Afiliados
Limpieza 05 - 11 - 18

Boku no Hero ROLVelmegunLittle FearsCrear foro

[Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

[Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por NB Narración el Dom Jun 17, 2018 12:03 am

Kirigakure no Sato
Gélidas tormentas. La salada agua de los mares acariciando la superficie de la tierra, y purificando cada centímetro que conformaba el hermoso país que se escondía entre la niebla y domaba el mar con más fervor que nadie lo había hecho en la historia. Un mundo que parecía no estar hecho para los débiles y que los obligaba a ser consumidos por la desesperación cuando las presencias sagradas de los dioses fijaban su mirada sobre los que décadas atrás, eran conocidos como los más sanguinarios hombres que habían pisado la tierra.

Leyendas que habían convertido a quienes alzaban el símbolo de la niebla en shinobis que pocos podían llegar a tan si quiera igualar, incluso cuando estos se habían mantenido alejados de trifulcas que no llevasen a sus verdaderos enemigos hasta su frontera.

No había enemigos que no fuesen engullidos por los mismos mares que ellos habían domado, como si el mismo Leviathan fuese uno con los lideres del agua y se encargase de perpetuar la paz en sus tierras. Pero por nada más y nada menos, que el gran número de muertes que antaño, había convertido el terreno que pisaban en simple abono para los más poderosos. No habían más que antiguos escritos escondidos que brindasen consciencia de cuando la muerte era ley de vida, y las trifulcas entre los mismos guerreros, se convertían en un modo de supervivencia que remarcaba quien merecía o no alcanzar un puesto como el que pocos ostentaban y que ahora, no eran más que reliquias sagradas en manos de los más diestros guerreros.

Antaño, quienes habían sido capaces de domar los mares, eran proclamados como dignos, pero la misma furia de aquel gran océano poco a poco había ganado terreno ante la venganza, tratando de acariciar sus terrenos con una desleal bruma que había cobrado tantas vidas como bendecido: la niebla. Un regalo que en los recuerdos había apaciguado a las más temibles bestias para unirlas, y dar vida a ese terrorífico terreno que daba paso a las grandes entidades del mundo.

La guerra para ellos, había sido desde un inicio un plato frío que se mantenía entre sus pertenencias, como si la venganza se encontrase circulando por su venas y perpetuando lo que parecía ser una cuenta pendiente sin saldar. Desgraciadamente, cuando la tranquilidad había ido engullido aquel pequeño deseo de poder, se habían visto traicionados por su propia sangre, una que habían acogido bajo su propio manto y que les había brindado numerosas victorias para nada más y nada menos, que hacerlos caer sobre sus propias rodillas.

Aramis Voda se había convertido en una pesadilla que hasta el momento, nadie podía llegar a olvidar, ni si quiera el mismo rey de los mares. El gran tiburón de la niebla.

Muchas vidas se habían cobrado entre las manos del país del Rayo, pero para desgracia de estos, toparse con los sanguinarios y rencorosos shinobis de las aguas, no era más que una pesadilla que los había hecho retroceder.

Para quienes se convertían en uno con el océano no habían lagrimas incluso a pesar de las perdidas, no habían monumentos que recordasen a los caídos, si no la llegada de sus más aclamados shinobis fuesen o no, bajo el resguardo de quienes los habían enviado a la batalla en busca de pequeñas victorias que golpeasen la frontera de sus enemigos. Lo único que se ansiaba, era la cabeza de aquella gran traidora, y junto a ella, de todos los que abanderasen el símbolo de la nube. No importaba cuanta fuese la sangre que tuviese que correr.

Aquel día la niebla bendecía cada rincón de la aldea, convirtiendo sus calles en un mar helado que obstaculizaba la visión a quienes no habían sido entrenados para luchar contra la tempestad que los acariciaba día a día, incluso el mismo rocío de la mañana, provocaba que el frescor se afianzase aún más a la piel de quienes habían sido citados hasta uno de los lugares más conmemorativos del País del Agua. El terreno de combate, el coliseo de los espadachines o como ahora era citado, la zona de entrenamiento que, bajo la inconsciencia de los demás, décadas atrás en la historia no había sido un terreno puro y repleto de adversidades, si no de la sangre que marcaba un antes y un después en la historia.

La lluvia caía con ferocidad, impregnando a quienes había sido citados por medio de comunicados oficiales con el símbolo de la niebla en las puertas de sus casas. ¿Como habían llegado hasta ahí? Nunca hubo rastro de aquello, solo un Kunai clavado en la madera y lo que parecía una mancha de sangre en la superficie del papiro.

En este caso, todos y cada uno de los shinobis de la niebla eran citados a escasas horas de la madrugada, cuando el sol comenzaba a tomar posesión en la lejanía pero no llegaba a más que alinear el frescor de la mañana y la luminosidad de una luna que poco a poco se iba ocultando, dando paso a un amanecer inexistente entre la bruma, y los huesos quebrándose ante las bajas temperaturas.

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por NB Narración el Dom Jun 17, 2018 12:03 am

Aclaraciones y Pautas
— Todos y cada uno de los inscritos en la trama global que formen parte de Kirigakure no Sato tienen acceso directo a la trama, sin tan si quiera importar donde se encuentren actualmente. Además de ello, se invita a Kuroda Yukimura a hacer acto de presencia en esta pequeña velada al ser un pequeño "preso" por parte de la Mizukage.

— Como mismamente dice la narración, todos han recibido un mensaje oficial por parte de la Mizukage. Se da la libertad de elegir las circunstancias bajo las cuales este mensaje fue recibido siempre y cuando cumplan con la descripción dada.

— Este primer post es completamente libre aunque pide la normativa oficial del foro como en todas las tramas oficiales. Aún a pesar de ello, es una narrativa inicial en la cual se debe tomar como protagonista no solo la llegada del mensaje la noche anterior ,si no también la preparación y el comienzo del camino en dirección a la plaza central, sin tener cuenta la oficial llegada puesto que hasta el momento, esta no ha sido descrita por narración.

— Usuarios con narrativas activas posteriores a esta, siguen teniendo derecho de continuar estas pero pasarán oficialmente a tema en pasado a no ser que conlleven enfrentamientos bélicos, algo que les anula completamente la asistencia a esta trama.

— Al no tratarse de una trama específicamente bélica, por lo menos por el momento, está permitido el relleno (Hasta cierto punto no os emocionéis malditos)

— También os recordaremos —como siempre— que todos y cada uno de los NPCs del foro tienen su propia personalidad, razón por la cual vuestras actuaciones se encargarán de entablar una relación con esto o llevarlos a actuar conforme a vosotros. La muerte en este caso o incluso el encarcelamiento quedará bajo el juicio de estos. Una mala actuación, un mal acto o una experiencia bélica innecesaria podría conllevar grandes consecuencias. Decid hola al código militar.

— Podéis interactuar entre vosotros si lo deseáis, pero recordad que solo se os permite un post por ronda. Que alguien interactue con vosotros no significa que tengáis derecho a otro post si narración no ha pasado antes.

— Respetad las normas y recordad que está terminantemente prohibido el metarol, además de ello, la ambientación corresponde únicamente a narración.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kenta
Kiri Chunin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Kenta el Dom Jun 17, 2018 3:35 am


KENTA
Una lluvia incesante y prepotente  invadía las inmediaciones de Kirigakure no sato, el Uchiha llevaba aproximadamente una hora sentado frente la ventana de su alcoba intentado de enganchar una de sus fumma shuriken de un carrete de hilo ninja, pero con cada intentó se iba al trasto y debía empezar nuevamente haciendo lo mismo unas cinco veces hasta que logró completar su acción estando feliz por aquella acción. La cortina que ocultaba la ventana se movía hacia todos lados a raíz de los fuertes vientos que concebía la naturaleza propia del país del agua, una neblina intensa y una luz de la luna iluminaba parte de su cuerpo a duras penas. Kenta una vez culminada aquel amarre con el alambre ninja, posicionó sus manos juntas a la altura del pecho para meditar y disfrutar de los sonidos propios de la naturaleza.
 
Una pequeña brisa acariciaba su rostro mientras un frío inquebrantable penetraba sus entrañas con firmeza y decisión. Sus ojos cerrados fueron suficientes para llevarlo ante su último acontecimiento que podía haber acabado con su vida y a que realmente se estaba enfrentando o que le depararía el futuro a él. Tragó saliva cuando escuchó una ave gruñir un sonido típico de esta mientras pasaba desde su punto de vista por al frente de la luna llena que estaba diagonal a su posición. Una noche prometida, captó aquella señal para levantarse de su sitio y caminar hasta las afuera de su hogar para visualizar que todo estaba en total normalidad. Si bien, todo estaba bien hasta que su mirada se dirigió al suelo para visualizar un kunai clavado en la madera y con una sustancia rojiza sintiendo un miedo inminente en ese momento para acercarse hasta ella tomando el kunai y la orden que indicaba que debía estar en horas de la madrugada a la plaza central por órdenes directas de la Mizukage que firmaba a lo último. Respiró profundamente guardando el kunai en su estuche, luego sacó un petaca llena de agua para vaciarla con el fin de desaparecer aquellas marcas rojizas para no hacer preguntas ni levantar alguna sospecha de algo.
 
Al ingresar a su hogar, visualizó la hora para ver si tenía algo de tiempo para dormir aunque no estaba interesado en ello sino más bien en prepararse para lo que podría ser una misión posible. Visualizó el exterior a través de la ventana viendo que la lluvia no descansaba por un instante, lo cual obligó a este tomar su capa impermeable para evitar mojar su ropa y dejándole un escrito a su padre que estaba haciendo labores de ninja en una nota debajo de la almohada. De esa manera salió por la ventana dejando ver su banda metálica a la altura de su frente y caminando a una velocidad más de lo normal para llegar a tiempo. El sol intentaba hacer su aparición al instante que la luna luchaba por mantenerse, era un toma y dame que sabiamente el Uchiha sabría que ganaría el Sol tarde o temprano. Sus manos iban adentro de sus bolsillos ocultándose de las bajas temperaturas de su aldea, hasta llegar al sitio correspondido siendo su persona la primera en llegar e intentó mantenerse al margen en una esquina esperando alguna presencia de la Mizukage u otro superior «A poner en prueba la paciencia»pensó antes de recostarse de un muro de concreto con techo para resguardarse de la lluvia incesante y feroz.
 
Estadísticas:

 
  • Fuerza : 10
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 20
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 32
  • Voluntad : 30
Chakra : 130
Jutsus:

 
Inventario:

Estuche Mediano

  • Bombas de Humo x2
  • Respirador x1  
  • Senbon: 3
  • Kunai: 6+1
  • Shuriken: 6
  • Píldora de Soldado: 2
  • Fuma Shuriken x2

 
Otros Items

  • Comunicador (Oreja Derecha)  x1
  • Katana (Cintura del lado derecho) x1
  • Alambre Ninja
  • Capa Impermeable (Colocada):  x1
  • Mecanismo de Kunai Oculto (Brazo Derecho con un kunai)


 
PAÍS DEL AGUA ||KIRIGAKURE NO SATO


Volver arriba Ir abajo

avatar
Kuroda Yukimura
Getsu Genin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Kuroda Yukimura el Dom Jun 17, 2018 12:36 pm

La venganza de la niebla
Kuroda Yukimura
País del AguaKirigakure no SatoPresente
Pocas eran las noches en las que me dejaba caer por las calles de Kirigakure, me sentía algo inseguro todavía al no saber cómo funcionaba aquí el mundo de la noche, si había robos, si los más peligrosos salían a delinquir, y realmente, en mi situación, lo que menos necesitaba era una trifulca nocturna por defenderme. Caminaba con gracia, dando un paso detrás de otro para llegar rápidamente al hogar de Akatsuki, lugar donde me estaba hospedando temporalmente. Como era de esperar, la niebla cayó casi hasta el suelo, reduciendo mi vista, minutos antes de que llegara a casa. Comencé a correr llevado por la incertidumbre y las pocas ganas de ser asaltado y cuando llegué a la puerta principal, a unos cuatro metros, pude verlo. Aquel papel clavado con un simple kunai en la puerta de casa. >> ¿Tendrá este idiota algún asunto pendiente con alguien? << Fue lo primero que pensé mientras que mis pasos seguían acercándome hacia aquel aviso. Y pudiendo tratarse de una trampa, simplemente lo quité, abrí la puerta de casa y me metí dentro, en la seguridad de las paredes se leía mejor.

Mi rostro era un mar de sensaciones, tanto Akatsuki como yo habíamos sido citados en un lugar de Kirigakure donde, según tenía entendido por el nombre, acaecían los combates y entrenamientos por parte de los shinobis de la niebla. Acto seguido me llevé la nota a mi habitación y allí, como era de esperar, pasé casi la mitad de la noche levantándome, leyéndola de nuevo, y volviendo a acostarme para volver a mirar la noche de reojo desde el calor de mis sábanas. Por una parte estaba emocionado, quizás tenía algo que ver con aquella misión que la mismísima Mizukage nos había encomendado, pero por otra podía ser algo grave, o simplemente una paliza por mi falta de respeto a Ayame. Cuando conseguí pegar ojo fue una paz interior, y para unas cinco horas escasas que dormí, al día siguiente me desperté con toda la vitalidad que podía presentarse, incluso antes que el castaño. Cogí la nota de la mesa y bajé hacia la cocina para desayunar, todo esto siendo sigiloso para no despertar a nadie. Desayuné tranquilamente, sin prisa, ya que todavía tenía tiempo y después de asearme, escribí en un papel: "Akatsuki, nos han citado, yo voy caminando, te espero allí. Kuroda.", y dicho papel lo dejé con el citado y la mesa isla para que lo viera bien cuando se despertara. >> Espero esta vez se acuerde de llevar armas << Pensé para mí mientras que sonreía y miraba por la ventana. Una gran lluvia acaecía en la villa.

Camisa gris, pantalón negro y botas militares fue el atuendo perfecto para salir a la calle, así como la capa impermeable que colocaría por encima de mi cuerpo para que la gran llovizna no me calara los huesos. Con la mirada por debajo de la capa y paso firme, iría abriéndome camino por las calles sin intentar perderme hacia mi destino, ¿que nos depararía?, ¿seríamos los únicos citados? En realidad, la citación parecía totalmente oficial, ¿quizás no sería el único? Mi mente era un mar de preguntas que, hasta que no llegara, no encontrarían respuesta. Mi paso se aligeró, estaba nervioso, pero a la vez emocionado, ¿podría volver a Getsugakure pronto? Que iluso.

Estadísticas:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 32
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 32
  • Voluntad : 20
Chakra : 130
Equipo Ninja:


  • Estuche pequeño (muslo derecho):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche pequeño (muslo izquierdo):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche mediano (cintura izquierda):
    - 5 shurikens
    - 4 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 2 píldoras del soldado
    - 3 sello explosivo
    - Tsukihana no Manto
  • Estuche mediano (cintura derecha):
    - 9 Shurikens
    - 2 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 1 píldora del soldado
  • Estuche grande (cintura centro):
    - 2 píldoras del soldado
    - 1 pergamino de almacenaje
    - 3 sellos explosivos
    - 1 Respirador
    - 3 bengalas
  • Comunicador (oreja derecha)
  • Katana (Espalda)
  • Mecanismo Kunai Oculto x2 (cada uno en una muñeca, ocultos)
  • Banda Ninja Getsu (cuello)
  • Capa impermeable (puesta)

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Kiryu Hyunie el Lun Jun 18, 2018 2:43 am



Regresaba de mi jornada diaria de entrenamiento cuando me topé con un citado oficial, un documento incrustado en la madera que servía como entrada a mi nuevo hogar, retiraría la nota emocionada la ver la mancha de sangre y nuestro magnifico sello, —  ¡Yey!  — grité emocionada doblando el documento y guardándolo en mi bolsillo, me daría tiempo de tomar un breve descanso para al despertarme poder partir en dirección a la zona mencionada en el citatorio. Abriría mis ojos exaltada y llena de emoción, el día había llegado, así que inmediatamente luego de lavar mis dientes y cara comencé a prepararme para partir rumbo a la acción, no llevaría mi típica vestimenta por lo costoso que era tener que comprar camisas cada vez que las rompía por mi cambio de forma.

Así que el día de hoy llevaba una camisa normal sin mangas, sobre esta el chaleco táctico que me representaba como Chunin, pantalón y botas negras, un atuendo atípico para mi manera de ser pero acorde al rango militar que se me había asignado, ataría unas cuantas vendas alrededor de mis muslos, para luego distribuir los estuches con armas de manera cautelosa. Par de vendas en mi pantorrilla izquierda para a esa altura colocar el Tanto,  en mi espalda colgada de manera diagonal con la empuñadura sobresaliendo por mi costado derecho a la altura del hombro se encontraba la Katana. Anudé en mi brazo izquierdo a la altura del bise la placa de la aldea en un color azabache oscuro, dejando relucir la placa metálica desde los costados, pasé entonces la capa impermeable rodeando mi cuerpo y dejando que la empuñadura de la katana sobresaliera por el cuello de la misma y mantuviera su ubicación.

Estaba ya preparada para partir hacia el lugar de citación, guardaría el documento en el interior del chaleco y debajo de la capa impermeable para que no se mojara, solo por si acaso era requerido como algún tipo de entrada, dejé mi cabello suelto pero usando mis manos lo sacaría de la túnica para no lastimarme mientras avanzara, sonreí y me dispuse a abandonar los aposentos de mi hogar para dirigirme a la zona mencionada.

Después de mi última vivencia más nunca abandonaría mi hogar sin armas, así tuviera que esconder sellos explosivos entre las vendas que usaba como sostén, abrí la puerta y me dispondría a movilizarme con velocidad – en carrera – en la dirección pautada, disfrutaba sentir la lluvia golpear mi cabeza, era refrescante, relajante, deleitante, así que solo continuaría mi avance en aquella dirección, con incertidumbre e interés por descubrir de que se trataba todo esto.


Stats:

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 50
Chakra : 190

Inventario:

Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombre derecho.
Cuerpo: Capa impermeable.
Técnicas:

Kirigakure no sato - País del Agua




—  —
— —
« »

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sasumi Shimayoshi
Kiri Gennin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Sasumi Shimayoshi el Lun Jun 18, 2018 3:58 am


Shimayoshi Sasumi

La lluvia, la bruma y el frio propicio de la madrugada se mezclaban para dar una sensación un tanto inusual en la kunoichi que en ese momento caminaba con tranquilidad pero sus pasos estaban llenos decisión. Estaba de más decir que el día anterior se sorprendió por el mensaje recibido en la puerta de su casa, el kunai había dejado una gran impresione en ella que se atrevió a tomarlo y guardarlo en su estuche por si después se lo pedían
¿Propósito del mensaje? Una citación, por eso mismo en este momento se estaba dirigiendo al lugar indicado: el coliseo de los espadachines.

La verdad era que ese día solo atino a preparar sus armas, las pocas que tenía e incluso desprovista de su sello explosivo… el cual había sido tomado por Shin, recordar ese incidente le hacía hervir la sangre y desear Todo había quedado como una mancha negra en su corazón que cada vez que recordaba arruinaba su buen humor.
El día anterior también se limitó a preparar la ropa que ahora mismo llevaba puesta: una remera blanca que no poseía mangas y era bastante larga –debajo de ella en su cintura guarda su cartuchera ninja-, mientras que arriba traía una chaqueta negra de tela con cierre y varios bolsillos por el costado, esta iba entreabierta; mientras tanto sus piernas se veían cubiertas por unas calzas oscuras, mientras sus pies tenían unas botas militares que quedaban muy bien con ese estilo de ropa.

La madrugada brumosa dejaba que apenas unos rayos claros se asomaran en la aldea, pero ella no tenía problemas con el frio o la vista a su alrededor… en su vida había soportado condiciones mucho peores por eso mismo no se sentía agraviada con el clima de su entorno.
En aquel momento las personas al observarla podían vislumbrar sus hermosos orbes celestes, tan claros y puros que parecían no ser contaminados con la suciedad de la humanidad… pero a pesar de eso cargaba con muchas contradicciones en su mente, por otra parte sus su cabello azulado estaba suelto, dejando que este se deslizara sutilmente por la espalda cada vez que hacia un movimiento, y por último la bandana ninja colocada en su cuello.

Ella pertenecía a esa aldea, no tenía el sentido de pertenencia que tal vez debería haber adquirido un nativo, pero era el único lugar que le había abierto las puertas para su desdichada vida… por eso mismo la jovencita deseaba protegerla y ser aceptada. Más allá de la soledad estaba el punto de que había sido rescatada por un personaje importante de Kirigakure, su vida simplemente le pertenecía a él aunque fuera lamentable de admitir pues ella no estaría viva sin su ayuda.
Por eso mismo el nerviosismo en ese momento existía, no había sido citada nunca a ese tipo de cosas, causando que la joven estuviera un poco contrariada pero su actitud fría seguía manteniéndose en su rostro y entorno… como si ella no se viera afectada por nada que pasaba a su alrededor, cuando en realidad era todo lo contrario.

Cada paso que daba la conducía al destino de citación, pero también a un nuevo futuro y tal vez a más desdichas que alegrías pero eso era secundario para Sasumi, quien deseaba ser realmente un arma para poder proteger lo poco que tenía. En aquel momento ella sentía las gotas de agua deslizándose por su cuerpo, cabello  y ropa pero pareció no importarle… incluso encontraba fresca la sensación que en ese momento estaba sintiendo.

Stats:
  • Fuerza : 5
  • Resistencia : 9
  • Agilidad : 10
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 9
Chakra : 88
Armas:
-6 kunais +1¿?
-1 bolsita explosiva.
-1 bombas de humo
-1 nota invocadora.
-1 intercomunicador.
-1 respirador.
-1 píldora de soldado.
-Surudoi Tsume

País del Agua




Volver arriba Ir abajo

avatar
Ikum Kaguya
Kiri Chunin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Ikum Kaguya el Lun Jun 18, 2018 3:21 pm


Ikum

El susurro que creaba la incesante tormenta sobre las tejas y aquella tela oscura e impermeable que portaba la capa le ayudaba a agudizar sus sentidos y su capacidad de concentrarse. La noche era profunda, y la aldea se encontraba rodeada de una densa capa de niebla y nubarrones de chubascos, como de costumbre.

Su piel se veía acariciada por la humedad y la brisa que levemente corría entre las cavidades que sus ropajes dejaban. Un ojo abierto y el otro cerrado, de cuclillas, en lo alto del tejado de su hogar, semiabandonado, que sería del todo si no pasara tantas horas experimentando y tratando de estudiar y rememorar fundamentos para lograr tener una extensa capacidad de sabiduría acerca de diferentes ámbitos que a el mismo le interesaban.
Realmente, hace tiempo atrás, le molestaba bastante la humedad y todo lo que conlleva, pero aprendió que era una bendición de estas tierras, una manera de convertir a sus guerreros en algo más que simplemente eso. Había llegado hasta un punto en el cual esa previa sensación se había convertido en prácticamente una pasión a la que enfrentar cada día.

Una ráfaga ligera cortando la brisa moderada que deambulaba terminó con la profunda y sosegada calma que el chunin apercibía en esos instantes, terminando por golpear en la puerta de su casa, solo una vez, de manera ruda y seca. Al parecer aquel sonido brindó capacidad al Kaguya para “volver” a la realidad, alejándose de su propio subconsciente y pensamientos.
Su ojo diestro se destapó completando aquellos dos brillantes rubíes bajo la capucha que ennegrecía su rostro, mientras daba la vuelta y miraba en dirección a su espalda, de donde había llegado aquel ligero sonido, pero no había rastro del causante aparentemente.
Los pasos del albino llegaron hasta el canto de la última fila de tejas de la cubierta de su hogar, dejándose caer con una pierna flexionada y la otra estirada, cayendo con la puntera de esta ultima de una manera sutil y suave. Cuando se volteó, pudo ver al protagonista que había creado el sonido seco al impactar contra la madera.
Un kunai con una etiqueta la cual tenía grabado un símbolo con sangre.
“¿Una… citación. . .?” Pensó, mientras la leía y entendía lo que era y lo que tenía que hacer. No tardo en entrar al interior donde cogió algo de comida, se desnudó para colocarse una camiseta negra de un material parecido a la licra, la cual era de mangas largas y su cuello también, alcanzando su barbilla, encima se colocó el chaleco identificativo de la aldea, los típicos pantalones negros, anchos, estrechándose en un puño por debajo de las rodillas, y unas botas de cuero negras desgastadas de calzado. Agarró sus pertenencias y armas, guardándolas en cada respectivo compartimento. Vistió encima de todo lo demás su capa impermeable, para después con la diestra tomar a Bonbara y colgarla en diagonal por su espalda.

Tomó un ritmo rápido, para llegar antes de hora y poder observar el lugar, sobre las inmediaciones del lugar, de nuevo en cuclillas sobre la rama de uno de los árboles más cercanos al lugar donde se le había convocado, cuando la noche dejó paso al día y se acercaba el momento en el que se debería hacer acto de presencia, el Kaguya, imitando la anterior caída se dejaría ver caminando hacia el lugar indicado, retirándose parte de la capucha de su rostro, con los ojos achinados y una parsimonia característica del de orbes carmesíes.
— Veamos qué es lo que el futuro nos depara esta vez… — Susurraba mientras terminaba su trayecto, retirando aquel revoltoso flequillo que se interponía en su tez.


Estadísticas:
 
  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 33
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 193
Inventario:




Muslo derecho

  • Estuche pequeño:
    - 3 Kunais
    - 2 Shurikens


Muslo izquierdo

  • Estuche mediano
    - 2 Kunai
    - 3 Senbon
    - 3 Shuriken
    - 12 Makibishi


Cintura

  • Estuche grande
    - 2 bengalas
    - 3 sellos explosivos
    - 3 píldoras del soldado
    - 2 bombas de humo
    - 2 bombas de luz
    - Banda ninja de Kusagakure


Brazo derecho:
- 1 mecanismo de kunai oculto





Volver arriba Ir abajo

avatar
Haine Rammsteiner
Kiri Gennin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Haine Rammsteiner el Mar Jun 19, 2018 7:55 pm


Un panorama oscuro.


La opaca luz de aquella habitación no era la indicada para leer aquella carta, pero aún así lo hacía, a pesar de forzar mi vista para leer cada palabra, entender el mensaje y el propósito con el que vino no me molestaba del todo. En mi mano derecha estaba aquella carta la cual leía, mientras en mi zurda se encontraba aquel Kunai con la cual la carta se mantuvo aferrada a mi puerta; malditos brutos que dañan lo que no es suyo. Ahora debía buscar la forma de volver el estado normal y perfecto que tenía la puerta, pero claro como no era su propiedad la que dañaron con un Kunai, no les afectaba en lo absoluto; cuando existía la rendijilla por donde el correo podía ser depositado sin ningún problema. Tal vez así la milicia remarcaba con bastante severidad la seriedad de sus mensajes, espero que en un futuro no se vayan a quejar de mis respuestas las cuales irán con la misma severidad, a ver si les encanta lo que ofrecen. Alce mi vista hacia el frente, observando la ventana abierta la cual me permitía ver el panorama semi nocturno, e incluso madrugador que tenía frente a mis ojos. El cielo se veía oscuro aún, que incluso con aquel clima tan deprimente lograba poder confundirse las horas por un momento, de no ser por el reloj de pared la cual con sus agujas me indicaba la hora exacta, no sabría si me sobraba tiempo o no.
 
Me levante de la cama y doble aquella carta lo suficiente para que entrase en mi bolsillo sin problemas, mientras en mi mano izquierda aún se encontraba aquel Kunai el cual hacia girar con mi dedo índice, dentro del agujero de su puño. Era la primera arma de filo que tenía, no sentía inmenso apego a estas cosas pero algo muy dentro de mí me indicaba que podría necesitarlo; después de todo estaba en una aldea famosa por sus espadachines ¿Qué no me decía que abundarían ninjas expertos en armas tanto aquí como fuera de la aldea? Si o si debía aprender a usarlas a la perfección, ya que en un momento dado uno nunca sabe cuándo podría usarlas. Al final lo guarde dentro de mi bota izquierda, dejando apenas visible el aro adherido a la empuñadura del kunai. Anteriormente había cubierto con vendas de entrenamiento la zona de mi tobillo y por encima del mismo del pie izquierdo, para cuando hiciera eso no molestase más de la cuenta. Procedí a terminar de vestirme, cubriendo mi pecho con aquella franela manga larga ajustada de color negro y por encima con la gabardina del mismo color. Esta no era impermeable pero aún así evitaba que me mojase a plenitud, manteniendo en calor mi pecho y brindándole misterio a mis propias manos las cuales se ocultaban dentro, también el cuello alto de la misma cubría casi a totalidad mi cuello, dejando una pequeña brecha de espacio por debajo de mi barbilla cerca de la manzana de Adán.
 
Salir de mi departamento no fue gran problema, después de todo solo las llaves fueron las que aseguraron la seguridad del recinto, además de otras curiosidades que me permitirían saber si alguien entro violando mi seguridad básica. El resto solo era simples actos paranoicos que fueron apaciguados por estas “pruebas”, siendo una de ellas al alcance de mi vista, justo cuando veía la esquina inferior derecha de la puerta, pero centre mi atención nuevamente el agujero rasgado que dejo el Kunai sobre mi puerta. – Incivilizados… - Mencione, con la idea rencorosa de saber quien fue el mensajero idiota y ciego que entrego el mensaje, misma carta que residía actualmente en mi bolsillo. Bajar las escaleras del edificio hasta salir de sus terrenos solo mostraba ante mí una vista de un día por la madrugada en la aldea, la neblina se notaba bastante y el rocío era palpable sobre cualquier objeto como visible ante mí. Mis pasos serenos, silenciosos y espectrales eran los que me guiarían al lugar indicado, un coliseo donde tiempo atrás la sangre mancho sus tierras… ¿Pero ahora que era exactamente? Nada menos que un recuerdo vago de lo que fue antaño.

Stats:
  • Fuerza : 7
  • Resistencia : 5
  • Agilidad : 5
  • Espíritu : 5
  • Concentración : 5
  • Voluntad : 5
Chakra : 65
Inventario:
Kunai: 1. (obtenido del cual fue aferrado el mensaje  la puerta).


Kirigakure no Sato – País del Agua




Volver arriba Ir abajo

avatar
Akatsuki-
Kiri Gennin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Akatsuki- el Mar Jun 19, 2018 8:56 pm



Una oscura noche de tormenta, para cualquiera sería un clima bastante desagradable, pero para el joven yuki no era más que cualquier otra noche en la aldea de la niebla, acostumbrado ya a esa clase de reacciones del tiempo. Iba caminado entre las frías gotas de agua y lo espeso de la bruma por las calles de la zona residencial. La razón era simple fue a visitar a su tío ya que al tener a cierta visita en su departamento había despertado en el joven cierta necesidad de estar más cerca de lo que le quedaba de familia – Por no decir que era la manera de evitar a sangre sucia y su cara de amargado-  pero lo que el no contaba es que su visita se extendería hasta esas altas horas de la noche, ya que para su mala suerte o – karma instantáneo- en casa de su tio estaba cierta persona que hubiera preferido evitar, ya que como siempre ese maldito zorro había terminado arrinconado en su juego pervertido, En todo caso no logro zafarse a tiempo y ponerle un alto a ese juego, aunque en el fondo se había divertido, sabía que estar mucho tiempo al lado de ese zorro solo le atraía a soñar despierto- al final siempre se despierta del sueño-

En todo caso en todo caso no todo fue una pérdida de tiempo en su visita ya que su tío le había mandado ajustar su armadura y afilado sus espadas, Si bien después de su desastre de examen esperaba algún regaño o intento de que dejara su camino, su tío en un inesperado gesto lo tomo en brazos para consolarlo, pese a que él no estaba de todo de acuerdo con el camino que decidió recorrer, tampoco se había alejado, siempre en las buenas y en las malas se mantenía a su lado y eso era algo que le agradecía.

Así en un pestañeo llego a su hogar, el plan era simple tomar un poco de leche de la nevera meterse a la regadera y dormir un poco más y si bien los primeros pasos de su plan fluían sin ningún problema, pero después de servirse un vaso del líquido helado noto que había una nota en la mesa, el joven la tomo y leyó el contenido dando como resultado un pequeño chasquido de lengua- Solo será el baño entonces- termino el líquido del vaso que puso en el fregadero, se dirigió a su habitación y se despojó de su ropa mientras que dejaba su nuevo cambio listo para cuando saliera de la regadera. Si bien el agua fría no le causaba molestias, sentir el agua caliente recorrer su cuerpo siempre era una sensación agradable. Lo que decía la nota era que había sido citados su invitado y el en la zona de entrenamiento, lo cual era probable que ya les dieran sus siguientes ordenes, por lo que tendría que ir lo mejor preparado posible.

No tardó más de 10 minutos en darse un baño rápido que le despejara del sueño, y tras eso se vistió con su uniforme, encima del mismo se colocó su armadura negra si bien no estaba seguro de que se trataría el llamado, tomando en cuenta su última experiencia prefería ir lo mejor Armado posible, por lo que guardo todas sus armas en su ropa he equipamiento. Una vez preparado salió de su departamento rumbo al punto de encuentro, ya que la lluvia seguía bañando el lugar, el joven con su capa puesta como sombra moviéndose lo más rápido posible entre la niebla y la lluvia, su departamento no estaba muy lejos de su destino y si bien sus pasos eran rápidos para llegar lo antes posible su mente seguía en cierta divagación ante la expectativa de que seria lo que le deparaba el destino.


Estadisticas:

  • Fuerza : 22
  • Resistencia :22
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30
Chakra : 132


Inventario:

Armas:
3 kunais
3 shuriken
9 Senbons
2 katana
- surudoi tusme
- kiba no kage

Utileria:

5 Alambres ninja
6 Pildoras del soldado
2 bombas de humo
3 bengalas

Artefactos

1 intercomunicados
1 mecanismo kunai oculto
1 Respirador
Equipamiento
1Mochila
1 Estuche mediano
1 Armadura Negra
1 Capa Impermeable

Distribuidos de la siguiente manera:
Cintura/ Estuche mediano
-3 shuriken
-6 pildoras del soldado
-2 kunais
-5 alambres ninja
-1 intercomunicador
Mochila/ Espalda
-respirador
-surudoi tusme
-3 bengalas
-2 bombas de humo
Brazo derecho
-mecanismo oculto kunai
-1 kunai
Brazo izquierdo
-kiba no kage
Cuello
-banda de la aldea
-9 senbons
Sobrepuesto
-Armadura negra
-Capa impermeable
-2 katanas (cintura9

PAÍS Del Agua - Kirigakure


Volver arriba Ir abajo

avatar
Soma Saito
Kiri Gennin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Soma Saito el Miér Jun 20, 2018 9:10 am

La Venganza de la Niebla
Kirigakure no SatoColiseoVerano 7 DD

Sangre, moneda con la que se paga la vida, herencia de nuestros ancestros y secreto de algunos. Si uno analizara la sangre, notaría que es una combinación de los cinco elementos naturales, presenta calidez como el fuego, es líquida como el agua, densa como la tierra, limpia el cuerpo como el aire y tiene vida como el rayo. De una u otra forma, uno sabe que si comparamos el agua y la sangre, la segunda pesa más, vale más y se derrocha más.

Soma se encontraba en el patio de su hogar; frente a él, dos papiros se extendían paralelamente, totalmente plagados de símbolos, su punta estaba cerca del pelirrojo, mientras que su base, aquel pequeño trozo tubular que permite enrollar su largo cuerpo, se encontraba a algunos metros adelante de él; a los costados de estos, un par de vasijas decorativas con cristalino líquido dentro giraban como danzando dentro de los contenedores. Sentado, con una concentración que parece imperturbable, meditaba y moldeaba chakra, mismo que tras ser llamado por un sello de ambas manos, formó un nuevo símbolo en la punta del pergamino izquierdo, se formara una nueva leyenda que se bifurcaba levemente en su centro, posteriormente señaló el jarrón más cercano con uno de sus dedos y el agua de este se elevó en un listó líquido que en espiral se juntó en una esfera flotante que adoptó la forma de una cabeza de dragón de clase oriental, pareció rugir antes de arrojarse hacia su creador, mas al pasar frente al punto en blanco de la nueva línea, en una especia de succión espiral fue jalado hasta desaparecer completamente. En el sitio que estaba en blanco entonces apareció un símbolo de agua.

El rostro de Soma sudaba un poco por el costo de chakra, respiró profundamente y tras unos segundos hizo uso de su chakra nuevamente. El proceso se repitió completamente, creando un sello en el otro pergamino, dejándolo visiblemente agitado. Aun le costaba manejar el suiton y crear esas cabezas, pero al menos había terminado de dominar esa técnica de su arte que por tener dificultades para dominar un elemento, no había podido masque saber la teoría. Pero ahora que dominaba el suiton a un nivel decente, podía por fin ponerla en práctica.

Cerró ambos pergaminos y los depositó en su bolsillo antes de retornar hacia su casa. Tomó los recipientes con el debido cuidado y acercándose a la entrada escucha el aire silbar. Se mueve hacia un costado solo para ver que algo se encajó justo en la entrada de su casa. Era un kunai, pero parecía haber caído del mismo cielo ya que no había punto lógico para lanzarlo así. Tampoco era para dañarle, lo podía notar porque aun si no se hubiera apartado, igualmente no le habría dado. Atado a su aro, colgaba un pergamino cuyo diseño asemejaba estar bañado en sangre. Dudó un momento si debía tomarlo, parecía alguna clase de advertencia o reto a duelo a la vieja usanza, pero la curiosidad era más intensa que el miedo.

Dejó las jarras en el suelo y desenterró el kunai del marco de la puerta, luego desató el nudo para guardar el arma en su bolsillo y notar que el sello era de la mismísima Mizukage.

Tras una noche de descanso, programada y ejecutada a perfección para estar al cien por ciento de capacidad, Soma sale de su casa con algo de ansiedad por saber lo que acontecía. Tras ya casi dos años e vivir en la aldea, ya se había acostumbrado a andar aun con densa neblina, todo gracias a las técnicas que le enseñaron en la academia, aun así, no esperaba que la lluvia que cayera ese día estuviera tan fría, tal vez su cuerpo ya se estaba acostumbrando a los climas del país del viento y olvidando el del país del hierro, de cualquier forma salió de casa con su inventario completo, su bandana en la frente y un millón de expectativas. En su mano portaba la kunai encontrada, analizándola como si esperase encontrar algo oculto, mas conforme se fue acercando a su destino, la guardó en el bolsillo, percatándose de la cantidad de personas que citaron, de alguna forma, reconociendo unos cabellos castaños y otros negros, pero no se les acercó ni llamó su atención, tan solo permaneció caminante en dirección del objetivo.  


Inventario:

2 Katanas en la espalda puestas como X, ambas con los mangos hacia el suelo.
2 Pergaminos de Arte Tensasai, ambos con 15 Shurikenes y 15 Kunais cada uno. 12 Shurikenes y 12 Kunais tienen hilo ninja atado a ellos.
1 Carrete de hilo colgando en la cintura junto con Surudoi Tsume.  
3 Bombas de Humo en bolsillos del pantalón.
Técnicas Usadas:

BAKURYŪGEKI (爆龙撃, BOMBA DRAGÓN)
El usuario puede crear en uno de sus pergaminos, un sello que contiene un proyectil elemental de la naturaleza que posea el usuario en forma de cabeza de dragón que tiene un diámetro de un metro y puede alejarse hasta diez metros. Puede crearlo de dos formas, como almacén o como trampa. Si se crea como almacén, el usuario podrá liberarlo cuando quiera. Si se crea como trampa, el proyectil se liberará al abrirse el pergamino, atacando a cualquiera que lo haya abierto.
Postura de manos: Carnero
Consumo: 25Ck por crear un proyectil y 20Ck por poner una trampa.
Explicación:


  • Soma sella una cabeza de Dragón de Agua en cada pergamino.
  • Soma descansa una noche entera recuperando su chakra
  • Soma toma rumbo al sitio de encuentro


  • Fuerza : 13
  • Resistencia : 14
  • Agilidad : 20
  • Espíritu : 15
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 12
Chakra : 91/91

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por NB Narración el Sáb Jun 23, 2018 2:37 am

Kirigakure no Sato


Entre la espesa bruma que acariciaba sus pieles con delicadeza, todos y cada uno de quienes se encontraban dirigiéndose hacia el lugar citado podrían sentir como el frescor, más latente que nunca, poco a poco se iba adhiriendo a cada centímetro de sus cuerpos. No había un solo rastro de humanidad, e incluso parecía que aquel color blanquecino que convertía los metros de distancia en puro olvido, parecía estar tentando a la misma muerte. No era un día normal, no era una experiencia común y mucho menos algo que pasar por alto, como si realmente, aquello fuese una prueba que los mismos dioses habían decidido anteponer a las obligaciones que los mismos lideres del país habían decidido comandar.

Las temperaturas aquella madrugada caían en picado, generando aquel común vaho entre los que habían nacido entre las gélidas tormentas de los mares cuando se hallaban furiosos, pero que no parecían desear luchar con tanto impetud como la gran bestia que, desde las sombras y el anonimato, ahora resguardaba su gran poder entre la población aunque, lejana y en tan solo las delicadas manos de la conocida como Kaede Mashiba, yacía perdida en un letargo que hasta el momento, parecía no tener fin, de igual manera que lo hacía aquel camino hacia el campo de entrenamiento, o más bien, el coliseo hundido, sepultado y tan respetado por quienes conocían su existencia. Algunos lo tomarían cual bendición ¿Pero que pensarían los más inexpertos si supiesen que bajo el terreno que sus mismos zapatos pisan, se encuentran los cadáveres de sus ancestros? Algunos quizás sentirían orgullo, poder, pero para desgracia de otros, aquella gran marca de sangre no era más que un capricho de los entes más oscuros de las aguas.

Aquel día en este caso, era un recordatorio, una manera de revivir aquellas experiencias que habían rasgado las pieles de los expertos shinobis de las aguas y que eran clamados como los mayores titanes de la historia, portadores de las más sagradas espadas, pero sobre todo, de historia que tan solo los más fuertes de corazón, podrían llegar a soportar.

Sangre hirviendo por sus venas daban paso a la angustia, a la ferocidad y con ello a pruebas de valor que entre los letargos del olvido, llamaban a quienes deseaban sentir la fuerza aplacando sus almas. En este caso, un llamamiento se había convertido en la razón por la cual sus pasos harían temblar el suelo ante los acontecimientos que, en manos de los más sanguinarios, clamaban venganza, pero a su vez marcaban con sangre los trazos de lo que aparentaba ser un mapa.

La bruma que poco a poco se iba adhiriendo más y más a sus pieles, les haría sentir la agonía, el temblor de como sus cuerpos poco a poco sucumbían a aquella horrible sensación de desvanecimiento. Pero el terror del hielo quebrando sus propias pieles, se encargaría de remarcar el corte de un puñal inexistente sobre el brazo derecho de quienes en instantes como aquellos, sucumbían a las blanquecinas tinieblas de los caídos.

Un llamamiento en sangre los atraía, los sellaba...los maltrataba.

Tan pronto todos y cada uno de los citados volviesen su mirada hacia su diestra, podrían observar aquella tonalidad rojiza impregnando la superficie de su piel, ya fuese con el metálico danzar de sus sangre ante sus ojos, o la forma con la cual sus prendas se iban impregnando de aquella distancia. El recorrido del trazado era doloroso, vertiginosamente lento y apabullante ante la carencia del un verdadero filo, pero eso no restaba importancia a lo que ante sus ojos se formaba, una temblorosa marca que los guiaba hacia su destino.

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por NB Narración el Sáb Jun 23, 2018 2:39 am

Aclaraciones y Pautas
— Antes que nada y para que nadie se pierda —aunque esto es pura interpretación— me tomo la libertad de guiaros un poco al ser posiblemente la primera trama de algunos de los que se encuentran presentes.

Os encontráis de camino hacia los campos de entrenamiento y como es lógico, hasta el momento no habéis llegado a este (Aunque algunos se saltasen la normativa del post anterior y citasen que llegaban cuando no les estaba permitido). Dado a que cada uno se encuentra en calles distintas, se les da libre interpretación y narración de estas hasta que yo como narradora, intervenga en la descripción de estas en zonas especificas.

— Como mismamente es citado, las bajas temperaturas os afectaran provocando una bajada de 5 Puntos de Resistencia a todos los usuarios que no sean Yuki.

Exentos de penalización:
Kuroda Yukimura
Akatsuki
Sasumi Shimayoshi

Junto a estas dificultades sumaremos una bajada de 3 puntos de concentración en caso de no conocer el país y con ello, no estar acostumbrado a las densa bruma del país de la niebla.

Usuario incluido en esta penalización:
Kuroda Yukimura

Finalmente, mismamente como la narración os aclara, cada uno de vosotros comienza a sentir los síntomas citados en esta. Vuestro brazo derecho se encuentra siendo grabado recreando así pequeños trazos en vuestra piel, una flecha que os guiará a vuestro destino con vuestra propia sangre. El dolor en este caso, os produce una baja de 3 puntos de voluntad.


Direcciones de las flechas:
Kenta: Izquierda
Kuroda Yukimura: Derecha
Hyunie: Recto
Sasumi Shimayoshi: Derecha
Ikum: Izquierda
Haine Rammsteiner: Izquierda
Akatsuki: Recto
Soma Saito: Derecha

Todos y cada uno deberá de actuar conforme lo desee, pero tomar rumbo os dará como mismamente dije, plena libertad a hacer uso de narrativa para describir vuestras calles si así lo deseáis, siempre y cuando toméis estas direcciones. En caso de no hacerlo, no habrá penalización, pero vosotros mismos sois quienes decidiréis vuestro destino en este caso. Recordad que la densa bruma no solo os aísla de lo que se encuentra a vuestro alrededor, si no también que en ningún caso se ha citado el encuentro de nadie, razón por la cual se trata de un imposible en estos casos. Os encontráis completamente solos.

Kenta: Recuerda leer siempre bien las pautas antes de postear, llegar a un lugar que no ha sido narrado puede penalizarte a gran escala, si bien no se tendrá en cuenta en esta vez eso no quita que en otra no vaya a ser benevolente, más aún porque esto implica el metarol.

Kenta escribió:hasta llegar al sitio correspondido siendo su persona la primera en llegar e intentó mantenerse al margen en una esquina esperando alguna presencia de la Mizukage u otro superior

Desconoces el lugar por narrativa. Escribir algo como esto es lo que implica directamente el metarol.

— El espacio entre post será de 48 horas, una vez un usuario postee, esta cuenta atrás se reinicia. Dado a que ya habéis hecho acto de presencia el abandono podrá ser penalizado con la muerte. ¡Mucha suerte!

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kenta
Kiri Chunin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Kenta el Sáb Jun 23, 2018 4:24 am


KENTA
El frío parecía ser inquebrantable por unos segundos, sintiendo como se congelaban no solamente sus arterias sino sus huesos al punto de presentir una angustia y a su percepción la niebla abrigaba más su piel haciendo que la ropa que llevaba fuera vulnerable ante ella. El gennin intentó aferrarse sobre sí mismo para darse calor, sin embargo fue en vano porque empezaba a sentir una agonía que le dificultaba respirar y sus piernas estremecidas a punto de flaquear por propia voluntad, daba cierto miedo al Uchiha que a duras penas lograba permanecer de pie «¿Qué es esto?»pensó al hacerse esa interrogante mientras un síncope lo llevó a girar hacia su diestra de forma brusca al instante que tocaba su pecho para verificar que no era un sueño.
 
El hielo penetraba la epidermis con una facilidad que ni él podía imaginar, se encontraba consternado al visualizar la sustancia rojiza que se impregnaba sobre su chaqueta, no obstante iba a un paso parsimonioso que le provocaba un fuerte dolor al joven como si se tratara de un corte con su propia katana y ante la desesperación apretaba fuertemente su mandíbula para no gritar resistiendo así el sufrimiento. No sabía que sucedía, su vista era algo borrosa a raíz del mareo y su desgaste físico estaba a simple vista al verse agitado con sus pulsaciones aceleradas. Una flecha extraña se formaba ante sus ojos en su mismo brazo derecho, parecía indicarle lo que podría ser su camino «Veamos que nos depara el futuro»deliberó en su interior dirigiéndose en dirección hacia la izquierda.
 
Algo extraño sucedía y tenía interés en saberlo, esa curiosidad lo llevaba hacia su izquierda. Una calle angosta con el pavimento mojado debido al clima de la aldea y un silencio abrumador que causaba cierto temor en cualquier persona, especialmente en el adolescente que ojeó brevemente su alrededor lo poco que podía visualizar. Kenta realizaba zancadas cortas y de manera sigilosa, una mirada fija hacia al frente que no lograba observar más allá de escasos metros por culpa de la fuerte densidad de la niebla que hacía vida para la hora en el lugar mientras caminaba por el medio de la calle hacia un destino incierto para él.
 
Estadísticas:

 
  • Fuerza : 10
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 20
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 32
  • Voluntad : 30
Chakra : 130
Jutsus:

 
Inventario:

Estuche Mediano

  • Bombas de Humo x2
  • Respirador x1  
  • Senbon: 3
  • Kunai: 6
  • Shuriken: 6
  • Píldora de Soldado: 2
  • Fuma Shuriken x2

 
Otros Items

  • Comunicador (Oreja Derecha)  x1
  • Katana (Cintura del lado derecho) x1
  • Alambre Ninja
  • Capa Impermeable (Colocada):  x1
  • Mecanismo de Kunai Oculto (Brazo Derecho con un kunai ya oculto)


 
PAÍS DEL AGUA ||KIRIGAKURE NO SATO


Volver arriba Ir abajo

avatar
Kuroda Yukimura
Getsu Genin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Kuroda Yukimura el Dom Jun 24, 2018 1:55 pm

La venganza de la niebla
Kuroda Yukimura
País del AguaKirigakure no SatoPresente
A cada paso que daba, la incertidumbre haría correr por mis venas las ganas reales que tenía de saber donde me llevaría todo aquella, aquella carta que le dejaría al otro Yuki para que la viera me había helado, si eso podía ser posible debido a mi linaje, cada centímetro de mi piel. Poco a poco en el camino la niebla iba haciendo acto de presencia, una de las cosas que más odiaba realmente era la lluvia, pero mucho más la espesa niebla de la villa, que aunque todavía me dejaba ver lo necesario, resultaba ser de lo más molesta. Caminé mis pasos directos, realmente la calle donde me encontraba no me decía mucho, creía saber llegar, creía que aquellas caminatas por la villa días atrás me servirían de mucho, mas me equivoqué, estaba algo perdido, y el frío empezaba a hacer acto de presencia.

Paré en el camino, en la calle en la que encontraba tenía tres direcciones, tres rumbos que tomar y seguramente solo uno de ellos sería rápido para llegar a mi destino. Momento atrás comencé a sentir angustia, más nada se compraba con aquel molesto picor en mi brazo derecho, minutos atrás había mirado, era el dolor propio de algún corte, seguramente hecho en algún entrenamiento días atrás. Con todo aquella, la angustia empezó a hacer real mella en mí. Miré hacia mi izquierda, una larga calle que parecía inclinarse levemente hacia la izquierda, volviendo, al parecer, al lugar donde había venido. Volví a rascar suavemente mi brazo derecho por encima de mi ropa. >> Que molesto << Pensé para mí mientras que cambiaba mi vista hacia el frente, la niebla no me dejaba ver mucho más, pero parecía ser una larga calle toda hacia lo lejos.

Cerré por un momento los ojos y levanté mi manos hacia mi cara, frotándola para intentar disipar mis nervios y realmente ponerme a pensar, meditar realmente mi situación e intentar calmarme. Más cuando fui a colocar mis brazos otra vez a cada lado de mi cuerpo, la acción de levantarlos bajó levemente las mangas de la capa que portaba y pude notar un ligero color carmesí. Bajé lentamente más la manga de mi capa cuando pude verla, rápidamente levanté mi vista y miré hacia todos los lados. Una angustia creció en mí al mismo tiempo que había descubierto aquella flecha que, a juzgar por el resquemor y la molestia, había sido coloreada en mi piel con mi propia sangre. Estaba angustiado, sentía como mi corazón palpitaba dentro de mi cavidad torácica como nunca. Los nervios no aflojaban y, lo primero que se me ocurrió fue salir corriendo en dirección a donde la flecha me mandaba, hacia la derecha. Quería que todo esto terminara, la aldea de la niebla tenía algo extraño, era rara, perturbante, extraño, y todo eso junto, lograba ponerme los bellos de punta.

Estadísticas:
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 32
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 32-3=29
  • Voluntad : 20-3=17
Chakra : 130
Equipo Ninja:


  • Estuche pequeño (muslo derecho):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche pequeño (muslo izquierdo):
    - 2 kunais
    - 2 shurikens
    - 1 bomba de humo
  • Estuche mediano (cintura izquierda):
    - 5 shurikens
    - 4 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 2 píldoras del soldado
    - 3 sello explosivo
    - Tsukihana no Manto
  • Estuche mediano (cintura derecha):
    - 9 Shurikens
    - 2 kunais
    - 2 bombas de humo
    - 1 píldora del soldado
  • Estuche grande (cintura centro):
    - 2 píldoras del soldado
    - 1 pergamino de almacenaje
    - 3 sellos explosivos
    - 1 Respirador
    - 3 bengalas
  • Comunicador (oreja derecha)
  • Katana (Espalda)
  • Mecanismo Kunai Oculto x2 (cada uno en una muñeca, ocultos)
  • Banda Ninja Getsu (cuello)
  • Capa impermeable (puesta)

Acciones:
- Sigo caminando hasta llegar a una trifurcación.
- Siento los síntomas por la bajada de voluntad y concentración.
- Veo la señal en mi brazo y, nervioso, salgo corriendo en esa dirección.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Kiryu Hyunie el Mar Jun 26, 2018 5:34 am



Continuaba avanzando al área de entrenamiento hacía la zona especificada en aquella nota, pero mientras más me adentraba en aquella dirección el frío comenzaba a sentirse en mayor escala, aquella sensación la dejaría en el olvido cuando un intenso dolor comenzó a sentirse en mi brazo derecho, me detuve en seco para rápidamente subirme la manga de la capa que llevaba para proteger mi cuerpo. Mis ojos quedaron hipnotizados en ese instante en la manera en que se iba trazando una especie de figura en mi brazo, era doloroso sí, pero era algo maravilloso, deleitante a la vista, miraba asombrada como aquel símbolo continuaba siendo trazado en el brazo, marcando en la piel y con sangre una especie de ruta a seguir, sonreiría llena de asombro y admiración por lo que estaba ocurriendo.

—  ¡Increible! — murmuré emocionada, giré la vista de derecha a izquierda, sorprendida por lo que acababa de presenciar, realmente la aldea y el país no dejaban de sorprenderme de maneras inigualables. Sonreí y retome la atención hacía el frente para continuar el recorrido en aquella dirección, la avenida en la que me encontraba era completamente recta, con edificaciones a ambos costados del sendero que estaba recorriendo, trataría de seguir la orientación que el misterioso emblema me mostraba, caminando hacia delante, guiada por lo que la espesura de la niebla permitía, aunque ahora guardando silencio y tratando de escuchar cualquier sonido que fuera adicional al de mis pasos durante mi avanzar, tomaría aquella aparición como una señal de que debía ser precavida.

Mi corazón estaba latiendo aceleradamente, la verdad estaba ansiosa por descubrir que era todo el misterio que estaba invadiendo las adyacencias en ese instante, mantenía mi brazo derecho descubierto apuntando hacia delante, lo usaba como una brújula, mi zurda al costado del muslo de la pierna de ese mismo flanco aguardando ansiosa, con la sensación de frío y la aparición de aquella marca en mi brazo aminoraría un poco la velocidad de mi andar, ahora debía ser cautelosa, atenta y buscar pistas para llegar al fondo de la razón de aquella invitación. Sí una vez más estaba emocionada, ansiosa y feliz de formar parte de una aldea tan misteriosa y divertida como esta.

Stats:

  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 20-5 = 15
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 50-3=47
Chakra : 190

Inventario:

Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombre derecho.
Cuerpo: Capa impermeable.
Técnicas:

Kirigakure no sato - País del Agua




—  —
— —
« »

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sasumi Shimayoshi
Kiri Gennin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Sasumi Shimayoshi el Mar Jun 26, 2018 11:28 pm


Shimayoshi Sasumi

Sus labios no emitían sonido mientras caminaba, por otra parte sus ojos se mantenían fijos a su alrededor, sumamente concentrada en su entorno neblinoso que sin dudas era bastante impresionante verlo de esa manera.  De todos modos Sasumi no parecía mostrar expresiones de lo que estaba sintiendo en ese momento, ella simplemente caminaba con decisión por las calles “tranquilas”, siendo el caso que miraba hacia los costados y podía divisar poco –por la neblina-.
Si bien la mente se la ninja solía ser bastante disparatada y tranquila –por momentos-, ahora mismo en su cuerpo estaba surgiendo un nerviosismo imperceptible mientras seguía con sus pasos, teniendo alrededor aquella neblina que se adhería a su hermoso cuerpo.

Sin poder controlarlo sintió un leve temblor, era una sensación embriagadora que por momentos parecía querer desvanecerla, pero mientras sus sentidos amenazaban con apagarse… sintió un extraño ardor en su brazo derecho, por lo cual ella se despabilo por un momento mientras su mano izquierda tocaba aquel lugar para eliminar cualquier tipo de sensación que se produjera. Pero lo que ella no pensó es que al rozar ese sector sentiría dolor, por lo tanto se arremango la chaqueta y vio la marca que estaba en su extremidad, causando que sus cejas se fruncieran mientras sus labios mostraban un poco de desdén.

Desgraciadamente su mente pareció jugarle una mala pasada pues no pudo mantener la tranquilidad, su corazón comenzó a bombear sangre hacia todas partes mientras sus sentidos parecían volverse filosos para captar lo que estuviese a su alrededor.
En ese momento muchas cosas pasaron por la mente de Sasumi, una de ellas era el hecho de que estaba caminando por ese lugar gracias a la citación que había tenido, por lo tanto si alguien quería atacarla no serian bandidos ni ninjas comunes… además aquello no parecía querer amenazar con su vida. Esta de más decir que esa herida tal vez, solo tal vez, se trataba de alguna clase de información y por eso comenzó a caminar hacia la dirección que esta indicaba.

Sus orbes celestes por momentos se movían hacia su herida para contemplarla, no sabia hacia donde la dirigiría el hecho de haber tomado el camino que esta indicaba… y había algo de recelo por la situación, por eso mismo trataba de ir cautelosamente pero a la vez confiaba en su elección: seguir la dirección que había aparecido en su brazo. Tal vez no tendría que hacer eso en otras situaciones, pero ella confiaba en Kirigakure, la aldea de la persona que le salvo.


Stats:
  • Fuerza : 5
  • Resistencia : 9
  • Agilidad : 10
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 9-3=6
Chakra : 88
Armas:
-6 kunais +1¿?
-1 bolsita explosiva.
-1 bombas de humo
-1 nota invocadora.
-1 intercomunicador.
-1 respirador.
-1 píldora de soldado.
-Surudoi Tsume

País del Agua




Volver arriba Ir abajo

avatar
Ikum Kaguya
Kiri Chunin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Ikum Kaguya el Jue Jun 28, 2018 3:25 pm


Ikum

La niebla, de por sí misma ya era abrumadora, pero en el momento en el que el chunin se dejó caer de aquella copa del árbol en la que reposaba aquella densa niebla parecía querer ocultar algo que los simples mortales no deberían ver, las temperaturas bajaban, creando una sensación tanto desconcertante como a la par de extraña, su respiración se podía discernir gracias al vaho que emanaba de su boca. De repente una angustia comenzaba a aprisionar al Kaguya, pero no sabía exactamente lo que ocurría, menos aun teniendo en cuenta la poca visibilidad que tenía a su alrededor, sin embargo, seguía sin poder sentir o avistar con un poco de suerte ningún tipo de señales de algún superior.

Una vez con ambos pies plantados en el terreno, antes de ponerse en marcha un dolor agudo llamaba a su vista en su antebrazo diestro, su piel, completamente cubierta por su ropaje oscuro, impedía ver que era el causante de ese dolor. Con el ceño fruncido remangó aquella tela en parte empapada, pero al ser negra, no se podía diferencia el color de aquel liquido metálico que corría suavemente por encima de lo que parecía un corte en forma de una flecha indicando una dirección, en concreto, a la izquierda.

“¿Pero que cojon…? ¿Se tratará de una técnica ilusoria? De cualquier manera, por ahora está bien.
Hacía ya un tiempo que no sentía dolor que no fuera causado por mí mismo.”


Su rostro se tornó de nuevo frío y serio, dejando aquella marca proclamada en su diestra al aire, fuera de ropajes, observándola y tomando el camino más próximo que hubiera obedeciéndola. Un suelo pavimentado de adoquines de piedra de una tonalidad grisácea azulada, colocados de manera rural, irregular, los márgenes del camino los marcaban unas vallas de madera de unos cincuenta centímetros de altura, separadas una de otra por unos dos metros aproximadamente, que señalaban los extremos de ambos lados de este.

Su paso avanzando era calmado, no quería imprevistos, y no sería una buena idea correr a ciegas por un camino desconocido a simple vista con una luminosidad prácticamente nula, su curiosidad le hacía tratar de perder esa característica paciencia, pero debía dejar los impulsos para otro momento y tratar de llevar un ritmo seguro y regular hasta que sucediera algo que le indicara accionar de manera diferente a la que ahora ejecutaba. Su piel nívea se podía mezclar casi en uno conjunto con la boira densa, se podría camuflar perfectamente en el caso de que aquellos ojos rojizos y ropajes oscuros no contrastaran con aquel color tan puro y pacífico.
Cada paso la humedad parecía calar más en su interior, tratando de encontrar los resquicios más oscuros de su persona. ¿Qué estaría pasando realmente? Debía mantenerse alerta.



Estadísticas:
 
  • Fuerza : 30
  • Resistencia : 33-5: 28
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 30-3: 27
Chakra : 193
Inventario:




Muslo derecho

  • Estuche pequeño:
    - 3 Kunais
    - 2 Shurikens


Muslo izquierdo

  • Estuche mediano
    - 2 Kunai
    - 3 Senbon
    - 3 Shuriken
    - 12 Makibishi


Cintura

  • Estuche grande
    - 2 bengalas
    - 3 sellos explosivos
    - 3 píldoras del soldado
    - 2 bombas de humo
    - 2 bombas de luz
    - Banda ninja de Kusagakure


Brazo derecho:
- 1 mecanismo de kunai oculto
Acciones:
- Remangarse el brazo diestro para observar el corte que formaba una flecha en dirección zurda.
- Retomar el camino hacia esa misma dirección por un viejo rural camino adoquinado.
- Mantener la calma y tratar de estar alerta ya que no hay demasiada visibilidad.




Volver arriba Ir abajo

avatar
Haine Rammsteiner
Kiri Gennin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Haine Rammsteiner el Sáb Jun 30, 2018 4:46 pm

Las calles desoladas, oscuras y moribundas de absoluta vida eran tan obvias. Entre tantos pasos que daba, entre tanto que avanzaba la carencia de almas ajenas a lo que queda de la mía, era evidente, no había nadie con el cual pudiese cruzar mi mirada y por lo tanto me sentía solo a totalidad. Sentía como si estuviese plasmando una de mis peores pesadillas ante mis propios ojos, sentía como si todo lo que tanto odie se hiciera realidad y ahora como alma en pena me tocase vagar en el momento, en el que nadie puede estar a la vista. Maldecido por alguna entidad magnifica para cumplir un castigo eterno; una soledad eterna. Ni siquiera un descabellado gato perdido u inquieto por el clima áspero y acribillado que hacia se daba el lujo de rondar por ahí. Mi piel empezaba a erizarse de una manera extraña, u frío abismal recorría mi espalda, calaba mis piernas y hacia entumecer mis propios dedos. Solo entre cruzando mis brazos para desaparecerlos a la vista, bajo aquella extraña túnica que cubría la parte superior de mi ropa era la que placía mis manos de algo de calor. La neblina que había obstruía mi visión de una manera curiosa, hasta irónica, pero la costumbre que tenía ya me hacia ir con normalidad, el conocer las calles hasta cierto punto me dejaba orientarme de una forma vaga pero  a pesar de todo aquel ambiente… Cualquiera se perdería.

En mi brazo derecho sentía algo extraño, algo que nunca antes sentí y por lo tanto era nuevo; dolor. Sentía como si algo me rasgase, como si alguna criatura con patas afiladas rasgase mi piel, como si algo me cortase y por lo tanto la tibiez de mi sangre fuese la que me advirtiese de que algo iba mal. Separe mi brazo derecho y lo lleve hacia delante, notando como la camisa negra empezaba a empaparse y absorber sea lo que estuviese abajo. Detuve aquel avance al instante, ¿Aquello podría ser parte de aquel irreal sueño? Soñar era lo que menos hacia, ese dolor era real y lo sentía a la perfección. Con mi zurda jale la manga del brazo hasta la altura de mi codo, viendo mi antebrazo y aquel color carmesí que destacaba con descaro sobre mi piel blanquecina. Algo se formaba, aquella mancha extraña empezaba a tomar una forma curiosa que se definía con lentitud. Baje mi mano y continúe caminando, no comprendía aquella maldición que me fue impuesta, pero deshacerme de la misma me era imposible.

La espesa niebla no me advertía de que alguien estuviese cerca, ni siquiera sabría con exactitud si estaba del todo solo. Aquellos ojos malditos que tenía no me ayudaban mucho contra lo que no podía ver, a menos que diese inicio a su magnífico poder ¿Habría valido la pena todo por aquellos ojos? Por supuesto. Volví a ver mi antebrazo derecho, mientras avanzaba por aquellas calles, lo que sea que se formaba se estaba dando su lujo de tardar cuanto le diese en ganas. Hasta que se formo algo concreto y me detuve, justo ahí para observar la indicación, alzando mi vista hacia el frente y notando que había llegado a una calle en T. Solo tenía dos opciones claras y aquella maldición me indicaba la que debía seguir, en ningún momento me percate de que había llegado a un camino de dos elecciones hasta que había alzado mi vista luego de ver la sangre. Esto no era normal, lo que llamarían normal comúnmente, pero hacia mi acelerar mi corazón de una manera extraña y atractiva al punto de sentir como este golpeaba desde dentro. ¿Por qué hacia la izquierda y no la derecha? Observando hacia la derecha no veía absolutamente nada en el final, pero tampoco en el camino de la izquierda… La citación que se me hizo no era del todo concreta y ahora esta indicación podría estar asociada a la misma.

No sabía qué hacer en ese momento, seguir aquella indicación o arriesgarme a lo desconocido, arriesgarme a perder esta oportunidad de indicación y por no obedecer ser castigado por el mismo destino. Mi mirada se cruzaba de un lado a otro, intentando pensar lo que sería correcto para aquel caso y ni siquiera me percataba de algo podría estar tras de mí. Mi mente parecía nublarse tanto como aquella espesura del ambiente, pero mis dediciones eran un poco claras y elegí seguir el camino que se me indicaba antes de arriesgarme a tentar la poca suerte que se me ofrecía. El camino por el cual me movía ahora, era igual que el de antes; casas con luces apagadas, una calle un poco oscura gracias a la neblina y el notar algo extraño más que lo normal del día me fue imposible. Cegado por una fuerza mayor, mi camino no era dudoso, no dudaba, tan solo me dejaba arrastrar por sus intenciones…



INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Colocar técnicas usadas aquí
INVENTARIO BÉLICO:
01 x Kunai.
  • Fuerza : 07
  • Resistencia : 05 – 04= 01
  • Agilidad : 05
  • Espíritu : 05 - 03 = 02
  • Concentración : 05
  • Voluntad : 05
  • Chakra : 065

Volver arriba Ir abajo

avatar
Akatsuki-
Kiri Gennin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Akatsuki- el Sáb Jun 30, 2018 5:06 pm



Pese que ya se aproximaba el amanecer, la neblina era tan densa que bloqueaba cualquier destello de luz que el sol pudiera ofrecer. Era un paisaje gris, como si caminaras entre las nubes. Para el moreno esto ya era muy conocido ya estaba acostumbrado a moverse entre la niebla, pero lo que le llamo sobre manera su atención fue como de un momento a otro la temperatura de la aldea empezó a bajar de manera muy considerable.

El joven se dio cuenta de eso al ver como los edificios se cubrían de una fina capa blanca.Pero no solo fueron los edificios quienes se cubrieron por hielo blanco, su ropa también. Sin embargo esto no parecía afectarle al genin, eso gracias a su herencia familiar, las frías temperaturas eran algo más natural para un yuki como él. Si bien había experimentado frio porque no dejaba de ser un humano, la situación en la que se encontraba era tolerable. Para el moreno le causó una cierta nostalgia ya que su época favorita sin duda era el invierno, el frio y la nieve le traían ciertos recuerdos de tiempos mejores, con esos pensamientos seguía caminando entre el frio y la neblina, pero el destino era caprichoso y si bien hasta ese momento no había tenido ningún inconveniente eso cambio en un pestañeo.

Un fuerte ardor se apodero de su brazo derecho y si bien el dolor solo era molesto, esa clase de sensaciones removían ciertos traumas del pasado, cosas que el moreno se había decidido olvidar, pero como todo en la vida, las heridas no desaparecen- No- las más fuertes y profundas dejan cicatrices. Con un fuerte chasquido de lengua el genin expreso su clara molestia al ver como su piel blanca había sido marcada con la figura de una flecha, la posición del dibujo era recta, como si marcara que dirección tomar. En esos momentos se encontraba en una de las calles principales de que conectaban la zona de entrenamiento con la zona céntrica, de donde estaba ubicado su departamento.

Asi que con cierta molestia, decidió seguir las indicaciones mandadas de tan peculiar manera y continuar con su camino, mientras mantenía los ojos puestos en el camino, trataba de mejorar su humor con cierta despues de cierta reflexión. Después de lo que vivió de chico se dijo a si mismo que nunca nadie mas marcaría o tocaría su piel de alguna forma. ver la flecha de color carmín, le daba una muestra de que puede que no estuviera tan mal si cambiara de opinion.

Estadisticas:

  • Fuerza : 22
  • Resistencia :22
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 30
  • Voluntad  :30-3/27
Chakra : 132


Inventario:

Armas:
3 kunais
3 shuriken
9 Senbons
2 katana
- surudoi tusme
- kiba no kage

Utileria:

5 Alambres ninja
6 Pildoras del soldado
2 bombas de humo
3 bengalas

Artefactos

1 intercomunicados
1 mecanismo kunai oculto
1 Respirador
Equipamiento
1Mochila
1 Estuche mediano
1 Armadura Negra
1 Capa Impermeable

Distribuidos de la siguiente manera:
Cintura/ Estuche mediano
-3 shuriken
-6 pildoras del soldado
-2 kunais
-5 alambres ninja
-1 intercomunicador
Mochila/ Espalda
-respirador
-surudoi tusme
-3 bengalas
-2 bombas de humo
Brazo derecho
-mecanismo oculto kunai
-1 kunai
Brazo izquierdo
-kiba no kage
Cuello
-banda de la aldea
-9 senbons
Sobrepuesto
-Armadura negra
-Capa impermeable
-2 katanas (cintura9
Acciones:

-camina por las calles de la aldea mientras observa el lugar y lo que pasa a su alrededor
-se detiene cuando siente un ardor en su brazo derecho
-se alza la manga de su ropa y encuentra el origen de dicha molestia
-Sigue la direccion de la flecha carmin que tenia en el brazo
-retoma el camino recto rumbo al punto de encuentro, mientras se mantiene atento al camino
PAÍS Del Agua - Kirigakure


Volver arriba Ir abajo

avatar
Soma Saito
Kiri Gennin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Soma Saito el Sáb Jun 30, 2018 9:45 pm

La Venganza de la Niebla
Kirigakure no SatoColiseoVerano 7 DD


Pasos serenos, seguros y conformes se daban íntegros; el puente que unía los hogares de los residentes de esta aldea, había desaparecido tras un manto blanquecino y así también lo hacía el resto de la zona comercial conforme uno de alejaba de ellos. Un canto helado podía escucharse a la distancia, una armonía arcana y desencarnada que anunciaba la presencia de la blanca muerte; no es la primera vez que la escuchaba, al atravesar el valle que a su honor se ha hecho en el país del hierro, también se podía escuchar aquellas voces que en el viento y el hielo se formulaban calando hasta los huesos.

Pero como aquella vez, hace años, que debió cruzar aquel páramo inerte y hermoso, Soma continuó encaminado, siguiendo más su corazón que la orden. Su piel comenzó a sentir como si pequeñas caricias afiladas comenzaran a rozar su piel, su aliento era más visible y desentonaba con la temporada, no recuerda haber sentido tanto frío desde su llegada a Kirigakure, una helada que rivalizaba con la de su tierra natal y por la cual es recordada. Faltaba poco para salir de la zona comercial cuando una de estas caricias que parecían hechas con manos de cristales rotos, marcó una línea puntual en el antebrazo derecho del pelirrojo.

Sus pasos se detuvieron en seco y salto hacia atrás, llevado por la alarmante sensación de haber sido dañado más profundamente. Aun sintiendo aquel punzante dolor continuar a través de su cuerpo, primero miró a sus costados intentando percibir el origen, pero no había nadie más cerca. Al volver su rostro a su extremidad, puede apreciar como sutil pero dolorosamente, continúa marcándose una herida en él; rubíes líquidos comenzaron a correr en pequeñas gemas apenas apreciables por los costados mientras una flecha se iba terminando de plasmar. No era un escrito al azar, se notaba por la finura del trazo, pero su significado estaba tan claro como el mismo aire que lo rodea. Pasó levemente uno de sus dedos sobre la herida, notando el ardor de esta tan real y vívida que debió respirar para mantener la calma. Heridas peores había sufrido y aunque no encuentra la razón del mensaje, al menos debería seguirlo.

Se visualizó geográficamente usando su memoria, encaraba de frente el camino hacia la zona de entrenamiento, si usaba su mano para apuntar al frente, la flecha señalaba hacia su derecha, a un a avenida abierta que daba con aquella calle principal. Su corazón, aquel que bombeaba la sangre que ahora escurría por los lados de su brazo con apenas una sutileza menor, imploraba que siguiera la señal dada. Su lógica, por otro lado, dictaminaba que debía seguir el camino del frente, es ahí dónde había sido citado, desobedecer una orden por una corazonada no era lógico y mucho menos excusable, pero en este caso había una flecha carmín en su brazo que podía usar de argumento tangible.

Respiró hondo, el frío llevaba a que la herida fuera más dolorosa de lo usual, mas aun debía permanecer calmo. Su zurda viajó hacia la empuñadura de su katana más cercana mientras que con un paso más sigiloso tomó el desvío hacia aquella avenida, tal vez la mitad de angosta por la que iba, con la posibilidad de transitar perfectamente, mas enmarcada por altos edificios sin rostro que, resguardados por la neblina, eran como dos murallas altas que  le guiaban recto hacia alguna parte. Ahora sus pasos eran más lentos, centrando su atención en lo que pudiera ver, pero principalmente en lo que pudiera oír y oler. No había otro sentido a la distancia que pudiera avisarle del peligro, pues el tacto o el gusto serían muy tardíos.

Inventario:

2 Katanas en la espalda puestas como X, ambas con los mangos hacia el suelo.
2 Pergaminos de Arte Tensasai, ambos con 15 Shurikenes y 15 Kunais cada uno. 12 Shurikenes y 12 Kunais tienen hilo ninja atado a ellos.
1 Carrete de hilo colgando en la cintura junto con Surudoi Tsume.  
3 Bombas de Humo en bolsillos del pantalón.
Técnicas Usadas:

Explicación:


  • Soma interrumpe su andar, saltando hacia atrás, para visualizar el terreno y buscar al responsable del dolor en su brazo.
  • Tras no ver a nadie, analiza la herida y toma una decisión respecto a seguirla, tomando la avenida adyacente.
  • Soma camina despacio, haciendo poco ruido y pendiente de su entorno con su zurda en el mango de una de sus katanas.


  • Fuerza : 13
  • Resistencia : 9/14
  • Agilidad : 20
  • Espíritu : 15
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 9/12
Chakra : 91/91

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por NB Narración el Dom Jul 08, 2018 2:53 am

Kirigakure no Sato
Los pasos de aquellos que deambulaban por las calles dejandose llevar por lo que aparentaba ser un pacto de sangre, se convertirían en sus únicos compañeros. No había nadie que los rodease que no fuese la niebla y la gran extensión de la aldea que los cobijaba entre sus brazos. ¿Pero en aquella ocasión era terreno hostil, o de verdad se encontraban protegidos bajo quienes desde el inicio de sus días como shinobis los habían instruidos?

El frío que anteriormente calaba en sus huesos, parecía ir en aumento, y la misma niebla que los rodeaba parecía desear asfixiarlos a medida que sus pasos avanzaban, como si tratase de advertirles, o más bien retarlos a continuar por aquel camino que se encontraban siguiendo. Un laberinto por el cual eran guiados por nadie más y nadie menos que la misma parca.

El suelo, poco a poco comenzaría a desaparecer, demostrando la densidad de aquella niebla que, con un frío anormal, trataba de sellar su avance, pero no habría más que esa presencia que, por suerte, aún dejaba que pudiesen vislumbrar su propio caminar, la pregunta era... ¿Hasta que punto podría llegar a ahogar su presencia aquella sensación? La pesadez provocaba que sus cuerpos se convirtiese en sus propios enemigos, pero más lo harían los ojos que desde la lejanía se encargaban de observarlos. ¿Pero de donde provenía esa extraña presencia. El cruzar de la primera calle que se encontrase en las inmediaciones les daría la respuesta en cuanto observasen como un joven enmascarado y con un holgado kimono, se mantenía estático allí donde la neblina les permitía observar, extrañamente, algo más lejano de lo que sus ojos realmente pudiesen imaginar.

Una invitación ¿A seguirlo o huir de él? Un juego psicologico que parecía querer aplacar su cordura hasta el punto de eliminarla por completo, obligarle a tomar decisiones que podrían convertirse en la solución al resto de sus días o incluso... su propia tumba. El peligro a veces resultaba atractivo, la curiosidad todo un manjar digno de catar, pero desgraciadamente a veces traía desgracias de la mano, o grandes tesoros sobre los cuales echar el guante.

Su siniestra en cambio, parecía rehuir de aquella presencia que los observaba, retándoles a enmendar ellos mismos el puzzle psicológico de sus decisiones.

Ahora, sería su brazo izquierdo el que les brindaría la invitación. Una vez más, el dolor sería latente, les haría notar como su corazón dejaba de latir de forma común para encargarse de hacer palpitar aquella marca que parecía aún más profunda que la anterior.

Sería en esos mismos instantes que la cuestión se encontraba más que clara. ¿Ir en dirección al tenebroso enmascarado o continuar dejándose llevar por aquella marca que yacía en su brazo contrario y que los alejaba en dirección contraria?

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por NB Narración el Dom Jul 08, 2018 2:53 am

Aclaraciones y Pautas

— Una vez más las bajas temperaturas os afectaran provocando una bajada de 2 Puntos de Resistencia a todos los usuarios que no sean Yuki.


Exentos de penalización:
Akatsuki
Sasumi Shimayoshi

Finalmente, mismamente como la narración os aclara, cada uno de vosotros comienza a sentir los síntomas citados en esta. Vuestro brazo derecho se encuentra siendo grabado recreando así pequeños trazos en vuestra piel, una flecha que os guiará a vuestro destino con vuestra propia sangre. El dolor en este caso, os produce una baja de 2 puntos de voluntad exceptuando a Hyunie a quien le brinda una perdida de 10 puntos de voluntad.



Direcciones de las flechas:

Kenta: Derecha
Hyunie: Izquierda
Sasumi Shimayoshi: Izquierda
Ikum: Izquierda
Haine Rammsteiner: Derecha
Akatsuki: Derecha
Soma Saito: Recto

Todos y cada uno deberá de actuar conforme lo desee, pero tomar rumbo os dará como mismamente dije, plena libertad a hacer uso de narrativa para describir vuestras calles si así lo deseáis, siempre y cuando toméis estas direcciones. En caso de no hacerlo, no habrá penalización, pero vosotros mismos sois quienes decidiréis vuestro destino en este caso. Recordad que la densa bruma no solo os aísla de lo que se encuentra a vuestro alrededor, si no también que en ningún caso se ha citado el encuentro de nadie, razón por la cual se trata de un imposible en estos casos. Os encontráis completamente solos.

— Como mismamente se cita, tenéis dos opciones: Continuar por vuestro camino citado por las flechas, o ir en dirección al enmascarado.

— El espacio entre post será de 48 horas, una vez un usuario postee, esta cuenta atrás se reinicia. Dado a que ya habéis hecho acto de presencia el abandono podrá ser penalizado con la muerte. ¡Mucha suerte!

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kenta
Kiri Chunin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Kenta el Mar Jul 10, 2018 12:35 am


El silencio en la penumbra de aquella calle que transitaba el Uchiha causaba desconfianza en sus acciones mientras sus huesos parecían romperse, al punto de tocarse el brazo para verificar que estaba completo a pesar del dolor que persistía. La neblina estaba fuerte, tan densa que no lo dejaba ver más allá de algunos metros de su persona por tal motivo se detuvo unos segundos acomodándose su comunicador en la oreja derecha para lograr escuchar de una manera más clara ya que su vista se veía ennegrecida por el medio ambiente «¿Qué sucede?» pensó al alborotarse el cabello con su mano izquierda.

Su respiración se cortaba, obligándolo golpear levemente su pecho y la niebla lo abordaba con más ímpetu ocultando todo su alrededor. Las cosas no estaban bien, tampoco parecían mejorar sino más bien empeorar cuando agarro el primer cruce de la calle que transitaba y en ese mismo instante otro sufrimiento sobresalió en su brazo izquierdo. Kenta apretó sus dientes entre sí para soportar el dolor que padecía, de igual forma una marca como la de su otro brazo se enmarcaba aunque de una manera más intensa y dolorosa. Las piernas del Uchiha temblaban, tenía un pavor inquebrantable y ahora la dirección que marcaba la flecha era hacia el lado derecho.

Su respiración se aceleró y al levantar su rostro observó algo que lo llevó abrir más los ojos de forma sorprendente y era esa persona enmascarada con un kimono. Parpadeó un par de veces y ahí seguía el joven enmascarado «Al menos no estoy solo»pensó mientras las piernas le temblaban, debía tomar una decisión y desde que observó aquel joven enmascarado sabía que debía seguirle. Sin embargo, ojeó por última vez su brazo izquierdo y negó con un movimiento de cabeza al mismo tiempo que levantaba su mano totalmente abierta haciéndole seña en forma de que se detuviera. El gennin tragó saliva y con paso sigiloso se dirijo en dirección hacia el joven enmascarado sin quitarle la mirada.


Jutsus Usados:
Acciones:
• Sigue caminando por la calle, la neblina le causo temor y demás efectos negativos al cuerpo del Uchiha que al momento de agarrar el primer cruce observa su brazo izquierdo como otra flecha marcaba otra dirección que debía tomar. Sin embargo, al levantar la cara ve al joven enmascarado que llama toda su atención y por tal motivo decide emprender el camino hacia donde está el joven enmascarado mientras levanta su brazo abriendo la mano en señal como si le esperara.
Inventario Bélico:
Estuche Mediano

  • Bombas de Humo x2
  • Respirador x1  
  • Senbon: 3
  • Kunai: 6
  • Shuriken: 6
  • Píldora de Soldado: 2
  • Fuma Shuriken x2


Otros Items

  • Comunicador (Oreja Derecha)  x1
  • Katana (Cintura del lado derecho) x1
  • Alambre Ninja
  • Capa Impermeable (Colocada):  x1
  • Mecanismo de Kunai Oculto (Brazo Derecho con un kunai ya oculto)


  • Fuerza : 10
  • Resistencia : 20-7=13
  • Agilidad : 20
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 32
  • Voluntad : 30-2=28
  • Chakra : 130

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Kiryu Hyunie el Mar Jul 10, 2018 3:24 am


El frío cada vez era más desgarrador, por alguna extraña razón comenzaba a sentir el peso de aquella temperatura sobre mi cuerpo, me sentía un poco más vulnerable ante la sensación que generaba aquella neblina, aun así seguía emocionada y llena de curiosidad por descubrir hacía donde me estaba llevando aquella marca en uno de mis brazos, sin embargo tras cruzar la primera calle mis ojos lograron visualizar con algo de dificultad una silueta enmascarada más adelante, me detendría inmediatamente, ladearía la cabeza con curiosidad visualizando la figura en aquella dirección, sin embargo un nuevo dolor recorrería mi cuerpo, uno proveniente del otro brazo, extrañamente sentía mucha más dolorosa la herida, así que velozmente subiría la manga de mi capa para dejar al descubierto el brazo izquierdo, dándome cuenta como una nueva figura se estaba escribiendo en mi piel.

—  Tsk… —  me quejé entre dientes, seguía fascinada por la manera en que se marcaba aquella cicatriz en mi cuerpo, sin embargo un conflicto de ideas se apoderaba ahora de mi cabeza, la última vez que seguí a un enmascarado terminé en una prueba de ascenso, no obstante esa vez no tenía órdenes que seguir, esta vez debía dirigirme a un punto específico según la citación, no haber llegado complicaba un poco más la toma de decisión, que en ese instante se veía cuestionada por el latente dolor que ahora se había enfocado en mi brazo izquierdo, mira la dirección de la flecha que apuntaba en una dirección adversa al enmascarado.

Como Chunin debía seguir las instrucciones, sin desviarme, pesé a sentir una gran curiosidad por descubrir quién era el enmascarado, decidí sonreírle y alzar mi brazo derecho en señal de despedida, obviamente mi sonrisa era un tanto forzada por el incontrolable dolor que me advertía que me alejara de aquel sujeto, tras alzar la mano y despedirme de la figura, comencé a correr en la dirección que la flecha me estaba indicando sobre la piel de mi brazo izquierdo, necesitaba seguir aquella dirección para terminar de zacear aunque fuese parte de mi curiosidad, debía llegar al punto de encuentro como de lugar, era mi objetivo y como militar debía seguir aquella orden sin importar lo que aconteciera.

Aunque ahora durante mi carrera en dirección izquierda, me empezaba a cuestionar, si aparecía otra flecha donde aparecería, si se acababan las extremidades, —  Voy a ser una chica llena de cicatrices…— murmuré soltando un leve quejido entre dientes ante la suposición de que las flechas continuarían apareciendo en todo mi cuerpo, aunque al menos ya había tomado la decisión más importante, seguir la flecha que se había aparecido en mi brazo izquierdo, el dolor era lo suficientemente intenso como para obligarme a seguirle.

No había más que decir, mis oídos atentos a cualquier ruido que pudiera alertarme de presencia de alguien más, mis ojos clavados al frente, mientras me cuestionaba adicionalmente el motivo de aquella presencia, ¿Qué habrá sido? Era la pregunta que me perseguiría por lo menos hasta que alguien en el punto de encuentro pudiera aclarármela.  

Técnicas:

Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho.
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
Sasumi Shimayoshi
Kiri Gennin

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Sasumi Shimayoshi el Miér Jul 11, 2018 9:50 am


Shimayoshi Sasumi

El suelo ahora ni siquiera podría ser visto por ella, la neblina estaba calándose aún más a fondo en el ambiente hasta el punto que el piso fuera cubierto por ella, al no ver el camino que debía seguir la joven se sentía insegura y mermó un poco su velocidad mientras que con cada paso se aseguraba que enfrente de ella no hubiera peligro, claro está que aquello podría servir para nada.
Como si el ambiente provocara sus problemas, el cuerpo de Sasumi parecía ser más pesado… tal vez producto de la fatiga y dolor al que estaba llevando su resistencia física, pues era consiente que el estado de su cuerpo no era muy poderoso. Pero a pesar de la situación a lo lejos pudo ver algo que le llamó la atención, después de cruzar la primera calle, vio a un joven enmascarado y con kimono sin moverse, a lo cual Sasumi se quedó observándolo… pues también había detenido sus pasos.

En ese momento su rostro estaba tranquilo pero solo bastó un instante para que sintiera dolor en su brazo izquierdo, causando que sus orbes celestes se enfocaran en dicha extremidad para ver como en él se grababa una marca aún más profunda que señalaba a su izquierda, esa sensación hizo que su rostro mostrara un rastro de dolor. Rápidamente los orbes de la Yuki se alzaron para observar nuevamente al muchacho y ahora la dirección que le indicaba la marca, por un momento ella vacilo pero eso rápidamente fue descartado… pues ya había elegido una decisión con anterioridad ¿Cuál era? Seguir aquella señal que se grababa en su brazo.
Sasumi ya había tomado una decisión cuando comenzó a caminar por las dirección que le indicaba mágicamente las marcas que le causaban un dolor extraño y un palpitar increíble en su corazón, por lo tanto ¿Por qué abandonaría ese camino para seguir a alguien más? No tenía motivos para ir detrás de aquella persona enmascarada, además ella había sido citada a ese lugar ¿Por qué debía de desconfiar? No, claro que no lo haría… aunque podía admitir que estaban sucediendo cosas extrañas, sin ignorar el hecho de que aquello parecía ser algún tipo de prueba pues un extranjero no se arriesgaría a jugar de aquella forma en un territorio desconocido.

Sea cuales fueran sus pensamientos había algo mucho más  y ese era el hecho de que ella ya tomó una decisión desde el momento que comenzó a caminar hacia la dirección que indicaban las marcas, por eso mismo la chica continuo caminando hacia donde indicaba la herida de su brazo izquierdo, mientras tanto sus pupilas observaban y se mantenían fijas en el enmascarado. Finalmente ella aparto su mirada para continuar por el sendero ya elegido, no sabía hacia donde iba pero Sasumi era una chica bastante firme cuando tomaba una decisión, aunque eso significara ir a su peor desgracia... pero si había que mencionar algo eso era que el dolor que sentía ahora causaba que sus topacios se nublaran con algunas lagrimas que ella misma rápidamente retiro con sus manos, como si hiciera lo posible para no derramarlas.

Stats:
  • Fuerza : 5
  • Resistencia : 9
  • Agilidad : 10
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 12
  • Voluntad : 6-2= 4
Chakra : 88
Armas:
-6 kunais +1¿?
-1 bolsita explosiva.
-1 bombas de humo
-1 nota invocadora.
-1 intercomunicador.
-1 respirador.
-1 píldora de soldado.
-Surudoi Tsume

País del Agua




Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado

Re: [Trama Kirigakure] La venganza de la niebla.

Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.