Últimos temas
Afiliados
Limpieza 05 - 11 - 18

Boku no Hero ROLVelmegunLittle FearsCrear foro

[Relato] Inquietud

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

avatar
Song Ji Gon
Shinobi en pruebas

[Relato] Inquietud

Mensaje por Song Ji Gon el Dom Nov 11, 2018 1:55 am

Caminaba sin mucho entusiasmo, cargando en su espalda la mochila en la que llevaba todo el material de la academia necesario para aquel día. La jornada anterior habían hablado en clase sobre Kusagakure, el origen de la aldea y su situación actual. La aldea de la hierba no desagradaba a Ji Gon y, de hecho, cada vez que contemplaba el paisaje que le rodeaba y cómo dicha aldea se encontraba construida en la misma vegetación, quedaba maravillado –aunque, sin embargo, era algo a lo que el académico estaba ya acostumbrado, y no le parecía en absoluto algo a destacar como podría resultar para ninjas de otras aldeas dicha arquitectura-.

Pensar en la figura del Kusakage y sus labores, no obstante, le causaba cierta incertidumbre. El Shuha Shinto era una religión que se practicaba en su aldea, y aunque se tratara por norma general de sacrificios animales y, en caso de ser humanos, voluntarios, era el fanatismo a dicha religión por parte de sus padres lo que había hecho de su vida y la de su hermana un peligro constante. ¿Es que acaso no debería de controlarse algo así? ¿Alguien, algún día, les salvaría a ambos si se supiera cómo eran tratados puertas adentro de su hogar? Por el momento, poco podía hacer por sí solo, y aunque sufría en silencio, Ji Gon nunca pensó que su vida podría estar realmente en peligro, entendiendo esto como un por aquel entonces inexistente miedo a ser asesinado o sacrificado. Era un niño, al fin y al cabo.

-¡Ji Gon!- Una voz se escuchó a su espalda. El peliblanco caminaba por uno de los muchos puentes de la aldea, y al darse la vuelta para encontrar el origen de la llamada se encontró con Hwan, compañero de clase y uno de los pocos con los que había logrado crear ciertos lazos afectivos. Hwan puso su primer pie en el puente y continuó con su carrera haciendo que este se tambaleara, hasta alcanzar a su colega. –Ji Gon, que mala cara tienes.

-Sólo tengo algo de sueño, no te preocupes.- Algo que era obvio debido a las ojeras que ensuciaban su rostro y a la hinchazón de sus ojos. Haber estado pensando en la aldea, su organización y en sí mismo le había arrebatado la tranquilidad justo cuando iba a dormir. -¿Qué tal estás?

-¡Bien!- Comentaba Hwan enérgico mientras alzaba su puño junto a su cabeza. Al lado de este, el cuerno blanco del centro de su frente no pasaba inadvertido. –Estoy deseando que el sensei nos enseñe por fin el Bunshin no Jutsu.- Al parecer, el resto de niños de la edad de Ji Gon no se preocupaban tanto por cuestiones éticas, políticas y morales como él lo hacía.

-Sí, yo también.- Contestó Ji Gon con una sonrisa. Casi había olvidado que habían comenzado a estudiar, de forma teórica, en qué consistía el Bunshin no jutsu y cómo funcionaba, por lo que pronto aprenderían a usarlo de forma práctica. Ambos, que se habían detenido en seco para hablar, reanudaron la marcha sin mucha prisa.

–Oye, ¿te apetece ir a comer algo al salir de clase?- Cuando Hwan estaba con él, Ji Gon solía tranquilizarse. Era el único capaz de causar esa sensación en su persona cuando debía estar fuera de casa, despreocupándose momentáneamente de la pesadilla que en ella encontraría de vuelta…

-Me encantaría, pero…

-Si hay un “pero” significa que no. ¡Nunca quieres hacer nada después de clase, Ji Gon!- A pesar de todo lo que Hwan significaba, retrasar su regreso a casa y dejar por más tiempo sola a su hermana no era una opción. –Algún día te convenceré.

Ji Gon, que había agachado la cabeza al negar la propuesta de su compañero, la alzó de nuevo y sonrió, confiando en que esas palabras se cumplieran algún día.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.