Últimos temas
Afiliados
Limpieza 05 - 11 - 18

Boku no Hero ROLLittle FearsPhotobucketCrear foro

[Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

[Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Vie Abr 13, 2018 9:36 pm

Misión:
Rango C

Nombre: Cristales sabor miel.

Lugar: País del Hierro.

Encargados: Akeboshi Yoshio y Takeru Madarame.

Longitud: Lo que tenga que durar.

Descripción: Takehiko es un viejo mercader del país del hierro, su principal negocio es el transporte de especias, sin embargo, ha sido contratado para llevar una valiosa piedra preciosa al norte del país, por lo que requiere de ayuda extra para servir de guardaespaldas durante el viaje hasta la entrega de la piedra.

Notas: —.

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroPueblo en la EncrucijadaPrimavera 7 DD
Perdido como de costumbre, las huellas en la nieve llevaron a Akeboshi a un diminuto pueblo en el centro de una planicie blanca. Mantenía las mismas prendas de hace meses; sucias de sangre, descocidas, y repletas de tajos. Recordaba con cada reflejo en su pasar que no era un hombre vivo, sino un no-muerto. Arrebató una vida para hacerla propia, y así llenar ese vacío en el jarrón roto que era su alma. ¿Su nombre?, no recordaba, pero era tan irrelevante como si había tomado realmente sus botas al salir de la clínica, y no las de otro paciente. Su dueño ajeno era historia, ahora todo formaba parte del derruido hombre que abría las puertas de la taberna local. Si bien solo allí conseguía trabajo como músico, odiaba las tabernas. En esta, por suerte, solo encontró dos personas: el tabernero y un viejo borracho.

Buenas tardes —dijo con la voz arruinada por el frío, tan seco como lo recordaba de su existencia anterior—. Una cerveza por favor.

Caminó a uno de los taburetes de la barra, dejándolo pasar bajo sus piernas para reposar su esqueleto tembloroso sobre el mismo. Respetuosamente mantuvo un asiento de distancia para con el anciano que, por más mañoso que fuere, tendría que compartir el local. Y el tabernero era indiferente, llenando con la mirada vacía una de sus jarras de madera vieja en el grifo del gran tonel. El sonido al apoyarlo sobre la tabla frente a Akeboshi fue hueco, y contrastó el chillido de las dos monedas que fueron su pago.

No te ves muy bien, hijo.

Muy observador el anciano sentado, pero no igual de detallista. Giró la cubierta de su asiento para ver a duras penas al más joven, alzando un poco su bebida como si brindara por el simple hecho de que hubiese sobrevivido a la piedra que la vida le lanzó al rostro.

Es que soy inmortal, pero igual duele.

Porque todos los músicos son inmortales si su obra es recordada. Claramente sabía que podía ser malentendido, y la idea le entretuvo. Lo siguiente fue el silencio, a excepción de las nueces de Adán empujando con ahínco el líquido hacia sus estómagos. El viejo quedó pensativo, debatiendo con la imagen de su rostro en la superficie de su trago, y desviando la mirada a la bolsa de cuero que custodiaba entre sus piernas.

Yoshio no iba a mentirse a sí mismo. Además de sentir el suave licor lubricarle la dañada garganta, un ácido enojo no paraba de estremecerse en sus tripas. Una fuerza que intentaba arruinarle la compostura, y hacerle enseñar los dientes. Así como una mundana vida significó su supervivencia, ¿que podrían lograr un par más? Quizá cupones a futuro; favores hechos a la parca para que con suerte él no fuese llevado cuando le llegara el día final. Sonaba ridículo, pero no podía explicar su situación de otra manera.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Sáb Abr 14, 2018 10:34 pm


Ándate a la mierda. —Bramó mientras el puño conectaba contra el rostro del forajido que se había cruzado en su camino, Takeru había tenido que pelear por llegar al poblado y traía encima un par de contiendas que no era capaz de explicar. Una vez el hombre estuvo en el suelo rebuscó entre sus pertenencias hasta sacar unas cuantas monedas de un bolso que probablemente había robado a alguien más, tal y como lo intentó con él. Iba algo escaso de dinero y no le apetecía empeñar nada, por lo que mejor usar las monedas que no le pertenecían. Como decía la abuela de la aldea, no era tan malo robar a alguien que había robado.

Cruzó el poblado con parsimonia, no llevaba prisa ni nada por el estilo, tenía planeado usar las monedas para comprar algo de comida y cerveza, ya tendría tiempo para volver a la aldea en algún punto. Se colocó la capucha con melena y ocultó el rostro en el cubrebocas impoluto que adornaba su fino rostro. Continuó caminando algunos metros hasta llegar a lo que parecía ser la entrada de una vieja taberna, con un poco de suerte podría conseguir comida y bebida barata, para finalmente encontrar un lugar barato donde pasar la noche. Un plan redondo.

Abrió la puerta de par en par y se encontró con una escena extraña, algo que no esperaba. Y es que de normal siempre había encontrado las tabernas llenas, quizá era su alma de ebrio, pero resultaba extraño mirar que no había casi nadie en su interior, pues además de un par de desgraciados sentados por ahí, el tabernero era la única alma que parecía estar dentro de lo que cabe, viva. Pues los otros dos eran un viejo borracho y alguien parecía haber estado viviendo en las alcantarillas las últimas semanas de su absurda existencia.

El pelinegro ignoró un poco la existencia de ambos, poco podía sacar de ellos, se acercó a la barra y retiró un poco el cubrebocas para liberar su rostro y le dirigió un suspiro al tabernero. —Cerveza y comida, de ser posible. —Sería un tono discreto, tratando de denotar un poco que no estaba del todo dispuesto a dialogar más que lo necesario con sus compañeros de taberna. Tomó asiento y liberó el cabello negro, esperando a que el hombre le sirviera lo necesario para después marcharse a buscar donde pasar la noche.

Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Cargado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 5 kunais).
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 94

Técnicas
—.

Estado de Takeru
—.
País del Hierro || Inmediaciones || Primavera




Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Lun Abr 16, 2018 3:21 pm

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroPueblo en la EncrucijadaPrimavera 7 DD
Los párpados del músico, paralizados, ya no caían. Su mirada penetraba el espejo frente a él, algo obstruido por las infinitas botellas de diversos colores que reposaban en la estantería. Y entre cristales y antiguas marcas de gargajos vio cómo a sus espaldas la puerta se abría otra vez. El característico frío nacional se coló hacia el interior de la taberna, empañando aquel espejo para no permitirle ver más que una difuminada silueta gris oscuro. El viejo no tuvo tapujos en voltearse, y durante un segundo su cuerpo se ondeó marcando la ruta ascendente de un vómito resistido.

Mhm —asintió el tabernero con el nuevo pedido.

Su técnica para servir birra era tan monótona como perfecta; como si un alma en pena se apoderase de sus gordos y peludos dedos a la hora de abrir aquel grifo de esmalte color plata saltado. La plantó delante del recién llegado, y sin palabra necesaria se esfumó tras una cortina de cuentillas que llevaba a una supuesta cocina. Volvió al instante, como si hubiese rebotado contra una pared, y esta vez traía en sus manos un bol de cerámica rojiza, con un guiso en su interior que ojalá fuese tan colorido como el material que le contenía. Al menos estaba tibio.

Ahem... —el viejo llamó la atención— ¿y andas buscando trabajo?

Si quería pasar desapercibido en sus negocios, el alcohol no se lo permitiría. La voz ronca del hombre retumbaba grave por las rústicas paredes, dando incluso vergüenza ajena. Akeboshi no le dirigió la mirada, pues prefería mantenerla en el espejo para tener a todos los presentes bajo su vigía.

¿De qué tipo? —preguntó, haciéndole caso a sus necesidades básicas.

Tengo que ir al Norte, y es un camino peligroso...

No conozco el Norte.

Con sus últimas palabras asintió, sin siquiera saber de cuánto dinero se trataba. Probablemente el anciano se dedicaba al transporte de mercancías entre el País del Fuego y el Rayo; naciones de comunes intereses que no llegaban a estar totalmente unidas gracias al frío hierro que se interponía entre sus manos. Pero no hablaría de ello hasta terminarse la bebida, y todavía le quedaba la mitad.

Se fijó en el último cliente, y cómo se las arreglaba con su sopa de moco. Ya con un reflejo más claro, observó su rostro algo maduro, mas sorprendentemente cuidado para la zona donde el destino lo plantó. También, a diferencia de los infelices presentes, iba mejor vestido. Una carnada para asaltantes.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Lun Abr 16, 2018 4:46 pm


No se podía ser tan desgraciado, ¿O sí? A pesar de la decoración recaía en lo estúpido, creía que cuando menos encontraría algo de comer lo suficientemente bueno como para aprovechar las monedas que había robado del hombre al que anteriormente había golpeado. Lamentablemente el destino había jugado sus cartas y ahora tenía delante una sopa cuyo aspecto recordaba quizá al vómito del viejo que estaba sentado del otro lado de la barra. Sin perder tiempo, el pelinegro simplemente hizo a un lado el intento de comida, dejando que sus manos sintieran el calor del tibio recipiente para finalmente postrarse delante de la jarra cuyo néctar planeaba embutir sin drama alguno. Nada mejor que un desayuno a base de alcohol.

Dio un gran bostezo ante los acontecimientos, aunque los orbes carmesís no pudieron evitar mirar de reojo al par de desgraciados que estaban teniendo una conversación de lo más extrañas. Un viejo borracho le ofrecía trabajo al tipo de las alcantarillas, nada de extrañar en el país del hierro. Escuchó de que se trataba el contrato, ir al norte, al lugar donde había crecido, caminos que conocía perfectamente, aunque el clima siempre gustaba de hacer de las suyas y modificar el paisaje a voluntad de la madre tierra. Tragó bastante líquido de un solo sorbo, lo suficiente para dejar la cerveza a poco más de la mitad y un ligero eructo salió de su boca. Regresó la mirada con descaro para ver a los dos negociantes, ¿Cuánto podía pagar el viejo? Sinceramente dudaba que fuera bastante, pero era más que nada.

Quizá puedo hacer de compañía. —Un tono grueso, denotando algo de interés pero sin llegar a sonar necesitado. —Conozco el norte...un poco. —Y no mentía del todo, de verdad había estado bastante tiempo por aquellas tierras. —Aunque bueno, quizá no tengas para pagar a dos. —Se encogió de hombros. Takeru dio un largo sorbo a la bebida de cebada y simplemente esperó la respuesta de ambos. Regresó por un momento los ojos para mirar al cantinero y hacerle señal de que era mejor recoger el desperfecto que había servido por comida, aún así planeaba pagarlo, dejó todas las monedas que llevaba encima, le daba igual si sobraba, no era su dinero después de todo.

Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Cargado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 5 kunais).
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 94

Técnicas
—.

Estado de Takeru
—.
País del Hierro || Inmediaciones || Primavera




Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Lun Abr 16, 2018 8:24 pm

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroPueblo en la EncrucijadaPrimavera 7 DD
Invitado por la soledad que todos compartían, el recién llegado se integró a la manada de lobos desahuciados. Como si la pieza cayese en su sitio tras una larga caída libre, Akeboshi sonrió. Se encogió de hombros demostrando estar indiferentemente de acuerdo con un compañero de trabajo, y bebió el último trago con los ojos cerrados. Hace tiempo que no tenía una buena comida, por lo que el alcohol le mareó al instante. Con un chasquido de los dedos y un gesto de la diestra, indicó al tabernero que le acerque aquel plato despreciado. Se veía abominable.

De hecho tengo paga para dos, y no me vendrían mal...

El acento del anciano marcaba un vaivén de tonalidades, como si su cabeza hiciera equilibrio para contrarrestar la borrachera de cuerpo entero. Sin embargo no era ningún tonto, o eso pensó Akeboshi. Podía dividir la paga inicial que tenía pensada, y llamarlas hermanas planeadas desde siempre. Al músico no le importó, maquinando ya un modo de sacarle el mayor jugo posible a la situación. Pero todo a su tiempo.

Un tipo adinerado me está esperando en un pueblo portuario del norte. Si le llevamos este paquete sano y salvo podré pagarles generosamente —mintió. Uno se veía joven e inexperto; el otro desesperado. No distinguirían una paga de reyes de una de simples guardaespaldas. Y en todo caso, por la tarea contratada, no les correspondía más que la segunda.

Yo ya estoy listo —dijo el músico tras probar una cucharada de aquel puré de hollín, sin poder continuar—. Llámenme Akeboshi.

Con una presentación mucho más marchita que su hábito, miró a ambos lados asintiendo ante cada caballero. El rostro—ahora detallado-del otro mercenario se le hacía familiar, pero quizá se debía a rasgos levemente comunes en la juventud, más allá de haber superado la adolescencia. Le quitó importancia poniéndose de pie, y tirando de la parte inferior de su chaqueta para estirarla. Los varios metales entremezclados en su tela tintinearon como cascabel, o carro de mercader de trastos.

El viejo sonrió mostrando sus dientes de madera, y se inclinó sobre la barra para buscar con la mirada al otro infeliz. Si no ponía peros ni preguntas, se pondría de pie para caminar tambaleante hacia la salida.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Mar Abr 17, 2018 1:32 am


No resultaba extraño para el herrero, quizá había sido un poco temerario ofrecerse para el trabajo de escolta, pero ya daba igual, había ofrecido sus cortos servicios como escolta personal y tendría que apechugar a la paga. En cualquiera de los casos, probablemente sería más de lo que podría aspirar durante las próximas dos o tres semanas. Takeru miró al hombre que se presentaba ante ellos, el vagabundo parecía llamarse Akeboshi y no parecía estar muy cuerdo que digamos pues accedió a comerse la porquería de comida que le habían servido a Takeru para calmar la tripa un poco.

Suspiró al escuchar de que iba el trabajo, una reunión en el norte con un cliente que pagaba muy bien, no sonaba para nada interesante y mucho menos legal. —Entonces es entregar y cobrar, suena sencillo. —Mintió, incluso a sí mismo. —Mi nombre es Madarame Takeru, herrero. —Por un momento pensó en estirar la mano para estrechar las contrarias, pero poco conocía de su compañero de trabajo, quizá tenía alguna enfermedad extraña por la cual lucía así, mejor pasar de ello. Takeru se puso de pie y acomodó el cubrebocas para volver a tapar sus labios con el fin de protegerse del frío.

Colocó la capucha de melena para cubrir la melena negra y regresó los rubíes a sus nuevos compañeros de viaje. No tenía muchas esperanzas sobre el resultado del trabajo, pero en todo caso, de complicarse siempre podría mandar a la mierda al viejo y hacerse con el contenido para después regatear, al final, con la borrachera que llevaba encima sería como quitarle un dulce a un niño. Revisó que sus pergaminos siguieran en su lugar y que no olvidara nada importante sobre la barra. Esperó a que ambos se levantaran para seguirlos detrás. Akeboshi el vagabundo y un comerciante borracho, menudo par se había conseguido.

Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Cargado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 5 kunais).
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 94

Técnicas
—.

Estado de Takeru
—.
País del Hierro || Inmediaciones || Primavera




Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Mar Abr 17, 2018 2:28 am

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroPueblo en la EncrucijadaPrimavera 7 DD
El contratante chocó con la puerta impulsado por la ebriedad y el orgullo. Se sentía seguro con sus dos halcones protectores, sin percatarse de que realmente había garantizado la sedienta mirada de dos buitres sobre sus hombros. Si darían estos el picotazo final para arrancarle los ojos al despistado hombre, sería un misterio. O si, quizás, ajustarían cuentas entre ellos antes de ir a por el jugoso bocado. Como fuere, la dama de capucha y guadaña estaría ecorvada sobre el marco de la puerta, sonriente ante sus nuevos prospectos. Ni el músico ni nadie la veía, pero el escalofrío en sus nucas sería notorio. Pero incluso en primavera el invierno se roba el crédito.

Por aquí —indicó el anciano una vez afuera, y comenzó a rodear la construcción de la taberna hacia la parte trasera. Desde ya podía escucharse el relinchar y pisotear de caballos aburridos—. Mi nombre es Ryuu; me gano la vida recorriendo estos caminos solitarios. ¿Ustedes?, ¿son parte de aquel pueblo de criminales?

Tosía cual perro y escupía flema a la nieve, que prontamente se derretía como tocada por el ácido. Se lo veía bastante confiado, en comunión con el estilo de gente que se movía por esos lares. No parecía para nada apto en combate o supervivencia; bajo, con algo de sobrepeso, encorvado y con un paso más corto que el otro. Aun así, como toda la gente del Hierro, se las arreglaba de un modo u otro.

Ser parte suena a mucho —dijo el artista para sí mismo—. Con suerte me toleran.

Ryuu soltó una risa monosilábica, y con la mirada esperó comentario por parte de Takeru. A su vez llegarían a donde los caballos se encontraban amarrados, y tras ellos una carreta pequeña de dos ruedas. Tenía un par de sacos de grano encima, y una fardo de heno cubierto de una fina capa de nieve. Al frente una caja de madera hacía de asiento para el conductor.

¡Puta!, la piedra... Suban nomás.

Apurado rengueó de vuelta a la taberna, y el portazo se escuchó incluso desde allí. Las paredes no eran lo más aislante del país, y dejaban pasar los amortiguados murmullos que resultaban de la exaltada voz del hombre. Los dos caballos—uno negro y otro marrón-mientras tanto miraban serios al par de malvivientes.
Akeboshi posó sin vergüenza una mano sobre la frente del marrón, antes de pasar a su lado y trepar torpemente sobre la carreta. Intentó usar uno de los rayos de madera que conectan el eje de la rueda con su perímetro, mas se arrepintió al notar que la misma se movía. Tuvo que pegar un saltito incómodo, arrastrándose entre los sacos hasta quedar sentado sobre uno de ellos.

La última vez que me aventuré en la tundra, una serpiente gigante montada por una mujer insecto me molió los huesos.

Sonrió a su socio, y se quitó un moco bien sólido de la nariz.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Mar Abr 17, 2018 2:55 am


Vaya par de desgraciados se había hecho como compañeros de viaje, pero bueno, después de todo, tendría que lidiar con ello y una vez viendo de cuánto dinero estaban hablando decidiría si jugar para sí mismo o compartir el botín con el vagabundo. Pocas cosas podía esperar de ambos, uno parecía estar más cerca del infierno y el otro tenía un aspecto que hacía parecer a cualquier basurero un buen lugar para dormir toda la tarde. Soltó un bufido mientras salían de la taberna y veía como el anciano se las arreglaba para no ceder y caer en las manos de la huesuda antes de lo planeado.

Escuchó atento las palabras de ambos, desde la mención sobre la aldea donde los criminales se ganan la vida hasta la presentación de su contratante. Takeru esperó a que la mirada de ambos regresara a sus rubíes y se encogió de hombros para retirarse el cubrebocas y poder hablar. —Más que ser parte, es un lugar donde puedes ganarte la vida de forma fácil. —No lo decía por orgullo, pero sentía al Hierro más suyo que de cualquiera de los presentes, al final había nacido y crecido ahí, aunque su paso por Konoha era una anécdota que pocos sabían a ciencia cierta. Al final, no era de muchos amigos.

Aceptó el amago del anciano sobre subir y miró como Akeboshi hacía un intento por montar lo que parecía ser una indomable carreta, al verlo actuar y perderse no pudo evitar reír un poco al escuchar las palabras que el músico le dirigía de tan buena forma. —Bueno, esperemos que no haya serpientes en este viaje. —Y de verdad lo esperaba, sonaba tan sencillo el trabajo que le daba mala espina. —Ahora que estamos solos, ¿Qué mierda sabes hacer? —El tono era mucho más serio y oscuro, si iba a trabajar con un vagabundo esperaba cuando menos que fuera capaz de protegerse a sí mismo.

Takeru esperaría alguna respuesta para después subir al carromato.

Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Cargado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 5 kunais).
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 94

Técnicas
—.

Estado de Takeru
—.
País del Hierro || Inmediaciones || Primavera




Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Mar Abr 17, 2018 4:35 am

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroPueblo en la EncrucijadaPrimavera 7 DD
Se acomodó sobre los sacos antes de responder, reposando los pies cruzados sobre el rectángulo de paja pensada, y recostando la nuca sobre sus propias muñecas. En el desierto de nieve y piedra estaba entregado a los elementos, pues a menos que el chico dijera lo contrario, no habría métodos de detección a distancia. Y para qué alimentar los nervios si no obtenía beneficio de ello.

Sé asesinar, y con eso suele bastar. Cuando intento ponerme creativo, las cosas se sale de control —movió uno y otro pie, alternándolos; danzando—. Lo malo es que me gusta ser creativo.

Elevando forzozamente la cabeza dirigiría una mirada algo seria a Takeru, frunciendo apenas el ceño y juzgándolo como maestra a su peor alumno. Decepcionado, en parte, con pensamientos que había meramente deducido. Y si los dedujo, fue por ser sus propios pensamientos también.

Si te parece que el anciano sobra, ten en cuenta que no conocemos al comprador, ni el punto de encuentro —y transformó su semblante en una serena sonrisa, escuchando con oído de roedor los pasos irregulares del hombre al otro lado de la pobre edificación. Efectivamente, a no tantos segundos, se asomó por la esquina de troncos alternados. Portaba usando ambos brazos una bolsa de tela marrón café, atada en el extremo superior por una soga que se entrelazaba por varios orificios, para cerrarla.

Ahora sí ya estamos listos —dijo al ubicarse junto a la carreta, alzando la bolsa hacia los más jóvenes—. Pongan esto en un lugar seguro. De ello depende su paga; que por cierto, será más de mil quinientos seguro, dependiendo que la generosidad de mi cliente —y otra vez sonrió con esa boca en vías de biodegradación.

Akeboshi asintió sin problema a sus decrépitas palabras, ayudando a subir la bolsa que pesaba más que él mismo. Su fuerza no era de envidiar, y probablemente aportaba menos en la tarea que el mismísimo anciano borracho. Pero en su defensa, también se sentía algo mareado. Con suerte Takeru sería más útil en ese aspecto, o tendrían que ingeniar alguna rampa. Siguientemente le tendió una mano al viejo, para que subiese en su intento de podio al frente. Siempre precavido, el hombre tenía las riendas en mano, ya habiendo desatado los nudos poco firmes que mantenían a los equinos bajo una barrera psicológica que no les permitía ni intentar escapar.

Así el destartalado carruaje de dos ruedas comenzó a moverse, evadiendo a la taberna por el mismo lado que ellos. De momento a paso de hombre, pasaron frente al negocio y otras pocas casas del aburrido pueblo, hasta llegar a la principal atracción del mismo: la encrucijada. Por allí pasaban dos caminos bastante transitados—para los estándares de la puta tundra-que cruzaban la nación a lo ancho y largo. Unos viejos letreros en forma de flecha indicaban los puntos cardinales, y naturalmente el viejo guió a sus caballos hacia el Norte. En este caso, la izquierda.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Mar Abr 17, 2018 6:48 pm


No es que Akeboshi fuera estúpido ni nada por el estilo, pero su forma de actuar destacaba un poco debido a su extraña y tan apacible forma de mostrarse despreocupado ante lo que pudiera pasar. A pesar de tener un semblante sereno, en el fondo parecía tener más de un truco guardado bajo la manga de los harapos que pretendía portar como ropa común. Takeru pintó una mueca ante las suposiciones del vago, era verdad que en el fondo pretendía hacer a un lado al viejo, pero no revelaría nada hasta el momento indicado. Y solo si de verdad era necesario deshacerse de él.

Soltó una ligera risa. —No creo que el tipo sobre en este camino. —Una voz digna de un maniaco. —Al final, es el único que sabe llegar. —Podía sonar como un psicópata en regla, pero también quería dejar claras sus intenciones con respecto al trabajo que tenían asignado. —Entonces me conformaré con saber que eres capaz de matar. —Escondió las manos dentro de los bolsillos del abrigo para acariciar sus pergaminos. Iba falto de equipo para poder lucirse por completo, pero esperaba que no fuera necesario llegar a tales extremos, con jugar bien sus cartas tendría dinero suficiente para conseguir donde dormir.

Pronto el anciano llegó con una gran bolsa, lo que debían proteger era mucho más grande de lo que pensó en un principio cuando aceptó trabajar para el comerciante borracho. Ayudó a Akeboshi a subir la carga, aunque parecía estar en los huesos, contaba con la fuerza suficiente para subir el cargamento al carromato, claro con ayuda de un Akeboshi cuya constitución física dejaba bastante que desear. El herrero se acomodó para disfrutar del viaje, manteniendo un ojo siempre en la parte trasera del transporte, prefería tener un ojo en ello que perderlo en el camino.

Estoy listo para partir.

Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Cargado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 5 kunais).
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 94

Técnicas
—.

Estado de Takeru
—.
País del Hierro || Inmediaciones || Primavera




Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Mar Abr 17, 2018 8:40 pm

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroPueblo en la EncrucijadaPrimavera 7 DD
Desde el minuto cero el viaje no sería ameno. Ryuu sacudía las riendas, y en respuesta los animales tiraban con todas sus sus fuerzas. El camino, en vías de derretimiento, era de irregular superficie y sobrepoblación de rocas. A los caballos les importaba poco y nada, así como a su dueño; pero los no tan acostumbrados mercenarios rebotarían sobre sus traseros como si los golpes en las ruedas fuesen directo contra ellos. Y el cargamento relevante, que había sido ubicado entre los sacos de especias y semillas, se elevaba riesgosamente medio metro en el aire con cada salto prominente encontrado en el terreno.

Akeboshi renunció a su creída y cómoda postura, irguiendo la espalda para quedar sentado con ambas manos a los lados, separadas del cuerpo. Al ver el nerviosismo con el que se estremecía la supuesta piedra, desprendió el hilo metálico de su cinturón.

¡Más lento viejo, o nos llevarás arrastrando!

¡¿Qué?! —gritó el anciano girando el cuello cuanto pudo— ¡Tenemos que ir rápido para que no sea tan fácil asaltarnos!

Alzando las cejas un segundo, el músico prefirió enfocarse en el cargamento. Desenrolló el carrete de hilo, y le lanzó un extremo a su compañero de trabajo a nivel de sus piernas. Pasó el hilo sobre la bolsa que contenía la preciada carga, y ató su propio extremo al lateral más cercano de la carreta. Desconocía si sería suficiente, pero no se le ocurría mucho más.

Un par de kilómetros más adelante el paraíso blanco sería completamente visible. El camino iba en tenue bajada, pasaba entre curvos y altísimos picos de roca gris claro, y volvía a elevarse en el horizonte donde las montañas encontraban la costa norte. El sector actual que transitaban era de terreno bien abierto, con planicies de tierra seca y piedra cubierta por grandes parches de nieve. En breve, sin embargo, se sumirían en la sombra proyectada por las espinas de aquel hostil país.
Estadísticas:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 21
Chakra : 113
Inventario:
  • Mateki — Colgada al cuello
  • Lanzador de Agujas — En antebrazo izquierdo
  • 15 Senbon — Clavadas en 3 hileras de 5 en la solapa izquierda de la chaqueta
  • 4 Bombas de humo — 2 en cada bolsillo del pantalón
  • Sello explosivo — plegado cual pañuelo en el bolsillo del pecho de la chaqueta
  • 3 Alambres ninja (1 usado) — Que cuelga enrollado del cinto cual látigo
  • 2 Píldoras del soldado — También en el bolsillo de pecho
  • 2 Mecanismos ocultos con kunai — Bajo ambas mangas de la chaqueta
  • Comunicador — En oído derecho

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Mar Abr 17, 2018 10:38 pm


Como era de esperarse, el camino comenzó a hacer de las suyas, todos los pasajes del país del Hierro tenían algo en común y eso era que un paso en falso sobre sus gélidos senderos podría terminar con tu vida en cualquier instante sin pedirte ni siquiera permiso para cobrar tu vida. Takeru hizo un amago para aferrarse al carromato mientras la velocidad ascendía de forma meteórica, sería un camino largo en el cual tendría dos trabajos, el primero de ellos era protegerse para no caer del transporte y el segundo, cuidar que la mercancía no abandonara de ningún modo su fantástico viaje. El pelinegro iba sujetado con su vida a las riendas de aquellos animales.

No podía pedirle mucho a la vida, la paga era buena y quizá podía hacerse con algo mejor de manejar bien sus cartas, por lo mientras tendría que apechugar y mantenerse arriba el mayor tiempo posible. El verdadero problema recaía en que además debería ser capaz de vigilar un posible asalto de un momento a otro, comenzó a pensar en que podía suceder sobre el camino y los posibles puntos de abordaje, se sentía como un pirata de esos que mencionaban en los viajos cuentos, pero a diferencia de ellos, él no iba en un barco, iba en una carreta de dudosa resistencia llevada por dos corceles cuyo origen también estaba en duda.

Akeboshi lanzó un extremo del hilo ninja para intentar sujetar un poco la carga, de haberles dicho, hubieran hecho un mejor amarre estando en tierra y no en completo movimiento. Takeru hizo lo propio con su extremo, atandolo a la madera, rogando a los dioses que resistiera cuanto fuera posible para no perder el trabajo apenas empezar. El herrero volvió a centrar la vista al frente mientras todo tomaba su rumbo, pronto se adentrarían a las profundidades del mismísimo Inframundo, vería a los demonios a la cara y con un poco de suerte sería capaz de escaparse de sus garras.

Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Cargado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 5 kunais).
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 94

Técnicas
—.

Estado de Takeru
—.
País del Hierro || Inmediaciones || Primavera




Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Miér Abr 18, 2018 1:52 pm

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroCamino en la TundraPrimavera 7 DD
Con una piedra más aferrada al carromato, los saltos aminoraron pero el quejido en los ejes del transporte se hizo audible. Mucho peso sobre una pobre reliquia de madera; hogar de termitas y hongos protegidos del frío gracias a la angostura de sus grietas. Pero se las arreglaba. Sorprendentemente lo hacía, al menos de momento.

Mientras Akeboshi mantenía la mirada en la retaguardia de la carreta, Madarame la clavaba al frente. Sería este último quien notaría una mancha oscura al lado del camino, a un par de cientos de metros de distancia. Para el viejo Ryuu era tan natural como las cataratas en su visión, hasta que paulatina e inevitablemente se fue acercando. Era una silueta femenina, reconocida por sus curvas incluso con toneladas de nieve entre el grupo y ella cubriendo el camino. Saludaba, eufórica, a la única señal de vida que se había cruzado frente a sus rojos labios ese día. El viejo bajó la velocidad.

¡Ey!, ¡ayuda! —gritó la mujer— ¡Llévenme por favor!

Comenzó a llamar la atención medio minuto antes de ser alcanzada, cuando su contorno se hubiera transformado en una clara imagen semi detallada. Vestía un enorme abrigo de pieles color miel, que hacía de su cuerpo de cuclillas un pequeño monte peludo. Su cabello negro como la brea bailaba salvaje con el viento; largo. Su piel de un sabroso y suave bronce de caramelo, y labios rojo intenso. Incluso a la distancia, denotaban sus ojos negros sin pupila distinguible entre el iris.

Sus gritos atrajeron la mirada del músico distraído, quien reposó ambas manos sobre el pecho cual borracho dormitando. Alcanzaba, sin embargo, el contacto relajante de su flauta traviesa; que digo traversa.

¿Qué pasó, qué pasó? —exclamó el anciano con pícaro tono.

Me abandonaron aquí. Lléveneme al pueblo que vayan, por favor...

Sus palabras temblaban como su porte debajo del abrigo. Se pondría de pie, costosamente, mas su tapado nunca abandonaría la labor de cubrir cada centímetro de la femenina figura. Ahora además se veían sus botas, de marrón oscuro. Y la carreta llegaba a una parada.
Estadísticas:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 21
Chakra : 113
Inventario:
  • Mateki — Colgada al cuello
  • Lanzador de Agujas — En antebrazo izquierdo
  • 15 Senbon — Clavadas en 3 hileras de 5 en la solapa izquierda de la chaqueta
  • 4 Bombas de humo — 2 en cada bolsillo del pantalón
  • Sello explosivo — plegado cual pañuelo en el bolsillo del pecho de la chaqueta
  • 3 Alambres ninja (1 usado) — Que cuelga enrollado del cinto cual látigo
  • 2 Píldoras del soldado — También en el bolsillo de pecho
  • 2 Mecanismos ocultos con kunai — Bajo ambas mangas de la chaqueta
  • Comunicador — En oído derecho

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Miér Abr 18, 2018 3:05 pm


Conforme el tiempo seguía su curso el camino se hizo un poco más transitable, cuando menos ya no estaba moviéndose como si estuviera montando un toro mecánico, el herrero mantuvo el semblante lo suficiente para no caerse y ahora se preocupaba por el rechinar del carromato, probablemente era demasiado peso para el viejo tranporte de madera. Takeru no hizo más que aferrarse un poco más y después acomodarse para disfrutar del camino, la mirada siempre al frente, vigilando el pasar de los paisajes blancos que el Hierro ofrecía a aquellos que decían ser sus más fieles habitantes. Lamentablemente, el viaje no siempre iba a mejor, siempre debía existir alguna complicación.

El azabache frunció el apenas vislumbró la mota en el blanco del desierto de nieve, sabía de qué se trataba, de normal, en aquellos viajes era muy común encontrarse con viajeros tirados a mitad de camino por alguna razón u otra. No hizo mucho drama al ver la silueta, pues no esperaba nada, pasarían a su lado y seguirían su camino hasta el lugar de la entrega. Pero como siempre, el destino se empeñaba en hacerlo miserable, en dejarle claro que no sería tal y como él lo esperaba. Conforme se acercaban notó que la silueta pertenecía a una mujer y que probablemente el ebrio haría lo que fuera por llevarla con ellos.

Dicho y hecho, el anciano redujo la velocidad y escucharon la triste historia de la mujer que ahora estaba tirada a mitad de los fríos caminos del país. Takeru repasó la lengua sobre los labios para remojarlos, por el aire los había dejado un poco secos. —Si te empeñas en hacer esto más difícil, quizá ni dos mil sea suficiente. —Bramó el herrero clavando la mirada carmín en la chica, con una sonrisa debajo del impoluto cubrebocas. —Pero es tu decisión. —Sin retirar los rubíes de la chica Takeru analizó la situación, quizá Akeboshi tenía otro plan y había tomado todo el protagonismo sobre el viaje. Suspiró, para regresar la mirada al vagabundo.

¿Qué dices? ¿Crees que aguante? —Hacía clara referencia al peso que portaba el carromato, sumar un pasajero extra podía ser un problema para todos, esperaba que el ebrio no fuera tan imbécil como para aceptar llevar a la mujer con ellos. Mientras giraba el rostro de un lado a otro, el herrero mantenía la vista sobre los blancos campos, en busca de algún indicio de ser esto un intento de abordaje.

Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Cargado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 5 kunais).
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 94

Técnicas
—.

Estado de Takeru
—.
País del Hierro || Inmediaciones || Primavera




Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Miér Abr 18, 2018 6:18 pm

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroCamino en la TundraPrimavera 7 DD
El anciano atendió la advertencia del joven, haciendo una mueca de duda. Notando esto, los ojos de la náufraga de las nieves se cristalizaron en pena, y con un rostro repentinamente colorado comenzó a separar las afelpadas solapas de su abrigo. De arriba hacia abajo enseñó el suave y puro color de su piel, revelando la perfecta forma de sus clavículas para continuar bajando hacia el epicentro de su pecho. El método científico decía que, por deducción, no había nada más que botas bajo el abrigo de pieles. El viejo Ryuu perdió todas las dudas, pero fue el único.

No, no aguantará —respondió Akeboshi quitando el pañuelo del bolsillo frontal de su chaqueta. Un hilito con diminuto anzuelo colgaba del mismo, que enhebró en una de las tantas agujas clavadas en la ropa.

¡Tan solo arrojen los sacos! —ordenó, y miró a la viajante— Venga, a mi lado.

Perder lastre era la solución, evidentemente. Pero como decía Takeru, ¿para qué complicarse la vida? Todo ese sobre esfuerzo era innecesario, prescindible. Para el músico las cosas son más simples cuando se atiene a su única habilidad real.

La mujer, sonriente, volvió a cubrir sus pulmones del viento gélido y puso un pie sobre el camino, alejándose de los montículos de nieve a los lados del mismo. Dio apenas un paso, cuando la una gran aguja se clavó en su mullida y cara prenda. — ¿Hm? —fue su último gemido, viendo el papel pegado a ella consumirse en crepitantes llamas. La explosión le devolvió al sitio donde la encontraron, enterrándola profundo en un montículo de nieve grabado con la forma de su cuerpo. Parte del camino se tiñó de negro averno, y los caballos, no queriendo saber nada de ello, se dieron a la carrera nuevamente.

¡¿Pero qué mierda?!, ¡no los contraté para matar!

Sí lo hiciste, y no será el primer cadáver tras nuestros pasos. Probablemente era una trampa, así que conduce.

Y a conducir estaba obligado, o los salvajes equinos lo harían por él. Entre insultos tapados por su propio bigote y el ruido del camino, retomó las riendas. Los saltos volvieron a protagonizar la travesía, mas la carga estaba controlada. Las ruedas, sin embargo, denotaban un preocupante desgaste. Con cada metro recorrido su girar era más sinuoso, cual trompo que pierde vida.
Estadísticas:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 21
Chakra : 113
Inventario:
  • Mateki — Colgada al cuello
  • Lanzador de Agujas — En antebrazo izquierdo
  • 15 Senbon (1 usada) — Clavadas en 3 hileras de 5 en la solapa izquierda de la chaqueta
  • 4 Bombas de humo — 2 en cada bolsillo del pantalón
  • Sello explosivo (1 usado) — plegado cual pañuelo en el bolsillo del pecho de la chaqueta
  • 3 Alambres ninja (1 usado) — Que cuelga enrollado del cinto cual látigo
  • 2 Píldoras del soldado — También en el bolsillo de pecho
  • 2 Mecanismos ocultos con kunai — Bajo ambas mangas de la chaqueta
  • Comunicador — En oído derecho

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Jue Abr 19, 2018 6:36 am

Cristales Sabor Miel
País del HierroCamino al InfieroInvierno
Al final del día parecía ser que Akeboshi tenía más trucos bajo la manga de su harapiento abrigo de los que aparentaba, quizá su aspecto de vagabundo no era más que una coartada para parecer vulnerable y después eliminar a cualquiera que osara intentar asaltarlo. Después de todo, en el país del hierro no era loco pensar en algo así, había visto a gente peor que él en todo momento fingir ser débiles para después consumir a sus víctimas, por lo que esto no lo sorprendía del todo. Takeru sonrió para sus adentros apenas vio a la mujer ser consumida por la explosión.

Escuchó el reclamo del viejo y cuando quiso discutir, Akeboshi se adelantó para dejar claro su lugar en este encargo, aquel anciano más que ser su contratante era el que portaba el dinero para seguir viviendo. —Mira el lado positivo, no tendrá que pasar más frío. —Escupió el herrero mientras se acomodaba para ver al hombre comenzar a acelerar el carromato contra todo pronóstico. Ahora sabía que podía confiar en el vagabundo, podía ser interesante verlo desenvolverse un poco más, pero para ello aún quedaba tiempo, tendría un ojo siempre por encima de su compañero, por si las moscas.

Se preocupó un poco por el estado del carromato, no era la gran cosa, pero había soportado bien hasta ahora, lamentablemente la rueda parecía que no podría aguantar mucho más, gruñó un poco ante la escena y se quitó el cubrebocas para hacerse oír por el mercader. — ¿Cuánto falta para llegar? Tu transporte de mierda no soportará mucho más. —Según sus cálculos eran un par de horas las que los separaban de la gloria, aunque bueno, siempre podía estar equivocado, lo único que quería era medir las intenciones del anciano, quizá les intentaba llevar hacia otro lado y esto se pondría verdaderamente divertido.
Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Cargado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 5 kunais).
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 94

Técnicas
—.

Estado de Takeru
100% del chakra total: Descansado y en perfectas condiciones, puede combatir con todas sus facultades físicas.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Jue Abr 19, 2018 6:12 pm

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroCamino en la TundraPrimavera 7 DD
Akeboshi soltó una risa ante el sarcasmo del otro tripulante, incomodando aún más al conductor. En el fondo el hombre sabía que la dama podía realmente ser una sirena, un anzuelo que le guiase directo a las garras del fracaso. Ni siquiera la muerte, sino la profunda humillación de haber sido tomado por idiota. Y eso le hizo pensar, pues los jóvenes a sus espaldas tranquilamente podían lograr lo mismo. Al fin y al cabo, recurrirían incluso a explosiones para acabar con la competencia. Por eso no respondió la pregunta de Takeru, sino que decidió rebatirla.

¿Por qué lo preguntas?, ¿acaso me matarán a mí también? —exclamó entre dientes—. Pensé que conocías un poco el Norte del país. Imaginé que al menos sabrías cuánto se demora uno en alcanzarlo.

El músico, entretenido, seguía con la mirada a quien se hiciese dueño de la palabra. Alzaba las cejas, ansioso por el siguiente capítulo en esa historia, a modo de ponzoñosas frases. Y lo más chistoso es que los tres estaban condenados a la compañía o la muerte, al menos por un buen rato más hasta dar con el destino. Simplemente abandonar la nave no parecía una opción válida para quien desease continuar con vida, teniendo ya el ejemplo de la mujer enterrada. Infiernos de ese tipo se viven diariamente en el País del Hierro.

Dejándole a Madarame la oportunidad de conversar, Akeboshi se tomó la libertad de jugar con los sacos de semillas y especias. Agitando la zurda asomó bajo su manga un kunai, el cual blandido fue despellejador de inertes bolsas. Hizo un tajo en cada saco, de manera vertical, y en el lado posterior de los mismos; apuntando a la retaguardia. Como el cargamento hacía de sostén y colchón para la piedra, no podía darse el lujo de simplemente abandonarlos en el camino. En cambio se irían desinflando al vomitar su exceso de peso, dejando un colorido rastro en su pasar.

Y más adelante, a un kilómetro, los picos de roca se alzaban colosales cual escenario de pesadillas. El grupo comenzaba a internarse en la sombra de aquellas aparentes garras monstruosas, de alguna épica criatura que hoy en día formaba parte de la superficie de Daichi. Y como nido de termitas, esa roca imperfecta era plagada de hoyos, túneles, salientes, y grietas. Y en cada saliente, aves de rapiña del porte de los caballos que lideraban la marcha, habían hecho nidos con ramas negras salidas de quien sabe dónde. Al menos, si sucumbían en su andar, serían alimento para la madre naturaleza.
Estadísticas:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 21
Chakra : 113
Inventario:
  • Mateki — Colgada al cuello
  • Lanzador de Agujas — En antebrazo izquierdo
  • 15 Senbon (1 usada) — Clavadas en 3 hileras de 5 en la solapa izquierda de la chaqueta
  • 4 Bombas de humo — 2 en cada bolsillo del pantalón
  • Sello explosivo (1 usado) — plegado cual pañuelo en el bolsillo del pecho de la chaqueta
  • 3 Alambres ninja (1 usado) — Que cuelga enrollado del cinto cual látigo
  • 2 Píldoras del soldado — También en el bolsillo de pecho
  • 2 Mecanismos ocultos con kunai — Bajo ambas mangas de la chaqueta
  • Comunicador — En oído derecho

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Jue Abr 19, 2018 7:20 pm

Cristales Sabor Miel
País del HierroCamino al InfieroInvierno
Sabía que había sido una especie de apuesta haber dejado morir a la chica en mitad de la tundra, pero era un sacrificio necesario para cualquiera de los presentes, poco más podía hacer por ella. Takeru prefirió evitar el intento de abordaje antes que cualquier otra cosa pudiera pasar. Debido a esto era normal que el nombre comenzara a tener problemas de confianza con sus contratados, pues en cualquier momento alguno de los dos podía pasar y eliminarlo del camino sin dramas. El alcohol ya había hecho gran parte del trabajo por ambos. Sin embargo, ese no era el plan que tenía para el día.

Al escuchar sus palabras Takeru comenzó a reír de forma maniaca, quería denotar la confianza que se tenía, ante todo, prefería mostrarse como un auténtico sádico sarcástico antes de admitir que lo necesitaban del todo vivo para terminar el encargo. —Si quisiera tenerte muerto, ya lo estarías, tenlo por seguro. —Un tono sereno, como si su muerte no significara nada para el herrero. —Para bien o para mal estamos juntos en este viaje, cumple tu parte y nosotros la nuestra, tu cargamento llegará vivo hasta el lugar de la entrega, contigo incluido. —Regresó la vista para mirar directo al cielo.

Pero juega mal y ten por seguro que te llevo conmigo al infierno.

Intentó ver que es lo que opinaba Akeboshi del tema, pero se encontró con una estrategia nauseabunda para liberar el peso del carromato, Akeboshi había decidido hacer un corte en los costales para ir liberando peso poco a poco, a cambio de dejar un rastro en el camino. El azabache se encogió de hombros para volver a vigilar el frente. —Quizá no fue la mejor de las ideas. —Susurró para que apenas fuera audible por el vagabundo. Ya nada importaba, estaba hecho, había tomado la decisión y tendrían que lidiar con ello.
Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Cargado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 5 kunais).
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 94

Técnicas
—.

Estado de Takeru
100% del chakra total: Descansado y en perfectas condiciones, puede combatir con todas sus facultades físicas.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Jue Abr 19, 2018 7:49 pm

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroCamino en la TundraPrimavera 7 DD
El viejo negaba con la cabeza, incrédulo del par de psicópatas que se había cruzado. Claramente era la primera vez contratando los servicios de Yukigakure, de lo contrario agradecería haber presenciado solamente una explosión. Y de no ser porque sus negocios también eran de naturaleza algo turbia, se dedicaría como algunos a hablar suciedades del poblado de criminales. Se limitó, entonces, a desquitarse con los caballos, sacudiendo las riendas y apurando así al par.

El músico, habiendo cumplido su travesura, miró indiferente a su compañero y se encogió de hombros. El casual asesinato ya le había calmado su turbulenta cabeza, y se replanteaba las posibilidades que el destino presentaba para con Ryuu. Por la reacción del señor hasta el momento, seguramente hablaría pestes del viaje en caso de salir vivo del mismo. Pero como dicen, no existe la mala publicidad. El comentario indicado en la taberna correcta, podía significar que un perturbado oído se alce con interés. Mantenía una consciencia limpia tanto por haber acabado con aquella dama, como por haber defenestrado su mercancía. Después de todo, el hombre estaba dispuesto a sacrificarla para poder llevar a un extraño.

Pasados breves minutos, se acercaron a los pies de aquellos riscos que venían amenazando desde el comienzo de la epopeya. Por detrás de uno de estos picos de piedra curva, una persona a caballo se asomó corriendo a toda marcha, en sentido contrario a la carreta. Akeboshi se alistó, poniéndose de cuclillas sobre la pobre madera, y el nerviosismo del conductor se sintió en el aire en forma de flatulencia. Mas aquella persona—un aparente hombre encapuchado-siguió de largo cruzándose con el carromato, sin prestarle más atención que para evadirlo.

Al devolver la mirada al camino, se encontrarían ya dentro del enorme costillar pétreo. En lo alto aves de pico curvo y cabeza calva les seguían el paso con su mirada muerta, y silbidos hacían eco en el alto pasaje. Privados de la luz solar directa, la temperatura descendió raudamente, y el camino enseñó parches de hielo sobre barro. Hubo que bajar la velocidad, pues los pasos agigantados de los caballos comenzaban a patinar en su sitio.
Estadísticas:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 21
Chakra : 113
Inventario:
  • Mateki — Colgada al cuello
  • Lanzador de Agujas — En antebrazo izquierdo
  • 15 Senbon (1 usada) — Clavadas en 3 hileras de 5 en la solapa izquierda de la chaqueta
  • 4 Bombas de humo — 2 en cada bolsillo del pantalón
  • Sello explosivo (1 usado) — plegado cual pañuelo en el bolsillo del pecho de la chaqueta
  • 3 Alambres ninja (1 usado) — Que cuelga enrollado del cinto cual látigo
  • 2 Píldoras del soldado — También en el bolsillo de pecho
  • 2 Mecanismos ocultos con kunai — Bajo ambas mangas de la chaqueta
  • Comunicador — En oído derecho

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Jue Abr 19, 2018 8:59 pm

Cristales Sabor Miel
País del HierroCamino al InfieroInvierno
Dicen que toda grande odisea cuenta con un pasaje donde los protagonistas tienen que abandonar la humanidad para trascender y regresar del mismísimo inframundo. El centro de esta aventura se dedica a explorar la parte más humana de aquellos sobre quienes gira esta historia, no era importante conocerlo del todo, pero Takeru tenía claro que de ser su vida una odisea, este punto podía ser uno de aquellos donde tendría que entrar a las tierras de los muertos y con un poco de suerte saldría de ellas sin problema alguno. El herrero notaba el disgusto del anciano, daba igual, lo hecho, hecho estaba.

A mitad del camino logró vislumbrar una figura entre aquellos picos, todos en el carruaje sabían lo que podía significar. Sintió especial alegría ante el miedo que propagaba la penosa alma del mercader y por supuesto, no pudo evitar ver como Akeboshi se preparaba para todo. Él por su parte reveló por primera vez su lanzador de agujas, levantando la manga izquierda del abrigo dejó libre su utensilio, por si había necesidad de utilizarlo en cuanto aquella sombra se dignara a encararlos. Movió el cuello hacia la izquierda y dejó a los huesos tronar, una sonrisa maniaca se dibujó por debajo del cubrebocas.

Para su mala suerte, el jinete pasó de largo, como si la existencia del trío no fuera de su incumbencia. Takeru volvió a ocultar su lanzador y relajó la mirada para regresar los carmines y ver la dirección que tomaba el jinete. —Ese probablemente también muera para el final del día. —Dijo en voz alta para que su conductor le escuchara. Sabía que era extraño verlo pasar y prestó énfasis en sus movimientos, no todos se movían por el país, así como si nada. De ser esto una caza, el plato principal estaba ya servido para todos.

Los picos hicieron lo propio, ocultaron al sol y los hicieron descender en velocidad, estaban ahora en la entrada del purgatorio. De no conocer al Hierro probablemente hubiera quedado maravillado por las regalías que la madre tierra les había ofrecido, pero Takeru sabía que más que un regalo era una sentencia de muerte. Cada camino oculto, cada roca, cada sonido podía ser una trampa que los llevara directamente a las garras de la muerte. Le confío la retaguardia al vagabundo, él mantenía los rubíes al frente.

Estaba emocionado.
Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Cargado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 5 kunais).
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 94

Técnicas
—.

Estado de Takeru
100% del chakra total: Descansado y en perfectas condiciones, puede combatir con todas sus facultades físicas.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Vie Abr 20, 2018 1:27 pm

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroCamino en la TundraPrimavera 7 DD
Una sensación de alteración de la realidad invertiría los estómagos de los presentes, y no por la existencia de una ilusión, sino el mero hecho de encontrarse en lo que sabían se trataba de un cementerio de dioses. Los únicos sonidos que retumbaban metálicos en las alturas, eran el aleteo de los grandes plumíferos, y las constantes idas y vueltas de aquel silbido. La muerte había puesto a hervir agua, y se olvidó la pava al fuego.

La acústica era buena, y el público atento. Más allá de eso Akeboshi había abandonado su tranquilidad, mostrándose ahora con ceño algo fruncido y mirada inquieta. Todavía de cuclillas, se giraba y retorcía dirigiéndose hacia distintos ángulos de forma veloz, como si quisiera sorprender a un fantasma detrás suyo antes de que este le diese un susto de muerte. Su cara definitivamente era de preocupación, o incluso miedo. La cara de un hombre que ha aprendido que no solo la hipotermia es capaz de hacer desear el desfallecimiento, y mil y un torturas esperan en ese infierno frío. Tan solo deseaba que aquel silbido no se transformara en un siseo.

El camino ondulado al frente todavía no revelaba la salida de aquel escenario, cuando un proyectil en las alturas cortó el aire con su pronunciada parábola. Desde una de las salientes en la roca, a veinte metros de altura en el pilar a la derecha, por detrás de un gran nido negro; una flecha ígnea hizo su descenso en un salto de fe, que de no ser evitada se clavaría en la esquina posterior izquierda del carromato. Su punta era cubierta por un trapo viejo bañado el combustible, que quemaba más que un desamor y salpicaba lágrimas rojas.

Son solo humanos —suspiró con tranquilidad el músico, pues una mujer-insecto no habría utilizado una burda flecha—. En retrospectiva quizá no debí haber usado mi único explosivo.

De momento no se vio ninguna silueta en las alturas, habiendo tantos puntos de escondite. Y los silbidos se tornarían en gritos, o aullidos, típicos de rateros de la ruta desquiciados.

¡¿Qué hacemos?! —preguntó nervioso Ryuu, intentando apurar a los caballos. No había caso, no se podía ir más rápido en ese terreno de mierda.

Akeboshi dirigió una mirada a Takeru, como si el hecho de conocer algo del Norte inherentemente le otorgase la sabiduría absoluta. Mientras tanto se arremangaría la chaqueta para descubrir su propio lanzador en el antebrazo, y lo cargaría con cinco largos aguijones.
Estadísticas:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 21
Chakra : 113
Inventario:
  • Mateki — Colgada al cuello
  • Lanzador de Agujas — En antebrazo izquierdo
  • 15 Senbon (1 usada) — Clavadas en 3 hileras de 5 en la solapa izquierda de la chaqueta
  • 4 Bombas de humo — 2 en cada bolsillo del pantalón
  • Sello explosivo (1 usado) — plegado cual pañuelo en el bolsillo del pecho de la chaqueta
  • 3 Alambres ninja (1 usado) — Que cuelga enrollado del cinto cual látigo
  • 2 Píldoras del soldado — También en el bolsillo de pecho
  • 2 Mecanismos ocultos con kunai — Bajo ambas mangas de la chaqueta
  • Comunicador — En oído derecho

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Sáb Abr 21, 2018 2:43 am

Cristales Sabor Miel
País del HierroCamino al InfieroInvierno
Llegar al purgatorio en un viaje de entrada por salida suele ser la peor de las ideas, sin embargo, siempre existe ese factor esperanza que hace a los viajeros querer apostarlo todo en una travesía que muy probablemente serán incapaces de soportar. Salir de ahí con todas tus cualidades mentales es un reto, puesto que, si de por sí salir es complicado, expulsar todos tus miedos y frustraciones lo es aún más. Lamentablemente para el mercader, no iba con personas comunes, iba con gente que estaba acostumbrada a quitar vidas como si de beber agua se tratara. Serían ellos los que lograrían condenarlo a muerte o no.

Takeru estaba entretenido en las formas irregulares que la madre naturaleza les había impuesto, mantenía la mirada al frente, pero el rubí de sus ojos se movía de forma constante de un lado a otro, siempre buscando encontrar alguna emboscada o trampa, siempre atento ante lo que pudiera pasar. El herrero metió la mano derecha en su abrigo y retiró una cajetilla de cigarros que portaba consigo, la abrió con la muñeca y con la izquierda sacó un cigarrillo. Se lo llevó a los fríos labios, removiendo el cubrebocas a la altura del cuello, de paso.

Usó el mechero para encender el tabaco y comenzó a dar ligeras caladas a los cilindros, dejó al humo acariciar su humanidad. No era un fumador constante, pero lo hacía de vez en cuando, especialmente cuando tenía viajes largos. Se relajó un poco destensando los músculos del cuello y la parte superior de su cuerpo, pero como siempre, no tuvo siquiera tiempo a descansar. Una flecha se lanzó a la muerte en un salto de fe, amenazaba con su velocidad impactar de lleno el carromato y el hombre que los había contratado no pudo evitar sentir su vida escapándosele de las manos.

El herrero mostró una sonrisa y escuchó las palabras del vagabundo, mostró una sonrisa mientras mataba al cigarrillo, era cosa de segundos. —Tienes toda la razón. —Acotó ante la anotación sobre la presencia humana, mejor eso que algún demonio en busca de comida. Sin perder el tiempo Takeru resbaló por la muñeca derecha un kunai, haciendo uso del mecanismo que llevaba oculto entre la manga. Tensó los músculos mientras dejaba caer la colilla moribunda sobre la carreta, ya no tenía fuego ni vida que entregar. Sus rubíes calcularon, si algo sabía hacer bien, era lanzar armas.

La dispararía a una velocidad muy superior a lo normal, haría uso de sus habilidades para penetrar en la flecha sin drama alguno, si todo salía bien, gracias a su puntería y lo que aprendió de su abuelo, aquel delgado cilindro de fuego vería su vida terminada en la nieve. De inmediato haría un amago para tomar uno de los costales moribundos para colocarlos en el frente y rodear al carromato, no contaba con las armas suficientes como para repeler cientos de flechas, pero estos sacos tenían una función, estorbar y ser escudos. Si bien les iba, podría parar flechas con ellos y después deshacerse de la carga.

Dejaría a Akeboshi tomar protagonismo mientras tanto.
Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Usado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 5 kunais).
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 94-15=79

Técnicas
Buki no Seido (武器の精度, Precisión de arma)
El miembro del arte es un experto en el uso de armas desde su niñez. Ellos han aprendido a potenciar levemente sus músculos y lanzar sus armas con mayor fuerza y velocidad, pudiendo destrozar madera con lanzar un simple kunai. Para lograr esto debe hacerlo obviamente manteniendo contacto con sus armas.
Consumo: 15Ck por ejecución.
Mejora:
RANGO B: El ninja puede combinar este jutsu con cualquier técnica de la especialidad en Bukijutsu, la cual deberá imponer el mantenimiento de contacto con un arma. Esto facilitaría la capacidad de subir el rango de estas técnicas, o simplemente, sin hacer uso de habilidades, potenciar el uso continuo de un arma al punto de dañar huesos.
Haciendo uso de esta mejora de rango, el consumo de la técnica se duplica (30Ck).

Estado de Takeru
84% del chakra total: Descansado y en perfectas condiciones, puede combatir con todas sus facultades físicas.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Sáb Abr 21, 2018 2:07 pm

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroCamino en la TundraPrimavera 7 DD
Un proyectil se encontró con otro en el aire seco, prevaleciendo aquel de metal negro tras el enfrentamiento. Chispas naranjas volaron, dejando nada más que aserrín restante de la voluntad de la flecha, y un pequeño triángulo de hierro que caería muerto en la nieve. En las alturas, mientras la carreta rebasaba su posición con respecto a la superficie, el arquero se asomaba para comprobar lo cierto de su tiro. No encontró nada más que frustraciones, ocultas bajo la sombra de su porte encapuchado. Con un encendedor dio vida a una nueva flecha, mas colocó tres en su arco en forma de abanico. Las llamas de la más inferior contagiaron a sus dos hermanas, preparando esta vez un asedio que no sería eludible con un simple kunai.

A su vez, Akeboshi se había tomado los bonitos segundos para analizar el problema. Aquel sujeto en altura tenía una gran ventaja gracias a su arma, y si bien Madarame acababa de deslizar bajo la manga una remarcable habilidad de tiro, no podrían seguir así hasta salir del purgatorio. Echando un vistazo a los alrededores volvió a notar los enormes nidos pertenecientes a las grandes y desordenadas aves negruzcas. Con una sonrisa dibujada en la comisura del labio, preparó su flauta maldita, y comenzó alegre la melodía de las bestias. Notas de viento reemplazarían aquellos silbidos y aullidos, retumbando en el ambiente como si fuesen parte permanente de aquel mundo. Y si bien su chakra no llegaría a acompañar dicha sinfonía en su tan grande travesía, sí lo haría en los inmediatos alrededores. Las criaturas residentes de los nidos a no más de trece metros de altura se erguirían en sus anaranjadas patas, mirando al unísono al francotirador ígneo. Este, aún sin percatarse de la anomalía, disparó las tres flechas en dirección al carruaje. Una iría al conductor, otra justo tras la piedra preciosa, y la última a la parte trasera. La defensa de tela que el otro mercenario acababa de montar podría recibir el impacto de esa última.

El músico nuevamente no podría hacer nada con respecto a los proyectiles, pero tenía la real solución en la punta de sus dedos. Con un cambio de tono a más agudo, cuatro aves—dos de cada lado-tomaron vuelo para socorrer al grupo, abalanzándose sobre el tirador. Al elevarse saldrían del rango de acción de la melodía, pero en sus pequeños cerebros ya estaba implantada la hostil idea. Alcanzándole, el encapuchado prontamente eliminaría a una de un flechazo, logrando así despertar la furia de toda la parva de emplumados. Incluso el ave que reposaba en el nido a su lado se estremeció con la ofensa, y en un parpadeo tenía numerosos picos del porte de su cabeza atosigándole desde todas las direcciones. Su destino final era incierto, pero los gritos de desesperación y dolor daban a entender que no volvería a molestar.

El anciano Ryuu encontró alivio en las capacidades del dúo, a menos claro que una flecha incendiaria le atravesara el rostro. Se encontraba algo distraído mirando la escena desenvolverse, y pasaría sobre un montículo de nieve que sacudiría levemente el carromato. No lo suficiente para arruinar la puntería de un lanzamiento de Takeru, mas sí los subsiguientes, en caso de haberlos.
Estadísticas:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 21
Chakra : 113 - 25 = 88


MATEKI: KEMONO NO SHUKUN (魔笛・獣の主君, FLAUTA DEMONÍACA: SEÑOR DE LAS BESTIAS)
El músico toca una armoniosa melodía de ocho notas musicales que es de especial agrado para los animales salvajes, induciéndolos en la ilusión de que el usuario es su amigo y compañero de manada. Los animales en su radio de acción se verán motivados a defender al músico ante otros atacantes, efecto que prevalece durante un turno más allá de la duración de la canción. En caso de animales ninja, como ninken o invocaciones, no defenderán al músico mas se verán imposibilitados de atacarle, siempre y cuando su voluntad sea inferior a dos niveles en un enfrentamiento con la concentración del usuario.
Rango C: 13 metros a la redonda.
Consumo: 25Ck por ejecutar y 15Ck por turno.
Inventario:
  • Mateki — Colgada al cuello
  • Lanzador de Agujas — En antebrazo izquierdo
  • 15 Senbon (1 usada) — Clavadas en 3 hileras de 5 en la solapa izquierda de la chaqueta
  • 4 Bombas de humo — 2 en cada bolsillo del pantalón
  • Sello explosivo (1 usado) — plegado cual pañuelo en el bolsillo del pecho de la chaqueta
  • 3 Alambres ninja (1 usado) — Que cuelga enrollado del cinto cual látigo
  • 2 Píldoras del soldado — También en el bolsillo de pecho
  • 2 Mecanismos ocultos con kunai — Bajo ambas mangas de la chaqueta
  • Comunicador — En oído derecho

Volver arriba Ir abajo

avatar
Takeru Madarame
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Takeru Madarame el Lun Abr 23, 2018 2:54 am

Cristales Sabor Miel
País del HierroCamino al InfieroInvierno
Al final del día el vagabundo no era tan inútil como él pensaba, mientras Takeru estaba ocupado creando protecciones improvisadas para el carromato donde iban montados él sacó una flauta que dejó fluir entre sus manos. La melodía tenía un aire extraño que era incapaz de explicar, se trataba de un sonido particular que de algún modo logró encantar a las aves del infierno para pelear por él, era como si su sonido pudiera comunicarse directamente con la naturaleza y hacer de ellos sus mejores aliados. Un encantador de animales en estado puro, un hombre cuya música era tan bella y letal que asustaba a cualquiera.

Un músico. —Susurró. El herrero tenía sus propias preocupaciones, tres flechas más fueron disparadas por el arquero enviado a asaltarlos, tres flechas más de las que tendría que ocuparse. Sin embargo, notó que una de ellas podía ser captada por las defensas del carromato, por lo que hacer uso de sus habilidades requeriría de un esfuerzo mucho menor del que tenía pensando, una patada sería suficiente para deshacerse del asco que sería consumido por las llamas. Sin dejar pasar más tiempo retiró el pergamino donde guardaba los kunais para liberarlo. Pasaría la mano por encima de él y dos kunais emergerían de la nada, algo común para alguien como él, con dos armas más en manos era hora de hacer uso de la misma habilidad.

Lanzaría uno de ellos con la misma fuerza y velocidad que el anterior, buscando cortar la flecha antes de que esta siquiera fuera capaz, de tocar al conductor. Ya se había ocupado Akeboshi del arquero, pues a él no le convenía del todo las distancias. Sintió un ligero movimiento al pasar por el montículo de tierra, sería incapaz de dar un segundo tiro certero. Gruñó de inmediato ante la complicación, ahora tendría que recurrir a proteger la carga de otro modo. Metería la mano izquierda al abrigo para retirar el otro pergamino y posteriormente se lo quitaría, revelando así una camiseta de color negro protegiendo su pecho.

Sería un movimiento tenue y sin mucha complicación, usaría el abrigo para proteger la carga, recibiría el impacto de la flecha y cortaría con el otro kunai la misma para después deshacerse de la prenda en llamas, si bien sería consumida, el tiempo no debería ser suficiente para consumirlo todo de un solo golpe. Rezando, podría salvar su boleto a la gloria, sacrificando claro una pieza valiosa de su vestimenta.
Equipo Ninja:

Equipo total:


  • 6 Kunais (1.5 kgs).
  • 12 Senbons (0.12 kgs).
  • 2 Píldoras del soldado (0.02 kgs).
  • 5 Alambres ninja (5 kgs).
  • 2 Bombas de humo (0.4 kgs).
  • 1 Comunicador (0.1 kgs).
  • 1 Mecanismo kunai (0.1 kgs).
  • 1 Lanzador de agujas (3 kgs).
  • 2 Estuches pequeños (— kg).
  • 2 Pergaminos de almacenaje (1 kg).
  • Cajetilla de cigarros y mechero (0.26 kgs).

Peso total: (11.5 kgs/45 kgs).

Estado del equipo:

Estuche pequeño (Pierna izquierda):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.

Estuche pequeño (Pierna derecha):


  • 1 Píldora del soldado.
  • 1 Bomba de humo.



  • Lanzador de agujas en el brazo izquierdo (Cargado).
  • Mecanismo kunai en la derecha (Usado).
  • Cigarrillos en el bolso izquierdo del abrigo.
  • Comunicador en la oreja derecha.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 3 kunais.
  • Pergamino de almacenaje en la bolsa derecha del abrigo (Con 7 senbons).

Información general:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 14
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 12
Chakra : 79-15=64

Técnicas
Buki no Seido (武器の精度, Precisión de arma)
El miembro del arte es un experto en el uso de armas desde su niñez. Ellos han aprendido a potenciar levemente sus músculos y lanzar sus armas con mayor fuerza y velocidad, pudiendo destrozar madera con lanzar un simple kunai. Para lograr esto debe hacerlo obviamente manteniendo contacto con sus armas.
Consumo: 15Ck por ejecución.
Mejora:
RANGO B: El ninja puede combinar este jutsu con cualquier técnica de la especialidad en Bukijutsu, la cual deberá imponer el mantenimiento de contacto con un arma. Esto facilitaría la capacidad de subir el rango de estas técnicas, o simplemente, sin hacer uso de habilidades, potenciar el uso continuo de un arma al punto de dañar huesos.
Haciendo uso de esta mejora de rango, el consumo de la técnica se duplica (30Ck).

Estado de Takeru
66% del chakra total: Descansado y en perfectas condiciones, puede combatir con todas sus facultades físicas.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Akeboshi Yoshio
Renegado C

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Akeboshi Yoshio el Mar Abr 24, 2018 2:56 pm

Cristales Sabor Miel
AKEBOSHI YOSHIO
País del HierroCamino en la TundraPrimavera 7 DD
El mago sacaba más trucos de la galera, mostrando especial destreza con el lanzamiento de armas. Su defensa anterior por suerte no había sido una chance en un millón, sino que se mantenía consistente en la precisión derribando flechas del cielo. Así fue que salvó al viejo sin que este lo supiera, y con algo de forcejeo posterior liberase el transporte de las llamas que le amenazaban. Era una lástima por sus ropas, pero quizás así entendería cómo el músico había llegado a su estado de descuido, y por qué ni se molestaba en ponerse bonito para el trabajo.

Akeboshi ya había finalizado su melodía, y por unos segundos las tres aves restantes bajo su mando les siguieron al sobrevuelo. Se aburrieron sin embargo, y regresaron al calor de sus nidos en lo alto de la roca. Curiosas, atraídas por el mismo sonido que los viajantes, miraron en dirección a la entrada de aquel valle mortal. El jinete solitario regresaba, desde detrás del carromato, galopante a pesar del hielo. Con cada paso el caballo levantaba trozos de suelo, y podrían ver en sus patas una especie de botines metálicos con pinches, que le servían para mantener el agarre en aquel complicado terreno. Claramente, estaba preparado para transitar esa zona velozmente.

No le costaría al jinete acortar distancias, pues el trío avanzaba lentamente. Verían, a las espaldas del hombre encapuchado, que le acompañaba un pasajero casi sobre el trasero del equino. Otra figura encapuchada, de pieles en vez de tela, y dejando a su paso una estela de muy débil humo negro y cenizas.

¡¿Y este que mierda quiere?! —gritó el anciano, girándose hacia atrás un momento antes de continuar conduciendo.

Quizá solo quiere pedir direcciones.

El artista giró su cuerpo para ponerse de cuclillas mirando a la parte trasera. El caballo con doble carga se encontraba a diez metros, y prontamente dividiría la distancia a la mitad. Por su parte, él mantenía el brazo con el lanzador de agujas flexionado, apuntando al pecho del animal para asustarlo en caso de ser necesario. Una idea, sin embargo, le hizo cambiar de opinión. — Ese caballo sería una buena adición para nuestro transporte — comentó en voz baja hacia su compañero, y elevó la puntería a la cabeza del jinete, que muy cobarde intentaba esconderla detrás de su montura. De momento, en todo caso, no se había mostrado ofensivo. Pero desde cuándo eso era un requisito para matarlo.
Estadísticas:
  • Fuerza : 4
  • Resistencia : 12
  • Agilidad : 12
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 21
Chakra : 88
Inventario:
  • Mateki — Colgada al cuello
  • Lanzador de Agujas — En antebrazo izquierdo
  • 15 Senbon (1 usada) — Clavadas en 3 hileras de 5 en la solapa izquierda de la chaqueta
  • 4 Bombas de humo — 2 en cada bolsillo del pantalón
  • Sello explosivo (1 usado) — plegado cual pañuelo en el bolsillo del pecho de la chaqueta
  • 3 Alambres ninja (1 usado) — Que cuelga enrollado del cinto cual látigo
  • 2 Píldoras del soldado — También en el bolsillo de pecho
  • 2 Mecanismos ocultos con kunai — Bajo ambas mangas de la chaqueta
  • Comunicador — En oído derecho

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado

Re: [Misión C - Pasado] Cristales Sabor Miel

Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.