Últimos temas
» Red Lights [Afiliación élite]
Hoy a las 7:43 am por Invitado

» Red Lights [Afiliación élite]
Hoy a las 7:40 am por Invitado

» [Petición] Peticiones especiales
Hoy a las 6:04 am por Haru Uzumaki

» (Futuro) Mucamas del terror | ft. Sasumi
Hoy a las 5:55 am por Selassie

» [Petición] Auto-Misiones
Hoy a las 4:57 am por Satoshi Nara

» Prueba de fuego. [Auto-misión Rango D]
Hoy a las 4:52 am por Satoshi Nara

» Hyun Nendo ID
Hoy a las 4:42 am por Akatsuki-

» [Misión rango D] ¡Mesa para dos!
Hoy a las 4:34 am por Nejire Minami

» Kirigaya ID | Kuro No Sabaku
Hoy a las 4:25 am por Akatsuki-

Afiliados
Limpieza 05 - 08 - 18

Boku no Hero ROLVelmegunLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

[Entrenamiento Semanal] El Yo de Ayer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Farahan
Getsu Genin

[Entrenamiento Semanal] El Yo de Ayer

Mensaje por Farahan el Miér Jun 13, 2018 8:25 am

El Yo de Ayer
FARAHAN
Tsuki no KuniGetsugakure no SatoEntrenamiento Semanal
Aun en un camino recorrido con frecuencia, de vez en cuando uno puede encontrar nuevas piedras, piedras que pueden pasar desapercibidas, piedras que pueden obstaculizar el camino y, en contadas ocasiones, piedras que tienen un valor que a simple vista no se aprecia, pues si a simple vista se apreciasen, les llamaríamos gemas.

En aquel tiempo, mi cuerpo no medía más del metro cuarenta, había cumplido los diez, medio año atrás y el cambio climático volvía a la aldea un sitio agradable. El verano que se disfruta -desde mi perspectiva- en el país de la Luna, se acerca a lo que era el invierno en el del Viento, la temperatura que ronda los 18 grados en la mañana y aumenta no más de once grados durante el día, me permitía llevar una vestimenta suelta, aunque igualmente completa, botas, pantalones, una camiseta de manga corta. El entrenamiento de aquel entonces estaba centrado en el moldeo de chakra, múltiples teorías sobre de qué manera despertar la habilidad de su uso nos fueron enseñados durante los meses anteriores, haciéndonos realizar múltiples ejercicios para despejar la mente, separar nuestra concentración de las distracciones y sentir el flujo de nuestra propia energía.

Por mi edad, mi habilidad y mi experiencia, la zona de entrenamientos estaba vetada para usarla, por lo que solo me quedaba practicar en casa, lo cual era molesto con un bebé en casa. Recuerdo que desperté antes de terminar siquiera seis horas de sueño regulares, el llanto de mi hermana había comenzado como otras noches atrás y aun no sabíamos precisamente a qué se debía. El humor de mi madre y mi padrastro estaba por los suelos, no sabían que le molestaba a la pequeña todas las noches como para siempre empezar a llorar a la misma hora. El silencio se dio cuando decidieron llevarla a revisar médicamente, el silencio reinó en la casa y arrebatado del sueño, decidí comenzar con ejercicios de meditación, si no lograba concentrar algo de chakra, al menos seguro me dormiría por los ejercicios, lo cual había gran probabilidad de ganar sea cual sea el resultado.

Sentado en mi habitación, con las piernas una sobre otra y flexionadas en posición de loto, mantenía mis manos en la posición de la rata, uno de los sellos más básicos que ayudaba a la concentración. Una respiración profunda continua producía ciertos efectos en mi cuerpo, un hormigueo a través de mis brazos y piernas, explicado por el maestro como el efecto de oxigenar la sangre. Mi cabeza se sentía distinta también, como si quisiera despegarse de mis hombros y flotar un rato por la habitación.

El siguiente punto que tenía que hacer, era concentrarme en mi abdomen, más específicamente en el diafragma, la boca del estómago. Ahí es dónde se supone el centro de nuestro chakra reside y por tanto, desde donde nuestro chakra debe comenzar a fluir.

No recuerdo bien cuántas veces respiré profundamente, cuánto tiempo me mantuve en esa posición intentando aislar mi cuerpo de mi mente, lo que si recuerdo es que de repente mi cuerpo se quedó completamente inmóvil, mi respiración se volvió sumamente pesada y al abrir los ojos comencé a ver terroríficas figuras intangibles que me rodeaban, rostros extraños sostenidos de una manta neblinosa que merodeaban a mi alrededor y parecían querer sofocarme.

Comencé a esforzarme para intentar mover mi cuerpo, ¿alguien me había introducido a una ilusión?, debía intentar usar la técnica de liberación, pero no sabía hacerla, apenas si en algunos momentos había logrado hacer un moldeo decente de chakra. Continué forcejeando hasta que solté un bramido; las figuras se esfumaron y la puerta de mi cuarto fue abierta de par en par; mi madre con el seño fruncido me miró tirarme hacia el suelo

–¿Qué pasa acá? –

Revisó la habitación de pies a cabeza con una fugaz mirada y al determinar que me encontraba solo me dedicó una mirada fulminante.

–Estaba buscando moldear chakra cuando de repente alguien me introdujo en un Genjutsu, ¡tuve que salir usando mi fuerza! –

El rostro de mi madre expresó como cayó en la cuenta de lo que intentaba decir y posteriormente solo sonrió burlescamente. A decir verdad, tardé años en saber que a eso se le llamaba parálisis de sueño y se había producido por que me había quedado quieto tanto tiempo que mi cuerpo “se durmió” pero mi mente permaneció despierta. En aquel tiempo, sin embargo, permanecí en la ignorancia, esa mujer que bien pudo haberme dicho algo, solo se fue sin explicar nada, mientras yo me dediqué el resto del día a buscar el origen de esa ilusión.

Al día siguiente mi hermana no lloró, lo que me levantó fue mi madre diciendo que teníamos que salir. Aun adormilado recuerdo que practicaba las posiciones de manos que podía. Era algún tipo de evento social, en dónde había una clase de subasta. Sentado en una butaca repetía una y otra y otra vez cada sello que me pasaba por la mente, grabando muscularmente la posición de mis dedos, pero aun sin ejercer control de chakra directamente; parte de mí aun confundía las señales, por lo que debía estar viendo mis manos regularmente para saber si lo hacía o no bien; continué haciendo cada secuencia durante varias horas, sintiendo como mis manos comenzaron a engarrotarse de tanto moverse en distintas posiciones sin descanso hasta que en un sello se quedaron pegadas de forma molesta, para poderlas despegar tuve que dar tirones que terminó haciendo que una de las ofertas fuera adquirida por mis padres debido a mi mal movimiento y aunque no fue demasiado alto el precio, aquella vasija de aspecto prehistórico y sin estética alguna, reside en un pequeño pedestal en recordatorio de que los errores del pasado pueden llegar a perdurar hasta mucho tiempo.

No recuerdo bien como fue el día siguiente, se que mis manos ya no las podía usar apropiadamente por la actividad anterior, creo que hasta las debía llevar vendadas, pero aun así recuerdo que me dedique a hacer algo de ejercicio aeróbico, saltos, abdominales entre otras cosas, aunque sin supervisión, seguramente lo habré hecho muy mal.

Para cuando la semana estaba terminando y recuperando un poco más la movilidad de mis manos, desenrollé el pergamino que en la academia nos habían dado para la creación de clones. Era una de las técnicas básicas que debía aprender  en su perfección, y aunque la explicación era algo clara, en la práctica no todo salía como se esperaba.

Mis manos se unieron simbolizando al tigre del zodiaco, y llevé mi mente a concentrarse en mi abdomen, justo en el centro, desde en donde mi chakra debía salir. La sensación fue similar a como si algún líquido ligero comenzara a recorrer mis venas desde ahí y hacia mis manos. Usando la mente intenté visualizar la forma que quería darle al chakra, usando para ello mi propia imagen, pero no la que se refracta en un espejo, no; para ello llevé mi chakra a recorrer todo mi cuerpo, inundando sensiblemente cada parte de mi cuerpo para hacer una imagen tridimensional del mismo, posteriormente comencé a hacer que esta imagen comenzara a proyectarse hacia el frente, procurando mantener cada aspecto intacto en proporción y forma. Una vez fuera de mi cuerpo, a un metro lo llevé a materializarse encadenando para esto el hechizo por el cual es llamado

─¡Técnica de Clonación!─

Según las enseñanzas, el nombrarlo era para reafirmar en nuestra mente la acción que queríamos realizar y, de esta forma grabar en nuestro cuerpo la sensación que produce, de tal forma que usa como comando lo que decimos para no confundir la sensación con alguna técnica parecida; aunque en la práctica esto se volverá innecesario con el tiempo, es una buena manera de anclaje de la lección.

El chakra frente a mí se materializó a apenas un punto en el que visualmente había una representación exacta mía al frente, pero no demoró más de un segundo en volverse una nube de humo blanca, que más que señalar una técnica fallida, señalaba la finalización por el escaso chakra invertido en él. Durante ese primer segundo, mi corazón latió extremadamente rápido, sintiendo la victoria, pero se desvaneció tan rápido como me percaté de lo poco que duró y lo muy cansado que me había dejado.

Leyendo un poco más el pergamino, explicaba que había varias pérdidas de energía durante el proceso de la técnica, por lo que era posible que gran parte del chakra invertido se perdiera en varios pasos, pero que una vez practicado será menos cansado de realizar. Retomé entonces la confianza y volví a intentarlo, quedando en un estado de sofoco para cuando había terminado el segundo clon efímero. El tercero costó tanto que mi cuerpo entero se había endurecido, era difícil mantener la postura, pero también cambiarla, simplemente me sentía muy pesado. El cuarto clon ya no lo vi, todo se puso negro cuando logré sacar el chakra de mi cuerpo y si logré o no algo, dos minutos después, cuando desperté, no había dejado rastro alguno de ello.

Durante los siguientes nueve días continué trabajando en la técnica, al menos cuatro horas diarias, repartidas en el día debido a que debía recuperar mis reservas de energía descansando, comiendo y haciendo ejercicios físicos. Además de que mi mente también se cansaba tremendamente, ser consiente del cuerpo entero y tener la concentración para expulsar una figura que corresponda, era tener muchas cosas pendientes al mismo tiempo.

Tras dos semanas de estar manteniéndome en la práctica, el clon que creaba ya duraba al menos lo suficiente para hacer algún movimiento, algún gesto o algo que sea más que solo existir y dejar de existir. Al mes de practicar, Ya era capaz de crear un clon que durara alrededor de quince segundos, o incluso dos clones de cinco segundos, con algunas variaciones mínimas entre la desaparición de uno y otro. Al final me tomó poco más del mes dominarla hasta que pudiera usarla en combate, de tal forma que no tuviera que demorar demasiado entre la ejecución de sellos, el moldeo de chakra y la creación de los clones. El primer logro para mí, en la siguiente entrada a la academia, al menos ya entraría algo más avanzado de lo que se espera.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Setsuna Kan'ei
Getsu Genin

Re: [Entrenamiento Semanal] El Yo de Ayer

Mensaje por Setsuna Kan'ei el Miér Jun 13, 2018 11:39 am

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Fara.

  • Mediante post: 8 PN.
  • Total PNs: 17 + 8 = 25 PN.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.