Últimos temas
» Red Lights [Afiliación élite]
Hoy a las 7:43 am por Invitado

» Red Lights [Afiliación élite]
Hoy a las 7:40 am por Invitado

» [Petición] Peticiones especiales
Hoy a las 6:04 am por Haru Uzumaki

» (Futuro) Mucamas del terror | ft. Sasumi
Hoy a las 5:55 am por Selassie

» [Petición] Auto-Misiones
Hoy a las 4:57 am por Satoshi Nara

» Prueba de fuego. [Auto-misión Rango D]
Hoy a las 4:52 am por Satoshi Nara

» Hyun Nendo ID
Hoy a las 4:42 am por Akatsuki-

» [Misión rango D] ¡Mesa para dos!
Hoy a las 4:34 am por Nejire Minami

» Kirigaya ID | Kuro No Sabaku
Hoy a las 4:25 am por Akatsuki-

Afiliados
Limpieza 05 - 08 - 18

Boku no Hero ROLVelmegunLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

La Suerte de los Reos [Entrenamiento Semanal 7/7/18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Kuiao
Prisionero Shinobi

La Suerte de los Reos [Entrenamiento Semanal 7/7/18]

Mensaje por Kuiao el Sáb Jul 07, 2018 9:30 pm



El primer as de luz en varios días golpeó los ojos del joven Jyugo al momento en que la puerta mas alejada, y cabe destacar también, única puerta además del de la de su celda en aquellos metros redondo que conocía, aquella única puerta de acceso a la sala y también de salida. Puerta que únicamente se abría cuando uno de los guardias designados a cuidar a Kuiao deseaba entrar y decirle un par de cosas, anunciarle la llegada de una misión o simplemente verificar que seguía vivo. En realidad aquel punto era un poco incongruente, siempre escuchaba la pregunta de si seguía vivo, pero durante todos esos años ahí encerrado nunca lo habían matado de hambre, aunquenlo hayan tratado como un animal, su alimentación era bastante aceptable, no comía gourmet ni nada por el estilo, pero tampoco una basura horrenda como alguien libre se imaginaria que era. Para concluir con aquella sencilla idea, estar encerrado no era del todo malo, al menos se podían recatar pequeñas cosas que podía disminuir el trato y la forma en que vivía el joven Jyugo.

Cuando el peliblanco abrió los ojos, solo pudo observar una figura acercarse en una lenta caminata, le dio tiempo a bostezar un poco y levantarse con flojera de la cama. 'La bella durmiente ha despertado' escuchó el joven en un tono burlesco y una suave risa proveniente de aquel guardia que justo terminaba de llegar alnotro lado de los barrotes de la celda -La Bella Durmiente despierta cuando desea asesinar- una sonrisa macabra apareció en el rostro de Kuiao, sus ojos bastante abierto y su cuerpo ligeramente inclinado -¿Por que no abres esa celda y vemos que tan bien le va con ese deseo?- el guardia por supuesto había dejado las bromas y optado a tomar una postura mas seria. Realmente cuando Kuiao hacia ese tipo de comentario nunca se tenia en claro cuando era en serio o una simple broma, el joven se había encargado de eso cuando entendió que nunca iba a salir de esa jaula, jugar con la cabeza de los guardias, haciéndole creer que había perdido el control o realmente cuandonlo había hecho. Sin embargo habían ciertos factores que diferenciaban una de otra, el primer factor era la transformación de su cuerpo, muy diferentes cuando activaba su Senninka y cuando estaba en estado normal. El segundo factor, mas prominente, era que cuando estaba en su estado de locura no optaba mucho por hablar, simplemente se lanzaba a atacar, indistintamente si habían barrotes entre ellos o no.

El chico se acercó a los barrotes por igual quedando frente a frente con el guardia, separados obviamente por los barrotes -¿Otra misión que los súper ninjas de Getrsugakure no pueden hacer?- rió por lo bajo en un tono burlón. 'No, es tu tiempo obligatorio de tomar aire' y dicho tiempo se refería solo a un tiempo fuera de la prisión para observar como se movía el joven y como controlaba su condición ¿Por que llamarlo tiempo obligatorio de tomar aire fresco? Se escuchaba mejor al parecer, evitar problemas con algunas cosas, pero aun así para todos era un secreto que en aquella prisión había un miembro del clan Jyugo, nadie conocía su potencial pero después de todo no le prestaban mucha atención, un joven que envejecería y probablemente moriría en aquel ligar ¿Era eso lo que deseaba? Por supuesto que no, pero para un prisionero sus deseos no eran mas que simples sueños.

La puerta de la celda se abrió y Kuiao con lentitud salió. Sus manos en los bolsillos de su pantalón de prisionero y una caminata, un proceso que acabó rápidamente en un Kuiao en medio de un patio al que solo accedía en ciertos momentos de la semana, muy escasos para ser sinceros, y era tan poco familiar para él que simplemente hacia lo suyo y luego se iba. Cabía destacar que en dichonpatio habían unos cuantos otros prisioneros, mayores que él y con rostros mas demacrados, por supuesto que las diferencias de esos rostros a los de Kuiao era el simple hecho que ellos tenían cicatrices creadas por sus estupideces cometidas fuera de prisión, Kuiao por su parte simplemente tenia una mala cara.

El patio de aquella prisión no era nada alejada a la realidad a lo que se creía fuera de esta. Un par de herramientas para hacer ejercicio, una zona predeterminada para los asientos y otra mas para que los prisioneros pasaran un tiempo de recreación con otras actividades. Por parte de Kuiao no haría mas que lo que siempre hacia, ir al rincón mas oscuro y esperar que su tiempo de "aire fresco" transcurriera ¿Por que tan asocial aquel joven? Simple, nunca tuvo una vida social mas allá de su cama y los barrotes de su prisión, antes de eso solo con sus padres y para sincerarse, aquellos prisioneros no eran del agrado de Kuiao, simplemente no congeniaria con ninguno. No obstante eso no pensaban unos cuantos pues apenas notaron la presencia de Kuiao y al momento de colocarse en su respectivo lugar en aquel patio, un pequeño grupo de tres hombres, no tan mayores, quizás unos cinco años mayores que el peliblanco, se acercaron a su objetivo. 'Oye niño ¿Tu de nuevo por aquí? ¿Acaso tienes miedo de que otros te miren?' los secuaces rienron sin mas, Kuiao en primero instancia no hizo mas que callar, no deseaba ser provocado '¿O tienes miedo a que te hagan otra cosa?' el hombre tronó sus dedos en un par de puños amenazantes -Si, tengo miedo... Miedo a asesinar a tres inútiles que no saben donde se meten- una sonrisa sínica en el rostro de Kuiao y expresiones sorprendidas de sus posibles agresores.

Luego de unos segundos, el lider de aquella pequeña pandilla dio la orden de atacar, los tres hombres comenzaron a golpear al mas joven, siendo en otra posición mas al centro del patio, probablemente los guardias hubiesen entrado con mas rapidez, pero el espacio donde estaban ahora era uno cubierto, un punto ciego para los sentinelas. Kuiao recibió varios golpes, intentando resistir a eso, pensando que pronto se cansarian -¿Eso es todo?- en vez de quejarse por el dolor, el joven reía de una manera burlona para provocar mas a sus agresores. Por un rato mas no hizo gesto para querer defenderse, solo colocando los brazos para detener los impactos. Sin embargo una patada en el rostro le hizo sentir sangre recorrer su labio, sangre proveniente de su nariz y por ende un olor a hierro que hizo que algo en su cabeza se cortara, una especie de click para perder el control.

Su forma comenzó a cambiar, su rostro se se tornó a un color oscuro, sus ojos de rojo pasaron al ámbar y sus dientes crecieron un par de centímetros -Llega mi turno- dijo con una voz macabra y profunda, sintiendo como los golpes se detenían y los rostros de los hombres se volvían de miedo. La mano del joven tomó el rostro de uno de aquellos hombres, levantándolo si mucho esfuerzo, con lamotra golpeó su estomago con fuerza y posterior a esto lo lanzó con fuerza justo a uno de sus compañeros, el único que había reaccionado a tiempo y logrado correr para pedir ayuda, ambos hombres siguieron la dirección con fuerza y sin posibilidad de moviento hasta golpear con uno de los muros del patio. El tercero, que había caído al piso, expresión de terror, el brazo de Kuiao se había transformado de una maza que si caía en el pecho de aquel hombre era mas que probable que lo mataría. No obstante un par de voces ordenando que se detuvieran lo hizo centrarse en los dueños de dichas voces.

Un par de guardias habían llegado a la escena, Kuiao sin muchas dudas se abalanzó contra aquellos shinobis, quienes intentaron detener el ataque arrojando armas, no obstante el brazo del joven de menos de dos décadas detuvo las armas sin mucha complicación. Llegó a uno de esos guardias y con un golpe lo hizo retroceder varios metros, en cuanto al otro, que sin mucho pensar había aprovechado el momento para clavar un Kunai en el costado del chico, también fue golpeado, alejándolo de él por supuesto. Posterior a esto ya se había descubierto, varios de los pocos prisioneros presentes en el momento comenzaron a esconderse con rostros demasiado asustados para actuar ¿Que clase de bestia estaban viendo? Y ¿Como los veía aquella bestia? Simple sacos de sangre y huesos que estaban impacientes por ser reventadas, sin importar que su brazo estuviese herido por algunas estrellas ninjas y en su costado un kunai enterrado, la bestia iba a explotar aquellas bolsas de sangre.

Sin embargo, no mas segundos de pie, perdió el conocimiento luego de sentir un fuerte golpe en su nuca ¿Que había ocurrido? En si ya no recordaba nada pues lo próximo que vio fue su celda oscura, recordando solo el momento cuando lo estaban golpeando, mas allá de eso, solo podía imaginar lo que había pasado, incluso sintiendo el dolor en uno de sus brazos y además el dolor intenso en su costado, herido pero aun así sabia que iba a sanar con rapidez.


Off: Entrenamiento para resistencia.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Setsuna Kan'ei
Getsu Genin

Re: La Suerte de los Reos [Entrenamiento Semanal 7/7/18]

Mensaje por Setsuna Kan'ei el Dom Jul 08, 2018 10:21 am

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Kuiao.

  • Mediante post: 8 PN.
  • Total PNs: 7 + 8 = 15 PN.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.