Últimos temas
» [Petición] Conexión diaria
Hoy a las 8:57 pm por Kiosuke Sawarabi

» [Misión rango C] Dama del bosque (2)
Hoy a las 7:47 pm por NB Chronicles

» [Petición] Misiones diarias
Hoy a las 5:46 pm por Nine Beasts

» Calidez en tierras lejanas [Presente]
Hoy a las 5:36 pm por Noro

» [Tienda] La Armería
Hoy a las 10:09 am por Haru Eien

» [Guia y Petición] Hojas de creación
Hoy a las 3:57 am por Hwang Hon

» Un pasaje directo [Presente]
Hoy a las 2:32 am por Daigotsu

» [Petición] Puntos Ninja
Ayer a las 10:40 pm por Kiosuke Sawarabi

» La sangre benevolente [Time Skip]
Ayer a las 10:01 pm por Han Soo Neul

Afiliados
Limpieza 18 - 01 - 19

Boku no Hero ROLLittle FearsPhotobucketCrear foro

Un encuentro caramelizado. (Priv: Kaori)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Madoka Yotsuki
Kumo Genin

Un encuentro caramelizado. (Priv: Kaori)

Mensaje por Madoka Yotsuki el Miér Oct 24, 2018 12:23 am

-No soy una pequeña niña que necesita protección o supervisión…- Refunfuña la pequeña Madoka, siempre siendo criticada por su edad y principalmente por ser una ninja teniendo la mala suerte que cada vez que cuenta que es una ninja de la aldea de Kumogakure, todos se quedan con la boca abierta y sin poder creérselo. Sus días siempre son así y la forma que puede relajarse es muy sencilla… ricos y deliciosos chocolates la forma más rica de matar sus ratos y olvidar a las personas que hablan mal de ella o se burlan sin creerle que es una Shinobi. La niña camina con una total relajación observando de reojos las tiendas de dulces, tratando encontrar la mejor y comer un montón de estos para hacer que su dia valga la pena por lo menos. Su sonrisa tan pura, como camina como si estuviera dando saltitos, su ropa que es un pantalón corto con una pequeña camisa que le queda a la perfección, teniendo su pelo amarrado estilo de forma de caballo, la joven no tiene ninguna misión que hacer durante todo el día y eso significaba que estaba de mini vacaciones por no tener ningún trabajo que realizar, y como siempre lo aprovecha para disfrutar de unas deliciosas golosinas de su tienda favorita.

El clima de la tarde del País del Rayo, está completamente fresco eliminando cualquier molestia hacia la rubia, que pueda venir sobre el gran calor que pueda estar causando y así provocando que su cuerpo comience a sudar odiando algo esto porque se siente completamente pegajosa. Los pasos de la chica van algo lento observando principalmente a las personas, algunas se que le quedan viendo también admirando su hermosura y a la vez hablándole de un tono como si le estuviera diciendo algo a un bebe, eso le enoja demasiado. Despues de un largo recorrido llega hacia la tienda de dulces favorita, siendo dueña una pequeña anciana que siempre es dulce con Madoka, algo que siempre agradece porque algunas veces le da caramelos gratis a la joven –Abuela, quiero lo de siempre- Comenta riéndose porque se siente bastante confianza y en un buen ambiente cuando pisa el suelo del negocio de la abuela, sin mas que decir la señora le entrega lo mismo de siempre a la pequeña, y sin mas que hacer se va empezando a comer caramelo por caramelo.

A medida que come aquellos dulces sus mejillas se ponen algo rosadas, culpa del sabor de los caramelos que tanto le encanta y cuando cierra los ojos para tratar de concentrarse en el sabor de aquellos dulces, choca contra alguien haciéndola caer sentada en el piso –Auch…- De forma molestia la niña con cuernos observa a la persona con quien choco -¿Por qué no te moviste? Grrrr…- Muerde sus propios dientes mostrando una cara enojada y lo peor es que algunos de sus caramelos están en el suelo.


Volver arriba Ir abajo

avatar
Kaori Unmyou
Kumo Genin

Re: Un encuentro caramelizado. (Priv: Kaori)

Mensaje por Kaori Unmyou el Lun Oct 29, 2018 8:05 pm

Aquél día, el día que Kaori conoció a Madoka, no parecía ser un día fuera de lo normal cuando éste empezó. A pesar de no tener ninguna misión que realizar, Kaori se pasó la mañana entrenándose en los campos de entrenamiento y, aunque lo normal hubiese sido que continuara por la tarde también, tras comer decidió darse un ligero descanso y salir a pasear por la ciudad. Así pues, tras bañarse y ponerse sus joyas favoritas salió de casa hacia la zona comercial, pues pensó que ya de paso haría algunas compras y mataría a dos pájaros de un tiro, pues aunque Kaori era muy exigente consigo misma y siempre consideraba que todo entrenamiento era poco, era más que consciente de lo necesario que es darse un descanso de vez en cuando, tanto es así que lo consideraba una obligación más para consigo misma.

Estando ya la zona de las tiendas, Kaori no tardó nada en ver algo que le llamó la atención. Esto fue el pequeño encontronazo que tuvo la menuda Madoka, es decir, Kaori vio a la perfección como Madoka, que iba demasiado embelesada en sus dulces, chocaba contra la espalda de un fornido hombre que estaba descargando unas cajas de un carro y dejándolas frente a una tienda. Kaori, a pesar del inocente e infantil aspecto que pueda tener Madoka, no tardó nada en unir cabos y darse cuenta de que aquella "niña" era más peligrosa que el repartidor, y que si no intervenía (pues la cara con la que el repartidor se giró y miró a la chica no era muy amigable precisamente) las cosas no acabarían del todo bien... para el repartidor.

Kaori, permaneciendo aún entre los demás viandantes se acercó sin llamar la atención hacia el caballo de tiro que llevaba el carro del repartidor y le dio un ligero azote en el trasero para que éste comenzara a andar. Tuvo cuidado de darle el azote desde el lado, pues si el caballo no reaccionaba como ella tenía pensado no quería llevarse una coz, pero por suerte el caballo echó a andar calle arriba tras relinchar. Y entonces, justo cuando el repartidor se había remangado y parecía que le iba a decir algo a Madoka fue cuando Kaori entró en escena.

-Perdone señor -le dijo amablemente al repartidor con una voz dulce y suave en un tono bajito, que era al que Kaori solía hablar. -¿Ese carro que va calle arriba es suyo? -En principio el repartidor la miró con mala cara, como si no quisiese que más niñas monas se interpusieran entre él y su trabajo, pero en cuanto vio el carro irse hacia adelante sin él abrió la boca de par en par y echó a correr tras él mientras llamaba a voces al caballo, que al parecer se llamaba Sardinilla.

Con una leve sonrisa Kaori se giró hacia Madoka. -Perdona que me haya metido donde no me llaman, pero creo que ese señor no hubiera entendido que no eres una "niña mona" cualquiera y... bueno, creo que no hubiera acabado bien el encuentro para él. -Se llevó la mano a la boca con sorpresa. -Soy una completa maleducada. Soy Kaori Unmyou, kunoichi de Kumogakure no Sato -Dijo con una reverencia. -Y si no me equivoco tu también, ¿no? -Preguntó reincorporándose de nuevo con una sonrisa. -Si quieres te invito a algunos dulces y así compensamos los que has perdido aquí. -Señaló con la mirada los caramelos que estaban en el suelo.

En el fondo el corazón de Kaori latía a mil por hora pues, entrenar, luchar y esas cosas se le dan muy bien, pero socializar...

Volver arriba Ir abajo

avatar
Madoka Yotsuki
Kumo Genin

Re: Un encuentro caramelizado. (Priv: Kaori)

Mensaje por Madoka Yotsuki el Miér Oct 31, 2018 6:07 am

Mi enojo esta por las nubes teniendo unas tremendas ganas de patearle el trasero a ese señor, pero lo único malo es que estoy en público y darle una paliza delante de todos puede dañar mi reputación de ser una niña buena ante todo el mundo, sabiendo en estos momentos que debo tener en cuenta todos los factores que me pueden perjudicar. De mi boca esta salió el típico gruñido que hace cualquier niño cuando tiene ganas de pelear y está muy enojado pero lo único que se me puede destacar mucho cuando me ven son mis cuernos, dando entender que no pertenezco de nacimiento a esta aldea –Discúlpate…- Susurre bajito sin prestar atención que el hombre no escucho mis palabras, y mis manos las aprieto con algo de fuerza llegando a mi limite de paciencia con ese señor, lo que me haría estallar es si mirara hacia el suelo mis queridos dulces tirados y principalmente desperdiciados teniendo unas grandes ganas de desquitarme con alguien.

Cuando iba abrir mi boca para decirle todo lo que pienso a ese señor, la voz de una mujer llama mi atención y una gran risa escapa de mis labios cuando veo el caballo correr lejos de todos pero principalmente como ese hombre lo sigue de forma desesperada -¡ES TU MERECIDO JUM!- Inflo las mejillas gritándole y me cruzo de brazos para hora observar el rostro de la extraña chica, que parece fue la que me ayudo o mejor dicho ayudo a ese hombre no salir perjudicado en esta situación -¿Quién eres?...- Mis orbes se fijan en los ajenos prestándole toda la atención que se merece -¿No soy una niña mona?...- Mis mejillas siguen infladas y me acerco hacia la joven misteriosa teniendo en cuenta nuestra gran diferencia de estatura -¿Me estas diciendo que soy una niña no mona?... ¿Es eso?- Suspiro de forma pesada colocando mis manos hacia mi estomago –Mis dulces…-

Mis ojos brillan con una gran intensidad cuando escucho las palabras de Kaori –Es un placer Kaori, mi nombre es Madoka y si quiero comer muchos dulces porque me encantan demasiado- Admito de forma sincera para luego tomar la mano derecha ajena y entrelazar nuestros dedos haciendo una conexión –Ya me hiciste una promesa de comer dulces y ahora tendrás que cumplirla ahora mismo… quiero muchos muchos dulces.- Finalizo riendo un poco y luego mirar hacia la tienda de caramelos.





Volver arriba Ir abajo

avatar
Kaori Unmyou
Kumo Genin

Re: Un encuentro caramelizado. (Priv: Kaori)

Mensaje por Kaori Unmyou el Miér Nov 07, 2018 7:26 pm

Al parecer, a Madoka le hizo gracia el ver como el caballo echaba a correr con todas las mercancías de aquel hombre detrás suya, pero lo que desde luego no el hizo ninguna gracia fue la "desafortunada" frase de Kaori sobre si era mona o no. Obviamente las intenciones de Kaori cuando dijo esa frase eran muy distintas de las que Madoka había captado, así que Kaori no pudo evitar explicarse ante aquel leve malentendido. -Encantada de conocerte Madoka, y te ruego que me disculpes si mi frase anterior te ofendió de algún modo, pues yo no pretendía decir que no eres mona, de hecho, quería decir todo lo contrario, quería decir que eres tan mona que la mayoría de la gente es lo único que ve de ti, pasan por alto tu fuerza y tu arrojo, te ven débil debido a todo eso, y creo que se equivocan. -Dijo Kaori con voz dulce y suave así como con una leve sonrisa. Rezo para sus adentros para que no volviera a molestarle nada, pues la verdad no suele ser bien recibida, Kaori lo sabe mejor nadie.

Sin embargo, lo que pasó a continuación sí que quedó a Kaori sin palabras y le hizo replantearse más de una cosa. Pues ante la promesa de dulces, Madoka reaccionó de manera muy cariñosa, más de lo que Kaori estaba acostumbrada, y le cogió la mano derecha para que la acompañara a lo que parecía ser su tienda de dulces favorita. Kaori se quedó extrañada ante aquella reacción, ¿significaba eso que ya eran amigas? ¿O simplemente era algo normal entre las chicas de esa edad? No lo tenía claro, pero se "mordió la lengua" y esperó al momento oportuno para hacerles todas las preguntas que estaban agolpándose en su cabeza.

Las dos chicas fueron caminando hacia la tienda de caramelos, que no quedaba muy lejos de donde estaban, agarradas de la mano pero en silencio, al menos por parte de Kaori, ya que eran demasiadas las preguntas que tenía en la cabeza y estaba segura de que, de hablar, las soltaría todas en cascada. A los pocos minutos, que a Kaori se le hicieron eternos, llegaron a la tienda. La tienda era un lugar pequeñito en el que cabían las dos chicas pero como entrase una sola persona más tendrían que estar apretujados. Las estanterías que había en las paredes de la misma estaban repletas de golosinas y dulces de todos los colores, sabores, olores y tamaños. Desde luego la tienda debía ser un éxito entre la gente joven de la aldea, por desgracia a Kaori nunca le gustaron demasiado los dulces, así que era la primera vez que entraba en el lugar. Tras el mostrador había una ancianita que parecía parte del lugar, como si llevara trabajando allí toda su vida, cosa que probablemente fuese así, es más, incluso olía igual que aquél lugar, a caramelo y fresa.

Kaori se acercó al mostrador. -Hola buenas,quisiera... -Miró hacía los botes que guardaban los caramelos y se dio cuenta de que no sabía realmente que comprar, pues no sabía los nombres de las golosinas y tampoco sabía que le gustaría a Madoka. Así pues se giró hacia Madoka con una sonrisa. -Perdón, se que quieres dulces, pero no se cuales, así que pide lo que quieras, yo invito. Y... por cierto, ¿Significa todo esto que somos amigas? -Preguntó desde la más profunda ignorancia Kaori que ya no pudo aguantar más la incertidumbre.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Madoka Yotsuki
Kumo Genin

Re: Un encuentro caramelizado. (Priv: Kaori)

Mensaje por Madoka Yotsuki el Sáb Nov 10, 2018 2:43 pm

Mis mejillas continúan infladas mientras escucho las palabras que salen de los labios de aquella chica, que me ayudo en contra de ese hombre que lentamente le iba a partir las piernas y robarme su caballo para así comprar más dulces montada sobre él. Ladeo un poco mi cabeza tratando de comprender las palabras de la chica, pero lo único que me concentro es en ver aquellos dulces en la estantería de cristal como si estuvieran llamando, y me los comiera todos de un solo bocado. Después de escuchar todas las palabras ajenas situó mis manos en mi pequeña cintura, dejando de tener las mejillas infladas –Pues te perdono porque soy bastante generosa pero será la ultima vez ¿Entendiste? Jun.…- Comento con bastante naturalidad y mis orbes se fijan en los ajenos dándole a entender que ahora es mi centro de atención hasta que vayamos a recorrer aquella tienda a comer mis dulces favoritos. Ya tomadas de la mano siendo un punto de vista como hermanas, cualquier persona que las viera caminando de esa forma pensaría que estuvieran teniendo una caminata de buenas hermanas por la aldea de Kumogakure no Sato.

Luego de tener una pequeña caminata junto a Kaori, llegamos hacia la tienda viendo todo más de cerca y mis orbes brillan con más intensidad teniendo bastante ganas de poner devorármelos todo y quedarme completamente dormida disfrutando del sabor del dulce en mi lengua. Nuevamente mi atención la obtiene la chica con la cual me estoy tomando de la mano, y una pequeña risa escapa de mis labios cuando escucho la pregunta que me hace –Al principio te podría haber tratado mal, y hacerte pasar mal delante de todos… ¿Quién no le creería a una chica de 13 años?- Le sonrió ampliamente con algo de malicias pero esta se elimina –Pero me ayudaste con ese señor, y hacerte daño o que las personas pensaran que estuvieras acosado u maltratan a una pequeña niña estaría mal… Eres mi amiga- Le saco un poco la lengua para soltarle la mano y pegarme a los cristales claro sin romperlos –Kaori, Kaori, Kaori, Kaori, quiero esos dulces…- Señalo aquellas piruletas de arcoíris.

No siento ningún tipo de maldad de decirle aquellas palabras a mi nueva amiga, tampoco demostrarle como verdaderamente soy sin sentir nada de remordimiento hacia mi persona, si me acepta de esa manera podría ser mi amiga para siempre pero si se espanta, y no le agrada no me interesa en absoluto seguirle y suplicarle -¿Qué comerás tu?- Le pregunto con algo de curiosidad fijándome en su rostro y en sus reacciones.


Volver arriba Ir abajo

avatar
Kaori Unmyou
Kumo Genin

Re: Un encuentro caramelizado. (Priv: Kaori)

Mensaje por Kaori Unmyou el Vie Nov 30, 2018 8:56 pm

La respuesta de aquella chica sorprendió a Kaori, pero no en un mal sentido, más bien justo lo contrario. Kaori estaba acostumbrada a que la gente le diese de lado o se enfadase con ella cuando, irremediablemente, contestaba siempre la verdad. Así que encontrarse con una persona como Madoka que, no solo no se espantó ante la pregunta de Kaori, sino que además recibió una respuesta igual de sincera; alegró el día de la chica.

Así pues, con una sonrisa en la cara contestó: -Bueno, me alegra saber que mi decisión de espantar a aquel hombre haya sido la correcta. Y te agradezco la sinceridad de tu respuesta. -Se giró para ver qué dulces eran aquellos que señalaba Madoka. -Aunque te aviso de que nunca tuve amigos ni amigas así que no se muy bien como actuar en estos casos. -Miró a la anciana que estaba tras el mostrador. -Por favor, ¿sería usted tan amable de darme... no se... 5 de esas piruletas color arcoiris de allí? -Se volvió a girar hacia Madoka. -¿5 Están bien? Nunca comí nada de lo que hay aquí así que tampoco se cuanto debería comprar...

Nada de lo que había dicho era mentira, pues realmente no tenía ningún amigo o amiga y tampoco era muy aficcionada a los dulces y chucherías que allí se vendían. Por eso la siguiente pregunta la pilló algo desprevenida -¿Yo? No, yo no. Estos dulces tienen demasiado azúcar y colorantes, eso no sería bueno para mi cuerpo. Probablemente me afectaría en mi próximo entrenamiento y... bueno, por no hablar de los problemas cardiobasculares tales como el colesterol que pudieran provocarme. Si tú quieres comerlas me parece perfecto, pero yo creo que me abstendré. Es más, si quieres, puedo comprarte algo más de otra cosa, así tienes el doble de dulces. Aunque ya sabes, cuidado con el colesterol. -Dijo Kaori con una sonrisa completamente inocente y bondadosa. No quería que su nueva y única amiga se muriera de un infarto por chuches.

Volver arriba Ir abajo

avatar
Madoka Yotsuki
Kumo Genin

Re: Un encuentro caramelizado. (Priv: Kaori)

Mensaje por Madoka Yotsuki el Mar Dic 04, 2018 8:33 pm

Mis comentarios hacia la joven son completamente sinceros siendo agradable a la vista, y mas viendo como es en verdad logrando llamar un poco mi atención y especialmente por llevarme a comprar algunos dulces que tanto me encantan. Salude de forma cariñosa a la vieja que siempre me vende los dulces a mitad de precio por ser su niña favorita, algunas veces le llamo abuela para tener más confianza con esta aunque no me importe nada, utilizo todos mis recursos para ser la favorita, y de chica buena en los ojos de todas las personas que me rodean -¿Eh?- Ladeo un poco la cabeza escuchando todas las palabras de la chica, tratando de concentrarme un poco porque la vida tengo que admitir que habla demasiado, y resultar ser demasiado aburrido –Si…- Susurro por lo bajo tomando todas las paletas con azúcar que la chica me compra –Gracias abuela- Rio un poco sonriéndole para ver de reojo a mi nueva amiga, y seguir escuchándola teniendo una buena idea para hacerla callar.

Con el paso de los segundos de forma veloz quito el plástico en el cual cubre la paleta de insectos o bacterias, y mientras la chica hablaba le meto la paleta en la boca para que comience a disfrutar está logrando mantenerla en silencio -¿Esta rica verdad?- Pregunto mientras también disfruto de una en mi boca saboreando su delicioso sabor y de forma más dulce si se tratara de ser su hermana pequeña, la tomo de la mano mirando hacia el frente viendo a todas las personas que caminan por las calles de la gran Kumogakure no Sato –Estos dulces tienen pocas calorías así que no afectaran tus entrenamientos, no seas tan dramática en eso… mírame como muchos dulces y no me pasa absolutamente nada- Comento con naturalidad sacándome la paleta de la boca y ver el rostro de Kaori –Debes tener más amigos… pero eso será con el tiempo, tampoco debemos de apresurar las cosas- Nuevamente meto el dulce en mi boca para caminar hacia delante arrastrándola de forma suave, dando indicio que me empiece a seguir.

-Caminaremos un rato por las calles y a la vez me contaras mas sobre ti ¿Si?. Como tu primera amiga pasaremos ratos juntos y luego te contare cosas sobre mi ¿Te parece?- Mis ojos se fijan en los ajenos prestándole toda la atención del mundo, ignorando a todos los que me rodean y de mis labios se dibuja una sonrisa tratando de ser siempre agradable.

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado

Re: Un encuentro caramelizado. (Priv: Kaori)

Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.