Últimos temas
» [PN] Compra Ninja
Hoy a las 8:07 am por Akatsuki-

» [Petición] Conexión diaria
Hoy a las 7:57 am por Akatsuki-

» [Tienda] La Armería
Hoy a las 7:37 am por Yuuma

» Yuuma — Hoja Ninja
Hoy a las 7:32 am por Yuuma

» [Registro] Registro de Físico
Hoy a las 7:18 am por Yuuma

» [Registro] Registro de Aldea
Hoy a las 7:14 am por Yuuma

» [Petición] Auto-Misiones
Hoy a las 6:35 am por Aku Aburame

» Chau.
Hoy a las 6:08 am por Hwang Hon

» [Misión rango D] Quid pro quo.
Hoy a las 5:59 am por Korāgen Kaguya

Afiliados
Limpieza 05 - 08 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLVelmegunLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

Helado al atardecer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Makoto
Getsu Genin

Helado al atardecer

Mensaje por Makoto el Sáb Jun 30, 2018 1:51 am

La maravillosa comida. No había otra cosa que apreciara más que a esta, pensándolo mejor, quizás los libros de misterio atraían más su curiosidad e interés, pero estaba claro que el comer — Y sobre todo, el buen comer.— eran una de sus aficiones preferidas en el mundo, además, sino lo hacía adecuadamente moriría, bueno, quizás no tanto, pero ya se entiende.

Makoto paseaba por las calles con numerosos restaurantes, un pantalón y un chaleco simple adornaban su figura, las luces del sol, casi posado en el horizonte, la bañaba con luces anaranjadas, dándole ese leve punto de calor que apreciaba. No iba buscando nada en específico, pero tenía ganas de comer algo dulce, algún postre que pudiera terminar de colorear aquel dia tan tranquilo que había tenido. Pero no estaba segura ni mucho menos, al fin y al cabo, el destino proveerá.

Sus padres se habían separado de ella haría ya unos diez minutos, la muchcha disfrutaba más de caminar a solar y en tranquilidad, también en compañía femenina, pero no había tenido la ocasión de disfrutar del placer de la amistad en un tiempo. Durante su caminata pudo ver a personas de todas las edades y formas, desde grupos de chicas, otro de chicos, una pareja joven en sus treinta, una pareja de ancianos, un par de chicas de la mano, nada que la sorprendiera llegado a ese punto.

A lo lejos vio un pequeño puesto de helados, ese era su objetivo.
avatar
Cositas y más cositas
Pokémon

Re: Helado al atardecer

Mensaje por Cositas y más cositas el Sáb Jun 30, 2018 11:46 pm

Sal y transpiración; era el olor impregnado en su nariz o vestimenta—no tenía en claro cuál. Recién desembarcado de regreso de su corto viaje al País del Agua, el moreno sumó al cansancio general del viaje la larga caminata desde el puesto hasta la aldea. Prefirió quitarse la molestia de encima para regresar antes de la noche, por razones totalmente aleatorias. El problema en su simple plan era, sin embargo, el alimento. Durante el viaje embarcado no había más provisiones que pan duro y un dudoso vino, pues su visita fue aprovechada como venta de mercancías a la nación aliada, mas no compra. El resultado fue una ardua y aburrida mañana en la que incluso ayudó con trabajos de cubierta para que el tiempo transcurra rápidamente, ignorando así a su gruñón estómago deseoso de algo interesante. Ya traspasando las puertas de la aldea, en plena tarde, el aroma de los puestos de comida callejeros camino arriba despertó aquel apetito ahogado, comenzando a guiar sus pasos gracias al sentido del olfato.

Recorrió sin darse cuenta gran parte de la calle principal, y giró al llegar a la calle insignia de la zona gastronómica. Los tantos restaurantes, preparando sus platillos para la pronta cena, le tentaron con ilusiones aún no posibles, pues sus puertas continuaban cerradas. Se fue conformando, poco a poco, con aquellos negocios que ofrecían sus frituras y bocadillos de cara a la vía pública. Podría haberse llenado con un centenar de bollos rellenos, pero su amor por los sabores le obligó a variar con numerosos tipos de tentempié. Finalmente, con la barriga bastante apaciguada, sus ojos escrutaron la plaza en la que se encontraba en busca de un contraste dulce. El olfato ya no tuvo nada que hacer en esa tarea, sino la vista fue la que le atrajo a un local de lo más vistoso. Blanco y rosa, el pequeño puesto se decoraba con un toldo a rayas de dichos colores, y una enorme figura de papel maché en su techo, con la forma de un cono de helado. Se relamió, y con vista de túnel avanzó cual terco caballo derecho hasta el mostrador. Si había una fila allí, o alguien siendo atendido, sinceramente no lo vio ni sintió en caso de dar un sólido codazo.

El más grande que tenga; de todos los gustos por favor —dijo, exagerado. El heladero le miraría algo extrañado, y le mostró el tamaño único de cono que poseía. Akira replicó asintiendo presuroso, pues realmente le daba igual el sabor o tamaño. Si se quedaba con hambre, pues pediría otro —. Sí, cómo sea, sorpréndame.

Aún ansioso, pero algo más tranquilo sabiendo el inminente éxito de sus caprichos, se dio la vuelta mirando a sus alrededores. Mató la espera paseándose por los rostros de los tantos transeúntes, buscando avistar a uno conocido. O quien sabe, a uno desconocido pero interesante.
avatar
Makoto
Getsu Genin

Re: Helado al atardecer

Mensaje por Makoto el Dom Jul 01, 2018 3:06 am

Por fin se encontraba frente a su objetivo, un pequeño local bastante vistozo, decorado con colores blancos y rosas para llamar la atención de los transeuntes, y parecía que lo había conseguido. Se colocó frente a un joven de tez oscura que solicitó el helado más grande que poseían, y que le sorprendieran con el sabor, el pobre tendero no pudo hacer más que poner una mueca, mostrándole el tamaño de cono que poseía de venta al público.

Aunque esperaba para solicitar su pedido, la joven Makoto no pudo hacer más que divagar en su mente sobre la procedencia del hombre que tenía a menos de un metro, no parecía provenir del país en el que se encontraban, por tanto, era posible que perteneciera a algún lugar recóndito, desconocido para la muchacha. La verdad, es que tenía curiosidad y no pudo evitar colocar su mano derecha debajo del mentón en gesto pensativo.

Cuando ya se trató de su turno, la chica movió rápiamente sus pies para solicitar el helado más simple que podía solicitar, el de chocolate. ¿Qué sabor superaba al chocolate?¿La vainilla? Ni soñarlo. ¿La nata? Ni se acerca a la vainilla, ¿fresa? estamos comiendo helados por favor.

Por favor, un helado de chocolate si es tan amable.— Solicitó con ansias.

Recogería el helado y pagaría, luego, vería que era lo que le deparaba el destino a sus planes, que eran simplemente disfrutar de un rico tentempié.
avatar
Cositas y más cositas
Pokémon

Re: Helado al atardecer

Mensaje por Cositas y más cositas el Mar Jul 03, 2018 4:25 am

Se volteó del puesto tras recibir su helado, haciendo equilibrio para mantener una torre de cremas coloridas sobre el pequeño cono. Tuvo que bajar la mano a nivel de la cintura para que la esfera del extremo superior se encontrase alcanzable por su boca, y apura comenzó a quitarle tarascones para apurar el proceso. Al instante se le congeló el cerebro, forzándole una pausa y fruncir el ceño. Entonces desvió la mirada a una joven cerca suyo, con tan solo una mísera bocha de chocolate. Lo más común del mundo después de la vainilla y la frutilla, pero más sabroso al menos.

—le dirigió una palabra grave apenas logró terminar la primera bola de su torre gélida—. Te regalo un par de sabores; que creo que me excedí —añadió retomando la mirada a su maravilla dulce. No tenía idea de qué sabor era cada piso, mas indiferente se encogió de hombros—. ¿Te gusta el sabor... verde y... morado?

La saturación cuantitativa de aquel frío postre le había colapsado el sentido del gusto, al punto que ni le interesaba saber qué eran esos colores al tope de su helado. Y como le sobraba el dinero, no le molestaba andar haciendo ridículos actos de caridad gastronómicos. Después de todo, él no llegaría a comerse ni la mitad de la aberración que acababa de comprar. Entonces notó que su proposición podía sonar bastante rara, siendo las primeras palabras que le dirigía a un extraño en plena plaza. Quiso enmendarlo, aunque se declaraba algo inepto en la materia de la conversación mundana.

Y... ¿eres nueva? —fue lo único que salió, a lo cual frunció el mentón cuestionando sus propias palabras. A decir verdad, después de todo, su rostro no se le hacía familiar en lo más mínimo. Y eso que tenía bastante conocimiento de la población más allá de su generación de la academia, gracias al negocio que mantenían con su hermano.
avatar
Makoto
Getsu Genin

Re: Helado al atardecer

Mensaje por Makoto el Mar Jul 03, 2018 11:34 pm

Era feliz. En sus manos tenía un cucurucho con una bola de helado de chocolate en la parte superior, de verdad, para ella aquello era como el nirvana. No hay nada más bueno que el chocolate o sus variantes, calidad de la buena. Pero su felicidad duró mucho o mejor dicho, su momento de tranquilidad, no pudo ni probar el manjar que tenía entre manos cuando el joven de piel oscura de antes la llamó, y no precisamente con mucho tacto.

Levantó una ceja antes de que este procediera a su explicación. Al parecer, en un alarde de sabiduría y glotonería por parte del hombre, había comprado bolas de más, de hecho, hasta aquel momento no había podido fijar su vista en la altura que había cobrado aquel cucurucho, el repostero se había pasado, ¿o quizás era culpa del cliente? De cualquier manera acabó en una proposición para adquirir dos de los sabores que poseía, no era reticente a la idea, pero no quería mezclar sabores.

"Tú" tiene un nombre.— Contestó primero, antes de señalar al heladero— Si consigues que te de un cucurucho para los sabores de acuerdo, sino prefiero pasar, no me atrevería a mezclar el chocolate con esos sabores que llevas.

Se pausó un momento, usó aquella pausa para saborear su helado, pegado un pequeño bocado a la bola de chocolate antes de continuar hablando.

Y eres un poco extragante, ¿no?—  Iba a reconsiderar sus palabras, pero prefirió decir lo que pensaba al final.— Y depende de en que me cuestiones si soy nueva o no, si preguntas por las filas militares sí, sino, no, llevo ya unos años viviendo aquí.

Desde luego quizás la primera impresión no era la mejor, pero así era ella.
avatar
Cositas y más cositas
Pokémon

Re: Helado al atardecer

Mensaje por Cositas y más cositas el Dom Jul 08, 2018 5:53 pm

Se le quedó mirando un segundo a ceja alzada, señalando su propia torre helada mientras ella hablaba sus mil y un innecesarias palabras sobre el modo correcto de regalar gustos. Sí, aceptaba que su acercamiento quizá había sido algo tosco, mas menos delicadeza le provocaba ahora su respuesta engreída. Carraspeó tras meditar sus condiciones, y sin emitir más palabra se giró nuevamente hacia el habilidoso heladero que había dado nacimiento a aquella aberración. — ¿Me da otro cono por favor? —vociferó, y el hombre sin prestarle mucha atención le otorgó la demanda mientras atendía a otro cliente. Regresando al lado de la recién conocida, colocó el segundo barquillo como sombrero de su helado, manteniendo una mano sobre el mismo. Concentró la mirada en el centro de la torre, que comenzaba a moverse sinuosamente debido a la inclinación que poco a poco Akira le daba. Finalmente se decidió, y casi como malabareando, elevó el extremo inferior mientras torció el superior, quebrando la torre de bochas por su mitad y siendo poseedor de dos helados medianamente altos.

Nuevamente le dirigió una mirada, pero lejos de ofrecerle uno de los dos monstruos, comenzó a comer de ambos alternadamente. — Demasiado exigente... —comentó por lo bajo, retrayendo su propuesta anterior. Esbozó también una leve sonrisa, pues imaginaba que después de todo la joven no necesitaba realmente más helado o lo hubiese pedido ella.

Sí, me refería a las filas de la aldea, aunque realmente pregunté porque no sabía qué decir después de intentar deshacerme del helado. Volvamos a empezar, soy Akira —hizo una leve reverencia con la cabeza, dada su imposibilidad para tender una mano—, ¿y tú?

Tras su reintentada presentación continuó con su abusivo postre, esta vez sí, esperando una respuesta algo más blanda por parte de la dama. Por su parte, si bien de cuando en cuando podía mostrarse demasiado sólido producto inherente a su especialidad, también tenía matices de diplomático.

¿Y eres nativa del País de la Luna? —agregó una pregunta más luego de esperar su presentación— Sé que es rara la pregunta, y hasta bastante estúpida, pero da la casualidad que la mayoría de los shinobi que conozco son inmigrantes, como yo. —aclaró de modo amigable, justificando en parte aquella extravagancia a la que ella había hecho alusión.
avatar
Makoto
Getsu Genin

Re: Helado al atardecer

Mensaje por Makoto el Lun Jul 09, 2018 3:27 am

Al principio la actitud del chico no le había gustado ni un pelo, pero ahora estaba comenzando a apreciarla un poco, pese a que le había molestado un poco que no le diera helado finalmente, se lo tomó bien y se río, puesto que había puesto demasiadas condiciones para lo que era un regalo, como bien dicen "A caballado regalado no se le mira el diente". Por suerte, no tenía más ganas de helado a parte del que se estaba comiendo, por tanto, eso ayudó a aquel giro "inexperado".

He de admitir que ha tenido gracia

Pegó una leve risotada, casi dejando caer su helado. El chico "volvió" a empezar la conversación y se presentó primero, bastante más educado de lo que había parecido hacía unos minutos, parecía que apuntaba maneras.

Soy Makoto, encantada de conocerte Akira, has causado una primera impresión bastante curiosa.

Volvió a pegar otra risotada, ¿quizás había bebido? ¿podría ser que el helado estuviera hecho parcialmente con alcohol? No, descartó la posibilidad, quizás fuera que aquel día estaba yendo relativamente bien.

Nací aquí, pero mis padres son inmigrantes, aunque no tengo ni idea de que país provienen.— Hizo una pequeña pausa para lamer su helado, para luego hacer su parte e interesarse por el individuo.— ¿Y de donde provienes? Ya decía yo que tu color de piel no es muy típico de por aquí.— Sonrió tranquila esperando la respuesta.
avatar
Cositas y más cositas
Pokémon

Re: Helado al atardecer

Mensaje por Cositas y más cositas el Jue Jul 12, 2018 4:53 pm

Fortuitamente su nuevo acercamiento había dado sido exitoso, desde el punto de vista de sus pobres habilidades sociales y el intento de evitar una situación incómoda. El helado propio seguía siendo excesivo, y seguramente se lo regalaría al primer niño que le mirase con ojos agigantados por la fantasía de aquellas torres cremosas, mas de momento se contentaba con poder comerlo de modo más accesible gracias a la división de tal potencia.

No entendía del todo las carcajadas de la chica—presentada como Makoto—ya que no había intentado hacer ningún chiste más que hablar sus pensamientos. Aun así tenía una risa contagiosa, extendiendo la sonrisa del moreno mientras disfrutaba del helado en su siniestra. «¿Curiosa?» se preguntó durante las palabras ajenas, y se encogió apenas de hombros esperando que no fuera con la misma curiosidad que le trataban en la academia. A base de estudio y puño logró alejar, después de años, los prejuicios de tanto compañeros como personal académico. Pero la mujer no parecía de ese estilo.

¿No sabes de dónde son tus padres? —preguntó al instante, sin siquiera pensarlo, con evidente sorpresa— ¿Secreto o falta de interés? —añadió tras un segundo, luego de considerar las posibilidades. Después de todo, con las fluctuantes guerras que pululan con mayor frecuencia que los frágiles tratados de paz, ocultar tu anterior nacionalidad a tus propios hijos no parece una maniobra de lo más descabellada. Finalmente, lo que realmente importa es la supervivencia y calidad de vida, que tiene mucho mayor peso que una simple nación que ya en nada afectará al destino o personalidad de la joven. De hecho, el saber su propio origen sólo le había traído problemas. Aun así no lo lamentaba.

Yo nací en el País del Rayo, aunque apenas pasé unos meses de vida ahí; realmente no recuerdo nada de eso. Mi real origen viene a ser el mar, ya que toda mi infancia fue sobre un barco. Eso explica mi color de piel, aunque no es todo bronceado, sino gran parte genética —sonrió enseñando la blanca dentadura.

Con suerte Makoto profundizaría sobre aquella ignorancia sobre la mismísima nacionalidad de sus padres, tiempo que él usaría para atacar con algo de velocidad sus helados, por igual. Y de no decir nada ella, se daría entonces un corto e incómodo silencio relleno del solido de viscosas lamidas. Aunque no incómodo para él, amigo del silencio y la armoniosa soledad.
avatar
Makoto
Getsu Genin

Re: Helado al atardecer

Mensaje por Makoto el Mar Jul 17, 2018 1:34 am

La sorpresa en Akira era evidente, ya no por la preguntas al respecto de la procedencia de sus padres, sino por el tono y la rapidez con lo que había preguntado de vuelta, se notaba que no era un dato común para los demás el desconocer de donde vienen sus progenitores. Ella tuvo curiosidad al principio, pero sus padres le dieron largas, lo que propició un aumento del interés por el dato hasta que se dio por vencida, al fin y al cabo, ya se lo comentarían cuando fuera necesario, o quizás se quedaba con la duda, fuera como fuere, estaba bien.

Escuchó la explicación del chico de cabello plateado antes de responder a las preguntas consecutivas que se habían realizado apenas unos segundos antes. Al parecer el joven provenía del país del rayo, pero no había pasado mas que meses de vida allí, su infancia la pasó en la mar, proveniendo de ahí — A parte de su génetica.— su tono sombreado de piel. Era una historia la mar de interesante y no como la de Makoto, igualmente acabó por comenzar a responder.

Vivir en la mar... Nunca he viajado por mar ni siquiera me he bañado en él, debe ser una experiencia fantástica.

Hizo una pausa leve, antes de volver al tema anterior.

Con respecto a lo de mis padres, se trata de un poco de ambas.

Alzó su mano izquierda y colocó la palma hacia arriba, mientras que la otra seguía sosteniendo el helado.

Cuando era mas pequeña tenía mucha curiosidad, pero nada más que me daban largas.

Mientras hablaba giró su mano izquierda haciendo como si cayera algo, entonces volvió a hablar.

Así mi interés acabó en el suelo y solo quedó una leve curiosidad, igualmente lo guardan en secreto por algo, así que he de respetar eso.

Suspiró y se encogió de hombros, esperando porque Akira empezara algún otro tema de conversación, mientras comería de su excelente helado de chocolate.
avatar
Cositas y más cositas
Pokémon

Re: Helado al atardecer

Mensaje por Cositas y más cositas el Vie Jul 20, 2018 8:43 pm

De manera consecutiva, los comentarios de la joven Makoto continuaban extrañando al moreno a su lado, cuya ceja derecha ya no podía alzarse más. No conocer el origen de su familia podía tener cierto sentido si la misma provenía de algún sitio turbio, pero vivir en una isla y nunca haberse sumergido en agua salada sí que era incoherente. Al instante detuvo el avance sobre su helado, y ya algo harto se volteó para regalarle ambos conos al primer niño que pasara cerca suyo. Cabe destacar, que la altura de ambas torres de crema superaba fácilmente la mitad del cuerpo del crío beneficiado.

Levanta ese interés del suelo, mujer —reclamó, tras relamerse restos de fresa de la boca—. Está bien que consideren su historia algo tenebrosa para su hija, pero al menos podrían tirarte el nombre de un país a secas; sería un buen comienzo. Y entre tú y yo —se acercó apenas—, una vez rota esa primera barrera, les podrás sacar más información de a pedacitos.

Miró a los lados para satisfacer, al menos cual placebo, al capricho en su paladar que le exigía algo salado. La zona era prominente en negocios ambulantes, y tan apelmasados entre sí que casi bastaría estirar una mano para hacerse con el bocadillo deseado. Casi.

Mírame a mí. Vengo de un país con el cual estamos en guerra, pero eso da igual, pues es parte de mi pasado y no influye realmente en quien soy. El conocimiento es poder, después de todo, así que nunca sobra.

Mientras comentaba aquello iba caminando lentamente hacia un puesto de gyosas cercano. No se interrumpía, para que ella estuviese obligada a seguirle si deseaba escuchar el regalado discurso. Alternativamente podía no seguirle, y nada, podría esperarle en su sitio mientras él gritaba a los cuatro vientos. Finalmente, tras recibir su bandejita de seis pequeñas gyosas y pagar, regresó al punto inicial.

A manos claro que tengas ya otro enfoque, más inclinado hacia el futuro. En mi opinión, es fundamental tener alguna motivación, sea donde sea, simplemente para mantenerse en movimiento. Sino, acabas todos los días comiendo helado y domesticando gallinas.

Declaró una pausa para comer su tentempié, tomando la primera gyosa con los palillos descartables. Con delicadeza se la llevó a la boca, y cerró los ojos un instante mientras en su boca estallaba el sabroso relleno contenido por la fina y suave masa. Asintió para las musas gastronómicas, por más que no existiesen, pero delicias así merecían su deidad.
avatar
Makoto
Getsu Genin

Re: Helado al atardecer

Mensaje por Makoto el Lun Jul 30, 2018 7:45 pm

Parecía que Akira no estaba muy contento con los comentarios de la chica, no solo su ceja derecha hacía rato que no podía ascender más, sino que su gesto de regalar los conos de helado a los chicos más cercanos había levantado la curiosidad a Makoto, aunque no sintió envidia alguna por los pobres chiquillos que tendrían que acabar aquellas columnas de helados solos. Que poco a poco se comía su helado, casi en el borde de la extinción.

Mientras Akira terminaba de exponer su punto acerca del interés mostrado por ella misma acerca de su origen, claramente, ¿decepcionado? No sabría decir. Pero lo notaba interesado en conocer los detalles correspondientes a su pasado, cosa que agradeció en parte, ya que aumentó sus propias ganas de saber más.

Supongo que tienes razón, aunque de poco me serviría ahora mismo conocerlo sino puedo salir de la aldea, a menos que milagrosamente vaya de misión al país indicado, pero lo dudo bastante.

Se mostró firme y tranquila, estaba atada a la aldea de tal forma que una ninja de su rango no podía salir de viaje de placer por los distintos paises. No le importaba realmente en su situación actual, pero si llegaba a conocerlo bien se podría llegar a plantear alguna locura, mas no pensaba que llegaría a esa clase de situación en el futuro cercano.

Aunque bueno, podría intentar obtener la información y aunque no pueda ir ahora, ir en el futuro a ver como era de donde vienen.

Todo esto lo había hablado mientras Akira realizaba sus pausas y buscaba en los puestos algo de comer, la chica lo siguió a paso tranquilo pensando si le valía la pena comer algo más. Desechó el pensamiento y tiró lo que le restaba del helado — Solo el cucurucho.— a la basura más cercana. Desde luego se le veía disfrutar de la gastronomía local.

Parece que no hayas comido en la vida, ¿tanta hambre tienes?— Preguntó levantando la ceja izquierda, tras hacerlo haría una pequeña pausa de cinco segundos y volvería a hablar.— Supongo que mi plan si es a futuro, cuando tenga la capacidad de moverme libremente por el mundo o con más facilidad que el rango de genin me concede.
Contenido patrocinado

Re: Helado al atardecer

Mensaje por Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.