Últimos temas
» [Pasado - Libre] A cierta hora
Hoy a las 8:49 pm por Yakko

» [HN] Yakko # Genin
Hoy a las 8:10 pm por Yakko

» [Petición] Conexión diaria
Hoy a las 8:09 pm por Yakko

» [Pasado] Asegurando la base
Hoy a las 8:06 pm por Yamata

» [Guia y Petición] Hojas de creación
Hoy a las 7:48 pm por Hachiwaru Naito

» [Pasado] Collatio
Hoy a las 7:13 pm por Farahan

» [Censo Salvaje] 21/01/2019
Hoy a las 6:53 pm por Seiko Shouboku

» [Misión rango C] Dama del bosque (2)
Hoy a las 8:29 am por NB Chronicles

» [Tienda] La Armería
Hoy a las 1:05 am por Seiko Shouboku

Afiliados
Limpieza 18 - 01 - 19

Boku no Hero ROLLittle FearsPhotobucketCrear foro

[Pasado] La leyenda del hombre perro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Toushirou Tsukiyomi
Toushirou Tsukiyomi
Kumo Genin

[Pasado] La leyenda del hombre perro

Mensaje por Toushirou Tsukiyomi el Jue Oct 18, 2018 7:08 am

Misión:
MISIÓN RANGO C

La leyenda del hombre perro

Al norte del país se encuentra un pequeño poblado donde juran y perjuran que durante las noches de luna llena son atacados por un hombre mitad humano y mitad perro. Asumen que se roba todo lo posible y después se retira a su santuario en las montañas para descansar durante el resto del tiempo hasta la siguiente luna llena. La aldea cree que se trata de alguna especie de truco de un probable bandido, por lo que ha mandado a un par de shinobis a investigar la situación y resolverla. El arribo será un día antes de la próxima luna llena.

Localización: País del rayo.
Requisitos: —.
Integrantes: Hideki Shinozuka, Yuuki no Doragon y Toushirou Tsukiyomi.
Datos adicionales: —.

El movimiento en la aldea era tan cotidiano como siempre, con gente mirándolo de mala gana por la simpleza de su aspecto y desencajando por completo en cuanto a lo que significaba la magnificencia de un país tan rico como destacable... Toushirou Tsukiyomi no era un joven común para los habitantes del País del Rayo, y si uno separaba a pensarlo detenidamente, tampoco podía acostumbrarse a la normalidad en cualquier lugar al cual acudiera, pero... ¿Qué significaba eso para él? Todo y nada al mismo tiempo.

Con un entrecejo arrugado y su vista fija en la llama que emergía del zipo sostenido con la diestra, el joven de viejas heridas visibles en todo su esplendor se encontraba a escasos cinco metros de las puertas de la aldea, con la espalda apoyada sobre el mural y la zurda escondida en el bolsillo de sus pantalones... ¿Fuego? ¿Qué era el fuego para Toushirou? Sus destacables cicatrices podían ser confundidas simplemente con cicatrices de alta gama, pero aquella sensibilidad incompatible con su carácter, era capaz de aguantar el dulce abrazo de aquellos remaches metálicos a lo largo de sus rasgos faciles.

En aquella oportunidad, Toushirou no disimulaba. No se escondía, no era uno con las sombras... Debía encontrarse a la vista, enfocado por la poca luz del sol que comenzaba a mostrarse en el horizonte. Sí, era temprano por la mañana, una mañana que acompañada de un viaje especial, lo llevaría a él y un shinobi más a una misión destinada en el norte del País del Rayo; consigo traía la autorización correspondiente para salir de la aldea, como también, el informe inicial que necesitaba para hacer su trabajo... ¿Una misión importante? Mejor que rescatar gatos lo era.

Vestía una chaqueta negra y de mangas largas recogidas hasta los codos, la cual poseía varios bolsillos y cierres de plata; tenía una calidad de corte y confección envidiable, muy propia de las tierras a las cuales servía. Por debajo de esta se encontraba una simple camiseta, muy básica, blanca y pura; el cuello de corte en "V" mostraba sus cicatrices sin cuidado, como si realmente ya no le importase tenerlas en lo absoluto. Sus pantalones eran largos, bombachos y con cierres simulando bolsillos que no existían en realidad; los mismos tenían el color de la chaqueta. Su cinturón era holgado y como placa central tenía la banda ninja de la aldea distinguiéndolo como shinobi de Kumogaure no Sato; además permitía sostener armas, como el Daikiri que se encontraba en su vaina atada al mismo, ubicándose del lado izquierdo de su cintura para un fácil desenvaine...

Por calzado llevaba un par de sandalias ninja, comunes y corrientes; estas eran de una tonalidad grisácea y quizas evidenciaban una de las pocas partes sin cicatrices para el médico cicatrizado.

Debería ser menos puntual. — pensó, sabiendo que la hora designada por sus superiores para el encuentro recién comenzaba a estar cerca; había estado por una hora entera esperando allí, y aún faltaban quince minutos para el arribo de dos compañeros... ¿Los conocía de la academia ninja? No tenía ni idea... ¿El inicio de una amistad o rivalidad? Toushirou no era de los que se paraban a pensar en ello, sino mas bien, en cuanto más tardaría en conocer a sus ahora compañeros de misión, y si le despreciaría como bien hacía el resto de la aldea...


Inventario Bélico:
Estuche lateral derecho:
- Bombas de humo x2
- Respirador x1

Estuche lateral izquierdo:
- Garras ninja cerradas x1
- Bombas de humo x2

Muslera derecha e izquierda:
- Kunai x3, c/u.

Adicionales, en vestimenta:
- Daikiri x1 —en la cintura, lado izquierdo—.
  • Fuerza : 20
  • Resistencia : 20
  • Agilidad : 20
  • Espíritu : 30
  • Concentración : 20
  • Voluntad : 20
  • Chakra : 105

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.