Afiliados
Limpieza 09 - 05 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLLoving PetsCrear foroOne Piece LegacyCrear foro

[3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por NB Narración el Sáb Abr 28, 2018 11:46 pm

FLASHBACK Getsugakure: La noche anterior
Con tan solo seis horas de anticipación, los convocados en aquella noche debían ser puntuales para no perder la embarcación, más considerando que los pronósticos auguraban una tormenta que pisaría los talones de incluso la nave más rápida de todo el País de la Luna. El destino todos ya lo sabían, siendo este el País del Agua, lugar al cual estarían arribando por la mañana en sus grandes costas. En aquellas tierras húmedas, donde no cualquiera podía salir con vida sin saber lo que estaba haciendo, se llevaría a cabo una ceremonia un poco irregular dados los tiempos que condicionaban al mundo entero: los exámenes chunin.

A diferencia de generaciones pasadas, estas pruebas que llevarían a cabo en conjunto las dos naciones aliadas, no tenía la cantidad de pequeños retoños que el mundo pudo ver alguna vez. Ni siquiera era algo de conocimiento público más allá de cualquier tontería que los futuros examinados pudiesen llegar a soltar, ya fuera por emoción incontrolable, o la simple razón de no ser aptos para el arte de la discreción; tontos había de sobra. No era secreto de estado, jamás se mencionó la confidencialidad del asunto, pero el código militar de cada aldea era bastante estricto y aquellos maestros que tuvieron en sus tiempos de academia habrían hecho su mayor esfuerzo para que los jóvenes lo comprendieran.

Salvando una excepción morena, los aspirantes al cargo de Chunin no se encontrarían mas que con un viejo lobo de mar a escasos metros de la tarima por la cual ascenderían al robusto navío que los aguardaba. Este hombre había recibido información precisa sobre quienes tenían o no permitido el ingreso al examen, y por tanto, no habría más que un gesto afirmativo con su cabeza si es que los representantes de la nación a la cual transportaban anehalaban subir a su nave. La mencionada excepción, en cambio, llegaría a escena treinta minutos antes en compañía de una melena color escarlata que recientemente había sido nombrado como su líder, dirigiéndose ambos directamente hacia el camarote del capitán, donde el menos experimentado recibiría instrucciones precisas sobre sus deberes dentro de lo que sería el País del Agua.

La embarcación era enorme, pero aún así, una de las más ligeras de la nación oculta bajo la luz de la luna. Había camarotes de sobra para cada aspirante, y también una común donde toda la tripulación tomaba descansos entre turno y turno. No hubo indicaciones hacia los aspirantes sobre que debían hacer o cómo debían hacerlo, tampoco hubo consejos sobre lo que significaba aquella noche o lo que significaba el día siguiente. Si fueron convocados, es porque la aldea creía que estaban preparados, por lo que debían ser conscientes de que cada acción que hicieran desde incluso el inicio de su travesía, podía ser una consencuencia para el futuro de lo que ellos debían tomar como su más importante misión...

La noche sería agitada, desoladora. La tormenta parecía haber abrazado aquel navío y ahora lo arrastraba entre mareas con toda su furia, pero aquel trozo de madera bien trabajado jamás cedió. No con un capitán como el que la controlaba, no como aquel viejo lobo de mar que guió a su nación por aguas turbias, conocido para algunos, desconocido para otros...

Al caer la mañana, el mar pudo arrastrar aquella tormenta lejos del curso de aquel navío y los shinobis de Getsugakure no Sato arribaron a las costas de algún lugar de su destino. El estado de cada uno dependería de que tan difícil fue la noche para ellos, o que tan bien se las ingeniaron para sobrevivir al vaivén constante de una enorme tormenta.

FLASHBACK Kirigakure no Sato: Esa misma mañana
El ambiente se hacía más pesado que de costumbre, con una humedad no muy propia de la época en la que se encontraba rondando las tierras del país. La noche anterior una tormenta había azolado los alrededores a las islas del país, y parecía haber alborotado a los comerciantes pesqueros que deambulaban por las calles de Kirigakure no Sato insultando a todo dios que se cruzara en su camino, sin importar su raza, religión y color... Incluyendo cargos jerárquicos, claro está.

La noche anterior, cuando la información sobre que Getsugakure no Sato había zarpado hacia las costas de las tierras neblinosas, dos aspirantes especiales fueron convocados para acudir por la mañana a las puertas de su aldea. No se dió detalles sobre que harían en aquel lugar, ni siquiera se mostró importancia a lo que fue mas bien una invitación algo informal. Los encargados de brindar esta información no serían mas que niños que invitarían a la pelirrosa y al gélido muchacho a jugar con ellos, los cuales desde inicio, lograrían a través de lujos y artimañas desconocidas, convencer a los dos de acudir a las puertas de la aldea sin una sola pieza de armamento en su poder... Lo harían con una relativa facilidad.

Tras llegar a las puertas, los niños no estaría presentes, pero allí les aguardaría alguien trajeado con una túnica oscura y una máscara de porcelana con motivo de elefante, quien les haría una seña para que lo siguieran. — Si se hacen llamar shinobis, síganme en silencio... — diría con voz de ultratumba, volteándose y caminando hacia el exterior de la aldea con una parsimonia absoluta, perdiéndose poco a poco en la espesa niebla que rondaba en los alrededores del país, y por ende, siendo de vital importancia que ambos Genins no se atrasaran por ningún motivo.

???
Guiados por Onimaru Aoyama, los shinobis de Getsugakure no Sato darían varias vueltas alrededor del País del Agua, adentrándose poco a poco en la frondosidad de un bosque neblinoso al cual parecía no ingresar la luz del sol, tanto por la flora que abordaba todo el lugar, como también la espesa niebla que fue el principal motivo por el cual el Jonin solicitó la extrema precaución de sus tres acompañantes, pues de alejarse siquiera más de tres metros de él, acabarían perdiéndolo de vista sin excepción alguna.

En el caso de los shinobis de Kirigakure no Sato, el tránsito sería totalmente directo. Una línea oblicua y perfecta en dirección al punto de encuentro, sin una palabra por parte de su acompañante, quien se fusionaría con la niebla llegado el punto en el que una especie de escenario de madera con unos dos metros de altura por cinco de ancho y largo, se pudiese ver a la perfección por ellos, acostumbrados más que nadie a los ambientes neblinosos de su propio país.

El "escenario" se encontraba en una especie de claro que correspondía a un área de veinte metros a la redonda, siendo probablemente el único lugar despejado de tanta niebla y árboles retorcidos, con un color oscuro y lúgubre, por haberse nutrido en épocas antiguas con la sangre de incontables hombres y mujeres que dieron su vida por ideales dispares. No había caminos definidos, solo pasajes entre los árboles separados por pocos metros entre sí, aunque algunos lugares eran intransitables dado el retorcimiento de las gruesas y fuertes ramas del lugar.

A cinco metros de la madera que bien podía ser interpretada como una reducida y precaria arena de combate, una línea blanca pintada sobre la tierra parecía ser una marca para que los shinobis se parasen. Todos llegarían al mismo tiempo, pero solo habría órdenes del hombre de cabellera color escarlata que señalaría con su diestra y sin soltar un solo vocablo, a los aspirantes de su nación, para que se ubicaran en la línea...

Getsugakure no Sato NPC: Onimaru Aoyama
Mientras era visto, Aoyama era acompañado en todo momento por su aparente pupilo. El de cabellos color escarlata había permanecido con gran seriedad durante todo el viaje, dialogando en privado y en confianza con el muchacho de cabellos color plata, pero guardando cierto aire de misterio para con el par de Genins o siquiera la tripulación.

Onimaru no era un hombre de muchas palabras, de hecho, prefería evitarlas la mayor parte del tiempo. Solo aquellos con los que sentía cierto apego, se mostraba un poco más suelto, pero no por ello su mirada fría adornada por aquellos orbes color malva, dejaba de estar presente en todo momento; era un hombre frío, aunque reconocido por arder como un volcán cuando el tiempo realmente lo ameritaba.

Quedate junto a mí y no abras la boca. — serían las palabras del hombre para con el Yotsuki, justo antes de subirse al escenario de un salto, guardar sus manos en los bolsillos y ubicarse a tan solo un metro del centro para dar cara finalmente a la zona en la que deberían ubicarse los más novatos. Ni una sola mirada dirigiría al muchacho de piel morena, pues ya había hablado lo suficiente con el mismo durante el viaje.

En cuanto Akira tomara posición, Onimaru lo miraría de reojo antes de cerrar sus ojos. Haría una media sonrisa un par de segundos más tarde, tras notar que pese a lo que había estado pensando todo el tiempo, aquella persona que daría el inicio a su trabajo llegaba temprano...

Kirigakure no Sato NPC: Ayame Saito
Al poco tiempo que los ojos de Onimaru se cerraron, la temperatura en los alrededores se elevó un poco más. Era notorio, y seguía siendo molesto, pero no era exactamente humedad lo que estaba rodeando todo, sino mas bien un calor intenso que hizo por unos instantes enturbiar la neblina que estaba en los alrededores obstaculizando la mirada de todos...

Si seguimos así, nadie podrá verte, Onimaru-kun... — para algunos quizás era la voz de una mujer que se había ganado el respeto de toda su nación, para otros simplemente era desconocida. Sin embargo, el lugar que ostentaba la portadora de aquella melódica, quedaría establecido cuando un solo aplauso de su parte, haría que la niebla rápidamente se dispersara de aquel claro, sin quedar un solo rastro de la misma y hasta dejando que los rayos del sol cayeran sobre la zona por primera vez en largos años.

A espaldas de los dos rangos mayores de la luna, pudo verse a una mujer experimentada con un vestido azulado. Sus curvas pronunciadas podían verse a la perfección, pero no de una manera sugerente más allá de un escote que daba mucho lugar a la imaginación. Una de las mujeres más deseadas de Kirgakure no Sato, tanto por su belleza como también por su poder... No obstante, pocos se atrevían a intentar cautivarla, ya que después de todo, era como una manzana prohibida.

Tras su aparición y la falta de movilidad por parte de Onimaru, la fémina adelantaría su diestra, moviendo al Jonin con relativa facilidad para quedar entre ambos hombres con una sonrisa bastante amplia. Miraría al Totsuki de reojo, apoyandole la zurda en la espalda por unos escasos segundos, y finalmente cruzando sus manos por debajo de su pecho mientras cambiaba aquella sonrisa que había mostrado hasta el momento, por una mirada completamente seria y bastante agresiva.

Shinobis de la luna, sean bienvenidos a mis tierras. Mi nombre es Ayame Saito, y soy la Yondaime Mizukage, aunque bien deberían saberlo si es que algún día pretenden representar a su nación. — se presentó, demostrando que aquella agresividad en su rostro no era solo una apariencia. — En cuanto a ustedes, shinobis de Kirigakure no Sato. Han sido escogidos por mi propia guardia para llevar a cabo un examen especial... Sé que no han venido preparados, ha sido el objetivo desde el principio, por lo cual espero que hagan su mayor esfuerzo para no hacerlos quedar mal... Sobretodo aquellos que no han sabido comportarse en el pasado. — un claro mensaje que podía ser interpretado por ambos shinobis a su manera. Si se les había dado aquella oportunidad era por algo, y esta vez no podían desaprovecharla bajo ningún tipo de circunstancia.

Onimaru Aoyama será su examinador, y es una persona que rivaliza con una de mis especialidades asi que no lo tomen a la ligera. Espero sepan respetarlo y cumplan con sus expectativas. Este examen chunin es muy diferente a tantos otros, aquí pondremos a prueba que ambas naciones pueden trabajar en equipo, y que individualmente, todos serán conscientes de que sus acciones pueden tener consecuencias tanto para ustedes mismos como para sus aliados. No tengo mas nada que decir. — explicó, mirando de reojo a Onimaru durante unos momentos, y luego también a su pupilo, estudiándolo a su manera para ver que tan preparado estaba.

Preguntas a Onimaru. Sin más, me despido. — y simplemente, se deshizo en un veloz vórtice de niebla, desapareciendo del lugar.

La niebla comenzaría a rodear todo el lugar poco a poco, de manera ligera, sin perjudicar aún la vista de los presentes como había ocurrido en un principio ante la llegada al lugar que ahora los reunía a todos.

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por NB Narración el Sáb Abr 28, 2018 11:55 pm

Pautas y Aclaraciones.
— Tras la narración anteriormente expuesta, se os dan las siguientes aclaraciones:

— El procedimiento correcto para postear en el tema es el siguiente: Deberéis de rolear vuestra llegada al lugar, tanto como llevaron el viaje los shinobis de Getsugakure no Sato, como los hechos que los llevaron a presentarse a las puertas de la aldea y ser atraidos a la zona de examinación. Toda información es necesaria para conocer bien vuestra situación, pensamientos y en un caso extremo agregar ciertos matices que puedan dar realismo a dicho evento.

— Todos debéis de usar la tablilla de post de rol del foro dado a que se trata de un evento de gran importancia y cuanto más guapos esteis, más feliz tendréis a la Webmaster.

— Tenéis exactamente 48 horas para postear en este tema, en caso de no hacerlo quedareis descalificados del examen y no se os permitirá formar parte de este. En caso de que todos los usuarios posteen antes de que el tiempo finalice, la narración proseguirá a continuar con el inicio del examen. Por lo que, cuanto más rápido posteeis, más rápido avanzaremos. Si uno de los integrantes es vuestro vecino nosotros mismos os damos permiso para acudir hasta la puerta de su casa a regalarle una bomba para que se meta prisa. Tick Tack.

— Vuestro superior se encuentra a la espera de sus dudas o de que están listos para comenzar con el examen. Queda a vuestra elección preguntar o dar lugar a que el shinobi de Getsugakure no Sato explique el examen.

— Recordad poneros en la piel de vuestro personaje, si hay algo importante en un foro de rol es encarnar a la perfección la misma descripción de este. Estamos en una trama, la administración en caso de que se realicen actos bélicos excesivos procederá a examinar a fondo el personaje para ver que sus actuaciones estén justificadas. En este examen, la muerte del personaje es completamente válida.

— El relleno está TERMINANTEMENTE PROHIBIDO al igual que los Flashbacks. No se pondrá un máximo de lineas pero por favor diferenciad lo que es relevante o no en el momento, vuestras abuelas no son una buena manera de decidir si sacas o no un kunai. En este examen os evaluamos por lo que los datos irrelevantes no nos ayudan. No exageréis vuestros posts. Aún a pesar de ello, el primer post es completamente libre puesto que hay muchas cosas que plasmar.

— Es de vital importancia ser coherente con la narrativa, en caso de tener una narrativa ilegible se os puede anular por completo el turno y en el peor de los casos, sacar directamente del examen. Ser ordenados y coherentes en un foro de rol interpretativo es algo de vital importancia. No pedimos narraciones propias de un poeta, pero si una manera en la cual se os pueda evaluar de manera tranquila y sin dolores de cabeza.

— El orden de posteo será determinado conforme los usuarios se vayan adentrando en la trama, aunque el primero en hacerlo deberá ser Akira Totsuki dado que es quien tendrá más reacciones con respecto a lo que hace la Mizukage. Una vez todos lo hagan el orden quedará como tal y Narración os irá guiando en todo momento.

— Recordad que nos encontramos en una trama en PRESENTE razón por la cual vuestra vida siempre correra peligro. Recordad que cada NPC es un mundo, ellos no son vuestros amigos e incluso en caso de verlo necesario serán capaces de acabar con vuestras vidas.

— En todos y cada uno de los post es completamente obligado postear tanto el armamento (excepto los de Kirigakure no Sato, jaja) como las estadísticas del personaje, forma parte de las normas básicas del foro. Nos encontramos en un tema BÉLICO, recordadlo.

— El tiempo de rol será de 24 horas, una vez un usuario postee el contador se reiniciara, de este modo la trama irá mucho más rápido. Aún a pesar de ello el narrador podrá llegar a tomarse hasta 48 horas. En caso de demorarse, el usuario podrá avisar a un administrador para que así pueda cederle unas nuevas 24 horas.

— Akira Totsuki será un examinador "junior", por lo que tendrá por privado cierta información que Onimaru Aoyama le ha dado durante el viaje en barco.

— Sin ningún tipo de penalización los temas en presente pasarán a ser pasado, tomando ahora protagonismo el examen.

— Como nueva regla al sistema, necesitamos que al final de cada uno de sus post hagan un recuento de las acciones y movimientos que hagan sus personajes de manera resumida. Aquí deberá ir especificado si se movieron, de que punto a que punto, si atacaron o se defendieron, como lo hicieron, con qué y un largo etcétera. Toda acción importante que hagan necesita estar aclarada en un spoiler junto a las estadísticas y armamento.

— Recuerden en todo momento revisar el código militar para no cometer errores que puedan llegar a perjudicarlos en el examen. Podrán encontrar el mismo en la enciclopedia ubicada sobre el banner de Nine Beasts.

— Se encuentra terminantemente prohibido preguntar a la administración absolutamente nada. Nos encontramos en un tema de evaluación y no habrá ayuda que sea brindada. En la narrativa se encuentra completamente plasmada la información necesaria y en caso de necesitarse la entrada de alguna aclaración, esta será dada por medio de post como en estos mismos instantes. Cualquier pregunta, sobretodo bélica, comenzará a alejaros aún más del tan esperado "aprobado".

— ¡Mucha suerte a todos!

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Totsuki Akira el Dom Abr 29, 2018 6:45 pm

Eco Neblinoso
TOTSUKI AKIRA
País del Agua ???Primavera 7 DD
El puerto se encontraba relativamente traquilo en el horario que Onimaru y Akira pusieron pie sobre la tabla de abordaje. Sobre cubierta, un Minato más descansado que la última vez les esperaba, quizá aliviado de no contar con la presión de tener que transportar a dos de las más grandes figuras de la aldea sobre su amada nave. Tendría que conformarse con una figura y media, si osaba el Chunin considerarse siquiera parcialmente relevante. No lo hacía normalmente, pero en aquella ocasión le entretenía la idea por el mero hecho de tener participación exclusiva junto a su actual mentor.
El escarlata y él ingresaron a los camarotes internos, donde recibiría entre charlas, siesta, café, y derepente un escurridizo ron, las instrucciones de lo que sería su rol en los exámenes venideros. Como el moreno nunca había tenido oportunidad de asistir a un evento de tal importancia—ni siquiera como postulante-le emocionaba el potencial de enfrentamientos que el futuro tenía en oferta, y hasta sentía que tenía algo que demostrar. Debía, en cierto modo, defender su título actual aseverándose a sí mismo que poseía las habilidades adecuadas para un militar ya maduro. Sería riguroso en lo que le tocase evaluar, cosa perceptible en su normalmente sobrio temple.

Poseyendo toda la información que Aoyama consideró relevante, el peliplata comenzó a hacerse una imagen mental de los posibles movimientos futuros que el destino planeaba. Y siendo que desembarcarían en tierras totalmente desconocidas para él, consideró importante estar listo de antemano. Corroboró allí mismo todo su equipo, que hacía mímica del arsenal portado contra el Sanbi—con algunas mejoras-, y se tomó el atrevimiento de realizar un sello de manos en pleno camarote. Su cabello platinado creció hasta encontrarse con el almohadón donde se sentaba, y mientras una conversación casual y serena se desarrollaba durante la última mitad del viaje, él luchaba por domar a la bestia cabelluda usando tres cintas negras en el largo de la misma. Finalmente arribarían, y descendiendo del navío vio por primera vez a los dos participantes compatriotas, aunque ya sabía sus nombres de antemano.

Hola —les dirigió en un tono grave antes de comenzar la caminata bosque adentro—. Atentos a todo.

No volvió a emitir palabra durante el camino cubierto de ramas, moho, y niebla. Y no era un consejo específico, sino uno general para todo el resto de su vida shinobi. Después de haber visto a un demonio emerger de las profundidades bajo los pies de un amigo, ya no podía confiarse de nada, y mucho menos en terreno ajeno. En retrospectiva, para ese entonces ni Kazuma ni Kuroda conocían realmente el cargo actual de Akira, mas se enterarían pronto que él no era un participante más de las pruebas.

Siguió de cerca al Jounin durante una caminata innecesariamente larga, sin dudar de su sentido de la orientación, considerando el mismo como uno de los mejores de su país. Con cuidado en cada paso, sólido sobre las raíces y evitando el centro de charcos de aparente lodo, mantuvo siempre su cabellera carmín como guía cercana. En ningún momento miró hacia atrás, pues cada quien es dueño de su propio destino, y desde que se cruzaron las miradas con los Genin, por ese día, dejaría de ser un compañero. No le dolía ni le costaba, sabiendo que incluso de aquel modo les ayudaría a desarrollarse. Les enseñaría que la vida de un militar no es color de rosa, y no puede uno pasarse la vida tomando helados cuando una guerra se apronta tras las murallas. Y quizás, ese claro de pesadillas al que arribaron los cuatro, sería una premonición del mundo entero si gente como ellos no cumplía su cometido.

El moreno no requería de aquellas últimas instrucciones, pero de todos modos las agradecía. Continuó detrás de su mentor cual guardaespaldas, y permaneció de pie a su izquierda sobre la tarima de madera. Se permitió unos segundos para escanear los alrededores con la mirada, con algo de dificultad debido a la densa niebla que solo parecía saturarse más a cada segundo. El calor, como en un sueño, amenazó con tornarse insoportable, y Akira siendo sensible a ello no tuvo forma de evitar el sudor acumulado en su sien. Pero no hay mal que por bien no venga. Atosigado y todo, el Chunin analizaba a los cuatro prospectos, siendo dos de cada país. Los de la Luna, bastante conocidos, se veían mucho más desarrollados que en su primer encuentro; más que nada el pelirrojo. Los del Agua eran completos extraños, a excepción de la chica, que recordaba de la peor noche de su vida. Sus habilidades, de haberlas atestiguado, terminó por olvidarlas bajo el estrés que esa misión sembró.

Tanto las malas vibras del bosque como su pesado ambiente encontraron descanso ante la aparición de la anfitriona. La Mizukage, con confianza, se hizo sitio entre los dos presentes sobre la arena entablada, haciendo incluso contacto con el joven. Confundido Akira abrió sus ojos como platos durante un segundo, y terminó por arquear una ceja albina. No giró el rostro, ni dijo nada, tan solo imitando al Jounin en el acto de sellar ambos párpados hasta que todo pasara. No había podido siquiera captar el rostro de la líder de la niebla, mas solo percibir por el rabillo del ojo el brillo de su prominente busto bajo los rayos del sol.
Tras su pronta partida, haciendo gala de ominosa velocidad, las almas de los caídos en batalla volvieron a reptar por el bosque y el silencio les encontró. Se preguntó, por un instante, qué haría él en el sitio de los examinados. En especial los de Getsugakure, al notar que el otro par no tenían ni un mísero kunai en su posesión. Las preguntas, de haberlas, podrían ser divertidas. Por su parte, se mantendría atento a las mismas en caso de que Onimaru le hiciese responder alguna.
Estadísticas:
  • Fuerza : 50
  • Resistencia : 40
  • Agilidad : 47
  • Espíritu : 35
  • Concentración : 38
  • Voluntad : 32
Chakra : 207


KAMI AYATSURI NO JUTSU (髪の操作, JUTSU DE MANIPULACIÓN DEL PELO)
Con esta técnica el usuario hace uso del chakra para acelerar el desarrollo capilar, pudiendo alargar su cabello hasta la altura de la cintura—independientemente del largo que ya posean. Incluso aquellos que carecen completamente del mismo pueden hacerlo crecer. Si bien esa técnica no brinda más que un cambio estético a los shinobis, para algunos es de gran utilidad. Es una técnica que no requiere coste de mantenimiento.
Postura de manos: Carnero
Consumo: 5Ck ejecutar.

No me descuento chakra porque el viaje en barco es suficiente descanso para recuperarlo.
Inventario:
  • Comunicador — En el oído derecho
  • 2 Tonfas Metálicas — A cada lado de las costillas
  • 2 Píldoras del soldado — Bolsillo en el pecho
  • Capa de Getsu — Espalda
  • Tantō — Espalda a la altura de la cintura
  • Puños americanos — En cada bolsillo del pantalón
  • 3 Kunai con hilo enrollado — Colgando del cinto del lateral derecho
  • Pergamino de almacenaje — Baja espalda
    • Recipientes de ADN
    • Respirador
  • Estuche pequeño — Muslo derecho
    • 3 Kunai con sello explosivo
Acciones:
- Viajo en clase business con Onimaru.
- Hago crecer mi cabello.
- Saludos a los querubines.
- Sigo de cerca a Onimaru por el bosque.
- Me subo al escenario a la izquierda de Onimaru.



Gracias a los que creyeron en mí, y a los que no púdranse:

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Kuroda Yukimura el Dom Abr 29, 2018 8:44 pm

Eco neblinoso
Kuroda Yukimura
País del AguaBosquePresente
Parecía que el día había llegado, como si todos los esfuerzos realizados fueran a tener su recompensa, parecía que la evaluación de mis entrenamientos estaba antes de lo previsto y, para ello, me preparé desde bien temprano, aunque el encuentro se realizaría una vez entrara la noche. No podía no admitir que estaba muy nervioso, había sido convocado para algo que llevaba mucho tiempo queriendo realizar, mucho tiempo queriendo demostrar, y aunque el día había llegado, mis nervios jugaron en varias ocasiones malas pasadas, teniendo que dar la vuelta a casa para recoger algo que se me había perdido. Pensé durante todo el día como y en qué lugar nos podrían soltar, pensé en varias ocasiones si llevar una vestimenta acorde a mis actitudes y acorde a mi rango, ¿sería demasiado pretencioso llevar una armadura? >> Que estúpido << Pensé para mí, seguramente sería bastante más lógico si tuviera una.

Mis piernas temblaban al mismo tiempo que revisaba mentalmente todo lo que había estudiado, un barrido realicé minutos antes de llegar al lugar con todo lo que llevaba encima. Era un peso algo sustancial, pero severamente importante, no debía dejarme nada en el tintero, debía ir con todo y marcar la diferencia con lo demás examinados, en caso de haber alguien más. >> El narcisismo te supera a veces... ¿cómo vas a ser el único? Idiota << Fueron mis pensamientos cuando endurecí el rostro al recibir el claro gesto del lobo de mar para meterme en aquel navío. Tan solo mi banda en el cuello atada y diciendo mi nombre en un susurro fueron suficientes señales para poder acceder al lugar.

Mi experiencia en aquellos monstruos de mar era nefasta, por lo que el mareo persistió en mí hasta que acostumbré aquellos vaivenes a mi cuerpo. En el mismo momento que entré al vehículo de madera dirigí mis pasos hacia el primer camarote que estuviera libre sin ni si quiera mirar hacia atrás, seguramente detrás de mí entrara alguien más, o eso suponía, demasiado egocéntrico pensar que yo era el único preparado, eso era una estupidez. Me tumbé en la cama por hacer algo, realmente, por intentar descansar mi cuerpo y sobretodo aguardar los nervios y tratar de calmarme. Miraba hacia el techo, madera en vigas colocadas una detrás de otra, apenas un pequeño y fino cable de plástico terminaba en una bombilla de luz dorada que daba luz a la cama y a los lados de esta, lugar donde había dejado nada más entrar mis pertenencias, intentando que no se movieran mucho durante el viaje. La tormenta estaría llegando, se notaba incluso dentro del camarote, llegando a pensar que una ola de fuerza inconmensurable golpearía aquel navío y nos mandaría a todos a la muerte más horrible.

Al día siguiente, bueno, después de un par de horas de horrible ir y venir donde apenas unas tres horas pude dormir, me levanté de la cama con, increíblemente, sensación de tener el cuerpo descansado. No duraría mucho, pero para empezar la aventura estaba bien. Sonreí para acercarme a mis pertenencias y ponerme aquella túnica negra que cubriría mi cuerpo hasta las rodillas, pero que su gran abertura dejaría al descubierto mi traje, al completo negro también, y mi armamento colocado, a excepción de la Tantô que colgaría desde mi espalda. El signo de mi aldea, aquella placa con su símbolo impregnado en su metal colgaría de mi cuello con un pequeño nudo para, simplemente, aguardar ahí y mostrar el lugar de donde venía. No sabía dónde estábamos realmente, aunque lo averiguaría seguramente.

Tiempo más tarde, aquel hombre de cabellos escarlata nos guiaría por aquel bosque, no sabía hacia donde marcaría el destino, ni desde luego conocía donde estábamos, pero si sabía que aquel que mantendría su vista en el camino como pilar fundamental era así como un pez gordo dentro de Getsugakure no Sato, y, estúpidamente, lo había conocido porque aquella mujer que esperaba ver no muy lejanamente, Kaede.

Onimaru marcó el paso por aquel bosque hasta lo que parecía ser un claro de este donde no habría ningún camino marcado, tan solo senderos donde cada árbol a no mucha distancia del siguiente dejaría paso al frondoso hogar de los grandes. El saludo y la advertencia de Akira me pusieron alerta, mas debía admitir que tener a aquel militar en presencia me sosegaba. Momentos después, segundos quizás de haber entrado en aquella especie de "campo de batalla", paré mis pasos en el mismo lugar donde había dicho el alto cargo de Getsugakure, manteniendo mi mirada fija hacia el frente y mi rostro serio y concentrado. Mi respiración tranquila, podía marcar un antes y un después en mis nervios, pero por sorpresa, mi tranquilidad sosegaba mi cuerpo hasta el punto en que no me sentía para nada nervioso. Minutos después, dios diría si seguía igual.

Un hormigueo comencé a sentir en mi cuerpo cuando nos paramos en aquella escena, mi pensamiento volvió al saludo del albino y aquel pelo distinto al conocido... todavía mi acordaba de aquel combate, bueno, más bien paliza que me dio en su momento sin ni si quiera poder tocarle. >> Como este sea nuestro examen, estoy jodido << Pensé para mí mientras que mi rostro seguiría serio y mi mirada volaba por el lugar intercalando las miradas entre el escarlata y el albino. Segundos después, un escalofrío resurgió cuando aquel aplauso hizo que la niebla que nos tenía acosados desapareciera en apenas un segundo. Una mujer de atributos encandiladores y miradas dulces hacia ambos cargos comenzaría un discurso donde, nada más escuchar su cargo, erguí mi cuerpo más si cabía y mi seriedad siguió impregnada en mi rostro. Un saludo hacia nosotros se acompañó a un reto impuesto a los shinobis que su propio villa había dado para este examen. Sus palabras fueron un baño para mis oídos y tomé más en serio si podía este examen. Sentí un fuego interior de pura felicidad marcar mi estómago con aquel estúpido cosquilleo y relajé segundos después mi seriedad, aunque no en tanto como para mostrar una sonrisa, no quería que me tildaran de prepotente, pero aquellas palabras reflejaron un claro ejemplo de superación, un claro cargo que se había ganado y sus palabras hacia atrás fueron como medicina para nuestra enfermedad que poco a poco iría haciendo efecto.

Atando cabos sobre aquella mujer deduje que seguramente nos encontraríamos en el País del Agua, dado que nos había dado la bienvenida. Sus últimas palabras fueron paso a un pequeño vórtice de niebla que daría lugar a su escape de aquel claro, dejando que segundos después la niebla que se había ido volviera a pegarse a nuestras vistas como lapa. Con suerte, aquella neblina era lo suficientemente débil como para no afectar a mi vista y seguramente a ninguna de los restantes, por lo que, por una parte, me sentía bien. Mire al de cabellos escarlata con mirada decidida, estaba preparado para lo que viniera, y de momento, no tenía ninguna duda importante, solo ganas de comenzar aquel examen del que saldría, sin duda, con el cargo que merecía.

Estadísticas:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 32
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 32
  • Voluntad : 20
Chakra : 130
Equipo Ninja:


  • Estuche pequeño (muslo derecho):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche pequeño (muslo izquierdo):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche mediano (cintura izquierda):
    - 5 shurikens
    - 4 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 2 píldoras del soldado
    - 3 sello explosivo
    - Tsukihana no Manto
  • Estuche mediano (cintura derecha):
    - 9 Shurikens
    - 2 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 1 píldora del soldado
  • Estuche grande (cintura centro):
    - 2 píldoras del soldado
    - 1 pergamino de almacenaje
    - 3 sellos explosivos
    - 1 Respirador
    - 3 bengalas
  • Comunicador (oreja derecha)
  • Tanto (Espalda)
  • Mecanismo Kunai Oculto x2 (cada uno en una muñeca, ocultos)
  • Banda Ninja Getsu (cuello)
  • Capa impermeable (puesta)

Acciones:
- Salgo de mi casa, llego al barco, subo y me meto en el primer camarote a descansar.
- Cuando bajamos sigo a Onimaru y me mantengo serio y pendiente del ambiente. Cuando veo a Akira y escucho sus palabras sigo serio mirando hacia el frente, aunque teniéndolo en cuenta hasta que nos aposentamos.
- Escucho a la Mizukage, poniéndome algo nervioso y relajando mi rostro desde la seriedad hasta tener un porte común.
- Cuando la Mizukage se va, relajo mi hombro y espero órdenes intercalando mi mirada entre el albino y el escarlata.


Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Kazuma Hozuki el Lun Abr 30, 2018 5:14 pm

Eco Neblinoso
País del AguaUbicación desconocidaPrimavera 7 DD
Fueron horas las que gastó preparando todo a consciencia, horas donde el nerviosismo lo invadió de tal modo que poco más importaban sus acciones, momentos donde incluso perdió el foco por culpa de pesadillas donde perdía la vida. Nada muy alejado de su posible realidad. E incluso aunque tenía el equipo listo para partir, revisó incansablemente durante las últimas horas hasta quedar tranquilo de que todo estaba en su lugar. Fueron meses los que tardó en darse cuenta de que quería hacer con su vida, meses incansables donde él pasó noches enteras estudiando y mejorando, siempre tirando a más.

Recibió una grata sorpresa al encontrarse de que su otra hermana estaba ahí para despedirlo. Yuki, a quien no había visto desde que se casó le dio un beso en la mejilla y una sonrisa placentera que confirmaba el peor de sus temores, creían en él. Por su parte la otra pelirroja simplemente le besó la frente, ella era la autora de las cicatrices que rondaban sobre sus brazos y torso, la magnífica directora de orquesta que lo llevó a cumplir los requisitos para poder asistir a tal evento de importancia. Así, un poco menos nervioso, Kazuma partió con la idea de comerse al mundo.

Iba vestido como de costumbre, una playera de color negro de tela delgada junto a unos pantalones holgados, pero, sobre todo, aquella bandana con el símbolo de la luna reluciendo sobre su cuello. El equipo en su lugar, todo acomodado perfectamente para tenerlo cerca de sus manos, aunque estas estaban temblorosas ante las sorpresas que el destino podía tenerle preparadas. Fue simplemente decir su nombre para poder ingresar al barco protegido por aquel demonio de mar, desconocía su rol en la embarcación, por lo que no supo ni que decir cuando este asintió para dejarlo entrar.

Caminó por los pasillos del navío sin prestar atención a lo que sucedía a su alrededor, simplemente estaba centrado en su camino, miraba de reojo por instinto, creía que en cualquier momento sería atacado y que el examen ya había comenzado. Llegó entonces a uno de los camarotes del centro, tocó la puerta un par de veces para saber si ya estaba ocupado y al encontrar una negativa al evento simplemente penetró en lo que serían sus aposentos por las siguientes horas. O eso esperaba el pelirrojo. La noche fue completamente una pesadilla, aunque bueno, nada comparado a lo que había vivido en los últimos días durante sus entrenamientos.

Despertó tras dormir intermitentemente, no había logrado descansar plenamente debido al constate ir y venir del barco en su lucha encarnizada contra la tormenta, pero había sido descanso suficiente para no dejarlo obsoleto. Retiró la capa impermeable de su mochila y se la colocó por encima, cubriendo todo. A la vista solo podía distinguirse el alambre ninja rodeando su cintura, la bandana de la luna sobre su cuello, los estuches de sus muslos y el tantō amenazante sobre su pierna izquierda. Bajó con la capucha puesta. Estaba nervioso ante la idea de saber quiénes eran los participantes, desconocía por completo a los compatriotas y rogaba por encontrar caras conocidas.

Desconocía bastante su ubicación actual, se limitó a reunirse con el grupo guía y encontró cierto alivio en su corazón al ver a Kuroda y Akira, aunque este último con un porte totalmente distinto al que había conocido tiempo atrás, del pelimorado no esperó nada a cambio, siempre había sido un tipo callado y que hablaba lo suficiente, incluso en aquellos momentos donde alcanzaron a cruzar palabras. Obedeció completamente las ordenes y advertencias para seguir de cerca al de cabellera escarlata y el moreno, se colocó el último en el grupo, quizá por miedo.

Finalmente llegarían a una especie de campo abierto, la neblina no le permitiría ver mucho, haría caso al hombre que comandaba su peregrinación y se acomodaría sobre la línea marcada tal y como se lo había dictado la diestra del pelirrojo, poco después, un par de personas harían acto de presencia, probablemente otros que pretendían presentar el examen de ascenso. Adoptaría una posición firme, aun cuando el ambiente se tensaba con la aparición de una mujer de voluptuosas proporciones. Simplemente asentiría al escuchar la bienvenida de la mujer, siempre con el debido respeto que se le tenía a un militar de alto rango. No planeaba morir tan rápido.

Cuando hubo terminado su discurso, Kazuma tragaría saliva por miedo a lo que se venía, sus venas rezaban por botarse y la adrenalina ayudaba un poco, por primera vez en años estaba bastante emocionado. Ahora tocaba una ronda de preguntas, pero no había nada que cuestionar, es decir, tenía nulo conocimiento sobre lo que se avecinaba. Debido a ello solamente se quedó quieto y lo más recto posible, mostrando el respeto al hombre que llevaría el examen, esperaba que dijera lo que tuviera que decir. Tenía curiosidad por el rol del moreno en el examen, pero eso suponía que lo conocería dentro de poco.
Cosas:

Técnicas
—.
Stats
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 120

Estado de Kazuma
Chakra al 100%: Descansado y en perfectas condiciones. Puede pelear con todas sus facultades físicas.
Inventario:
Inventario total:

—Bandana ninja de Getsugakure (- kg).
—Tsukihana no manto (- kg).
—2 estuches medianos (- kg).
—2 estuches pequeños (- kg).
—Mochila (- kg).
—Cantimplora (- kg).
—Bolsa de dulces (- kg).
—Capa impermeable (3.5 kg).
—Respirador (0.1 kg).
—Mecanismo de kunai oculto (0.1 kg).
—Comunicador (1 kg).
—12 kunais (3 kg).
—15 shurikens (0.75 kg).
—Tantō (1 kg).
—2 bombas de humo (0.4 kg).
—5 alambres ninja (5 kg).
—12 senbons (0.12 kg).
—Sello explosivo (0.1 kg).
—Lanzador de agujas (3 kg).
—2 píldoras del soldado (0.02 kg).

Peso total: 18.09/60 kg
.

Estado del inventario:
Mochila — Espalda.
—Respirador.
—Tsukihana no manto.
—Capa impermeable.
—Cantimplora.
—4 alambres ninja.
—Bolsa de dulces.
Estuche mediano izquierdo — A la altura de la cintura, en la espalda.
—2 píldoras del soldado.
—Comunicador.
—2 bombas de humo.
—Sello explosivo.
—1 kunai.
—7 senbons.
Estuche mediano derecho — A la altura de la cintura, en la espalda.
—15 shurikens.
Estuche pequeño — Muslo izquierdo.
—5 kunais.
Estuche pequeño — Muslo derecho.
—5 kunais.
Lanzador de agujas — Cargado totalmente, brazo izquierdo (5 senbons).
Mecanismo de kunai oculto — Cargado, en la derecha.
Alambre ninja — Enredado alrededor de la cintura.
Tantō — Colgado sobre la pierna izquierda, a mano de su diestra.
Resumen de acciones:
—Sale de casa con el tiempo necesario para subir al navío y se hace con uno de los camarotes del centro, o lo que él considera el centro.
—Duerme de manera intermitente, pero descansa lo necesario para reunirse con Onimaru, Akira y Kuroda. Sigue al grupo de cerca acatando las indicaciones y advertencias. Se coloca último en el grupo.
—Toma posición en la línea blanca tal y como lo dicta el pelirrojo y se coloca firme, mostrando respeto. Escucha atento la bienvenida e indicaciones por parte de la Mizukage y asiente ante la bienvenida.
—Mantiene el silencio ante la opción de pregunta. La emoción es evidente en él.




Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Nine Beasts el Mar Mayo 01, 2018 5:13 pm

AVISO IMPORTANTEHabiendo transcurrido las 48hs designadas en las pautas y aclaraciones del examen, se le da un aviso a los usuarios Akatsuki y Hyunie de que tienen 24hs más para confirmar su participación en el examen, aunque ya de por sí tendrán una penalización a la hora de la evaluación final.

Muchas gracias.


Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Akatsuki- el Mar Mayo 01, 2018 5:46 pm




En qué momento había terminado ahí parado frente a la puerta de la aldea con nada más que su ropa? En qué momento lograron convencerlo para despojarse de sus armas y equipamiento, si en retrospectiva había sido timado. Pero no tuvo tiempo de corregir esa situación porque en la puerta aguardaba alguien trajeado con una túnica oscura y una máscara de porcelana con motivo de elefante, quien les haría una seña para que lo siguieran. — Si se hacen llamar shinobis, síganme en silencio... — diría con voz de ultratumba, Ante lo dicho el chico simplemente obedeció esta no era la primera vez que oía este tipo de órdenes, viendo de reojo pudo notar que era acompañado por una joven konoichi, por lo que podía sospechar de que se trataría eso.

El camino fue recto y sin retrasos-¿será una misión?-se cuestionaba el castaño mientras se dirigían a su destino. Una línea  perfecta en dirección al punto de encuentro, sin una palabra por parte de su acompañante, quien se fusionaría con la niebla llegado el punto en el que una especie de escenario de madera con unos dos metros de altura por cinco de ancho y largo, se pudiese ver a la perfección por ellos- Después de todos este siempre ha sido nuestro clima natural-

El "escenario" se encontraba en una especie de claro que correspondía a un área de veinte metros a la redonda, siendo probablemente el único lugar despejado de tanta niebla y árboles retorcidos, con un color oscuro y lúgubre, por haberse nutrido en épocas antiguas con la sangre de incontables hombres y mujeres que dieron su vida por ideales dispares. No había caminos definidos, solo pasajes entre los árboles separados por pocos metros entre sí, aunque algunos lugares eran intransitables dado el retorcimiento de las gruesas y fuertes ramas del lugar.

A cinco metros de la madera que bien podía ser interpretada como una reducida y precaria arena de combate, una línea blanca pintada sobre la tierra parecía ser una marca para que se parasen sobre ella. Al momento en que nos posicionamos sobre la marca blanca llegaron junto a nosotros otros ninjas, -que aparentemente se veian bien equipados- de un rápido vistazo pude distinguir el símbolo de la luna en sus vestimentas, símbolo que ya habia visto antes cuando conoci a la chica de cabello verde en la isla fronteriza. No presto mas atencion a los de Getsugakure por que de entre la niebla apareció la hermosa figura de una mujer de larga cabellera peliroja y siempre podría reconocer ese cabello por lo que a su llegada solo mantuvo una posición firme mientras y inclinaba su cabeza en símbolo de respeto ante su líder.

— Shinobis de la luna, sean bienvenidos a mis tierras. Mi nombre es Ayame Saito, y soy la Yondaime Mizukage, aunque bien deberían saberlo si es que algún día pretenden representar a su nación. En cuanto a ustedes, shinobis de Kirigakure no Sato. Han sido escogidos por mi propia guardia para llevar a cabo un examen especial... Sé que no han venido preparados, ha sido el objetivo desde el principio, por lo cual espero que hagan su mayor esfuerzo para no hacerlos quedar mal... Sobretodo aquellos que no han sabido comportarse en el pasado. — Tras escuchar eso se aclara su sospecha, pero las ultimas palabras de Saito sama se quedaban con cierta resonancia dentro de su cabeza –No fallare- era el pensamiento que surgía de su mente tras escuchar a la mizukage.

Onimaru Aoyama será su examinador, y es una persona que rivaliza con una de mis especialidades asi que no lo tomen a la ligera. Espero sepan respetarlo y cumplan con sus expectativas. Este examen chunin es muy diferente a tantos otros, aquí pondremos a prueba que ambas naciones pueden trabajar en equipo, y que individualmente, todos serán conscientes de que sus acciones pueden tener consecuencias tanto para ustedes mismos como para sus aliados. No tengo mas nada que decir.-

-  El examen-
Bien ahora esto se ponía un poco mas difícil, tendría que ser mas creativo para compensa el no venir equipado por lo que solo pudo suspirar Preguntas a Onimaru. Sin más, me despido. — Tras las ultimas palabras de la mizukage el joven castaño se mantuvo en silencio,  primero escucharía las instrucciones de lo que implicaba su prueba, hasta ese momento no había hablado con su acompañante y eso era que tendría que hacer, pero primero seguiría en compostura, no podía ser irrespetuoso con su examinador y visitante, levanto su rostro y se mantuvo firme en lo que el pelirrojo empezaba su explicación.

Estadisticas:

  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 130
Resumen de acciones:

* al llegar a la puerta siguió al encapuchado por el camino hasta llegar al destino y se puso en posicion de firme sobre la linea blanca, estando a la derecha de la kunoichi que lo acompañaba.
*Observaria de reojo a los shinobis de Getsu, viendo que ellos si tenían equipamiento.
* Al ver a la mizukage inclino su cabeza mientras escuchaba su explicacion, al terminarla, el castaño levantaria la mirada esperando instrucciones.

OFF: lamento la tardanza y nose si mi resumen este bien, de cualquier caso, si estoy mal haganmelo saber para corregirlo

PAÍS Del Agua - Kirigakure






.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

pienso - Hablo

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Hyunie el Miér Mayo 02, 2018 5:29 am



Convencerme de asistir a las puertas de la aldea no fue difícil, mi inocencia e ingenuidad por conocer más secretos de la libertad que ahora disfrutaba me hacían vulnerables en algunos casos, en este caso la citación de unos niños para jugar a la mañana siguiente habían provocado mi curiosidad, intriga por descubrir cómo jugaban los niños en el mundo exterior, conocer cómo se relacionaban entre ellos mismos y como se divertían, lo vería como una oportunidad única de tener por escasos momentos esa niñez que no disfrute por encontrarme cautiva en una celda desde mi nacimiento. Sin embargo me lleve una sorpresa al llegar a la zona pautada, allí esperaba un hombre con un atuendo algo excéntrico pero a simple vista hermoso, mis ojos se iluminaron al verle a pesar de su tétrica voz y sus esfuerzos por demostrar ser alguien temible, solo me interesaba en saber más acerca de él, más cuando su vestimenta reflejaba poseer un temible rango, solo asentí con la cabeza para comenzar a seguirle, guardaría silencio pero cada tanto ladeaba mi cabeza y hacía que mis orbes siguieran la silueta del enmascarado, estaba sumamente interesada en él.

Aunque conocía que un tercero nos acompañaba no le di mucha importancia, por el momento tenía claro que el líder era el sujeto que nos guiaba a aventurarnos entre la neblina, acelerando el paso y tratando de no perder de vista al hombre, teniendo mucho y especial cuidado por donde pisaba para no caerme y darle una mala impresión.

Nuestro recorrido nos había llevado a una especie de claro, donde lo más destacable era el escenario o plataforma y la línea blanca, pero mi rostro se tornó algo más serio al ver como no éramos los únicos personajes en la escena, junto a mi pareja unos cuantos más se integraban a la reunión, « ¿Una trampa?» fue lo primero que cruzó mi cabeza, hasta reconocer a las personalidades que allí estaban, así que solo me limité a acompañar a mi compañero hasta la línea blanca donde el resto de personas estaban, por la importancia de los presentes y sus respectivos rangos mi conducta sería la más disciplinada posible, tratando de imitar mi comportamiento en aquella divertida misión donde no me dejaron tener mi tortuga gigante de mascota.

Las mismísima Mizukage se encontraba allí, solo podía adoptar una cara de asombro y admiración hacía ella, aunque trataba de ocultar dichos gestos manteniéndome seria y firme al costado izquierdo de mi acompañante, pero al menos ahora entendía un poco lo que estaba haciendo en el lugar con las aclaraciones que estaba haciendo la líder de nuestra aldea, mi admiración, curiosidad y gestos infantiles e inocentes desaparecieron inmediatamente tras escuchar su instrucción, su orden era clara, jugarme mi vida por la confianza y el honor que una vez me estaba proporcionando, solo esperaba que Kotaro se sintiera orgulloso de lo que iba a hacer o lo que había hecho hasta ahora. Tras su desaparición solo se había despertado en mí un sentimiento de compromiso indescriptible por cumplir sus expectativas, solo eso importaba.

Reconocería al joven que andaba con Onimaru, conocía un poco de él, me alegraba saber que podría conversar con ese sujeto para intentar averiguar qué había pasado con nuestros compañeros y si la persona por la que el lloraba en aquel trozo de hielo se había recuperado, aunque eso sería cuando todo los acontecimientos finalizaran.  

— Onimaru Aoyama senpai.   — expresé tratando de llamar su atención ya que el resto de mis compañeros parecían aterrados, vaya, sí que me recordaban a Ikum por su manera de actuar, — ¿Cómo será el proceso de evaluación y las pruebas que debemos afrontar? — cuestioné, se notaba un poco de ansiedad y emoción en mis preguntas, pero la Mizukage se había ido y nadie nos había aclarado que debíamos hacer para cumplir las evaluaciones que el hombre impondría.

Llevaba una nueva vestimenta que me agradaba, bastante cómoda y uniforme, consistía en una especie de camisón rojo manga larga, que terminaba en forma de vestido hasta la mitad de mis muslos, tenía una corbatica naranja y debajo un fondo blanco a la altura de mi cuello, un par de decoraciones a la altura de los hombros con el símbolo de la aldea, un pantalón negro azabache y finalmente unas botas blancas, adicional a mis prendas llevaba como un cintillo en mi cabeza la placa de la aldea de Kirigakure, incrustada en un trozo de tela rojizo. Miraría entonces con emoción al sujeto aguardando su respuesta.


Stats:

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 120

Inventario:

Técnicas:

Resumen de Acciones:


  • Camino detrás del anbu emocionada por su atuendo y curiosa por saber a dónde me lleva.
  • Me ubico al costado de Akatsuki y escucho el discurso.
  • Cuestiono a Onimaru lo que haremos mientras me mantengo firme y mirándole.

Kirigakure no sato - País del Agua




—  —
— —


Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por NB Narración el Jue Mayo 03, 2018 10:29 pm

Getsugakure no Sato NPC: Onimaru Aoyama
El silencio por parte de los novatos fue evidente. Por un momento, Onimaru pensó en retirarse del lugar y dar rienda suelta a la examinación, sin que ninguno de los Genins tuviera idea de en qué consistiría la evaluación; por un lado sería muy difícil para ellos para no decir imposible, pero por el otro quedaría en evidencia en como actuarían los niños si es que se encontraban en una situación sin orden alguna. Lamentablemente, la que aparentaba ser la más joven del cuarteto, alzó la voz haciendo exactamente lo que la Mizukage había solicitado, quedando claro que de los cuatros aspirantes a Chunin, o era la más confiada, o quizás la más tonta...

En primer lugar les pido que seleccionen a un compañero de la aldea contraria... Dentro de los que obviamente participarán en el examen. — le dolía aclarar una estupides como aquella, pero prefería ahorrarse un evidente enfado y decirlo de todos modos. — Deberán alcanzarnos a mí y a mi compañero a lo largo de este bosque. En cuanto ambos empecemos a movernos, automáticamente deberán considerar que somos renegados de nuestro país y no hay nadie excepto ustedes para detenernos. — explicó, alzando ambos brazos y cruzándolos frente a su pecho, destinando momentaneamente su penetrante mirada malva a cada uno de los jóvenes que aquel día estaban a prueba bajo las pautas que él mismo impondría.

Tratarán de matarnos. Sí, lo dije bien: tratarán de matarnos... Los shinobis de Getsugakure no Sato y Kirigakure no Sato ahora son aliados, y una amenaza para un país es una amenaza para ambas naciones. Si uno flaquea en fuerzas, el otro lo respaldará con lo que sea necesario y lo que tenga a su disposición... Honor y predisposición hacia nuestros ideales. Si quieren convertirse en Chunins, deberán dejar atrás los juegos para niños, pues a partir de ahora serán militares de verdad... — realmente solo explicaba en que consistía el simulacro, si podía llamarse de aquella forma, pero quizás entre tanto palabrerío se encontraban ocultos los criteros de evaluación que Onimaru tendría muy en cuenta a la hora de evaluarlos.

Los orbes de Onimaru volvieron a ocultarse bajo sus párpados, manteniendo su postura erguida. Aquel hombre imponía lo suficiente como para ser parte de la guardia del mismísimo Tsukikage, y aunque le daba rabia tener que guiar a cuatro corderos hacia su propio corral, debía asegurarse de que las próximas generaciones pudieran cumplir con su misma función si es que acaso él caía en batalla.

???
La niebla comenzó a cubrir nuevamente los alrededores de aquel claro, aunque aún podía verse ligeramente al dúo que se encontraba sobre el escenario de presentación. Las preguntas habían sido respondidas y el silencio volvió a formar parte del dúo, salvo que el Totsuki decidiera agregar algunas palabras pese a que no fuera su momento de brillar. La calidez que ante la presencia de la Mizukage se manifestó, poco a poco dejó de hacerse tan evidente. Aún había cierto calor ofuscante, pero quizás solo era la presencia de Aoyama, quien como había mencionado la mismísima pelirroja, era un hombre que rivalizaba con al menos una de las especialidades de la mujer más fuerte del País del Agua.

Los árboles de los alrededores, aunque algo encorvados y retorcidos, tenían alturas inmensas que alcanzaban a tocar los cincuenta metros de altura. Las primeras ramas sobre las cuales posarse se encontraban a quince metros del suelo, y pese a la humedad o el ambiente tétrico que presentaba aquel sitio, con un mísero palpar los shinobis se darían cuenta de que todas las ramas podían soportar el peso propio y el de muchas personas más si así lo requería el momento.

Estudiar los alrededores no estaba de más, y quizás los muchachos lo harían durante el discurso de Aoyama. La tierra, aunque húmeda, era fértil. Sin embargo, estaba de alguna forma contaminada con tanta sangre que nada podía crecer ahí y tomar buen sabor; antaño las tierras del País del Agua habían sido disputadas por guerreros con el objetivo de poder generar buenas cosechas, algo definitivamente complicado en una tierra como aquella donde pocos alimentos podían crecer con facilidad.

Caminos a escoger había demasiados, pero tal y como habían sido plateadas las cuestiones, aún ninguno sabía hacia donde tenían que encaminarse. Seguir el rastro de una presa mediante el olfato no sería sencillo, quizás ni siquiera para el amigo canino del hombre que acompañaba al de melena rojiza... Pero medios había varios en el mismo ambiente, pero había demasiados factores a tener en cuenta que quizás aquellos cuatro no considerarían hasta que fuera demasiado tarde.

Cuando un depredador es acorralado, se vuelve más peligroso que nunca...

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por NB Narración el Jue Mayo 03, 2018 10:31 pm

Pautas y Aclaraciones.
— Proseguimos con esta pequeña introducción y entramos ya en aquello que tanto esperabais. Tras la última oportunidad que se os brinda para decidir si deseáis continuar, vosotros seréis quienes decidirán su futuro en esta trama.

— Tengan muy en cuenta cada una de las palabras del NPC o se arrepentirán cuando sea demasiado tarde.

— ¡Mucha suerte a todos!

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Totsuki Akira el Vie Mayo 04, 2018 12:02 am

Eco Neblinoso
TOTSUKI AKIRA
País del Agua Bosque de NieblasPrimavera 7 DD
El aire se tornaba denso con cada sílaba pronunciada por Onimaru. Al igual que este, Akira había sentido una profunda y creciente ansiedad al ser testigo de nada más que silencio por los dos Genin provenientes de la Luna. Del pelirrojo lo entendía, pues era distraído como cachorro, pero creía que Kuroda estaba sumido en una mentalidad mucho más dedicada; más convencido de sus aspiraciones. Finalmente quien emitió palabra fue la joven Hyunie, aquella que también fue citada al encuentro contra la bestia de tres colas. La única información que tenía sobre ella era su habilidad en combate cuerpo a cuerpo, y bastaba para erizarle el vello de los brazos con emoción. Si bien el resto sin duda alguna portaba un puño fuerte, la de apariencia más frágil era quien él esperaba encontrar entre bruma y raíces. Apretó los puños bajando las manos a nivel de la cadera, y tronó involuntariamente los nudillos.

El discurso de Onimaru transmitía más de un mensaje, quitando el hecho de que daba las instrucciones explícitas del evento, que el peliplata aún no conocían. ¿Se le habrían ocurrido en el momento? Quizá, pero sonaba entretenido. La única contra, es que a él le desagradaba estar a la defensiva, y por sobre todas las cosas huir. Hubiese preferido tener que defender la plataforma de madera, aunque el uso de la palabra "matar" también le provocaba un cosquilleo especial. Ojalá fuera ese el día en el que pondría a prueba al extremo sus habilidades, y todo lo aprendido durante el último intenso par de años.

Antes de que los jóvenes eligiesen pareja, él usó la zurda para tomar una píldora negra del bolsillo en su pecho, y llevársela a la boca. La guardaría cual roedor en su mejilla, esperando el momento adecuado para utilizarla. En silencio—siguiendo aún la orden de acallar-esperó al primer valiente que escogiese pareja, pues tan solo uno bastaba para definir el destino de los demás. Akira, conociendo el clan de la mitad, se preguntaba cómo se repartirían, y cuáles irían a su caza. «Ojalá la pelirrosa», pensó y sonrió.

Le hubiera encantado tomar la iniciativa, y poner a prueba sus temples con un ataque sorpresa antes de emprender el escape, pero su mentor todavía se mantenía perenne sobre el escenario. Eso no significaba que le imitaría por completo, y en cambio haría una secuencia de tres sellos manuales apenas el cuarteto definiera sus mitades. Akira igual se dividiría en dos, estando su media naranja detrás suyo, dándole la espalda al bosque desalmado del mismo modo que su creador. Tras ello el largo del pelo de Totsuki volvió a la normalidad, dejando tres cadáveres de cintas de pelo quebradas en el suelo a sus pies. Y la neblina continuaba su crecimiento, pero él no quería perderse de vista. Separó los brazos entre sí, marcando ángulos de cuarenta y cinco grados con respecto a su torso, con la capa de la luna colgando gloriosa a ambos lados. Era un objetivo jugoso, y los invitaba a estrellarse de cabeza contra él.

La anticipación le dominaba, con el cuero cabelludo en su sien sudado, además de su espalda; en parte por el calor. Las rodillas le temblaban a nivel imperceptible, ocultas bajo la holgura de sus prendas. Sus ojos brillaban como los de una pantera negra a pleno acecho. Por un momento olvidó que él era la presa. Mordió la píldora, para que el amargo sabor le despabilara.
Estadísticas:
  • Fuerza : 50
  • Resistencia : 40
  • Agilidad : 47
  • Espíritu : 35
  • Concentración : 38
  • Voluntad : 32
Chakra : 207 - 35 + 30 = 202


HARI BUNSHIN (針分身, CLON DE AGUJAS)
Haciendo crecer una cabellera que llega a arrastrarse por el suelo, el usuario transforma la misma en una copia de sí mismo, que toma forma a espaldas suyo en lugar del pelo. La conexión de pelo entre ambos se corta, dejando a la copia con el cabello hasta los hombros, y dándole independencia. Compartirá las estadísticas del usuario y podrá utilizar sus técnicas capilares, pero no crecer su propio cabello. Puede alejarse hasta 25 metros. El chakra total del usuario se divide en partes iguales, según la cantidad de clones. Al ser destruido, se deshace en una gran masa de cabello.
Posturas de manos: Tigre → Caballo → Carnero.
Consumo: 35Ck por clon.
Inventario:
  • Comunicador — En el oído derecho
  • 2 Tonfas Metálicas — A cada lado de las costillas
  • 2 Píldoras del soldado (1 usada) — Bolsillo en el pecho
  • Capa de Getsu — Espalda
  • Tantō — Espalda a la altura de la cintura
  • Puños americanos — En cada bolsillo del pantalón
  • 3 Kunai con hilo enrollado — Colgando del cinto del lateral derecho
  • Pergamino de almacenaje — Baja espalda
    • Recipientes de ADN
    • Respirador
  • Estuche pequeño — Muslo derecho
    • 3 Kunai con sello explosivo
Acciones:
- Escucho a Onimaru.
- Me pongo píldora en la boca.
- Creo un clon a mis espaldas.
- Extiendo los brazos.
- Ingiero la píldora.



Gracias a los que creyeron en mí, y a los que no púdranse:

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Kuroda Yukimura el Vie Mayo 04, 2018 7:47 am

Eco neblinoso
Kuroda Yukimura
País del AguaBosquePresente
Aquella niebla y el calor algo ya insoportable estaría impregnando en mi cuerpo haciendo que me sintiera incómodo, aunque no lo suficiente como para deshechar estar allí. Muchas veces había querido tener la oportunidad de subir de rango, y esta era una de ellas. Al parecer, aunque tenía la ligera sospecha de que estaría solo de mi aldea en base a las personas que conocía, Kazuma Hozuki entrenó de manera tan dura como para estar aquí como yo, y al parecer, con la tez despreocupada como siempre había estado. Me sorprendía la manera en la que controlaba sus nervios. De los otros dos jóvenes no sabía nada, si bien conocía algún que otro habitante del País del Agua, a los dos que se encontraban allí con nosotros no había tenido el placer, o la desgracia.

Cuando ya pensé que Aoyama alzaría la voz para explicarnos como sería el examen, un fino hilo de voz proveniente sin duda de la única fémina que allí se encontraba hizo la cuestión que, a mi parecer, estaba algo fuera de contexto. ¿Acaso si no preguntaban darían inicio al examen sin pautas? En realidad también había sido estúpido por mi parte, no había estado rápido. Cuando el escarlata comenzó su discurso acerca de lo que trataría el examen, mi pensamiento voló entre unas cosas y otras. El calor comenzaba a hacerse más notable, y sabía que todo este ambiente era producido por el escarlata. Sabía de las habilidades de Akira en combate, sabía que sus capacidades no pasaban desapercibidas en este sin ninguna duda, mas también sabía que dada mi condición y mis capacidades, Aoyama me bloquearía sin ninguna duda, el calor que desprendía, de no ser que simplemente fuera el ambiente dueño de este fenómeno, era sinónimo de que no se acoplaba demasiado bien con mis habilidades. Ya la Mizukage había advertido, debía andarme con cuidado. Durante sus palabras y su explicación, alcé levemente mi mirada hacia el techo del lugar sin mover mi cabeza y pude comprobar la solidez de las ramas, así como su altura mínima. >> De un salto no puedo alcanzar eso << Pensé para mí mirando de nuevo hacia el horizonte. Mi mirada estaría fija en Akira, pues aunque la espesa niebla comenzaba a hacerse más notoria, estaba viendo como el albino hacía sellos con ambas manos después de meterse algo en la boca; seguramente una píldora de las que había usado en nuestro combate. Cuando concluyera sus acciones, su cabello volvería a su lugar y las cintas de este caerían al suelo como hojas movidas por el viento.

Aunque me gustaba la idea de ir a matar debía ser, ante todo, inteligente y cauto con mis acciones, pues una mala jugada podía ser mi fin. Lo bueno de todo este era que, de momento, seríamos nosotros los atacantes y ellos simplemente nuestras presas. La explicación de Aoyama concluyó, y fui el primero en alzar la voz. Debía hacer mi elección, en base totalmente aleatoria a lo que había visto, pues quizás mi elección escondería un combo de habilidades espectacular, o simplemente una incompatibilidad extrema. Aunque bueno, en un combate a muerte cualquiera que sea tu aliado estaba bien. – Yo escojo al chico de Kirigakure no Sato – Refiriéndome al castaño con mis palabras mientras que buscaba de nuevo la forma de comunicarme con Kazuma, todos éramos aliados, por lo que siempre debíamos estar en comunicación.

- Psss… Kazuma… 15.6, ¿te acuerdas? – Mis palabras susurradas serían claves para que el joven que estaba a mi lado entendiera mis intenciones y supiera colocar su comunicador en la propia frecuencia que nos mantendría en escucha del mismo modo que habíamos hecho en aquella misión. Debíamos escoger a un compañero y darles caza a ambos examinadores, pero nadie había dicho que no pudiéramos trabajar en equipo ambos escuadrones. A diferencia de lo que pudieran sentir mis compañeros, yo estaría tranquilo, el poder saber de que iba a tratar aquella caza había despertado una tranquilidad serena que intenté mantener muy a pesar de que aquella niebla y aquel calor comenzaba a molestarme en sobremanera. Después de mi elección y de comunicarme con Kazuma, volví a mi absoluto silencio mientras que mi serio rostro intercalaba mirada entre el escarlata y el albino. Comencé a cargar mis músculos para un posible movimiento rápido, pues como había dicho Aoyama, su primer movimiento sería como el sonido que daría comienzo a una carrera de fondo. No daría más vueltas a todo aquello, simplemente dejaría que el tiempo corriera, que cada uno hablara y expresara lo que tenía que decir, y que diera comienzo al examen. Aunque tranquilo, estaba impaciente por dar comienzo al movimiento y despertar toda aquella adrenalina que seguramente despertarían aquellos primeros minutos.

Estadísticas:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 32
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 32
  • Voluntad : 20
Chakra : 130
Equipo Ninja:


  • Estuche pequeño (muslo derecho):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche pequeño (muslo izquierdo):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche mediano (cintura izquierda):
    - 5 shurikens
    - 4 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 2 píldoras del soldado
    - 3 sello explosivo
    - Tsukihana no Manto
  • Estuche mediano (cintura derecha):
    - 9 Shurikens
    - 2 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 1 píldora del soldado
  • Estuche grande (cintura centro):
    - 2 píldoras del soldado
    - 1 pergamino de almacenaje
    - 3 sellos explosivos
    - 1 Respirador
    - 3 bengalas
  • Comunicador (oreja derecha)
  • Tanto (Espalda)
  • Mecanismo Kunai Oculto x2 (cada uno en una muñeca, ocultos)
  • Banda Ninja Getsu (cuello)
  • Capa impermeable (puesta)

Acciones:
- Escucho a Aoyama explicar después de que la pelirrosa pregunte.
- Mientras que el escarlata se explica, miro ligeramente hacia arriba, lo más que mi permiten mis ojos sin mover la cabeza.
- Observo lo que hace Akira y cuando Aoyama termina, hago mi elección alzando la voz.
- Cuando terminara, susurraría al pelirrojo para hacerle saber que vamos a poner ambos comunicadores en la frecuencia elegida.
- Para concluir, esperaría con algo de impaciencia, intercalando miradas entre ambos examinadores además de tener mis reflejos en alerta para moverme en cualquier momento.


Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Kazuma Hozuki el Sáb Mayo 05, 2018 2:26 am

Eco Neblinoso
País del AguaUbicación desconocidaPrimavera 7 DD
Su padre decía que en ocasiones un hombre debe hacer lo que tiene que hacer, y mientras las palabras de la chica rosa mermaban en el ambiente, Kazuma optó por deshacerse de los nervios. Antaño probablemente hubiera renunciado a la idea de enfrascarse en el examen, quizá estaría en casa ahora mismo perdiendo el tiempo, como era su costumbre. Pero ya no era más ese pelirrojo cuyas aspiraciones recaían en la nada, no pudo evitar sentir cierto éxtasis mientras Onimaru explicaba cómo sería el examen.

Puso especial atención en un par de frases, sin embargo, se guardó los pensamientos para después, en cuanto tuvo oportunidad de elegir abrió la boca para tomar la iniciativa, más Kuroda se había adelantado, eligiendo al chico de la niebla. El de melena roja se encogió en hombros mientras liberaba la cabeza de la prisión de aquella capa y clavó los orbes de ámbar en la muchacha, quien había hecho los honores de preguntar. —Entonces voy con la chica. —Taciturno, sin duda, alejado del primer Kazuma que llegó a conocer el moreno en su momento. Había cambiado tanto que tenía ganas de mostrárselo.

Repuso la compostura mientras el discurso daba fin, escuchó atento las palabras de Kuroda y asintió, sin hacer mucho movimiento mientras examinaba los alrededores, confiaba en sus capacidades y aunque prefería un poco más de agua, era evidente que no tendría ventaja en el examen, más allá de las que él mismo se pudiera generar. Por otra parte, estaban los árboles, el sofoco y la neblina, un conjunto de coincidencias que solo mejoraba el ambiente, quería creer que esto se debía a alguno de los dos, más no era capaz de saber quién era el autor.

Despejó la mente. Ahora tenía una tarea entre manos, Kirigakure y Getsugakure eran aldeas hermanas y como tal, cubriría las espaldas de esa chica aún si eso le costara su propia vida. Movió la cabeza para hacer tronar los huesos y después, se relamió los labios, como si de un depredador saboreando su presa se tratara.

Aún tenía un par de dudas, pero estaba seguro de que de nada servía preguntar ahora, encontró extraño la forma en que el examen estaba planteado, quería creer que había una trampa entre la telaraña de palabras, sin embargo, guardó aquellas penas en su corazón, pues creía fielmente que poco a poco todo sería revelado. Centró la atención en el moreno y le dirigió una sonrisa en cuanto le vio levantar los brazos, tomó tal acto como un reto directo hacia los cuatro, no conocía las capacidades de Akira, pero desde siempre le pareció alguien enigmático. Apenas tuvo tiempo, el pelirrojo dejó correr el chakra por su cuerpo hasta que este cumpliera su objetivo.

Diecisiete metros a su redonda, diecisiete metros en los cuales sería capaz de saber si aquellas cinco almas eran las únicas cerca de él, aunque bueno, jugarretas hay en cualquier lugar. Se movía tranquilo, sin hacer mucho drama, acercándose un poco más a su posición original, la línea blanca. La extraña obra estaba por dar comienzo a un glorioso primer acto.
Cosas:

Técnicas
Kimochi waruidesu ( 気持, Mal presentimiento )
Los shinobis de la luna son entrenados para presentir ligeramente el chakra, siendo capaces de captar ninjas cuando su chakra irrumpe a diecisiete metros. Si el adversario tiene menos de 10Ck, el ninja no podrá detectarlo, dado que su presencia es demasiado débil.
Una capacidad adicional de esta técnica, es que muy a pesar de que no sea de manera precisa, podrán notar si dicha presencia porta una gran cantidad de chakra o no.
Consumo: 20Ck por turno.

Stats
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 120-20=100

Estado de Kazuma
Chakra al 76.92%: Descansado y en perfectas condiciones. Puede pelear con todas sus facultades físicas.
Inventario:
Inventario total:

—Bandana ninja de Getsugakure (- kg).
—Tsukihana no manto (- kg).
—2 estuches medianos (- kg).
—2 estuches pequeños (- kg).
—Mochila (- kg).
—Cantimplora (- kg).
—Bolsa de dulces (- kg).
—Capa impermeable (3.5 kg).
—Respirador (0.1 kg).
—Mecanismo de kunai oculto (0.1 kg).
—Comunicador (1 kg).
—12 kunais (3 kg).
—15 shurikens (0.75 kg).
—Tantō (1 kg).
—2 bombas de humo (0.4 kg).
—5 alambres ninja (5 kg).
—12 senbons (0.12 kg).
—Sello explosivo (0.1 kg).
—Lanzador de agujas (3 kg).
—2 píldoras del soldado (0.02 kg).

Peso total: 18.09/60 kg
.

Estado del inventario:
Mochila — Espalda.
—Respirador.
—Tsukihana no manto.
—Capa impermeable (Encima).
—Cantimplora.
—4 alambres ninja.
—Bolsa de dulces.
Estuche mediano izquierdo — A la altura de la cintura, en la espalda.
—2 píldoras del soldado.
—Comunicador.
—2 bombas de humo.
—Sello explosivo.
—1 kunai.
—7 senbons.
Estuche mediano derecho — A la altura de la cintura, en la espalda.
—15 shurikens.
Estuche pequeño — Muslo izquierdo.
—5 kunais.
Estuche pequeño — Muslo derecho.
—5 kunais.
Lanzador de agujas — Cargado totalmente, brazo izquierdo (5 senbons).
Mecanismo de kunai oculto — Cargado, en la derecha.
Alambre ninja — Enredado alrededor de la cintura.
Tantō — Colgado sobre la pierna izquierda, a mano de su diestra.
Resumen de acciones:
—Decide tomar a Hyunie como equipo.
—Comienza a revisar los alrededores mientras escucha las palabras de Kuroda.
—Después de que Akira levanta los brazos deja ir la técnica de mal presentimiento, a la par, se acerca a su posición original, la línea donde Onimaru les marcó estar en primer lugar.




Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Akatsuki- el Sáb Mayo 05, 2018 2:22 pm




La joven kunoichi rompió el silencio preguntando en que consistía la prueba que íbamos a realizar, los otros genins como el mismo se había mantenido callados, si bien la muzikage había comentado que el shinobi de Getsu explicaría la prueba, no estaba de mas el preguntar. El se mantenía callado observando el lugar y a sus acompañantes, mientras soportaba la cálida humedad de la neblina que los rodeaba. Era extraño ya que el normalmente estaba acostumbrado a la neblina y al clima de su tierra, pero tras las palabras de lady Ayame, suponía que era el Jounin de Getsu, quien provocaba esa calidez.

El sempai de Getsu dio una clara explicación como respuesta a la pregunta hecha por la joven de cabello rosado, mientras observa el terreno y podían suponer que no ponía atención, lo cierto era que escuchaba atentamente las palabra del pelirrojo mayor: -  En primer lugar les pido que seleccionen a un compañero de la aldea contraria... Dentro de los que obviamente participarán en el examen. —Solo pudo dar un chasquido de lengua, no conocía a los genin de Getsu y no le gustaba mucho interactuar con extraños, aunque tampoco conocía a la kunoichi de cabellos rosados, no recordaba haberla visto en la academia, así que en retrospectiva el debía trabajar de una u otra manera con extraños, además era un pedido de lady ayame, y ahora que eran aliados suponía que este era el evento para fortalecer lazos de confianza y de trabajo cooperativo. — Deberán alcanzarnos a mí y a mi compañero a lo largo de este bosque. En cuanto ambos empecemos a movernos, automáticamente deberán considerar que somos renegados de nuestro país y no hay nadie excepto ustedes para detenernos.  Tratarán de matarnos. Sí, lo dije bien: tratarán de matarnos..- Eso suena bastante drástico--. Los shinobis de Getsugakure no Sato y Kirigakure no Sato ahora son aliados, y una amenaza para un país es una amenaza para ambas naciones. Si uno flaquea en fuerzas, el otro lo respaldará con lo que sea necesario y lo que tenga a su disposición... Honor y predisposición hacia nuestros ideales. Si quieren convertirse en Chunins, deberán dejar atrás los juegos para niños, pues a partir de ahora serán militares de verdad. - Tras la explicación solo suspiro la prueba era bastante sencilla y demasiada complicada a la vez ya que el y su compañera no tenían armamento, tendría que ponerse creativo para atrapar y eliminar a dos objetivos que tenian una clara superioridad.

Empezó a estirarse cuando uno de los chicos de Getsu dijo de manera casual-   Yo escojo al chico de Kirigakure no Sato – Al ver quien lo había escogido como compañero resulto ser el menos llamativo de los dos aliados de la aldea de la luna –se ve mejor el pelirojo- pensó el castaño, pero no estaban ahí para un concurso de belleza por lo que solo haría su trabajo.  Antes de acercarse a su nuevo compañero voltearía a ver a la joven kunoichi, si duda ella era la que hubiera preferido tener de compañera, pero las instrucciones ya estaban dadas asi que con un tono suave le dijo- Hagamos nuestro mejor esfuerzo, espero que cazar se te de bien- Tras esa frase esperaba haber roto el hielo, no pasó desapercibido que los genin de la luna se habían dicho algo, que no alcanzo a escuchar, por otra parte sus “ presas” ya estaban en movimiento, por un lado el pelirojo mayor se perdió entre la niebla la cual seguía creciendo de manera considerable, por otro lado el moreno de cabello albino seguía donde mismo pero su cabello ahora estaba suelto.

Alzando un poco la voz para que todos lo pudieran escuchar- Bueno nos dividimos o vamos en grupo a capturarlos que opinan?-  comento esperando ver qué pasaba por la cabeza de sus compañeros,  ya que él no tenía comunicador o armas, tendría que comunicarse y planear una ruta de acción como la viaja usanza.

Estadisticas:

  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 130
Resumen de acciones:

* Observa el campo con detenimiento mientras escucha las instrucciones de su examinador
*hace unos estiramientos preparándose para la persecusion
* Empieza a interactuar con sus compañeros esperando ver que tenían en mente sobre como empezar la prueba

OFF: lamento la tardanza y nose si mi resumen este bien, de cualquier caso, si estoy mal díganmelo para corregir.

PAÍS Del Agua - Kirigakure






.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

pienso - Hablo

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Hyunie el Dom Mayo 06, 2018 6:58 am



Miraba hacía la altura durante el discurso del hombre, la explicación había sido lo suficientemente buena, no me quedaba duda alguna, así que daría un rápido vistazo a lo que aún era visible del claro por la neblina, dibuje una sonrisa en mi cara, una que mostraba la emoción que me daba tener que lidiar con todo esto, —  ¡Oye pelo canoso voy a capturarte y me tendrás que invitar a comer! — grité de forma desafiante dirigiendo mis palabras a Akira y mostrándole que aún le recordaba de aquel último encuentro, —  Y si me matas, también deberás invitarme a comer.— expresaba con agitación mientras continuaba sonreída y con una sensación sin precedente, guardé silencio para golpear con mi pie derecho unas cuantas veces el piso tratando de no moverme y sin perder de vista la silueta del moreno, mi movimiento permitiría el inicio del desarrollo de mi estrategia y poder convertirme en una verdadera depredadora.

Giré la vista un par de segundos al escuchar a mis compañeros seleccionar los equipos, —  Soy Hyunie. — fue lo único que dije para retomar la mirada hacía las alturas —  Podemos separarnos en dos parejas y tratar de capturarles pero es un error. Nos superan en habilidad. — indiqué aun mirando en dirección al moreno —  Ataquemos al más débil como equipos, una vez neutralizado vamos por el más fuerte. Pero atacando en parejas claro está, no romperíamos su regla y cumpliríamos el deber.  Después de todo no dijeron que las dos parejas no eligieran el mismo objetivo.— sugerí volviendo a insistir en golpear el suelo con mi pie aunque ahora lo hacía con el izquierdo, como si se tratara de una especie de tic nervioso.

—  Y una vez comience la cacería ninguno hablará. Actuaremos como verdaderos depredadores. Las señas nos permitirán comunicarnos. Vamos primero por el pelo plata. Es fuerte, tengan cuidado, aunque él otro por las palabras de la Mizukage es más fuerte. — aclaré sin perder de vista la plataforma, pesé a que la neblina comenzaba a colocarse en todo el lugar tenía que comprobar algo primero — Ah sí, por cierto necesito un par de Shurikens y Kunais. Después se las repongo. — durante mi discurso hacía mis compañeros mi tono de voz era lo suficientemente bajo para ser escuchado solo por ellos y que no llegara a oídos de los que tenían que luchar contra nosotros, en ese momento no me interesaba que escucharan eso así que ahora solo guardaría silencio, aguardando la reacción del resto.

Stats:

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 120


Acción Oculta x 1
Inventario:

Técnicas:

Resumen de Acciones:


  • Estudio mis alrededores o lo que queda visible de ellos.
  • Gritó llamando la atención de Akira y retándole.
  • Realizo una acción Oculta enviada a Death Batle.
  • Hablo con mis compañeros mientras sigo mirando hacía la plataforma.

Kirigakure no sato - País del Agua




—  —
— —


Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por NB Narración el Dom Mayo 06, 2018 9:54 pm

Getsugakure no Sato NPC: Onimaru Aoyama
La experiencia significaba mucho y esto le permitía al mayor darse cuenta de las emociones que se distribuian a lo largo de los presentes. Si bien se trataba de una persona bastante fría y rigurosa con respecto a sus emociones, Aoyama pudo sentir cierto ardor en el pecho al ver a su actual pupilo tronar los dedos de sus manos ante la idea de enfrentar a los Genins, o quizás de pelear a su lado en un simulacro que según sus propias palabras podía significar la muerte... No supo muy bien como reaccionar a ello, pero una media sonrisa se dibujó entre sus labios antes de comenzar a respirar hondo y dar un último vistazo a los aspirantes que ya comenzaban a dialogar entre sí.

No se los tendré en cuenta, pero espero lo tengan presente para un próximo examen si es que hoy no aprueban y tienen al dicha de sobrevivir. Jamás revelen sus planes al enemigo, pues ahora podemos saber quien está con quien sin siquiera esforzarnos... — explicó mientras lentamente dejaba caer sus brazos y la diestra se ocultaba tras su espalda baja.
Y tengan cuidado... Mi compañero parece estar emocionado con la sola idea de darles una tunda. — le miró de reojo antes de extender aquel brazo hacia el frente y soltar una bomba de humo sobre el escenario, la cual se extendería hasta su máxima distancia ocultándolos a ambos bajo una humareda morada propia del artilugio más simple entre los ninjas.

Aoyama y el Totsuki rápidamente saldrían disparados dandole la espalda a los muchachos, dispersándose por el bosque a su más alta velocidad...

???
A simple vista de los aspirantes, la humareda no se agitó en ninguna dirección lateral o superior que desde su posición estos pudieran ver...

Pocos segundos después de que el humo lograse dispersarse por completo, la neblina se habría asentado en los alrededores, permitiendo una visión máxima a cada quien de cinco metros más allá de sus ojos, y nada mas que eso. Las temperaturas se volverían de cierta forma comunes, y los caminos se encontraban de igual forma ante el más simple de los vistazos que estos pudieran dar al subirse a la plataforma.

Allí no se encontraban sus presas si es que tenían la suficiente valía como para hacerse llamar depredadores.

El propósito del examen estaba mas que claro, y la misión de los aspirantes acababa de comenzar. Aquellos cuatro habían sido seleccionados por sus capacidades y la promesa que brindaban a la aldea, pero se desconocía si en situaciones de verdadera importancia podían reaccionar tal y como se esperaba de ellos.

Tanto sobre el flanco derecho como el izquierdo presentaban caminos abiertos por tierra y aire más allá de la frondosa flora, caminos que irían curvándose hacia el interior del bosque a medida que fueran avanzando por el mismo y que a ojos de los más expertos, iban tan separados el uno por el otro que servían como método de división y conquista. Hacia el frente tenían una muralla de árboles y ramas retorcidas con espacios angostos por los cuales cruzar por tierra, aunque por aire o de forma elevada, el camino se volvía bastante libre y accesible dada la corta distancia entre aquellas ramas, en pocos sitios manchadas con barro.

La evaluación ya había dado comienzo y perder el tiempo no era una opción pese a que nadie hubiese declarado cuanto tiempo tenían para completar su propósito. Los ojos estaban puestos sobre todo el bosque, ¿qué harían ahora para comenzar con la búsqueda y captura?

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por NB Narración el Dom Mayo 06, 2018 9:55 pm

Pautas y Aclaraciones.
— El examen ha dado comienzo de forma oficial. Cada quien tendrá 24hs para postear a partir de la respuesta de su compañero, siguiendo el orden que deseen a partir de estos momentos y siendo inalterable a partir de aquí (pueden armar sus turnos por equipos si así lo prefieren).

— De momento Akira Totsuki quedará fuera de las narraciones ya que ha desaparecido junto a Onimaru Aoyama bajo las órdenes que este le ha dado. En caso de necesitar de su interacción, Narración le dará un aviso por privado, o simplemente deberá aguardar hasta la creación de un nuevo tema en donde se revelará su actual posición y la espera de los aspirantes si es que estos tienen la suerte de llegar a destino.

— Se les recomienda cuidado a la hora de postear y que no se confien demasiado pensando que este examen tiene un método de evaluación similar al de Kumogakure no Sato. Las narraciones son diferentes y los objetivos de las aldeas también, por lo que deberán ser conscientes de que un error quizás no es simplemente quedar descalificados de inicio... Ahora mismo pueden estar descalificados y quizás no lo sabrán hasta el final.

— ¡Mucha suerte a todos!

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Kuroda Yukimura el Lun Mayo 07, 2018 4:45 pm

Eco neblinoso
Kuroda Yukimura
País del AguaBosquePresente
Parecía que los escuadrones habían sido hechos, puesto que después de mis palabras, Kazuma afirmó formar dúo con la joven de cabellos rosados que quedaba, esa misma que segundos más tarde afirmaría con palabras lo que todos podríamos llegar a pensar. Era cierto que Akira seguramente fuera ligeramente el más accesible de los dos, puesto que la misma Mizukage había afirmado sobre las habilidades del escarlata, pero eso no quería decir que este primero no tuviera habilidad suficiente para darnos pelea. A mí ya me había puesto en aprietos, y esto habría pasado hace tiempo, quien sabe la de entrenamiento que había tenido hasta el día de hoy.

Segundos más tarde, el chico que formaría equipo conmigo preguntó acerca de las estrategias de cada uno, lo que podría aportar cada uno o quizás tan solo para saber que tantas ideas podríamos tener en la mente acerca de lo que podríamos o no podríamos hacer. La chica de cabellos rosados autollamada Hyunei dio una serie de pautas acerca del momento en el que diera comienzo la cacería. Algo que me extrañó de ella misma fueron sus formas de golpear el suelo, como si quisiera llamar la atención o simplemente marcando un tic nervioso que podía tener antes de comenzar con la aventura.

Nuestras palabras podrían haber sido escuchadas, sobretodo los equipos formados, y Aoyama reaccionó rápido, dándonos un pequeño consejo antes de sacar de su chistera de trucos una bomba que estallaría en un humo violeta. Agudicé mi vista lo máximo que pude y lo que la niebla maldita me dejara para darme cuenta de que en ningún momento salieron de la bomba de humo por los lados que nos dejaban a la vista. - Y aquí está nuestro problema número uno... o bien se han ido corriendo o bien están bajo tierra - Fueron mis palabras antes de dirigir mi vista hacia mis compañeros, poniéndome de frente a sus costados izquierdos. - Soy Kuroda - Me presenté intercalando miradas entre los presentes. En realidad, solo faltaba por presentarse el chico de cabellos castaños, pues sabía el nombre de los otros dos restantes. - Si realmente debemos actuar como aliados deberán saber mis habilidades: Suiton, Fuuton, afinidad Hyoton y Ninjutsu médico - No solía abrirme en canal hacia nadie, me cargada de inquietud, y no sabía si había sido el sentimiento de trabajo en equipo o los nervios del propio examen, pero las palabras habían salido sin más. Esperé apenas unos cinco segundos para recibir alguna que otra información y volví a hablar mientras aún quedaban algunos instantes de tregua para darnos. - Ahora sí, no hay mucho que esperar, el pelirrojo y yo tenemos dos comunicadores por lo que ambos equipos podríamos estar en contacto si fuera necesario, mas como bien ha dicho Hyunei, las palabras deben sobrar, en este bosque hasta los troncos nos pueden escuchar - Expresaría con claridad mientras que con mi mano derecha colocaría con sumo cuidado el comunicador en la frecuencia mencionada con anterioridad al pelirrojo. La niebla ya se había instalado en el lugar como lapa a la piel y aunque no me gustaba admitirlo, estaba algo angustiado teniendo mi vista tan mermada. No me gustaba actuar de líder, ni mucho menos, y aunque tenía cierta confianza en mis aptitudes, éramos un equipo sin líder pues se trataba de trabajo grupal. - La primera rama accesible de los árboles está a unos quince metros del suelo, debemos trabajar como dos escuadrones, propongo que unos vayan por el suelo y otros por las ramas de los árboles, si algo ocurre o algo necesitamos avisar, tendremos los comunicadores, ya que no nos podremos ver por esta bendita niebla, pero solo serán para avisar, lo que nosotros digamos, igual Akira y Aoyama puedes escucharlo también - Diría para dar un vistazo hacia mis alrededores y volver la vista hacia el grupo. - Debemos ponernos en marcha, y recuerden tener siempre en cuenta la temperatura, es muy importante - Cuando mis últimas palabras fueran dichas, atendería a lo último que tuvieran que afirmar mis compañeros y saldría corriendo hacia delante con la capa como rastro de mis movimientos, bordeando el lugar donde con anterioridad estuvieran los dos examinadores fugados y seguiría mi carrera hacia el bosque. Cuando estuviera a dos metros de la entrada más próxima al bosque, pararía mi carrera y miraría ligeramente hacia arriba sin perder de vista el frente observado. - Y entonces, ¿quién va por los árboles? - Preguntaría en última instancia para marcar el lugar de ambos escuadrones.

Estadísticas:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 32
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 32
  • Voluntad : 20
Chakra : 130
Equipo Ninja:


  • Estuche pequeño (muslo derecho):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche pequeño (muslo izquierdo):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche mediano (cintura izquierda):
    - 5 shurikens
    - 4 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 2 píldoras del soldado
    - 3 sello explosivo
    - Tsukihana no Manto
  • Estuche mediano (cintura derecha):
    - 9 Shurikens
    - 2 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 1 píldora del soldado
  • Estuche grande (cintura centro):
    - 2 píldoras del soldado
    - 1 pergamino de almacenaje
    - 3 sellos explosivos
    - 1 Respirador
    - 3 bengalas
  • Comunicador (oreja derecha) ---> Frecuencia 15.6
  • Tanto (Espalda)
  • Mecanismo Kunai Oculto x2 (cada uno en una muñeca, ocultos)
  • Banda Ninja Getsu (cuello)
  • Capa impermeable (puesta)

Acciones:
- Escucho las palabras de Hyunei y Akatsuki.
- Veo como Aoyama explota la bomba de humo y me fijo por donde se han podido ir.
- Giro mi cuerpo para ponerme de frente por el costado izquierdo de mis compañeros para hablar con ellos. Me explico y, acto seguido, escucho lo que tengan que decir.
- Cuando ya está todo dicho, salgo corriendo hacia el bosque, rodeando el lugar donde estaban el albino y el escarlata y cuando estoy a dos metros del bosque, realizo mi última pregunta.


Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Akatsuki- el Mar Mayo 08, 2018 10:26 am




Mi compañera de aldea había dejado clara una estrategia y con su lenguaje corporal me daba entender que estaba muy emocionada o nerviosa, talvez un poco de ambas, sin embargo en lo que nosotros nos poníamos de acuerdo con respecto a lo que íbamos hacer el sempai pelirojo hizo la primera jugada no sin antes darnos un sermón de novatos- No se los tendré en cuenta, pero espero lo tengan presente para un próximo examen si es que hoy no aprueban y tienen al dicha de sobrevivir. Jamás revelen sus planes al enemigo, pues ahora podemos saber quien está con quien sin siquiera esforzarnos..- Esas habían sido sus palabras textuales y antes de hacer una jugada básica de lanzar una bomba de humo y desaparecer había dejado a entender  que el moreno estaba emocionado por darnos una “paliza”. Con la humedad combinada con el humo, no había podido percibir hacia donde se abrían movido por lo que esto seria una persecución algo desventajosa, cada minuto que tardaran se haría eso más complicado.

Tomando en cuenta su situación, particularmente para el castaño seria complicado, sin sus armas solo contaba consigo mismo para dar el mejor desempeño posible y no tenia pensado fallar, pero las intervenciones de su autonominado compañero lo sacaron un poco de su pensamientos-Y aquí está nuestro problema número uno... o bien se han ido corriendo o bien están bajo tierra  - Soy Kuroda -  Si realmente debemos actuar como aliados deberán saber mis habilidades: Suiton, Fuuton, afinidad Hyoton y Ninjutsu médico -  ahora ya sabia el nombre de su compañero, pero del el resto de la información el que soltara que manejaba el Hyoton tan fácil, le irritaba, observándolo detenidamente no parecía ser un yuki, por lo menos de sangre pura, es que no sabía nada- suspirando- Debo concentrarme- Era consiente que aun habia yukis por todo el mundo y si bien en su país su clan tuvo la historia que tuvo, el no era de ahí, puede que ni siquiera supiera lo que vivieron, sin contar que muy bien podría ser un simple sangre sucia que por casualidad tenía el don que tenía. Debía concentrarse, estaba ahí para pasar el examen recuperar el favor de su maestro y si bien le interesaba saber mas de ese extraño en estos momentos debía priorizar- el examen es la prioridad-

Mientras razonaba internamente kuroda empezó a dar una serie de explicaciones que escucho, pero no tomo mucho en cuenta solo lo básico, tenían intercomunicadores, quería que se dividieran en dos equipos, uno arriba en los árboles y otro por tierra, mientras conversación se realizaba el castaño estiro sus brazos los puso brevemente a su espalda, tras eso kuroda se habia acercado a la entrada mas próxima debajo de la rama que habia mencionado en su explicación - Y entonces, ¿quién va por los árboles? – ante esa pregunta el castaño termino por acotar la distancia hasta donde estaba el genin de getsu, pero se siguió de largo y empezó a subir el árbol, concentrando la cantidad de chakra necesaria en la planta de sus pies para caminar sobre el árbol sin ningún problema y poder subir hasta las ramas sin complicaciones- Vamos nosotros- fueron las palabras que le dijo a su compañero esperando que lo alcanzara en la copa del árbol.

Conociendo como era la densidad de la niebla del país, no esperaba ver mucho, pero ciertamente era mejor que mantenerse quieto. Entre tanto esperaba que si encontraban a cualquiera de sus "presas" pudieran neutralizarla.


Estadisticas:

  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 130-3= 127


-Justu ultilizado: KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
-Accion oculta x1
Resumen de acciones:

-Escucho las palabras de Hyunei Y Aoyama.
- Veo como Aoyama explota la bomba de humo.
- Estiro mi cuerpo mientras escucho a kurado y su propuesta de accion.
-Realizo accion oculta mandada a Death battle
- Cuando ya está todo dicho, salgo corriendo hacia el bosque, ante la pregunta de kuroda le respondo y empiezo a subir el arbol, con el jutsu Ki Nobori

OFF: lamento la tardanza y nose si mi resumen este bien, de cualquier caso, si estoy mal haganmelo saber para corregirlo

PAÍS Del Agua - Kirigakure






.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

pienso - Hablo

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Kazuma Hozuki el Miér Mayo 09, 2018 12:28 am

Eco Neblinoso
País del AguaUbicación desconocidaPrimavera 7 DD
Parecía ser que su técnica no había tenido frutos en encontrar algo más que a las seis almas presentes, quizá fue estúpido de su parte gastar chakra de ese modo para intentar ubicar algo inexistente. De cualquier modo, ya había pasado, y ahora debía concentrarse en el objetivo. Onimaru dejó ir un par de indicaciones más, habían cometido el error de mencionar como se dividirían e incluso dejar claro sus intenciones en cuanto su misión, tenía razón el pelirrojo en apelar a la serenidad y no revelar sus planes, más ya era demasiado tarde como para corregir y Kazuma no pudo evitar sentir pena por ser tan imbécil sin haber empezado el examen siquiera.

Una estela de humo hizo de cortina entre el examinador, el moreno y los aspirantes, pues apenas esta se disipó lo necesario la niebla se asentó para evitar que el par de ojos color ámbar pudieran ver más allá de cinco metros a su redonda. Con los ánimos y la adrenalina a flor de piel Kuroda tomó el liderato del algún modo, comenzó a explicar algunas cosas, como la posible ubicación de Onimaru. Hizo un amago con la izquierda para colocarse el comunicador y ajustarlo en la frecuencia necesaria. Apenas terminó la presentación del compañero de la luna Kazuma carraspeó la garganta un poco. —Mi nombre es Kazuma, manejo el suiton, algo se de katon, tengo afinidad médica e incluso una técnica de rastreo que nos enseñan en la villa, aunque consume mucho chakra, y también… —Hizo una pausa. —Puedo transmutar en agua. —Le daba un poco de miedo revelar su mayor carta desde el principio, pero ahora ellos tres eran lo único que lo separaba de un viaje directo a la muerte, tenía que confiar en ellos. Mantuvo el silencio lo que restaba de la explicación de Kuroda, quería dividirse para cazar.

Kazuma aprovechó aquel discurso para retirarse la mochila de encima, sacó el manto de la luna que recibió el día en que fue nombrado genin de la aldea e hizo un gesto para dirigirse a Hyunie, entregando la capa impermeable. También aprovechó para beber de su cantimplora, posteriormente la guardaría para que no estorbara nada. —Toma, si nos toca ir por el suelo, quizá te sirva para evitar molestias con líquidos. —Además de que estaba claramente mucho más cómodo con el manto de su villa. Se lo colocó encima, dejando solamente a la vista el mango de su tantō.

Finalmente retiró el par de estuches pequeños sobre los muslos, intercambió los con kunais de uno con con shurikens que portaba en el estuche mediano sobre la parte derecha de su cintura, entregando así un par de estuches pequeños a la chica del país del agua, uno con cinco kunais y el otro con cinco shurikens. Ya para terminar consumió una de aquellas píldoras de hermosa calidad que le devolverían el chakra gastado en algo que no sirvió de nada. Tenían un plan, aunque sonaba a un desastre, dudaba realmente que Onimaru siguiera una ruta recta, por lo que no estaba convencido de poder moverse con claridad entre los troncos de aquel inhumano bosque.

Apenas vio al chico de la niebla tomar la iniciativa y decidir por donde ir miró detenidamente a Hyunie, tendrían que buscar por otro lado. El pelirrojo se movió para buscar los caminos de tierra, específicamente el derecho, no le daba nada de confianza moverse entre ellos, pues de algún modo estaban bastante expuestos, sin embargo, no podían pensarlo mucho más, ir en la misma dirección que Kuroda y el de la niebla sería un fracaso total. Esperando que Hyunie lo siguiera elevó un poco la voz antes de partir. —Creo que nos la podemos arreglar yendo por aquí, con que estemos atentos bastará, confío en ti. —Una sonrisa débil, pero necesaria para eliminar el miedo que se hacían presente, quería darlo todo y no quedar en un intento vacío. De no tener problemas la muchacha con la elección de camino se colocaría a su izquierda para comenzar su avanzada en busca de una presa que podría matarlos a todos de así quererlo.
Cosas:

Técnicas
—.

Stats
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 100+30=130

Estado de Kazuma
Chakra al 100%: Descansado y en perfectas condiciones. Puede pelear con todas sus facultades físicas.
Inventario:
Inventario total:

—Bandana ninja de Getsugakure (- kg).
—Tsukihana no manto (- kg).
—2 estuches medianos (- kg).
—2 estuches pequeños (- kg).
—Mochila (- kg).
—Cantimplora (- kg).
—Bolsa de dulces (- kg).
—Capa impermeable (3.5 kg).
—Respirador (0.1 kg).
—Mecanismo de kunai oculto (0.1 kg).
—Comunicador (1 kg).
—12 kunais (3 kg).
—15 shurikens (0.75 kg).
—Tantō (1 kg).
—2 bombas de humo (0.4 kg).
—5 alambres ninja (5 kg).
—12 senbons (0.12 kg).
—Sello explosivo (0.1 kg).
—Lanzador de agujas (3 kg).
—2 píldoras del soldado (0.02 kg).

Peso total: 18.09/60 kg
.

Estado del inventario:
Mochila — Espalda.
—Respirador.
—Tsukihana no manto (Encima).
—Capa impermeable (Con Hyunie).
—Cantimplora.
—4 alambres ninja.
—Bolsa de dulces.
Estuche mediano izquierdo — A la altura de la cintura, en la espalda.
—2 píldoras del soldado (Una usada).
—Comunicador (En la oreja derecha).
—2 bombas de humo.
—Sello explosivo.
—1 kunai.
—7 senbons.
Estuche mediano derecho — A la altura de la cintura, en la espalda.
—10 shurikens.
—5 kunais.
Estuche pequeñoMuslo izquierdo (Con Hyunie).
—5 kunais.
Estuche pequeñoMuslo derecho (Con Hyunie).
—5 shurikens.
Lanzador de agujas — Cargado totalmente, brazo izquierdo (5 senbons).
Mecanismo de kunai oculto — Cargado, en la derecha.
Alambre ninja — Enredado alrededor de la cintura.
Tantō — Colgado sobre la pierna izquierda, a mano de su diestra.
Bandana ninja de Getsugakure — Sobre el cuello (Lo dejé claro en el primer post, pero para tenerlo acá por si las moscas).
Resumen de acciones:
—Escucha atento las palabras de Onimaru y Kuroda, decide presentarse apenas termina él.
—Aprovecha la explicación de Kuroda sobre como dividirse para repartir equipo con Hyunie, entregando dos estuches pequeños con 5 kunais y cinco shurikens, además de la capa impermeable.
—Posterior a ello busca el camino derecho de tierra, se coloca a la izquierda de Hyunie en caso de que ella no tenga problemas por ir por ahí.




Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Hyunie el Miér Mayo 09, 2018 8:58 pm



Tenías mis razones para haber lanzado aquel desafío a voz popular, pero el consejo del militar de rango avanzado sería bien recibido por mí, sonreía aún muy ansiosa porque todo empezara a moverse, una bomba de humo cubriría la plataforma para dar salida a los dos posibles examinadores del lugar, aplaudiría un par de veces emocionada por la dramática y sobreactuada manera de salir de escena. Mientras tanto a mi diestra se encontraban mis compañeros separados por escasos par de metros entre cada uno, hasta que finalmente Kuroda dio un paso al frente para comenzar a darnos la explicación o exponer lo que él pensaba era lo más correcto, demasiado bla bla bla bla, no parecía un verdadero depredador solo parecía un niño mimado que quería hablar así que concentré la atención en Kazuma, el único que se había ofrecido a brindarme armas para mi defensa.

—  ¡Gracias, Kazu-chan! — indiqué sonriente y ahora con una sonrisa alegre mientras le miraba, negué con la cabeza el gesto de darme una capa —  Me incomodaría al momento de luchar, pero gracias. — concluí comenzando a colocarme un estuche en cada muslo, ahora tenía unas cuantas armas que podría usar para contribuir de mejor manera en la evaluación, — Hmm… Yo tengo un tenue dominio sobre el Raiton.  — expresé reservándome la habilidad que iba en mi sangre en secreto, después de todo era un Taboo en algunas ocasiones que alguien como yo estuviera libre así que prefería mantener en secreto mis habilidades hasta que llegara el momento de combatir contra aquel par.

Avanzaríamos una vez más solo que yo en vez de rodear la plataforma me subiría a ella para tener una mejor perspectiva de la situación, miraría todo el suelo mientras avanzaba hacía el otro costado, tal vez se hubieran hundido bajo tierra o algo similar, después de eso solo miré unos instantes los caminos que podríamos recorrer, los dos que rodeaban al bosque para separarnos y un camino frontal hacía el bosque, pero por la premura de la situación con ese rápido vistazo debía conformarme para saltar y continuar corriendo manteniendo una formación desinteresada pero íbamos al menos uno detrás del otro hasta detenernos al inicio del bosque donde Kuroda una vez más hablaría.

—  No rompas el plan Kuro. — indiqué acortando su nombre mostrándole en cierta parte que confiaba en él como en Kazu, los libros indicaban que acortar nombres o colocar apodos permitía a los humanos interactuar de manera más fluida y agradable, — Mantengámonos juntos. En una formación de columna uno detrás del otro. Soy muy resistente así que puedo ir al frente.  — sugerí para cuando mi compañero de aldea comenzaba el ascenso por uno de los árboles, — Kazu, también confío en ti… Pero no debemos separarnos. Si lo hacemos nos apalearan muy fácil. — indiqué mostrándole que estaba muy clara nuestra inminente derrota, pero que lucharíamos hasta el final, algo importante a destacar era que el joven de Getsu se había ganado mi aprecio e interés al darme un par de armas para defenderme, armas que esperaba usar para ayudarlo y que le protegería sin importar que.

Miré hacía los árboles para entonces comenzar a subir uno de ellos el que estaba frente al de mi compañero de aldea, avanzaría en carrera por el tronco, concentrando algo de chakra en las plantas de mis pies sería pan comido llegar a la rama que me permitiría mantenerme de pie y mirando hacia el interior del bosque, —  Seré la señuelo. Kazuma, protégeme. — expresé para tomar impulso y saltar a la siguiente rama para adelantarme, manteniendo aun el chakra en las plantas de mis pies, sin embargo al llegar a esta segunda mis ojos se clavaron en una particularidad, me agache inmediatamente en señal de alerta mirando en todas las direcciones mientras mi diestra se deslizaba hasta el barro para comprobar su humedad.

Bajé la mirada hacía mis pies intentando ver si estos dejaban el mismo rastro de tierra sobre la rama donde me encontraba, había posiblemente encontrado una pista, así que no éramos los depredadores, en este caso me había convertido en una presa siendo asechada en las adyacencias de ese bosque, alcé mi mano derecha abierta y extendida indicando a los que estuvieran atrás que se detuvieran – de momento solo Akatsuki – mi mirada ahora buscaba más ramas con esas características, claro sin sobresalirme del alcance que me permitía el ambiente. Una sonrisa enmarcada entre mis mejillas reflejaba lo divertido que era para mí vivir esa clase de situaciones.

Stats:

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 120 - 3 = 117 + 12 (10%) = 120


Inventario:

Estuche pequeño — Muslo izquierdo
—5 kunais.
Estuche pequeño — Muslo derecho
—5 shurikens.
Técnicas:

KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
Se utiliza para obtener un control sobre la superficie de los árboles. Para esto el usuario debe concentrar su chakra en la planta de sus pies. Si el usuario canaliza demasiado chakra en la planta de sus pies sale despedido y se clava en el árbol por la fuerza que provoca, en cambio si no usa el suficiente chakra no puede adherirse al árbol y se cae al suelo.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 3Ck por turno.

SHIZEN ENERUGI (自然 エネルギー, ENERGÍA ESPIRITUAL)
Los miembros de este clan tienen unos cuerpos especiales que les permite, de manera innata, absorber la energía natural  de su entorno. La ganancia de energía para ellos equivale al 10% de su chakra total por turno. Negativamernte, la repentina e incontrolable subida de la tensión resultante como un efecto crónico de esta energía, les hace perder eventualmente la cordura, traducido a violentos ataques de ira que son difíciles de controlar ante la inminente activación del Senninka. Un miembro del clan Jyugo es incapaz de distinguir entre aliado y enemigo cuando entra en este estado.
Resumen de Acciones:


  • Recibo las armas de Muffin y distribuyo sus estuches entre mis muslos (1 en cada uno)
  • Subo a la plataforma durante el recorrido hacía el bosque.
  • Alcanzo a Kuroda y al resto para evitar separarnos.
  • Alcanzo a Akatsuki en las alturas en una rama frente a la de él para al comenzar avanzar darme cuenta del barro en una de ellas.  (Usando la técnica de trepar superficies y no caer)
  • Advierto al resto alzando mi mano derecha abierta como la típica señal de alto.
  • Mi energía se recupera el 10%

Kirigakure no sato - País del Agua




—  —
— —


Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por NB Narración el Vie Mayo 11, 2018 8:39 pm

???
Acercarse a la arboleda demostró mayor humedad en el camino. Dicha humedad se trasladaba a la propia superficie que apenas dejó que sus pisadas se hundieran ensuciando las plantas de sus pies sin dejar marcas fácilmente apreciables, aunque si alguno se detenía a ver de cerca, ligeramente se notarían las hendidudas claras de dos pares de pisadas diferentes a la que el cuarteto ninja podía emular. Detalles como estos, aunque de otra manera, fueron constatados más adelante por la pequeña de cabellos rosados, que a pesar de ser la más joven y aparentemente ingenua, era la única parecía estar usando la cabeza pese a que sus orígenes dataran de algo totalmente contrario. Ella encontró una pista.

El recorrido de dichas pistas se perdía tan solo unos diez metros más atrás entre rama y rama, jugando entre zigzags pero dirigiéndose siempre hacia el frente. Claramente no era un pantano lo que se anunciaba antes de los troncos retorcidos que se alzaban cual muralla, por lo que embarrarse lo suficiente como para dejar un rastro permanente de aquellas mismas características era prácticamente imposible hasta para el más despistado.

Tomando como perspectiva la altura a la cual se encontraba la llamada Hyunie, observar más allá del bosque era un poco más claro que en cualquier otro lado. Prácticamente se encontraba en la altura ideal como para avanzar con ramas niveladas prácticamente a la misma altura y separadas las unas de las entre tres y cuatro metros, aunque el avance o la visión no podía ser perfectamente recta, dificultando ciertos ángulos para avanzar cómodamente. Muchos árboles había en los alrededores, y ante el avance, todos notarían que el bosque se volvía cada vez más frondoso, con troncos y raices ligeramente más blandas tras cien metros recorridos, lo suficiente al menos para provocar que algunas hojas de sus ramas cayeran ante choques bruscos sobre sus superficies.

Desde las más grandes alturas de aquella arboleda nada podía verse con claridad, inclusive era complicado ver para un oriundo de la neblina que no se había concentrado en mas que escalar y dejar atrás piezas de información importantes que se encontraban ante sus pasos. La neblina se asentaba mucho más en las alturas, y la frondosidad de los árboles no ayudaba en lo absoluto para que la luz pudiese aportar algo de ayuda en dar un vistazo al panorama, por lo que las copas de los árboles eran el último lugar que el joven helado quería tomar posición.

El camino por la diestra era lúgubre y tétrico. Presentaba las mismas características que el bosque en sí, solo que el delineado camino despejado parcialmente de obstáculos, con la espesura de la niebla y la tierra no tan seca, parecía ser el camino donde ni siquiera los muertos anhelaban andar. Mantener la mirada fija en el mismo, provocaría un escalofrío inminente en el pelirrojo cuando el suspiro la más finas de las ventiscas lo recorriera en dirección contraria a su recorrido.

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por NB Narración el Vie Mayo 11, 2018 8:48 pm

Pautas y Aclaraciones.
— Continuamos con el examen y esta ronda constará de dos turnos para cada personaje. Les recomiendo utilizarlos con sabiduría dado que aparentemente aún no estan muy de acuerdo con sus planes a seguir, y de ahí en más, comiencen con la travesía. En caso de que Narración vea que en mitad de la segunda ronda tiene que intervenir, lo hará igualmente asi que no se sorprendan si pasa algo por el estilo.

— Se les recomienda de ahora en más activar todos sus sentidos y prepararse para cualquier entrada bélica. Estan muy desordenados y esto puede ser un factor mortífero para sus evaluaciones finales.

— ¡Mucha suerte para todos!

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Kuroda Yukimura el Sáb Mayo 12, 2018 2:57 pm

Eco neblinoso
Kuroda Yukimura
País del AguaBosquePresente
Quizás fueron los nervios adyacentes a todo lo que estaba pasando lo que partió de base a que mis palabras fueran algo fallidas, debía mantener mis sentidos agudizados y realmente todo aquel ambiente no me hacía para nada tranquilizarme. Mas hubo algo, unas palabras, hacía mucho tiempo que alguien no minimizaba mi nombre de esa manera, con tanta tranquilidad y confianza, por un momento recuperé momentos que me hicieron tranquilizarme, debía recuperar aquello que llamaban el instinto ninja si no quería caer en la ignorancia.

La conversación duró poco, mas un acto reflejo creció en mí cuando el castaño no dijo ni una palabra. - ¿Tú no vas a decir nada? Sería lo mejor para el equipo y para ambos, ya que tenemos que formar dúo, que ambos supiéramos del otro - Mis palabras fueron lo más cordiales que podían ser, con un gesto tranquilo y una mirada sosegada mientras  que una pequeña sonrisa de medio lado amenizaría su vista. - Además de que necesitarás armas, yo puedo aprovisionarte si lo deseas - Fueron las únicas palabras antes de comenzar nuestra estadía en el árboles. El castaño se elevó por el primero árbol mientras que la joven de cabellos rosados subió por el siguiente a este. Yo en cambio di un salto hacia el árbol de mi derecha, el siguiente al del shinobi de la niebla. Una vez que estuve arriba de este, habiendo inundado mis pies de chakra para subir y elevado hacia la primera rama que constituía la gran copa, di un pequeño barrido a todo el lugar para dar otro salto en dirección a la siguiente rama sin dispersar el chakra de las plantas de mis pies. Caerme ahora mismo de aquí no era algo que pudiera permitirme.

Cuando estuve en la siguiente, ésta ligeramente hacia el costado derecho de la joven de cabellos rosados, vi su mirada y su concentración puestas en algo encontrado recientemente en la rama de su árbol, parecía haber encontrado una pista. Acto reflejo, miré la rama en la que yo estaba y no encontré nada, ¿quizás su rama tenía alguna muesca o algún signo de la huída de los dos fugitivos? Quieto en mi lugar bajé mi punto de gravedad poniéndome de cuclillas. Tendría la planta de mi pie zurdo completamente apoyada en la rama con mi rodilla pegada a mi pecho, por si tuviera que dar un salto hacia atrás, en cambio, la plata de mi pie diestro estaría apoyada toda ella en la parte de los dedos con el tobillo en alza pegado a mi trasero, y preparado para un posible movimiento rápido, al igual que el otro pie. Mi mirada estaría siendo batida por toda mi derecha y el frente, ya que era el lugar donde no tenía nada, ni nadie. A mi izquierdo estarían los dos shinobis de la niebla y seguramente un rezagado Kazuma. Confiaba en que el pelirrojo y yo volveríamos a la aldea con nuestro titulo en manos, el idiota, por muy idiota que fuera, se lo merecía.

Ahora mismo solo controlaría mi derecha y ligeramente hacia el frente, sin apenas mover la cabeza, solamente mi globos ocultares eran necesarios. Hyunie era la única que había encontrado una pista y proteger sus flancos era la mejor forma de ayudarla, esperando así un siguiente movimiento después de su mano alzada para frenarnos. Sabía que teníamos que cazar a esos dos animales de la pelea, pero lo que no sabíamos era que nos podía deparar aquel bosque donde la tensión hacía parecer que en cualquier momento algo saltaría para acecharnos. Del mismo modo, también sabía que debíamos ir uno detrás de otro, en flecha, como había dicho la pelirrosada, pero en la retaguardia no haría gran cosa más que entorpecer, ligeramente hacia la derecha sabía que podía ayudar con fuego de cobertura de ser necesario.

Estadísticas:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 32
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 32
  • Voluntad : 20
Chakra : 130-3=127(97,69%)


Técnicas:
KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
Se utiliza para obtener un control sobre la superficie de los árboles. Para esto el usuario debe concentrar su chakra en la planta de sus pies. Si el usuario canaliza demasiado chakra en la planta de sus pies sale despedido y se clava en el árbol por la fuerza que provoca, en cambio si no usa el suficiente chakra no puede adherirse al árbol y se cae al suelo.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 3Ck por turno.

Cansancio:
- Chakra 100% : estás descansado y en perfectas condiciones. Puedes combatir con todas tus facultades físicas.
Equipo Ninja:


  • Estuche pequeño (muslo derecho):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche pequeño (muslo izquierdo):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche mediano (cintura izquierda):
    - 5 shurikens
    - 4 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 2 píldoras del soldado
    - 3 sello explosivo
    - Tsukihana no Manto
  • Estuche mediano (cintura derecha):
    - 9 Shurikens
    - 2 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 1 píldora del soldado
  • Estuche grande (cintura centro):
    - 2 píldoras del soldado
    - 1 pergamino de almacenaje
    - 3 sellos explosivos
    - 1 Respirador
    - 3 bengalas
  • Comunicador (oreja derecha) ---> Frecuencia 15.6
  • Tanto (Espalda)
  • Mecanismo Kunai Oculto x2 (cada uno en una muñeca, ocultos)
  • Banda Ninja Getsu (cuello)
  • Capa impermeable (puesta)

Acciones:
- Escucho a Hyunei. Reclamo que Akatsuki no haya dicho nada ni se haya presentado.
- Veo al castaño de Kiri subir al árbol y a Hyunei subir al siguiente, me subo al árbol de la derecha del de Akatsuki y cuando estoy en la primera rama, salto a la siguiente manteniendo el jutsu de la escalada de árboles.
- Veo como la pelirrosada tiene una pista y me agacho, bajando mi punto de gravedad.
- Intercalo mi vista entre la derecha y el frente por si algo aparece y espero a un siguiente gesto de Hyunei.


Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Akatsuki- el Dom Mayo 13, 2018 5:42 pm




Si bien mis últimas acciones eran mas bien reacciones, solo eran parte de un plan mayor, mezclado con ciertos sentimientos que no debían mezclarse.  Pero el genin de getsu no parecía haber captado lo dicho por el jounin pelirrojo,  pues dijo ciertas frases que bien no conteste al escucharlas - ¿Tú no vas a decir nada? Sería lo mejor para el equipo y para ambos, ya que tenemos que formar dúo, que ambos supiéramos del otro – No había sido grosero, pero ese cuestionamiento valido en un sentido, vino acompañado de un gesto de una sonrisa de medio lado, que no tenia que ser un genio para ver sus intenciones- Además de que necesitarás armas, yo puedo aprovisionarte si lo deseas – Si bien su observación era muy acertada, era parte intencional por parte del castaño, mantenerse así por lo menos hasta que sus perseguidos quisieran aprovecharse de su vulnerabilidad. No se detuvo a contestarle nada simplemente había subido al árbol.

Quien lo había seguido no había sido el pelo morado si no su compañera de aldea, que con señales me dejo claro que ella iría al frente a lo que el castaño solo asentío con la cabeza, al parecer ambos pensamos una estrategia similar, de ser tipo carnada. Si bien la misión era que nosotros capturamos a los superiores, las últimas palabras dichas por el jonuin pelirojo sobre lo ansioso que estaba su compañero, era factible esperar una emboscada por parte de ellos y lo lógico seria atacar al eslabón mas vulnerable y eso podía aprovecharse en contra de ellos, cuando tuviera alguno de sus presas cerca debía inmovilizarlo, para que los demás pudieran atacar- Aunque es más fácil pensarlo que hacerlo-. La pelo rosada se detuvo mientras parecía observar las ramas del árbol que pisábamos, habría pensado buscar algún tipo de rastro que pidiéramos seguir, por otro lado al subir a los arboles solo confirmo lo que temía, la niebla era tan densa que incluso a el se le dificultaba ver el horizonte, pronto subió su compañero pero al árbol contrario y si bien podía dejarlo asi, lo último dicho por el morado lo irritaba, tenía varios cuestionamientos que hacerle y el hecho era  que se estaba distrayendo, por lo que tendría que hacer algo para dejar claras las cosas.

Vi que kuroda empezó a tratar de divisar el terreno y  al situarse a la rama de aun lado de mi compañera, por lo que aproveche y brinque directamente a la rama donde estaba situado el, ya estando en ella, aprovechando el espacio limitado el joven castaño se posiciono de tal manera de que se pego el cuerpo al de su compañero poniendo su pierna entre la abertura de las piernas del contrario, gracias a que tenían una altura muy similar siendo el castaño mas chico escaso unos centímetros esta acción hacia perecer que se ensamblaban  como si un rompecabezas se tratara, como sus rostros estaban tan cerca uno del otro el castaño le empezó hablar mientras empujaba al genin hasta el tronco del árbol- Parece que no escuchaste a tu sempai, no deberías hablar tan alto- El tono con el que hablaba era tan bajo como un susurro solo el contrario podría escucharlo- Hablar asi solo puede beneficiar al rival- hizo un silencio mientras movió sus manos para tentar el cuerpo del otro- Manejo las mismas habilidades elementales que tu- cuando dijo eso hundió mas su cuerpo con el del otro tocando su muslo con el contrario, su mano izquierda ya había pasado por su espalda y trasero, mientras las derecha paso desde su pecho hasta bajar a su ingle y quedarse su mano posada en el miembro de kuroda- Soy experto en armas y por le constate, no tienes el tipo de arma que manejo, buscaba algo más grande- Lo último lo dijo con una tenue sonrisa mientras veía al contrario- Asi que por el momento cúbreme la espalda, me llamo akatsuki y no hables tan fuerte- tras esto se separó del cuerpo, mientras le hacia la seña con las manos que se quedara callado y lo siguiera.

Así se posiciono de nueva cuenta en la rama del árbol continuo que estaba detrás de Hyune  espero a que tanto kuroda como kazuma, los alcanzaran en eso punto y empezar moverse como un pelotón, con la niebla tan densa ir dispersos era por demás inefectivo, ahora solo esperaba que su compañero le hiciera caso y no fuera a gritarle o algo parecido, si bien siempre se manejaba de una manera educada y justa, ese chico le había sacado cierta reacción no convencional de su parte- Concéntrate- después de verificarlo el mismo, si bien tenia el armamento básico de un shinobi, no tenia ninguna katana y el tanto que tenia en su espalda, no le serviría de mucho,- chasqueando la lengua- por el momento seguiría esperaría a seguir el camino que marcara su compañera y tal vez la doble carnada serviría en todo caso si el tiempo seguía trascurriendo y no pasaba nada tendrían que pensar en otra estrategia una donde pudieran economizar al maximo, ya que al estar tan denso y humeda la neblina, estar mucho tiempo en las ramas no seria tan beneficioso, en todo este tiempo mantuvo su Nobori activado, no podía permitirse caer al suelo.

Parecia que hyunie tenia alguna pista o rastro por lo que akatsuki decidió mantenerse detrás de ella y seguir su jugada.

Estadisticas:

  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 127-3= 124


-Justu ultilizado: KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
-Accion oculta x1
Resumen de acciones:

-Sigo a Hyunie por las ramas hasta que se detiene,
-me muevo a la rama continua junto a kuroda
-Contesto el reclamo de kuroda y cateo rápidamente su equipamiento ninja
-me posiciono atras de Hyunie
-mantengo el ki nobori activo


OFF: lamento la tardanza y nose si mi resumen este bien, de cualquier caso, si estoy mal haganmelo saber para corregirlo

PAÍS Del Agua - Kirigakure






.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

pienso - Hablo

Volver arriba Ir abajo

Re: [3º Examen Chunnin] Eco Neblinoso — Kiri y Getsu

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.