Afiliados
Limpieza 09 - 05 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLoving PetsCrear foroOne Piece LegacyCrear foro

[Entrenamiento Semanal] El sabor de la derrota.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Entrenamiento Semanal] El sabor de la derrota.

Mensaje por Kazuma Hozuki el Sáb Abr 14, 2018 7:32 pm


Los brazos de Yurika se movían parsimoniosos, eran finos golpes directo a su cuerpo, su intención estaba clara, dañar de algún modo al pelirrojo. Tras los acontecimientos de la boda de Yuki y su mudanza al poblado donde la rama de su familia vivía se había quedado solo junto a Yurika, la menor de las gemelas y aunque era igual o más letal que su hermana, resultaba menos condescendiente con Kazuma. Debido a ello, los entrenamientos eran cada vez más duros y complicados, habían pasado de ser simples intercambios de golpes con ligeras instrucciones a una completa tortura donde perder los brazos era más favorable que cualquier otra cosa.

Yurika no era una mala persona, simplemente tenía una definición diferente sobre lo que representaba ser un ninja de la aldea oculta entre la luna, mientras que Yuki creía que entre más esfuerzo metieras mejor de iría en la vida, Yurika era partidaria del naciste o no para esto. Así que cada choque de puños resultaba una prueba, era clara la diferencia de habilidades entre ambos, ella era más rápida, más dura, pero, sobre todo, era el mejor método para entrenar a un miedoso como lo era Kazuma, o de menos corregir ese comportamiento que tanto lo molestaba.

Kazuma logró detener uno de los tantos, haciendo que el puño de su hermana fuera desviado por sus antebrazos, un ligero movimiento que provocó una abertura para que él pudiera devolver la cortesía. Teniendo la parte derecha de su cuerpo a la vista, el pelirrojo soltó un golpe con la diestra, lo suficientemente fuerte como para hacerla retroceder un poco para esquivar. Yurika aprovechó la avanzada para contraatacar, un ligero movimiento de cadera que la pondría a la izquierda de su hermano, evitando por completo el golpe que buscaba su derecha y significó una abertura tal, que terminó por dejarlo en el suelo cuando la siniestra de la chica impactó su costado.

Las costillas de le dolían tanto que no pudo levantarse por algunos segundos. Yurika le dijo sus errores y simplemente suspiró, el entrenamiento de combate había terminado ya, ahora debía continuar con su preparación física, y mañana sería otro día. Estaba frustrado por haber cedido contra la chica, por un momento creyó que la abertura había sido suficiente, pero resultó que no era así, que sus movimientos aún eran toscos e inhumanos, si quería dejar de ser un simple genin tendría que mejorar a un ritmo mucho más rápido del que estaba siguiendo.

Dejó de lado un poco la depresión para soltar un suspiro, después se puso de pie como pudo y comenzó los estiramientos. Estaba enojado consigo mismo debido a sus fallos y deficiencias, pero era normal, ¿No? No todos nacen siendo genios, especialmente alguien como él, ¿Cómo diablos es que la gente podía simplemente seguir con su vida con una guerra en puerta? Eran cosas que su pequeña y pelirroja cabeza no era capaz de entender, pero, aun así, estaba ahí, entrenando. Todas estas preguntas le taladraban la cabeza mientras estiraba, mientras su cuerpo se adaptaba de nuevo para continuar con sus absurdos intentos de ser alguien en esta vida.

Una vez terminó con ello empezó por correr, un trote ligero que no exigía mucho a sus piernas, lo suficiente para provocar que el calor inundara los músculos sin ir muy lejos, hacer que los tendones trabajaran y se estiraran lo suficiente. Poco a poco aumentó la velocidad hasta el punto en el que el corazón latía con más fuerza que nunca, hasta el punto donde el sudor le llenaba la frente y escurría de forma constante sobre las mejillas para ver su vida terminada en la barbilla del pelirrojo. Trotes ligeros, pues no se exigía mucho, estaba aún consternado por haber vuelto a perder con Yurika sin poder tocarla una sola vez.

Posteriormente, cuando estuvo lo suficientemente cansado se dejó caer sobre la madera del dojo que ocupaban para entrenar, extrañaba a Yuki, probablemente ella le daría ánimos y le diría que pronto sería más fuerte, por su parte Yurika se había retirado y no volvería hasta mañana para volver a torturarlo. Cuando recuperó el aliento se colocó sobre la madera con las piernas cruzadas, tocaba hacer algo de meditación para recuperar la cordura perdida a lo largo del extenuante día que había tenido.

Sus entrenamientos de meditación eran siempre los mismos, un constante ejercicio de respiración donde además entrenaba su chakra, lo hacía fluir por el cuerpo como podía, con tal de mejorar la forma en que este se movía por dentro, debía mejorar su maestría con él de querer continuar por el camino que había adoptado, no era muy complicado hacerlo, llevaba meses intentándolo y poco a poco había mejorado, para Kazuma eso solo significaba una cosa, estar un paso más cerca de sus hermanas, ser alguien de provecho y orgullo para su familia. Aun cuando no compartía del todo sus extrañas costumbres y el amor por la guerra que ellos destilaban.

Para cuando la noche llegó se puso de pie, habían pasado unas cuantas horas desde su meditación y tenía pocas ganas de seguir con el intercambio de golpes con ayuda de los troncos postrados al fondo de la habitación, así que decidió irse. Se puso de pie y acomodó todo, tomó la sudadera para protegerlo de los aires primaverales y salió del dojo con rumbo a casa, mañana sería otro día, y mañana probablemente volvería a perder.
Getsugakure || Inmediaciones || Primavera








Volver arriba Ir abajo

Re: [Entrenamiento Semanal] El sabor de la derrota.

Mensaje por Kuroda Yukimura el Dom Abr 15, 2018 4:11 pm

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Kazuma Hozuki.

  • Mediante post: 8 PN.
  • Total: 3.5 PN + 8 PN = 11.5 PN



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.