Afiliados
Limpieza 01 - 04 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLittle FearsLoving PetsCrear foroOne Piece LegacyCrear foro

Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Hitoshi Isao el Mar Abr 10, 2018 11:09 pm


Nos volvemos a ver

Las heridas físicas sanan tarde o temprano, pero las heridas del corazón son las más difíciles de sanar, en su combate anterior su pierna había sido herida pero con unos primeros auxilios y su ninjutsu médico no tardó apenas dos días en volver a recuperar su movilidad, sin embargo fue lo que vió a lo largo de todo el tiempo en aquel lugar lo que estaba empezando a marcarle, la única regla en aquel lugar era no matarse, había visto violaciones, había visto palizas que podían dejar al más fuerte en el borde de la muerte, allí entraban y salían los mayores criminales del mundo y aun así todos temían al hombre que se sentaba en el trono en aquel palacio colosal.

A pesar de haber intercambiado ataques y haber sufrido una herida no podía dejar de pensar que posiblemente aquellos dos eran lo más cercano a una amistad que iba a tener en aquel lugar, y que para su objetivo y iban a ser necesarios, fingir crear vínculos con ellos le proporcionaría seguridad y una mayor fuerza de ataque ¿Quizás seguían ahí?, las preguntas iban y venían pero pararon cuando se miró en el espejo del baño de la posada en la que estaba residiendo, otra vez aquella cara herida, otra vez veía a la muerte tras el espejo, la parálisis se fue cuando un odio empezó a emanar de su corazón y volvió su oscura y típica mirada, se colocó su respirador y sus guantes , se colocó la chaqueta por encima, era hora de volver al lugar y comprobar si estos habían pensado como él.

Como siempre el frío de aquel lugar hacía que hasta pequeños copos de nieve se instalaran en las pestañas de los viandantes, a cualquiera que vieses en aquel lugar podía vérsele con la nieve repartida por todo el cuerpo, la verdad algunas veces odiaba no haber despertado la naturaleza del fuego en su chakra, podía solucionarle muchos incovenientes temporales. Los pasos calaban levemente en la nieve, su herida estaba del todo curada y su camino auguraba llegar pronto al destino de las calles circundantes a los baños públicos, no tardó más de diez minutos en llegar y aprovechó para apoyarse en un muro y frotarse los brazos para entrar en calor, las calles circundantes no estaban realmente llenas, en aquella hora de hecho podría decirse que estaba casi vacía. ¿Qué habilidades tendría el chico de ojos claros? ... Pudo ver una sola habilidad de viento y aun así fue excepcional, no podía imaginar la brecha que había entre ambos, pero en cierto modo también era como un reto personal a superar, la desastrosa familia de Isao acabaría descubriendo que él era un ninja de verdad y no un agricultor...
-yukigakure - posadas




Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Dao Yotsuki el Miér Abr 11, 2018 12:45 am


Nos volvemos a ver

La desolada sensación del frio acurrucaba en un tierno manto de pequeñas estrellas a una figura misteriosa oculta bajo la seguridad propinada en la altura de los tejados, bastante lejos de la mirada de los curiosos como para disfrutar de un bocado de pan entre lo que admiraba regido por el silencio a la bella estructura que hacia a la aldea, cuestionando en lo profundo de su cabeza si tal figura había sido siempre de lo ruin mientras que suspiraba decepcionado en su corazón gracias a lo solitario que es hoy, lo bastante aburrido como para recordar los días del ayer cuando aún agitaba su mano por la idea desenfrenada de posicionar la fuerza en su corazón sobre la de otro, recordando sin cansancio lo evidente de su debilidad entre lo que también era capaz de guardar en algún lugar de sus memorias a cada nombre de muchísimas historias, satisfecho tras la elección que tomo un año atrás porque ahora podía ver su futuro como algo más allá que un simple sueño infantil, reconociendo la muerte sin tocarla, observando con admiración el risco de enormes dificultades que le esperaban para mañana y los días siguientes a ese, ahogado sobre la impresión que lo presionaba, entre lo que de forma irónica solo por ahora era capaz de mantenerse despreocupado de su futuro incierto durante todo lo que podía aguantar el bocado que masticaba, observando la belleza del lugar mientras aún cuestionaba la razón de lo ruin para entonces toparse por mera casualidad con la figura de un cuervo demasiado familiar, no fue complicado identificarlo y cuando su memoria hizo el trabajo inmediatamente después quiso preguntarse así mismo que tan dura había sido su vida hasta ahora, convencido de que no la había tenido fácil e interesado por descubrir si tal vez podía sobrevivir por si solo a una tierra desolada por su propia fuerza o capacidad de razón, pero aun así alejado gracias a la altura y la distancia entre los dos.

-Uhmm… ¿ya esta siquiera curado?- Pregunto para si mismo luego de recordar los desafortunados hechos de la noche anterior, levemente sorprendido por lo que veía, entre lo que agarraba con su mano izquierda una shuriken y se cuestionaba si lanzar el arma o esperar que a esté mismo lograra darse cuenta de lo cerca que estaban, repleto de duda ya que no quería herirlo sino más bien saludarlo y de paso tal vez también averiguar si había mejorado siquiera un poco tras su ultima metida de pata.
-yukigakure - posadas






Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Ronin Hanta Kaguya el Miér Abr 11, 2018 1:18 am


Nos volvemos a ver
Luego de explorar los alrededores como mi rutina desde el tiempo que llevo aquí y buscar algo de acción temeraria, decidí ir de techo en techo saltando hasta pasar por las posadas, tenía ganas de ir a ver a esa chica de mi otra misión la vez que ayude a proteger una el lugar aunque algo mayor capto mi atención y era una figura caminando por las calles del lugar mientras mi boca tornaba una sonrisa leve al identifica a esa persona, era Hitoshi Isao, el sujeto con quien me había enfrentado hace alrededor de unos dos días, de inmediato fui a caer desde el techo hasta una escalera de incendios, un par de ventanas y algunos tendederos, usando como plataforma varios objetos para aterrizar y poco a poco llegar al suelo para luego ir corriendo hacia hasta la esquina donde había pasado Hitoshi, parece que quería regresar a donde tuvimos ese duelo callejero breve, con suerte y estaría de humor para otra batalla un poco más amistosa si él estaba de acuerdo, al llegar decidí bajar el paso y caminar con ambas manos en los bolsillos de mi abrigo, aunque por fuera recuperaba la compostura para no agitar el ambiente, en realidad, por dentro estaba un poco emocionado por verde a aquel sujeto, no duro ni un par de segundo cuando lo note con facilidad por ese brillante respirador y esos gantes, además, por esa forma de caminar parecía que no le molestaba, como si en estos pocos días su pierna sanara completamente, ¿acaso tendrá alguna capacidad curativa? Por lo general las balas que uso causan un dolor más profundo, Hitoshi es el que ha salido con más suerte de una batalla conmigo, lo que me no podía dejar de pensar era en aquel hombre que intervino en el combate, en toda la noche con la que me topé con él, aunque sea solo por un gato, quizás nuestro encuentro era cosa de destino, será más que interesante participar en este fragmente de “escena” que estará como un detonándote para iniciar esta secuela.

-Parado al final de esa ese lugar mientras Hitoshi estaba recostado sobre esa pared, diferente a esa noche, los lugares están invertidos, con el tranquilo y yo irrumpiendo -Hitoshi, no esperaba verte tan pronto ¿qué te trae aquí? era lo que había dicho buscando demostrar un aire más amistoso en busca de romper el hielo y apaciguar cualquier rencor que este guardara pero con un tono un poco imponente para no mostrar ni la más mínima brecha de debilidad, lo menos que quería es que alguien pasara por encima de mí en el momento de darle confianza pero con ojos de impresión logro notar al sujeto que faltaba, aquel de ojos claros y usuario de una gran dominio del Fuuton -Oh…parece que soy el ultimo llegar ¿es tarde para unirme? mis palabras fueron un broma para transmitir el mismo mensaje que le mande a Hitoshi anteriormente, manteniendo la mirada fija y con un ojo cerrado y el otro abierto esperando la siguiente acción de alguno de esos dos individuos mientras la nieve nos cubria y el viento soplaba.
-yukigakure - posadas




Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Hitoshi Isao el Jue Abr 12, 2018 1:01 am


Nos volvemos a ver

Tal parece que el destino era raudo y que sus conexiones querían que aquellos hombres formaran algo similar a un equipo pues ni diez minutos habían pasado y la figura del hombre vaca apareció ante él, no pudo evitar mirarle con frialdad, era su única mirada casi sin embargo al poco se torno una mirada de desinterés evitando así hostilidades iniciales. No lo sé muy bien, supongo que algo me decía que debía volver aquí. resopló algo que no podía verse pero si oirse debido a su respirador. En cierto modo el combate que sostuvo con él hace dos días había hecho que su cuerpo entumecido por el frio volviera a ser el que era y se sentía incluso más ágil que antaño.

Cerró los ojos y observó hacia el edificio cuando las palabras de Hanta sonaban advirtiendo la presencia del hombre de ojos claros, la verdad es que aun no se había percatado de la presencia de este pero pudo ahora ver que llevaba un arma en sus manos ¿Acaso iba a ponerles aprueba otra vez?, volvió su mirada seria y movió su cuello haciéndolo crugir, Hitoshi aun no le había revelado todas sus cartas a ambos aunque suponía que al ver su pierna bien algo podrían intuir sobre su especialidad en ninjutsu médico.
Baja aquí hombre de ojos lunares, si quieres combatir podemos hacerlo más adelante, creo que nos debemos una conversación los tres. sentenció alzando un poco la voz pero sin llegar a ser un grito estruendoso.

Casi podía ver el hilo rojo entrelazándose entre ellos, pues es así como definían al destino, o quizás era mera casualidad, pero allí se encontraban de nuevo y quizás pronto podrían comenzar a realizar misiones juntos, quizás pronto podrían salir de la aldea de locos para empezar su leyenda como un equipo. Despreciaba el contacto con otras personas pero ellos no se veían como el resto. Miró hacia el cielo observando que de nuevo la nieve comenzaba a caer, era normal en aquel lugar pero no pudo evitar echar de menos el sol, un leve lapsus que le devolvió a la realidad inminente en la que se encontraba pues caerse moralmente un solo segundo en aquel lugar de mala muerte era perder la vida. Demonios, aun siento frio en este maldito lugar. dijo por último esperando de brazos cruzados a que el de ojos claros bajara donde el resto de mortales.
-yukigakure - posadas




Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Ronin Hanta Kaguya el Jue Abr 12, 2018 1:58 am


Nos volvemos a ver
-Al escuchar las palabras de Hitoshi me propuse a avanzar hasta lograr llegar al lado de hitoshi y pasarle mi abrigo en señal de confianza para que lograr luchar contra el frio del eterno invierno con más facilidad a su vez de que le apuntaba con el dedo pulgar de mi mano derecha a su vez de que veía a nuestro invitado de ojos claros -Este tipo me agrada, ven, baja tú también, creo que es obvio que eres más fuerte nosotros así que no hay de qué preocuparse. tras pronunciar esa frase empecé a frotar la palma de mis manos entre sí y con un soplido en medio de estas para mantener el calor con mi mirada situada sobre aquel individuo armado con un objeto imperceptible para mí, quizás si abro mi otro ojo podría ver mejor….pero prefiero estar así, podía sentir los pequeños copos de nieve derritiéndose sobre mi cuerpo  y humedeciendo mi cabello y parte de mi ropa mientras esperaba con los brazos cruzados viendo el lugar, me pregunto qué pensaría hitoshi, me sorprende que me no atravesara el pecho al verme en el primer instante, pues ya se sabe que cuando le disparar a alguien en la pierna no te considerara su amigo de forma tan fácil, mi exceso de confianza ya era exagerado así que mi rostro se tornó más serio y despreocupado mientras se podía ver el frio humo blanco saliendo de mi nariz, era mi respiración, esta “sociedad” si se le puede llamar así en medio de paramo ártico y mortal parecía albergar un par de personas parecidas a mí, no podría considerar ni bueno ni malo, más bien me sentía más neutral por querer conseguir mis objetivos sin importar el costo pero con una sensación de humanidad aun en mi interior, quizás estos dos serian igual en ese sentido, sus motivaciones, sus deseos, metas, sus formas de ser, sus instintos y su razonamiento, tantos factores que me intrigaba saber, ese comentario de hitoshi sobre querer conversar en vez de luchar nuevamente me daba a entender que estaba interesado de la misma forma en nosotros y por lo que esas palabras de esa noche que había dicho ese hombre de ojos claros hace dos días, sobre trabajar como un equipo, era fácilmente perceptible que los tres teníamos la misma idea en mente.
-yukigakure - posadas




Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Dao Yotsuki el Jue Abr 12, 2018 9:35 am


Nos volvemos a ver

Lamentablemente la afirmación dicha por el recién formado dúo de idiotas parecía convencida de poder disfrutar de una aldea infernal como lo era Yukigakure no Sato, lo que significaba todo un fallo para él que aún cuando intento darles una bienvenida  parece solo haber logrado confundir toda idea hacia la verdadera naturaleza del lugar, quizás debido a su actitud despreocupada repleta de palabras contundentes o tal vez inspirada únicamente en su ineptitud con respecto al trato que les dio con ira.

La respuesta de quienes admitían públicamente su debilidad en medio de ladrones parecía entonces a su vista una petición verdaderamente desesperada por muerte, comprendiendo en su cabeza que nadie sensato diría tales palabras en medio del lugar aún cuando su vida dependiera de ello y prescindiendo así de poderlos ayudar, aceptando la responsabilidad con profundo dolor en su corazón para guardar su arma y mantenerse encima de las tejas entre lo qué optaba por gran postura inclemente.

-Ya que sabes quién soy yo, te mostraré mis métodos.- Aclaró en voz alta sin ego, mostrando una expresión entristecida y decepcionada mientras que lamentaba haber fallado como un mentor lo bastante fuerte como para hacer llegar en ellos la verdad. -Golpee su propio rostro, arrodíllese tres veces e inclínese nueve veces retrocediendo, una vez que haya terminado, voy a perdonar todos sus errores de hoy.- Castigandolos. Verdaderamente inclemente e irracional a simple vista pero intentando ayudarles para que entendieran que no por estar en la aldea con amigos sobreviven.

Los extraños nunca podían ser de fiar para alguien en un lugar tan sucio como aquel por lo qué aun cuando de hecho había vivido experiencias relajadas, les castigo, decepcionado por la estupidez que ambos lograron cometer con creer que nadie ahí estaba escuchando con interés ninguna de las palabras que los tres pronunciábamos, convencido a su vez de que ellos entenderían el mensaje incoherente retirándose de la zona en donde nos habían visto para reagruparos de una forma mucho menos "dulce" ya que claro sino entonces cualquier idiota buscaría meterse contra nosotros.
-yukigakure - posadas






Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por NB Narración el Jue Abr 12, 2018 8:51 pm

NPC ??? : ???
La figura de un joven cubierto por abrigos de piel comenzó a encaminarse hacia el grupo tras haber doblado en la esquina de aquella calle, en el mismo momento que uno de los jóvenes ofreció su abrigo al otro. De frente a ellos se aproximaba, con una sonrisa socarrona, mirando de reojo al muchacho que se encontraba elevado en los tejados a una altura de diez metros por encima del suelo, del lado contrario al muro de la edificación que el del respirador había utilizado como medio de apoyo.

El grupo de tres se encontraba a mitad de camino de una calle con una longitud total de veinte metros, una calle que si bien no era muy concurrida, se encontraba a mitad de camino del destino del muchacho.

Caminaba por el centro de aquella "avenida", a cuatro metros de cada una de las edificaciones paralelamente ubicadas, frotando sus manos enguantadas con cuero y alzando ligeramente el mentón, con evidente altanería. Tenía una altura de un metro setenta, aproximadamente, y unos brazos largos que le permitían alcanzar sus muslos con las manos sin siquiera inclinarse un poco. Su melena albina de media altura se agitaba ante cada paso dado, cubriendo con parte de su flequillo el símbolo de su anterior aldea, aunque no dejaba de notarse con claridad una franja horizontal cortando el mismo en ciertas porciones donde su cabello no alcanzaba a ocultar. No hacía falta ser un genio dentro de aquella aldea para asumir que el muchacho había sido un ninja tiempo atrás. En cuanto la distancia con la pareja que se encontraba en tierra se redujó a tan solo siete metros se detuvo, cruzándose de brazos y sonriendo. Sus dientes eran afilados, como los de una piraña, y sus ojos inyectados ligeramente en sangre combinaban con la personalidad que no tardaría en mostrar.

Sos ojos color plata estaban ligeramente inquietos.

Miró primero al del respirador, luego a su compañero y finalmente al que acababa de soltar aquel discurso estúpido, que desde el final de la calle pudo escuchar sin problemática alguna. En este último mantuvo la mirada fija más tiempo que con el resto, y simplemente acabó escupiendo al suelo, relamiéndose los labios antes de volver la mirada al par de sabandijas insultadas. — ¿Van a dejar que ese imbécil les hable de esa manera? Denle una paliza, insectos. — preguntó y casi que ordenó, mientras iba palpando su propio abrigo dentro del cual podrían ocultar cualquier tipo de aditamento ninja, si es que siquiera estaba preparado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por NB Narración el Jue Abr 12, 2018 8:58 pm

Pautas y Aclaraciones.
— Habeis sido invadidos por un NPC. Tener en cuenta que no habian descrito a que distancia se encontraba el uno del otro, y las exactas ubicaciones que tenían en la escena, por lo que narración se encargará de hacerlo a partir de ahora, tal y como verán dentro de la narración. Esto es un error que esperamos corrijan a futuro, ya que una tema en presente siempre tiene riesgos de invasión o mismo de enfrentamientos bélicos entre usuarios. Cuanto mayor detalle haya sobre la escena, menos problemas habrá en caso de necesitarse una moderación.

— El orden de posteo será determinado según lo que ustedes deseen, pero una vez que hagan esta primera ronda tras la narrativa ya enviada, el mismo será inamovible, salvando excepciones por ausencias o cosas por el estilo que habrán de ser habladas previamente con el Staff.

— Recordad que nos encontramos en una trama en PRESENTE razón por la cual vuestra vida siempre correra peligro. Recordad que cada NPC es un mundo, ellos no son vuestros amigos e incluso en caso de verlo necesario serán capaces de acabar con vuestras vidas.

— En todos y cada uno de los post es completamente obligado postear tanto el armamento como las estadísticas del personaje, forma parte de las normas básicas del foro. Nos encontramos en un tema BÉLICO, recordadlo.

— El tiempo de rol será de 24 horas, una vez un usuario postee el contador se reiniciara, de este modo la trama irá mucho más rápido. Aún a pesar de ello el narrador podrá llegar a tomarse hasta 48 horas, ya que tendrá que leer el post de cada usuario al mismo tiempo, y pensar como seguir a partir de ello. Por favor, tened paciencia.

— ¡Mucha suerte a todos!

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Hitoshi Isao el Jue Abr 12, 2018 9:47 pm


Nos volvemos a ver

El pánico pudo observarse levemente en los ojos de Hitoshi al ver como Hanta le intentaba ceder su chaqueta, tan solo de imaginar la cantidad de gérmenes que podía estar portando ese hombre lo hizo reaccionar que cierta brusquedad apartando el abrigo de un manotazo, notándose ciertamente nervioso ante la situación que se había dado No vuelvas a acercarte de esa manera a mi. entonces el chico de ojos claros soltó aquellas frases lo que hizo que su actitud volviese a ser fría, ¿Qué demonios se creía? ¿Qué tipo de drogas había consumido para llegar a decir aquellas palabras? Iba a dirigirle unas palabras cuando un nuevo individuo apareció en aquella escena, Hitoshi se giró mirándolo directamente como su frialdad tan común, al principio no hizo nada más que analizarle de arriba abajo buscando si el tipo poseía algún arma visible, para luego responder, mejor dicho responderles.

Jamás haría caso de esas palabras, como tampoco las haría de alguién como tú. haciendo clara referencia al que acababa de llamarles insectos, no podía evitar sentir algo de ira al ser tratado con desprecio, pues le recordaba a su situación en Konoha y de hecho esa era la razón por lo que ahora se encontraba ahí.

La sensación que transmitía el nuevo individuo resultaba algo hostil, entablar un combate con su nivel actual no era precisamente lo mejor, aun no les había desvelado a ellos que él en realidad era un ninja médico y que en situaciones así tal y como lo decía el reglamento del Iryo Ninjutsu, los médicos son los últimos en entrar en combate, solo podía esperar que si las cosas se ponían realmente mal ellos hubiesen captado su oficio debido a la rapidez con la que sanó su herida dos días atrás.

Hitoshi seguía apoyado en la pared observando al joven, si meramente quería pasar por la calle realmente podía hacerlo, por lo que si había dicho eso sus intenciones eran claras, pero solo por si acaso debía asegurarse.Por hoy lo mejor será que cada uno siga su camino, ninja bocazas. Se permitió el lujo de insultarlo dado que el lo había hecho con anterioridad, y mantuvo la compostura esta vez separándose de la pared por si debía reaccionar rápido, la nieve seguía cayendo y de pronto sintió como si pudiese escuchar los copos tocando la la capa de nieve del suelo posiblemente fruto de la tensión que se había creado.
Aclaración:
Básicamente lo que hace durante todo el turno es observarlo para ver que tipo de información podía sacar a simple viste. No poseo Armamento más allá del Respirador y una bolsa vacia.
  • Fuerza : 05
  • Resistencia : 05
  • Agilidad : 20
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 10
Chakra : 75


-yukigakure - posadas




Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Jue Abr 12, 2018 10:01 pm

Sobrevivir
AKEBOSHI YOSHIO
Yukigakure no satoPosadasPrimavera 7 DD
Renacido, había caído un escalón en el círculo de Samsara, del cual pensaba libremente sin saber demasiado. Si antes se conocía creador de obras maestras, ahora las calles le pintaban de alimaña; parásito alimentado de aquel oro que sobrepasaba los límites de los bolsillos en los más ricos. Más de un mes había sido dado por muerto. Suficiente para argumentar que al menos en piel ya no era el mismo de antes, sino la obra de las bacterias que se alimentaron de su sudor de enfermo. Y más profundo que la piel llegaron, pudriendo en parte sus pensamientos. Pero claro, no había cambiado, sino deshecho cambios justamente. El pintor estaba equivocado, pues el dragón no evoca ayuda al resto. Aquello había sido inútil, una pérdida de tiempo. El dragón debe proyectar miedo; es la representación de todas las bestias que no entendemos, y nos aterran.

Gritos en la mediana distancia llamaban su atención. O más bien conversaciones de ignorante despreocupación. Las voces se lanzaban al cielo como con catapultas, y eran suyas para ser atrapadas. En Yukigakure, tal agrupación de almas no resulta en una suma, sino una división. Y allí donde se pierden cabezas, sobran los juguetes olvidados. En anticipación, se sonó los dedos bajo sus guantes.

Como la rata que era buscó el callejón más angosto para acercarse a las voces, siempre y cuando pudiese entrar su porte de hombro a hombro. Así, pegado entre dos edificios, llegaría a la calle de ocho metros de anchura donde la fortuita reunión nació. No puso pie en la sucia nieve transitada, sino que permaneció en las sombras que su longevo rincón le provee. Tan solo asomó un ojo, durante dos segundos, y volvió a ocultarse con la espalda calentando la pared. Procuró, en todos estos actos, no exagerar la fuerza de su respiración ni el peso de sus pasos. «Como hombre del espacio» se decía, sin tener idea de eso.

Cuatro hombres eran los parlantes, mas solo tres llegaba a ver. Por lo que decían los del suelo, el último y más amargo los vigilaba en la altura. Dos de los sujetos, en tierra, se encontraban a diez metros del músico escondido, del lado contrario de la calle que él. Otra figura se encontraba más lejos, en el medio de la vía, mirando a los tejados. Le bastó esto para suponer a duras penas la ubicación del último, mas no quiso confirmar visualmente. De momento, solo escuchó las invitaciones a la violencia.
Estadísticas:
Holi Smile

  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 21
Chakra : 113
Inventario:
  • Mateki — Colgada al cuello
  • Lanzador de Agujas — En antebrazo izquierdo
  • 15 Senbon — Clavadas en 3 hileras de 5 en la solapa izquierda de la chaqueta
  • 4 Bombas de humo — 2 en cada bolsillo del pantalón
  • Sello explosivo — plegado cual pañuelo en el bolsillo del pecho de la chaqueta
  • Alambre ninja — Que cuelga enrollado del cinto cual látigo
  • 2 Píldoras del soldado — También en el bolsillo de pecho
  • 2 Mecanismos ocultos con kunai — Bajo ambas mangas de la chaqueta
  • Comunicador — En oído derecho

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Ronin Hanta Kaguya el Vie Abr 13, 2018 12:14 am


Nos volvemos a ver
-La respuesta de Hitoshi había sido muy grosera así que me coloque nuevamente mi abrigo mientras escuchaba la palabrería de nuestro compañero de ojos claros, su respuesta había sido tan arrogante como de costumbre pero luego de haberse reído en mi cara la última vez y haberme atacado para interrumpir mi pelea con Hitoshi, ya estos comentarios religiosos confirmaban a un más la clase de persona que era, antes de buscar responderle a ambos me percato de alguien que llegue sin anticipación mostrando una sonrisa que me abrumo, algo en usos colmillos y sus ojos activaban un mecanismo en mi ser como si ese instinto de supervivencia despertara nuevamente, si, ciertamente era la misma sensación de adrenalina que tuve cuando empezó a pelear que mi compañero del respirador que justo estaba a al lado mío, ahora la cosa es la intención de este nuevo personaje que se une a nuestra escena, esto parecía más que un simple coincidencia y algo en su actitud más bélica no me daba buena espina, al menos Hitoshi y el otro eran más tranquilos pero este tipo, es totalmente distinto, su aire arrogante y sus palabras.

-¿Acaso será un enemigo de aquel que nos estaba viendo desde arriba? ¿Nos estaría influenciando como peones para arriesgarnos a eliminar a aquel de ojos claros? o ¿era solo un sujeto en busca de violencia injustificada para la cual divertirse un breve momento mientras andaba de camino en sus cosas? lo mejor será relajar el ambiente, Hitoshi no es para nada alguien que piense mucho en lo que dice o quizás era parte de una estrategia audaz pero el cómo le regreso un par de palabras al sujeto de cabello alvino quien se encontraba listo para engullir en sus fauces cual piraña pero manteniendo mi característica expresión con un ojo cerrado y otro abierto con aire despreocupado decidí responderle también, colocándome un par de pasos frente a Hitoshi para interrumpirlo No pasa nada, el tipo de allá no es más que una molestia. mientras apuntaba con el pulgar de mi mano derecha hacia aquel al que parecía tenerle más interés el hombre piraña.

-Pero sabes, da pereza para mi tener que causar líos cerrándole el hocico, solo pasábamos aquí para saludar a un viejo amigo ¿No es así Hitoshi? al mismo tiempo veía al sujeto des respirador por encima del hombro para darle a entender que era mejor no intervenir y levantando el pulgar por detrás de la espalda sin que me vea el tipo albino para mostrarle a mis compañeros como señal de que estaba entendiendo el juego de hitoshi y que le estaba siguiendo la corriente, según yo, decía que pensábamos de la misma forma, solo espero que esa hipótesis sea verdad y que podamos idear una farsa sobre la marca para quitarnos este peso de la espalda y poder continuar los tres en lo nuestro -Lastima que este tipo no tenga remedio pero ya saben lo que dicen en yuki “matar esta prohibido” te salvaste esta vez esa fue asi mismo mi última señal junto a un guiño de ojo al hombre de ojos claros, no sin antes haber volteado la cabeza hacia el para que el desconocido no lograra verme hacer eso -Mi colega tiene razón, lo ideal es que cada quien siga por donde vino… al decir eso, voltee directamente a ver a los ojos al chico piraña  con una mirada tan intimidadora como la que el tenia -Estas……¿De acuerdo? Aquí no está pasando Nada.

Spoiler:

Estadisticas
  • Fuerza : 10
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 15
  • Voluntad : 10
Chakra : 80
Spoiler:

Inventario:
+Lanzador de agujas: Antebrazo Derecho
+Estuche Mediano: Cinturon, lado trasero izquierdo.
-18 Senbon: Estuche Mediano
-yukigakure - posadas




Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Dao Yotsuki el Vie Abr 13, 2018 9:52 am


Nos volvemos a ver

Las moscas no pudieron evitar sentirse atraídas ante tal situación por lo qué natural a cualquier otro escenario que pudo imaginar, varias miradas fueron a detenerse en él, cada uno de los espectadores entonces frotaron sus patas con entusiasmo de observar un problema mucho más allá que una simple discusión entre algunos desconocidos, todos ansiosos por la respuesta de mi boca y esperando con una calma preocupante los primeros indicios de una guerra como si de hecho estuvieran buscando una fiesta.

Debido a ello la postura arrogante que estuvo fingiendo para cuidar a ambos idiotas fue transformándose lentamente en la típica actitud inexpresiva con la que vivía, repleto del silencio de siempre pero caracterizándose en esta ocasión por su mirada que parecía fruncirse en alguna especie de reacción algo hilarante o tal vez incrédula, dirigiendo su atención a la figura albina que reclamaba sus palabras como si dolieran afectado posiblemente en lo profundo de su corazón por experiencias de su historia.

Él claro era incapaz de comprender la respuesta del hombre entrometido o la fuerza con la cual podía transformar la situación de alguien más en su propia experiencia, aunque fue capaz de notar como su voz logro hacer la diferencia llamando la atención de los pocos presentes para ver en un instante a todas aquellas moscas y el peligro, comprendiendo la situación en la que tiempo atrás había logrado presionar a otros mientras qué en la plena ironía lograba escuchar la regla misma que respetaba la vida.

Nadie había hablado de muerte. Pero, debido a las palabras del chico moreno pudo comprender en cierta forma la gravedad de la situación y las intenciones del extraño. -¿Eres… un héroe?- Fue la pregunta que cuestionaba las intenciones de aquel albino buscando en la propia entonación de su palabra alguna credibilidad así fuera mínima, incapaz de olvidar la clase de lugar en la cual estábamos ubicados mientras que podía ver con ambos de sus ojos azules el extraño interés que parecía detonar su sospecha.

La figura del hombre a diez metros del suelo reposaba en cuclillas vestido de azul notorio por su yukata pero a su vez ligeramente imperceptible gracias al armadura, usando la coraza por debajo de lo que el ojo normal seria capaz de notar fácilmente mientras que por razones no delirantes aprovechaba los bolsillos de tela para el caso, ocultando un numero decente de objetos en lo que se hacia parecer imprudente mientras qué aun así dedicaba un espacio en su espalda para cargar en paz al katana.

-No. Es imposible.- Corrigió ante su propia pregunta dándose cuenta que él era igual a toda la calaña que los rodeaba pues en vez de hacer algo espero vernos cansados, quizás motivado por la avaricia para manipular la mente de aquellos más débiles e intentando inspirar de forma rígida a personas que en verdad no conocían del mundo, tal vez siendo honesto pero a su vez pocamente creíble ante el punto de vista que tenia un hombre que había vivido durante un año en un lugar lleno de puros falsos.

-Eres muy curioso.- Explico, hablando consigo mismo a todo momento mientras que buscaba razonar en la costumbre de sus actos la forma en la cual actuaba el extraño, olvidando la importancia que podría haber en explicar la confusión que él se genero debido a palabras que eran más bien una advertencia clara para los dos compañeros, entre lo que sencillamente relajado a la altura más allá de las capacidades de muchos sintió un mínimo confort que logro mantenerlo por lo menos tranquilo de momento.

La mirada del hombre se centraba mayormente en la posición del albino pero había podido ver por lo menos una vez a todos los presentes, olvidando muy fácil al cuarto, quien parecía sencillamente haber retrocedido y marchado antes de cualquier cosa por lo que quizás un poco agitado por la situación dedico un segundo para rascarse, levantando su mano con tranquilidad a la altura de su cuello mientras que observaba atentamente la clase de problema en la cual se había metido y la manera de moverse.

Dao Yotsuki era consciente en ese preciso instante de que estaba siendo el objetivo de más personas de las que podía ser capaz de lidiar por si mismo entonces en su yukata, teniendo ambas manos juntas debido a su postura inclemente mantuvo precaución en sus acciones evitando revelar sus brazos por debajo de la tela holgada de sus ropas, deslumbrando posibilidades infinitas desde el momento en el que aquel escandaloso albino con habilidades desconocidas había aparecido y esperando una oportunidad.

Spoiler:
  • Fuerza : 18
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 20
  • Voluntad : 20
Chakra : 110
Spoiler:

INVENTARIO
- Armadura [por debajo de la Yukata]
- Senbon (x6) [Bolsillos de la Yukata a la altura del pecho]
- Kunai (x3) [bolsillos del pantalón]
- Katana [amarrada a la espalda con una cuerda]
- Bandana Cortada [a la altura de los triceps]

ACCIONES: [nada bélico de momento]
- Observar detenidamente la situación para no omitir nada, notando incluso a Akeboshi pero por mera lógica sin pensar por ahora que esté haya querido acercarse al problema.
- Intentar comprender la motivación del desconocido, divagando palabras en voz alta, aunque en tono bajo, sin buscar realmente una respuesta por parte del otro pero buscando a su vez provocar este efecto por defecto insconciente.
- tener las manos juntas, rascarse el mentón y luego volver a juntarlas en sus mangas, reaccionando naturalmente al frío mientras observa a los demás desde la seguridad de su posicion.
-yukigakure - posadas






Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por NB Narración el Dom Abr 15, 2018 5:30 am

NPC ??? : ???
Más allá de como eran las personas en Yukigakure no Sato, hablar de muerte era un pecado. Estaba prohibido en el lugar, pero nadie negaba la posibilidad de andar arrancando brazos y piernas por aquí o por allá. Nadie negaba la posibilidad de dejar comatoso a un enemigo... La verdad es que el Kurokage solo quería evitar cadáveres por las calles de sus tierras, pero ante los pensamientos de aquel hombre que no tardaría en volver a sonreír, solo que esta vez de manera sádica, nadie decía exactamente que estaba prohibido hacer desaparecer a un par de tontos que nadie extrañaría.

El ceño del sujeto se frunció demostrando su enojo ante las palabras dedicadas por parte del grupo. Se mantuvo en silencio durante apenas dos segundos y finalmente suspiró, cerrando los ojos y negando con la cabeza, mostrando un poco de desgana en cada uno de sus gestos.

En tan solo un parpadeo y antes de que pudieran reaccionar, el albino flexionó ligeramente sus rodillas y extendió sus brazos hacia atrás, haciendo que su gran abrigo saliera despedido dos metros en aquella dirección, dejándolo a él desprotegido ante el frío, aunque la adrenalina sería suficiente para que su cuerpo mantuviera el calor que necesitaba.

Los brazos el muchacho estaban desnudos, ante una musculosa de color azabache pegada al cuerpo que destallacada cada uno de sus músculos perfectamente delineados. Sus pantalones eran bombachos, de piel gruesa, y en sus muslos llevaba dos estuches pequeños de armas con "municiones" en su interior. Dos estuches, apenas un poco más grandes, a cada lado de su cintura. Sus botas aún seguían siendo de piel, pero no sería un problema con todo esto, identificar que el hombre era en efecto un shinobi renegado, más allá de que su flequillo se agitó rebelando el símbolo rasgado de Kirigakure no Sato: la milicia del País del Agua.

Tras extender los brazos hacia atrás, inició una carrera de frente en contra de aquel grupo de dos, sonriendo exageradamente. Se desplazaba con celeridad, mucho más rápido de lo que ellos podrían si es que no sobrevivían al evidente encuentro que estaban a punto de tener...

Se lo vería parcialmente agachado, inclinando el torso hacia delante y con los brazos extendidos hacia atrás. Su mano izquierda se encontraba completamente abierta, y la derecha formaba un puño.

¿Qué debían hacer? El peliblanco no tardaría mucho en reducir por completo la distancia que en un principio tenía con ellos.


  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 190

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por DeathBattle el Dom Abr 15, 2018 5:35 am

Interacción Bélica
Con esta intervención se nombrarán los fallos o detalles a destacar por parte de los usuarios, de este modo el tema proseguirá en todo momento de manera adecuada y evitaremos todo tipo de problema que más adelante pueda llegar a desencadenarse.

Aviso para Dao:

En ningún momento anterior detallaste algo tan importante como estar portando una armadura, lo cual agregarlo ahora supondría una ventaja, ya que es una pieza que de la cual tu rival no estaría enterado hasta el comienzo del momento bélico, pese a tener que haber sido algo que en todo momento supo que estaba allí.

Si bien la invasión ha sido sorpresiva, algo que hay que tener en cuenta en todo momento, y es que un presente existe siempre la posibilidad de una invasión o hecho bélico como el que ante ustedes acaba de presentarse.

Si bien aceptaremos el hecho de que lleven sus armas encima, pues de lo contrario sería limitarlos en demasía, vuelvo a repetirme con el hecho de que tu personaje no lleva en estos momentos su armadura consigo.

Turno de Hitoshi

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Hitoshi Isao el Lun Abr 16, 2018 1:07 am


Nos volvemos a ver


Por lo que pudo observar Hanta se había tomado la libertad de hablar como si ya fueran los mejores amigos, Hitoshi por el contrario mantenía su semblante frío sin responder a las respuestas que le pedía hanta pero sin negar tampoco lo que este decía, pues ahora el joven se había puesto en medio de lo que parecía el nuevo enemigo y él, debido a su ángulo y la superioridad de altura con respecto a Hanta, aun podía ver al tipo que poco a poco iba cambiando su cara, mostrando desagrado. Por su parte podía escuchar murmurar a Dao hablando consigo mismo posiblemente, Hitoshi bufó mientras se hacía la máscara hacia abajo por si era necesario entrar en combate, justo cuando Hanta había terminado de hablar, mostrando así su rostro carente de labios y las cicatrices cercanas a su mandíbula.

Fue entonces cuando una alarma de emergencia se encendió en el cerebro de Isao, al ver como el tipo se quitaba su chaqueta y avanzaba a una velocidad pasmosa, por suerte para entrar en contacto con él debería al menos pasar a Hanta primero, sin embargo como un bufalo ante un león, Hitoshi no iba a quedarse quieto y embestiría a su manera hasta la muerte de ser necesario, saltó hacia arriba dos metros colocándose apoyándose en la pared para terminar de escalar aquel muro, colocándose ahora a una altura aproximada de 3 metros, justo en el otro lado de la calle en donde se encontraba Dao pero con un atura más baja, pues no estaba en los edificios si no en el muro de esa calle. Tras el anterior combate su velocidad y tiempo de reacción habían mejorado y al menos con ello ya no estaba en la trayectoría principal de su enemigo, y además era hora de intentar empeorar la situación para el tipo.

Como siempre la principal estrategia de Hitoshi era generar agua para así poder luego usarla para otros jutsus, los sellos de lal liebre y la rata fluyeron con destreza y agilidad. Suiton: Hōmatsu Rappa... Directamente y debido a su falta de labios, como si un crustáceo se tratara de su boca comenzó a salir un chorro espumoso que se dirigiría hacia la zona a la que iba desplazando el rival, si podía reducir su agilidad entonces el resto del equipo podría luchar con mayor eficacia, además de que así el podía usar el agua espumosa para otros jutsus, el callejón comenzaría a tener la capa de agua del jutsu,no todo pero al menos una parte de este.

La realidad era que el tipo había perdido la paciencia con nuestros comentarios, solo esperaba que Hanta pudiese aprovechar la situación aun si era empapado con su jutsu debido a que poseía posiblemente la mejor defensa de los tres, ¿Dao actuaría en pos de ayudarnos? O nos iba a atacar como en el anterior encuentro... Supongo que en una aldea normal aquel encuentro podría ser una prueba de coordinación y trabajo en equipo, sobre todo si querían salir vivos de ahí.

Acciones.:

Subir el muro
Y lanzar el jutsu

Jutsu es cuestión.
Suiton: Hōmatsu Rappa
Tras la realización de dos sellos se libera un jutsu en donde el usuario libera de su boca una gran corriente de agua espumosa de dos metros de diámetro capaz de inundar un lugar (profundidad de dos metros en un área de cinco metros cuadrados) y reducir la fricción, limitando considerablemente (-6 de agilidad) la capacidad de movimiento de sus oponentes. También es útil para amortiguar impactos. El alcance máximo de esta técnica es de 12 metros.
Postura de manos: Liebre → Rata
Consumo: 25Ck usar.
75-25= 50
  • Fuerza : 05
  • Resistencia : 05
  • Agilidad : 20
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 10
Chakra : 50


-yukigakure - posadas




Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Lun Abr 16, 2018 2:20 pm

Sobrevivir
AKEBOSHI YOSHIO
Yukigakure no satoPosadasPrimavera 7 DD
La señorita curiosidad le conquistó con sus finos dedos en el mentón de Akeboshi, acariciando su rostro a la vez que tiraba de sus deshidratadas mejillas. Estirando el cuello cual tortuga volvió a asomarse, inspirado por los ingenuos comentarios de uno de los presentes. ¿Acaso uno había dicho "te salvaste esta vez"? Mala elección de palabras para alguien que obviamente está intentando evitar el conflicto. No se percataba que ya estaba en el centro del conflicto, y dormía cada noche bajo su techo. Para evitarlo debería haber evadido esa aldea maldita, perderse en la tundra, y convertirse en alimento de mujeres voladoras. Ahí dentro en cambio nadie estaba salvado, tan solo corriendo delante del segundero que se movía en reversa. Hasta que el tiempo se acaba.

«Aquí va a haber espectáculo, y falta música.»

Sin darse cuenta había recuperado la emoción en su pecho a causa de la anticipación, ojeando antes que nada la posición de aquel que continuaba cortando la silueta de los tejados con la propia. Debajo el más amenazante parecía ser el misterioso tipo del abrigo, seguido por aquel con la lúgubre máscara. Ambos, desechando los métodos de distinción de Yoshio, se quitaron sus accesorios identificativos. El sujeto más lejano se despojó de sus trastos pesados con un solo movimiento, muy veloz pero claro a los ojos del artista, y se abalanzó contra los pobres infelices de pie sobre sus futuras tumbas. El tiempo aceleraría.

«Ojalá les guste.» Sus manos realizaron los sellos de la serpiente y la rata, y luego sujetaron con delicadeza su instrumento musical frente a los labios quebrados. Para mayor comodidad, la suela de la bota derecha se apoyaba en la pared.

Y mientras los novatos comenzaban a defender su vida, él les acompañaría con una marcha fúnebre de lo más original. El alma arrebatada que vivía en sus pulmones sería liberada a través de la bella flauta, convirtiéndose en el lamento de mil desfallecidos en las tierras nevadas. Quedarían contenidas, sin embargo, en una carcasa de viento con forma esférica para no ser escuchadas todavía. Una efigie de aquel que hoy era un cadáver congelado, pero cuya voluntad seguía presente en la cabeza del cantautor.
Como niño que sopla burbujas en la calle de su barrio, él liberó la orbe de viento calle arriba. Como una luciérnaga avanzaría cautelosa, flotando en dirección al grupo marcando un muy leve ascenso. Pasaría junto al núcleo de personas, por el centro de la calle, a tres metros de altura.

Mientras él llegó a su intermisión, apreciando el baile que el resto tenía para ofrecer.
Estadísticas:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 21
Chakra : 113 - 18 - X = 95 - X


1 jutsu oculto.

FŪTON: CHINMOKU NO KYŪ (風遁・沈黙の球, ELEMENTO VIENTO: ESFERA DEL SILENCIO)
Tras realizar los sellos manuales, el shinobi sopla por su instrumento de viento para generar en su extremo contrario una esfera de vacío. Siguientemente ejecuta cualquier técnica sonora, la cual quedará atrapada dentro de la esfera y no será audible. Gracias al chakra Fūton, las ondas sonoras son movilizadas en círculos en el área de vacío, sin debilitarse debido a la falta de cualquier resistencia física en su interior. La esfera entonces se separa del instrumento, flotando en dirección lineal contraria al músico hasta recorrer 12 metros y detenerse. La esfera revienta cuando el creador chasquea los dedos, o al chocar contra algo. Al hacerlo, la técnica sonora será liberada de la burbuja en la posición donde la misma haya reventado, aunque su efecto obviamente no podrá ser mantenido, sino que durará lo equivalente a un turno. Solo técnicas de ninjutsu pueden alojarse en la esfera, ya que las ilusiones pierden su conexión con el usuario. Más allá de que su velocidad de desplazamiento no sea alta, su acelerada rotación emite un característico sonido de viento.
Postura de manos: Serpiente → Rata.
Consumo: 18Ck ejecutar, 10Ck mantener la esfera flotando.
Inventario:
  • Mateki — Colgada al cuello
  • Lanzador de Agujas — En antebrazo izquierdo
  • 15 Senbon — Clavadas en 3 hileras de 5 en la solapa izquierda de la chaqueta
  • 4 Bombas de humo — 2 en cada bolsillo del pantalón
  • Sello explosivo — plegado cual pañuelo en el bolsillo del pecho de la chaqueta
  • Alambre ninja — Que cuelga enrollado del cinto cual látigo
  • 2 Píldoras del soldado — También en el bolsillo de pecho
  • 2 Mecanismos ocultos con kunai — Bajo ambas mangas de la chaqueta
  • Comunicador — En oído derecho

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Ronin Hanta Kaguya el Mar Abr 17, 2018 6:00 am


Nos volvemos a ver
-Ese albino era alguien que le hacía claramente honor a su aspecto, ya que cual piraña este se abalanzara sobre nosotros en busca de consumir nuestras vidas hasta la más mínima pieza de sufriente que nos pueda causar, esa actitud bélica dejaba por mucho en claro que era alguien buscando problemas mientras andaba de paso por ahí, a su vez que su paciencia sea había acortado aún más con la lluvia de comentarios sin conexión alguna por parte de mía y de mis compañeros, escuchando viendo cómo se oscurecía un poco a mi alrededor proyectarse una sombra sobre mí, no necesitaba ver hacia atrás para saber que Hitoshi había saltado para escapar y mantener un poco las distancias para evitar cualquier encuentro cercano con nuestro nuevo oponente que venía en dirección a nosotros -Oh por dios Hitoshi, siempre manteniéndote tan distante era la oración que decía mientras saltaba dos metros para posicionarme sobre el muro sobre el cual tenía al lado y Hitoshi se mantenía apoyado un momento antes del inicio del conflicto, al mismo tiempo que mis pies quedaban sobre la parte superior de piedra de dicha pared manteniéndome un poco más alejado del albino pero sería así de fácil como dar un salto de darme así que no me quedaría ahí sin jugar un poco a la ofensiva, luego de una pronunciación de palabras que se me hacían ligeramente conocidas, empecé a notar como la sombre sobre mí que era generada por Hitoshi se empezaba a expandir mientras algunas gotas salpicaban y caían en mi cara y parte de mi hombre derecho, humedeciendo un poco mi abrigo para posteriormente ver como una corriente de líquido espumoso descendía desde lo alto y cubriendo mayor parte de la calle a una profundidad de dos metros, si no fuera por la pared el agua nos estaría llevando, al mirar hacia mi lado derecho notaba que Hitoshi había hecho el mismo jutsu con el cual comenzó su pelea -(¿¡Acaso este idiota pensaba llevarme con junto al enemigo si no me hubiera movido!?) el pensamiento de queja en mi mente se podía ver reflejado en mi ceño fruncido ante mi “colega” que ahora había retirado su respirador, ahora que podía ver su rostro con más claridad era una sensación algo espeluznante ver aquella boca desfigurada y chorreando agua de esa fisura de cortadas y dientes donde deberían ir sus labios, ya regresando los ojos al enemigo después de esa breve ojeada algo perturbadora empecé a detallar cada centímetro del campo de batalla por señales de esa piraña albina por si intentaba sorprendernos, sin quedarme estático empecé a emplear una serie seguida de sellos lo más rápido que pude, así mismo mis manos se unían formando los sellos necesarios: iniciando con la del “Carnero” prosiguiendo rápidamente a las de “Mono” “Perro” y “Ave” para finalizar con la del “Buey” y extender mis brazos liberando una corriente eléctrica en línea recta sobre la superficie del agua a su vez que me mantenía agachado al borde del muro sobre los que estábamos hitoshi y yo, tratando de mantenerlo las manos mientras dicha corriente se manifestaba sobre el agua en línea recta alcanzando una distancia de 12 metros buscando dar una fuerte sacudida a mi objetivo para así dejarlo noqueado y que no causa problemas si es que lograba estar por debajo del Suiton de Hitoshi, junto con mi técnica tendríamos ventaja del campo de batalla, este era mi Raiton: Denryu -Vamos Hitoshi, siempre eras tan Aguafiestas! Al menos déjame que te de la mano…


Spoiler:

Estadisticas
  • Fuerza : 10
  • Resistencia : 10
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 15
  • Voluntad : 10
Chakra : 57 de 80


+Tecnicas: Raiton: Denryū (雷遁 電流 Elemento Rayo: Corriente Eléctrica):
Una vez el shinobi ha efectuado los sellos pertinentes este deberá posar las manos sobre el terreno, provocando que una corriente chispeante y visible de rayo viaje sobre una superficie en línea recta hasta una distancia de 12 metros; el ancho de dicha corriente equivale a la distancia entre los dos hombros del ejecutor. Al estar el usuario en contacto con la superficie a electrificar, con un gasto adicional de chakra podrá perseguir al objetivo, redireccionando dicha corriente de rayo. Aún y a pesar de ello, esta corriente dejará de tener efecto una vez se deje de tener contacto con la superficie electrificada.
Postura de manos: Carnero → Mono → Perro → Ave → Buey
Consumo: 23Ck ejecutar y 12Ck por turno.

+Acciones:
-Saltar hacia el borde del muro de 3 metros
-Ejecutar "Raiton: Denryu"
Spoiler:

Inventario:
+Lanzador de agujas: Antebrazo Derecho
+Estuche Mediano: Cinturon, lado trasero izquierdo.
-18 Senbon: Estuche Mediano
-yukigakure - posadas




Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Dao Yotsuki el Mar Abr 17, 2018 11:34 pm


Nos volvemos a ver

“¿Que hace un hombre normal cuando es incapaz de ignorar el vuelo de una mosca?” Fue la pregunta del sujeto que se encontraba de cuclillas a 10 metros del suelo mientras que mantenía una mirada apacible contra una situación totalmente común, incapaz de sorprenderse por la actitud de aquellos quienes en secreto buscaban crear mayores problemas porque desde un inicio sabia que esas eran costumbres del lugar, lleno de expectativa ante la siguiente acción de la figura que hace un segundo atrás buscaba luchar con la inclemente expresión a sus ojos azules repletos de indiferencia.

Preparado mentalmente para afrontar un ataque desde abajo reaccionó en el acto bajo la premisa de sus instintos contra el primer movimiento hecho por el enemigo, levantándose de las tejas en donde estuvo inclinado con rapidez mientras que observo a la figura desconocida dar un pequeño instante con el cual desabrochar sus prendas, diferenciándose en una pequeña brecha de sí mismo debido a que su primera idea ante tal situación había sido juntar ambas manos en posición del conocido sello perro.

Tal parece había malinterpretado la mirada del extraño desconocido que lo criticaba pero no por ello bajo la guardia sino que de manera fluida a los actos del contrario, aquel quien en un principio buscó darles una pequeña oportunidad a los dos idiotas realizo la posición de manos ratón mientras que sus piernas se dirigían hasta el final, arrojándose con la característica de un jutsu que no necesitaba ningún sello de manos mientras que ambos pies eran capaces de caminar por las estrechas paredes y correr.

La prenda del extraño desconocido albino había caído en el suelo una vez que estuvo bastante cerca del suelo como para considerarse la mitad del camino pero había más, aquel extraño se lanzo sin dudar hacia los que eran incapaces de hacer más actos que palabras amenazando a una distancia que podía mediar desde el inicio como lejana, considerando desde ese momento que para él seria imposible ayudar completamente a sus compañeros porque debido a la distancia ni siquiera seria capaz de evitar nada.

En ese momento el hombre entendió que las palabras no iban a ser suficientes para arreglar la situación así que lamentándose desde su corazón decidió dar un salto, arrojándose al suelo de forma diagonal luego de haber corrido 5 metros mientras que ambas de sus manos terminaban de realizar al mono y también una ultima posición, su cuerpo entonces fue capaz de mantenerse en pie a una distancia similar a la que había usado el albino para desde ahí encontrar la respuesta a la pregunta en su cabeza.

“Naturalmente usa el movimiento de sus manos para espantarlas lejos de la mierda.” Fue la respuesta del hombre a su misma pregunta pero no había tiempo que perder mientras todos conversaban así que eso fue algo que guardo para su propia cabeza, una idea nítida que en aquel pasillo donde dos edificios eran separados por 4 metros resultaría igual a la brisa del viento que tantos en tales días nevados querían ignorar, un dato sumamente importante que hubiera hecho la diferencia no solo para él sino también para todos aquellos quienes dedicaban su tiempo bajo las intenciones de hoy.

El enfoque de su mirada finalmente encontró su objetivo entonces ubicado a distancia de la chaqueta en uno de los extremos que podían notarse entre los dos edificios, aquel quien fue ignorado termino por dirigir un ataque al espectáculo central que era conformado tanto por el desconocido como así de igual forma por el dúo de idiotas, ignorando unicamente a la figura desconocida porque en sus ideas no sobraba tiempo ni oportunidades entre lo que notaba una diferencia aproximada de quizás 7 metros.

Lo más probable es que al saltar en diagonal el cuerpo del hombre hubiera podido resistir cinco metros como acostumbraba pero a su vez alejándose del grupo por dos, encontrándose a medida exacta a dos metros de donde estuvo en un inicio el loco y también a 7 metros los cuales agregar a los primeros donde se encontraban los dos, haciendo un total de casi 10 metros donde el inesperado hombre estaba otra vez usando la ventaja propinada por la distancia que lo separaba del terreno para salvarse.

Entendiendo de esa forma la posición del hombre que todos habían pasado por alto nadie hubiera sido capaz de reaccionar perfectamente ante el ataque que cubrió todo, agitando tres de los cuatro metros en el suelo para levantar en ira dos metros la vida y arrastrarla sin piedad alguna desde la espalda de su objetivo con hasta la chaqueta, mandando en la fuerza de aquella técnica a todos los involucrados posibles hasta una distancia aproximada de 13 metros, donde culminaba la técnica y se juntarían todas, barriendo tanto a sus compañeros como incluso tal vez hasta el ultimo eslabón que se escondía en lo recóndito de aquella sucia situación.

Spoiler:
  • Fuerza : 18
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 20
  • Voluntad : 20
Chakra : 110 - 25 - 3 = 82.
Spoiler:

INVENTARIO
- Senbon (x6) [Bolsillos de la Yukata a la altura del pecho]
- Kunai (x3) [bolsillos del pantalón]
- Katana [amarrada a la espalda con una cuerda]
- Bandana Cortada [a la altura de los triceps]

ACCIONES:
- correr en descenso hasta 5 metros en el suelo con el siguiente Justu
KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
Se utiliza para obtener un control sobre la superficie de los árboles. Para esto el usuario debe concentrar su chakra en la planta de sus pies. Si el usuario canaliza demasiado chakra en la planta de sus pies sale despedido y se clava en el árbol por la fuerza que provoca, en cambio si no usa el suficiente chakra no puede adherirse al árbol y se cae al suelo.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 3Ck por turno.
- saltar los otros 5 metros hasta una distancia segura mientras me ignoran.
- hacer posición de sello de manos durante el transcurso de las dos acciones anteriores.
- una vez en posición soltar el siguiente jutsu en dirección a donde se encuentran ustedes tres, para finalizar probablemente llevandose a la burbuja y quizás hasta al cuarto de ustedes, no sé, tengan en cuenta que es un jutsu de 3 metros en un lugar angosto de solo 4 metros, donde se lanzo el jutsu en el centro, es decir, tienen menos de 50cm en cada lado para esquivar en los lados y ni saben eso(?).
FŪTON: KAZE KĀTEN (風遁・風カーテン, ELEMENTO VIENTO: CORTINA DE VIENTO)
Esta técnica consiste en generar, tras la realización de cuatro sellos, una pequeña cortina de viento de dos metros de altura y tres de ancho hasta una distancia máxima de trece. Al ser lanzada contra su oponente, provocará que este, en caso de ser golpeado, no solo sea empujado lentamente conforme avanza la técnica hasta su distancia máxima, si no que además podrá generar pequeños pero peligrosos cortes en su piel.
Postura de manos: Perro → Rata → Mono
Consumo: 25Ck ejecutar.

- OFF: en si, seria algo así como 2 veces 2 acciones simultáneas. No creo que haya problema con ms puntos actuales dei concentracion.
- OFF2: no sé si la chaqueta tenga jutsu de sustitucion o no, pero me pareció inteligente alejarme de ustedes y cualquier posible ataque en una distancia donde reaccionar sea más viable, entonces por si acaso, también hago que la chaqueta se vaya a la berenjena porque no quiero tener al NPC cerca xDDD.
-yukigakure - posadas






Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por NB Narración Ayer a las 9:50 pm

NPC ??? : ???
Los novatos reaccionaron cuales gatos asustados, trepándose a la saliente en el muro más cercana de manera desesperada. Para cuando Hitoshi comenzó a escupir espuma a presión por su horrenda boca, el atacante habría avanzado ya tres metros y medio de su veloz carrera. Desapareció ante el impacto de la técnica, dando la impresión de ser consumido totalmente por aquella cascada que atravesaba diagonalmente la calle; mas el éxito para la parejita estaba aún lejos de su alcance. Ambos concentrados en su ejecución coordinada de técnicas elementales, no verían que una masa de agua tomaría la forma del albino un metro detrás de ellos, a nivel del suelo.

Para evadir el acto defensivo, el hombre había completado su carrera transformado en un torrente de agua, pasando desapercibido bajo el caudal de Hitoshi. Al sobrepasar a ambos retomó su esbelta figura, y saltó verticalmente propinando un puñetazo en alto. Directo a un muslo derecho del joven sin labios. Su puño, por más delgado que pareciera, chocaría con fuerza meteórica contra el débil cuerpo del renegado, provocándole un dolor insoportable en la misma capaz de hacerle perder el equilibro sobre la saliente del muro.

¿"Bocazas"? —cuestionó entre risas, aterrizado tras el salto a tan solo un metro del par, hacia sus espaldas— Les demostraré que son insectos.

Permaneció de pie, inerte, denotando su falta de preocupación por el patético trío. Sus risas se convirtieron en carcajadas cuando el joven descendido desde el tejado fue a parar justo al camino de la espuma, no solo entorpeciendo sus propios movimientos, sino también electrocutándose por la energía que Ronin Hanta había infundido en ella. Oh la ironía, pues tras contradecir al albino, terminaron siguiendo involuntariamente sus órdenes sedientas de caos. El charlatán recibió, finalmente, la lección en manos de quienes debían otorgarla.

¡JÁ!, sabía que no me defraudarían. Vamos, ¡acábenlo!

Con su sonrisa en forma de caricaturesca medialuna, les enseñaba sus perfectos dientes triangulares. Curioso de ver qué tan frustrados estaban ante su fracaso, y qué nuevo truco intentarían sacar de la manga. ¿Serían capaces de terminar el trabajo que iniciaron por accidente?, o quizás enfocarían sus sueños rotos en aquel que intentaba inspirarlos.


Técnicas Usadas:
GEKIRYŪ: SUIKA NO JUTSU (激流・水化の術, TRANSFORMACIÓN EN TORRENTE: TÉCNICA DE HIDRATACIÓN)
El Hōzuki transforma su cuerpo completo en un torrente de agua que avanza zigzagueante hacia el objetivo, a una distancia no mayor a 5 metros. Cuando está a un metro de alcanzarle, únicamente su torso se solidifica permitiéndole realizar un veloz ataque sorpresa mientras avanza. Finalmente su cuerpo entero se solidifica.
Efecto: Aumenta 5 puntos la Agilidad.
Consumo: 18Ck ejecutar.

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 190 - 18 = 172

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por NB Narración Ayer a las 9:51 pm

Interacción Bélica
Con esta intervención se nombrarán los fallos o detalles a destacar por parte de los usuarios, de este modo el tema proseguirá en todo momento de manera adecuada y evitaremos todo tipo de problema que más adelante pueda llegar a desencadenarse.

Aviso para Hitoshi y Ronin:

Ya se definió que los edificios a los lados miden 10 metros de altura, pero en sus posts dicen trepar los muros llegando al tope a tan solo 3 metros de altura. Se permitirá que, como se describió en el último post de narración, haya salientes a 3 metros sobre las cuales se pueden apoyar. Aun así, no utilizaron la técnica de caminata vertical, perdiendo algo de tiempo en esta acción.

Aviso para Dao:

Describes que desciendes cuando el NPC se "desabrocha sus prendas", mas no hubo tal acción pues las mismas nunca estuvieron abrochadas. Simplemente agitó los brazos y se deshizo de ella al iniciar la carrera. Dado que tienes más distancia que recorrer, para cuando llegas a destino el NPC ya se encuentra detrás de Hitoshi y Ronin. Además, al ir más allá del abrigo abandonado, te has atravesado en el camino del ataque de ellos dos, recibiendo los daños y efectos de ambas técnicas. La técnica Fuuton no llega a ejecutarse por esto.

Como último detalle, la calle mide 8 metros de lado, no 4. Cuando el NPC iba por el centro, se dijo que había 4 metros hacia los edificios de cada lado del mismo. Tener en cuenta esto para sus futuras acciones.

Turno de Hitoshi

Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Hitoshi Isao Hoy a las 7:08 am


Nos volvemos a ver


Hanta había reaccionado muy cordinado junto con Hitoshi, extrañamente podía sentir incluso orgullo pues apenas se conocían de unos días y casi por instinto se habían complementado, era ese tipo de compañero el que necesitaba para mejorar y ascender sin embargo este insistía en que le diera la mano, nuevamente le volvió el asco al pensar en el contacto físico pero bueno, poseía guantes asi que quizás algún día le concediese ese ''favor''. fue entonces que un leve parpadeo la figura del ninja desapareció y apareció cercade él ¿Cuan rápido era este guerrero? ¿Qué había sucedido si quiera? Su golpe impactó de lleno en el muslo notando como el dolor recorría su cuerpo con absoluta agonía.

¡¡¡Arghhh!!!... Generó un poderoso quejido que se ahogaría asperamente en su garganta, el impacto desplazó a Hitoshi que al intentar apoyar su pierna falló perdiendo estabilidad de manera que tuvo que incar rodilla en aquella zona mientras los sudores frios recorrian su cuerpo como si de pequeñas dagas que advertían del peligro se tratase, su mirada volvió a clavarse en aquel hombre que no paraba de sonreir de manera constante, eso realmente comenzaba a molestarle aun mirándole con su mueca en los ojos sintiendo dolor, podía notarse el odio emanando de los orbes ambarinos del joven de boca destrozada.

El dolor era inmenso sin embargo ahora lo tenía ahí, y de lograr  desestabilizarlo el resto tendría mayores posibilidades para acertar habilidades al fin y al cabo las reservas de chakra de Hitoshi no eran muy elevadas por lo que concentró de manera masiva chakra en su puño para luego azotar el suelo que el guerrero tenía bajo de sí, buscando que la expansión de la onda resquebrajara tejas y rocas de la parte donde él se encontraba y así de ser posible dejarlo en el aire a merced de sus compañeros, el gasto de chakra era inmenso, pero esperaba que valiese la pena, pues si no pocas cartas más podría jugar.


Acciones.:

Agonizar (?)
lanzar el golpe.

Jutsu es cuestión.
Ōkashō (桜花衝, Impacto de la Flor de Cerezo)
Mientras algunos lo ven como "fuerza sobrehumana", es en realidad una aplicación de ninjutsu médico que exige gran capacidad de concentración y un excelente control de chakra. Una inmensa cantidad de chakra se amasa en el interior del cuerpo, y un momento después es reunido aumentando la potencia de sus músculos. El chakra es liberado en el objetivo provocando una gran cantidad de daños; en caso de impactar contra una estructura como lo sería un muro o la superficie del suelo, este quedaría destrozado. El daño realizado depende de la cantidad de chakra que se utilice, pero mediante esta técnica se pueden romper varios huesos y enviar al rival varios metros hacia atrás.
Efecto:
   Rango C: +4 de fuerza. Daño en área de tres metros a la redonda. Empuje de cuatro metros.
Consumo:
   Rango C: 30Ck activar.
50-30= 20Ck actuales
  • Fuerza : 05
  • Resistencia : 05
  • Agilidad : 20
  • Espíritu : 10
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 10
Chakra : 20


-yukigakure - posadas




Volver arriba Ir abajo

Re: Ni baños , ni hostias, hora de sobrevivir[Presente con Dao y Hanta]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.