Últimos temas
» [Petición] Conexión diaria
Hoy a las 9:52 am por Arashi no Kamizuru

» Maybe friends?[Privado]
Hoy a las 8:52 am por Izanagi

» [Guía y Petición] Hojas Ninja
Hoy a las 8:35 am por Izanagi

» [Tienda de Ventajas] Puntos de Trama
Hoy a las 3:11 am por Koki Senju

» Conociendo tu pasado [Pasado con Haru]
Ayer a las 11:52 pm por Arashi no Kamizuru

» Expediente Yashiro Yuki
Ayer a las 10:52 pm por Yashiro Yuki

» Jelou
Ayer a las 10:34 pm por Haru Uzumaki

» [Misión C] Patrimonio Pueblerino [Seiko/Shiori/Naoki]
Ayer a las 8:53 pm por Shiori Kaguya

» Under Pressure(libre)
Ayer a las 6:40 pm por May Sheen

Afiliados
Limpieza 05 - 11 - 18

Boku no Hero ROLVelmegunLittle FearsCrear foro

Quiero ser algo más [Relato Mensual]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Quiero ser algo más [Relato Mensual]

Mensaje por Kiryu Hyunie el Dom Abr 08, 2018 5:01 am



Un par de semanas habían pasado desde que mi primera misión terminó, aun suponía que era una forma en que la aldea buscaba de deshacerse de mí, pero por el contrario al mostrarme firme y digna en el campo de batalla me gané la libertad, más que eso me gané un hogar y un puesto dentro de las honorables filas militares del país, hasta el momento no dejo de pensar en lo que pase para sobrevivir a esa terrible criatura, bestia que hasta el momento consideraba un majestuoso e imponente animal, quien solo buscaba protegerse así mismo de nosotros que éramos los invasores de su hogar, pesé que hasta ahora solo suponía que esa explosión la había acabado pude darme cuenta gracias a ella que si deseaba explorar el mundo, recorrer cada parte del continente, del océano, librar poderosas y duraderas batallas, tenía que previamente convertirme en alguien muy fuerte, tan fuerte como el inuzuka que embistió desde la espalda de la criatura, tan resistente como el hombre que detuvo el ataque de la bestia con su propio cuerpo, tan ágil como el hombre que se lanzó sobre la bestia usando ninjutsu, todos eran dignos Shinobis, dignos de portar el emblema de su país, de la aldea de la luna. ¿Pero que quedaba para nosotros?.

Nada, simplemente deshonor, deshonra, solo Kotaro y su compañero Jounin pudieron destacar, eran líderes de la operación y por la capacidad ofensiva y defensiva que mostraron eran dignos de temer, mis compañeros eran un Uchiha completamente idiota e hiperactivo y el otro un Chunin muy diferente al Uchiha, introvertido, callado e inclusive con un temperamento bastante inusual, respiré hondo sacudiendo mi cabeza mientras reposaba en las alturas, acostada en la rama de un árbol apoyando mi espalda a su tronco, simplemente recordar aquella escena era detonante de motivación para esforzarme más y más, quería volverme fuerte, lo suficiente para poder caminar al costado de Kotaro durante sus arriesgadas aventuras, sabía que solo él podría enseñarme el mundo como deseaba, vivir intrépidas situaciones y por sobre todas las cosas descubrir misterios que hasta ahora eran solo eso.

Desde las alturas de aquel imponente árbol elaboraba una estrategia para luchar y brillar, una que me permitiera ser lo que deseaba, ser lo que la aldea necesitaba, así fue como decidida iniciaría un entrenamiento de un par de meses, uno que me permitiera alcanzar las metas que ahora me había pautado.

Ese día me marcharía de la zona boscosa del área de entrenamiento y volvería a mi hogar, donde mirándome al espejo notaría que mi apariencia era demasiado infantil e inocente, si quería convertirme en una Kunoichi tal vez vistiéndome como una y entrenándome como una podría ser eso que anhelaba, pero antes de eso debía fortalecer mi escuálido cuerpo, capacitarme, así que dormiría ese día con tranquilidad, después de todo al día siguiente comenzaría una rutina de ejercicios que jamás olvidaría y que cambiaría mi manera de ver las cosas para siempre.

No quería que nadie me viera hasta terminar el tiempo estipulado de mi entrenamiento, dos meses exactos, comencé así a realizar mi entrenamiento físico, salía antes de que saliera el sol y regresaba en la noche a pocas horas de volver a iniciar la rutina, tal vez descansaba tres horas máximo, luego iniciaba la rutina, la primera semana fue bastante ruda y dura, mis ojos tenían ojeras demasiados evidentes, mi cuerpo estaba adolorido, eso de hacer flexiones y utilizar las ramas de los arboles como rama no siempre era buena idea, cargar troncos, correr en el agua, saltar y hacer paracaídas dentro del agua era agotador. Rutinas de ejercicios que solo quería que me capacitaran físicamente para afrontar cualquier situación.

El tiempo seguía su curso, día tras día, la rutina se volvió algo cotidiano y al poco tiempo el cansancio iba desapareciendo, solo me esforzaba como podía, alguno que otro día realizaba una misión o trabajo de la aldea y luego continuaba esforzándome en mis entrenamientos, para cuando reaccione de la monotonía que se había vuelto aquel entrenamiento me daría cuenta, mi cabello estaba un poco más largo, había crecido unos cuantos centímetros, mi cuerpo ahora estaba más definido curvilíneamente como por el trabajo físico, me sentía más segura de mi misma, sabía que ahora si aparentaba ser una verdadera Kunoichi.

Llegaría esa noche para quedarme dormida con una gran sonrisa en la cara, aunque finalmente después de par de meses de esfuerzo físico y trabajo duro podría descansar, para cuando me levante al día siguiente eran las doce del mediodía, así que me dirigí a la zona comercial de la aldea, era tiempo de adecuar mis vestimentas, compré un camisón rojo, aparentaba ser un vestido, solo que más corto y llegaba a la mitad de mis muslos, era mucho más cómodo para desenvolverme en combate, una licra negra que llegaba debajo del vestido y un par de botas blancas. Esperaba sorprender a muchos con este nuevo cambio después del tan exhaustivo entrenamiento que había realizado, la placa de la aldea de momento la llevaría como un cintillo en mi cabeza para darme un toque femenino. Y eso es lo que ha pasado hasta ahora, solo espero que la persona que vive conmigo se dé cuenta de lo que he mejorado tras haberme esforzado como nunca además que ese día iniciaba un nuevo camino junto con el año que estaba cumpliendo para alcanzar los 16. Tenía bastantes metas esperaba cumplirlas todas.

Stats:

  • Fuerza : 5
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 5
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 20
  • Voluntad : 30
Chakra : 100

Inventario:

Técnicas:

Kirigakure no sato - País del Agua




—  —
— —
« »

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kuroda Yukimura
Getsu Genin

Re: Quiero ser algo más [Relato Mensual]

Mensaje por Kuroda Yukimura el Dom Abr 08, 2018 8:57 pm

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Hyunie.

  • Mediante post: 4 PN.
  • Total: 27 PN + 4 PN = 31 PN

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.