Últimos temas
Afiliados
Limpieza 05 - 11 - 18

Boku no Hero ROLLittle FearsPhotobucketCrear foro

[Trama Yukigakure] Cavernas

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

[Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por NB Narración el Sáb Jun 16, 2018 9:11 pm

Cavernas

La noche había caído, iniciando un descenso gradual en las ya frías temperaturas del país del hierro. La situación en la que se encontraban aquellos guerreros, solo podía brindarles una desesperanza abismal, al encontrar el paso de regreso a su hogar cerrado y custodiado, su única opción en ese momento era sobrevivir. Pero el destino no sería de todo cruel, tenían la oportunidad de buscar cobijo para pasar la noche en las adyacencias de la aldea. Uno de los puntos donde podrían encontrar cobijo era una pequeña caverna ubicada a unos tres kilómetro de su hogar, una área de relieve rocoso podría vislumbrarse, una imponente montaña se alzaba recubierta de aquel manto blanco que decoraba todo el país, en sus pies un único camino era visible hacía ella. Un sendero blanco de diez metros de ancho, bordado por increíbles rocas de más de cuatro metros de altura, la nieve recaía sobre las rocas y un brillo inusual se podría evidenciar a pesar de la noche en cada una de ellas, tratar de escalar para ascender a la cúspide de la imponente estructura era imposible, la nieve no dejaba ver más allá.

Aquel sendero de veinte metros de largo brindaba una inusual invitación a quienes pudieran divisarle, pues una luz que se estremecía al final del camino por el soplar del viento daba un brillo luminoso desde su interior. La caída de nieve constante complicaba un poco seguir el paso de las presas, además de cubrir las marañas de previsiones de quienes intentaban buscar cobijo para sobrevivir la noche, el contorno blanquecino y la carencia de luz camuflaba las inusuales hebras.

La silueta a la entrada era visible desde la distancia por la luz que emitía desde su interior, sin embargo aquel sendero era el único que podría permitir el libre acceso hacía la cueva, la misma tenía una figura de una semi circunferencia de aproximadamente cinco metros de radio, aunque su interior era un misterio parecía ser una opción lógica  para dejar pasar la noche sin correr riesgos.

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por NB Narración el Sáb Jun 16, 2018 9:12 pm

Cavernas
Tras la narración anteriormente expuesta, se os dan las siguientes aclaraciones:

— El procedimiento correcto para postear en el tema es el siguiente: Deberéis de rolear vuestra llegada al lugar, desde el momento en que se retiraron de las puertas de Yukigakure no Sato. Toda información es necesaria para conocer bien vuestra situación, pensamientos y en un caso extremo agregar ciertos matices que puedan dar realismo a dicho evento.

— El orden de posteo será determinado conforme los usuarios se vayan adentrando en la trama. Una vez todos lo hagan el orden quedará como tal y Narración os irá guiando en todo momento.

— Recordad que nos encontramos en una trama en PRESENTE razón por la cual vuestra vida siempre correrá peligro. Tened muy presente la ambientación y como puede afectar las acciones de los personajes. Todo puede ser tenido en cuenta para bien o para mal.

— En todos y cada uno de los post es completamente obligado postear tanto el armamento como las estadísticas del personaje, forma parte de las normas básicas del foro. Nos encontramos en un tema BÉLICO, recordadlo.

— El tiempo de rol será de 48 horas, una vez un usuario postee el contador se reiniciara, de este modo la trama irá mucho más rápido. En caso de demorarse, el usuario podrá avisar a un administrador para que así pueda cederle 24 horas más.

— Integrantes: Hachibimaru, Chiyo Aoyama y Dao Yotsuki

— ¡Mucha suerte a todos! Y ¡Feliz Noche Sangrienta!

Volver arriba Ir abajo

avatar
Hachibimaru
Muerto

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por Hachibimaru el Dom Jun 17, 2018 3:44 am

LAS PUERTAS DE LA ALDEA
HACHIBI
Tetsu no KuniCavernasPresente
Entre los confines del infierno, hay sitios inexplorados por sus atormentadas almas, lugares que solamente los más desesperados recurren tras frustrar su último lugar seguro, lugares a los que se recurre como última opción y donde uno reza por que no termine siendo igual o peor que el mantenerse en el castigo directo, mas Hachibimaru cual Dante, es un explorador del infierno, ya ha visto a su amada, ya ha avisto la razón de su estadía en el infierno y ahora busca sacarla de ahí, pero no hay atajos ni caminos directos en esta encrucijada, es más bien una serie de laberintos unidos entre si por el tiempo, el espacio y las dificultades. senderos cuyas trampas no son inamovibles, sino cambiantes, adaptables, sorpresas y, en lo que respecta a su integridad, posiblemente existan las que no sean pasables. Aun así, es necesario que se aventure a intentarlo, morir sin más, rindiéndose, sería la peor de las decisiones. Conforme su trayecto iba siendo recorrido, algunas ramas eran tomadas de debajo del manto blanco, algunas eran apenas palillos que ni para picar serviría, otro era un grueso tronco y algunas más parecían ser perfectas para llamar leña, hasta formar un grueso paquete bajo su diestra, que sobresale de vez en vez bajo las pieles marrones de su manto.

Su paso calmo llevó al Orochi a descender a la oscuridad misma, adentrándose en la base de todo y más allá, adentrándose en las profundidades del Cocito para burlar a Satán y a sus huestes demoníacas para luchar un día más. Sus ojos afilados se iban dilatando conforme la luz iba disminuyendo, pero aun así sus otros sentidos mantenían alertas; su respiración iba mostrándose cada vez más evidentemente en vapores del calor que se escapa de su cuerpo en cada suspirar, la temperatura continúa descendiendo en el exterior, pero para refugiarse de este debe adentrarse más, integrarse más con el suelo que alguna vez pisó para ahora colarse bajo él.

Sus pies al principio dejaban leves marcas sobre la nieve, pero cada vez fueron menos y menos evidentes conforme el suelo dejaba de presentar este manto blanquecino para dar lugar a su verdadera piel desnuda de color plomo azulado. La capa que le cubre del frío apenas tiene efecto sobre su cuerpo y desde su pierna se desliza un acompañante que se mantendrá alerta para evitar contratiempos. Una vez encontrado un punto donde el viento y la nieve ya no alcanzan, toma asiento, razonando si era adecuado o no armar una fogata. Colocó la leña en el suelo, dejándola descansar más que tirándola, muy cerca de una de las paredes de la caverna, la cual examinó antes de usarla como respaldo para cuidarse sus espaldas mientras se acomoda para formar una leve hoguera que le mantenga vivo.

Armamento:

Porta armas en la Pierna Izquierda con 5 Kunais, 1 con Sello explosivo
10 Kunais y 15 Shurikenes ocultos en la capa, usando hilo ninja para ello.
Katana en la cintura a lado derecho.
9 unidades de hilo ninja en la capa.
Estadísticas:

  • Fuerza : 35
  • Resistencia : 35
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 20
Chakra :105/125
Aclaraciones:

Acción oculta

Volver arriba Ir abajo

avatar
Chiyo Aoyama
Muerto

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por Chiyo Aoyama el Lun Jun 18, 2018 6:52 pm

Cavernas
Chiyo Aoyama
País del HierroCavernasVerano
Seria ingenua si no supiera los peligros de aquella noche, seria desalmada si no tuviera un poco de preocupación, y sería un suicidio si no fuera desconfiada; varias cosas pasaban por su cabeza pero lo importante era que esa noche sería un desastre… no es como si estuviera enojada con el destino porque ella creía firmemente que todo ocurría por un motivo en especial. Por eso mismo su andar era relativamente rápido pero lleno de precauciones pues todo el tiempo veía hacia atrás, los costados y el frente… en esa oscuridad era difícil divisar las cosas desde la distancia pero intentarlo podría prevenirla de algo.

El frio parecía atacar a todas las personas sin discriminación alguna, pues a pesar de que ella estaba abrigada aun podía percibir el ambiente helado que le rodeaba… ¿Qué sería de ella si no estuviera usando esas ropas? Tal vez estaría temblando, por suerte este no era el momento.
Sus pasos rápidamente la transportaban hacia otro lugar, y ella intentaba hacer todo lo posible para no gastar más energías de las necesarias, pues o sabía que escenas terroríficas podría describir en la oscuridad del País más peligroso de todos.

Lentamente vio que su camino cambiaba, más bien la ambientación de él comenzaba a transformarse en algo diferente por lo tanto ella observó con cuidado el entorno que ahora estaba circulando, pues el sendero ahora parecía tener diez metros de ancho mientras que alrededor rabian unas rocas que se alzaban a cuatro metros de altura o inclusive más, pero lo peculiar era que un brillo inusual se podía percibir en cada una de ellas, por lo tanto se arriesgó a recorrerlo. Aunque estaba bien sabido por ella que aquella luminiscencia solo podría indicar peligro ¿Quién esperaría ser bien recibido? Incluso la naturaleza del País era peligrosa.
Recorrió diecisiete metros de sendero, andando del lado izquierdo a una distancia de un metro de las rocas que parecían ser “paredes” por así decirlo.

De todas formas el cielo seguía lo suficientemente negruzco, e igualmente sus ojos parecieron percibir un hilo de luz a lo lejos, ellos inmediatamente reflejaron una silueta que dentro suyo parecía tener algún tipo de luz,  pues podía ver que se trataba de una cueva. En ese momento Chiyo examinó completamente las dimensiones, cuando se posiciono a una distancia de tres metros del lugar al cual se tenía acceso, los ojos rojizos de la chica mostraron algo de duda.

¿Cómo no tener una cierta reserva en un país como ese? Además el lugar parecía no estar abandonado por la naturaleza ¡La misma luz del interior le hacía pensar eso! Por eso se mantuvo unos segundos viendo a esa distancia de la semicircunferencia. Su respiración se hizo más tranquila y trató de calmar los latidos de su corazón, no tenía lugar para esconderse y por eso mismo estaba arriesgando que su ropa negra y la oscuridad de la noche la camuflarían aunque sea un poquito.
Aun no entraría, tampoco se acercaría más de tres metros… en aquel momento ella quería ver si algo estaba sucediendo en la cueva, no tenía pensado entrar a lo loco pues intentaba escuchar un ruido y ver hacia el interior de ella. Por eso mismo ahora en ese momento ella se movió para darle la espalda a la pared rocosa mientras miraba hacia sus laterales, la cueva y el camino.

Pero su atención hacia el interior de la cueva estaba siendo dividida porque también tenía una cierta vigilia a cualquier sonido que pudiera escuchar en su entorno, sobretodo el del camino por el cual ella se había deslizado… después de todo los pasos en la nieve emitían un cierto sonido de fricción en la mayoría de los casos. Mientras tanto sus artículos seguían donde habían permanecido desde hace tiempo, la capucha negra continuaba cubriendo su cabello rosado y sus manos enguantadas dentro del bolsillo de la chaqueta ¿Cuánto esperaría para ver si escuchaba algún movimiento? No lo sabía, pero si las cosas se ponían difíciles con el frio ella tendría que entrar en la cueva, aunque no quisiera.

Armas:
2 bombas de humo.
2 píldoras de soldado.
9 shurikens.
15 senbons.
12 kunais.
2 sellos explosivos.
1 bolsita explosiva.
1 AWA SOFUU-KI
Estadísticas:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 20
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 20
  • Voluntad : 20
Chakra : 120

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por NB Narración el Jue Jun 21, 2018 11:35 pm

Cavernas

Aquella noche daría honor a su nombre para aquellos tres desafortunados viajeros que transitaban las adyacencias de la caverna, el primero en sentir las fauces de la desesperación sería aquel viajero que decidió recorrer el camino principal de manera despreocupada y sin preparación alguna, su accionar se vería interrumpido cuando estuviera a tan solo par de metros de poder abandonar el sendero repleto de nieve y entrar en el confort de la caverna, un inusual y terrible dolor recorrería su pierna derecha, su pie había activado una trampa de osos que no tardo en apretar con ferocidad entre sus dientes la suavidad de su carne. El férreo aprisionamiento de aquella extremidad era indescriptible, pero para su desgracia no fue el único mecanismo que activaría con su actitud despreocupada. Al mismo tiempo que la trampa se cerró su pie tenso un alambre metálico que al jalarlo por su peso haría retumbar muchos kunais y objetos metálicos atados al hilo que tomaba dirección a la roca de cuatro metros más cercana, alertando con facilidad que alguien había invadido el seguro perímetro de quienes reposaban en el interior de la caverna.

Sin embargo ya por la cercanía que tenía con la entrada su percepción sería mucho más amplia – tanto como su concentración le permitiera – ; la entrada a la caverna mostraba una altura de cinco metros, el camino que recorrieron definía también la longitud que tenía el ancho de aquel subterráneo, pero lo atípico del túnel eran las extrañas antorchas que estaban adheridas a la pared y se dirigían hacia el interior de la misma, a simple vista era un túnel iluminado de más de quince metros de profundidad, la zona superior de la caverna estaba repleta de cientos de estacas de piedra todas apuntando hacia abajo, las medidas de las estacas iban de unos treinta centímetros desde la superficie hasta la punta y un grosor de cinco centímetros, en algunos puntos de la pared se notaban agujeros que emitían extraños chillidos de animales que hacían escondidos, otros agujeros solo guardaban el misterio de la oscuridad.

La joven Chiyo tendría un avance relativamente tranquilo, pero cuando alcanzó a estar a cinco metros de la caverna escucharía aquel férreo objeto cerrarse y la revuelta de los metales chocando revelando una clara amenaza y alarma tanto para ella, como para los locales del recinto, desde esa distancia podría ver claramente la primera antorcha adherida a la pared y que el sendero continuaba hacía el interior de aquella abertura en la superficie terrestre, clara señal de que algo se hospedaba en el interior de aquel sitio. Adicionalmente podría ver la silueta del hombre atrapado frente a ella, aunque el frío y la ventisca comenzaban a jugarle en contra, necesitaba refugiarse, ya que sus sentidos y movimiento podrían verse afectados por la tempestad climática.

La superficie en el interior de la cueva dejaba atrás todo rastro de la fuerte ventisca que arremetía en el exterior, dando paso a una contextura rocosa y firme, con algunas pequeñas grietas, pero la mayoría del terreno era plano y rocoso.

A los costados del sendero – es decir en la zona exterior de la barrera rocosa – solo se encontraban planicies llanas de nieve, donde pequeños tumultos o acumulaciones inusuales de la nevada formaban pilares de un metro a dos metros de altura, la zona que recorría el joven Yotsuki Dao cumplía con aquellas atribuciones de la planicie llana y desolada a excepción de los obstáculos antes mencionados.


La nieve continuaba arremetiendo con furia en las cercanías de la caverna, para cuando el joven Hyuga se recostará de aquel tumulto de nieve de un metro de altura, un fuerte soplido del viento inmisericorde provocó que la acumulación de nieve de dos metros  metros de altura a su lado derecho que le daba una privilegiada posición se viera derrumbado sobre él, añadiendo además que el levantamiento a su espalda al sentir el anterior derribo contribuiría a su sepultar en las frías y heladas nieves de aquella tormenta que visitaba el país.


Su acción de activar aquel Doujutsu se vería drásticamente interrumpida por aquel derrumbe, el destino comenzaba a merodear por las cercanías. La sangre ya había hecho acto de presencia, aquella noche estaba por cobrarse a sus primeras víctimas si continuaban con su desajustada actuación.

La caverna continuaba frente a aquel trío, imponente desafío el que se les había planteado en ese momento, sí deseaban realmente ganarse un lugar donde descansar, debían tomarse las cosas con mucha seriedad o de lo contrario ni volviendo a la entrada de la aldea criminal sobrevivirían.  


Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por NB Narración el Jue Jun 21, 2018 11:35 pm

Aclaraciones y Pautas

Con esta intervención se nombrarán los fallos o detalles a destacar por parte de los usuarios, de este modo el entrenamiento proseguirá en todo momento de manera adecuada y evitaremos todo tipo de problema que más adelante pueda llegar a desencadenarse

En General

—Recordad que os encontráis en una trama oficial con el narrador principal del foro, decir "llego a la caverna" cuando esta no ha sido descrita significa llegar a un lugar inexistente o en que no ha sido tan si quiera configurado su propio suelo. Recuerden que no pueden tomarse atribuciones de narrador, describir zonas no descritas da pie a que la narración aplique sanciones al fallo cometido.

— De ahora en más hay una regla que no podrá romperse y si esta se les olvida, se les penalizará tanto on-rol como off-rol. Al finalizar de cada post deberá haber un spoiler indicando exactamente el resumen de sus acciones, diciendo exactamente lo que hicieron (caminar, saltar, correr, mirar a uno, golpear al otro, etc)... Todo en orden obviamente, para que sea más fácil entender que es lo que hicieron exactamente.

Hachibimaru

— Nunca se describió otro terreno más que el camino, inclusive la zona boscosa esta en otra dirección, por consiguiente narrar que estas tomando ramas, raíces, cualquier objeto que no fuera descrito incumple con la normativa del foro y por consiguiente será penalizado on rol.

— Así mismo, una acción oculta además de ser narrada en el post, cómo lo indica la respectiva guía de Combate en la sección 8 de acciones ocultas, al momento de enviar el mensaje privado con dicha acción, se debe describir de manera muy específica la acción que se usa, incluyendo la frase metafórica con la que se intenta ocultar dicha acción. No solo decir hice X cosa, porque si es una verdadera acción oculta inclusive a los ojos administrativo pasaría de esa forma. Se penalizará of rol descontando una acción de las disponibles por usuario.

Dao Yotsuki

— Si bien se pidió que se dieran a conocer los pensamientos, situación del personaje utilizas una cantidad demasiado alta de relleno inclusive dejas frases que no van relacionada al post “(Todos estos eran párrafos pegados, ahora sí los separaras)”

— Llegado un punto del post al no encontrar que decir te tomas la libertad de cumplir el rol de narrador, describiendo un área que no ha sido descrita.

— Durante una ventisca de nieve tener una visbilidad mayor a diez metros sin activar tu Byakugan es algo complicado, más cuando se aclara que ni las pisadas se podían mantener por la constante caída de nieve.

Chiyo Aoyama.


—No has tomado en consideración el post anterior de Hachi, por consiguiente tu ubicación en el terreno es complicada de determinar.

Penalizaciones.

Hachibimaru.

Al caer en una trampa de osos tu pierna derecha queda completamente inutilizada, sufres una penalización de -10 Agilidad y – 5 de concentración por el fuerte dolor que estas experimentando. Además debes encontrar la manera de liberarte de la misma.

Dao.

Eres sepultado por un tumulto de nieve a tu costado derecho, cubriéndote en la totalidad de su blancura, sufres penalización de – 5 agilidad y – 2 concentración. Tu técnica no logra ejecutarse porque los tumultos se caen cuando llevas el segundo sello de mano.


Chiyo Aoyama.

Por las bajas temperaturas, la constante caída de nieve sufres una penalización de -2 Agilidad y - 2 Concentración.

Situación Actual.

Chiyo Aoyama se encuentra iniciando el recorrido por el sendero de nieve cuando escucha la trampa frente a ella y un ruido metálico esparcirse por los alrededores de las grandes e imponentes rocas. Dao se encuentra a treinta metros de la situación, cubierto de nieve y su vestimenta ya no es tan efectiva contra la ventisca, aun así es capaz de escuchar el fuerte ruido de metales que chocan con rocas en la dirección que estaba observando, no logra activar el Byakugan motivado al derrumbe de uno de los tumultos de nieve. Hachibimaru se encuentra atrapado en las fauces de la trampa de osos, no pudó realizar su acción oculta.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Hachibimaru
Muerto

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por Hachibimaru el Vie Jun 22, 2018 1:45 am

LAS PUERTAS DE LA ALDEA
HACHIBI
Tetsu no KuniCavernasPresente
Divisando su sitio objetivo, el sonido de la nieve se produjo raro y tan solo pudo bajar la mirada para encontrarse con su pierna siendo apresada desde los gemelos, por dos hileras puntiagudas de un mecanismo tan ancestral como eficaz. El dolor era indescriptible, ahogado en un rozar -casi destrozar- de dientes, con tres dientes encajados de un lado y dos del otro, unas cuantas gotas de sangre comenzaron a descender de su pierna, ingresando en oscuras cristalizaciones en la nieve; de quitar el objeto, seguramente habrá un poco más de sangre, pero de no hacerlo, morirá congelado, además de que juzgando por los sonidos metálicos que se presentan en las cercanías, es muy seguro que quien pusiera esa trampa, no esté muy de acuerdo con él estando tan cerca, muy seguramente volviéndose un problema a solucionar ahora o en la otra vida.

Llevó su guantelete metálico derecho a introducirse entre ambas piezas que le aferraban. El movimiento fue tosco a falta de una mano que dirija los dedos, pero igual los introdujo y presionó para usar el cuerpo metálico de su garra y abrir levemente la trampa. Luego introdujo los dedos de la zurda, haciendo como una palanca al respaldarse del otro brazo para así abrir esa infernal creación, liberando de su aprisionamiento a su extremidad inferior, ¿qué tenía el mundo en contra de su lado derecho? Por suerte ninguna vena o arteria principal había sido lastimada en el proceso, los endurecidos músculos que envuelven su hueso habían recibido la mayor parte del daño. Intentó apoyar el pie en el suelo, revisando que no hubiera más trampas -cosa dudosa en las inmediaciones por practicidad- pero supo de inmediato que no le ayudaría a sostenerse, a lo mucho equilibrarse. Respiró hondo y analizó el entorno, buscando alguna posible amenaza cercana, y al volver la vista atrás, se percata que una figura se acerca, juzgando por su paso y la dirección de la que proviene, seguramente es otra persona de Yukigakure

──¡Ten cuidado, hay trampas en el suelo!──

Gritó rabioso, alertando a la persona que viene, esperando que no sufra el mismo fin. De nuevo regresa su mirada al frente y desatando su katana de su cintura, comienza a avanzar apoyándose de su arma y usándola para sortear el piso para evitar otra posible trampa similar o de similar característica, evitando a toda costa el activarlas, intentando llegar a la pared de la caverna para apoyarse un momento. Esto mismo podría servir de guía a la que viene para no toparse con el mismo destino, al menos a partir de dónde sucedió el accidente. Se quedaría un momento por fuera de la estructura natural, analizando qué tan viable es adentrarse o no, dando una mirada más escrutante al interior, el ruido podría desprender alguna de las estalagmitas del techo, mientras que apreciaba ruidos viniendo de agujeros por toda la pared. Lo que más llamaba su atención eran las antorchas las cuales iluminaban el sitio, al menos podía sentir levemente el calor de una de estas, haciéndole entender que no era un espejismo.

Armamento:

Porta armas en la Pierna Izquierda con 5 Kunais, 1 con Sello explosivo
10 Kunais y 15 Shurikenes ocultos en la capa, usando hilo ninja para ello.
Katana en la cintura a lado derecho.
9 unidades de hilo ninja en la capa.
Ryu Tsume Puestos.
Estadísticas:

  • Fuerza : 35
  • Resistencia : 35
  • Agilidad : 20/30
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 25/30
  • Voluntad : 20
Chakra :125/125
Aclaraciones:

[lis]
[*]Hachibi aprovecha sus guanteletes metálicos para safarse del objeto.
[*]Al mirar a todos lados por si algo viene, observa una figura venir desde la misma dirección, se imagina que proviene de la aldea y le advierte de las trampas.
[*]Usando su katana para evitar toparse con más trampas, Hachibi avanza hacia la cueva, para analizarla recargado en una de sus paredes exteriores.
[*]NOTA: De antemano pido una disculpa, no me había percatado (hasta releer este post) que no había colocado mi arma especial en mi inventario del spoiler. Espero que se me pueda disculpar de eso, considerando que los he citado en todos mis post de trama.
[/list] 

Volver arriba Ir abajo

avatar
Chiyo Aoyama
Muerto

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por Chiyo Aoyama el Lun Jun 25, 2018 2:00 am

Cavernas
Chiyo Aoyama
País del HierroCavernasVerano
Cinco metros fueron los que la distanciaban con la entrada a la cueva, pero aparte de ese acontecimiento había otra cosa que requería su atención con más prisa y ese era el tumultuoso ruido que podía escuchar a la entrada por lo tanto su mirada infernal se enfocó hacia todos lados, pues sin dudas eso era una alerta para alguien ¿Personas que Vivian en el interior de la cueva? Tal vez, no podría afirmarlo en realidad ¡No tenía idea! Pero si se dio cuenta que entre el ruido sonido pudo diferenciar ¿Un objeto cerrarse? Bueno ese fue su primer pensamiento pero no estaba del todo segura… pero de lo que sí estuvo atenta en ese momento era la silueta de una sombra que estaba aproximadamente a tres metros de ella… observando con anticipación la chica se sorprendió y un pensamiento vino a su mente: “¿Una persona o un oso desnutrido?”.

Su figura adornada por una apariencia oscura –gracias a sus ropas- seguramente incluían en la situación para no ser fácilmente distinguida por ese “animal” que al parecer estaba distraído con algo más pues no se movía, y esa situación solo hacía que un pensamiento surgiera en su mente: “Mírenlo, tan inocente del mundo”, incluso se había levantado la esquina de su labio para formar una pequeña sonrisa mientras miraba la silueta.
A todo esto sus ojos también viajaron a la entrada de la caverna, de cierta forma vio la primer antorcha adherida a la pared y luego el sendero que conducía hacia el interior de la abertura, de cierta forma se veía bastante acogedora de la situación climática que estaba experimentando.

Por otra parte su diestra se movió sutilmente hacia su estuche ninja para extraer una senbon la cual ocultó con la ayuda de su mano y el interior de la manga de su chaqueta.
Después de aquella acción la persona pareció percatarse de la kunoichi pues le dio una advertencia, ahora todo parecía entender porque él había estado en el mismo lugar por un momento –había caído en una trampa-, por eso mismo la chica observó como este comenzó a avanzar hacia el interior de la cueva, por ende la encapuchada siguió el mismo camino del hombre pues quería asegurarse de no caer en una trampa y en el caso de que hubiera esta afectaría primero al muchacho. En ese momento caminó un metro más hacia delante y luego realizó un salto para quedar a un metro de la cueva  y a un metro de la trampa de oso  -posicionada por el mismo sendero que había registrado el desconocido-.
Cuando estuvo a un metro de distancia de la caverna ella miró con más precisión hacia su interior, y lo que sorprendió –además de las antorchas y estacas- eran los agujeros de la pared pues salían chillidos de algún animal que posiblemente se encontraba escondido en ese lugar. Su mirada luego recorrió al hombre y su espada para luego mirar la pierna pues ella en ese momento se encontraba a dos metros de la posición que este había adquirido, y en su actualidad estaba en el centro de los cinco metros de ancho de la caverna.

-Soy medica.-

Sus palabras fueron claras e iban dirigidas al herido, ella en ese momento lo examinó de pie a cabeza con su vista y pensó varias cosas… pero más que nada no se sentía del todo segura con la presencia de él, por eso mismo dijo que era medica pues podría serle de uso en aquel momento de necesidad. Esa herida posiblemente dolía más de lo que aparentada porque iba cargada con el factor climático, pero ella a pesar de decir dichas palabras no mostro actos por acercarse y curarlo, claramente no haría eso porque no confiaba en el hombre ¿Qué le aseguraría que no intentaría matarla después de curarlo?

Por otra parte su atención también trataba de estar atenta a la caverna que estaba enfrente suyo, pues su cuerpo estaba siendo afectado por las circunstancias climáticas eso quería decir que necesitaba encontrar resguardo para poder conservar su energía o tal vez terminaría desmayada y los animales carroñeros se encargarían de comerla. La cuestión era que aquella trampa, alerta sonora e iluminación fueron puestas por alguien más ¿Cuál era la cuestión? Posiblemente la caverna tenia habitantes… y eso le inquietaba pues si su casa fuera invadida por alguien más no los trataría amablemente.

-Si quieres puedo curarte, pero esta caverna es peligrosa… estas herido y si te curo tal vez ese momento sea especialmente complicado para ambos porque tendremos nuestra guardia baja ¿Puedes aguantar el dolor por ahora?-

Chiyo no era especialmente la persona más amablemente del mundo, pero al ver al pobre en ese estado no podía ignorarlo, por otro lado ella comenzó a caminar para ingresar a la caverna, sus pasos eran llenos de precaución a la vez que miraban hacia todos lados como si tratara de caer en alguna trampa. La cuestión fue que ella solo se sumergió en la cueva y ahora su posición era a un metro de distancia de la entrada de la cueva mientras miraba todo a su alrededor, teniendo especial cuidado en los agujeros de la pared, las estacas en el techo y en el suelo.


Acciones:
•Se detuvo a cinco metros de la cueva, a tres metros de Hachi.
•Saca una senbon de su estuche ninja con su mano derecha para mantenerla oculta entre su mano y la manga de su chaqueta.
•Camina un metro hacia delante, luego da un salto de tres metros para ponerse por delante de la trampa de oso, a una distancia de un metro de ella, y a la vez siguiendo el camino que tanteo Hachi con la espada.
•Le habla a Hachi.
•Mira hacia Hachi.
•Mira hacia el interior de la cueva.
•Le vuelve hablar Hachi.
•Entre a la cueva.
•Presta suma atención a todo lo que está a su alrededor por si tiene que defenderse.

Armas:
2 bombas de humo.
2 píldoras de soldado.
9 shurikens.
15 senbons.
12 kunais.
2 sellos explosivos.
1 bolsita explosiva.
1 AWA SOFUU-KI
Estadísticas:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 20-=18
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 20-2=18
  • Voluntad : 20
Chakra : 120

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por NB Narración el Sáb Jul 07, 2018 3:53 pm

Cavernas

La rudeza del viento continuaba agitando la nieve brutalmente en el exterior de la caverna, la caída de nieve seguía con la intención de volverse más violenta y despiadada con quienes continuaban aun sin encontrar refugio, por eso el desplazamiento por tanta acumulación de aquel elemento natural comenzaba a tornarse aún más complicada. Por suerte para el par de personas que se encontraban cercanas a la entrada visualizarían una fuente de calor y confort frente a ellos, aquel sendero a recorrer allí dentro con las antorchas adheridas a la pared marcaban el camino a seguir, cada antorcha estaba separada de la otra por un par de metros iluminando toda la caverna sin problema alguno, lo único que no se podía vislumbrar con total claridad eran el interior de los agujeros que presentaban las paredes, de donde el chillido de criaturas de la noche resonaban como eco cada vez que se animaban a cantar.

El lastimado hombre había tenido la oportunidad y herramienta necesaria para zafarse de la trampa de oso, pero iba dejando una estela carmesí durante su recorrido, estela que la encapuchada debía pisar si deseaba seguirle, demostrando además que la herida era lo suficientemente intensa para que la sangre continuara brotando ahora más por haber retirado lo que ocasiono la herida. La nieve acumulada en el sendero había incrementado su altura hasta cuarenta centímetros, cada paso que se diera en el exterior hundiría cualquier pie hasta la altura del tobillo y por cada minuto que pasaba la cantidad continuaba en incremento.

Ahora que Hachibamaru se encontraba en el interior de la caverna aunque recostado a un costado y su acompañante Chiyo se introdujo un metro después del marco de entrada podrían ambos sentir el calor de las antorchas, aunque débil por el frío que reinaba a escasos metros a su espalda, pero si sentirían el cambio brusco de temperatura y la diferencia de estar adentro y afuera de aquel lugar. Podrían verificar el estado de la roca solida donde transitaban y de las paredes que le rodeaban, sin embargo con su llegada todo rastro de ruido de los animales había simplemente desaparecido, el silencio era lo suficiente para escuchar el fuego estremecerse con cada soplar del viento, algunas gotas de agua que resbalaban desde las estalagmitas para golpear el suelo.

Podrían seguir su camino con tranquilidad y hundirse más en las profundidades de la caverna, pero si el hombre herido de la pierna no hacía algo pronto para resolver el sangrado las cosas podrían empezar a tonarse mucho más complicada de lo que quisieran para sobrevivir. Las marañas de quienes usaban aquella cueva como refugio estaban moviéndose y alertando de la presencia de desconocidos en la entrada del lugar.

Solo silencio y tranquilidad tendrían aquella pareja por el momento.

Mientras tanto en una zona un tanto alejada tanto de la caverna como del sendero se encontraba luchando contra las tenaces fuerzas naturales el joven perteneciente al clan de los ojos blancos quien gracias a la activación de su Doujutsu tendría una mejor vista de todo a su alrededor, no había cambio radicales en los alrededores del hombre, podría intentar volver a la aldea, pero el camino estaba repleto de nieve y moverse sería mucho más complicado – por las grandes acumulaciones y tumultos de aquel blanquecino elemento –. Aun así gracias a la privilegiada visión que poseía se daría cuenta que habían dos presencias de chakra en la entrada a la caverna, además de varios puntos minúsculos de chakra que se movían por los muros de la cueva. Y muy adentro de la cueva una fuerte presencia de chakra en estado de reposo, con varios puntos minúsculos recorriendo su alrededor.

Ahora el muchacho durante su caminata sentiría como cada paso se volvía más difícil de dar, sus pies se hundían en la nieve a un punto donde llegaban  hasta la mitad de su muslo, aun sin llegar a los diez metros del sendero que daba hacía la caverna, el viento soplaba con fiereza, su ropa seguía siendo pesada y ahora al estar húmeda con el aire tocarle la sensación de frío incrementaba.  Aun así lograría llegar a la entrada del inmaculado sendero, percatándose por su visión que unos metros más adelante continuaban aquel par de presencias.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Hachibimaru
Muerto

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por Hachibimaru el Lun Jul 09, 2018 10:01 pm

LAS PUERTAS DE LA ALDEA
HACHIBI
Tetsu no KuniCavernasPresente
El recuerdo de un joven de cabellera negra y gran actitud recorría la mente del Orochi, cuyo color ha comenzado a palidecer levemente por la reducción de líquido vital en su sistema. Tenerlo a lado seguro podría cortar el sangrado o hasta quitarle el dolor por completo, pero desde hace tiempo que no lo ve; aun así parece que el destino le soríe o le juega una cruel broma, pues la persona que sigue sus pasos se presenta como una médico, ¿será una trampa?, ese aspecto es algo que en otra ocasión le haría dudar, pero de no atender la herida, bien podría no tener más tiempo después para comprobar lo que le quiera bajar. Con el frío, seguir perdiendo sangre podría suponer una hipotermia y con el desconocimiento del interior de la cueva, posiblemente no tengan otro momento más oportuno.

──Si nos adentramos, y el peligro ataca, tendremos mejor posibilidad si te puedo ayudar, pero con la pierna así, dudo que nos beneficiemos mucho──

Contradijo con un tono que denotaba algo de malestar por el dolor, llevó su zurda a apretar dónde corre la sangre, esperando que la presión reduzca un poco la saliente del carmín. Gracias a las antorchas el frío no era el más grande de sus problemas, pero aquel dolor sin duda podría ponerle en más peligro si lo que sea que puso esa trampa y alerta viene hacia ellos.

──Lo que sea que aquella alerta esté llamando, aun no ha llegado a nosotros, pero si esperamos a que llegue tal vez sea demasiado tarde. Cúrame y te lo pagaré, seré tu escudo y te daré Ryos si eso quieres, o podrás pedirme algo, pero si nos adentramos más, y no puedo ayudarte, no me recrimines por ello──


Sentenció pensando de la forma que más podría convencer a la mujer, que seguro será su integridad, más que comparecencia.

Armamento:

Porta armas en la Pierna Izquierda con 5 Kunais, 1 con Sello explosivo
10 Kunais y 15 Shurikenes ocultos en la capa, usando hilo ninja para ello.
Katana en la cintura a lado derecho.
9 unidades de hilo ninja en la capa.
Ryu Tsume Puestos.
Estadísticas:

  • Fuerza : 35
  • Resistencia : 35
  • Agilidad : 20/30
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 25/30
  • Voluntad : 20
Chakra :125/125
Aclaraciones:


  • Hachibi intenta convencer a a extraña de usar sus habilidades en él.
  • Aprieta con su mano izquierda en la herida, para reducir el sangrado, la katana queda recargada en la misma pared.
 

Volver arriba Ir abajo

avatar
Chiyo Aoyama
Muerto

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por Chiyo Aoyama el Jue Jul 12, 2018 6:27 am

Cavernas
Chiyo Aoyama
País del HierroCavernasVerano
Estaba realmente agradecida a la naturaleza por la creación de aquella caverna, aunque realmente no sabía si era natural o artificial, de todos modos la situación complicada había mermado para ella, estaba tranquila ahora que el viento helado no chocaba contra su cara… y la fuente de calor estaba embriagando su cuerpo. No se podía decía que era algo realmente intenso pero era un contraste con respeto a la intemperie de aquel país, por eso mismo se mantuvo un poco más tranquila cuando su cuerpo no continuó helándose entre la nieve.
Por otra parte, si bien el asunto del calor había sido –de cierta forma- resuelto… terminaban surgiendo nuevos detalles que causaban una leve molestia en Chiyo ¿Qué era aquello? Francamente los ruidos que habían salido de los agujeros que estaban en la pared.. pero ahora el ambiente se tornaba sospechosamente silencioso, por un lado deseaba acercarse y poder examinar pero por otro su sexto sentido le advertía que no lo hiciera ¿Es decir? Era peligroso… después de todo no era la única depredadora que buscaba refugio en aquella noche oscura.

Por un momento volteó su rostro hacia atrás, mirando el exterior de la cueva y el suelo de dicho lugar… observando que sus pies llevaban una mancha carmesí en ellos, era la sangre del hombre desconocido. A pesar de la situación se mantuvo tranquila e inmóvil, estando a un metro de la entrada. Sin lugar a dudas se mostraba bastante calmada ¿Qué tipo de miedo podría tener alguien que veía a la muerte como algo de extrema superación? Ninguno, por lo menos conscientemente… después de todo el inconsciente algunas veces actuaba de manera incontrolable.
Mientras tanto ella continuaba con su rostro tranquilo, en sus expresiones no se veían muestras de enojo ni nada parecido, pero si tenía extrema atención en su entorno junto y en el chico herido que ahora parecía querer hablarle, a lo cual –como persona razonable- le prestó atención.

Lo que ese hombre desconocido afirmaba era cierto pues con su pierna en ese estado no sería de gran ayuda en el caso de que la noche se transformara en una batalla caótica –después de todo uno nunca sabe-, si se adentraban más él sería una carga con esa extremidad, y si alguien atacaba también lo seria… por eso mismo era mejor hacer algo antes de que las cosas se tornaran más complicadas y no hubiera vuelta atrás.
Ante ello Chiyo lo miró fijamente con algo de desconfianza mientras observaba al hombre y luego  levantó su antebrazo derecho llevando su mano hacia la capucha para deslizarla hacia atras–en ese momento, gracias a las leyes físicas, la senbon se deslizó por la manga de la campera para que de ninguna manera fuera vista… pero como su acción fue muy rápida no dejo que el arma recorriera un gran camino ya que su antebrazo descendió para mantenerse horizontalmente en el momento que los dedos de su mano derecha deslizaron el cierre de la campera cuando ella comenzaba a acercarse hacia él- mientras se acercaba unos pasos hacia donde estaba recostado, ella vio la katana en su lado izquierdo y por un momento desconfió de él pero al observar que estaba perdiendo coloración tomó rápidamente una decisión por eso mismo caminó apresuradamente hacia la dirección del hombre, que estaba en el marco de la caverna, pues se había recostado en la pared izquierda.
La verdad era que él tenía razón, si alguien vivía en ese lugar aún no se había mostrado ante ellos y si él seguía en esa condición o empeoraba las cosas se verían de cierta forma bastante fea por eso mismo la joven caminó cautelosamente –para tratar de no pisar alguna trampa extraña- la distancia que los acortaba para después ponerse de cuclillas del lado izquierdo ¿Por qué no el derecho? Fácil, no quería darla la espalda a la entrada de la cueva, después de todo tal vez no eran los únicos desgraciados que buscaban refugio.

-Te tomaré el pulso, estás perdiendo sangre… mientras tanto me ocupare de tu herida, tranquilízate o podrías entrar en shock, avísame si ves algo raro…confiaré en ti.-

La voz de Chiyo era tranquila mientras los gestos de su rostro se mantenían calmados y elegantes, rápidamente colocó su mano izquierda sobre la herida de la pierna –al costado de donde él estaba haciendo presión en la pierna- y un haz de luz verde comenzó a observarse alrededor de ella… a todo esto el codo de su brazo derecho se levantó sutilmente mientras su antebrazo caía diagonalmente hacia  el cuello del hombre acercando su mano como si quisiera apoyar sus dedos sobre el cuello. Durante esa acción la senbon que tenía guardada en la manga de su campera –del lado derecho- comenzó a deslizarse sutilmente por la palma de su mano… pasando lentamente por la muñeca, luego cerró su mano en un puño cuando la senbon sobresalió unos cinco centímetros de su empuñadura, a todo esto el arma se encontraba a un centímetros del cuello de él. Ante este acontecimiento ella bajo el codo derecho para aliñarlo con su mano –de aquella manera conseguir más potencia- mientras sus ojos observaron rápidamente el lugar “indicado” en el cuello y empuño el arma para clavarla desde el costado izquierdo del cuello. Su intención era insertarla en ese costado lateral, bajo el ángulo de la mandíbula, buscando la arteria carótida que era la encargada a llevar sangre a su cerebro; pero esta vez utilizando su fuerza para apuñalar el cuello del chico a la vez que interrumpía su jutsu para clavar sus dedos de la mano izquierda justamente en la herida, utilizándolos para causar más dolor.
Claramente la joven tenía la intención de apuntar a la arteria que deslizaba una gran cantidad de sangre en su cuello, obviamente esta información era básica para los médicos y sabían dónde ubicar la arteria pues era efectivamente la que se usaba para tomar el pulso. Pero además de esa idea ella en el momento de clavar la senbon, si lo lograba, la movería para causar un herida más amplia en el lugar que se haya insertado.

La verdad era que de principio Chiyo  había pensado salvarlo solo si resistía sin quejarse pues ella no podía perder mucho tiempo en ese momento curando una herida de esa magnitud, más sabiendo que a su espalda podría aparecer alguien desconocido y con malas intenciones. Por otro lado sabía que con la magnitud de esa herida… no lo podría curar completamente y él se transformaría en una carga, pues incluso en sus palabras había expresado el deseo de adentrarse aún más en la cueva, ella no quería eso... si él lo hiciera podría poner en peligro la vida de Chiyo y al ver que ese hombre había contrariado sus palabras no podía permitirse que en el futuro le hiciera perder más tiempo o inclusive la vida. Esto era el País del Hierro, la gente debía matar para sobrevivir y lamentablemente esa noche era mucho más complicada que otras.

-De nada.-


Susurró, después de enterrar más la senbon la sacó de aquel lugar –pues su intensión era que la sangre de aquella arteria comenzara a derramarse-, luego dio un salto recto de dos metros hacia atrás a ras del suelo, esta vez quedando a medio metro de la entrada y a dos metros de la pared izquierda y a tres metros de la pared derecha. Trato de tomar una precaución por si su intento de asesinato no salía bien, además esa katana la había puesto demasiado molesta… por eso mismo en el momento de apuñalarlo había enterrado sus dedos en la herida para que el dolor pudiera anular de cierta forma sus acciones.



Acciones:
-Mira a su alrededor.
-Escucha a Hachi.
-Levanta su antebrazo derecho para deslizar la capucha hacia atrás.
-Comienza a bajar el cierre de su campera cuando se acerca a Hachi y mira su katana.
-Camina con cuidado hasta la posición izquierda de Hachi.
-Se pone de cuclillas.
-Habla.
-Su mano izquierda inicia el jutsu, mientras que la derecha fue al cuello de él.
-Deslizó la senbon por su manga y luego la intento clavar en el cuello de él.
-Por otro lado interrumpió el jutsu de su mano izquierda para clavar los dedos en la herida.
-Movió la senbon cuando estuviera clavada.
-Sacó la senbon y salto hacia atrás.
Tecnica:
Shōsen Jutsu (掌仙術, Palma Recuperadora)
Técnica más básica del ninjutsu médico, definida como la concentración de chakra en la palma de la mano, formando un haz verdoso que entra en contacto con la herida en cuestión. El proceso de sanación detiene las hemorragias y acelera el proceso de cicatrización, lo que permite al médico sanar al paciente en el momento, sin necesidad de un equipo o cirugía, salvo que sean órganos internos, pues sólo es funcional con las heridas superficiales.
Consumo: 15Ck por turno.
ESPIRITU:
Espíritu normal: Cura heridas leves y poco profundas en 2 turnos.
Espíritu muy bueno: Cura heridas significativas y algo profundas en 2 turnos.
Espíritu extraordinario: Cura heridas profundas y algunas hemorragias en 2 turnos.
Espíritu leyenda: Cura heridas profundas y algunas hemorragias en 1 turno.

Armas:
2 bombas de humo.
2 píldoras de soldado.
9 shurikens.
15 senbons.
12 kunais.
2 sellos explosivos.
1 bolsita explosiva.
1 AWA SOFUU-KI
Estadísticas:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 18
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 18
  • Voluntad : 20
Chakra : 120-15=105

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por NB Narración el Sáb Jul 21, 2018 4:39 pm

Cavernas
Aire infernal que, al más mínimo roce con la piel, quemaba. Ardía, aturdía y asolaba los incautos sentidos de aquellos condenados infelices que, por un motivo u otro, todavía no habían llegado a poner un techo precario sobre sus prescindibles cabezas. Todavía anónimo para quien fuera que quisiera cazarlo, el imprudente Dao Yotsuki avanzaría a través del sendero en una marcha que, más que acelerada, parecía desesperada.

A medida que dejaba atrás el blanco abisal de lo conocido, notaría sus piernas hundirse en la garganta de la densa y pegajosa nieve que, ya en su apogeo, parecía ansiar devorarle las extremidades que le permitían proseguir su camino. A cada zancada que el valeroso -¿o tal vez estúpido?- Dao quisiera dar, más esfuerzo tendría que poner en ello. Al final, quedaría claro que la mejor manera -y casi única- forma de atravesar aquella vertiginosa ventisca y llegar a la cueva no sería otra que la del simple y cuidado caminar. Pero claro, ¿acaso, alguien como aquel insensato Hyuga sería capaz de tomarse, por una vez, las cosas con calma? el viento exánime le enseñaría a hacerlo, sin duda.

Mientras tanto, ajenos a las galernas inclementes que azotaban el cuerpo del tercer integrante de aquella infame aventura, inmersos en las fauces de la tan codiciada como temida caverna que, al menos, refugio les ofrecía, una Chiyo Aoyama acuclillada ante el casi tullido Hachibimaru, con la palma extendida hacia la palpitante herida abierta, se quedaría prendada de cuántos macabros proyectos hubiera querido llevar a cabo sobre su indeseable paciente. Ya fuera por falta de arrojo, de ímpetu, de ganas reales o de concentración, sus planes no se verían realizados; ni siquiera insinuados. Tan sólo los frívolos dioses que pudieran estar poniendo sus ojos sobre ella podrían haber adivinado qué la llevó a perderse en sus propios pensamientos, ensoñaciones y divagaciones de aquel modo. Y durante el tiempo que así permaneciera la chiquilla de floreada cabellera, se haría el silencio en las paredes de la temible caverna. O, bueno, no del todo. Cloc. En algún lugar de las entrañas de la bestia de roca oscura, una gota parecía deslizarse desde las alturas para ir a morir contra el suelo. Cloc. Otra más. Y el ruido continuaría reverberando contra los oídos de aquellos desafortunados indefinidamente, casi como coreando las fúnebres aspiraciones de la mencionada Chiyo.

Sería difícil estimar de dónde provenía el sonido: a fin de cuentas, el eco no era un amigo de los indeseados visitantes y el final de la cueva no estaba claro. ¿Se atreverían a ir a investigar? ¿o, por el contrario, la dama querría poner en práctica de verdad su perfidia camuflada? el tiempo tamborileaba contra sus despreciables existencias, y, algo en la oscuridad, en un punto tan lejano de los vulgares sentidos de los torturados renegados que, desde su posición actual, ni siquiera alcanzarían a oír la inmaculada caricia de la tela al rozar contra una roca ahora abandonada, se movía.

El único que de aquel movimiento pausado, calculado y milimetrado podría llegar a ser consciente era el conocido como Dao, quien, en aquellos momentos, finalmente llegaría a divisar el final de su penoso y desastroso camino a escasos dos metros de distancia. Aterido por el frío, aún penetrando en el interior de la caverna, le costaría sin duda un buen rato poder articular palabra alguna hasta que lograra entrar en calor gracias al tenue fuego de las antorchas. Si el aventurero descarriado llegaba, después de tanto tiempo malgastado, a su destino, aparte de encontrarse con los otros dos desconocidos, sería recibido por el nuevo chillar de las sucias alimañas que, al parecer, habitaban dentro de los gruesos muros de roca que conformaban la recóndita cueva. Y, aún así, la incansable gotera continuaría llenando... no, aporreando sus mentes sin cesar; sobreponiéndose, sí, a cualquier otro ruido que normalmente, ya fuera por proximidad o por intensidad, debería haberlo opacado. Cloc, cloc, cloc.

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por NB Narración el Sáb Jul 21, 2018 4:40 pm

Aclaraciones y Pautas
Con esta intervención se nombrarán los fallos o detalles a destacar por parte de los usuarios, de este modo el entrenamiento proseguirá en todo momento de manera adecuada y evitaremos todo tipo de problema que más adelante pueda llegar a desencadenarse

En General

—Recordad prestar mucha atención a todo lo descrito por el narrador o, de lo contrario, terminaréis cometiendo errores fatales de cálculo como, en esta ocasión, le ha sucedido a Chiyo.

—De ahora en adelante, la narradora de esta descarnada aventura seré yo, Beretta, por lo que dedicaré un par de rondas, siempre que sea posible, a asentar la trama como es debido.

Hachibimaru

— Recuerda describir con todo lujo de detalles la posición exacta que adoptas en el escenario descrito o, de lo contrario, serán los demás integrantes o el propio narrador quiénes rellenen esos “huecos en blanco” por ti. No siempre de forma agradable, obviamente. En este caso, por ejemplo, nunca mencionaste si te apoyabas contra la pared izquierda o la derecha, hecho que Chiyo ha intentado aprovechar para sí. Cuidado.

Chiyo Aoyama

— Cómo habrás podido leer en la propia narración, más de la mitad de tu intervención anterior ha quedado anulada. El primer error fue creer que, con una diferencia de altura de 30cm, serías capaz de atender con una mano el gemelo de Hachibimaru y, con la otra, llegar a tomarle el pulso. Si hubieras descrito que te enderezabas... pero no, y aquí no se dará nada por hecho. El siguiente fallo lo tuviste en el momento de saltar hacia atrás: primero, porque Hachibi se encontraba en el marco de la entrada y, retrocediendo dos metros, no te quedas a medio de la entrada.

Segundo, porque te equivocaste en las medidas de longitud de la cueva. La propia narración mencionó en su momento: “el camino que recorrieron definía también la longitud que tenía el ancho de aquel subterráneo”. Según tu post, sostienes que el ancho es de cinco, lo cual correspondía a la altura, siendo pues, el mencionado ancho, de diez metros. Así pues, a partir del momento en el que inicias el proceso de curación, el ataque hacia Hachibimaru queda anulado.

Dao Yotsuki.

— Sigues incluyendo demasiado relleno dentro de tus narraciones: recuerda que nos encontramos en una trama bélica, y, cuando inicie la acción, esa extensión tan sólo podrá jugar en tu contra.

Penalizaciones.

Hachibimaru.

—Al no detenerse por el momento la hemorragia, el dolor sigue acribillándote la pierna y sufres una penalización extra de -5 puntos a Resistencia.

Dao Yotsuki.

—Como mencionó narración, la tormenta no hace sino ir en aumento, por lo que, a causa de seguir a la intemperie, sufres una nueva penalización a sumar a la anterior de -2 de Agilidad y -2 de Concentración.

Chiyo Aoyama.

—Debido a la anulación de más de la mitad de tu intervención, se considera que, durante ese lapso de tiempo, Chiyo se ha quedado “pensando en las nubes” y, por lo tanto, sufrirás una penalización de -3 de Concentración en tus siguientes dos turnos. Quiero dejar claro que la cancelación de un post siempre tendrá consecuencias severas.

Situación Actual.
Hachibimaru, al no haber indicado que avanza más allá de la entrada en sí misma, sigue recostado contra la pared izquierda mientras Chiyo, acuclillada a su vera de cara a la puerta de la caverna, da inicio al proceso de curación mientras se deja llevar por sus... peculiares pensamientos hacia el herido. Dao, finalmente, divisa la entrada de la cueva a dos metros de distancia, donde sigue detectando esas dos fuentes de chakra, rodeadas por otras menores, y esa gran influencia en el fondo de la cueva que, finalmente, se pone en pie.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Hachibimaru
Muerto

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por Hachibimaru el Lun Jul 23, 2018 6:04 am

Cavernas
HACHIBI
Tetsu no KuniCavernasPresente
Los zafiros del pelinegro miraron a la mujer atender su pierna y pareció realmente concentrarse, de su boca no salió palabra alguno y se quedó ahí, a su zurda, atendiendo la herida con ese chakra verdoso que ya antes había experimentado; paulatinamente, parte del dolor iba reduciéndose, mientras tanto, sus ojos pasaron a la caverna, atendiendo que el sonido de los animales ya casi no se escucha, deseando que lo que sea que hubiese puesto aquella trampa y los kunais a modo de alarma, se demore la eternidad en aparecer, si no es que simplemente no se lo encuentran.

Pasó entonces su mirada hacia el exterior de la caverna, misma a la que la joven esta dándole la espalda; la caída de nieve apenas deja mirar un par de metros y poco más, luego de eso, es un blanco perpetuo hasta dónde quien sea quiera dirigir la vista; el viento en el exterior arrecia con violencia, tan solo las antorchas son suficiente refugio para este par exiliado de dos hogares, sientan algo de confort, aun así el pelinegro puede percibir como su cuerpo resiente la pérdida de sangre, traducido en sentimiento de irritación extendida por todo el cuerpo.

De repente, una figura se presenta en la entrada de la cueva, cubierto completamente es imposible reconocerlo, pero siendo que se aventuró hacia la cueva no cabe duda que es alguien que ha sufrido el mismo percance que los que están aquí.

──Ha llegado alguien más, pero no te detengas ahora, haré valer tu tiempo, yo me encargo de defender──

Aseguró con una voz de mando imponente. Su zurda tomó el arma que había dejado en sus inmediaciones y en un movimiento dejó que la funda cayese en la nieve, dejando el filo de su arma al descubierto y colocándolo frente a él, de tal forma que defendiese a ambos de algún ataque frontal.

──¡No hay razón para enfrentarnos!──

Bociferaría en dirección del extraño, mientras mantiene en su vista periférica a la médica. Permanecería en estado de alerta hasta que el sujeto diera muestra alguna de calma u hostilidad.

Armamento:

Porta armas en la Pierna Izquierda con 5 Kunais, 1 con Sello explosivo
10 Kunais y 15 Shurikenes ocultos en la capa, usando hilo ninja para ello.
Katana desenfundada en mano izquierda.
9 unidades de hilo ninja en la capa.
Estadísticas:

  • Fuerza : 35
  • Resistencia : 30/35
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 20
Chakra :105/125
Aclaraciones:
- Hachibimaru mira a la mujer adoptar una posición sanadora y permanece mirándola unos momentos más, antes de mirar a los alrededores.
-Hachibimaru Mira hacia el interior, donde ya casi no se escuchan los animales y luego al exterior dónde vislumbra una figura acercándose.
-Informa a la médica de la presencia del extraño y tomando su arma se coloca en posición defensiva, dejando que el protector de su arma caiga para dejar el filo al descubierto de su arma.
-Habla fuerte para alertar de su presencia y así evitar "sorpresas" mientras aun mantiene una reducida vigilancia en la mujer.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Chiyo Aoyama
Muerto

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por Chiyo Aoyama el Miér Jul 25, 2018 8:37 pm

Cavernas
Chiyo Aoyama
País del HierroCavernasVerano
Lo pensó, realmente lo meditó meticulosamente antes de realizar su acción… incluso quería hacerlo pero en el momento que estaba al lado de aquel hombre no podía llevar sus planes a cabo ¿Por qué? El tamaño de estaturas, por eso mismo desistió a sus acciones próximas pero su mano  izquierda aún continuaba con el haz verdoso, mientras que el antebrazo estaba apoyado horizontalmente en su propia rodilla.
La verdad era que nunca había intentado curar con una sola mano ¿Acaso surtiría efecto el jutsu? Realmente no le importaba mucho el resultado, solo le interesaba aparentar para acercarse lo suficiente a él y matarlo, desgraciadamente sus acciones no se ejecutaron por aquel detalle ya mencionado ¿Ahora que debería hacer? Realmente Chiyo no deseaba hacer su trabajo de médica.

El silencio parecía manifestarse junto algunas gotas de ¿Agua? Que caían hacia el suelo, ese sonido podría ser desesperante para algunas personas pero no para Chiyo que tenía una personalidad algo retorcida y realmente le importaban muy pocas cosas, pero mientras se veía sumergida en sus propios pensamientos el chillar que provenía de las paredes causaban que ella saliera de toda ensoñación para mirar fijamente hacia delante –casi como acción refleja-, y a los alrrededores. En ese momento el hombre que estaba “curando” habló de un tono que Chiyo lo interpreto totalmente desagradable, pero no lo mostró en su rostro pues mantuvo su expresión despreocupada y algo distante a la situación.
Por lo tanto la kunoichi bajó su mirada y lo observó mientras percibía que su mano izquierda (la de él) se movía hacia la funda de la katana que estaba recostada sobre la pared, a lo cual la pelirosa sin dudarlo bajó su antebrazo derecho de su rodilla derecha, inclinándolo hacia abajo para dejar que la senbon se deslice hacia su mano, en ese momento no tuvo que ser prolija en los movimientos así que simplemente dejó que la aguja se deslizara y luego la empuñó en los últimos diez centímetros de su longitud, dejando que la otra mitad de su largo estuviera expuesta. En el instante de la preparación, su mano derecha –que contenía el arma- simplemente arremetió contra la zona superior de la mano de Hachibimaru. Concretamente la puñalada iba al centro de esta.
Mientras tanto su zurda había dejado de curar aquella persona mientras su espalda se mantenía firme y sus pies pisaban completamente el suelo, estando de cuclillas pero en una posición firme, por otra parte ella rápidamente extrajo con su diestra la senbon (después de haber sido clavada) y la lanzó hacia atrás –dejando que ahora está quedara a una posición de dos metros rectos por detrás de su espalda- causando que cayera en el suelo. Sin detener sus acciones comenzó a ponerse de pie mientras su brazo derecho se movía al mango de la Katana que se encontraba contra la pared, en ese momento ella enderezaba su cuerpo a la vez que empezaba a mover dicho instrumento de guerra. Fueron secuencias sutiles pero, al pararse de nuevo, su pie derecho pisó la herida de la mano izquierda del hombre, mientras que el izquierdo se deslizaba hacia atrás en línea recta de su derecho, unos treinta y cinco centímetros para tomar el rol del “pie de apoyo” para sus siguientes acciones. Ahora mismo, cuando se encontraba de pie ella adquiría una distancia de 40 centímetros desde el torso de Chiyo al cuerpo del hombre herido.

Cuando extrajo la katana su acción fue rápida pues movió su mano y brazo hacia la izquierda, a la vez que la Katana salía de la vaina –pues al hacerlo ella mantuvo el arma diagonalmente apuntando hacia el suelo, para que la gravedad la ayudara y a la vez no chocara contra el suelo o la pared, por eso también tuvo recaudo de levantar el brazo la distancia necesaria para que las acciones de la Katana no se vieran interrumpidas- mientras que la última (la vaina) caía en el suelo hacia el lado opuesto a la pared. Por otra parte, su movimiento un tanto amplio fue acompañado con su cuerpo para que tuviera inercia, y luego enderezó el arma para mostrar el filo hacia afuera y mover la katana hacia arriba –llegando a una altura mayor que la de su cabeza-, luego su filo descendió en un corte diagonal hacia el cuello de Hachibimaru ¿Su intención? Esta vez sí quería matarlo.
Por otra parte, cuando ella levantó su diestra por encima de su cabeza –en el acto de sostener la katana- su zurda se movía  a la empuñadura también pues tenía la intención que el corte fuera limpio y a la vez no chocara contra la pared o el suelo, por eso mismo estaba usando sus dos manos para tener mayor cuidado.
Ella ya había hecho su movimiento y ahora no retrocedería… por lo tanto intentaba tener cuidado de su entorno, tanto de afuera como adentro pues ese chillar extraño se imprimía en sus sentidos, a lo cual Chiyo retrajo su pie derecho de enfrente y lo alineo horizontalmente con el izquierdo para después saltar al costado izquierdo y a ras de piso, posicionándose a dos metros de Hachibimaru mientras que su frente apuntaba hacia el exterior de la cueva y la katana se mantenía alzada como si se tratase de una amenaza, pero también su vista viajaba a sus alrededores, concretamente no sabía dónde mirar o apuntar. Posiblemente el peligro venia de todos lados, pero el recordar ese chillido le hicieron pensar que al acercarse también emitieron el mismo sonido, por lo tanto ¿A lguien se acercaba también?



Acciones:
-Mira a su alrededor.
-Se quedó unos momentos pensativa (que es lo del post anterior).
-Escuchó la primer frase de Hachi.
-Pudo observar como la mano izquierda de Hachi se movía contra el arma.
-Intenta clavar una senbon en la mano de Hachi.
-Intenta agarrar la katana.
-Ataca A Hachi.
-Salta de costado hacia el lado izquierdo, a ras de suelo.
Armas:
2 bombas de humo.
2 píldoras de soldado.
9 shurikens.
15 senbons-1=14
12 kunais.
2 sellos explosivos.
1 bolsita explosiva.
1 AWA SOFUU-KI
Estadísticas:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 18
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 18-3=15
  • Voluntad : 20
Chakra : 105

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por NB Narración el Miér Ago 01, 2018 12:15 pm

Aclaraciones y Pautas
Con esta intervención se nombrarán los fallos o detalles a destacar por parte de los usuarios, de este modo el enfrentamiento proseguirá en todo momento de manera adecuada y evitaremos todo tipo de problema que más adelante pueda llegar a desencadenarse.

En General

—A partir de este momento, Narración y Moderación se reservan el derecho de intervenir hasta que lo consideren oportuno. Es decir, seréis vosotros quienes continuéis llevando el combate, solicitando las pertinentes moderaciones cuando lo consideréis oportuno, hasta que NB estime conveniente o necesario volver a aparecer.

Hachibimaru

— Te tomaste la libertad de quitarte las penalizaciones que te habían sido anteriormente impuestas sin que Narración te concediera permiso para ello. Como ves, ni siquiera la técnica de sanación ha sido terminada, pues esta requeriría de dos turnos enteros de empleo antes de surtir efecto; por ende, debido a la interrupción del proceso, el dolor vuelve con mayor ahínco, causándote una sanción de -12 de Agilidad, -6 de Concentración y - 6 de Resistencia. Recuerda que estas penalizaciones no pueden ser retiradas a menos que la propia Narración lo sugiera o lo indique explícitamente.

Chiyo Aoyama

— Aunque el post iba bien encaminado, tuviste un cruce de direcciones. Si te encontrabas mirando hacia Hachibi, al indicar que tu personaje realiza un salto hacia el costado izquierdo, te estás acercando a la puerta de la caverna, no alejándote como piensas. Por ende, de llevarse a cabo tus acciones como pretendes, quedarías de espaldas a Hachibi mirando hacia el exterior según tu propia narración.

Dao Yotsuki.

— Trata de ser más específico al momento de defenderte o atacar, no diré más por no darles pistas a tus compañeros de trama.

Penalizaciones.

En General.

— Mientras continuáis combatiendo, el repiqueteo de la gota al caer contra el suelo continúa acosándoos, incesante. Añadid un -2 de Concentración a sumar a vuestras penalizaciones anteriores.

Situación Actual.

Si bien, de no haber intervenido Dao en escena, probablemente Chiyo habría terminado dándole la espalda a Hachibimaru prácticamente fuera de la entrada, las agujas lanzadas por este os brindarán a ambos la oportunidad de redimir vuestras acciones y reaccionar ante estas como consideréis realista y oportuno. Como he señalado anteriormente, proseguiréis el combate, pidiendo las moderaciones que creáis necesarias, hasta que Narración vuelva a considerar oportuno intervenir.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Hachibimaru
Muerto

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por Hachibimaru el Sáb Ago 04, 2018 9:03 am

LAS PUERTAS DE LA ALDEA
HACHIBI
Tetsu no KuniCavernasPresente
El frío, el hambre y el peligro son factores que nublan el juicio y entorpecen la mente. Hachibimaru lo sabe, no es la primera vez que lo ha pasado y en sus adentros no desea que se repita, pero tampoco que su vida termine ahí. La mujer que le curaba mostró sus garras, posiblemente también víctima de los factores su juicio fue tan nulo que ni siquiera meditó su propia acción con respecto a buscar encajar una aguja en la superficie de una pieza sólida de hierro, después de todo, el Orochi aun no ha retirado de sus manos aquellos guanteletes que ha aprendido a llevar en todo momento. A lo mucho una muesta quedaría en la superficie del objeto, pero nada más, la fuerza de la mujer solo empujaría la mano hacia el arma con más velocidad y menos precisión, pero nada más. Tan pronto la palma llegó al mango de su arma, sus dedos se cerraron en esta y al mismo tiempo tres serpientes salieron desde la capa del Orochi, dirigiendo sus fauces al cuerpo de la mujer cuyo ataque había fallado en producirle mayor daño, una al rostro, otra al brazo pecador y una más al abdomen.

Por si fuera poco, parece que todos actúan en base a la forma más negativa que sus mentes pudieran maquinar y ahora el recién llegado preparaba su propia ofensiva hacia ambos, al menos eso expresaba sus manos que se juntaban a la vista en un sello y luego en otro. Las piernas de Hachibi dejaron de ser individuales y se transformaron en una sola reptilina extremidad, el dolor sin duda sería ahora más fuerte, pero la necesidad requería dejar de evitar el dolor y empezar a actuar. Cuando las agujas se crearon a dos metros detrás del sujeto, virando su punta hacia el sitio que las lanzaría, el joven de cuerva cabellera se mueve cual ágil culebra hacia el interior de la cueva, afuera seguro no sobrevivirá y aquel par de sujetos no parecen tener ni la más mínima intención de querer extender su vida. En su ingreso a las profundiades de la cueva, se movería tan rápido como su lastimado cuerpo le permitiera, pendiente de lo que hay a sus alrededores y en busca de algún refugio hasta que pueda meditar que siguiente acción tomar. Confiar en las personas ahora parece ser la última de las opciones, por lo que requerirá buscar alguna forma de evitarlas o, en su defecto, exterminarlas.
Armamento:

Porta armas en la Pierna Izquierda con 5 Kunais, 1 con Sello explosivo
10 Kunais y 15 Shurikenes ocultos en la capa, usando hilo ninja para ello.
Katana en la cintura a lado derecho.
9 unidades de hilo ninja en la capa.
Ryu Tsume Puestos.
Estadísticas:

  • Fuerza : 35
  • Resistencia : 29/35
  • Agilidad : 18/30
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 22/30
  • Voluntad : 20
Chakra :84/125
Técnicas Usadas:
HEBISAPURAIZU (ヘビサプライズ , SERPIENTES SORPRESA)
Sin necesidad de sellos manuales, el usuario expulsa hasta seis serpientes desde sus mangas, las cuales son de mordida débil, delgadas y no superan los seis metros de longitud. Estas mismas pueden servir tanto para atacar como para restringir al oponente, e inclusive pueden separarse hasta diez metros del usuario con ordenes específicas al momento de su creación; de fallar en su tarea, las serpientes simplemente morirán. No poseen veneno.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 8Ck por invocar cada serpiente. No son controladas, siguen una sola órden, y si no pueden cumplirla mueren.


HEN'I HEBI (変位ヘビ, DESPLAZAMIENTO DE SERPIENTE)
El ninja puede transformar la mitad inferior de su cuerpo en una cola de serpiente, pudiendo reptar y desplazarse con mayor velocidad por las inmediaciones.
Postura de manos: Ninguna
Efectos:
Rango C: +3 de agilidad.
Rango B: +6 de agilidad.
Rango A: +8 de agilidad.

Consumo:
Rango C: 15Ck por turno.
Rango B: 25Ck por turno.
Rango A: 40Ck por turno.
Aclaraciones:


  • Hachibi libera tres serpientes cuya orden es morder a Chiyo. Gracias a Ryu Tsume, no requiere defenderse de la Senbon.
  • Hachibi usa el desplazamiento de serpiente para evitar el ataque y adentrarse al interior de la cueva, dejando atrás a Dao y a Chiyo tan rápido como puede, con una agilidad de 21.

 

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por NB Narración el Sáb Ago 18, 2018 5:15 pm

Cavernas

La emoción más antigua de todos los tiempos es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos siempre ha sido y siempre será el miedo a lo desconocido.

Aquella lúgubre noche estival, para aquellas dos desafortunadas víctimas del tempestuoso filo de Dao Yotsuki, esa temida indeterminación seguramente se había terminado concretando en la muerte. O en espanto, tal vez. ¿Quién podría saberlo con certeza, ahora que ambos yacían inertes sobre la tierra que antes los había sostenido, sesgados por aquella hoja intangible que, más que carne, había buscado desde el principio hueso, entrañas y, finalmente, aire de nuevo? sí, lamentablemente, para aquel sórdido dúo desleal, la vida acababa de tocar a su fin. Sin lágrimas que dolieran al sentir su nombre, sin corazones que se encogieran ante la noticia de su muerte y sin demasiadas almas que fueran a notar realmente su ausencia, Chiyo Aoyama y Hachibimaru partían, sin pena ni gloria sobre sus ligeras presencias, hacia el negro infierno de la abstracta nada. Y nunca volverían a despertar, a pensar o a mirar.

Como última luz, el refulgir de una antorcha contra una pared de roca; como última promesa, la muerte robándoles el aliento. Al menos, concedida les quedaba la libertad; el descanso. Y ahora, el único que quedaba en pie para continuar hacia delante era el homicida Yotsuki que, a partir de aquel funesto instante, vería el tiempo pasar pegajosamente a su alrededor sin ofrecerle ni un solo nuevo contratiempo; casi coaccionada por el propio destino, la infausta Noche Sangrienta terminaría de discurrir sin que nada ni nadie quisiera pronunciarse contra aquel imprudente renegado que, contra todo pronóstico, había conseguido llevarse la victoria y coronarse en plata -que no en oro- en aquel temible viaje emprendido.

Efectivamente, durante el resto de la noche, Dao Yotsuki dispondría del tiempo que quisiera para registrar ambos cadáveres, sopesar sus propios límites y elegir sabiamente aquello que viera factible llevarse consigo; la sombra agazapada en la oscuridad, misteriosamente, quedaría repentinamente desaparecida de los mágicos ojos del incauto y recién nombrado asesino. ¿Miedo a lo desconocido, fue lo que llevó a la borrosa silueta a desaparecer? a lo mejor.

O sana prudencia, tal vez. Lo verdaderamente importante para el Yotsuki era lo que aquel inusitado desvanecimiento implicaba: seguridad, calma y, ante todo, soledad. Iluminada su realidad por el restallar de las antorchas, y acorazado por la inclemente ventisca que afuera estallaba, Dao tan solo sería capaz de percibir el estruendo de su corazón, el repiqueteo de la ansiedad martilleando contra su pecho, el murmullo del imposible que acababa de hacer suyo susurrándole palabras de aliento y el silencio del insurrecto mundo en el que vivía. Y entonces, pasadas las horas, el amanecer despuntaría sobre el cielo, las tinieblas cederían terreno y la tempestad moriría para dar paso a la serenidad blanca -pero igualmente afilada- del día. Presenciando en directo ese momento casi irreal en el que nada respira y en el que solo la luz se mueve, Dao Yotsuki se dispondría a abandonar la despiadada caverna y a regresar a lo que, para bien o para mal, ya era su hogar. Lo había conseguido.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Nine Beasts
Master

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por Nine Beasts el Sáb Ago 18, 2018 5:19 pm

Tema FinalizadoTras el mal trago de usuarios que no pueden proseguir con los temas, o en su defecto, los abandonan, se da la trama por finalizada y junto a ello se procede a brindar al usuario Dao Yotsuki las siguientes instrucciones:

• Las muertes de Hachibimaru y de Chiyo Aoyama se dan por validas y junto a ello se procede a dar vía libre a que tomes sus pertenencias con absoluta lógica. ¿Qué quiere decir esto? Se deben de respetar en todo momento los pesos a cargar y los slots disponibles de inventario. No puedes tomar absolutamente todo si no puedes cargarlo a lógica humana, mucho menos por como te encuentras pasando la noche.

• Dado a tiempo de actividad y aunque no hemos llegado a probar tu bélico tanto como nos gustaría, nos tomamos la libertad de felicitarte abiertamente y con ello de brindarte tu nuevo rango Renegado rango B. Se te brindará completa libertad a la hora de actuar y decidir cuales serán tus siguientes acciones a la mañana siguiente, algo que será evaluado por la administración para dar una completa finalización a tu trama y junto a ello a los méritos que puedas recibir de esta.

• Junto a las anteriores pautas, tu presente quedará libre en el momento que des fin al tema y podrás ir preparándote para aquello que aún se encuentra esperando tu llegada.

• Nuevamente es una lastima recordar el abandono de tus compañeros sobre la trama, esperamos que aún a pesar de ello puedas disfrutar de lo que esto ha supuesto para ti. Igualmente, como esta no ha terminado de una manera convencional lamento decir que tu evaluación no podrá ser tan fructífera como si hubiese un final justo para todos, es por eso mismo que deberás de pasar dicho tema por petición de Pns como si fuese un tema como otro cualquiera.

• Como mismamente se ha citado, tienes tu lugar de descanso en la noche, tu trabajo es volver a la mañana. En tu vuelta podrás ver como las hogueras ya calcinadas impregnan la entrada del quemado olor no solo de la madera, si no también de la carne asada ¿Carne humana quizás? nunca lo sabrás, pero si podrás observar como la sangre y los cuerpos han quedado esparramados por cada centímetro, cuerpos que parcialmente congelados, se despiden del mundo terrenal. Tras pasar las puertas pareciera que la noche anterior, no hubiese sido distintas a las demás.

• Felicidades, eres un superviviente.

Los usuarios fallecidos deberán de registrar obligatoriamente su muerte en el lugar correspondiente.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado

Re: [Trama Yukigakure] Cavernas

Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.