Últimos temas
» [PN] Compra Ninja
Hoy a las 8:07 am por Akatsuki-

» [Petición] Conexión diaria
Hoy a las 7:57 am por Akatsuki-

» [Tienda] La Armería
Hoy a las 7:37 am por Yuuma

» Yuuma — Hoja Ninja
Hoy a las 7:32 am por Yuuma

» [Registro] Registro de Físico
Hoy a las 7:18 am por Yuuma

» [Registro] Registro de Aldea
Hoy a las 7:14 am por Yuuma

» [Petición] Auto-Misiones
Hoy a las 6:35 am por Aku Aburame

» Chau.
Hoy a las 6:08 am por Hwang Hon

» [Misión rango D] Quid pro quo.
Hoy a las 5:59 am por Korāgen Kaguya

Afiliados
Limpieza 05 - 08 - 18

 photo untitled45.pngBoku no Hero ROLVelmegunLoving PetsCrear foroOne Piece Legacy

Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Kaito Hyuga
Konoha Genin

Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Kaito Hyuga el Jue Sep 13, 2018 3:46 pm

Caía el sol desdibujándose lentamente tras el horizonte, casi al final de su lento viaje por el firmamento, pintando de tonos naranjas el despejado cielo que lucía aquella tarde la Villa Oculta de la Hoja, antojándose a mi persona como una ígnea esfera que mostraba el espíritu que se encontraba latente en el País del Fuego, un reflejo rojizo y carmesí de lo que un día fuimos y lo que un día volveremos a ser, mientras no se apaguen las jóvenes brasas.

Me encontraba solo durante el inicio del crepúsculo, paseando por el patio de la Academia. Este lugar al que acudía como estudiante y aspirante a shinobi, se encontraba lleno de vida durante el día, radiante, plagado de esperanzas, sueños y metas que serían el adecuado alimento para las semillas que germinarían próximamente, volviendo a nacer como ninjas de provecho y futuros ejemplos. Mas a estas horas, bajo aquella luz, se tornaba para mí en un sitio destinado a recuerdos, paseos nostálgicos y envuelto en cierta aura solitaria. No me importaba, pues había decidido reflexionar en calma, decidido a encontrar respuesta a algunas dudas que me impedían seguir escribiendo, asunto que me preocupaba cuanto menos. También ansiaba evadirme del ambiente del hogar, que aunque cálido, me recordaba demasiado a algunas de mis pequeñas tribulaciones, por lo que había dispuesto salir de casa y deambular por la Academia sin más compañía que el sonido de mis pasos, cuaderno y pluma.

Anduve por el patio dirigiéndome a cierto árbol, un roble, bajo el que solía sentarme durante los descansos, buscando su sombra y la inspiración que me brindaba, arrullado bajo el murmullo de sus hojas movidas por el viento. Cabe destacar que, para aquella ocasión, vestía de forma sencilla. Portaba túnica grisácea, de tela robusta, larga y ancha de mangas, detalle que aprovechaba para guardar en un pliegue de la misma mis enseres de escritura y bajo la cual llevaba en mis piernas un sencillo pantalón de un tono algo más claro, rematando con  unas sandalias de madera simples pero confiables. Mi pelo, castaño, se encontraba suelto, tan largo como era y en mi rostro pálido se podía ver una expresión reflexiva, mientras me acercaba a dicho roble, observando con mis ojos de color perla la copa del mismo.

Toqué su tronco con la palma de la mano, rugoso al tacto  y firme, y con calma me senté a sus pies, apoyando la espalda en el mismo. Me quedé unos instantes disfrutando de la tranquilidad del ambiente, y tras eso, sonriendo, saqué papel y pluma para escribir, apoyándolos en mis piernas cruzadas. Aparté el pelo de mi cara y lo eché hacia atrás, sacando un coletero con el que me lo recogí, para evitar que me estorbara, tras lo que dirigí un vistazo a mi alrededor, oteando el paisaje, cogí mis materiales y comencé a escribir.

Mi bloqueo se mostró al principio, mas el ambiente me fue ayudando a seguir adelante, y satisfactoriamente me descubrí a mí mismo trazando letras casi sin pensar, de forma natural, mientras una pequeña brisa de viento mecía las hojas sobre mí. Me paré a pensar, mirando hacia arriba con calma.

"Esto es auténtica paz..."pensé relajando mi cuerpo, sintiendo armonía en mi interior.
avatar
Mizuki Hitomi
Konoha Chunin

Re: Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Mizuki Hitomi el Sáb Sep 15, 2018 3:03 am



Las clases en la academia habían concluido hace un par de horas, a pesar de eso, como era de costumbre, me había quedado para repasar las lecciones dadas hoy, tanto así como preparar el temario que se daría el día siguiente. Sin duda, era una chica bastante aplicada a la par que disciplinada. Cuando finalmente había finalizado mis repasos en la biblioteca de este recinto, me disponía a marcharme a casa. Ordené mis libros como mi material escolar, y los metí en la mochila. Acto seguido, me la puse en la espalda y abandoné aquella sala repleta de sabiduría ninja.

No caminé mucho hasta llegar a la salida, donde se encontraba un ninja de rango chunnin el cual se encargaba de cerrar el recinto una vez todos los estudiantes como los profesores hubieran salido del edificio. Saludé a aquel ninja, con un gesto con la mano, algo cotidiano que él siempre me devolvía con una sonrisa. Al salir por la perta del recinto me topé con el gran patio de la academia, aquel patio era bastante grande, y se veía más cuando este se encontraba vacío. Observaba el patio en su totalidad, mientras caminaba para salir de la escuela, cuando mi vista vio algo que me llamó la atención, generándome una gran curiosidad.

Sentado bajo un árbol se encontraba un muchacho, de melena larga, apuesto, este chico estaba inmerso en su escritura con una sonrisa angelical en su rostro. Sus vestimentas eran grisáceas lo cual hacía juego con sus perlas como ojos. Me encontraba a escaso metros de aquel chico, pero este estaba tan concentrado que no se percataba de mi presencia. Una radiante sonrisa se dibujó en mi rostro, quería ver qué era lo que este chico estaba escribiendo. Sigilosamente, me acercaba por su derecha tratando de no ser vista, hasta prácticamente quedarme a su lado, a la vez que me agachaba tratando de ver lo que este escribía. Posé mis manos en mis rodillas, para luego leer lo que este ponía. Me asombré por su escritura tan delicada y con trazos perfectos, era simplemente perfecto. –Hola… escribes muy bonito… ¿Es Shodō? ¿Cierto? Decía con un tono dulce a la vez que amable con la esperanza de no incomodar al muchacho. -¿Te importaría dejarme leer algo más? Pregunté con el mismo tono dulce y risueño mientras le dedicaba una cálida sonrisa.
avatar
Kaito Hyuga
Konoha Genin

Re: Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Kaito Hyuga el Sáb Sep 15, 2018 3:53 pm

Con bastante soltura, había pasado de plasmar en el papel algunas ideas que había engendrado para escribir quizá algún relato aquella misma noche a trazar grácilmente en otra hoja bosquejos para lo que, más tarde y con el material adecuado, pasarían a ser hojas escritas con el Kanji tradicional, arte en el que llevaba realmente tiempo largo, como marcaba mi educación, y que practicaba para relajarme.

Así me encontraba yo, absorto en la tarea de realizar la combinación de trazos que daría lugar al Kanji de "Serenidad" cuando una voz dulce me sacó de la profundidad de mis pensamientos. Tan ensimismado estaba en ello que no me había dado cuenta de que había dejado de estar solo apoyado en aquel roble. Algo sobresaltado, me giré a mi derecha, de donde venía aquella voz que, con un tono sumamente inocente, me había hecho una pregunta. La propietaria de ésta se encontraba agachada, a mi lado, con las manos puestas en sus rodillas, lo suficientemente cerca como para poder leer lo que había escrito en mi cuaderno y que yo pudiera sentir en ese momento algo de inquietud. Su cabello, de un tono castaño algo más claro que el mío, caía como una corriente de agua, fluido y bello, sedoso y perfectamente cuidado, mientras sus ojos, de un color verde esmeralda intenso, llenos de vida y pasión a diferencia de los míos, brillaban destacando en su rostro que, afilado, dejaba salir toda la dulzura que llevaba implícito el tono con el que se había dirigido a mí. Mas no fueron sus ojos sinoples, su cabello castaño, la perfección de su rostro ni la amabilidad de su voz lo que hicieron que me recorriera una sensación ignota para mí en aquel momento, sino un rasgo que, enmarcado por todo lo demás, destacaba como las estrellas en una noche sin luna. Portaba una sonrisa cálida, sincera, de esas que nacen de un corazón que sólo conoce la bondad y el amor. Amistoso el gesto, supe una cosa en aquel instante: no quería que mis ojos inmaculados dejaran de verla, pasaran uno o mil años.

Noté cómo el rubor llegaba a mis mejillas rápidamente, y sin querer apartar la vista de ella, giré un poco la cabeza hacia la izquierda, avergonzado, pues no sólo me había sorprendido sino que además había leído lo que ponía en el cuaderno, o eso parecía.

-Gr-gracias-dije con la voz saliendo a trompicones, pues no conocía a nadie que me hubiera alabado antes por semejante detalle-. -Sí, es Shodō, aunque se trata de bocetos, en casa los pasaré a pincel-respondí con cierto tono de voz algo débil.

No se me daba bien tratar con las personas, por la falta de costumbre, así que la situación, aunque ella hubiera sido amable y educada, me provocaba una enorme vergüenza.
Pasé de hoja, pues había terminado con ese Kanji, y empecé a esbozar otro, calmándome un poco. Mientras trazaba una línea horizontal, asentí con la cabeza, respondiendo a la pregunta de si podía seguir leyendo. La verdad es que no me importaba y de hecho sentía que quería que siguiera mirando cómo escribía.

Tras unos instantes incómodos mientras trazaba uno de los más difíciles, el correspondiente a la palabra "Cascada", rompí el silencio.

-Mi nombre es Kaito Hyuga-casi susurré, ya tranquilo, mientras seguía con lo mío-y agradezco mucho el cumplido.

Giré la cabeza a mi derecha, sonriendo de forma tímida.

-¿Cómo te llamas?-pregunté tratando de realizar una presentación informal.

avatar
Mizuki Hitomi
Konoha Chunin

Re: Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Mizuki Hitomi el Sáb Sep 15, 2018 6:07 pm



Me alegré al ver que aquel chico no se molestó al notar mi presencia, eso me alegraba, pues no todas las personas les agradaba que desconocidos se entrometieran en sus asuntos, así como yo me había entrometido. Aquel chico, al escuchar mi elogio respecto a su maravillosa escritura pareció sorprenderle un poco, pues de reojo pude ver como este apartaba un poco la cara en lado opuesto a la mía a su vez sus mofletes se enrojecían. Al ver eso le miré, para luego dibujar una sonrisa algo más amplia a la par que sincera, mostrando un poco mi dentadura de forma sutil. Este me agradeció tímidamente el cumplido, que más que cumplido era simplemente sinceridad. Le correspondí el gesta asintiendo con la cabeza a la vez que cerraba mis ojos, como mis mofletes comenzaban a teñirse levemente de una tonalidad rojiza debido a la alegría que sentía al ver que el chico a pesar de su vergüenza se sentía cómodo en mi presencia.

Tras ese tímido agradecimiento, él respondió a mi pregunta, afirmándola, aunque añadiendo que solo eran pruebas para luego en casa hacer las definitivas. Sin duda alguna aquel chico amaba lo que estaba haciendo. –Se nota que tienes pasión… Decía con gran dulzura tras las palabras del muchacho. Una vez el muchacho había terminado la palabra que estaba haciendo consintió que me quedará, afirmándolo con la cabeza. En ese momento, me senté a su lado, apoyando la espalda en el tronco de aquel árbol, flexionando las rodillas las cuales se asemejaban a dos montañas, con las plantas de mis pies pegadas al suelo y mis manos posadas en mis rodillas. Luego me mantuve callada pues no deseaba perturbar su creatividad. Se produjo cierto silencio por unos segundos, los cuales me dediqué a mirar su libreta hasta que terminó de escribir el kanji “Cascada”.

Fue en aquel entonces, cuando aquel joven escritor rompió su silencio. De forma sosegada, se presentó como Kaito Hyuga. Al oír su voz, dejé de mirar el papel, para centrar toda mi atención en él. Lo miré fijamente, con manteniendo el rostro risueño que tanto me caracterizaba, en ese momento, Kaito, me miró, conectando por primera vez nuestras miradas. No pude evitar de cierta manera sonrojarme, ante aquellos preciosos ojos sinceros que me miraban. Su mirada me expresaba total calidez a la vez que tranquilidad, acompañada por uno tímida sonrisa que dibujaba su rostro, al verla, no pude evitar pensar solo una cosa. “Qué guapo…” Pensaba mientras escuchaba de sus labios agradecerme nuevamente mis cumplidos.

-No se merecen… Decía manteniendo aquella misma sonrisa, la cual era una de mis más radiantes sonrisas, pues estaba contenta de hacer buenas migas con aquel chico. Luego él me preguntó por mi nombre, me sonrojé un poquito más, no era por vergüenza, sino más bien era un poco de nerviosismo, no lo sabía a ciencia cierta, pero aquel chico provocaba que tuviera ciertos sentimientos extraños. –Me llamo Mizuki Hitomi… Decía delicadamente manteniendo mi mirada en él. -¿Sabes? Me encantaría poder verlo cuando esté completo... seguro que son maravillosos... Hacía hincapié en lo hermoso que me parecía lo que este escribía, añadiendo una sincera sonrisa a la vez que cerraba mis ojos y enrojecía mis mofletes.    

avatar
Kaito Hyuga
Konoha Genin

Re: Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Kaito Hyuga el Dom Sep 16, 2018 12:06 am



Mientras terminaba de pronunciar mis agradecimientos, ella parecía encontrarse sumida en la más absoluta de las alegrías. No lograba distinguir si acaso era esa su manera de mostrarse al mundo, pura y cándida. con una dulzura y una bondad que brillaba aun más si cabe que sus radiantes ojos. Aumentó más su sonrisa, haciéndome sentir como si un relámpago me hubiera atravesado de lado a lado, dejándome paralizado, y provocando que acelerara avergonzado el proceso de cambiar de Kanji.

Ella, con aquel tono  dulce que por algún extraño motivo se me antojaba sublime, alegó que demostraba pasión en lo que hacía, haciendo que el rubor volviera a mis mejillas de forma instantánea, casi desconcentrándome de aquello que tanto parecía gustarle qe hiciera, y que fortuitamente nos había reunido a la sombra del roble.

Sentía una extraña calidez en el pecho, una que no sabía identificar, arraigada en mi ser, y que casi parecía que dependía de la presencia de la muchacha, creando en mí una suerte de comodidad que no entendía ni creo entender del todo a día de hoy, sumido en la confusión derivada de las emociones del alma. Mas algo en mí pareció florecer en el momento en que, de forma tímida, nuestras miradas se cruzaron, fugazmente. Durante un instante, me vi perdido en el verdor de sus ojos, transportándome a la inmensidad y paz de un enorme prado, plácido e ideal, un bucólico lugar que calmaba mi espíritu y me liberaba de las ataduras a las que desde temprana edad, me veía sometido. No había espacio en aquel infinito verde esmeralda para las inquietudes, los deberes o las inseguridades de no dar la talla a la hora de la verdad. Sólo ella, con su tierna sonrisa y evocadora mirada y yo, perdido ante la vasta fuerza de aquello que estaba sintiendo.

Ella me decía que no merecía las gracias, mas no podía responder, pues para mí mi mente y mi boca se hallaban inconexas. Traté de calmarme un poco mientras notaba que mi corazón de forma rítmica machacaba más fuerte de lo habitual mi caja torácica.
Y entonces, me dijo su nombre. Era música para mis oídos, simplemente perfecto, armonioso y transmitía la dulzura que irradiaba en su totalidad. Expuso su deseo de verlos terminados y una idea surcó mi mente al instante.

Pasé página instintivamente, y comencé a trazar, llevado por una euforia que no distinguía. Podía ver su nombre escrito en mi mente, me disponía a pasarlo a papel, deseoso de que ella lo viera.
Terminé sorprendido de lo rápido que había sido, y sonriendo de oreja a oreja, pasé a mostrarle aquella hoja, entusiasmado, mientras notaba arder mis mejillas y en general toda mi faz.

-Se escribe así...¿verdad?-le pregunté, sintiendo cómo el pulso se me aceleraba. -Si de verdad te gusta, me gustaría que te lo quedases-dije mientras arrancaba con suma delicadeza aquel boceto, de forma perfecta, a la vez que se lo tendía, tras haber dejado mi libreta apoyada en mi pierna. -Atesóralo por favor, y un día, lo escribiré como merece tu bonito nombre, Mizuki. Y me verás hacerlo.

No pude evitar mirar sus ojos de forma fija, mientras esperaba su respuesta. Una que, sin saberlo, marcaría mi ser de forma irreparable, bajo el murmullo de las hojas y aquel hermoso crepúsculo.

avatar
Mizuki Hitomi
Konoha Chunin

Re: Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Mizuki Hitomi el Dom Sep 16, 2018 2:33 am



Nuestras miradas conectaron por unos instantes, solo fueron unos segundos, pero, para mí se había parado el tiempo en ese momento. No existía nada más, nadie más, no sabría definir las sensaciones que mi cuerpo estaba sintiendo en esos segundos que transcurrían tan lentos que se me hacían horas, simplemente era maravilloso. De pronto, pude ver como el rostro del muchacho se iluminaba por unos instantes. -¿Hum? Pronuncié intrigada al ver que Kaito retomaba con muchas ganas su libreta y comenzaba a escribir unos kanjis. Me sorprendía ver la velocidad del trazo, como también su precisión y firmeza.

Estaba expectante por ver cual palabra conformaría aquellos kanjis, hasta que de pronto, cuando terminó, no pude guardar mi asombro. Mis ojos comenzaban a brillar con emoción al ver el Kanji por completo. Kaito había escrito mi nombre, al terminar me preguntó si era así como se escribía. -¡Hump! Pronunciaba con cierta emoción a la vez que afirmaba cabeza, bastante contenta. En ese momento él decidió regalármelo, mientras este comenzaba a arrancar la hoja de su libreta mis ojos comenzaban a inundar de lagrimas, las cuales trataba de contener. Cuando me lo entregó no pude contener la emoción, y una lágrima mezcla de felicidad y emoción caía por mis mejillas al momento en el que me entregó el boceto. –Gra…cias… Decía con la voz entrecortada, a la vez que mi rostro se dibujaba una sonrisa, que se mezclaba con las lágrimas de emoción.

Lo acerqué a mis piernas para contemplar los delicados trazos tan hermosos el cual confirmaba mi nombre. –Es precioso… va a ser uno de mis tesoros mejor guardados… Dije mientras que con cuidado me sacaba la cartera de la espalda, para luego dejarla al lado mío, abriéndola y sacando la carpeta para guardarlo en ella y así evitar que no se rompa. Volví a guardar la carpeta en la mochila para luego cerrarla. Tras eso sequé mis lágrimas con mis dedos, para luego mirarle con un rostro completamente feliz, pues rara vez recibía regalos y recibirlos siempre me ponía ciertamente emotiva. –Muchas gracias por el regalo… no hacía falta... Decía con la voz rebosante de emoción a la vez que mi rostro quedaba bastante rojo, debido al cúmulo de emociones y sentimientos encontrados. -Perdona por esto... soy algo tonta... Alegaba, pues me avergonzaba haber llorado y eso se notaba en mi rostro, pues este ya estaba tan rojo que me ardía.

avatar
Kaito Hyuga
Konoha Genin

Re: Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Kaito Hyuga el Dom Sep 16, 2018 3:24 am



Asintió con la cabeza ante la cuestión de si había acertado en la escritura de su nombre, embargándome una sensación de alivio, pues no hubiera sido adecuado errar en algo tan importante como eso en aquel justo momento. Noté que ella estaba feliz de ver que había escrito su nombre, haciendo que su rostro se iluminara, de forma que su expresión hizo que algo se revolviera en mis adentros.

Al entregarle la hoja, la miré sonriente, sin poder evitar fijarme en algo que me dejó anonadado. Una pequeña lágrima, furtiva y solitaria, se había formado en sus ojos, y había comenzado a caer lentamente por sus mejillas. La visión de ella llorando ante mi regalo, a la vez que con su melodiosa voz me daba las gracias bajo aquel árbol hizo que una parte apartada de mis emociones se despertara, haciéndome temblar repentinamente, mientras su sonrisa volvía a aparecer ante mí, haciendo que el rubor llegara a mis mejillas de nuevo. Su belleza para mí era hipnótica, y no sabía siquiera qué eran aquellos sentimientos que, como jamás había pasado, estaba haciendo aflorar en mí.

Acercó hacia ella el fruto de mi trabajo, pronunciando una frase que me hizo sentir verdaderamente bien, como si acabara de cumplir algún tipo de objetivo que no conocía, a la vez que me sorprendí a mí mismo sonriendo como un bobo ante aquella situación.

-Eso es un gran halago, Mizuki, de verdad-alcancé a decir sonrojado como estaba, sin poder apartar la vista de ella.

Guardó el papel con mimo en una carpeta situada en su mochila, mientras yo la observaba ensimismado. El movimiento de su pelo, sus gestos delicados, su sonrisa sincera...no recordaba haber visto jamás a una muchacha más bella que ella, y en aquel momento podía jurar que jamás sería así, pues estupefacto me hallaba ante su mera presencia. Se secó las lágrimas de los ojos, y de verdad deseaba haber sido yo quien lo hubiera hecho, nada más que por el mero hecho de poder acariciar su rostro, de forma suave.
Me agradeció de nuevo el regalo, y eso no podía quedar sin respuesta.

-De verdad, no hace falta que me des las gracias. Es un presente por haber alabado mi escritura. Y recuerda que aún no te he hecho entrega del definitivo, a pincel y tinta-añadí, tratando de que ella viera que no hacía falta agradecerme nada.

Sentí un nudo en el estómago al ver que ella se encontraba así en parte por mi culpa, y que se llamaba a sí misma tonta, a la vez que su rostro se mostraba bermejo, fruto de la vergüenza que estaba pasando. Quise darle un abrazo para demostrarle que no pasaba nada por haber llorado, mas ese impulso debería esperar a más tiempo, puesto que me encontré tragando saliva nervioso frente a la sola idea de hacerlo. Por lo que, haciendo un esfuerzo por vencer mi timidez y mientras me ponía igual o más rojo que ella, posé mi mano derecha en su hombro, en señal de apoyo, de forma suave.

-N-no digas eso de ti, por favor-tartamudeé inquieto mientras la frente me ardía. -Yo no pienso que seas tonta por mostrar tus emociones, Mizuki, de verdad-le dije en tono suave mientras afianzaba mi mano en su hombro, sintiendo el tacto de su persona.

Y para animarla, le solté algo sin pensar.

-Podemos vernos siempre que quieras para que me veas escribir y hablar, así que podrás tener todos los que quieras-expuse de forma amable lo que llevaba dentro, en un acto puramente inocente, mientras la observaba, con una mirada que transmitía apoyo...y un sentimiento que yo no sabía qué significaba.

avatar
Mizuki Hitomi
Konoha Chunin

Re: Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Mizuki Hitomi el Dom Sep 16, 2018 7:31 pm



Cambié de posición, sentándome en una postura algo más relajada, abriendo mis piernas para luego cruzarlas entre sí, mientras que volvía a apoyar mi espalda en aquel árbol. Mientras, escuchaba decir que no debía agradecerle, pues era un presente que lo hizo con el motivo de haber elogiado su maravillosa escritura. Seguido, añadió que este no era el definitivo y que me daría uno hecho a pincel. Al escuchar eso junté mis manos, a la vez que comenzaba a jugar con los dedos acariciándome. –Me encantaría verlo acabado… Decía con cierta timidez, al igual que algo de vergüenza, algo contradictorio con mi forma de ser ya que era bastante extrovertida.  

Tras decir eso aparté mi mirada para luego centrarla en mis manos, pues sentía cierta vergüenza, a pesar de que el ambiente se notaba algo bastante agradable. Tras un silencio algo incómodo, este de pronto, sin esperármelo, posó una mano en mi hombro, al notar el tacto, como su calor, mi piel se erizó al instante, a su vez que alzaba la cabeza la cual la mantuve agachada, entreabriendo mis labios dejando salir un pequeño suspiro, tan leve que era prácticamente imperceptible. Acto seguido mi sonrojo aumentó cuando escuché las palabras de apoyo que él me proporcionaba.

Fue entonces cuando alcé mi rostro mirando al anaranjado cielo, a su vez cerré los ojos tornando mi rostro un tanto serio. –Un ninja no debe mostrar sentimientos…  eso se vuelve su punto débil… Decía con cierto desanimo, pues no podía evitarlo. Suspiré levemente para luego descender mi mirada y centrarme en el joven. Esté comentó que podía visitarle en cualquier momento para verle escribir de nuevo, al escuchar eso mi rostro serio volvió a dibujar una leve sonrisa. -¡Claro! Exclamé con ánimo afirmando su propuesta, tras eso simplemente me quedé observándolo, parecía algo vergonzoso por tocarme el hombro y eso en cierta manera me gustaba verlo así. Me llevé mi diestra al cabello, para comenzar a juguetear con este mientras le miraba algo intrigada. -¿Y bien? ¿Se te ocurre algo más? Interrogué cuestionando si se le venía alguna inspiración más.

avatar
Kaito Hyuga
Konoha Genin

Re: Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Kaito Hyuga el Lun Sep 17, 2018 12:00 am



El mero hecho de apoyar mi mano en su hombro era ya un mundo para mí, alguien que no andaba acostumbrado a ese tipo de muestras de cariño entre sus personas cercanas, por lo que, aunque era una sensación maravillosa, que me recorría el cuerpo, estremeciéndome, me encontraba cada vez más avergonzado, queriendo que la tierra me tragase en aquel mismo instante por haber cometido semejante osadía. Sin embargo, y para mi sorpresa y mayor alivio, a ella no pareció importarle aquello, mas actuó de forma extraña, pues no alcanzaba a comprender su reacción, moviendo la cabeza en lo que parecía ser un gesto de vergüenza, aumentando mi intriga al ver que, de repente se ruborizó. Me pareció preciosa, y no podía dejar de mirarla como no había mirado a nadie jamás, deseando decirle qué opinaba de su belleza, mas callando, por miedo.

Miró al cielo, teñido de naranja por la marcha del sol, y soltó una frase que, aunque dogma ninja, sonaba completamente amarga, mientras salía con cierto pesar, o eso creí detectar. Me hizo recordar entonces cierto hecho de mi vida, cuando, curioso, hacía ya unos años, pregunté a mi madre qué significaba esa oración, tan repetida en la Academia y por las personas que aspiraban a ser o ya eran shinobis, mas que yo, ignorante, no entendía. No supo responderme, por desgracia, y me mandó callar ante mi insistencia. Mas yo, terco, quise saber la respuesta, esforzándome cada día por encontrar la clave para una cuestión que, trivial para unos, para mí era de vital importancia.

La expresión de mi rostro no cambió, al igual que el tono de mi voz al hablarle de nuevo.

-Mizuki...-intenté ordenar rápidamente las ideas en mi mente, buscando darle la respuesta que ansiaba, queriendo que aquel tono de pesar se marchara para no volver. -Un ninja no debe dejar que sus sentimientos afloren, quizá es cierto, y menos en el cumplimiento del deber. Pero...¿acaso no somos seres humanos? Aún no soy siquiera Genin, mas si quiero seguir adelante y alcanzar esa meta...es porque siento-alcé mi rostro, mirando la copa del roble, mientras una brisa de viento acariciaba mi rostro. -Quiero creer que no estoy destinado a ser un arma, carente de emociones, sino que si lucho, es por aquellos a los que amo, recibiendo fuerzas de ellos en comunión. Para mí, los sentimientos nos hacen fuertes...y únicos-dije mientras bajaba mi rostro y la miraba.-Además...no somos ninjas, al menos yo, y aunque lo fuéramos tendríamos derecho a vivir, con nuestras emociones, pudiendo dejarlas salir, ¿no?-sonreí, mientras movía la cabeza, tratando de animarla como mejor podía.

Me di cuenta en ese justo instante de que no había dejado de tocarle el hombro, haciendo que me ruborizara bruscamente, apartando la mano de ella y recogiendo mis enseres, para continuar con mi escritura, empezando a hacer trazos con velocidad, con el rostro bajo, inclinado, completamente encendido y tratando de que no se me notara en lo máximo posible la vergüenza que estaba pasando...mientras, de manera inconsciente, había empezado a trazar el Kanji de "Emoción".

avatar
Mizuki Hitomi
Konoha Chunin

Re: Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Mizuki Hitomi el Lun Sep 17, 2018 2:37 am



Por unos instantes se produjo un silencio, suponía que le había incomodado, el tono con el cual había dicho aquel fragmento con el que me educaron desde pequeña. Suponía que me había cargado aquel ambiente tan agradable con el que los dos estábamos disfrutando. No pude evitar apenarme demostrándolo con mi rostro, adoptando una mueca de cierta tristeza, que se reflejaba en mis ojos. Tras unos segundos de incomodidad, Kaito rompió el silencio nombrándome. En silencio le miré atenta, pues su tono parecía que quería que centrara mi atención en él.

Escuché atentamente sus oraciones, y comprendía todo aquello que este deseaba trasmitirme. Con cierta mueca de alivio sonreí levemente, mientras este terminaba de hablarme. Sinceramente estaba de acuerdo en todo lo que me contaba, pero, a pesar de estar conforme con lo que me decía, sentía que en el fondo el mundo, o al menos desde mi experiencia no era así. Tras decirme eso, pude ver como esté apartaba la mano de mi hombro. Con cierta melancolía volvía a elevar mis rodillas, volviendo a aquella posición de hace un rato, para luego pasarme las manos por detrás de mis muslos, para luego agarrar una mano con la otra, bajando así mi cabeza. –Eso sería lo ideal… Musitaba con un cierto tono deprimente.

-¿Sabes? Desde que tengo uso de razón, mi padre me ha estado entrenando… él me ha estado enseñando todo lo que sabe del mundo ninja… Decía mientras elevaba un poco la cabeza mirando el horizonte, el cual podía ver los edificios de la aldea y detrás el sol que se iba retirando lentamente. –Él siempre me dice que soy demasiado blanda, que no valgo para ser ninja, porque no puedo despojarme de mis sentimientos… incluso llegué a creerlo… Hacía una leve pausa para respirar, para luego suspirar profundamente. –He estado entrenándome duramente, tratando de quitarme el lastre para no defraudar a mi padre… pero todo ha sido en vano… últimamente he estado investigando y solo hallé lo que mi padre decía. “Para un ninja los sentimientos son un lastre” Proseguía con mi explicación, pero de pronto una sonrisa se dibujaba en mi rostro, la cual hasta ahora predominaba la tristeza.

-Pero… me alegra saber que no soy la única que piensa diferente… Suspiraba con un cierto tono alegre en mi rostro, dibujando al fin una sonrisa alegre y sincera. En ese momento Kaito retomó su cuaderno comenzaba nuevamente a trazar formando otro kanji. Miraba el entusiasmo que le ponía a su escritura, en ese momento una pregunta me rondaba por la mente, pues más que alguien de espíritu guerrero, aquel muchacho parecía ser un pensador. –Kaito-san… ¿Por qué quieres ser un ninja? ¿Cuál es tu objetivo como ninja? Preguntaba con cierta curiosidad, por saber los motivos de aquel chico en ser un ninja.


avatar
Kaito Hyuga
Konoha Genin

Re: Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Kaito Hyuga el Lun Sep 17, 2018 7:05 pm



Su rostro, tan dulce desde que la había conocido momentos antes, se vio apesadumbrado antes de que comenzara a hablar, mostrándole quizá un poco de mi interior a aquella radiante chica, tratando de animarla, demostrándole que no era ninguna idiota por dejar que sus sentimientos, aquellos que la hacían humana, única y sobre todo ella misma, salieran a la luz. Por suerte para mí, mientras le comentaba una pequeña parte de mi visión del mundo, ella empezó a mostrarse más aliviada, como si, en parte, se hubiera liberado de algún tipo de carga, mas no tardó en asumir una pose que, lejos de la alegría inicial de Mizuki, a mí me partía algún recoveco del alma.

Se pronunció con respecto a mis palabras, con cierta pena, y no respondí, al menos no en ese momento, pues algo me decía que ella necesitaba algo de silencio, bien para desahogarse conmigo, bien para hundirse en sus pensamientos  y aclarar su mente. Pareció optar por la primera opción, por lo que, sin dejar de trazar, la escuché con atención, tratando de absorber cada una de sus palabras y matices, determinado a apoyarla si así fuera necesario.

Mi corazón se contrajo, triste, a la vez que ella relataba parte de su experiencia personal, mientras no podía evitar dirigir al papel cierta mueca de dolor, por ella, que se encontraba a mi lado, deseando poder animarla de la manera que fuese. Suspiró, haciendo una pausa, para luego proseguir con su narración, mientras yo daba forma a aquella figura en mi cuaderno, pensando que, quizá...no éramos los dos tan distintos como cualquiera podría pensar. Después de todo, yo conocía de primera mano lo que era sentir que, por mucho que me esforzara, jamás llegaría a cumplir con las expectativas de aquellos que me rodean, pues mi naturaleza era diferente a la óptima y mi talento más bien escaso, mientras me hundía cada vez más en las obligaciones impuestas y en mi ansia de proseguir y mejorar en mi educación y carrera. La sensación de sentir que jamás serás capaz de cumplir los estándares impuestos sobre ti por la gente a la que amas no es precisamente una que sea fácil de apartar de tu cabeza, por lo que sabía en parte por lo que estaba pasando aquella chica. Mi único afán, además de ayudarla en aquel instante, era seguir avanzando, para cumplir los objetivos que sobre mí se alzaban. ¿Mas eso era lo correcto en aquella situación?

Terminó su pequeña explicación, llegando en ese momento a mí una sensación de algo que, si no lo era, se parecía mucho a la tristeza. Sin embargo, su tono de voz se elevó, algo animado, haciéndome temblar con sus palabras de agradecimiento implícito. Sentí ganas de llorar en parte, mas las contuve. Mizuki no necesitaba eso. Y para terminar, había preguntado de forma curiosa en qué consistían mi camino ninja y los motivos que tenía yo para recorrerlo.

Giré la cabeza en su dirección, quedándome de piedra debido a sus palabras, y sonriendo levemente, decidí responder.

-Mizuki, entiendo tu dolor, más de lo que tú misma quizás llegarías a creer-dije, con cierta torpeza, pues las palabras salían a trompicones de mi boca. -Como miembro del ilustre clan Hyuga, he sido criado y educado para cometer una gran labor, por la ambición de mi madre, que no conoce límites. Ansía que su hijo sea un shinobi de éxito, que llegue alto en la carrera ninja, y a partir de ahí, sea alguien de valor para la familia-giré mi cuerpo para poder tenerla de frente. -Mas no creo valer para realizar dicho cometido, Mizuki. Por eso te entiendo, y tengo algo que decirte, tras años de padecer dicho mal. No desistas. Tu padre quiere que seas una gran ninja, mas lo hace desde su propio camino. Tú eres tú, y nadie más. Los sentimientos no son un lastre, pues son ellos quienes, a la hora de la verdad, nos harán fuertes. Nos forjan como personas. Nos hacen avanzar por el Nindo. Por ello, no los rechaces, acéptalos, y avanza, sonriendo como antes, por favor-mi voz se quebró pronunciando esta frase, mientras recordaba todas aquellas escenas en las que me veía solo, derrotado por unas grandes expectativas que recaían en mis pequeños hombros. -Me gustaría poder ver esa preciosa sonrisa mientras te abres camino hacia un mañana radiante.

Notaba cómo las lágrimas se agolpaban en mis ojos blancos, con cierta ansiedad, pues fui consciente en aquel instante de que quizá, había sido impertinente. Iluso. Bocazas. Mas no quería echarme atrás, no quería esconderme, por lo que respondí a su última pregunta, tratando de mantenerme firme.

-Al principio, quería ser ninja por mi madre, pero por todo lo anterior y más, he decidido que es hora de forjar mi propio destino, crear mi propia senda. Y lo haré, buscando la verdad con los ojos que el mundo ha decidido brindarme. Caminaré en su busca, para transmitirla a aquellos que la necesiten, tratando de ayudarles en sus vidas. Lo mío puede que no sea la guerra, o el combate, mas mi Nindo es una vía que busca iluminar- sonreí mientras me abría, preparado para decirle mi objetivo, aunque sonara a delirio infantil. -Deseo ser alguien que se sitúe al lado del Hokage, para ayudarle a guiar a las personas, al igual que a mi propio Clan.

Vergüenza. Eso sentía recorriendo todo mi cuerpo. Había abierto mi corazón ante aquella chica por un motivo que aún ni entendía, mas no sabía el porqué, me agradaba haberlo hecho. ¿Locura? ¿O quizá aquel Kanji que estaba escribiendo había tomado el control de mi persona? Nunca lo sabré.

Contenido patrocinado

Re: Hojas crepusculares [Pasado/Social Privado Mizuki Hitomi]

Mensaje por Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.