Últimos temas
» [Petición] Conexión diaria
Hoy a las 9:52 am por Arashi no Kamizuru

» Maybe friends?[Privado]
Hoy a las 8:52 am por Izanagi

» [Guía y Petición] Hojas Ninja
Hoy a las 8:35 am por Izanagi

» [Tienda de Ventajas] Puntos de Trama
Hoy a las 3:11 am por Koki Senju

» Conociendo tu pasado [Pasado con Haru]
Ayer a las 11:52 pm por Arashi no Kamizuru

» Expediente Yashiro Yuki
Ayer a las 10:52 pm por Yashiro Yuki

» Jelou
Ayer a las 10:34 pm por Haru Uzumaki

» [Misión C] Patrimonio Pueblerino [Seiko/Shiori/Naoki]
Ayer a las 8:53 pm por Shiori Kaguya

» Under Pressure(libre)
Ayer a las 6:40 pm por May Sheen

Afiliados
Limpieza 05 - 11 - 18

Boku no Hero ROLVelmegunLittle FearsCrear foro

[Callejones] La Venganza de la Niebla

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

[Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Vie Jul 20, 2018 1:05 pm

NPC Kirigakure: ???
Niebla vespertina, paredes silentes de una calle repugnante sin nombre ni destino. Era un lugar anónimo, el sitio donde mueren los recuerdos de un ayer pesaroso, el lugar donde las gestas terminan siendo simples cuentos, donde la sangre se coagula y termina por tornarse negra como el alquitrán antes de ser limpiada. Ah, era un sitio glorioso. Tan sucio y sórdido como debiera, su corazón pareció entrar en un frenético canturreo al observar una difusa cabellera rosada a través de la neblina. Sonrió bajo la máscara, ansiosa, expectante, casi incontenible bajo sus vestiduras. Bajo su piel bullía el hambre, el deseo del impulso maestro y ante ella, una quietud tan intensa como inesperada. Tuvo que soltar una única carcajada tan solo oída por el cielo y por ella misma por su tenue tono y existencia.

- Oponente, oponente, la hueste aguarda, es tiempo de viajar al retorcido oeste... - En suave cadencia, con aquella voz tan áspera como femenino su timbre, parecía entonar una suerte de cántico monótono cuyo significado parecía inconcluso. Desde las alturas techadas de la niebla, pudo divisar aquella melena de floreado vigor despuntar aproximadamente a unos quince metros. Ella misma, oculta de medio lado contra la silueta de una esbelta chimenea particular labrada en ladrillo húmedo como un corazón desnudo. Apenas visible por la neblina, aquello le hizo esbozar una mueca de impaciencia - Oponente, todo por la hueste, hordas de invierno y nieve parda... - Las últimas letras conocieron el viento mancillado por las nieblas de Kirigakure no Sato, inhaló en profunda y rápida ejecución. Aguardó sobre aquellas alturas, y pudo comprobar que aquellos ocho metros de altura, que la separaban de la tierra humedecida, seguían siendo los mismos que cuando hubo ascendido por aquellos edificios. Sabiendo del poco tiempo disponible, se arrojó, o quiso hacerlo creer, desde las alturas. En un principio muy cercana a las fauces de la misma calle, procuró dejarse caer apenas unos instantes, una fracción de segundo para luego, extender ambas piernas y detener en seco su caída aplicando chakra sobre su suelas. Todo ello ejecutado en la sucesiva secuencia del silencio procurado.
En funesta sucesión, exhaló toda una ingente cantidad de miasma, una nube blanca que apuñaló los vientos con su infecciosa corrosión cuando entre ambas apenas distaban unos siete metros contando la distancia e incluso la altura. Las paredes chillaron al contacto, la madera crepitaba, la tierra se humedecía, la niebla se despejaba aullando en su huida y todo ello, llenó un amplio radio de unos diez metros que se trastornaron y adaptaron a la distancia entre los edificios y el suelo. Contenido por las paredes, el miasma se erigió como una lanza de aire profanado que cortaba la respiración, ahogaba los pulmones en su destilada agonía y bullía con un calor intenso.
Procuró que su técnica alcanzara una baja altitud, en un tiempo donde Hyunie se internara en la callejuela y en el momento en el que la última bocanada de aquella estirpe abominable de la niebla hubo abandonado sus labios, gruñó por lo bajo a modo de desafío salvaje para tras ello, lanzar un brioso salto hacia un lado. Viéndose cubierta por su propia niebla, tan turbia como pesada, se verían enmascarados sus movimientos y del impulso, cambió de lateralidad de una pared a la contraria, no sin antes deshacer su agarre espiritual para luego volver a confirmarlo una vez llegada a su destino. Continuó a paso ligero y gacho unos tres metros hacia su derecha; en la dirección de la que provenía la floreada oponente.

Sonreía bajo su máscara de demonio demacrado, hervía de una emoción que creía extinta. La gloria del desafío, el combate singular, la muerte anunciada y el cantar de las cuchillas sobre el viento y la carne. Cuanto fueron hasta entonces se pondría a prueba ante el filo de la contraria, el puño inmisericorde de la realidad sin trabas. Inspiró su propia corrosión, hallándose a salvo entre ella casi podía sentirse acompañada por cuantos ya no podían hacerlo. Se mantuvo atenta, expectante de cada sonido, de cada chirriar pesaroso de la madera que comenzaba a corromperse y de los movimientos de aquella cabellera floreada que tan afable se había mostrado de presentarse. Contuvo a duras penas el impulso de alzar la voz en grito llamándole su atención, proporcionándole su nombre y el origen de su estirpe. Pero eso, claro, dependería del desafío que presentara.


Información:
Técnicas utilizadas:
Futton: Kōmu no Jutsu (沸遁・巧雾の術, Elemento Vapor: Jutsu de Niebla Corrosiva)
Es un jutsu, que utiliza la naturaleza tipo vapor, el cual se trata de liberar niebla por la boca. Esta niebla tiene propiedades corrosivas que escala con el espíritu del usuario. La técnica tiene una desventaja inherente en que sus efectos son indiscriminados, lo que limita su uso a las zonas que actualmente no tengan aliados hasta que se complete el ataque.
El usuario controla el nivel de acidez de la niebla y es inmune a esta, pero conlleva un alto gasto de chakra el utilizarla en espacios abiertos; en cuestión de un solo turno se disipa al aire libre, pero puede permanecer indefinidamente en un lugar cerrado (hasta diez metros cuadrados).
Consumo: 35Ck ejecutar y mantener.
EFECTOS:
RANGO B: El contacto con el vapor genera un daño constante. Al mínimo contacto con el vapor, el usuario recibe quemaduras leves, las cuales pasan a ser medias en cuestión de un turno y de alta gravedad en el tercero. En dos turnos, esta técnica puede derretir una defensa sólida de su mismo rango.
RANGO A:  El contacto con el vapor genera un daño constante mucho mayor. Al mínimo contacto con el vapor, el usuario recibe quemaduras medias, que saltan a las mas graves en un solo turno. En un turno, esta técnica puede derretir una defensa sólida de su mismo rango. Con un área de cinco metros c55Ck ejecutar y mantener.
RANGO S: El contacto con el vapor genera un daño letal. Al mínimo contacto con el vapor, el usuario recibe quemaduras de alta gravedad, volviéndose imposible moverse en este estado salvo que su voluntad o resistencia iguale la del espíritu del creador. En un turno, esta técnica puede derretir una defensa sólida de su mismo rango. 100Ck ejecutar y mantener.

KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
Se utiliza para obtener un control sobre la superficie de los árboles. Para esto el usuario debe concentrar su chakra en la planta de sus pies. Si el usuario canaliza demasiado chakra en la planta de sus pies sale despedido y se clava en el árbol por la fuerza que provoca, en cambio si no usa el suficiente chakra no puede adherirse al árbol y se cae al suelo.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 3Ck por turno.
Aclaraciones y Resumen:
Esta, Hyunie, es tu parte de la trama concerniente a "La Venganza de la Niebla" así pues, demos comienzo al combate.

-Aguardando muy cercana a la entrada de la calle escogida, la Chunin desconocida se asomaba tras una esbelta chimenea.
-La contempla internarse en la calle, no demasiado tiempo despues, se arroja desde las alturas, saliendo de su escondrijo, para descender en un salto diagonal y calculado, hasta recortar unos 7,5 metros entre descenso y su mismo salto, para luego detenerse en seco extendiendo las piernas y clavándose en la misma.
-Mientras este movimiento se realiza, expulsa grandes cantidades de su miasma hacia abajo, haciendo que alcancen de sobra diez metros hacia el suelo, y otros diez a cada lado determinados por sus usuales diez metros a la redonda.
-Con ello realizado y de forma sucesiva, salta hacia el otro lado de la callejuela, a unos cuatro metros de distancia entre ambas paredes de la calle. Luego, avanza unos tres metros hacia su derecha, es decir, la direccion por la que ha acudido Hyunie y espera con ello su siguiente movimiento.
-
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 40
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 23
Chakra : 193 - 35 - 3 = 155

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Vie Jul 20, 2018 10:06 pm


El repetitivo ruido de mis pies andar se había vuelto monótono durante todo el recorrido, sin embargo ahora que había desviado mi trayectoria para evitar aquel enmascarado algo provocaría que frenara mis pasos de manera inmediata. Un ruido inusual que reflejaba el choque  de un objeto haría que alzara la vista en dirección a mi costado derecho de manera diagonal y ascendente buscando tal vez una pista de lo que acababa de escuchar.  Mis brazos se dejaron caer a los costados de mi cuerpo provocando que las mangas que estaban hasta arriba para mostrar las flechas grabadas en mis brazos volvieran a caer y cubrieran mis descubiertos brazos y manos. Ese ruido a siete metros de mí posición había sido inusual al monótono y repetitivo sonido de mis sandalias al impactar el suelo, por eso el impacto durante la caída de la humanidad de la misteriosa kunoichi despertaría mi curiosidad y acción.

Aunque ahora que el silencio se apodero de todo por segunda ocasión, un extraño chillido venía en claro descenso, la madera de los extremos y otros materiales de los costados del camino revelaban que algo venía descendiendo por su extraño quejido. Estaba ubicada en el punto medio del sendero, a dos metros a cada costado se encontraban aquellas paredes que servían como indicativo que seguía imbuida en la ciudad. Un nuevo golpe me haría girar la vista hacía mi costado izquierdo, claramente era el impacto de algo pesado, giré la vista y ahora por la nueva y corta distancia entre los siete metros, podría claramente diferenciar la silueta adherida a la pared.

Sus rasgos no eran reconocibles, por los impedimentos visuales, pero antes que pudiera preguntarle algo mi cuerpo comenzaría a sentir un ardor indescriptible, comenzando por mi rostro y descendiendo al punto de poder denotar como la tela de aquel impermeable que me protegía comenzaba a abrirse, sin titubear y comprendiendo que la única silueta presente que podría lastimarme se encontraba en aquella posición alcé mi diestra para desenvainar fieramente mi Katana, flexioné mis rodillas para comenzar a correr hacía la pared y tomar el impulso suficiente para saltar y adherirme a la misma. Mi cuerpo se agachó al pegarse a la pared para volver a liberar la tensión una vez más para acortar a nada la distancia con aquella silueta que solo era reconocible como una sombra a menos de un metro, donde el blandir de mi katana de manera descendente de derecha a izquierda sería lo primero que visualizaría aquella joven cuando nuestras distancias se vieran reducidas.

El primer salto llevaría una longitud de tres metros después de avanzar un metro con un paso de manera diagonal hacía el costado izquierdo, el segundo que me permitiría intentar acertar el golpe llevaría la misma fuerza, donde el uso del chakra a la altura de muslos y planta consentiría aquel incremento de fuerza a los brincos que di para intentar acertar aquel golpe. En ambos saltos llevaba chakra a mis piernas para poder realizar dichos saltos.

Tenía un objetivo, llegar a la zona de entrenamiento, pesé a intentar evitar aquel tétrico enmascarado, ahora los pasos de aquella figura y el daño que mi cuerpo comenzó a recibir repentinamente alertaban que no estaba bien, además que la manera sigilosa en que esa silueta se movía ante la neblina y ocultaba al no presentarse me hacían dudar de sus intenciones, haciéndome sentir acorralada en aquella avenida.

Técnicas:

USAGI JAMPU (ハアバ, SALTO DE LIEBRE)
El usuario realiza un salto de 2 metros más su capacidad de salto normal, aplicando chakra en las piernas para que estas se vean potenciadas. Sigue siendo una técnica bastante simple, aunque puede ser de gran utilidad en algunas ocasiones.
Consumo: 22Ck activar.

KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
Se utiliza para obtener un control sobre la superficie de los árboles. Para esto el usuario debe concentrar su chakra en la planta de sus pies. Si el usuario canaliza demasiado chakra en la planta de sus pies sale despedido y se clava en el árbol por la fuerza que provoca, en cambio si no usa el suficiente chakra no puede adherirse al árbol y se cae al suelo.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 3Ck por turno.

SHIZEN ENERUGI (自然 エネルギー, ENERGÍA ESPIRITUAL) 190 * 10 % = 19
Los miembros de este clan tienen unos cuerpos especiales que les permite, de manera innata, absorber la energía natural  de su entorno. La ganancia de energía para ellos equivale al 10% de su chakra total por turno. Negativamernte, la repentina e incontrolable subida de la tensión resultante como un efecto crónico de esta energía, les hace perder eventualmente la cordura, traducido a violentos ataques de ira que son difíciles de controlar ante la inminente activación del Senninka. Un miembro del clan Jyugo es incapaz de distinguir entre aliado y enemigo cuando entra en este estado.

Los miembros del clan Jyugo pueden elegir a una persona (PJ) con quien crear lazos. Éste alguien será el único que tendrá la capacidad de mantener bajo control la locura del Jyugo si está presente, tan solo hablándole.
Aclaracione:


  • Me detengo al escuchar el primer ruido alzando la vista en esa dirección.
  • En silencio escucho lo que el ambiente permite con su tranquilidad, como un chillido va descendiendo desde las alturas.
  • Escucho el nuevo golpe del lado contrario a la primera dirección donde lo escuche.
  • Alzó la vista en esa dirección sintiendo ahora como mi cuerpo comienza a arder tras ese par de ruidos. (Desenvaino la katana)
  • Recorro un metro en carrera de manera diagonal hacía mi costado izquierdo, tomó impulso y libero chakra para incrementar la potencial del salto y adherirme a la pared.
  • Al llegar a la pared me agacho y libero la tensión de las piernas hacía delante una vez más acompañada de chakra para aumentar la potencia del salto y poder lanzar un tajo de mi katana de manera diagonal descendente desde mi costado superior derecho al lado inferior izquierdo.
  • Mantengo durante todo momento el chakra en las plantas de mis pies para quedarme pegada a la pared.

Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 190–44+19-3= 162/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Sáb Jul 21, 2018 8:00 pm

NPC Kirigakure: ???
En la adusta cacofonía que inundaba aquella calle escogida, el hórrido miasma revoloteaba. La madera crujía, crepitaba en el espanto de aquel nuevo tormento, las paredes aullaban en el silencio de la piedra silente, el mismo aire enturbiado y emponzoñado parecía temblar con la llegada de un nuevo maestro. En espantosa majestad, aquella neblina terminó por traicionar a la que antes estuvo, acuchillando cuanto fue y trastornando los sentidos de cuantos estuvieran en su interior.

Asfixia provista por unos pulmones, que en la química rabia de los efluvios de la kunoichi, ardían como antorchas sobre un océano oscuro. La piel bullía, tal y como si crepitase en sí mismo y toda la materia parecía quebrarse, languidecer, morir, dejar de ser para verse superado por el sufrir de la misma existencia. Por medio de aquel miasma que ascendía embargada de su efímero furor, su creadora permanecía expectante. Pues si bien la muchacha de floreada cabellera pudo advertir los sonidos que pudieran producir los movimientos de ella misma, el efecto contrario pues, sería similar. Ansiosa, hambrienta de los fluidos del conflicto certero, la oponente agazapada en el eje vertical oteaba a su rival aún distante. Sin vista franca por los vapores, pero no inexistente por su acidez, podía ver... más no con la exactitud que se hubiera preferido. En su atalaya vertical, habría unos cuatro metros de distancia entre su izquierda, ahora el suelo pavimentado de la calle, y ella misma.

Pudo percibir, como su carrera la llevaba a su izquierda, aquel salto le inyectó una descarga de sulfurosa adrenalina. Y el chirrido de las maderas, el quejido moribundo de la misma materia aullando ante el sufrir de cuanto no puede hacerlo acompañaba al espectáculo. Hyunie podría advertir la silueta de su oponente tan solo de forma difusa antes del primer salto. Tras ello, era algo más que un perfilado espejismo para ser algo mucho mas nítido. Habría querido hablar, gritar, sollozar cuantos desafíos tuviera para con ella, pero el tiempo apremiaba, y con las fauces cerradas en una sonrisa desencajada, contempló como aquel salto la llevaba desde los suelos a la pared en la que ella se refugiaba ¿Y entonces? Supo de su velocidad, de su ímpetu inaguantable y sabedora del auge de la carga, de la hórrida estampida de quien no contempla peligro alguno en la empresa de derramar sangre, unió sus manos en un único sello. Solitario, incendiado, apagado, áspero y ahogado en azufre. En apenas el instante anterior que ocupaba aquella liberación de energía cinética por parte de Hyunie, su oponente exhaló negro despertar. Humo, ceniza y pólvora que viajaría en una humareda hacia adelante. Al tiempo que su portadora deshacía el apego sobre aquellas paredes, saltaba en dirección nuevamente a la otra hilera de edificios y aún con sus labios manchados de la ceniza que exudaba... saltaron las chispas. Una colosal explosión prendió la pólvora sobre el aire, incendio el mismo aire y su magnitud reverberó los alrededores en su catastrófica acción.
Aquella humareda ocuparía un radio de seis metros hacia la dirección por la que provenía Hyunie, la tardanza en su ejecución fue mutilada hasta que tan solo un sello resultó necesario. Y entonces, cuando parecía que el acero encontraría la carne, fue sulfurosos diablos lo que hallaría de no resultar.

En su impulso anterior tendría como objetivo la pared contraria, corregiría su postura en pleno aire y una vez allí, aplicaría el chakra sobre sus plantas para volver a adherirse a la superficie. Rauda, no desperdició un instante en desafíos o desaforadas provocaciones. Ascendió en apenas cuatro zancadas hasta la cima de los tejados y quedó finalmente, restituida en su eje horizontal. Sobre el extremo del tejado, a más de siete metros de su posición original. Sentía el sudor sobre sus brazos, el pulso acelerado, el cuerpo caliente y la lengua suelta por las provocaciones aún silenciadas. Era el conflicto, y ello la embriagaba.

Sin su maestra, el vaporoso resultado de sus pretensiones comenzaría a ascender, a enturbiar las alturas y a conformar una hórrida frontera entre los edificios de un lado, y del otro. Crepitante, aún quedaba vapor en juego, pero no por demasiado tiempo. Había instantes otorgados tan solo por aquellos edificios que convirtieron la calle en un hervidero con tan solo una vía de salida; las alturas.  


Información:
Técnicas utilizadas:
KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
Se utiliza para obtener un control sobre la superficie de los árboles. Para esto el usuario debe concentrar su chakra en la planta de sus pies. Si el usuario canaliza demasiado chakra en la planta de sus pies sale despedido y se clava en el árbol por la fuerza que provoca, en cambio si no usa el suficiente chakra no puede adherirse al árbol y se cae al suelo.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 3Ck por turno.


Katon: Haisekishō (火遁・灰積焼, Elemento Fuego: Cenizas Ardientes)
Es un jutsu en el cual el usuario realizar cuatro sellos y arroja una gran cantidad de cenizas con chakra y pólvora de su boca, llenando un área en cuatro metros de diámetro frente a él. A medida que la pólvora está oculta en su totalidad por las cenizas, se queda en el aire rodeando al enemigo en forma de nube. Después el usuario puede encender todo chasqueando los dientes para crear una chispa, lo que resulta en una violenta explosión que quema al enemigo. La pólvora también es sensible a otras técnicas de katon.
Postura de manos: Serpiente → Dragón → Conejo → Tigre
Consumo: 20Ck ejecutar.
Espiritu:
Normal: Alcance de 2 metros.
Bueno: Alcance de 3 metros.
Muy bueno: Alcance de 4 metros.
Talentoso: Alcance de 6 metros.
Virtuoso: Alcance de 8 metros.
Extraordinario: Alcance de 10 metros.
Leyenda: Alcance de 12 metros.
Aclaraciones y Resumen:
-Dado que Hyunie ha sido capaz de escuchar los movimientos de ella, lo contrario también ha sido plausible. Siendo además que su técnica vaporosa no es excesivamente perjudicial para la vista, ha sido capaz de seguir los movimientos de su oponente visualizando una silueta, justo como al contrario.
-En el momento en el que la percibe saltar a la pared en la que ella misma se encuentra anclada, auna las manos en un único sello Katon, para inmediatamente despues expulsar una humareda de negra ceniza y pólvora que dificulta la visión de Hyunie.
-Casi al unísono, se desancla de la pared, salta hacia arriba (En un eje usual, sería hacia la izquierda) en dirección a la hilera izquierda de edificios, al tiempo que prende las cenizas, provocando un estallido de llamas en aquel sendero de seis metros que ocupaba el recorrido que tendría que surcar Hyunie hasta llegar a ella.
-Una vez sobre la otra pared, asciende hasta quedar nuevamente sobre el tejado de los edificios. Es decir, ha vuelto al eje horizontal y se encuentra en el límite del tejado con el abismo que separa ambas hileras de edificios.
-El vapor expulsado, en esos instantes comienza a ascender rápidamente, formando una frontera de aire distorsionado y envenenado entre ambas hileras de edificios durante apenas unos instantes antes de diluirse del todo sobre las alturas. Este, ya no hace ningun daño, puesto que ya no se mantiene el coste de la técnica.
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 30
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 40
  • Concentración : 30
  • Voluntad : 23
Chakra : 155 - 6 - 26 = 123

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Miér Ago 01, 2018 7:26 pm


Continuaba con aquella bestial arremetida donde trataba de acortar nuestras distancias y propiciar un corte sobre el cuerpo de la persona que estaba atacándome. Fue entonces que cuando ejecuté el segundo salto podría ver una silueta mucho más nítida y clara, por consiguiente el ataque con mi Katana que iba dirigido de manera descendente y en forma diagonal desde mi derecha hasta la izquierda trataría en ese momento de perpetrar un ataque certero en el brazo izquierdo contrario a la altura de su bise.  En la planta de mis pies continuaba aquel flujo de chakra que permitía me mantuviese de pie sobre aquella inclinada superficie en la que nos encontrábamos, tratando de no perder la distancia de ochenta centímetros que tenía con la silueta.

Mi ceño estaba fruncido en ese momento, estaba enojada porque esa persona estaba interrumpiendo las ordenes que me habían dado, estaba simplemente retrasando mi encuentro con los encargados de aquel citatorio, mi primer movimiento fue claro, ahora me preparaba para un segundo ataque, mi brazo derecho tras lanzar el primer tajo de ataque se dobló e impulso hacía atrás,   como la cuerda de un arco apunto de disparar una flecha, solo que preparaba una estocada con la katana que sujetaba firmemente en mi diestra, tras retrogradar el brazo lo suficiente se impulsaría una vez más en dirección a la joven a la altura de su pecho, justo a lo más céntrico tratando de traspasar su piel.

Al mismo tiempo y mientras mi brazo derecho retrogradaba para preparar aquella estocada, mi zurda por la inercia del cuerpo subiría para posicionarse de manera defensiva y encorvada frente a mi seno izquierdo, dejando la palma abierta para reaccionar ante cualquier eventualidad. Mis pies estaban atentos a continuar con la arremetida contra la muchacha, no podía permitirme que nuestra distancia se ampliara o entraría en un campo dificultoso y desventajoso para mí.

Mi respiración se había calmado un poco, aun así mi corazón latía acelerado, bañado en un éxtasis  que solo los combates le daban, una emoción parecida a la que experimente cuando luche contra Akira se estaba apoderando ahora de mí, quería continuar con aquel combate, demostrarle al mundo lo mucho que había mejorado desde que ascendí a Chunin, así hubiera tan solo pasado una semana, quería que la confianza que Kotaro deposito en mí se viera sustentada por mis acciones. Así que desde ese momento llevaría al máximo mis cualidades para destruir aquel obstáculo y continuar con mi verdadero objetivo.  

Técnicas:


KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
Se utiliza para obtener un control sobre la superficie de los árboles. Para esto el usuario debe concentrar su chakra en la planta de sus pies. Si el usuario canaliza demasiado chakra en la planta de sus pies sale despedido y se clava en el árbol por la fuerza que provoca, en cambio si no usa el suficiente chakra no puede adherirse al árbol y se cae al suelo.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 3Ck por turno.

SHIZEN ENERUGI (自然 エネルギー, ENERGÍA ESPIRITUAL) 190 * 10 % = 19
Los miembros de este clan tienen unos cuerpos especiales que les permite, de manera innata, absorber la energía natural  de su entorno. La ganancia de energía para ellos equivale al 10% de su chakra total por turno. Negativamernte, la repentina e incontrolable subida de la tensión resultante como un efecto crónico de esta energía, les hace perder eventualmente la cordura, traducido a violentos ataques de ira que son difíciles de controlar ante la inminente activación del Senninka. Un miembro del clan Jyugo es incapaz de distinguir entre aliado y enemigo cuando entra en este estado.

Los miembros del clan Jyugo pueden elegir a una persona (PJ) con quien crear lazos. Éste alguien será el único que tendrá la capacidad de mantener bajo control la locura del Jyugo si está presente, tan solo hablándole.
Acciones:


  • Continuó con la embestida anterior sin detenerme (por eso no hago los descuentos este turno) Tratando de acortar las distancias a ochenta centímetros.
  • Realizo un corte diagonal descendente como un slash / desde mi costado superior derecho hasta el costado inferior izquierdo, apuntando el tajo hacía el brazo izquierdo contrario a la altura del bise.
  • Después de lanzar el primer tajo, mi brazo (derecho) se posicionara de manera tal como si estuviera tensando el hilo de un arco, solo que prepara una estocada con la katana que la diestra sujeta.
  • Al mismo tiempo que el brazo derecho se condiciona para lanzar la estocada por la inercia del cuerpo mi brazo izquierdo se posiciona frente a mi cuerpo, dejando que mi mano izquierda en forma de palma se alinia con mi seno izquierdo aguardando para reaccionar ante cualquier eventual ataque

Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 162–3+19=178/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Jue Ago 09, 2018 4:20 pm

NPC Kirigakure: ???Pensó que disponía de todo el tiempo que precisara, que las distancias eran las adecuadas y que todas sus pretensiones acabarían en un estallido incandescente. Errada, tuvo que hallarse frente a aquel demonio de corona floreada, con su acero lívido en su mordida y la presión de un error inconstante. Tan siquiera había podido expulsar las cenizas de su boca, apenas hubo completado todo cuanto hubo dispuesto. Y la sentencia de la realidad, fue un tajo diagonal hacia su bíceps. Uno que se llevó sangre, carne e incluso tocó el hueso. El filo de la espada no fue clemente, su hoja seccionó nervios, separó fibras desde alrededor de siete centímetros bajo el hombro y provocó un quejido contenido casi a la par. Había sido un buen golpe, uno acelerado y lleno del ímpetu de la carga. Pero todo ello no terminaría tan deprisa. Y cuando el golpe se hubo ejecutado, su atacante parecía estar dispuesta a un nuevo intento ¿La respuesta de la silente emboscadora? Sus pies dejaron de ejercer el contacto con la pared, de fluir chakra y de presionarla contra ella. Caía cuando el brazo de Hyunie apenas comenzaba a replegarse y no solo ello, pues herida de un brazo, famélica de éxito por nimio que fuera no se hallaría segura sin morder en respuesta.

En el inicio de aquel descenso de unos siete metros de altura, su diestra se extendió con rapidez hacia el rostro de Hyunie, haciendo que de forma abrupta e inmediata su sudor se tornara un puro aguijón de vapor ardiente. Uno que se dirigía raudo hacia el centro de sus ojos, sin mediar siquiera palabra, al tiempo que su maestra descendía desde las alturas y su vapor ascendía a su vez. Supo de su desesperada situación, de los desastres que había causado su vana percepción. Lamentándose pero no derrotada, había aprovechado aquel movimiento de retroceso en su rival para lanzar un ataque a ultranza. Desesperado, raudo y directo, confiaba en su desenlace, pues al momento de lanzarlo apenas ochenta centímetros las separaban. Precisamente presa de aquel pánico la motivaba aún más, como un violento estertor que trata de evitar la muerte, como un relampago que rompe cielo y tierra. Fue fugaz, fue agónico; el violento trastabillar de quien aún tiene algo que cuestionar.

Y al caer, antes siquiera de tocar el suelo y con los pies cercanos aún a la pared abandonada, fueron sus atavios la salvaguarda del momento. A un sello con la diestra, a dos metros transcurridos en plena caída sus ropas se cernieron voraces de aquella sangre desatada. Cubrieron sus heridas, contuvieron la vida que se escapaba y se apelmazaron al brazo herido e inmovil de forma casi inmediata. Sin caer todavía, con la mirada emborronada por el dolor y la sangre manando, se preguntó entonces cual sería el tajo ejecutor. El postrero acto final del acero en comunión con la carne maleable, eterna y disforme. Ah, el consuelo de los dementes. Hervía aún aquel infausto deseo de dar muerte al morir. Bajo su máscara de demonio entristecido, tuvo que apretar los dientes de pura emoción y padecer, flexionando sus rodillas lista para desplazarse, con la mirada atenta sobre el accionar de la pelirrosa...


Información:
Técnicas Utilizadas:
Futton: Ase no sebon (沸遁・汗のセボン, Elemento Vapor: Senbons de Sudor)
Sin necesidad de sellos, el usuario Futton aprovecha la sudor de su cuerpo para darle forma mediante el chakra y provocar que pueda usarse como afiladas agujas que al entrar en contacto con la piel provocan quemaduras de segundo grado, dañando la vista durante una semana en caso de contacto con los ojos. Las agujas obviamente tienen el tamaño de los senbon, y pueden alejarse hasta cinco metros del cuerpo del usuario.
Consumo: 10Ck por aguja.

Junrei-sha no fuku (巡礼者の服, Junrei-sha no fuku)
La kunoichi realiza un sello a una mano modificando y ampliando sus vestimentas imbuidas con chakra curativo, las cuales envuelven heridas de su propio cuerpo para evitar hemorragias en el campo de batalla. Si bien la técnica tiene un pequeño efecto anestesiante, no genera ningún tipo de accionar regenerativo. Esta técnica simplemente es un remiendo ejercido por el ninja médico cuando no es capaz de abandonar un campo de batalla y su vitalidad corre peligro. Consumo: 30Ck ejecutar y 15Ck mantener.
Aclaraciones y Resumen:
- La embestida de Hyunie tiene como resultado que su espada ha logrado encajar un golpe a la altura de su bíceps. Por tanto, las técnicas del turno anterior ejercidas por el NPC quedan anuladas y con ello su gasto de chakra.
- Reaccionando a ello, el oponente de Hyunie deshace su control de chakra para dejar de adherirse a la pared. No sin antes, de forma casi al unísono, arroja una aguja de vapor sulfuroso hacia los ojos de Hyunie, que ni siquiera ha retrocedido aún su espada en el movimiento de arco.
- Al caer, utiliza un sello a una mano con su diestra tras dos metros decendidos para hacer que su ropa, mediante una técnica pertinente y propia, inhiba la hemorragia candente y le ayude a sobrevenir el dolor.
- Por semejante golpe infligido por Hyunie sobre su rival, esta ha perdido 10 puntos en Voluntad y Resistencia, además de 5 en Concentración.

  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 40
  • Concentración : 25
  • Voluntad : 13
Chakra : 155 - 10 - 30 = 115

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Lun Ago 13, 2018 6:25 pm


El blandir de mi arma había logrado su cometido, el filo del arma atravesaría la piel de bíceps de aquella joven a la par que mis pies lograban adherirse a la superficie de la pared donde se libraba el combate. Mi cuerpo dispuesto a luchar por mi sobrevivencia y por descubrir que estaba sucediendo continuaba presto para no detener aquella arremetida ofensiva inclusive con mi zurda estaba aguardando para reaccionar ante cualquier eventualidad o imprevisto. Fue entonces que mi oponente en un claro acorralamiento intentaría mostrar sus garras, mi diestra empezaba a recogerse cuando la mano derecha del enemigo intentó moverse, fue por eso que mi siniestra que aguardaba expectante frente a mi seno izquierdo se impulsó hacía delante junto con un paso de mi pie derecho para acortar unos treinta centímetros más nuestra distancia.  

La intención de mi siniestra claramente fue obstaculizar el movimiento de la diestra contraria, intentando tomar con fuerza y firmeza la muñeca derecha de la joven, tratando de frenar su ascenso e intento de apuntarme a la cara y además aprovecharía jalarle en mi dirección a la joven con todas las fuerzas que mi zurda pudiera generar, al mismo tiempo que mi cuerpo se giraba en dirección al paso que acababa de dar con mi pie derecho, dándole camino libre a la mujer para que continuara su travesía hacía el piso a la vez que le daba un impulso mayor con mi mano izquierda. —  ¿Eres enemiga de Kiri? ¿Qué deseas? — pregunté durante el movimiento que trataba de tal vez desorientar a mi oponente.

Mi cuerpo seguiría el impulso que mi izquierda proporcionaba para jalar aquel cuerpo sirviendo de propulsión para el giro de media luna desde mi izquierda hacía mi derecha, para ceder el paso como deseaba y terminar de disparar el cuerpo enemigo, mi mirada continuaba clavada en ella mientras mi diestra ahora se aferraba a la empuñadura de mi arma, mantendría mi ubicación de cuatro metros del piso, la sangre decoraba el filo de mi arma goteando por la gravedad en dirección a donde había iniciado todo esto.  

Nuevas emociones se estaban despertando en mi interior, sentir como el filo de mi arma atravesó en su momento el musculo hasta frenar con el hueso fue algo inexplicable, una sensación rara pero agradable, me sentía realizada al saber que mi arma había acertado en el enemigo, pero preocupada porque no sabía porque estaba luchando contra alguien dentro de mi aldea, lastimarle podría causarme serios problemas por eso quería llegar al fondo de todo esto, averiguar sus intenciones o tal vez pedir refuerzos.

Mi corazón latía acelerado, mi respiración aunque controlada mostraba un cierto nivel de aceleramiento, estaba simplemente emocionada, preocupada pero extasiada por estar viviendo una situación de vida a muerte, el momento de probar mi valía había llegado y esperaba estar haciéndolo lo suficientemente bien para que Kotaro se sintiera orgulloso de mí, sin importar si moría o no, necesitaba que el supiera que me esforzaba por su confianza. Durante todos mis movimientos el flujo de chakra enviado a la planta de mis pies era continuo para poder mantenerme en aquella superficie vertical como si me encontrara en un terreno horizontal y plano.


Técnicas:


KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
Se utiliza para obtener un control sobre la superficie de los árboles. Para esto el usuario debe concentrar su chakra en la planta de sus pies. Si el usuario canaliza demasiado chakra en la planta de sus pies sale despedido y se clava en el árbol por la fuerza que provoca, en cambio si no usa el suficiente chakra no puede adherirse al árbol y se cae al suelo.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 3Ck por turno.

SHIZEN ENERUGI (自然 エネルギー, ENERGÍA ESPIRITUAL) 190 * 10 % = 19
Los miembros de este clan tienen unos cuerpos especiales que les permite, de manera innata, absorber la energía natural  de su entorno. La ganancia de energía para ellos equivale al 10% de su chakra total por turno. Negativamernte, la repentina e incontrolable subida de la tensión resultante como un efecto crónico de esta energía, les hace perder eventualmente la cordura, traducido a violentos ataques de ira que son difíciles de controlar ante la inminente activación del Senninka. Un miembro del clan Jyugo es incapaz de distinguir entre aliado y enemigo cuando entra en este estado.

Los miembros del clan Jyugo pueden elegir a una persona (PJ) con quien crear lazos. Éste alguien será el único que tendrá la capacidad de mantener bajo control la locura del Jyugo si está presente, tan solo hablándole.
Aclaraciones:
Como intento frenar tu mano, supongo que la técnica de la senbon se utiliza, pero por los movimientos creo que su zona de impacto cambiaría del cuello hacía abajo. (Creo)
Acciones:


  • Cuando mi oponente intenta mover su diestra hacía mí, mi zurda que estaba en posición defensiva frente a mí se alza con velocidad intentando atrapar la muñeca contraria. Capturar su muñeca derecha es la intención.
  • Aunque el movimiento es uno completo consiste en, intentar tomar la muñeca contraria para jalar su cuerpo en mi dirección, mientras mi cuerpo gira de izquierda a derecha formando una media luna, abriéndole paso y brindándole el impulso suficiente con el jalón a la joven para que siguiera de largo en su trayectoria contra el piso.
  • Terminar el giro y quedar viendo en dirección al piso y la niña mientras mi diestra sigue sujetando su Katana.

Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 178-3+19=190/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Miér Ago 15, 2018 12:21 pm

NPC Kirigakure: ???Su mano acudió rauda, fue detenida a escasos centímetros de su objetivo y entonces, aquel sudor se tornó hórrido vapor. De un chirrido que hizo enturbiarse el aire, aquella aguja viajó sin remedio no a los ojos que una vez había pretendido. En su lugar, probó la carne que se disponía en la unión de la clavícula con el cuello, a unos escasos tres centímetros del centro de este. Ardía como un demonio, mordía con mas saña e hizo que la carne cercana al impacto enrojeciera al instante. Y la maniobra sucesiva a todo aquello, no parecía tan perfecta como pretendida. Aún entonces pudo conformar el sello que envolvía su herida y la salvaguardaba de perder sangre en exceso, en aquella caída interrumpida y con los nervios erizados por aquel contacto indeseado. Incluso cuando descendía aún apresada. Se revolvió en el sitio, sintiendo la adrenalina navegar por su torrente sanguíneo, tratando de hacer reaccionar su brazo herido o zafarse de la presa que se cernía sobre su muñeca. La sentía como unas fauces ruinosas, como unos dientes fríos a pesar del calor que ascendía libre sin su dominio.

Al encuentro de ambas miradas no hubo más que desdeñoso movimiento. Acelerada, aparentemente atrapada y enardecida por el encuentro, no dejaría que tan solo un instante fuera desperdiciado en aquellas pausas tan indeseables.

— Prueban tu temple — Respondió con hosquedad de forma inmediata a su pregunta, abriendo la palma y relajando el brazo. Se permitió apenas un suspiro apresurado que tan solo una palpitación ocupaba. No rió, porque aquello era comportamiento de necios, y ella era una digna contrincante. Antes siquiera de que hubiera pronunciado la última palabra, incluso independientemente de no haber terminado, se agarraría con firmeza a su captora. Un resorte activado a la altura del codo bastaría. Emergería de su antebrazo atrapado una esfera, una hija del sol arrendada que tan pronto se dirigía hacia la palma de su maestra. Hizo que el agarre trastabillase, desviando de forma oportuna el brazo hacia la esfera y que esta impactase sobre las manos de ambas. Acto seguido producía un destello cegador, intenso y violento. Casi como si pudiera sentir la muerte de aquella esfera, cerraría los ojos justo antes de que estallara, estando previamente advertida de sus efectos y del tempo de aquel suceso ¿Y acaso todo ello fue suficiente? En abrupta sucesión, bien aferrada a su captora, balancearía su cuerpo hacia las alturas y proyectando su pierna derecha en una funesta patada recta, fugaz y forzada al extremo de su velocidad para que impactase sobre el esternón de su oponente, o en su defecto, apenas unos centímetros más por debajo de él. Irguió su cuerpo de forma que sus piernas apuntaran hacia su rival, quedando flexionada y usando como apoyo la muñeca de Hyunie, de la que se serviría para mantenerla en su rango de acción. La longitud de total de su pierna le ofrecería un alcance veraz y potente en aquella embestida, donde su brazo herido yacía recogido y atento a cualquier movimiento.

Pero no se trataba tan solo de un simple golpe, y en el mismo instante en el que golpease su abdomen, soltaría el agarre y proyectaría a Hyunie unos seis metros hacia arriba de haberse soltado ella también. Ello,  le serviría a la emboscadora, que se proyectaría contra el suelo a gran velocidad. Y navegando junto a su pierna derecha, su izquierda viajaba rauda hacia su empuñadura, con la firme intención de impedir su uso adecuado y cualquier intento peligroso.

Firmado el pacto de violencia física, vio conveniente finalizar con ello personalmente. Cayendo, de hacerlo, lo haría firmemente atenta a cuanto tuviera que provenir de Hyunie. Se hallaba cansada, comenaba a sentirse entumecida; pero nada había terminado aún.


Información:
Técnicas Utilizadas:
Junrei-sha no fuku (巡礼者の服, Junrei-sha no fuku)
La kunoichi realiza un sello a una mano modificando y ampliando sus vestimentas imbuidas con chakra curativo, las cuales envuelven heridas de su propio cuerpo para evitar hemorragias en el campo de batalla. Si bien la técnica tiene un pequeño efecto anestesiante, no genera ningún tipo de accionar regenerativo. Esta técnica simplemente es un remiendo ejercido por el ninja médico cuando no es capaz de abandonar un campo de batalla y su vitalidad corre peligro. Consumo: 30Ck ejecutar y 15Ck mantener.

Ōkashō (桜花衝, Impacto de la Flor de Cerezo)
Mientras algunos lo ven como "fuerza sobrehumana", es en realidad una aplicación de ninjutsu médico que exige gran capacidad de concentración y un excelente control de chakra. Una inmensa cantidad de chakra se amasa en el interior del cuerpo, y un momento después es reunido aumentando la potencia de sus músculos. El chakra es liberado en el objetivo provocando una gran cantidad de daños; en caso de impactar contra una estructura como lo sería un muro o la superficie del suelo, este quedaría destrozado. El daño realizado depende de la cantidad de chakra que se utilice, pero mediante esta técnica se pueden romper varios huesos y enviar al rival varios metros hacia atrás.
Efecto:


  • Rango C: +4 de fuerza. Daño en área de tres metros a la redonda. Empuje de cuatro metros.
  • Rango B: +7 de fuerza. Daño en área de seis metros a la redonda. Empuje de seis metros.
  • Rango A: +10 de fuerza. Daño en área de diez metros. Empuje de doce metros.
  • Rango S: +1 punto de leyenda en fuerza. Daño en área de quince metros a la redonda. Empuje de hasta veinte metros.


Consumo:


  • Rango C: 30Ck activar.
  • Rango B: 40Ck activar.
  • Rango A: 55Ck activar.
  • Rango S: 65Ck activar.

Aclaraciones y Resumen:
- Interrumpido su accionar, no llega a continuar con el resto de sus acciones. Su aguja de vapor termina impactando en un punto donde la clavícula se une al cuello, apenas unos tres centímetros del mismo.
- Dejándose caer, logra ejecutar su técnica médica en ese intervalo en el que queda aferrada a Hyunie y se balancea con ella sujetándola. Apenas responde a su pregunta.
- Acto seguido y muy atenta ante todo, se aferra a la muñeca de Hyunie para luego liberar una bomba de luz de un Mecanismo de Arma Oculta dispuesto en el brazo atrapado. Este estalla con su usuaria cerrando los ojos plenamente consciente del momento.
- Acto seguido, encorva el cuerpo hacia arriba y utiliza el "Okasho" con su pierna derecha dirigida hacia el esternon de Hyunie, al tiempo que su pierna izquierda la sigue muy de cerca tratando de evitar que Hyunie haga un correcto uso de su espada.
- De lograrlo todo, soltaría a su oponente en el momento de impactar, haciendola volar unos seis metros hacia arriba y cayendo ella hacia el suelo.

  • Fuerza : 20 + 7
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 40
  • Concentración : 25
  • Voluntad : 13
Chakra : 145 - 30 - 40 = 75

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Miér Ago 15, 2018 3:40 pm


No había tiempo para pensar, solo se debía actuar y reaccionar conforme la situación lo ameritara, el agarre había surtido efecto y aunque había sentido la herida a la altura de mi cuello nada impedía que el combate continuara, sin embargo ella también tenía sus trucos bajo la manga, cuando su diestra se aferrara a mi muñeca mi siniestra giraría con brusquedad tratando de aferrarse a la muñeca contraria, de manera tal ambas quedarán como una cadena, utilizaba toda mi fuerza tratando de imitar la aprensión de una tenaza, mi cuerpo ya estaba finalizando el giro así que mi diestra estaba presta y dispuesta a utilizar el arma que sujetaba, encorvada y retraída la estocada estaba ya preparada.

La respuesta de la joven era acompañada de acciones así que no tuve tiempo de aclarar nada, solo reaccionar, mi zurda con el intento de aferre a su muñeca, notaría el extraño objeto que acababa de salir, más no podía detenerme a pensar que era, por eso cuando ella cerró sus ojos lanzaría la estocada con la diestra con firmeza, fuerza, y una clara intención de atravesar su axila hasta el otro extremo, intentando que mi propósito de apresar su brazo me diera la oportunidad de que la katana que sujetaba con fuerza viajara en paralelo del brazo contrario por la zona inferior tratando entonces de clavarse con rudeza en la axila contraria e intentar cruzar su cuerpo hasta el otro extremo sin titubear.

El excesivo resplandor liberado por su bomba me haría perder la vista, aun así trataba de ejercer la mayor cantidad de fuerza en ese par de movimientos de sujetar y lanzar la estocada ya realizados, cerrando ahora mis ojos por la clara ceguera que viviría, cuan torera había lanzado la estocada que pudiera dar fin al combate, era mi vida o la suya, o por lo menos eso entendía. Además que no comprendí la palabra que acababa de usar, supuse que se refería a alguna clase de templo del cual no estaba al tanto, aun así trataría que mi objetivo se cumpliera, necesitaba deshacerme del obstáculo para poder llegar a la zona citada.

Mi corazón continuaba en su acelerado palpitar, sin embargo mi respiración ahora era mucho más tranquila, me gustaban la clase de apuestas donde mi vida estaba en juego, después de todo servía como motivante para dar el todo por el todo, el flujo de chakra a mis pies continuaba para de esa manera tener la soltura y movilidad necesaria en la pared vertical. Aguardaría entonces el resultado de los acontecimientos.  El arder de mi cuello me recordaba lo peligroso del encuentro, además de decirme que aún estaba viva, pesé a no tener visión, ese ardor me hacía saber que debía continuar aferrándome a mi intención de sobrevivir.




Técnicas:


KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
Se utiliza para obtener un control sobre la superficie de los árboles. Para esto el usuario debe concentrar su chakra en la planta de sus pies. Si el usuario canaliza demasiado chakra en la planta de sus pies sale despedido y se clava en el árbol por la fuerza que provoca, en cambio si no usa el suficiente chakra no puede adherirse al árbol y se cae al suelo.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 3Ck por turno.

SHIZEN ENERUGI (自然 エネルギー, ENERGÍA ESPIRITUAL) 190 * 10 % = 19
Los miembros de este clan tienen unos cuerpos especiales que les permite, de manera innata, absorber la energía natural  de su entorno. La ganancia de energía para ellos equivale al 10% de su chakra total por turno. Negativamernte, la repentina e incontrolable subida de la tensión resultante como un efecto crónico de esta energía, les hace perder eventualmente la cordura, traducido a violentos ataques de ira que son difíciles de controlar ante la inminente activación del Senninka. Un miembro del clan Jyugo es incapaz de distinguir entre aliado y enemigo cuando entra en este estado.

Los miembros del clan Jyugo pueden elegir a una persona (PJ) con quien crear lazos. Éste alguien será el único que tendrá la capacidad de mantener bajo control la locura del Jyugo si está presente, tan solo hablándole.
Aclaraciones:
Nuevamente, como el tiempo de acciones es corto y es un combate de cuerpo a cuerpo, como pudiera dares un cruce e interrupción de acciones dejo en manos de narración que sucede con la patada.
Acciones:


  • Mi zurda forcejea al momento de ser capturada para mantener el apriete contrario pero girándose para sujetar la muñeca contraria también.
  • Lanzo una estocada donde mi diestra recorre la zona baja del brazo con el que mi enemigo se sujeta a mi muñeca para intentar dar una estocada con firmeza a la altura de la axila.
  • Quedo cegada sin intención de detener la estocada o mi movimiento.

Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 190-3+19=190/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Sáb Ago 18, 2018 8:15 pm

NPC Kirigakure: ???Bienvenido el acero en la carne, portentoso el golpe y fugaz el desenlace; ningun ojo más que el de lo más versados podría haber adivinado que hubo ocurrido.

Un destello inauguraba la cadena de sucesos, la mano de Hyunie meciendo espantosamente el destino de su oponente, y este, lejos de hallarse indefenso incluso en su estado no pudo obrar más que lo planeado. Encorvó su figura, alzó las piernas usándola a ella de resorte y para cuando hubo adivinado la silueta de aquela cero despuntanto la luz opacada y macabra de su destino... fue tarde, deliciosamente tarde.
Hizo ascender sus piernas, siendo la derecha la portadora de las desgracias, la izquierda entregada en una embestida socorrida y desesperada. Y en apenas un parpadeo todo hubo terminado. Con la espada hundiendose en el cuerpo caliente de su oponente, un pavoroso chasquido resonando por su cuerpo y la invitación iindeseable del metal entre sus músculos. Pero no sería un día de único vencedor.

Aquella patada de fervor acorralado ascendió demasiado rápido, e incluso habiendo recibido aquela estocada final, nada ni nadie pudo detenerla. En el fin de los días, en el acceso final de dos vidas, aquel golpe liberó una tremenda potencía sobre el abdomen de Hyunie. Un génesis invertido que hizo trastabillar todo su cuerpo, un impacto comparable al de una estrella moribunda descendiendo sobre un cuerpo inadvertido. Tal fue la onda de impacto, tal la fuerza imprimida que a pesar de aquel fatídico choque de sentencias mutuas, Hyunie saldría despedida en un enorme estruendo que le haría reverberar las entrañas y ascender nada menos que seis metros en pleno aire.
En aquella separación, fueron breves los instantes donde la emboscadora cerraba la mirada al mundo, negando el último instante de su rival siendo sacudida en cuerpo, mente y espíritu. Y con ello, quedó desecho el postrero juramento.

La emboscadora descendió todo cuanto quedaba hasta impactar contra el suelo en un alarido miserable. Ardía, estallaba por dentro, sangraba profusamente y no hallaba destino alguno más que un final adecuado. Trastabillaba en el sitio, desviando la mirada de un lugar a otro en aquella calle sin nombre y sin destino preguntándose pues...

- Así... no. - Recitaba, en un hilo de voz mortecina que por tenue, casi resultaba inaudible. - Así... - Lo intentaba sin éxito alguno, sintiendo la sangre manando de su cuerpo, sus nervios contraídos por el dolor inaudito y el cuerpo de Hyunie ascendiendo sin destino por los aires. Raptada por la agonía insoportable, le daba lo mismo qué ocurriera con ella. Con todo, con todos. - ... no. - En un gorgoteo apesadumbrado, la emboscadora fue hallada herida de muerte. Sus pulmones comenzaban a anegarse, su vista a nublarse. Sabía la gravedad del asunto, escaso su tiempo y su consciencia, supo que no habría un día más en aquella; su vida.

Con la defensora de cabellos floreados ascendiendo sin más compañía que un dolor lacerante y explosivo poco había más que ver. Tan solo podría contemplar el charco de lívido bermellón formándose mas abajo. Final, tocaban las campanas, pero no se oían. Sería el corazón marchito que luchaba tan solo por un aliento más, luego otro, y otro sin cesar.  Hyunie terminaría cayendo sin remedio sobre las tejas de aquellos edificios. En su mano estaba el luchar contra la gravedad que la hacía rodar sin oposición contra el suelo, o sostenerse ante cualqueir precio.


Información:
Técnicas Utilizadas:
Aclaraciones y Resumen:
- Ambos intentos de supervivencia ocurren a la par.
- Sin forma de evitar la estocada como tampoco Hyunie de evitar la postrera patada, ambas son arrojadas a verticalidades opuestas. Siendo la emboscadora atravesada por aquella estocada y Hyunie proyectada hacia las alturas unos seis metros debido a la tecnica empleada.
- En el suelo, sabiendose herida de muerte, la emboscadora lucha por mantenerse consciente.

  • Fuerza : 20 + 7
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 40
  • Concentración : 25
  • Voluntad : 13
Chakra : 75

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Sáb Ago 18, 2018 8:18 pm

Pautas y aclaraciones
- El combate así, queda sentenciado. Habiendo recibido una herida mortal el NPC en cuestión, queda incapacitado para cualquier movimiento bélico al uso.

- Hyunie no obstante no ha salido indemne de este intercambio marcial. Ha recibido un golpe tremendo a la altura del abdomen, procurando una serie de daños con los que tendrás que lidiar, son los siguientes: unas cinco costillas fracturadas, repartidas entre la quinta y octava costilla. Otras tantas moderadamente dañadas, daños moderados en estómago, hígado, pancreas y pulmón izquierdo.

- Aunque tremendamente dolorosos y en diversos estados de gravedad, no existe peligro de muerte inmediato para Hyunie, no obstante, debe acudir a un médico antes de que sea muy tarde. Se ruega interpretar los daños acorde a como se debiera.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Mar Ago 21, 2018 9:06 pm


Ser una Kunoichi de la aldea me estaba permitiendo vivir las aventuras más emocionantes, creando historias que tal vez solo sentada en aquella celda hubiera imaginado leyendo aquellos libros. Ahora se evidenciaba que apostar tu vida durante un combate era lo más divertido que pudieras hacer, vencer o morir era una frase que se aplicaba para lo que estaba sucediendo en ese momento, era así como lo estaba viviendo, me sentía alegre, emocionada, exaltada y bastante extasiada, sentir como mi mano empezaba a penetrar la piel de la joven haría sentir cada segundo como si fuera un minuto, similar a pinchar un globo lleno de arena, la primera capa de piel sería lo más duro de atravesar hasta comenzar el recorrido por el interior del cuerpo de la joven durante aquella estocada.

Mis ojos se abrirían como platos mientras la espada seguía su curso, primero por la sensación tan sorprendente y agradable que vivía mi diestra al empuñar aquella arma, pero a la vez se abrían por el estruendoso impacto que estaba recibiendo en mi abdomen, uno tan fuerte que me haría dejar brotar una gran cantidad de saliva desde mi boca en dirección a la joven por la sorpresa de la potencia que llevaba aquel golpe, mi diestra se cerró con fuerza aferrándose con más determinación a la empuñadura del arma, mi zurda dejaría en libertad la mano contraria y mi cuerpo saldría desprendido por los aires hacía las alturas.

Ascendía con mi cuerpo encorvado por la zona que impacto, hasta que finalmente mi espalda retumbo sobre el tejado de aquel edificio en las alturas, fracturando las tejas donde caí, fue allí que mi diestra finalmente cedió soltando la empuñadura del arma bañada en aquel liquido carmesí, aferre con fuerza mis manos durante el descenso al igual que golpee mis talones al suelo – Tejado – para frenar la rodada y poder quedarme acostada boca arriba en aquel sitio donde ahora reposaba tras aquel intercambio de golpes.

Debo reconocer que sentí un fuerte dolor en el área afectada, pero luego sentía algo que subía y bajaba durante el ascenso y mini descenso que tuve, hasta que el dolor recorrió mi espalda por el impacto, abriría mis ojos para soltar una pequeña carcajada divertida, —  ¡Jajaja!  — expresaba entre cortada porque cada vez que tomaba una bocanada de aire o intentaba moverme de manera tal el abdomen se estremeciera tan solo un poco, un dolor intenso recorría mi zona intercostal. Aun así trataba de continuar riendo, mientras mi diestra se subía a la zona intercostal izquierda para dejar reposar mi mano allí como si pudiera aliviar mi dolor.

—  ¡Esto es de-masiado divertido Jajajajaj!— expresaba entrecortada cada dos silabas por gestos de dolor y respiración agitada y jadeante, —  Doloroso, pero divertido. — mi voz se alzaba con fuerza tratando de que mi compañera de batalla escuchara lo que trataba de decirle, — Debemos hacerlo de nuevo. Pero luego que creo que estoy un poquito lastimada.   —, gritaba tratando de no moverme de aquel lugar, mirando hacía el cielo tratando de reponerme un poco antes de intentar cualquier otra cosa, me sentía un tanto mareada, adolorida y con un respiración que debía tratar de controlar pues cada aspiración de aire que daba, me asfixiaba. Tenía que controlarme si deseaba sobrevivir a lo que acababa de ocurrir.

— Has ganado este combate. Espero tener mi revancha. — volví a gritar acostada y tendida sobre el tejado en el que había caído, gire sobre mi cuerpo para quedar boca abajo y usando mis dos manos usarlas de apoyo para intentar levantarme, mi rostro pese a mostrar una gran sonrisa con cada movimiento que daba gestos de un dolor intenso se apoderaban de mis cejas y orbes, aun así seguía sonreída, comenzando a levantarme con cuidado, mis dos manos se apoyaban a la altura del abdomen dirigiéndose hacía cada zona intercostal, un dolor tremendo. Podría finalmente asomarme desde la cima del tejado hacía el piso para contemplar el líquido rojo que decoraba y rodeaba el cuerpo de la criatura que me había atacado.

Me giré para tomar mi arma, y desde las alturas contemplar el cuerpo de la muchacha que yacía herida, — Creo que tendré problemas…  — murmuré mientras envainaba una vez más mi Katana, ahora tenía que enfrentar una peligrosa decisión, el dolor que recorría mi cuerpo era terrible, tenía que elegir entre dos opciones, tomar a la pequeña y llevarla conmigo hacía la zona de entrenamiento, para completar la misión que era asistir hasta allá, o tomarla y llevarla conmigo hasta un hospital para que nos atendieran a ambas. —  ¡Oye! Ay ay ay  — volví a gritar tratando de no moverme más, — ¿Necesitas un médico o puedes levantarte?  — pregunté aun adolorida, para comenzar a descender desde las alturas, mandando chakra a la planta de mis pies y tratando de bajar los diez metros con prontitud para tomar la decisión una vez me encontrara abajo.

Llevaba mi cuerpo semi encorvado hacía delante, mis dos brazos rodeando mi área abdominal, sintiendo aquellas estocadas de dolor con cada paso que daba, era bastante doloroso, mi ojo izquierdo se cerraba por la intensidad del sufrimiento que recorría mi cuerpo, aun así trataba de mantener la atención siempre al frente, —  ¡Kotaro-senpai!— expresé llevando la zurda hasta mi oreja y oprimiendo el botón para mandar un mensaje en la frecuencia que tenía, no importaba quien me escuchara, —  ¡Kotaro-senpai! Alguien Quien sea… Necesito ayuda… Alguien intento lastimarme y creo que está muy lastimada, esta bañada de sangre… Ayuda… Por favor…— expresé durante el descenso dejando mi dedo índice sobre el comunicador para mantener una comunicación abierta. —  ¡Tú! Debemos combatir una vez más… Así que no se te ocurra rendirte. — grité cuando finalmente tocará el piso y avanzaba ahora hasta su cuerpo. Por la cantidad de sangre supuse que no era algo muy sano, así que avanzaba sintiendo como la madera de mis sandalias se humedecía y adherida en aquella sustancia pegajosa y carmesí, si ella moría no la abandonaría, si se salvaba tampoco, me había intentado matar, sí, pero tal vez se había confundido, después de todo no tenía ningún templo como ella había sugerido. Manteniendo esa idea de que tal vez se había equivocado evaluaría la situación aún adolorida antes de tomar una decisión.



Técnicas:


KI NOBORI (木登り, ESCALAR ÁRBOLES)
Se utiliza para obtener un control sobre la superficie de los árboles. Para esto el usuario debe concentrar su chakra en la planta de sus pies. Si el usuario canaliza demasiado chakra en la planta de sus pies sale despedido y se clava en el árbol por la fuerza que provoca, en cambio si no usa el suficiente chakra no puede adherirse al árbol y se cae al suelo.
Postura de manos: Ninguna
Consumo: 3Ck por turno.

SHIZEN ENERUGI (自然 エネルギー, ENERGÍA ESPIRITUAL) 190 * 10 % = 19
Los miembros de este clan tienen unos cuerpos especiales que les permite, de manera innata, absorber la energía natural  de su entorno. La ganancia de energía para ellos equivale al 10% de su chakra total por turno. Negativamernte, la repentina e incontrolable subida de la tensión resultante como un efecto crónico de esta energía, les hace perder eventualmente la cordura, traducido a violentos ataques de ira que son difíciles de controlar ante la inminente activación del Senninka. Un miembro del clan Jyugo es incapaz de distinguir entre aliado y enemigo cuando entra en este estado.

Los miembros del clan Jyugo pueden elegir a una persona (PJ) con quien crear lazos. Éste alguien será el único que tendrá la capacidad de mantener bajo control la locura del Jyugo si está presente, tan solo hablándole.
Aclaraciones:
Recuerdo que Hyunie confundió la palabra temple con templo. Por eso su pensamiento.  
Acciones:


  • Intento frenar la caída con brazos y piernas.
  • Me coloco boca abajo para pararme.
  • Miro desde las alturas mientras envaino mi katana y le hablo a mi oponente.
  • Desciendo mientras pido ayuda por comunicador para intentar acercarme hasta donde está la joven, debatiéndome que hacer ante la situación y como continuar con los acontecimientos después de enviar el mensaje.

Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 190-3+19=190/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Miér Sep 05, 2018 8:33 pm

NPC Kirigakure: ???Y un aliento no bastaba, un esfuerzo callado, una lágrima mezclada en sangre. No lo lograba, no podía siquiera acercarse, aunque su cuerpo se retorciera debilmente por aquella descarga de tormento que cada vez se dejaba sentir menos, no conseguía dar una bocanada de aire. Y gemía, se revolvía con una lentitud miserable, tosía de tanto en tanto y su paladar se hallaba anegado en su propia sangre. Su sabor metálico inundaba sus sentidos, entorpecía su visión y nuevamente, otra bocanada que no alcanzaba su destino.
Rodeada en su propia sangre, su cuerpo parecía interpuesto en mitad del pavimento sin ninguna esperanza, yacía sin más, sin llegar a respirar.

Pero no rendía su vida, no lo toleraba. Luchó incansablemente, tratando de arrastrarse tan solo con la zurda, lanzando gemidos de agonía irreprochable. Tosió, gruñió por el esfuerzo, pero no rendía su propia existencia. En algún momento que no lograba recordar sintió como sus lágrimas descendían pesadamente por sus mejillas, y no quiso llorar, pero lo hizo igualmente. Se llevó la diestra a la herida, trastabilló al comprobar la sangre emanando como una fuente de lúgubre destino, y no pudo contener un sollozo. Vió su vida, vió su carne temblando, el frío apoderándose de sus dedos... pero no vió el día de mañana. Fue entonces, cuando Hyunie descendió desde las alturas cuando tuvo que comprender aún sin concederlo. De pronto callaron sus llantos, sus sollozos y temblores. Se dejó caer hasta quedar con la vista pendiente del cielo, la sangre todavía manchando el pavimento, y su cuerpo frágil y tenue como una brizna de hierba cortada y dejada a su suerte.

Contando los segundos, sintiéndose en calma, apenas pudo oír a Hyunie; no podía, no quería. No hubo sonrisas ante la llegada de la funesta muerte, no hubo juramentos, tampoco venganzas anunciadas, mucho menos el reconocimiento de un gran combate. Lo fue, pero nunca lo recordaría. La emboscadora apartó la mano de su herida, que la sangre fluyera, que la vida se escapara pensó en el silencio del fin de sus días. Ahí tuvo que sonreir, tuvo que conceder.

Se imaginó la mañana del día siguiente, la del otro, quizás la de diez años hacia adelante. Sintiéndo su cuerpo entumecido, un gélido resquemor apoderarse de sus sentidos, pero su vista no se apartó de aquel cielo tan lejano. Habría levantado la mano para tratar de acariciar aquellas nubes, quizás tan solo el tejado, pero hacía tan solo unos momentos que había dejado de sentirla.

— Ya no está... — Aseguraba, sintiéndo sus brazos dejar de responder, su vista verse socavada por los momentos finales. Pero hizo el esfuerzo. De imaginar un futuro lejano, de imaginar una vida posterior a aquel desencuentro. Y entonces fueron las lágrimas lo único que pudo sentir, formándose con fuerza, germinando en silencio. Imaginó un viaje a un lugar muy lejano, a un lugar donde existiera familia y sentido. Imaginó como la hierba se mecía por el viento del atardecer a su paso, al sol calentando su piel, al cielo morir junto a ella. Sonrió apenas unos milímetros, apenas un instante. — Morir... — Cerró los ojos, murió la luz una última vez y aunque sabía que aquellos días no llegarían, que su vida no tendría más de aquellos días que nunca llegaron a suceder o sabría nadie de su nombre; algo moría con ella. Aunque fuera tan solo una impresión, una triste ensoñación. Algo había que abandonaba el mundo junto a ella, por pequeño que fuera, aunque no existiera. Moría, moría con alguien, abandonaba el mundo.

Hyunie no habría sido capaz de determinar cuando había sido, cuando había dado el último aliento o cuando su corazón decidió detenerse en una paz tan cuidada. Allí yacía sin nombre ni epitafio, sin gloria ni desgracia. La emboscadora, aquella de la niebla... nadie.


Información:
Técnicas Utilizadas:
Aclaraciones y Resumen:
- Añorando lugares en los que nunca ha estado, viviendo una vida que nunca ha vivido, finalmente, el NPC ha fallecido.
- Sin pronunciar más que los desvaríos propios de alguien al fallecer y sin siquiera conceder su nombre, nada hay tras su muerte, nada más que una calma insoportable y el peso del tiempo incesante.

  • Fuerza : 20 + 7
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 40
  • Concentración : 25
  • Voluntad : 13
Chakra : 75

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Vie Sep 07, 2018 9:48 pm


Mis palabras parecían estar viajando por el viento sin rumbo alguno, después de todo no estaba encontrado respuesta alguna y mientras me acercaba al cuerpo de la niña podría diferenciar varios movimientos de su parte, podría decirse que se estaba retorciendo, donde el último intento de mover su cuerpo fue cuando alzo la mano para intentar alcanzar el cielo. Mis ojos se empañarían y un par de lágrimas brotarían casi al instante, sabía que era la responsable de que esa persona estuviera en esas condiciones. Continuaba avanzando con dificultad sujetando con una mano la zona intercostal de mi cuerpo, estaba adolorida y mi respiración no era cotidiana por las múltiples heridas que me había causado aquel enfrentamiento.

Para cuando mi calzado toco la sangre que enmarcaba la zona del piso, pude sentir como levantar mi pie era algo incómodo y pegajoso, como si la sangre tratará de continuar la hazaña de su dueña al mantenerme pegada al piso, sin embargo pude llegar hasta agacharme a su lado, mirando ese rostro que yacía vacío y un cuerpo cuya vida se había esfumado a causa de mi espada, —  No me digas… Que te has rendido… — murmuré dejándome caer sentada a su lado, empañando mi capa con la sangre de aquella joven. Alcé mis dos manos para limpiar el recorrido que habían dejado las lágrimas que brotaron durante mi acercamiento.

Mi diestra después de limpiar mis lágrimas se acercó hasta el cuello de mi rival, trataba de sentir algún latido o palpito, algo que demostrara que aún se encontraba con vida, aunque al no sentir nada, retomé la postura de mis manos en el suelo, impregnándose también de aquella sustancia carmesí que ahora se había adherido a mis palmas. —  Eres una tonta… No debías haberte rendido. Debiste esforzarte más.  — aclaré cerrando mis ojos con pesar, mis palabras eran acompañadas de un jadeo inconsciente por el dolor que recorría cada parte de mi cuerpo. A pesar de sentirme comprometida por la muerte, tenía una misión, como Chunin no podía llegar tarde a la reunión y convocatoria que había tenido en la zona de entrenamiento.

Fue entonces que retiré de mi cuello la capa impermeable, para inmediatamente comenzar a liberar mi verdadero rostro, mi piel comenzaba a tornarse de un color grisáceo apoderándose de todo el cuerpo, llegando a cubrir mis ojos en su totalidad de un azabache intenso dejando unas pupilas amarillosas con una especie de cruz negra en el centro, en mi espalda saldrían cuatro estacas de piel que romperían la tela de la camisa que llevaba, fue así que de mi mano derecha saldría un aguijó de treinta centímetros, respiré hondo mirando a la joven para clavar sutilmente aquella aguja en su brazo, comenzando así un proceso de absorción de chakra que buscaba sanar las heridas que había sufrido durante el enfrentamiento.

— Lamento mucho esto. Pero es tu culpa.  — reproché como si ella estuviera aún con vida tratando de mantener el proceso de absorción de chakra, — Si no me hubieras atacado, no estaríamos en este dilema. Tu muerta y yo a punto de ser castigada por llegar tarde a una reunión.  — podría decirse que era una forma en la que inconscientemente trataba de apartar la nostalgia y sentimiento de culpa que me daba saber que yo era la responsable de todo esto. —  Kotaro-senpai, se va a enojar… Volveré a prisión… ¡Tsk…! — reprochaba a mi inerte rival. De momento mis planes eran continuar con la absorción de chakra sanar mis heridas y marcharme al punto de encuentro.


Técnicas:

RANGO C

SENNINKA (仙人化, Transformación del Sabio)
Senninka es la habilidad del Clan Jyugo que incrementa ampliamente sus capacidades físicas y les permite realizar mutaciones en su propio cuerpo gracias a su innata habilidad de absorber chakra natural pasivamente. Esta habilidad se manifiesta involuntariamente cuando el Jyugo es incapaz de contener la cantidad de energía absorbida, haciéndole perder el control y buscando atacar la persona más cercana. Sin embargo, con la voluntad suficiente, el usuario puede ser capaz de decidir cuándo activarla y controlar sus acciones en este estado, además de optar por mayor flexibilidad y movilidad en vez de fuerza bruta.
Consta de tres fases. En la primera, la mutación se dará en el brazo derecho del Jyugo, y todos los jutsus de clan que quiera utilizar podrán hacerse usando dicho brazo únicamente. La segunda fase transforma el cuerpo entero, permitiéndole realizar mutaciones en cualquier parte del mismo. La fase final es similar a la segunda, pero placas de dureza similar al hierro surgen como armadura en sus brazos, piernas, y rostro, además de crecerle garras y grandes colmillos capaces de perforar la carne.
EFECTOS:
Rango C: +3 de fuerza y +3 de resistencia.
Rango B: +6 de fuerza y +6 de resistencia.
Rango A: +9 de fuerza  y +9 de resistencia.

*Nota: A partir de rango B, el usuario puede cambiar el aumento de fuerza y resistencia, por agilidad y concentración. Este efecto solo se puede aplicar al momento de la activación de la técnica, siempre y cuando se la domine previamente.
VOLUNTAD:
El atributo voluntad del Jyugo debe superar en 10 puntos su valor de espíritu para mantener bajo control su propio poder, aunque si son provocados, pueden sucumbir igualmente a las tentaciones de perder el control.
Solo podrán evitar enojarse y perder el control aquellos que, incluso con stats igualados, alcancen la puntuación de voluntad requerida para controlarse complemente.

Rango C: 25 puntos en voluntad.
Rango B: 50 puntos en voluntad.
Rango A: 75 puntos en voluntad.

Una vez activada la técnica, sin importar el caso, el shinobi cambiará drásticamente su personalidad volviéndose mucho más violento, pero a diferencia del uso de esta técnica sin control, podrá definir a quien atacar y a quien no.

Sin control: En caso de no tener control sobre la técnica, el usuario caerá bajo los efectos de la misma luego de estar 3 turnos acumulando chakra natural (incluso si se encuentra al máximo) o si cae bajo los efectos del enojo según su descripción psicológica.
CONSUMO:
Rango C: 20Ck por turno.
Rango B: 40Ck por turno.
Rango A: 60Ck por turno.

Durante el uso de esta técnica, el usuario no absorbe chakra natural del ambiente.

Saibō Kyūin (再胞吸引, Absorción de Regeneración Celular)
El Jyugo es capaz de sacar una aguja de su mano, clavándola en un blanco vivo o muerto en ese mismo día para absorber su energía vital. Absorberá del cuerpo del objetivo 20Ck por turno, pudiendo curar así todas sus heridas recientes y energía gastada. La absorción puede mantenerse hasta que el objetivo pierda todo el chakra que poseía al momento de iniciar el proceso.
La técnica también puede usarse al modo inverso en seres vivos, sacrificando la energía del Jyugo para donarla al objetivo, aplicando todos los mismos efectos. En este caso las heridas que el Jyugo haya sufrido y curado mediante esta técnica en ese mismo día se volverán a abrir.
Al absorber energía de un cuerpo el usuario rejuvenecerá un año por cada 4 turnos, y asimismo envejecerá si se encuentra donando.
Requisito: Senninka activo.
Consumo: 15Ck crear aguja.
Aclaraciones:
---  
Acciones:


  • Terminó de llegar a donde está el cuerpo. Me siento a su lado.
  • Compruebo el pulso del cadáver.
  • Libero el Seninka en su segunda fase.
  • Creo un aguijón para absorber su chakra y sanar mis heridas mientras converso con ella – Hyunie sabe que está muerta –.

Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 190-40-15=135/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Sáb Sep 08, 2018 4:27 pm

La venganza de la niebla
Ante tal nefasta situación, la muerte había llamado al portal de quien ahora, yacía en el suelo. Una obra de arte para quienes estaban acostumbrados a arrebatar vidas a diario, aburrido, pero despues de todo entretenido, un arte que pocos llegaban a comprender, pero que desgraciadamente, era el único modo con el cual salir con vida en ocasiones. ¿Cuales habían sido las intenciones en aquel momento? claramente alguien se encontraba jugando con ellos, rompiendo la misma realidad que los rodeaba y así, jugando con el temple que los correspondía, con su sed de sangre y a su vez...con sus habilidades. La joven Jyugo había sido victima de aquello ¿Pero a que punto habían llegado los shinobis de la niebla? Habían sido sanguinarios, pero tal historia no era más que un capitulo perdido que habían decidido arrancar del pasado para así, buscar paz y armonía, lealtad... y no aquello que tiempo atrás los había convertido en los más sanguinarios.

En aquellos momentos no había más que muerte... la niebla las rodeaba, les brindaba intimidad, pero desgraciadamente la sangre había sido proclamada y junto a ello, había sido devuelta al mismo que en la oscuridad, había hecho la petición, tratando de recordar a quienes abanderaban su mismo emblema, que después de todo, eran aquello que antaño los convertía en el gran terror de los mares... un terror que parecía ya no tener cabida e incluso, cedía ante el gran poder del rayo. ¿pero hasta cuando estaban destinados a ello?

Brindando su último aliento, la joven de melena rosácea comenzaría a drenar la vitalidad de quien la había enfrentado. Un cuadro tétrico... terrorífico para quienes no acostumbrasen a la presencia endemoniada de quienes adoptaban la sangre maldita de un clan como el que la joven abanderaba. Un monstruo, una kunoichi que se encontraba desprovista de la humanidad por culpa de su propia naturaleza, la misma razón por la cual nadie los aceptaba en la sociedad y los temía hasta el punto de encerrarlos bajo tierra. desgraciadamente la sangre era un castigo... siempre lo había sido, pero en tal ocasión era una maldición de la cual nunca se podría librar.

En aquella ocasión, el capitulo se sellaba...la tapa de cuero del libro se cerraba y junto a ello, la joven jyugo se convertía en paria, en una asesina... ¿Estaría alguien contento con aquello? claramente no, solo sería alguien a temer, una joven incontrolable y que seguramente, ya no tendría lugar en la superficie...siendo así destinada a encontrarse entre las rejas. No habría salvación, no para ella.
NPC Kirigakure: The Agony
A medida que la escasa vitalidad de la albina corría por el cuerpo de la Jyugo, los rudos pasos de la muerte resonarían por el callejón. Un nuevo enemigo, alguien que quizás, venía a ajusticiar a la difunta kunoichi que se encontraba tendida. Perdida, dispuesta al juicio final, el olor de la pólvora de inmediato podría recorrer cada centímetro del ambiente, pero a pesar de ello, no había más que la blanquecina capa de niebla entorpeciendo la visión y convirtiendo los tétricos pasos en sentencias puras y rudas, claros ecos de que, quien fuese el que se encontraba tras aquella capa, no era un simple contrincante más.

Así que tu eres la mimada de Kotaro.. — cruzando la niebla se podría escuchar el tosco y ronco tono de voz de aquel gigante. Su presencia toxica invadía los pulmones y cortaba la respiración, como si de un arma definitiva se tratase.

Sus orbes doradas viajarían por la niebla y recaerían sobre el cuerpo de aquel monstruo que tiempo atrás era una simple joven, una que había arrebatado la vida de una inocente que tan solo cumplía con su cometido...las ordenes que la convertirían en su contrincante y que ahora, la habían titulado como una más entre el valle de los muertos. Podía observar cada parte de ella, juzgándola... de algún modo incluso sintiendo atracción por su terrorífica apariencia, una llamada que lo incitaba a simplemente sonreír con sorna. Sus manos se alzarían, pero no habrían brazos cruzados si no más bien el propio encuentro de sus manos, manteniendo la palma de su siniestra abierta y el puño de su diestra clavada en esta para así comenzar a crujir sus huesos mientras cruzaba la niebla y ahora, por fin, quedaba a la vista de la joven de melena rosada. — Eres muy atrevida arrebatando la vida de una compatriota ¿No crees?. — cuestionaría con un tono divertido y brusco. Parecía un demonio que había sido enviado para nada más y nada menos que acabar con su vida.

Para cuando entre ambos no hubiesen más que cinco metros de distancia el gran titán de dos metros de altura frenaría su avance, dejando de crujir los huesos de su diestra para ahora pasar a mover su cuello de lado a lado. A diferencia de la joven que la Jyugo había asesinado, este no era alguien con el cual medir sus fuerzas. ¿pero cual era la razón por la cual alguien como él se había entrometido en su camino? — Me pregunto si en esta ocasión será capaz de salvar tu vida. Estás acostumbrada a estar encerrada ¿Me equivoco? Quizás incluso te sientes como casa volviendo a estar entre rejas. — sentenciaría sin borrar aquella tétrica sonrisa de su rostro mientras la observaba.

Realmente era desagradable toparse con el granate de su cabello, o las marcadas cicatrices de su rostro, cuello, y parte izquierda de su anatomía, como si las guerras solo hubiesen alimentado una figura digna del temor de quienes pudiesen saborear la pólvora, que se convertía en un aroma toxico allí por donde aquella masa de terror caminaba. Agrio, ácido, molesto. Un sabor toxico y palpable con tan solo el aire que lo rodeaba. Una mancha nauseabunda, una presencia molesta y a su vez terrorífica, ardiente y desleal. Tan anónimo como su mismo rostro que plasmaba lo desconocido y acentuaba los malos augurios tan solo por la gran mirada sedienta, desenmascarada y marchita. Rasgada, masacrada y turbia.

Terrorífico pero sobre todo desconocido...¿la única diferencia? Ambos se encontraban en soledad y no había persona que pudiese huir de su presencia en aquellos instantes.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Sáb Sep 08, 2018 11:20 pm


Había sido un combate bastante complicado además de inesperado, así que continuaba reabasteciéndome de energías, más allá de intentar recuperar chakra estaba buscando de sanar las heridas internas para que el dolor que merodeaba mi cuerpo desapareciera. A medida que la energía vital de la joven comenzaba a recorrer mi organismo mi piel comenzaba a volver en el tiempo, mi apariencia iniciaba un proceso de rejuvenecimiento evidente. Sin embargo mi concentración se vería interrumpida por aquel nuevo aroma que llegaba hasta mi olfato, era raro, extravagante y no pasaría mucho tiempo para que una voz decorara la escena confirmando una nueva presencia. Giré la vista en esa dirección para quedarme mirando hasta que la nueva silueta fuera visible.

— ¿Eh? — murmuré al escuchar sus acusaciones, para sacar el aguijón del cuerpo de la joven y forzar al Seninka a desaparecer para quedar con mi apariencia natural, supuse que con la succión de energía momentánea que había tenido podría recuperarme lo suficiente para lidiar con lo que se estaba por avecinar. Limpiaría entonces la sangre embarrada en mis manos en la tela del grisáceo chaleco Chunin que decoraba mi pecho, — Creo que está mal interpretando la situación.  — diría con una voz un poco más delicada al haber reducido un poco mi edad por las secuelas de aquella técnica. Mis ojos clavados ahora sobre el gigante mientras me ponía de pie y giraba para quedar frente a frente con el recién llegado.

—  Las cosas pueden aparentar ser muy feas, pero yo no fui la responsable de que todo esto sucediera. — expresé con tranquilidad y soltando unas pequeñas risitas entre palabras algo nerviosa —  Solo me defendí. Ella ni su nombre me dijo cuando intentó asfixiarme, golpearme, patearme. — alegué tratando de defenderme de las fuertes acusaciones y amenazas que aquel hombre me había arrojado sin más, bajé la mirada en dirección a la sangre que estaba pisando, miré el cuerpo de la muchacha, para tomar mi capa impermeable para cubrir su cuerpo agachándome por unos instantes y luego retomar mi postura mirando al hombre.

Mis manos ensangrentadas, mi ropa ensangrentada, mi chaleco manchado de sangre, el hombre llego justo cuando estaba absorbiendo energía, sí, todas las pistas y evidenciaba daban en contra mía. — Estoy consciente que no hice nada malo, no quería matarla. Inclusive me defendí sin enfadarme ni perder el control. Le prometí a Kotaro-senpai, que a cambio de mi libertad me comportaría. Preferiría morir que faltar a la palabra que le di al hombre que me permitió conocer el mundo. Si incumplí con mi palabra no temo volver a estar encerrada. Cómo usted menciona es como volver a casa. — su figura era imponente, su simple presencia me causaba un sentimiento de temor incontrolable.  Sin embargo continuaba mirándole con tranquilidad, respirando hondo para saber si el dolor interno había desaparecido y mis heridas sanado.

Estaba en una clara desventaja, su manera de llegar a la escena demostraba una amplia confianza, tal vez ahora podría descubrir que estaba sucediendo realmente en el lugar y llegar al fondo de la convocatoria en la zona de entrenamiento, pero antes debería lidiar con aquel gigantón.



Técnicas:

RANGO C

SENNINKA (仙人化, Transformación del Sabio)
Senninka es la habilidad del Clan Jyugo que incrementa ampliamente sus capacidades físicas y les permite realizar mutaciones en su propio cuerpo gracias a su innata habilidad de absorber chakra natural pasivamente. Esta habilidad se manifiesta involuntariamente cuando el Jyugo es incapaz de contener la cantidad de energía absorbida, haciéndole perder el control y buscando atacar la persona más cercana. Sin embargo, con la voluntad suficiente, el usuario puede ser capaz de decidir cuándo activarla y controlar sus acciones en este estado, además de optar por mayor flexibilidad y movilidad en vez de fuerza bruta.
Consta de tres fases. En la primera, la mutación se dará en el brazo derecho del Jyugo, y todos los jutsus de clan que quiera utilizar podrán hacerse usando dicho brazo únicamente. La segunda fase transforma el cuerpo entero, permitiéndole realizar mutaciones en cualquier parte del mismo. La fase final es similar a la segunda, pero placas de dureza similar al hierro surgen como armadura en sus brazos, piernas, y rostro, además de crecerle garras y grandes colmillos capaces de perforar la carne.
EFECTOS:
Rango C: +3 de fuerza y +3 de resistencia.
Rango B: +6 de fuerza y +6 de resistencia.
Rango A: +9 de fuerza  y +9 de resistencia.

*Nota: A partir de rango B, el usuario puede cambiar el aumento de fuerza y resistencia, por agilidad y concentración. Este efecto solo se puede aplicar al momento de la activación de la técnica, siempre y cuando se la domine previamente.
VOLUNTAD:
El atributo voluntad del Jyugo debe superar en 10 puntos su valor de espíritu para mantener bajo control su propio poder, aunque si son provocados, pueden sucumbir igualmente a las tentaciones de perder el control.
Solo podrán evitar enojarse y perder el control aquellos que, incluso con stats igualados, alcancen la puntuación de voluntad requerida para controlarse complemente.

Rango C: 25 puntos en voluntad.
Rango B: 50 puntos en voluntad.
Rango A: 75 puntos en voluntad.

Una vez activada la técnica, sin importar el caso, el shinobi cambiará drásticamente su personalidad volviéndose mucho más violento, pero a diferencia del uso de esta técnica sin control, podrá definir a quien atacar y a quien no.

Sin control: En caso de no tener control sobre la técnica, el usuario caerá bajo los efectos de la misma luego de estar 3 turnos acumulando chakra natural (incluso si se encuentra al máximo) o si cae bajo los efectos del enojo según su descripción psicológica.
CONSUMO:
Rango C: 20Ck por turno.
Rango B: 40Ck por turno.
Rango A: 60Ck por turno.

Durante el uso de esta técnica, el usuario no absorbe chakra natural del ambiente.

Saibō Kyūin (再胞吸引, Absorción de Regeneración Celular)
El Jyugo es capaz de sacar una aguja de su mano, clavándola en un blanco vivo o muerto en ese mismo día para absorber su energía vital. Absorberá del cuerpo del objetivo 20Ck por turno, pudiendo curar así todas sus heridas recientes y energía gastada. La absorción puede mantenerse hasta que el objetivo pierda todo el chakra que poseía al momento de iniciar el proceso.
La técnica también puede usarse al modo inverso en seres vivos, sacrificando la energía del Jyugo para donarla al objetivo, aplicando todos los mismos efectos. En este caso las heridas que el Jyugo haya sufrido y curado mediante esta técnica en ese mismo día se volverán a abrir.
Al absorber energía de un cuerpo el usuario rejuvenecerá un año por cada 4 turnos, y asimismo envejecerá si se encuentra donando.
Requisito: Senninka activo.
Consumo: 15Ck crear aguja.
Aclaraciones:
---  
Acciones:


  • Saco el aguijón y guardo el Seninka al escuchar la voz.
  • Me levanto para quedar frente a frente con el recién  llegado mientras hablo.
  • Me agacho para cubrir el cuerpo de la Kunoichi con mi capa impermeable.
  • Me pongo de pie y me quedo mirando al hombre mientras termino mis palabras.

Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 135+20-40=115/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Mar Sep 11, 2018 5:38 pm

NPC Kirigakure: The Agony
¿Me equivoco a la hora de colocar al frente tu nombre como una fiel kunoichi del país en el cual te resguardas?. — Iría directo al grano, dejando que su imponente voz rompiese con la misma realizad que los rodeaba, aplacandola, desmembrandola y alimentando sus orbes ambarinas con el rojo metálico de sus extremidades y sus prendas, como si tratase de juzgarla o en su defecto, ponerla a prueba. Aquel mundo era cruel y despiadado, pocos podían mantenerse en pie ante tal realidad y mucho menos, enfrentar el fervor de la batalla, robar una vida inocente o en su defecto...arrancarla cuando incluso sus ojos yacían perdidos en el infierno del mismo morfeo. Si había algo que destacar era que Kirigakure no Sato y el País del Agua...no eran hogar para débiles, quienes se encontraban en su superficie al mano siempre lo habían demostrado.

Siguiendo sus propias palabras, el gran hombre daría un par de pasos al frente, acortando las distancias... acercándose a la joven que ensangrentada, luchaba por justificar aquel asesinato. — Me habló de tí. — añadiría con suma tranquilidad pero sin borrar aquella sonrisa de satisfacción mientras el sonido de sus pasos resonaba y se acercaba hasta la joven de melena rosácea. — Al parecer eres uno de sus tesoros más preciados y te prometió llegar lejos. ¿Es tu amigo? Yo diría que más que eso. Quizás como un padre que esta dispuesto a cargar con los pecados de quien comparte su propia sangre. Con una sola diferencia, no tenéis nada en común y lo único que os une es su sed de poder. — finalizadas sus confesiones, el gran titán tardaría tan solo unos instantes en colocarse a la derecha de la condecorada joven, dejando que el sonido de la sangre temblase bajo sus gigantescas botas. Entre ellos había una diferencia abrumadora donde la joven no era más que una simple muñequita de trato y él, un monstruo que clamaba por la muerte que ella misma había causado.

Eres paria. Un experimento. Una kunoichi sobre la cual los ojos siempre se han encontrado fijos ¿Por qué crees que tu sangre yace encerrada? Siempre serás esclava de aquello que te define. Kotaro no es más que un pequeño antídoto, pero como tú el no es más que un hombre del cual reniegan. Desean su poder pero, ante todo, tenerlo en sus filas por solo la necesidad de no tenerlo como enemigo. — anunciaría mientras se inclinaba, clavando su rodilla derecha en el terreno y acto seguido, arrancando la capa impermeable y dejándola a un lado para que las pruebas, quedasen en todo momento ante los ojos de la menor. — Al igual que yo. No somos tan distintos. — finalizaría mientras sus claras orbes se alimentaban del cuerpo de aquella joven que había perdido la vida en manos de la Jyugo. Una imagen tétrica pero que parecía ser toda una obra de arte para quien tiempo atrás la acusaba y ahora parecía iniciar un vals que tan solo ellos podrían comprender. ¿Qué quería y por qué conocía tanto a quien había tomado bajo su nombre la protección de la joven? Al parecer era un aliado ¿pero qué tipo de aliado? — Arrancar una vida es un orgullo. Nunca lo olvides— añadiría con cierta burla en su tono de voz

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Miér Sep 12, 2018 5:13 am


Mi cuerpo comenzaba a recuperar energías mediante a mi capacidad pasiva de absorción, era algo que aunque no pensara en ello ocurría como si estuviera respirando, durante el proceso mantenía toda mi atención sobre el hombre que estaba frente a mí, quien mal interpretaría mis primeras palabras haciéndome ver como la que no deseaba abanderar a su país, abrí mis cejas en ese instante para en completo silencio realizar un par de movimientos de mi cabeza, de derecha a izquierda y viceversa en clara señal de negación ante su primera interrogante. Pero antes que pudiera decir o hacer algo, el hombre se refirió a Kotaro de una manera inusual, aunque lo más sorpresivo para mí fue que el hombre hubiera hablado de mí. ¿Era un tesoro para él? Pestañe un par de veces incrédula ante lo que escuchaba, inclusive avergonzándome un poco y sintiendo que mi corazón se saldría de mi pecho.

Alguien me quería lo suficiente para presumirme con otros como un tesoro, ¿Era esto lo que se sentía tener familia? Era algo cálido donde a pesar de estar en una situación comprometedora me hacía sentir feliz, me hacía sentir emocionada y un poco orgullosa de lo que escuchaba. A pesar de que sus palabras enfatizaban nuestra carencia de algún vínculo más que ambición, me hacía sentir querida y necesaria y eso era suficiente para mí. Guardaba silencio, me había convertido solo en una espectadora temporal de lo que allí acontecía, mi vista solo recorrería el camino del hombre hasta posicionarse al costado de la fallecida.

Sus palabras sonaban un poco tenebrosas al referirse a Kotaro como alguien del que renegaran, le miré cambiando un poco los gestos de mi cara a un poco temerosa, era una niña y a pesar de tener una fuerte convicción mis expresiones continuaban siendo infantiles, observar el cadáver una vez más descubierto, me hacía sentir culpa,  era una vida que acababa de quitar, me pesaba saber que no tendría la oportunidad de volver a luchar contra ella y sin siquiera saber su nombre. Respiré hondo tratando de reunir el coraje necesario para hablar con el gigante sujeto.

—  ¿Quién renegaría de Kotaro-senpai? — cuestioné un poco incrédula —  Es la persona que confío en mí, es alguien amable y leal. Por él pude romper la maldición de mi sangre y dominarla al punto de poder salir de la prisión que servía como hogar. — argumentaría con seguridad sin apartar la vista de su rostro, frunciendo un poco el ceño para darle confiabilidad y seguridad a mis palabras. —  ¿A qué se refiere con eso de no ser tan distintos? ¿Tan bien es alguien del que temen lo suficiente para mantenerlo en sus filas y no tenerlo como enemigo?— pregunté observando cómo se degustaba del cadáver de mi rival. —  Sé que debe ser un orgullo, no puedo deshonrar a mi oponente sintiéndome mal.— respondí, recordando que tenía la cara manchada de sangre al intentar secar mis lágrimas.

—  Me entristece saber que no se su nombre, que nunca podré recordar a la persona que se convirtió en la primera víctima que asesiné. — reí por lo bajo bajando la mirada ahora en dirección al descubierto cadáver, mis parpados entonces se entrecerraron en un tono nostálgico —  Además, alguien en mis condiciones, al asesinar aunque fuese un acto de defensa propia, será juzgada como culpable. Más cuando era alguien del país que jure proteger… — comenté sintiendo como mis orbes se humedecían a punto de dejar salir un par de lágrimas una vez más, —  ¿Kotaro tendrá problemas por esto? — cuestionaría mostrando más interés por las consecuencias que mis actos podrían traerle al Jounin que por mis propios problemas, después de todo el recién llegado fue quien momentos atrás menciono problemas para el Jounin de la aldea.


Técnicas:

SHIZEN ENERUGI (自然 エネルギー, ENERGÍA ESPIRITUAL) 190 * 10 % = 19
Los miembros de este clan tienen unos cuerpos especiales que les permite, de manera innata, absorber la energía natural  de su entorno. La ganancia de energía para ellos equivale al 10% de su chakra total por turno. Negativamernte, la repentina e incontrolable subida de la tensión resultante como un efecto crónico de esta energía, les hace perder eventualmente la cordura, traducido a violentos ataques de ira que son difíciles de controlar ante la inminente activación del Senninka. Un miembro del clan Jyugo es incapaz de distinguir entre aliado y enemigo cuando entra en este estado.

Los miembros del clan Jyugo pueden elegir a una persona (PJ) con quien crear lazos. Éste alguien será el único que tendrá la capacidad de mantener bajo control la locura del Jyugo si está presente, tan solo hablándole.

Aclaraciones:
---  
Acciones:


  • Sigo con la mirada al recien llegado.
  • Expresó mi opinión.


Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 115+19=134/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Miér Sep 12, 2018 2:57 pm

NPC Kirigakure: The Agony
Sus orbes viperinas se mantenían en el cuerpo de la kunoichi asesinada, admirando este como si de un regalo se tratase ¿Un pequeño ritual? No... nada de eso. Acostumbraba a la muerte muy por encima de todos los shinobis que se encontraban entre aquellas tierras, no había nadie en aquel lugar que tuviese las manos tan bañadas como él en aquellos momentos...el era un demonio encarnizado, era el mismo enviado de la parca... un hombre tan temido como respetado, el líder que abanderaba su propio país en un lugar ajeno y lejano, un lugar donde las vidas no tenían ningún valor, donde las personas, no eran más que peones de una guerra.

Por unos largos instantes el hombre se mantendría de aquella manera, escuchando las palabras de la joven Jyugo mientras que su diestra que había destapado el cadáver ahora viaja por la superficie del cuerpo de la joven, buscando algo...o por lo menos hasta su llegada sobre su bandana ninja. — ¿Problemas? — diría mientras su voz parecía reflejar cierta burla a sus vocablos. — Él no sabe que es eso. Vive tan rodeado de ellos que no es más que un día a día, aprendió a que los problemas fuesen su entretenimiento, un método por el cual alimentar su ego. Puedes estar tranquila, él no dejaría que te pusieran una mano encima. — añadiría y se pondría en pie, desligando aquella bandana de la fallecida para así apretarla en su diestra durante unos instantes, sin quitar la mirada de aquel metal y junto a ello, de su significativo emblema.

Estudiando aquel pequeño artilugio finalmente sus orbes viajarían hasta la joven Jyugo que aún parecía tratar de limpiar las lágrimas de su rostro. Era débil y el odiaba la debilidad, le resultaba una falta de respeto el simple hecho de ver como las lagrimas podían brotar de los ojos de un shinobi de su aldea ¿pero para que íbamos a mentir en aquel momento? Ella era distinta, después de todo era la joven que Kotaro había decidido proteger, alguien ingenuo...pero letal. Era diestra y estaba dispuesta a luchar incluso cuando no terminaba de conocer al completo aquello que la rodeaba, como si de una joven infantil se tratase pero que daba la vida si hiciese falta en el fragor de la batalla. Era el tipo de piezas buscaba. — A pesar de ello, tienes una misión pendiente. — clamaría de inmediato mientras la observaba por unos instantes y acercaba la bandana de la fallecida a ella, invitándola con tal gesto a tomarla. Un muerto no merecía portar aquel emblema. — Kotaro me ha hecho saber de unos planes que se encuentran pendientes en estos terrenos, es por eso mismo que me ha pedido que me encargue de jugar un rato contigo. — a pesar de sus palabras, no habría sonrisa ni gesto que indicase que sus juegos, fuesen realmente divertidos. Si bien era como un hermano para el yuki, eso no quitaba que fuese mordaz y que no compartiese su mismo método de acción o de tratar con la menor.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Jue Sep 13, 2018 11:29 pm


Mi cuerpo continuaba el proceso de recuperación de energía, me había exaltado un poco al intentar curar mis heridas usando el modo liberado del Seninka, aun así continuaba prestando atención con mi mirada al hombre que estaba examinando a mi oponente, observaba como desligaba la placa de la aldea de aquel cuerpo mientras me expresaba lo que Kotaro-senpai pensaba de los problemas, era una bonita forma de ver las cosas, una forma en que los problemas te impulsaran a superarte cada vez más y más. Sentí un increíble alivio al saber que Kotaro no se vería perjudicado por mis acciones aun así, miraba fijamente al hombre que se acercaba hacía mí.  Cada intento que daba por limpiarme las lágrimas solo manchaba aún más mi rostro con aquel rojo carmesí proveniente de la sangre de mi rival.

Tomé una bocanada de aire para sonreír una vez más, apartar ese estado depresivo y seguir las palabras que el hombre me estaba dirigiendo, estiré mi diestra para sujetar la banda que el hombre estaba ofreciendo, la guardaría en mi estuche como recompensa de mi hazaña, un objeto que guardar y uno que conmemorar por mi primer asesinato.  —  ¿Una misión? — pregunté ahora con curiosidad ladeando mi cabeza con un tanto de inquietud, —  ¿Acudir a la zona de entrenamientos? o ¿Tiene algo más?— cuestione aunque al escuchar que Kotaro lo envió a jugar conmigo, sentí un escalofrió por toda mi espalda, pensar que tendría que luchar otra vez hacía que mi cuerpo se llenara de adrenalina, emoción, éxtasis. Pero siendo sincera esperaba otra clase de juegos.

—  Parece una persona de gustos refinados. Supongo que los juegos serán formidables y divertidos. — expresé en un tono divertido dando un par de aplausos en señal de aprobación, — Sabe algo… Me ha dado una fenomenal idea.   — respondí sonriente —  Para no olvidar a los que caen en combate contra mí y para lucir el orgullo que me da quitar una vida, me tatuare en mi espalda una rayita por cada persona asesinada. — diría sonriente y apartando ahora mis manos del aplauso para unirlas en mi espalda a la altura de la cintura. —  Así mientras más rayitas tenga en mi espalda, Kotaro-senpai, estará más y más orgulloso. — confesé en ese instante llena de ilusión y emoción por corroborar la teoría que el hombre me había propuesto.  —  ¿Y a qué jugaremos? — pregunté ladeando la cabeza una vez más con curiosidad.

La idea de llenar de orgullo al hombre que hablaba cosas tan buenas de mí, inclusive estando yo ausente, me hacía sentir que él era el hombre perfecto para ser parte de mi familia. Realmente era lo más cercano a una familia que tenía, verlo como un padre no estaba del todo mal, después de toda la silueta frente a mí tenía razón, ya lo había presenciado, ese hombre me había defendido y pedido mi libertad aun cuando había perdido el control durante los Chunins, inclusive había halagado mi descontrol. ¿Estaban buscando que fuera una clase de persona que pudiera superar problemas como él?. Continuaba sonriendo después de resguardar la placa de la aldea de aquella oponente, para sonriente y dudosa quedármele mirando al hombre a la espera de sus instrucciones.


Técnicas:

SHIZEN ENERUGI (自然 エネルギー, ENERGÍA ESPIRITUAL) 190 * 10 % = 19
Los miembros de este clan tienen unos cuerpos especiales que les permite, de manera innata, absorber la energía natural  de su entorno. La ganancia de energía para ellos equivale al 10% de su chakra total por turno. Negativamernte, la repentina e incontrolable subida de la tensión resultante como un efecto crónico de esta energía, les hace perder eventualmente la cordura, traducido a violentos ataques de ira que son difíciles de controlar ante la inminente activación del Senninka. Un miembro del clan Jyugo es incapaz de distinguir entre aliado y enemigo cuando entra en este estado.

Los miembros del clan Jyugo pueden elegir a una persona (PJ) con quien crear lazos. Éste alguien será el único que tendrá la capacidad de mantener bajo control la locura del Jyugo si está presente, tan solo hablándole.

Aclaraciones:
---  
Acciones:


  • Mirando al hombre, recibo la banda de la aldea que me ofrece y la guardo.
  • Le habló.
  • Cruzo mis manos en la espalda mientras sonrió emocionada por la idea de comenzar a jugar.


Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 134+19=153/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Vie Sep 14, 2018 8:22 pm

NPC Kirigakure: The Agony
Una vez la bandana había sido brindada a la joven, el mordaz titan se mantendría en silencio, escuchando así todas y cada una de las palabras de la menor. Desde aquella distancia podía sentir el olor metálico que su piel le regalaba, como sus lagrimas torpemente borradas le regalaban aquella tétrica imagen: claramentente, Kotaro Kiryu había encontrado una de las mejores aliadas que cualquiera pudiese haber tomado. ¿Pero que era realmente lo que buscaba? ¿Por qué tomaría a una joven con aquella frescura y libertad? Generalmente aquello, significaba todo menos buenos augurios, ¿os es que acaso el cirujano de la muerte había cambiado? ¿Ya no era como antes? Si no fuese por encontrarse a la menor, posiblemente aquella gran bestia había soltado una carcajada ante las incoherencias que su propia mente demostraba.

¿Tatuajes? — cuestionaría de inmediato mientras observaba a la menor. — Al parecer realmente sigues el ejemplo de tu tutor. — diría a la referencia de la clara piel del Yuki que durante los años se había convertido en un tétrico lienzo que demostraba no solo su amor por la tinta, si no también por el largo número de maldiciones que este había decidido tomar por nada más y nada menos que el deseo de poder. — Claramente soy aliado de otro tipo de detalles. — mostraría así su inconformismo ante tal decisión que finalmente caería en un saco roto. Su propia piel regalaba así las respuestas a sus palabras ante las claras cicatrices que marcaban cada muestra de las guerras que había enfrentado y con ello que dejaban clara las grandes muertes que sus manos habían bautizado.

Sígueme. Nos marchamos — diría sin más, dejando en el aire sus obligaciones para convertirse en los primeros instantes en una simple orden de abandono ¿pero a donde? — Kirigakure no Sato ha sido victima de un ataque químico proveniente de las tierras que comando. — aclararía mientras pasaba por al lado de la joven de rosáceas ebras, dejándola así atrás y esperando que continuase tras él para de este modo, proseguir con las especificaciones de la misión que ahora recaía sobre los hombros de la joven. — Debemos recopilar información antes de partir junto a nuestros aliados del país de la luna. — aclararía antes de reír con sorna algo que demostraba que la presencia de aquel país no era más que una molestia, algo irónico para alguien como él, después de todo tiempo atrás el mismo había pertenecido a las filas de este antes de decidir darles la espalda y partir tras sus verdaderas metas. ¿Que se traería en sus manos? Claramente tanto como Agony como Kotaro Kiryuu eran un dúo digno de temer ante sus ideales.

Viajaras junto a mi y tomarás parte de una misión de infiltración junto a los miembros de la avanzada de dicho país. Seréis los encargados de dar el primer paso en esta guerra. — no había tiempo que perder, sus pasos lo demostraban. ¿Pero cual era su destino? sus palabras lo habían enunciado: Un navío aguardaba por la llegada de su capitán.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Vie Sep 14, 2018 11:42 pm


Ante mi rostro cubierto de sangre se notaría la blancura de mis dientes, era inevitable no sonreír al escuchar su comparación con mi mentor, me hacía sentir feliz y llena de orgullo conociendo que mi mentor tenía los mismos gustos. Mi jovial y alegre sonrisa era lo único que reflejaría en primera instancia a sus palabras, escuchando cuidadosa y de manera muy atenta sus palabras, no quería dejar pasar ningún tipo de detalles sobre la tarea que iba a encomendarme el hombre. —   Entendido.  — respondí ante su instrucción borrando por completo la sonrisa y colocando una vez más aquella mirada de incertidumbre y duda, mi aldea había sido atacada y desconocía todo al respecto. Tomé una bocanada de aire en ese momento para girarme y comenzar a caminar a par de metros de distancia por su costado izquierdo.

Era emocionante, sentía otra vez aquel nervio antes de partir a la batalla contra el Sanbi, incertidumbre por descubrir nuevos horizontes, pero lo más interesante era la nueva silueta que parecía conocer tan bien a Kotaro, que me hacía sentir que era parte de la familia, más cuando con simples halagos había comprado mi atención. Marchaba con la misma premura que el hombre aparentaba, mis dos manos continuaban cruzadas en mi espalda, mis pasos se hacían largos tratando de no rezagarme demasiado ante la avanzada que estaba teniendo aquel sujeto.

—  ¿Guerra? — exclamé con una sorpresa palpable en la tonalidad de mi voz, sin embargo tras eso mis dos manos se movieron hacía delante para aplaudir un par de veces más y sonreír emocionada, —  Será la oportunidad perfecta entonces para poner a prueba ese pensamiento suyo. Llenar mi espalda con muchas marcas y llevar honor para Kotaro-senpai. — comentaría olvidando casi por completo la muerte de la pequeña que había dejado atrás, mis dos manos finalmente se alzarían para apoyarse a la altura de mi nuca mientras mis dedos se entrelazaban para dar confort en esa zona.

— Por cierto, soy Hyunie. — me presenté en ese momento —  Chunin de la aldea y juro que daré el todo por el todo por cumplir la tarea que me va a encomendar. Vencer o morir.— expresaría sonriente y a pesar de mi alegría combinada con buen humor, podría reflejarse la seriedad y firmeza de mis palabras. Dejaría que mi cuerpo por medio de la energía natural continuara aquel proceso de recuperación de chakra, estaba motivada, exaltada y feliz de tener mi primer trabajo como Chunin, uno que parecía que me sometería a una apuesta diaria de vida. Peligro constante, emociones increíbles, todo eso reflejado en la palabra guerra, palabra que solo podría ser sinónimo de diversión. Sonriente y cubierta de aquel líquido marchaba orgullosa detrás del musculoso y gigantesco hombre.

Técnicas:

SHIZEN ENERUGI (自然 エネルギー, ENERGÍA ESPIRITUAL) 190 * 10 % = 19
Los miembros de este clan tienen unos cuerpos especiales que les permite, de manera innata, absorber la energía natural  de su entorno. La ganancia de energía para ellos equivale al 10% de su chakra total por turno. Negativamernte, la repentina e incontrolable subida de la tensión resultante como un efecto crónico de esta energía, les hace perder eventualmente la cordura, traducido a violentos ataques de ira que son difíciles de controlar ante la inminente activación del Senninka. Un miembro del clan Jyugo es incapaz de distinguir entre aliado y enemigo cuando entra en este estado.

Los miembros del clan Jyugo pueden elegir a una persona (PJ) con quien crear lazos. Éste alguien será el único que tendrá la capacidad de mantener bajo control la locura del Jyugo si está presente, tan solo hablándole.

Aclaraciones:
---  
Acciones:


  • Me giro y comienzo a caminar a sus espaldas.
  • Aplaudo al escuchar la palabra guerra.
  • Habló.


Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 153+19=172/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Jue Sep 20, 2018 8:54 pm

NPC Kirigakure: The Agony
Con solo sentir la emoción que la joven pelirosada portaba, el gran titán no pudo evitar reír por lo alto sin importar un mínimo quienes se pudiesen encontrar en las inmediaciones y descubrirlos, algo que como era lógico, viniendo de un hombre como él, podría convertirse en razones por las cuales hablar. No era bien visto, nunca lo había sido por su sucio método de acción a lo largo de los años, pero para suerte o desgracia de quien comandaba el país, era un tesoro lo suficientemente preciado como para preferir mantenerlo cerca y, después de todo, muy a diferencia del cirujano, el parecía portar una fidelidad inconclusa para con su país, por lo menos, aquel que lo había acogido tras su reniego de los océanos más cercanos. ¿Quien era y por qué se encontraba ahí? Pocos lo sabían, pero bien era cierto que su rostro y sus quemaduras eran tan conocidas como temidas a lo largo de los terrenos de la niebla.

Ante su primera cuestión no habrían respuestas, tan solo el resonar de sus pasos sobre la piedra que los encaminaba hacia el puerto más cercano, aquel donde un navío aguardaba por la llegada del gran Agony, líder y sanguinario. ¿pero qué decir de su presentación? Bien había conseguido ganarse una mirada de reojo de la gran bestia que la acompañaba. — Conozco tu nombre, también tu rango. ¿Pero sabes qué? Deberías abandonar el País del Agua. — añadiría con una sonrisa macabra decorando sus labios pero volviendo sus orbes al frente mientras sus pasos no cesaban. — Aquí no hay acción, son todos unos aburridos ¿Kotaro? Bien poco le importa este país. — confesaría aún con aquel torno de burla. Sus palabras podían ser duras, tanto como los puñales que antaño habría cargado a la hora de lanzar tal burdas confesiones, pero no había superior que no mantuviese al cirujano en el punto de mira, no había persona que pudiese brindar la espalda a alguien como aquel que lo único que deseaba, era poder dar con la perfección... un fin tétrico pero, después de todo que podía suponer todo un sin fin de avances para dichos terrenos.

Olvidar los límites, dar rienda suelta a las metas y con ello poder acabar verdaderamente con nuestros enemigos. ¿No te parece algo interesante? Poder voltearte y luchar contra quien desea arrebatar tu vida. Como mismamente lo hiciste hace unos segundos. — añadiría mientras lanzaba una mirada de soslayo hacia atrás, visualizando la niebla que ya había engullido el cuerpo de la desconocida. — Dime ¿Qué sentiste? ¿Libertad? Poder.... — diría pasando una última visual sobre la joven antes de mirar al frente, invadiendo cada centímetro de aquellas calles con el olor a polvora que sus prendas regalaban. — Yo me rendí ante este. Ahora todos me temen y respetan, ahora no soy más que el enemigo más temido, el gran "The Agony" como decidieron llamarme quienes se asfixian con mis propias creaciones antes de perder la vida. — se presentaría de forma indirecta hacia la joven.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Jue Sep 20, 2018 10:24 pm


Solo pude sonreír alegremente mientras continuaba avanzando, después de todo había escuchado una carcajada de parte del hombre y supuse que había empezado a divertirse en mi compañía, fue entonces que aquel comentario me sacó de lugar haciéndome arquear una ceja pero sin desaparecer ahora una forzada sonrisa, me confundió escuchar aquello de abandonar el país, pero aun así no respondería nada al respecto, supuse que si lo dejaba pasar era lo mejor para ambos, sin embargo sus siguientes palabras harían que ese gesto forzado desapareciera y una sonrisa ilusionada abarcara toda mi cara, había escuchado tal vez su apodo, o su verdadero nombre no importaba, pero hablar con él parecía ser interesante, después de todo sus propuestas parecían llevarme a un mundo de infinita diversión.

—  Noup… No sentí nada de eso. — confesé negando con la cabeza para retomar la sonrisa, —  Sentí diversión.— expresé recobrando aquella sensación de mi mano cuando el arma penetro en la carne enemiga, luchando contra la ferocidad de su piel y siguiendo por sus músculos hasta ser frenado por lo que parecía algo elástico, tal vez un órgano, quien sabe, alcé mi diestra y luego la siniestra hacía el frente para recobrar aquella divertida sensación, abriría y cerraría mis palmas para retomar la vista hacía el hombre sonriendo. — Sentí miedo, al principio pensando que terminaría en la prisión de nuevo, pero fue lo más divertido… Apostar tu vida contra alguien es algo increíble.  — argumenté — Aunque ahora me parece divertido y necesario.  — indiqué — No quiero arruinar el honor que puedo llevar a Kotaro-senpai.   — exclamé sonriente y aún más emocionada era un poco relajante confesar algunas cosas después que te habían aclarado que no había problema.

— ¿Considera este país aburrido?.  — cuestioné —  Si aquí he hecho las cosas más divertida de mi vida, me salían marcas en los brazos que dolían y tenían un símbolo. Tenía frío, intentaron ahogarme, maté a mi primera persona. Es lo más divertido…  — mi dialogo era expresado un poco apresurado e hiperactivo, la emoción hacía que esta vez hablara bastante rápido enumerando parte de las aventuras que había vivido, —  ¿Conoce algún lugar más divertido que esto? Algún lugar… donde sucedan cosas más interesantes, de las que mencione. — pregunté ladeando mi cabeza y continuando con el proceso de recuperación de energía, necesitaba llenar mis reservas de chakra para el trabajo que el hombre había dicho, le seguía con tranquilidad, ansiosa por una nueva aventura y con su apariencia sabía que prometería bastante cualquier cosa que me asignara.

Técnicas:

SHIZEN ENERUGI (自然 エネルギー, ENERGÍA ESPIRITUAL) 190 * 10 % = 19
Los miembros de este clan tienen unos cuerpos especiales que les permite, de manera innata, absorber la energía natural  de su entorno. La ganancia de energía para ellos equivale al 10% de su chakra total por turno. Negativamernte, la repentina e incontrolable subida de la tensión resultante como un efecto crónico de esta energía, les hace perder eventualmente la cordura, traducido a violentos ataques de ira que son difíciles de controlar ante la inminente activación del Senninka. Un miembro del clan Jyugo es incapaz de distinguir entre aliado y enemigo cuando entra en este estado.

Los miembros del clan Jyugo pueden elegir a una persona (PJ) con quien crear lazos. Éste alguien será el único que tendrá la capacidad de mantener bajo control la locura del Jyugo si está presente, tan solo hablándole.

Aclaraciones:
---  
Acciones:


  • Sonrió durante el trayecto.
  • Veo mis dos manos mientras recuerdo lo que sentí cuando mate a aquella joven.
  • Sigo sonriendo y siguiendo al militar luego de alzar la vista, emocionada por lo que se avecinaba.

Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 172+19=190/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

avatar
NB Narración
Master

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por NB Narración el Sáb Sep 29, 2018 8:32 pm

NPC Kirigakure: The Agony
El mismo estado de animo que la joven de hebras rosadas portaba, conseguía que aquel tenebroso titán no hiciese más que demostrar la comodidad que sentía al encontrarse ante alguien como ella. Su rostro que ocasionalmente mostraba un rostro cabreado a dispuesto a avalanzarse a cualquier tipo de reto que pudiese anteponersele, había desaparecido, y ahora, no había más que una sonrisa macabra, una que incluso a pesar de estar impregnada de cierto animo, no quitaba que en su mente, las ideas formuladas no fuesen lo suficientemene agradables como para no temerlas.

Sus orbes ambar aún se encontraban en el frente, pero su diestra en aquella ocasión se alzó, abriendose por completo para despues cerrarse, brindando una pequeña humadera y un color que empezaba a abandonar la ligeramente bronceada piel que portaba para así mostrar el ardor de quien portaba la misma especialidad que se convertía en uno con el infierno. — Por ahí se empieza. Después de todo crecer como ser humano y junto a ello aumentar nuestras capacidades como shinobis es toda meta que deberíamos tener, todo lo demás son simples acompañantes. — aclararía mientras un olor oxidado empezaba a escapar de su mano, el olor de la carne quemándose. — Y claro que si. ¿Acaso me ves cara de estar recibiendo ordenes de alguien? o más bien ¿Me ves cara de divertirme en un lugar tan tranquilo como este? Vamos...la aldea aunque algunos lo duden es un lugar de seguridad, un lugar donde no hay con quien batirse... no hay vidas que arrebatar. — tras aquellas palabras su mano comenzaría a volver a la normalidad, creando ahora un puño. Deseaba golpear algo.

Una excusa de poder para los cobardes. — finalizaría a la par que el puerto se hacía ahora de ver ante sus orbes, lo suficientemente cerca como para que se pudiese observar a escaso un kilometro de distancia el gigantesco navío de rojizas y maltratadas velas que se encontraba aguardando. — Algunos me conocen como Daigensui, pero en este lugar desconocéis sobre mi procedencia. Soy el líder de la avanzada que se encuentra en tierras lejanas y dedica su día a día a luchar contra aldeas enemigas sin importar las normas. Ahí donde yo me encargo de liderar solo hay muerte, solo hay suplicas y dolor. — sentenciaría antes de frenar por unos instantes sus pasos y volver la mirada hacia la joven. — Un pequeño jardín de infantes donde pasarlo bien. — diría mientras le mostraba una macabra sonrisa, después de todo, con aquello que había visto de la joven a ambos incluso aquel lugar podría hacerseles pequeño algún día. — Pero aunque vengas a jugar a este lugar, necesitaré que me sirvas tambien en Kirigakure no sato. Tengo asuntos pendientes. — tras sus últimas palabras sus orbes ambarinas se volvían aún más intensas. — ¿Qué dices? ¿Te gusta la idea? Trabaja para mi en ambos lados, conviértete en una guerrera. — ofreció.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Kiryu Hyunie
Kiri Chunin

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Kiryu Hyunie el Dom Sep 30, 2018 6:37 am


La sangre del oponente que se encontraba en mi rostro había comenzado a secarse, por eso ahora mi piel sentía algo áspero como si se tratara de una costra recubriendo cada parte de mi cara, escuchaba las palabras del hombre mientras seguía su paso, fue entonces que mi vista se alzó siguiendo la mano que el hombre levanto, arquearía una ceja en primera instancia confusa por lo que estaba haciendo, pero al comenzar a emitir aquel colorido humo supuse que se trataba de una señal, bajé la mirada una vez más a su lomo para seguir su ritmo. Mientras un nuevo aroma llegaba a mi olfato, me llene de curiosidad por preguntar que estaba sucediendo, pero supuse que no ameritaba hacer preguntas ni interrumpir las palabras que me estaba pronunciando. Tenía razón en sus palabras, más cuando ahora quería llenar mi espalda de tatuajes, no podía conseguir eso dentro de mi propia villa, intentarlo siquiera podría condenarme a pasar el resto de mi vida en una prisión y olvidarme de todo lo que había cosechado hasta el momento.

Durante la caminata mis ojos se abrieron como platos, llenos de ilusión, llenos de emoción y alegría, como niño entrando a una dulcería. Había notado la presencia de aquel navío, una nueva excursión, una nueva travesía, una nueva aventura se había presentado ante mí, esperaba esforzarme y no fallar como la última vez. Volví la mirada hacía el hombre deteniéndome centrando mi atención visual sobre su rostro, sonriendo alegre y emocionada. Entusiasta y alegre, —  Daigensui, suena como un título importante. — respondí con sobresalto, — Yo siempre quise ir al jardín de infantes, aunque nunca pude y por como lo describe parece ser muy divertido y emocionante.  Así que me gustaría ir.— exclamé de manera sincera, el brillo de mis ojos no dejaba de reflejar la emoción que en ese instante invadía mi cuerpo, mi corazón latía acelerado por volver a surcar los mares, mi respiración era acelerada por las circunstancias, —  Siempre y cuando llene de orgullo a Kotaro-senpai y a usted por confiar en mí. — diría con una sonrisa tal vez nostálgica. — Podrán contar conmigo para lo que sea.  — aceptaría su propuesta, mi rostro reflejaba la ilusión de tener compañeros como él, personas que no me habían subestimado ni tratado como si fuera un ser denigrante, personas que me ofrecieron una mano amiga desde los comienzos.

— Solo espero que tengan la manera de hacerme tatuajes en  mi espalda y mucha tinta, porque me convertiré en la mejor jugadora de su jardín de infantes.  Y me llenaré la espalda de tatuajes. — dije retomando el exaltar y emoción que clamaba tal aceptación, tal vez era una muestra de confianza o estupidez, pero mi lealtad se las habían ganado aquel par. Por llenar de orgullo a Kotaro daría la vida en combate de ser necesario, quería que su mirada siempre fuese una de orgullo y si realmente él había encomendado al Daigensui a llevarme con él, era por que confiaba en mí y no podría dejar mal su reputación.  Mi energía estaba ya al cien por ciento, así que aguardé por sus nuevas instrucciones. Ansiosa y deseosa de esta vez sí poder conocer tiburones en el viaje.

Técnicas:

SHIZEN ENERUGI (自然 エネルギー, ENERGÍA ESPIRITUAL) 190 * 10 % = 19
Los miembros de este clan tienen unos cuerpos especiales que les permite, de manera innata, absorber la energía natural  de su entorno. La ganancia de energía para ellos equivale al 10% de su chakra total por turno. Negativamernte, la repentina e incontrolable subida de la tensión resultante como un efecto crónico de esta energía, les hace perder eventualmente la cordura, traducido a violentos ataques de ira que son difíciles de controlar ante la inminente activación del Senninka. Un miembro del clan Jyugo es incapaz de distinguir entre aliado y enemigo cuando entra en este estado.

Los miembros del clan Jyugo pueden elegir a una persona (PJ) con quien crear lazos. Éste alguien será el único que tendrá la capacidad de mantener bajo control la locura del Jyugo si está presente, tan solo hablándole.

Aclaraciones:
---  
Acciones:


  • Sigo a Agony.
  • Veo el barco y me emociono.
  • Me detengo viendo a Agony para aceptar su propuesta.

Inventario Bélico:


Porta Armas Pequeño (Derecho) 1

  • 4 Bombas de Humo.
  • 1 Sello Explosivo

Porta Armas Pequeño (Derecho) 2

  • 3 Sellos Explosivos
  • 3 Kunais



Porta Armas Pequeño (Izquierdo)1

  • 5 Kunais


Porta Armas Pequeño (Izquierdo)2

  • 5 Shurikens



Porta Armas Mediano (Cintura)

  • 1 Shuriken
  • 1 Kunai
  • 6 Bengalas
  • 1 Respirador
  • 1 SURUDOI TSUME


Cuello: Micrófono comunicador y el auricular en la oreja derecha.
Brazo:  Banda de la aldea Anudada al bise izquierdo.
Pantorrilla derecha: Tanto (Como si fuera un cuchillo táctico militar)
Espalda: Katana de manera diagonal sobresaliendo la empuñadura por mi hombro derecho. (en mano)
Cuerpo: Capa impermeable.
  • Fuerza : 30
  • Resistencia :20-7=13
  • Agilidad : 23
  • Espíritu : 20
  • Concentración : 30
  • Voluntad :50-13=37
  • Chakra : 172+19=190/190


—  —

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado

Re: [Callejones] La Venganza de la Niebla

Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.