiendo a lo dicho por su compañera de misión mientras se disponía a salir de la casa, tratando de no mirar nuevamente al cliente que se había mostrado tan arisco. No pasó mucho tiempo antes de que el moreno estuviera afuera de la casa junto a su compañera – Que tipo más fastidioso – decía mientras se mofaba haciendo quejas con su cara, no quería admitirlo pero realmente le molestaba lo que había pasado – Si no fuese un cliente le hubiera dado sus buenos golpes – apretaba sus puños en señal de decepción, y es que realmente tenía ganas de poder darle una lección a ese ser tan deplorable y fastidioso – En fin, esperemos que no se tarden mucho en llegar – decía a su única compañía esperando algún tipo de respuesta de su parte.

Puso sus manos en su nuca, esto en señal de espera y un tanto de aburrimiento – Todo ese lío de las religiones es tan complicado… - le comentaba a Mizuki mientras no dejaba de mirar a su frente, como si realmente pudiera hacer aparecer a los que supuestamente vendrían a acosar al hombre. Kadan no sabía muy bien cómo iba todo, pero realmente estaba dentro de su naturaleza el tener que plantearse el hecho de que los objetivos tenían que ser muy persistentes como para hacer ir todos los lunes a la casa del cliente problemático – Estarán desesperados – se dijo a sí mismo, haciendo obvia alusión a su supuesto reclutamiento en las filas esa religión. Pasaron cerca de treinta minutos antes de que un hombre se acercara sin mucha dilación, no parecía tener miedo de la apariencia pandillera de Kadan ni nada parecido – Buenas – dijo llamando la atención del moreno pues estaba prácticamente al frente de los ninjas.

Hangyaku miró al nuevo ente de la escena, no parecía ser demasiado curioso pues sus ropajes no eran para nada destacables no llegando a parecer más que un simple aldeano más - ¿Qué quiere? – preguntó arqueando una ceja, preguntándose internamente si realmente ese era su objetivo – Nada en especial, sólo quiero charlar – una sonrisa se dibujó en el rostro del hombre que no dejaba de mirar al dúo de la hoja – No son de por acá ¿verdad? – sacaba conversación el hombre mientras trataba de pasar desapercibido – Yo suelo venir de visita acá, soy un vecino – continuaba comentando, cosa que realmente hizo que el detector interno del usuario de lava se disparara – No debería entrar –lo detuvo pues el otro hombre quiso entrar sin más que un par de pasos – No creo que haya problema en que yo pase ¿Verdad? – su mirada se dirigió hacia la castaña como buscando algún de aprobación, y es que ese era su última esperanza de entrar por las buenas.  

País del Fuego - Konohagakure - Residencias


 

 

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

avatar
Kadan Hangyaku
Konoha Genin

Re: Intolerancia religiosa (Misión Rango C - Mizuki Hitomi - Presente)

Mensaje por Kadan Hangyaku el Sáb Abr 14, 2018 5:34 am


Kadan Hangyaku
Sin lugar a dudas Kadan no entendía qué estaba sucediendo en ese momento, y es que su compañero de misión estaba haciendo algo que era bastante complicado de entender, al menos en ese instante. Hangyaku no pudo siquiera articular algo en específico, quedándose callado al tiempo que veía a aquél misterioso hombre, no entendía muy bien qué pasaba, pero algo muy en su interior le decía que debía confiar en la usuario de Satetsu – Como digas – dijo un tanto consternado por lo que pasaba, se encontraba tan confundido que ni siquiera se atrevió a replicarle a aquella chiquilla de cabellos castaños. Y es que desde su punto de vista, ese hombre era el victimario de su cliente, aquél que le había estado acosando para hacer que este se uniese a otra extraña religión – Que niña más rara – decía en su mente al tiempo que estaban más a lo lejos, volteando para que ese ser no se le perdiera en lo absoluto.

No obstante, algo hizo que el moreno no dejara de tener más dudas en su interior aunque muy en el fondo sabía de qué se trataba. La chica había hecho aparecer un par de barras en sus manos, cosa que realmente no había visto nunca, pero esto no era lo preocupante pues era su actitud ante el momento lo que realmente le preocupaba al joven de perforaciones. Era la primera vez que veía algo así, pero no fue hasta que la joven pudo soltar una frase que las ideas del usuario de lava se calmaron un poco – Con que era eso – mencionó como si de un niño pequeño se tratase. Realmente era medio tonto y lo sabía, pero bueno, al menos se sentía bien de haber captado las acciones ninja de la pequeña Mizuki – Creo que deberíamos seguirle, ya debió haber entrado – le comentó a la chica mientras que comenzaba una caminata que los llevaría de nuevo hasta la casa de su antiguo cliente.

Hangyaku no hizo ni dijo nada durante el corto trayecto, dedicándose solamente a permanecer en silencio hasta que pudiera notar algo interesante – Mira – le señaló a su compañero con su índice derecho. Desde su posición, esa que se ubicaba a unos diez aproximadamente, se podía ver como el sospechoso hombro tocaba la puerta de la casa donde los shinobis habían estado anteriormente – Si quieres, puedes sorprenderlo tú. Yo iré detrás de cuidándote la espalda – curiosa sugerencia viniendo de Kadan, aunque para él tenía sentido pues desde su perspectiva ese hombre no parecía tener algún tipo de talento en combate. Se hizo a un lado para Mizuki pudiera tomar la delantera, luego de eso se dedicó a voltearse por un segundo para observar a los alrededores tratando de cerciorarse de que no hubiera nada o nadie sospechoso – Bien – su vista no pudo siqueira reconocer o avistar algún peligro, así que se voletó nuevamente para ver como su compañera se encargaba de resolver esa situación en específico.

País del Fuego - Konohagakure - Residencias




Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

avatar
Kadan Hangyaku
Konoha Genin

Re: Intolerancia religiosa (Misión Rango C - Mizuki Hitomi - Presente)

Mensaje por Kadan Hangyaku el Mar Abr 17, 2018 5:15 am


Kadan Hangyaku
Por extraño que parezca, el muchacho de perforaciones y piel morena había dejado toda la diversión a la chica de cabellos castaños. Cosa que se aclaraba si se tenía en cuenta que el hombre no daba pinta alguna de ser un combatiente, para el shinobi usuario de lava no quedaba más que ponerse a vigilar en señal de cualquier eventualidad. Su cuerpo estaba prácticamente de espaldas a Mizuki, por lo que ignoraría gran parte de lo que estaría sucediendo allí cerca – Que misión más aburrida… - se quejaba al aire mientras miraba el resto de las casas, estas no parecían ser muy detalladas aunque sí que tenía cierto toque agradable. Él no solía notar ese tipo de cosas, pero había ocasiones en las que era inevitable el decirlo – Es una lástima que hayamos sidos conquistados por el país del rayo – se quejó sin ton ni son, no le agradaba mucho la idea de ser tratado como esclavo, como un inferior que no pudo hacer algo para defender a la tierra que lo vio crecer.

No obstante, hubo algo que lo sacó de su pequeño monólogo. Un grito masculino que sin duda era del hombre que estaba con Mizuki - ¿Salvación? –dijo en cuanto volteó, logrando presenciar la escena desde lo lejos. No parecía demasiado preocupado por lo que pasaba, siendo que era claro que la jovencita tenía la situación debidamente manejada como cualquiera pensaría. No quería seguir allí, por lo que sin preguntar a nadie ni avisar emprendió una caminata corta hasta las cercanías de la usuaria de la arena metálica – Supongo que eso es todo – comentó algo decepcionado pues no había podido decir o hacer algo interesante. Esa clase de sensación le dejaban un mal sabor de boca, se sentía algo incompleto – Deberíamos ir a avisar que hemos terminado – sus palabras seguían igual de bajas que antes, no tenía la suficiente motivación para decirle algo al hombre que yacía en el suelo como cualquier perro callejero.

Todo parecía ir bien, de acuerdo al plan, pero esto tuvo un giro inesperado en cuanto unas palabras resonaron en toda esa calle - ¡Hermano Ukio! – eran tres hombres, un trío de seres que eran obviamente más jóvenes que aquél al cual intentaban salvar. Kadan se dio la vuelta para verlos, su vista los encontró en cuanto estos apenas se encontraban corriendo al sitio en cuestión - ¡¿Pero qué le han hecho al hermano?! – dijo uno de ellos en cuanto estuvieran cerca del hombre atacado - ¿Ahora qué pasa? – preguntó Kadan al tiempo que arqueaba una ceja en señal de confusión total - ¡¿Qué le has hecho?! –su mirada se dirigió casi que exclusivamente al hombre del dúo ninja, ese que por su aspecto había sido tratado como un vil delincuente - ¡Pero si yo no he hecho nada! – gritó en señal de defensa, con un tono de indignación que inspiraba algo de poderío, al menos antes los hombres recién llegados. No estaba mal por la acusación, sus palabras se debían al hecho de que nunca tuvo la oportunidad de actuar o de al menos dar una patada o algo - ¡No nos hagas daño! – se cubrió como un cobarde, uno que no hacía nada más que temer de Kadan por su aspecto – Tampoco le haga daño a la señorita, ella seguro es inocente – intentaba acolar a Mizuki en todo ese embrollo – Seguro que le interesará venir a nosotros a predicar – Hangyaku miró con algo de decepción al hombre, aunque muy en su interior debía esperar a la respuesta de la castaña, y es que nunca se sabía si el sueño de ella era ir a predicar religiones o algo así.


País del Fuego - Konohagakure - Residencias




Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

avatar
Setsuna Kan'ei
Getsu Genin

Re: Intolerancia religiosa (Misión Rango C - Mizuki Hitomi - Presente)

Mensaje por Setsuna Kan'ei el Miér Abr 25, 2018 1:05 pm

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Kadan.

  • Mediante post: 9 PN.
  • Total: 9 PN y 1800 ryos.
  • PNs totales: 1,5 + 9 = 10,5 PN.
  • Ryous totales: 200 + 1800 = 2000 PN.

Puntos otorgados a Mizuki.

  • Mediante post: 8,5 PN.
  • Total: 8,5 PN y 1800 ryos.
  • PNs totales: 0 + 8,5 = 8,5 PN.
  • Ryous totales: 0 + 1800 = 1800 PN.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado

Re: Intolerancia religiosa (Misión Rango C - Mizuki Hitomi - Presente)

Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.