Últimos temas
Afiliados
Limpieza 05 - 11 - 18

Boku no Hero ROLVelmegunLittle FearsCrear foro

[Social — Pasado] ¿Deuteragonista?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Ohta
Ame genin

[Social — Pasado] ¿Deuteragonista?

Mensaje por Ohta el Dom Ago 05, 2018 2:31 am

Días como aquellas había varios, momentos de soledad donde la pulcritud de tus movimientos sale a relucir. El cómo miras a la vida es fundamental cuando de sobrevivir se trata, la forma en que te destacas por encima de todos los demás resulta ser inútil en el lecho de tu muerte. Ohta se consideraba a sí mismo una especie de vagabundo errante, sumido en un mundo de fantasía donde él no cumplía ni la función de un buen deuteragonista. Es más, hablar de que era un secundario podía ser mucho para el huérfano, su rol en la vida siempre había sido el mismo. Un estorbo.

No consideraba a la soledad su más grande amiga, mucho menos una compañera adecuada, era más bien una especie de observadora, silenciosa e íntima, siempre expectante ante la cantidad de miseria que podía acompañar al muchacho. La capital, gloriosa en su tristeza, lloraba aquella tarde de verano tratando de aliviar sus penas, acariciando en cada gota un centímetro de su piel, evitando así que si lloraba fuera visible para los demás. Ohta no era alguien que se preocupara por cosas tan mundanas como la lluvia, contrario a lo que se podía pensar, no se ocultaba de esta ni se protegía, la prefería sobre su cara. Era su modo de saber que estaba vivo.

Motivo por el cual la gabardina estaba empapada, tan pesada como aquellas cadenas fúnebres que sentía sobre sus tobillos, que apretaban con fuerza, gritándole que la única forma de dejarlos atrás era tomar las riendas de su vida. E intentaba de verdad tomarlas, se podía decir que era alguien bueno trabajando, mantenía siempre el semblante en las misiones, aunque bueno, cuidar perros lo podía hacer cualquiera. De modo tal que no era un alma en pena, más bien estaba en esa edad donde se dedicaba a navegar entre lo que era y lo que quería ser.

Encontró entonces aquel local, escondido entre húmedos y fríos corredores de la capital, un hogar para los miserables. Se trataba de un negocio pequeño donde servían bebidas calientes y algo para acompañar, normalmente dulces, sin embargo, entre su menú también existía comida sencilla. Ohta tomó asiento aliviando su cuerpo, dejando la gabardina reposar sobre la entrada al negocio, penetrando con una frágil remera blanca, de tela tan delgada que el aire parecía romperla sin dramatismo alguno. —Una taza de té. —Bramó tras haber ocupado el asiento más alejado de la puerta, en la esquina más inocua, sacudiendo los mechones mojados en el proceso.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.