Últimos temas
» [Petición] Conexión diaria
Hoy a las 9:52 am por Arashi no Kamizuru

» Maybe friends?[Privado]
Hoy a las 8:52 am por Izanagi

» [Guía y Petición] Hojas Ninja
Hoy a las 8:35 am por Izanagi

» [Tienda de Ventajas] Puntos de Trama
Hoy a las 3:11 am por Koki Senju

» Conociendo tu pasado [Pasado con Haru]
Ayer a las 11:52 pm por Arashi no Kamizuru

» Expediente Yashiro Yuki
Ayer a las 10:52 pm por Yashiro Yuki

» Jelou
Ayer a las 10:34 pm por Haru Uzumaki

» [Misión C] Patrimonio Pueblerino [Seiko/Shiori/Naoki]
Ayer a las 8:53 pm por Shiori Kaguya

» Under Pressure(libre)
Ayer a las 6:40 pm por May Sheen

Afiliados
Limpieza 05 - 11 - 18

Boku no Hero ROLVelmegunLittle FearsCrear foro

Misión D:Un día como mensajero

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Kuyng Kamizuru
Kusa Genin

Misión D:Un día como mensajero

Mensaje por Kuyng Kamizuru el Mar Jun 05, 2018 10:54 pm

Rango D

Nombre: Un día como mensajero

Las enfermedades vas y vienen. Son agentes que han estado desde los albores del tiempo y han logrado adaptarse con el paso del tiempo para hacer lo que mejor saben hacer, destruir la salud de las personas. Muy tristemente, las enfermadares nos hacen más fuertes, nos hacen mas inmunes ante nuevas amenazas e incluso nos enseña el verdadero valor de la vida. Sin embargo, todas estas historias de superación también tienen su lado malo, pues en las horas más oscuras de nuestro intento de supervivencia, cuando nos jugamos el poder seguir respirando es cuando nos mostramos tal y como somos. Unos seres egoístas y salvajes, que no conocen de normas ni honor, solamente prevaleciendo el dictamen mas primordial de todos, el sobrevivir uno mismo sin importar las consecuencias quien ni contra que.

Pues este viejo conocido nuestro volvía a visitar kusagakure pero esta vez contra una empresa de mensajería. Al parecer,una extraña enfermedad había dejado en cama a la mayoría de repartidores y era muy complicado conseguir nuevo personal entre las personas de la aldea ya que el campo y la ganadería. Ambas actividades se sorteaban a los mejores jóvenes, dejando el resto a otros trabajos como el comercio o la producción artesanal de diferentes gremios. En si, el servicio de mensajería parecía como una actividad extraña a la que todos recurrían pero a la que pocos se atrevían dedicarse pues eran muchas las historias de ataques de bandidos sobre mensajeros que portaban importantes materiales en donde era casi seguro perder la vida a cambio de muy pocas monedas. Así pues, este panorama había ocasionado que la siguiente misión de kuyng fuera cubrir las vacantes del servicio de mensajería y entregar los diferentes paquetes pendientes para el día de hoy.

Bien pues, ya tenía entre sus manos la misión que debía de hacer a sabiendas que recibiría una buena recompensa a cambio. Por suerte, había recibido el aviso de la misión a una hora muy temprana, siendo mucho antes del medio día y por consiguiente teniendo más tiempo del esperado. Primeramente, la primera parada que debía hacer era en la oficina de mensajería en donde le darían las instrucciones necesarias y los paquetes que debería de entregar. Al poco de llegar, se encontró que en el lugar solamente se encontraban tres personas, dos de ellas envolviendo los paquetes y una atendiendo a los clientes, tratándose del mismo dueño de la empresa, lo cual mostraba la precaria situación en la que se encontraban pues hasta el mismo jefe era obligado a atender su negocio. Aún así, Kuyng no le dio mucha importancia al asunto y en seguida comenzó a realizar las tareas que le habían encargado el día antes. Primeramente, debería de entregar un paquete en una casa de la zona residencial de Kusagakure. El paquete tenía un peso muy reducido y era fácil de llevar, tampoco era mucha la distancia que le separaba desde el lugar en el que se encontraba así que sin mas pensamiento se dispuso a entregar el paquete.
Y en efecto, la entrega del paquete fue relativamente fácil y sin sobresaltos. El camino no presento ninguna dificultad, ni tráfico ni problemas al momento de escoltar el paquete pues quizás su contenido no era para nada valioso aunque nunca llegaría a saberlo, pues el dueño al momento de recibir el paquete en seguida se adentró en su casa y solamente se escucharon pequeños gritos, al parecer de placer.

Eso si, la entrega del segundo y último paquete tuvo un desenlace menos esperado. El paquete al igual que el primero mostraba unas características muy similares, ambos eran de reducido tamaño y eran fáciles de transportar. También, el paquete debía de ser entregada en una de las zonas residenciales de la aldea aunque esta quedaba un poco más alejada del resto. Como el tiempo le sobraba, opto por ir con calma, tomando algo de precauciones con ello. Como era de esperar, estuvo bien vigilante de que nadie le siguiera con intención de quitar el objeto que estaba custodiando e intento tampoco llamar mucho la atención, aunque por alguna extraña razón sus abejas se hallaban alteradas e incluso algunas surgían de las mangas de Kyung por voluntad propia. Él le preció extraño pero no le dio mucha importancia y en poco tiempo llego a su destino. Como era de esperar, hizo entrega el paquete salvo que esta ocasión la clienta arrojo el objeto empaquetado al suelo a causa de un tremendo susto de ver tal utensilio repleto de abejas. Pues al parecer se trataba de plantas conservadas en frío aún con polen.
Finalmente, Kyung pidió disculpas, volvió al centro de mensajería, pidió disculpas al dueño de la empresa, volvió de nuevo a la clienta del paquete de las flores, le pidió una vez más disculpas por encontrarse una abeja en el paquete y esa noche Kyung castigo a sus abejas.


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.