Últimos temas
» [Pasado - Libre] A cierta hora
Hoy a las 8:49 pm por Yakko

» [HN] Yakko # Genin
Hoy a las 8:10 pm por Yakko

» [Petición] Conexión diaria
Hoy a las 8:09 pm por Yakko

» [Pasado] Asegurando la base
Hoy a las 8:06 pm por Yamata

» [Guia y Petición] Hojas de creación
Hoy a las 7:48 pm por Hachiwaru Naito

» [Pasado] Collatio
Hoy a las 7:13 pm por Farahan

» [Censo Salvaje] 21/01/2019
Hoy a las 6:53 pm por Seiko Shouboku

» [Misión rango C] Dama del bosque (2)
Hoy a las 8:29 am por NB Chronicles

» [Tienda] La Armería
Hoy a las 1:05 am por Seiko Shouboku

Afiliados
Limpieza 18 - 01 - 19

Boku no Hero ROLLittle FearsPhotobucketCrear foro

[Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

[Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Lun Jul 30, 2018 4:36 pm

Desierto de Pavor

"Miedo"


Sus pasos, tan dulces como olvidados. Pequeños puñales que se clavaban en sus descalzos pies de porcelana y convertían cada marca en el barro como lagos ensangrentados.

El mismo olvido que rodeaba su pequeño cuerpo, mientras que, en la lejanía, hambrientos ojos de grandes dimensiones pero carentes de brillo, se encargaban de acariciar su tersa piel.

El tacto de aquella arma entre sus dedos, tan helado que parecía estar quemando su propia piel, ¿y qué decir de su hermosa apariencia? Había desaparecido por completo, convirtiendola en nada más y nada menos que la de un despojo humano desprovisto de bienes materiales que pudiesen cubrirla del helado páramo que componía el gran bosque del país del fuego.

Un castigo tan cruel como injusto que deseaba por encima de todo, cobrar su vida sin importar algo tan simple como su delicado cuerpo, o su tan corta edad.

Yatori Hoshino, miembro del clan Nara y oriunda del país del fuego. Muchos podrían desconocer la historia que hasta el momento había sido grabada en su piel, en sus recuerdos y finalmente, en la disciplina que la había convertido en tan brillante shinobi, nacida para arder, dispuesta para morir. ¿pero qué decir de su pasado? quizás yacía ya hundido en lo más profundo del océano, cubierto por las sombras del mismo infierno y ahogado por el ímpetu que suponían el avance de los días, y el deseo de convertirse en alguien, en una fiel servidora o incluso, en una hostigadora. pero los recuerdos siempre se encontraban a flor de piel, incluso a pesar de que cuidadas cicatrices su hubiesen encargado de sellar el miedo, la agonía o incluso, las experiencias cercanas a la muerte.

Una superviviente nata...o por lo menos, aquello era lo que parecía.Quizás todo había sido un simple sueño y ahora era cuando despertaba.

Sus claras orbes, podrían ser testigo del espesor que la rodeaba, de la oscuridad, o de las dolorosas hendiduras que se encontraban en su piel y daban claros indicios de la más cercana de las muertes. No había espacio de su delicada piel que estuviese desprovista del olor metálico de la sangre, incluso su propio cabello parecía estar siendo devorado por aquella rojiza sustancia ante lo que aparentaba ser un fuerte golpe en la cabeza, y junto a ello, como su cabello recreaba una hostigadora raíz de espinas sobre su ojo diestro o por lo menos...el lugar donde creía que aquella orbe debía de estar.

Dolor...perdición. Un valle de sentimientos que recreaban el gran silencio de aquello que la rodeaba. No había sonido, no había vida. Tan solo ella... tan solo aquellos ojos y sus ensordecidos pasos sobre las maltratadas raíces en plena noche. ¿Su rumbo? Ni si quiera ella misma podía saber porque su cuerpo se movía al frente, como si sus pasos no fueran parte de su consciencia o como si realmente su cuerpo, no le perteneciera.

Una mera espectadora en medio de una agonía. Testigo de una inminente muerte, pero también del valor de quien, en silencio, parecía aceptar su cruel destino con nada más y nada menos, que el consuelo de sus brazos acariciando su piel, abrazándose en soledad y siguiendo una luz sin significado, una luz que se postraba como camino repleto de misterios y peligros....carente de sentido, carente del verdadero significado de la luz. Armándose como una simple señal psicológica que la convertía en un títere del destino y junto a ello, en presa de algo que ni ante su propio capricho podría llegar a cambiar.

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Lun Jul 30, 2018 4:41 pm

Pautas y aclaraciones
¡Bienvenida a tu trama especial Yatori Hoshino!

Tus puntos de trama han sido consumidos en la compra de una invocación especial ¡Y eso mismo es aquello que he buscado para ti! Me tomo la libertad de darte un pequeño aviso y es que, no solo te encuentras ahora con tu espacio de tema presente siendo arrebatado de tus manos, si no que además, te encuentras en peligro de muerte como es obvio. Realizar la compra de esta invocación especial, no significa que realmente puedas tomarla entre tus delicados brazos y es que... como es obvio, una invocación tiene su propia personalidad y en ocasiones esta puede provocarte un gran número de problemas.

Actualmente, te encuentras sumida en una pesadilla, una en la cual me he tomado la libertad de ahondar en tu propia historia para así comenzar a jugar a este pequeño juego que yo misma he ideado. Tan solo diré ¡Respira hondo y pásalo bien! Ten cuidado y sobretodo recuerda...las entidades superiores en ocasiones pueden ser demasiado magnanimes para una simple mortal.

TIP: Recuerda respetar narración, esta misma te irá guiando. Por el momento encárgate de plasmar tus sentimientos acorde a la pequeña historia que te iremos contando. O más bien recordando...

Volver arriba Ir abajo

Yûgen Hotaru
Yûgen Hotaru
Kumo Jonin

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Yûgen Hotaru el Miér Ago 01, 2018 9:30 pm


Cada paso que daba, me recordaba las heridas abiertas presentes en mis pies, desde el momento que la planta se hundía en la tierra y la sensación penetrante de las piedras intentando colarse entre las heridas abiertas, hasta el instante en que levantaba la planta y el ardor recorría toda la zona, liberando además una escalofriante sensación helada que recorrería toda la planta. Era algo reiterativo y que no apartaba el deseo de mi cuerpo de seguir andando siguiendo aquella ruta frontal sin importar nada. Sin embargo no era la única dolorosa o extrema sensación que estuviera sintiendo en ese instante. Mi diestra adolorida y entumecida continuaba resguardando entre sus dedos y palmas aquella filosa arma donde reposaban mis deseos de sobrevivencia, mis deseos de poder seguir respirando un día más.

Sentía también como mi cabello se iba adhiriendo a mi cuello y espalda, combinándose con la sangre que salía de aquella herida formaban una extraña y pegajosa sustancia, más espesa que el agua y que dejaba una sensación cálida y pegostosa en el área donde transitaba. Al igual que un hostigante punzar en mi ojo derecho culpa de mi cabello que generaba aquella incomodidad como si se tratará de una pequeña basura, aun así, mi cuerpo continuaba ferviente en aquella dirección.

La oscuridad y aquel dolor que experimentaba mi cuerpo en las diferentes heridas que estaban en él enmarcado, parecían ser los únicos acompañantes que tendría durante mi recorrido. Me encontraba confundida, parecía que solo era una espectadora de los acontecimientos que se estaban dando, disfrutando en primera persona del dolor, del frío, de la incertidumbre que experimentaba en ese momento, recordando aquel deseo de sobrevivir, aquellas ansias de ser rescatada, sentía inclusive que la misma naturaleza se había tornado compasiva al regalarme un silencio inusual por la lástima que le daba mi andar en aquella zona o tal vez la vergüenza y el asco que un ser como yo – una indeseada primogénita – iba dejando durante su transitar. Quería sobrevivir, ansiaba hacerlo, encontrar un lugar al que pudiera llamar hogar, uno donde me quisieran por lo que merecía y no por lo que era. Necesitaba encontrarlo y Debía encontrarlo. Sentía miedo de no llegar, temor de perecer antes de encontrar lo que tanto anhelaba un hogar, una familia.



INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Inventario Bélico:
Estuche Pequeño (Derecho 1)

  • Bombas de Humo x2
  • Alambres Ninjax5


Estuche Pequeño (Derecho2)

  • Kunais x1
  • Shurikensx4

Estuche Pequeño (Izquierdo)

  • Kunais x2
  • Shurikensx2

Estuche Pequeño (Izquierdo2)

  • Kunais x3
  • Shurikensx2


Estuche Mediano (Cintura)

  • Kunais x1
  • Kunais con Sellos Explosivos x2
  • Bomba de luz: x 2
  • Shurikens: x 4



Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Daikiri x1
  • Kami no Te (神の手, La Mano de Dios): x 2 (En cada ante brazo)
  • Píldora del soldado:  x2 (Bolsillo superior camisa)

Resumen de Acciones:


  • Narro lo que mi pj siente mientras sigue andando como marioneta hacía el frente.
  • Aclaración (Aunque coloco las armas, según narración no tengo nada, así que solo lo añado al igual que los stats por el reglamento) si debo corregirlas o quitarlas me avisan

  • Fuerza : 40
  • Resistencia : 60
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 70
  • Concentración : 62
  • Voluntad : 50
  • Chakra : 280

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Sáb Ago 04, 2018 1:58 pm

Desierto de Pavor

"Desperación"


Testigos de la misma muerte... aquellos ojos parecían añorar la carne ¿Y como luchar otra aquel instinto de supervivencia? Era delicada, una hermosa flor que aún a pesar de haber sido dañada y encontrarse bañada en la misma salvia que la envenenaba y quería lanzar a la muerte, se mantenía en pie, luchando por su supervivencia, por aquella necesidad de mantenerse en pie y junto a ello, volver a la vida, fuese entre los terrenos del mismo país que la había maldito, o en la lejanía de cualquier otro donde su vida, pudiese continuar antes de convertirse en el manjar de las bestias más terroríficas del lugar.

El bosque no perdonaba, pero menos lo haría el sonido de sus pisadas, aquellas que generaban un eco tenebroso, pero hermoso a oídos de aquellos que en las distancias, parecían estar añorando aquel insasible hambre que rasgaba sus propios colmillos. ¿Nacida para morir? Quizás ella misma era cual can abandonado, aquellos hermosos lobos que debidos a pequeños fallos genéticos terminaban careciendo de días en su calendario, ya fuese por las fauces de los mismo que lo habían engendrado o por cualquier alma cándida que, al igual que estaba pasando con ella, tuviesen la necesidad de aplacar contra la superficie de la exquisita carne que se adhería a sus huesos. ¿Pero era ella una de ellos?

Un suave gruñido llegaría a sus oídos en la lejanía, algo que finalmente sería decorara por el resonar de las garras pisando raíces muertas y hojas quemadas por la desesperación del más frío de los otoños. Un gran bestia, un huargo de grandes proporciones que parecían aplacar el mismo cuerpo de la fémina aún a pesar de que esta, fuese algo superior al metro veinte de altura que el gran huargo portaba. Deseaba su carne, deseaba luchar por su vida, pero, con solo una visual, la joven podría observar como aquel gran lobo se encontraba desprovisto de su visual. Sus ojos solo mostraban oscuridad...lloraban sangre y esta viajaba lentamente desde sus vacíos y oscuras cuencas hasta sus grandes fauces, manchando los blanquecinos dientes que mostraban su corta edad.

¿Huida? Parecía estar sentenciada. No había más escapatoria que aquellos ojos que desde el vacío parecían observarla. ¿Y qué decir de las garras que se adherían al barro? Se podían ver como sus grandes zarpas se clavaban en esta, preparando un aparente golpe de furia que hasta el momento no hacía acto de presencia. Después de todo, analizar a al victima era lo primero...aunque había algo que estaba claro.. tan solo era cuestión de segundos para que su traquea fuese arrebatada de solo un mordisco.

Parecía que incluso en la más terribles de las tinieblas, alguien podía perder la vida.

Volver arriba Ir abajo

Yûgen Hotaru
Yûgen Hotaru
Kumo Jonin

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Yûgen Hotaru el Miér Ago 08, 2018 2:36 pm


Continuaba aquella marcha, deseosa por sobrevivir, impulsada por el hecho de querer demostrarle a los que me despreciaron que podría llegar a ser alguien importante en este mundo. Aunque ahora mis añoranzas hacían comprometidas cuando un gruñido me hizo detener la avanzada y girar la vista en la dirección de dónde provenía aquel ruido. Mi cuerpo acompañaría la mirada para quedar frente con frente a la inusual bestia que me asechaba, mi diestra solo se aferraría aún más al frío metal que sujetaba, mis piernas se flexionarían un poco y mi mano izquierda subiría hasta colocarse en paralelo a la que sujetaba el arma que estaba a la altura de mi pecho.

Cuan cavernícola estaba dispuesta a luchar, tal vez la bestia nos hiciera un favor a todos y terminará con mi vida, o me pondría la prueba de fuego que determinaría si estaba preparada o no para un mundo como este. Guiándome solo por los instintos más primitivos de mi raza, aquel que me obligaba a sobrevivir a no darme por vencida y sacar las garras sin importar las circunstancias.

Mi mirada continuaba clavada sobre el lastimado animal, huir no me ayudaría, mi olor natural acompañado de la sangre era simplemente una invitación a que me devorara si le daba la espalda, por eso a pesar de tener aquellas cuencas llenas de sangre y asumiendo que tal vez estuviera ciego, no tenía otra opción que afrontarlo. Tal vez, pudiese saciar el hambre que sentía con su carne quien diera la estocada mortal se comería al otro, permitiendo que uno de los dos cumpliera sus expectativas.

Pesé a estar sintiendo el frío del lugar mi cuerpo continuaba sudando, mis piernas temblaban por el miedo, mi corazón latía acelerado por la preocupación, mi rostro mostraba gestos de terror, aun así trataba de tener mi respiración calmada, sabía que de equivocarme mi vida se esfumaría, por eso con fiereza sujetaba el arma con la diestra con ambos brazos encorvados, dejando el codo a la altura de las costillas y el antebrazo extendido hacía delante. Debía ser paciente, mantener aquella postura flexionada y brazos a la expectativa para el ataque.

INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Inventario Bélico:
Estuche Pequeño (Derecho 1)

  • Bombas de Humo x2
  • Alambres Ninjax5


Estuche Pequeño (Derecho2)

  • Kunais x1
  • Shurikensx4

Estuche Pequeño (Izquierdo)

  • Kunais x2
  • Shurikensx2

Estuche Pequeño (Izquierdo2)

  • Kunais x3
  • Shurikensx2


Estuche Mediano (Cintura)

  • Kunais x1
  • Kunais con Sellos Explosivos x2
  • Bomba de luz: x 2
  • Shurikens: x 4



Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Daikiri x1
  • Kami no Te (神の手, La Mano de Dios): x 2 (En cada ante brazo)
  • Píldora del soldado:  x2 (Bolsillo superior camisa)

Resumen de Acciones:


  • Giro mi cuerpo en dirección al ruido viendo al animal.
  • Flexiono mis piernas y sujetando mi arma adopto una postura flexionada, dejando la zurda a la expectativa para defender y la diestra dispuesta al ataque.
  • La postura de mis brazos es similar a la de Yusuke en esta imagen

  • Fuerza : 40
  • Resistencia : 60
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 70
  • Concentración : 62
  • Voluntad : 50
  • Chakra : 280

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Sáb Ago 11, 2018 2:00 am

Desierto de Pavor

"Violencia"

Fauces hambrientas, gruñidos que demostraban la sed de sangre. Una bestia que posiblemente vivía presa del terror o más bien, de aquella oscuridad que obstaculizaba por completo sus orbes. Un ser terrorífico parecía estar deseando con su agonía el sabor de la tierna carne de la joven hasta el punto de ni siquiera temer por su vida. Después de todo, era una bestia que en aquellos momentos opacaba la verdadera presencia de la fémina, convitiendola en una insignificante humana carente de habilidades, posiblemente incluso de fuerzas como para enfrentar su gran poder.

Desde la distancia, el crujir de las hojas y desgastadas raíces generarían un eco tan terrorífico como aquellas fauces que bañadas en sangre ansiaban su pellejo. Un claro aviso de como la gran bestia oscura se acercaba a la menor. Pero la oscuridad era un cautiverio sin fin, uno del cual esta parecía querer huir. Desgraciadamente la desesperación, el hambre eran el mayor de los enemigos, dando paso a la agonía y junto a ello, a la muerte.

Incluso la luna parecía no respetar la intimidad de la joven, ¿Una maldición? quizás si hubiese sido bautizada en tierras ajenas podría haber recibido su bendición, pero esta misma, parecía desear verla subyugar ante la gran masacre. Poco a poco, las lunes en la lejanía buscarían su final, dando paso a como el reflejo de la luna sobre su arma lentamente se iba apagando. Un reloj de arena parecía haberse puesto en marcha, el reloj de su vida.

El gran lobo cesaría sus pasos por unos instantes. Por primera vez la joven en aquella corta distancia podría observar la materia que lo componía, el putrefacto pelaje que en aquellos momentos lo rodeaba, formando más que sombras, dando carencia a la imagen animal de la bestia para formar nada más que tinieblas amenazantes que deseaban devorarla. Cuencas vacías, la misma brisa corriendo por tales muestras de la muerte. Pero los segundos infernales cesarían tras ver la verdadera apariencia del oscuro ser, quien, nuevamente la devolvería a la realidad antes de abalanzarse con rapidez a la carga.

La joven de dorada melena podría sentir la terrible presencia de la bestia. Solo bastaría de un salto en su dirección, pero la luna actuaría cual escudo, deshaciendo su cuerpo tan pronto golpease contra la instigadora imagen de la bestia que, a escasos centímetros de su cuerpo, se volvería una con la nada.

A salvo, pero no por mucho tiempo.

Junto con la incorpórea apariencia del animal convirtiéndose una con las tinieblas, sería la misma bestia la que le haría sentir el horrible dolor de sus colmillos clavándose tras su muslo izquierdo. No era un ser común, no era realmente uno con el mundo humano, pero el dolor parecía traspasar las mismas fronteras del olvido, quebrando su carne, haciéndola sangrar mientras que con ferocidad, trataba de devorar tal porción de su cuerpo.

Victima del destino, victima del dolor.

Volver arriba Ir abajo

Yûgen Hotaru
Yûgen Hotaru
Kumo Jonin

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Yûgen Hotaru el Lun Ago 13, 2018 7:12 pm


Estaba aterrada, un miedo inusual recorría cada parte de mi cuerpo, un depredador experto estaba asechándome, yo era solo una niña que había sido exiliada de su hogar por no ser lo que mi padre hubiera deseado, aun así tenía que sobrevivir y mostrarle que se equivocaba con juzgarme por mi género. Pero, él destino estaba siendo bastante cruel al hacerme luchar contra una criatura tan aterradora como letal, aun así mantenía aquella postura siguiendo con mi vista al animal mientras avanzaba entre las ramas y hojas del suelo. Debo confesar que cada paso que daba y hacía resonar el crujir de las hojas y ramas me hacía prensar mi cuerpo, mi cuerpo temblaba y se estremecía como aguardando el tétrico final. Quería llorar pero sabía que no podía, quería huir, pero me sería más imposible aún, solo quedaba aguardar que el arma en mi mano me diera la oportunidad de defenderme.

Pero cuando tuve una mejor vista de la criatura a la que enfrentaba me quedé sorprendida, simplemente anonadada de lo que estaba observando, no podía diferenciar que estaba enfrentando, mi diestra se aferraría con mayor fervor y fuerza a la empuñadura de mi Kunai, aguardando, esperando, ansiosa y nerviosa, aterrada y agitada. Fue allí que todo empezaría, un aterrador salto por parte del animal hizo que flexionara mis piernas y me dispusiera a enfrentar la crueldad del destino, sin embargo tal vez fue mi miedo, tal vez fue mi carencia de experiencia la que había provocado que no siguiera su paso que inclusive creyera que había desaparecido, pero fue el desgarrante dolor proveniente de mi pierna el que me haría desesperadamente intentar apartar el origen del dolor.

Quemaba, ardía, dolía, sentía como algo se había incrustado en mi muslo izquierdo, el pánico se apodero de mí, las lágrimas que deseaba contener no tardaron en emerger de mis orbes, aun así, viviendo aquella experiencia no hice más que girar mi cuerpo tratando de clavar el Kunai que sujetaba en la boca de la criatura que de manera eufórica trataba comerse mi pierna, quería frenarlo, por eso mi diestra intentaba clavarse en su cabeza reiteradamente una y otra vez, después de todo la única forma que encontraba de salvarme era matar al animal, pero, la incertidumbre de como curar la herida que causaba aquel dolor en mí me invadiría e inundaría la cabeza con esa sola duda.

Un problema a la vez supuse, así que instintivamente trataba de con mi filosa arma apartar a la criatura antes de quedarme sin nada que intentar rescatar en un futuro. Tal vez mi familia había tenido razón y no estaba preparada para afrontar el mundo de la Kunoichi, pero daría hasta mi último suspiro por mostrarles lo contrario.

INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Inventario Bélico:
Estuche Pequeño (Derecho 1)

  • Bombas de Humo x2
  • Alambres Ninjax5


Estuche Pequeño (Derecho2)

  • Kunais x1
  • Shurikensx4

Estuche Pequeño (Izquierdo)

  • Kunais x2
  • Shurikensx2

Estuche Pequeño (Izquierdo2)

  • Kunais x3
  • Shurikensx2


Estuche Mediano (Cintura)

  • Kunais x1
  • Kunais con Sellos Explosivos x2
  • Bomba de luz: x 2
  • Shurikens: x 4



Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Daikiri x1
  • Kami no Te (神の手, La Mano de Dios): x 2 (En cada ante brazo)
  • Píldora del soldado: x2 (Bolsillo superior camisa)

Resumen de Acciones:


  • Comienzo a llorar mientras giro mi cuerpo tratando de acertar con el Kunai en la cabeza del animal cuando se está deleitando con mi muslo.
  • Trato de manera frenética de clavarle el kunai en la cabeza para que me suelte.

  • Fuerza : 40
  • Resistencia : 60
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 70
  • Concentración : 62
  • Voluntad : 50
  • Chakra : 280

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Sáb Ago 18, 2018 5:29 pm

Desierto de Pavor

"Ira"

Castigada a un mundo de tinieblas, un lugar donde la muerte y el dolor no fuese más que una realidad que dejaba la vida a un rango inalcanzable y el mismo resquebrajar del infierno golpeando contra el terreno. Solo se podía escuchar como el gran huargo arremetía, deseando devorarla como si no hubiese otro modo de supervivencia, como la sangre de aquel pequeño muslo no hacía más que brotar y correr en dirección al mismo terreno que hasta el momento, los mantenía en pie. ¿Pero cual era la razón por la que aquella tétrica historia se daba a la luz? No habían recuerdos de aquella criatura, de igual manera que tampoco existía una realidad en la que su misma orbe había sido arrebatada. Todo era una historia que, inconclusa, parecía querer acabar con ella, demostrarle que después de todo, no es más que una joven abandonada en tierras donde la muerte, era su única compañera.

La ferocidad con la cual su mano se alzó intentando acabar con la vida de la bestia fue la causante de que el primer golpe fuese lanzado hacia el can, pero una vez aquel filo trato de aferrarse en su carne, no hubo más que vacío.

El cuerpo etéreo de la bestia se rompía en mi pedazos, provocando que la oscuridad que la condensaba, comenzase a adherirse aún más a la piel de la pequeña, convirtiéndose en su enemiga hasta el punto de que su pierna quedase completamente bloqueada por el terror que suponía como las sombras la consumían. Era hermoso...después de todo eran sus propias habilidades la que al parecer, darían fin a sus días.

Aquella bruma comenzaría a engullirla lentamente.... acabar con tu integridad, con el helado tacto de su piel en busca de su rendición, desgraciadamente, hiciese lo que hiciese aquel demonio no cesaría mientras se encontrase tomando el control de aquel sueño que parecía no tener fin...

Pero una última bocanada de aire cuando era su pequeño rostro el que aún no había caido en el infierno sería su salvación... ¿O quizás lo contrario?

Presa de aquella horrible bruma, la joven no tardaría en sentir como aquella pesadilla finalizaba, brindandole así el completo control de su cuerpo que tiempo atrás, parecía haber sido nada más que un titere de las tinieblas. Pero para el momento en el que sus orbes se abriesen, tan solo habría oscuridad... Ya no se encontraba en aquella cabaña donde había decidido pasar la noche, incluso su compañera, había pasado a la historia y lo único que había a su alrededor, se convertía en una tétrica realidad que tan solo un ser humano había llegado a pisar, el mismo que había cedido a la hora de vender su propia alma a Oni.

Las sombras la habían devorado en lo más profundo de sus sueños y ahora, no era más que una con el mundo de los Yokais, un terreno tan prohibido como agonico.

???
Han pasado ya muchas décadas...— una voz se alzaría, retumbando en cada centímetro de aquella cueva que parecía no tener fin. El olor a sangre hacía de aquellos terrenos un lugar terrorífico y a su vez escalofriante, pero más lo harían aquellos cuerpos que postrados en diferentes lugares no solo daban paso a la putrefacción, si no también a la presencia inevitable de esqueletos que parecían haber sufrido el peor de los destinos en el interior de aquella cárcel donde el ente maligno había sido encerrado. Pero si había algo a destacar, era aquel gran altar, lugar donde yacían unas escrituras indescifrables sobre la piedra, escrituras que en sangre, habían sido grabadas siglos atrás.

Mirase a donde mirase, no habría ninguna presencia real. ¿Estaba sola? Quizás no por mucho tiempo.

En cuestión de tan solo unos segundos, esta podría sentir como la oscura presencia comenzaba a alzarse, como un cúmulo de sombras escapaba de cada figura muerta y del mismo ambiente hasta unificarse sobre el gran altar comenzando a formar una presencia maligna y terrorífica. Sus dimensiones eran anormales y a su vez asimétricas, de igual manera que sus incorpóreas ramas de oscuridad que daban paso a como su mismo cuerpo parecía estar siendo devorado por las tinieblas. El olor a muerte, a la carne siendo consumida por la presencia humifero de su lomo y a la carencia de ojos que la observaban, solo podían demostrar una cosa, aquello, no era humano...tampoco.

Muchos siglos desde que los mismos dioses me encerraron...me enviaron al abismo...— sus brazos se abrieron, mostrando las grandes garras que lo componían y junto a su grandeza, aquella altura de casi veinte metros que se inclinaba en dirección a la joven de melena dorada. —Y eres tu quien osa adentrarse en mis terrenos... eres tu la dama de las sombras que consigue romper las cadenas de mi cautiverio... Yûgen Hotaru ¿O quizás debería llamarte Yatori Hoshino?

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Sáb Ago 18, 2018 5:32 pm

Pautas y aclaraciones
Despiertas de tu letargo, pero a diferencia de aquel lugar donde caías presa del sueño, te encuentras en una realidad completamente distinta exactamente, has entrado en el Yomi gracias a la tenebrosa entidad que ahora, se encuentra ante tí.

Eres libre de situarte, también de actuar con completa libertad puesto que ahora, no es un sueño si no la pura realidad, una en la que tu vida también corre peligro. Ante ti se encuentra una pequeña porción de los Dioses antiguos, una entidad de durante siglos se ha estado alimentando de los sentimientos negativos de todo Daichi y que ahora, está hambriento... ¿Qué será lo que deparará a tu futuro?

Volver arriba Ir abajo

Yûgen Hotaru
Yûgen Hotaru
Kumo Jonin

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Yûgen Hotaru el Mar Ago 21, 2018 4:59 pm


El dolor era bastante intenso, desgarrador y realista, así que en mi desesperación y llanto trataba de arrebatarle la vida a la criatura que continuaba su violento frenesí en contra de mi pierna, fue en ese instante que descubriría un verdadero motivo para alarmarme al ver como mi mano traspasaba la figura como si se encontrara en un estado gaseoso, sin lograr si quiera el objetivo de lastimarle, mi mirada se clavó en ese singular y simple hecho, inundándome de conmoción, duda, temor, mi corazón solo podía continuar igual de acelerado que mi respiración. Dolor, miedo y adrenalina, una terrible combinación en esas circunstancias.

Continuaba incrédula y sollozante, al ver como la mismísima oscuridad comenzaba a moverse por mi pierna cubriéndola, esparciéndose como si se tratara de alguna infección, adolorida, a merced de aquella criatura, intentaba ahora con mi mano libre del arma sacudir tal vez la sombra, apartarla, pero era imposible, fuese lo que fuese que allí estaba ocurriendo era algo muy complicado para alguien de mi edad, me rehusaba a aceptar el hecho de morir en manos de aquella criatura, pero no tenía más que hacer. Cruel destino el que me había jugado aquella broma para acabar con mi vida.

Solo cerraría mis parpados, esperando mi inminente final, decepcionada de no haber podido cumplir ninguna de las metas que deseaba, era un terrible final morir así, en lo desconocido, en el misterio de aquel bosque sin siquiera alguien poder recordarte. El frío se expandía por mi cuerpo, el final estaba cerca o eso era lo que pensaba.

Una vez más estaba errada, pues ahora mis parpados se alzarían una vez más, impulsada por el temor, sintiendo que mi cuerpo había vuelto a la normalidad, deslizaría mis manos por mi muslo y abdomen tratando de cerciorarme de no encontrar alguna herida de gravedad.

Ahora una tétrica voz no tardaría en llamar mi atención, pero mi vista era incrédula ante lo que presenciaba y mi olfato víctima de aquel hedor, aunque el escenario no era así, pudiera compararse con un campo de batalla donde la sangre inundaba los pisos y su olor plagaba el terreno de inmundicias. Mi vista estaba recorriendo el lugar tratando de encontrar lo que había pronunciado aquellas palabras, pero solo podía ver huesos y aquel altar frente a mí con caracteres indescifrables.

Mi corazón latía acelerado pero ahora volvía a retomar mi temple como miembro de la guardia real, seria, inmutable, por más aterrada que estuviera o por más temor que sintiera, no lo mostraría, por ese motivo seguiría visualmente los acontecimientos de manera detallada hasta que finalmente una gigantesca, aterradora y escalofriante figura se dibujara sobre el altar frente a mí a unos escasos cinco metros, aquella figura se quedaría con mi completa atención visual y auditiva.

En el momento que escuché mi verdadero nombre me estremecí un poco, su capacidad era interesante si podía saber algo como eso con tan solo mirarme, así que alzando la vista por cortesía y tratando tal vez de encontrar una zona que pudiera ser reconocida como rostro seguiría el recorrido visual, — Puede llamarme de cualquiera de las dos maneras, después de todo ambos nombres se refieren a la misma persona. — expresaría con naturalidad observando con lujo de detalle su increíble presencia. — Aunque me parece algo descortés saber el nombre de alguien sin presentarse. Si vamos a compartir el encierro, debería saber ¿Cuál es su nombre? — pregunté, prevaleciendo en el respeto e ignorando la frase de que yo era responsable de responder sus cadenas, tal vez hablando de esa forma lograría sacar más información de lo que estaba sucediendo en ese instante o por lo menos averiguar con quien estaba tratando.


INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Inventario Bélico:
Estuche Pequeño (Derecho 1)

  • Bombas de Humo x2
  • Alambres Ninjax5


Estuche Pequeño (Derecho2)

  • Kunais x1
  • Shurikensx4

Estuche Pequeño (Izquierdo)

  • Kunais x2
  • Shurikensx2

Estuche Pequeño (Izquierdo2)

  • Kunais x3
  • Shurikensx2


Estuche Mediano (Cintura)

  • Kunais x1
  • Kunais con Sellos Explosivos x2
  • Bomba de luz: x 2
  • Shurikens: x 4



Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Daikiri x1
  • Kami no Te (神の手, La Mano de Dios): x 2 (En cada ante brazo)
  • Píldora del soldado:  x2 (Bolsillo superior camisa)

Resumen de Acciones:


  • Cierro mis ojos mientras soy devorada por la oscuridad del animal.
  • Despierto y me toco el muslo donde estaba la herida para luego ascender hasta mi abdomen y cerciorarme que estoy bien.
  • Me quedó mirando a la imponente criatura a cinco metros del altar.

  • Fuerza : 40
  • Resistencia : 60
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 70
  • Concentración : 62
  • Voluntad : 50
  • Chakra : 280


— —

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Sáb Ago 25, 2018 4:59 pm

???
Con tan solo su temple, la gigantesca figura que se había formado ante ella no podría evitar sentir el orgullo que suponía encontrarse con alguien que no romperían en pánico por tan solo ser testigo de aquella terrorífica apariencia que lo componía. Su espectro humífero y el juego que componía su maleable cuerpo seguiría moviéndose con delicadeza, como si de una sombra que jugaba con los hilos de la realidad se tratase, algo extraño... inmortal y posiblemente, que carecía por completo de humanidad en cuanto a no solo sus rasgos, si no también sus propiedades.

Tan pronto sus cuestiones fuesen lanzadas la gran bestia mermaría con sus movimientos y rompería con su apariencia. Su cuerpo cual espectro se convertiría en una simple nube oscura que primero tomaría rumbo hacia su costado izquierdo y, tras haber recorrido su espalda en un movimiento vertiginoso, se encargaría de tomar forma humana. Sería en ese momento cuando el hombro derecho de la joven serían acariciado por una mano grisácea y carente de verdadera composición y en cuanto observase tal presencia, podría observar como la gran bestia ahora tomaba la imagen de la joven Nara, convirtiéndolos en dos gotas de agua, con solo una diferencia, el era un espectro y su apariencia nunca había dejado de ser oscura. El peso de su mano tampoco sería real, tan solo, un simple malestar. —Yo soy todo y a la vez nada...— diría, haciéndola conocedora de incluso el tono de voz que ella siempre había mantenido solo que con una pequeña distorsión juguetona y algo profunda, algo que aclaraba que aquella presencia maligna, domaba cada rincón del lugar y generaba un eco apabullante.

Vosotros los humanos...tan solo sois una plaga. Yo estaba aquí antes de que la misma humanidad existiese, antes de que los dioses decidieran hacer suyos estos territorios incluso cuando no les pertenecía.— tras la conjugación de sus versos, aquella copia de su persona daría unos pasos al frente y se giraría para así observarla nuevamente a los ojos, con una sola diferencia...al igual que el lobo que en las tinieblas había tratado de devorarla, aquella imagen propia carecía de ellos. — Yo soy quien reina en las sombras ¿Pero como un Rey puede mantenerse alejado de su propio reino?— cuestionaría finalmente a escasos metro y medio de la rubia. —Ansío recuperar mis dominios.... ¿Qué es lo que deseas tú pequeña?

Volver arriba Ir abajo

Yûgen Hotaru
Yûgen Hotaru
Kumo Jonin

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Yûgen Hotaru el Dom Ago 26, 2018 4:58 am


Después de expresar mi inquietud continuaba observando aquella imponente silueta, abstracta y siniestra, indócil e intangible aparentemente por lo que se reflejaba visualmente, fue entonces que su cuerpo simplemente cambiara su estado y figura, a un estado gaseoso, aunque manteniendo la mayoría de sus rasgos tétricos y oscuros, le seguiría visualmente sin inmutarme o siquiera moverme, era consciente de que algo tan grande y que pudiera cambiar de estado, no era algo fácil de derrotar, preocuparme tampoco serviría de mucho, pero si me hacía sentar cabeza de que debía tener mucho cuidado con las palabras o movimientos que realizara.  

Mi concentración visual viajaba siguiendo el movimiento de aquella nube, aunque fue entonces que una mano se asomaría por sobre mi hombro derecho, haciéndome girar un poco mi rostro para observar en dirección a la figura que una vez más me maravillaba con un cambio de forma, pero más allá de eso sus nuevas palabras eran una clara advertencia de que estaba tratando con algo más allá de mi compresión, referirse a sí mismo como la Nada o el todo, era de momento una clara señal de que debía tener mucha precaución.

Aunque más allá de eso su voz y nueva apariencia era un fiel reflejo y claro reflejo de mi persona, la única diferencia era su color opaco, a medida que sus palabras eran expresadas me daba a entender un poco su claro desprecio por la humanidad, al catalogarnos como plagas, en parte tenía razón, aunque podría decirse que nos estaba juzgando a todos por unos poco. Guardaba silencio y le seguía con la mirada hasta que finalmente se postro frente a mí a escaso metro y medio. Pudiendo así tener un nuevo cruce de miradas, solo que estaba vez podría asegurarme que sus cuencas yacían vacías de manera muy parecida al animal que me ataco durante aquella pesadilla.

Aquel extraño ser parecía tener una disputa bastante conflictiva con los Dioses, así que era un ser que transcendía más allá de mi comprensión, mi respeto y expresión debía mantenerse, así que a pesar de estar faltándome el respeto al copiar mi silueta y bromear con mi voz, me mantenía serena y calmada. — ¿Qué quiero? — pregunté sutilmente  — Yo quiero cumplir las expectativas que tienen en mí las personas que me dieron un nuevo hogar. Que me dieron una oportunidad de existir. Que me permitieron seguir viviendo. — comenté con serenidad pero bastante firmeza y sin titubeos. — Mi deseo es tener la fuerza para proteger a mi aldea, servir a mi nación y llevarla a un futuro próspero. — confesé en ese instante mirando fijamente a mi yo sin ojos frente a mí.

— Perdone mi atrevimiento. Pero… — exclamé — Según sus palabras estos territorios fueron arrebatados o mejor dicho conquistado por los dioses. Pero ¿Qué sucedió?  — cuestioné para hacer una leve pausa, sintiendo como mi corazón comenzaba a agitarse aún más pues tras hacer una breve pausa, de par de segundos volvería a hablar — Y algo un poco más complejo sería… ¿Dónde estoy? Y ¿Por qué estoy aquí? —  serían las ultimas interrogantes que haría en ese momento, manteniendo una conversación con respeto, mi disciplina militar me obligaba a actuar así, manteniéndome serena y sin inmutación alguna, más por dentro me carcomía la incertidumbre de no saber cómo terminaría todo esto. Más mi corazón parecía se fuera a salir de mi pecho, después de arrojar aquel dialogo. Pero de momento debía tratar de armar el rompecabezas que plasmaba aquella situación.
INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Inventario Bélico:
Estuche Pequeño (Derecho 1)

  • Bombas de Humo x2
  • Alambres Ninjax5


Estuche Pequeño (Derecho2)

  • Kunais x1
  • Shurikensx4

Estuche Pequeño (Izquierdo)

  • Kunais x2
  • Shurikensx2

Estuche Pequeño (Izquierdo2)

  • Kunais x3
  • Shurikensx2


Estuche Mediano (Cintura)

  • Kunais x1
  • Kunais con Sellos Explosivos x2
  • Bomba de luz: x 2
  • Shurikens: x 4



Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Daikiri x1
  • Kami no Te (神の手, La Mano de Dios): x 2 (En cada ante brazo)
  • Píldora del soldado:  x2 (Bolsillo superior camisa)

Resumen de Acciones:


  • Sigo visualmente a la criatura.
  • Hablo con la criatura.
  • Intento visualizar sus ojos directamente percatándome de la ausencia de estos pero aun así manteniendo aquel contacto visual.

  • Fuerza : 40
  • Resistencia : 60
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 70
  • Concentración : 62
  • Voluntad : 50
  • Chakra : 280


— —

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Lun Sep 03, 2018 1:41 pm

???
En tan solo unos segundos y mientras se encontraba completamente atento a los vocablos de la joven, aquella bestia oscura se mantenía en silencio. Alrededor de su cuerpo podría observar aún aquel aura oscura, y sus orbes incoloras, parecían estar desentrañando el interior de la joven, buscando de algún modo domarla, romperla o en su defecto, hacerla caer en la locura. Después de todo...no era un ser humano, no era una presencia a la cual los mortales estuviesen acostumbrados. Era un dios antiguo, un ente maligno que había hecho caer el mundo en tinieblas tiempo atrás y ahora no era más que una presencia que tras su destierro había dejado pequeños rastros de su esencia sobre el mundo terrenal...o quizás, en un lugar aún más terrorífico.

Vaya pequeña... tienes muchas preguntas— se aventuraría a decir mientras su femenina figura mostraba una curvatura traviesa en sus labios. Sus brazos viajarían a la parte trasera de su cuerpo, entrelazando así los dedos por la parte trasera ¿Qué era lo que estaba tramando? Podía ser difícil de predecir, ¿pero acaso tenía algo que hacer contra tal majestuosidad? —No se que tipo de historias contará tu raza...pero creo está claro que el inicio de este mundo tuvo que venir de la mano de una muerte que daría paso a la creación... ¿Sabes? Los dioses no son la entidad más poderosa, después de todo, si os encontrais con vida es por quien tras una ardua batalla cayó y formo este lugar. — tras aquellas palabras, sus manos volverían a desligarse y se alzarían al frente, mostrando así sus oscuras palmas y formando dos pequeñas llamas oscuras carentes de forma especifica. —Como todo ser vivo, quien os dio la vida tenía sus propios sentimientos...algunos oscuros... otros más puros. Y fue ahí donde estaba yo. En la más profunda oscuridad.— aplastaría tras aquello si diestra, consiguiendo que aquella humareda de oscuridad se rompiese en mil pedazos y se alzase cual simple rastro que se llevaría el viento. —Soy poder, soy rabia y agonía. Soy el lado que consiguió que vuestra creadora luchase con todas sus fuerzas... ¿odio? quien sabe. Pero después de todo, hay algo que nos une ¿No crees?

Palabras posiblemente tentadoras, terroríficas incluso para otros. Una porción de la historia que hasta el momento pocos conocían, información privilegiada después de todo. —En cuanto a este lugar... Lo llaman el mundo de las sombras. Tan solo se puede atravesar siendo un maestro de estas y tras recibir mi citado. Digamos que... soy quien abre las puertas...también el que las cierra.— diría con una nueva sonrisa picarona, como si tratase de enviar una mala noticia. —Como podrás comprender para salir de aquí, necesito poder librarme de mis ataduras. Necesito un contenedor, te necesito a ti. Una gran aliada, alguien con grandes metas...pero que para cumplirlas necesita poder. ¿No te resulta tentador?— añadiría una vez más mientras su forma humana se desvanecía y con la furia de las sombras volvía a recrearse la monstruosa figura de dimensiones inadherentes a la realidad. —Poder....mucho poder.

Volver arriba Ir abajo

Yûgen Hotaru
Yûgen Hotaru
Kumo Jonin

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Yûgen Hotaru el Mar Sep 04, 2018 4:28 am


Mi concentración visual continuaba clavada sobre la silueta frente a mí, no deseaba perderme ningún movimiento o detalle durante la conversación, más que preguntas eran cuestiones de vital importancia para comprender un poco más la situación real en la que me encontraba. Una lección de historia antigua me estaba siendo impartida en ese instante, notando ahora el movimiento de las manos de aquella oscura yo, su relato continuaba dándome a comprender un par de cosas más durante su transcurso, un elegante pero sutil acto el realizado por aquella criatura con la llama, algo realmente distinto y muy impresionante. Sin embargo continuaba con temple de hierro, firme, inexpresiva y atenta a su explicación. La información que me estaba siendo proporcionada me parecía increíble, inédita así que continuaba prestando mucha atención.

Su comentario particular haciendo referencia a que algo nos unía provoco que mi atención sobre él se viera incrementada, haciendo inclusive un pequeño gesto de duda con mi rostro, sin embargo antes que pudiera cerciorarme o intentar indagar más sobre ese hecho, aclaró algo que me causo un poco de nerviosismo y a la vez tranquilidad. Él era quien abría y cerraba la puerta, además que necesitaba un contenedor, por lo que técnicamente me necesitaba con vida, solté una bocanada de aire cuando la majestuosidad se volviera a presentar abandonando mi forma y adoptando aquella indescriptible figura frente a mí.

— Sin lugar a dudas usted fue un soberano. — diría con tranquilidad — Se expresa como todo un político. — acoté con serenidad sin sonar pedante ni nada similar, manteniendo aquella inocencia y temple que me caracterizaba, — Intenta endulzarme la oreja. Pero si algo me ha enseñado la vida es que nada es fácil en la vida. Y lo económico sale costoso.  — aclaré en ese momento con serenidad alzando la vista una vez más hacía las alturas intentando encontrar el rostro o algo similar en aquella figura. — ¿A qué se refiere precisamente con contenedor? Y considerando la posibilidad ser su aliada, ¿Qué me garantiza que no intentara traicionarme una vez le ayude a salir de aquí? — haría una pausa para entrecerrar mis ojos y agachar la mirada — Después de todo, es usted el ser con ese gran poder. No seré yo. Teniendo ese gran poder, solo tendría que desecharme una vez se encuentre en libertad.  — argumentaría en ese instante, manteniéndome serena y alzando una vez más la vista hacía las alturas de aquella tétrica criatura.

Comprendí por sus palabras que la única manera de salir de aquí era por la voluntad de ese ser, pero también comprendí que él me necesitaba para poder salir de allí de la misma forma, éramos dos organismo simbióticos. El uno necesitaba del otro, pero, claramente llevaba las de perder en esa confrontación, así que valiéndome de mi disciplina inculcada y mis valores de respeto hacía otros trataba de sacar información y pactar algo que nos beneficiara de la misma manera. Mi tono y expresiones siempre serenas, cuerpo rígido y firme como si estuviera ante una autoridad militar. Parte de mi entrenamiento y temperamento se hacían notar durante la charla.



INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Inventario Bélico:
Estuche Pequeño (Derecho 1)

  • Bombas de Humo x2
  • Alambres Ninjax5


Estuche Pequeño (Derecho2)

  • Kunais x1
  • Shurikensx4

Estuche Pequeño (Izquierdo)

  • Kunais x2
  • Shurikensx2

Estuche Pequeño (Izquierdo2)

  • Kunais x3
  • Shurikensx2


Estuche Mediano (Cintura)

  • Kunais x1
  • Kunais con Sellos Explosivos x2
  • Bomba de luz: x 2
  • Shurikens: x 4



Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Daikiri x1
  • Kami no Te (神の手, La Mano de Dios): x 2 (En cada ante brazo)
  • Píldora del soldado:  x2 (Bolsillo superior camisa)

Resumen de Acciones:


  • Me mantengo inmóvil
  • Le sigo con la mirada mientras converso.

  • Fuerza : 40
  • Resistencia : 60
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 70
  • Concentración : 62
  • Voluntad : 50
  • Chakra : 280


— —

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Jue Sep 06, 2018 2:21 pm

???
Consciente de las cuestiones de la joven, la gran bestia oscura no podría evitar soltar una pequeña carcajada que resonaría por las paredes de aquel extraño lugar. Todo parecía retumbar con el sonido, pero la misma gracia de la bestia no sería más que una tétrica muestra de la verdadera presencia que se encontraba ante ella. Tenebroso y a su vez, todo un soberano como ella misma le había nombrado ¿pero hasta que punto era arriesgado estar ante su presencia? Los cadáveres que yacían en las inmediaciones demostraban su letalidad, o quizás el terror que había inculcado en todos los que habían sido llamados ante él, o más bien....por él. A diferencia de los demás, ella parecía ser bastante precavida, no una joven que se dejase llevar por simplemente el poder que le estaba siendo brindado, o en su defecto, clamando por la muerte ante el terror que se encontraba dentro de sus cuerpos.

Veo que eres precavida... ¿dudas por tu vida? ¿temes perderla? — cuestionaría, pero de inmediato sus vocablos volverían a vagar por cada rincón de la oscura gruta. —Perdí parte de mi ser...fui arrancado y lanzado al abismo. Tan solo soy vestigios de aquello que una vez fui y tu misma, como domadora de las sombras sabes lo que pasa con la oscuridad cuando yacen de presencia.— explicaría sin pudor, no era el quien saldría perdiendo con una negativa por parte de la joven que se encontraba ante él. —Además...¿de qué me serviría traicionarte? podríamos ser poderosos juntos... conmigo podrías acabar con todos tus enemigos.— su gigantesco brazo se alzaría junto a sus palabras dando a conocer las afiladas figuras que parecían formar sus dedos pero que con la gran oscuridad de las sombras tan solo formaba garras que podrían arrancar su vida con un solo movimiento. —Tantos años aquí... no me sirves muerta, te necesito con vida.— anunciaría.

Alzado su brazo, uno de sus afilados dedos se aproximaría a su rostro, señalando de tal modo su ojo derecho. —Seré tus ojos, seré tu aliado bajo la inconsciencia de quienes te rodean...solo tu y yo.— no podía ser nadie sin un cuerpo...ella no podría recibir su poder sin él. Un intercambio de intereses para una criatura que hasta ahora, había olvidado el significado de la vida por culpa de quienes lo habían mantenido cautivo. Podría ser arriesgado... ¿pero como luchar contra unos intereses delicados como aquellos? Solo era cuestión de poner las cartas sobre la mesa y encontrar un vencedor. —Estaré junto a ti en todo momento... te asistiré. Tan solo necesito formar parte de tu cuerpo... me basta con un ojo. ¿No crees que es un buen trato? Después de todo... una vez forme parte de ti podré volver a la vida y tus intereses serán los míos. Tan solo seré parte de tu consciencia.— lanzaría así el trato desde sus invisibles labios.

Volver arriba Ir abajo

Yûgen Hotaru
Yûgen Hotaru
Kumo Jonin

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Yûgen Hotaru el Vie Sep 07, 2018 6:13 pm


Nuestra conversación continuaba, se estaba volviendo más y más interesante, cada palabra pronunciada o movimiento era algo grandioso, algo que me hacía sentir importante y muy diferente a lo que una vez fui cuando me encontraba con mi antigua familia. — Debo ser precavida. — respondí — Pero no temo perder mi vida. — conteste a su primera interrogante — Temo morir sin lograr nada importante que llene de orgullo el emblema que abandero. Temo que mi nombre se pierda en el olvido.— confesé en ese momento para continuar apareciendo aquella magnifica criatura, a decir verdad hasta el momento seguía sin encontrarle forma, solo a algunos miembros de su cuerpo que de vez en cuando lograban divisarse o formar algo reconocible.

Mi vista apreciaba la garra que se había formado señalando uno de mis ojos, sus palabras eran manipuladoras, estaba nuevamente pronunciando lo que cualquier persona desearía escuchar, pero no me motivaba el dinero, alcohol, sexo o poder, para mí los principios, el honor, la dignidad y el patriotismo eran cosas más importantes que cualquier otra. Alcé mi diestra por primera vez desde que llegue para con la palma abierta formar una especie de señal de alto entre uno de sus dedos y mi ojo. — Mi palabra y honor son mi vida, seré su aliada como mencionas, lucharé a su lado sea cual sea el camino que desee tomar y caeré a su lado si es necesario. — indiqué con tranquilidad y bastante neutralidad en mi rostro. — Lo único que le pediré a cambio de la lealtad que ambos nos ofrecemos, será que respete la soberanía del país del rayo. Verá mi nación como una tierra aliada e independiente. Y no será blanco de su venganza ningún miembro del país del rayo o de Kumogakure no sato.— diría con bastante tranquilidad.

Apartaría mi mano para seguir mirando en la dirección de lo que parecía ser su rostro, aunque la vista de mi ojo derecho estaba siendo obstaculizada por la garra de la criatura, mi contrapropuesta se basaba en una conclusión bastante sencilla, si alguien más venía a este mundo y liberaba a esa criatura, sería un peligro potencial para mi país, para mi aldea, para mi hogar, por eso tal vez convirtiéndome en su aliada podría controlar sus intenciones de venganza – si es que realmente deseaba retomar lo que le arrebataron –.

— Le daré mi ojo y lealtad, a cambio de su lealtad y palabra de que cumpla lo que solicité. — era una apuesta arriesgada, aun así solo demostraba firmeza en mis palabras, no quería que el país sufriera algún tipo de daño y por eso me estaba ofreciendo voluntaria a lidiar con algo que aún no comprendía del todo. Con fuerzas que claramente sobrepasaban las mías, pero mi interés por sobrevivir y proteger a mi país me habían obligado a realizar esa contrapropuesta. Ahora solo miraba con determinación en su dirección y aguardaba pacientemente su respuesta.



INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Inventario Bélico:
Estuche Pequeño (Derecho 1)

  • Bombas de Humo x2
  • Alambres Ninjax5


Estuche Pequeño (Derecho2)

  • Kunais x1
  • Shurikensx4

Estuche Pequeño (Izquierdo)

  • Kunais x2
  • Shurikensx2

Estuche Pequeño (Izquierdo2)

  • Kunais x3
  • Shurikensx2


Estuche Mediano (Cintura)

  • Kunais x1
  • Kunais con Sellos Explosivos x2
  • Bomba de luz: x 2
  • Shurikens: x 4



Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Daikiri x1
  • Kami no Te (神の手, La Mano de Dios): x 2 (En cada ante brazo)
  • Píldora del soldado:  x2 (Bolsillo superior camisa)

Resumen de Acciones:


  • Me mantengo inmóvil
  • Alzo una mano cubriendo mi ojo de su garra.
  • Bajo la mano y realizo una contrapropuesta.

  • Fuerza : 40
  • Resistencia : 60
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 70
  • Concentración : 62
  • Voluntad : 50
  • Chakra : 280


— —

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Mar Sep 11, 2018 6:17 pm

???
El obstáculo que su propia mano le regalo provocó que su majestuoso cuerpo se mantuviese estático, escuchando así los términos y condiciones que parecía estar lanzando sobre la piedra que los rodeaba. No habría queja, en su defecto cada una de las palabras brindadas por la joven se convertirían en deliciosas porciones de historia que serían brindadas a la oscuridad que correspondía el cuerpo del ser que ahora, sonreía entre las penumbras que componían su cuerpo y que no le darían más que un aspecto aún más macabro. ¿Como actuar ante tales peticiones? Todo soberano sabía domar al pueblo... y él lo había conseguido.

Deseo concedido.— respondería sin tan si quiera meditarlo antes de que su grandioso y gigantesco cuerpo perdiese por completo su forma. Su garra desaparecería y su presencia no sería más que oscuridad que absorbía cada objeto que los rodeaba, provocando que aquella misma gruta comenzase a perder sus sombras..que la luz que los iluminaba desapareciese por completo y finalmente lo único que quedase en la completa oscuridad, fuese aquel altar que se encontraba tiempo atrás tras dicha presencia.

Se podía sentir el frío, como no había color allí donde la joven se situaba, no más que las pequeñas porciones de piedra grisácea que aún quedaban en el escenario que la invitaba y abría las puertas hacia el mismo abismo. Un mundo irreal pero con tan solo tres protagonistas... la joven Nara, el altar y un tétrico puñal que se formaba con la oscuridad de aquella terrorífica presencia que ahora, buscaba sellar el pacto que ella misma había aceptado al brindar aquella oferta.

El silencio la rodeaba... tan solo podría sentir el eco de sus pasos en caso de adelantarse a cumplir con el pacto, pero si podría sentir aquella poderosa presencia emanar del puñal que era rodeada por un aura maligna.... —Sella el pacto... brindarme parte de ti. Una vez me convierta en uno con tu presente seremos uno...— brindaría aquella orden directa hacia su propia mente, convirtiéndose en meros pensamientos que parecían propios pero tomaban aquella voz terrorífica que la incitaba a clavar aquel puñal en su ojo derecho.

Tan solo era cuestión de segundos para que se convirtiera en uno con aquella bestia...una con la historia del mundo.

Volver arriba Ir abajo

Yûgen Hotaru
Yûgen Hotaru
Kumo Jonin

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Yûgen Hotaru el Miér Sep 12, 2018 4:46 am


Los términos habían sido aceptados por ambas partes, beneficios mutuos, una oportunidad de alzar mis metas y contribuir en la protección de la aldea al formar alianza con una silueta tétrica y poderosa como ella, era mejor ser aliado del diablo que su enemigo. La oscuridad una vez más se apoderaba de todo mí alrededor, lo único destacable de aquel lugar era el altar y la figura que acababa de formarse con la forma de una daga, la cual era rodeada por una maligna aura. Respiré hondo para comenzar a acortar nuestras distancias, escuchando el resonar de mis pasos en forma de eco. Mi temple se mantenía, mi rostro seguía sereno e inexpresivo, tranquilo y despreocupado. No mostraría temor alguno ante la decisión que había tomado, para bien o para mal ya no había vuelta atrás. Solo debía aceptar las consecuencias de mis actos fuesen cuales fueren.

— En ese caso, demos por sellado nuestro pacto.— comenté como respuesta a la voz que invitaba a culminar con aquel proceso, tomé una bocanada de aire y dejándola salir lentamente trataba que mis preocupaciones se fueran con ese suspiro. Mi zurda finalmente se alzaría con firmeza y sin titubear en dirección a la daga, intentando tomarla con la firmeza que me caracteriza.  —  Alcancemos nuestras metas en conjunto. — sería lo último que dije para alzar mi mano derecha y con mi dedo índice y pulgar abrir mi ojo derecho con determinación, apartando los parpados y dejando que la pupila visualizara los acontecimientos de mejor manera, debía ser testigo del arma que estaba por arrebatarle la vida – a mi ojo –. Cerré el ojo izquierdo y sin retomar un pensamiento exhaustivo le di el impulso necesario a mi mano siniestra para que avanzara con velocidad y se clavara en mi ojo derecho.

Mi pupila podría ver como aquel filo se acercaba, mi respiración se aceleró y a pesar que mis parpados buscarían de cerrarse al ver aquella condición mis dedos lo impedirían, con seriedad y convicción aceptaba aquel trato, así que debía mostrarle a esa extraña figura que estaba dispuesta a lo que sea para completar mi parte del acuerdo y honrar el acuerdo que hoy habíamos firmado.

Sabía que estaba por experimentar un dolor tan intenso como desgarrador, así que mantenía mi mente enfocada en cosas importantes para mí, mi hermana Uzumaki Haru, mi intención de protegerla, sabiendo que tal vez ahora ganaría la capacidad y fuerza para mantener mi promesa trataba de buscar refugio en esa idea para aguantar lo que se avecinaba. Pensé en la pequeña Sabaku que seguía mis pasos como mentora, aquella que prometí ayudar en convertirse en alguien lo suficientemente fuerte para proteger a todos en el campo de batalla, no podría rendirme sin importar el dolor que enfrentara, no podía darle ese ejemplo. Tora, la pequeña niña que me había convertid en lo que soy, aquella que me expandió el mundo, la misma que creía en mí y que junto a su madre se había ganado mi lealtad, esto era por ellas, para alcanzar la fuerza de garantizar su bien y la prosperidad de la nación, ganando el poder necesario para acompañar en combate a Kuro Yotsuki, Aramis Voda y mi hermanastra Asuka.

Esos eran mis pensamientos que tratarán de apaciguar el dolor más fuerte pero esperado que ya se avecinaba por mi clara intención de clavarme aquella arma en el ojo derecho.


INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Inventario Bélico:
Estuche Pequeño (Derecho 1)

  • Bombas de Humo x2
  • Alambres Ninjax5


Estuche Pequeño (Derecho2)

  • Kunais x1
  • Shurikensx4

Estuche Pequeño (Izquierdo)

  • Kunais x2
  • Shurikensx2

Estuche Pequeño (Izquierdo2)

  • Kunais x3
  • Shurikensx2


Estuche Mediano (Cintura)

  • Kunais x1
  • Kunais con Sellos Explosivos x2
  • Bomba de luz: x 2
  • Shurikens: x 4



Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Daikiri x1
  • Kami no Te (神の手, La Mano de Dios): x 2 (En cada ante brazo)
  • Píldora del soldado:  x2 (Bolsillo superior camisa)

Resumen de Acciones:


  • Avanzó hacía la Daga.
  • Mi zurda toma la daga mientras la derecha usando el dedo pulgar e índice mantienen el ojo derecho abierto apartando el parpado.
  • Intento clavarme la Daga en el ojo derecho, mirando fijamente la misma y distrayendo mis pensamientos en cosas motivantes.
  • No describí el dolor ni nada similar, porque no sé qué resultado tendrá.

  • Fuerza : 40
  • Resistencia : 60
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 70
  • Concentración : 62
  • Voluntad : 50
  • Chakra : 280


— —

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Miér Sep 12, 2018 3:16 pm

Yukigakure no Sato
A la espera de ser cumplido aquel pacto, el puñal aguardaría ansioso, de la misma manera que aquella presencia que clamaba por su sangre. Poco tardaría así en sentir la manipulación de sus manos sobre lo que aparentaba ser metal pero no era más que el mordaz tacto de las sombras, un arte oculto...algo incomprensible pero letal que ella misma sabía dominar. Tan solo era cuestión de segundos para poder dominar aquel pequeño cuerpo que le era entregado ¿hasta que punto había elegido el camino correcto a la hora de aceptar aquel ente maligno? Rabia y dolor...un ser que arrebata la vida para tomarla y dominarla, un ente que posiblemente en otras circunstancias simplemente se hubiese encargado de destruir Daichi desde su interior pero que, desgraciadamente, debía de acariciar antes el cuerpo de la joven buscando así poder liberarse... Aún así, la ingenuidad en ocasiones era un ardiente regalo.

Una vez el puñal fuese clavado la joven podría sentir el infernal dolor de su ojo morir, pero no era tan solo la sensación de aquel arma arrancando parte de su vida, si no también el de las sombras ingresando en aquella zona de su cuerpo. Quemaba y destruía todo en su camino... era un infierno hecho realidad que buscaría devorarla. Sería ahí donde la joven volvería a sentir el desgarrar de aquel lobo devorando su pierna, la oscuridad de sus ojos que ahora desaparecía para mostrar la presencia de aquella orbe que había sido arrebatada. Las sombras se moverían en aquel entonces, podría visualizar el dolor de su infancia, sus pies ensangrentados, un camino repleto de peligros en los cuales las sombras parecían danzar... ¿desde cuando aquel ser había estado observándola? La había estado esperando...deseando bautizarla bajo su propiedad... pero su realidad había sido distorsionada en cuanto la bestia había irrumpido a tratar de devorarla pero.. ¿Por qué?

Pasadas en cuestión de segundos todas aquellas imágenes, su respiración que hasta el momento se había visto ligeramente obstaculizada, volvería a la realidad. Frente a ella podría observar aquella posada, como yacía tendida en aquella cama por la cual la noche pasada habría pagado en el interior de la aldea... ¿había sido todo un sueño? No... el dolor proseguía... incluso podía sentir una sustancia oscura corriendo por su ojo diestro.. el mismo que ahora, le brindaba una imagen más turbia de lo normal al frente...donde las sombras se veían remarcadas ante la obstaculación de su visión...podía ver...pero no como antes... ¿Qué había cambiado y por qué dolía tanto?

Volver arriba Ir abajo

Yûgen Hotaru
Yûgen Hotaru
Kumo Jonin

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Yûgen Hotaru el Jue Sep 13, 2018 7:57 pm


El sello de aquel juramento se había hecho cuando clave aquella extraña arma en mi ojo, mi mente continuaba concentrándose en las cosas que más anhelaba, en aquellos que deseaba proteger, en las metas que aún no había cumplido y por la cuales había hecho aquel pacto, aun así el dolor era desgarrador, una puntada increíble recorría toda la zona de mi cuenca. Mis dos ojos estaban abiertos como plato mientras chocaba mis dientes entre sí, era un intenso dolor, algo que se propagaba y quemaba. Mi respiración se complicaba, mi capacidad de respirar naturalmente se veía opacada, a la par que una serie de imágenes comenzaban a pasar frente a mí, recuerdos, sensaciones que una vez experimente en mi pasado, ligadas al sueño que había tenido y a mis verdaderas vivencias.

Confundida, adolorida, preocupada al ver toda esa cantidad de imágenes, de revivir aquellas sensaciones pasadas, cualquiera pensaría que estaba acordándose al final de su vida, mirar ahora la criatura que devoro mi pierna con uno de mis orbes, era algo extraordinariamente aterrador, aun así con mi respiración agitada, mi cuerpo adolorido y en ese estado de exaltación, mi vista retomaría la realidad, percatándome que me encontraba en la misma posada donde todo había iniciado, posada donde había pasado la noche o quería intentar pasarla.

Me quede mirando el techo aun tendida sobre la cama, sintiendo el agobiante dolor proveniente de mi ojo, al igual que experimentaba la sensación de una basura en mi ojo, si, esa pequeña incomodidad de tener algo incrustado en el ojo y no poder sacártelo, la única diferencia es que se encontraba en un estado líquido y el movimiento era algo incómodo y constante. Pestañe un par de veces aun incrédula, mirando la vida un poco diferente, donde las sombras eran un poco más raras, algo inusual estaba pasando conmigo.

Fue así que me pondría de pie un poco desesperada, caminando por la habitación tratando de encontrar algo donde pudiera ver mi reflejo y asegurarme que sucedió con mi ojo tras aquella acción, — ¿Ya está todo hecho?— pregunté como si alguien más me acompañara en la habitación mientras continuaba con la búsqueda de algún objeto que pudiera mostrarme mi reflejo, un espejo, alguna arma que tuviera el tamaño suficiente de mostrarme mi cara. Trataba de calmar mi respiración buscando con ansiedad aquel objeto.


INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Inventario Bélico:
Estuche Pequeño (Derecho 1)

  • Bombas de Humo x2
  • Alambres Ninjax5


Estuche Pequeño (Derecho2)

  • Kunais x1
  • Shurikensx4

Estuche Pequeño (Izquierdo)

  • Kunais x2
  • Shurikensx2

Estuche Pequeño (Izquierdo2)

  • Kunais x3
  • Shurikensx2


Estuche Mediano (Cintura)

  • Kunais x1
  • Kunais con Sellos Explosivos x2
  • Bomba de luz: x 2
  • Shurikens: x 4



Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Daikiri x1
  • Kami no Te (神の手, La Mano de Dios): x 2 (En cada ante brazo)
  • Píldora del soldado:  x2 (Bolsillo superior camisa)

Resumen de Acciones:


  • Me levanto de la cama.
  • Expresó un comentario a mi posible acompañante.
  • Comienzo a buscar un espejo o algo que me dé un reflejo.

  • Fuerza : 40
  • Resistencia : 60
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 70
  • Concentración : 62
  • Voluntad : 50
  • Chakra : 280


— —

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Vie Sep 14, 2018 11:36 pm

Yukigakure no Sato
Presa de aquella agonía, la joven Nara sería victima de la intriga, de aquella molestia que arraigaba ahora una nueva etapa de su vida, o más bien, de los días que ahora la convertían en una junto a un ente desconocido y maligno. La extraña sensación o incluso la parcial ceguera con la cual había sido maldita no sería más que un infierno, pero más lo sería la intriga y el dolor... el desconocimiento de por qué, todo había vuelto a la normalidad exceptuando aquella sensación devastadora donde su ojo, había sido arrebatado y algo, ahora la dominaba.

Ya fuese un espejo, o incluso el filo del mismo daikiri que su compañera Asuka le había brindado, su reflejo sería finalmente la respuesta que buscase. ¿Qué encontraría? Quizás una imagen tan terrorífica que ni ella misma podría llegar a aceptar ¿o quizás si?

Desprovista de su propia humanidad su ojo derecho había sido arrebatado... no había más que una presencia oscura... una orbe de clara corrupción que enmarcaba un iris dorado y brillante al lado de una esclerotida negra...casi putrefacta. Bajo esta, la clara marca de dos cicatrices impregnaría su piel.

Una vez la joven Nara pudiese observar su propio reflejo y ser consciente de aquella horrible imagen... las cosas cambiarían —¿Comenzamos?— su propia voz con un tono algo más macabro resonaría por cada centímetro de su mente.

Ahora, no estaba sola.

Volver arriba Ir abajo

NB Narración
NB Narración
Master

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por NB Narración el Vie Sep 14, 2018 11:46 pm

Finalización de trama
¡Tu trama ha llegado a su fin! Y ahora, adoptaste a una hermosa presencia en el interior de tu cuerpo. Ahora bien ¿Qué significa exactamente esto?

• De primeras, nuestro querido cowebmaster y encargado de la zona de balances se encargará de dar vida a esta creación y tras ello, brindártela así que ¡No te preocupes! solo es cuestión de esperar o en su defecto, de darle caña vía privada.

• ¿Quien es y por qué tú? Desgraciadamente este ente carece de nombre, no es más que una pequeña porción de un dios antiguo que quedó atrapada en Daichi por lo que sentimos no poder presentártelo aunque ¡Ahora es parte de ti!

• Has perdido parte de tu visión en el ojo derecho, puedes ver, pero tu querido nuevo compañero te hablará de vez en cuando para poder ayudarte a moverte. Puedes usarlo como método de información aunque deberás de ir entrenando esto puesto que se toma que aún no tienes suficiente sinergia con este ser. Ahora bien ¿Qué pasa realmente con tu ojo? No es nada especial, es parte del pacto pero te recomendamos llevarlo tapado o posiblemente tu chakra se vea drenado por tu nuevo mejor amigo, eso y bueno... no creo que la gente te vea bien si descubre que hay debajo de ese parche. No te recomiendo airearlo a no ser que sea necesario.

• Off rol tu invocación se llamará "Y'Shaarj" pero ya se verá por medio de tramas si consigues sacarle esa información a tu amigo. Podrás interactuar con él con brevedad pero eso no quita que podrá ser tomado por narración en cualquier momento. Cumplirá la promesa, pero eso no quiere decir que sea realmente tu amigo así que es preferible que interactues poco con este para poder mantener la lógica que yo como narradora he decidido. Desgraciadamente...es algo que pasa con las Invocaciones especiales.

• ¡Ahora bien! Espero que disfrutes del mundo de las sombras. Quizás algún día consigas domarlas y el mismo hogar donde este te recibió llegue a convertirse en tu hogar... ¡Veamos como avanzan las cosas!

• Ojala hayas disfrutado de esta trama y con ello, de tu curiosa invocación, más aún cuando Napster traiga sus mejoras, sus pros y sus contras.

• Te falta un post para que la trama finalice. Después de esto podrás pasarla por petición de puntos ninja como si fuese un tema social. Aún a pesar de ello, tendrás recompensas en no mucho tiempo por los breves anuncios administrativos.

• ¡Gracias por utilizar nuestro servicio de mejoras!

Volver arriba Ir abajo

Yûgen Hotaru
Yûgen Hotaru
Kumo Jonin

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Yûgen Hotaru el Lun Sep 17, 2018 5:14 am


El intenso dolor continuaba a la altura de mi ojo, por lo que tropecé con algunas sillas que estaban en la habitación y tras trastabillar un poco logré alcanzar la mesa de noche, allí apoyaría ambas palmas sobre la madera para alzar la vista al frente, lugar donde reposaba un trozo de espejo partido, que permitiría ver mi reflejo. Mis ojos se quedarían clavados sobre lo que estaba presenciando en ese instante, el color de mi orbe había cambiado casi en su totalidad, aunque mantenía el amarillento tono rodeado de un negro azabache. Finalmente bajo mis parpados un par de cicatrices que asemejaban el ataque de alguna eufórica bestia. Fue entonces que resonó mi propia voz dentro de mi cabeza, aclarándome que realmente ya no estaba sola, solté un leve suspiro retomando la compostura que me caracterizaba.

— Comencemos…— respondí a mi nuevo acompañante para cerrar mi ojo, su apariencia no era muy agradable y no sabía cómo miraría el mundo que yo tuviera a una criatura que había sido encerrada por una deidad, además que este era su territorio y le había sido arrebatado, todos en este plano terrenal podrían ser considerados sus enemigos y por su protección además de salvaguardar mi propio bienestar prefería mantenerlo oculto por los momentos. — Te cubriré hasta que desees dar un paseo. — expresé con tranquilidad para con tranquilidad dirigirme hasta la cama, lugar donde rompería un trozo de mi camisa para rodear mi ojo como si se tratará de un parche, ya tendría que encontrar ese pequeño utensilio para cubrirlo, de momento usaría tela.

Debía comenzar a idear una mentira creíble para mi supuesta hermanastra, de esta forma aquel huésped dentro de mi cuenca se daría cuenta que realmente me esforzaba por cumplir mi parte del trato, era una militar cuya palabra y honor significaban él todo para su razón de vida. Terminaría por vestirme, acomodarme y abandonar aquel lugar, para encontrar primero una prenda más adecuada para mi ojo, además de comenzar el recorrido por las inmediaciones de la aldea, cumpliendo mi misión como militar de Kumo y contribuyendo a la posible venganza de aquella criatura.

INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Inventario Bélico:
Estuche Pequeño (Derecho 1)

  • Bombas de Humo x2
  • Alambres Ninjax5


Estuche Pequeño (Derecho2)

  • Kunais x1
  • Shurikensx4

Estuche Pequeño (Izquierdo)

  • Kunais x2
  • Shurikensx2

Estuche Pequeño (Izquierdo2)

  • Kunais x3
  • Shurikensx2


Estuche Mediano (Cintura)

  • Kunais x1
  • Kunais con Sellos Explosivos x2
  • Bomba de luz: x 2
  • Shurikens: x 4



Otros Items

  • Comunicador (Oreja) x1
  • Daikiri x1
  • Kami no Te (神の手, La Mano de Dios): x 2 (En cada ante brazo)
  • Píldora del soldado: x2 (Bolsillo superior camisa)

Resumen de Acciones:


  • Me veo en el espejo y le hablo al demonio dentro de mí.
  • Me cubro el ojo con tela.
  • Me acomodo y abandono el lugar para recorrer las calles de la aldea.

  • Fuerza : 40
  • Resistencia : 60
  • Agilidad : 30
  • Espíritu : 70
  • Concentración : 62
  • Voluntad : 50
  • Chakra : 280


— —

Volver arriba Ir abajo

Kiosuke Sawarabi
Kiosuke Sawarabi
Renegado A

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Kiosuke Sawarabi el Lun Sep 17, 2018 4:46 pm

TEMA CERRADOPuntos otorgados a Yugen Hotaru.
   

  • Mediante post: 15 PN.  
  • Bono por tema: 2 PN.  
  • Total: 49.5 PN + 17 PN. = 66.5 PN   

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado

Re: [Invocación especial] El desierto del pavor — Yatori Hoshino

Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.