Últimos temas
» [Pasado - Libre] A cierta hora
Hoy a las 8:49 pm por Yakko

» [HN] Yakko # Genin
Hoy a las 8:10 pm por Yakko

» [Petición] Conexión diaria
Hoy a las 8:09 pm por Yakko

» [Pasado] Asegurando la base
Hoy a las 8:06 pm por Yamata

» [Guia y Petición] Hojas de creación
Hoy a las 7:48 pm por Hachiwaru Naito

» [Pasado] Collatio
Hoy a las 7:13 pm por Farahan

» [Censo Salvaje] 21/01/2019
Hoy a las 6:53 pm por Seiko Shouboku

» [Misión rango C] Dama del bosque (2)
Hoy a las 8:29 am por NB Chronicles

» [Tienda] La Armería
Hoy a las 1:05 am por Seiko Shouboku

Afiliados
Limpieza 18 - 01 - 19

Boku no Hero ROLLittle FearsPhotobucketCrear foro

[viaje]tira pal Valle, !a que no!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Zato
Zato
Kumo Genin

[viaje]tira pal Valle, !a que no!

Mensaje por Zato el Miér Dic 26, 2018 5:46 pm


*Tira Zato, vamos tira de una vez Zato*, se daba ánimos golpeando con la diestra sobre su frente y negando con la cabeza, cual tarado con espasmos apoyando la espalda en un pino al el limite este del país del rayo en aquella noche de luna llena y cielo sin estrellas a las 11 de la noche con una temperatura de cuatro grados Celsius.

Ceñido como de costumbre con una especie de sueter color negro con capucha, de mangas largas terminado en puño, este es abierto y se cierra con un cierre. No existe nada mas debajo de este sueter que su piel.

En la parte baja, ciñe sus pantalones semis morados oscuros, apretados a la piel, terminando dentro de sus botas negras que llegan hasta cuatro centímetros bajo la rodilla.

Todo esto bajo su capa impermeable y capucha.

¿Pero qué diantres hace este tipo aquí?, bueno pues, venga, ya va, lo que sucede es que el Gennin se las dio de machote, con sus aires de grandeza y egocentrismo. ¡Es que ir al país vecino no es nada!, gritaba a los ex compañeros de la academia que emprendían el viaje hacia aquella emocionante aventura. Pobre cornudo que acepto viajar solo y encontrarse con ellos en el poblado de Kumamoto, qué más da chaval.

El plan seria sencillo, no morir, eso era lo esencial en esto, pero, para ello debía de prepararse, fue por esta razón, que decidió tomarse el día en preparar la ruta hasta el valle de la muerte, ¿quiere escapar de la muerte y tira al valle de la muerte… es que es idiota o qué?, claro, pero de los con huevos.

Tras marcar el camino en el mapa en su habitación, comenzó a recolectar uno que otro libro, donde comenzó a tomar apuntes en una nota de todo aquello que necesitaría para sobrevivir, desde comidas, tipos de hielos, tipos de insectos, el clima, política dando vueltas por diversas indoles de las cuales desde pequeño llevaba leyendo.

Un par de notas al bolsillo del pantalón, la capa impermeable con capucha y en los bolsillo su equipamiento ninja.

*ya va, es que ya va*, se animaba al mirar la hora, esperando a que fuesen las seis de la tarde, para dirigirse al lugar donde exactamente se encuentra ahora.

*Tira Zato, vamos tira de una vez Zato*,*ya va,ya es hora*, termino por convencerse, con un semblante seguro, pero con muchas dudas en su interior.

Se movía de manera rápida, semi agachado con ambas manos abiertas en 70 grados con su cuerpo, rumbo hacia el oeste con determinación y fuerza, a 15 metros de distancia de la senda principal, observándola cada seis metros recorridos para no perder el hilo.

En su ruta, en aquella noche, todo era nuevo para el, todo pino, toda montaña, toda tierra semi elevada congelada, todo animal, toda roca, todo, lo cual lo tenia despierto, atento a su tarea, correr sin detenerse tratando de no ser descubierto.

Así corrió por seis horas, siempre por la diestra de la senda y alejado de ella, moviéndose entre los altos y bajos terrenos nevados, como cual lobo en aquel paraíso.

Una cascada gigantesca se veía hacia norte congelada, la cual llamo bastante su atención, teniendo en cuenta la facultad que tienen las tierras congeladas en las orillas de estas según los libros que frecuenta, por lo cual, cambio el rumbo y se dirigió 20 metros en dirección norte, donde al pasar un par de pinos y otros arboles tipicos del lugar, logro divisar la cascada de hielo, de piedras y corales, rocas y nieve que daban una altura de doce metros de caída.

Tras descansar por un minuto, comenzó a excavar un pequeño agujero con sus manos, al costado derecho de un pino de tronco algo marchito, esto, debido a que las raíces bajo tierra de un pino que ha pasado años en el lugar tienden a dejar pequeños pasadizos con sus raíces, que el Shinobi de elemento tierra sabría ocupar para escapar en caso de ser atacado, claro, siempre debe haber un plan en la cabeza eso lo tenía claro.

Tras lavarse las manos en las aguas cercanas a su diestra, bebió de esta hasta satisfacer su sed, para posteriormente dirigirse a aquel pequeño agujero que cabo, que solo cavarían sus pies hasta las rodillas, pero eso era suficiente para un momento de apuros, ceñido de su capa, se durmió por tres horas a eso de las cinco de la mañana con la kunai en la diestra, siendo tapado por algunas ramas altas de pino que se alzó encima y en los costados de su cuerpo a modo de calentar el cuerpo y camuflaje en si.
INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Colocar técnicas usadas aquí
INVENTARIO BÉLICO:
Ciñe una capa con capucha, en su interior, bolsillo derecho 1x bomba de humo, bolsillo izquierdo 1x kunai.
1xDaikiri en el tobillo derecho metido en la bota.
1x emblema metalico de kumo en bolsillo derecho interior de la capa.
En bolsillos delanteros del pantalón, mantiene arcilla
  • Fuerza : 5
  • Resistencia : 5
  • Agilidad : 5
  • Espíritu : 5
  • Concentración : 5
  • Voluntad : 5
  • Chakra : 65

Volver arriba Ir abajo

Haruka Yotsuki
Haruka Yotsuki
Kumo Genin

Re: [viaje]tira pal Valle, !a que no!

Mensaje por Haruka Yotsuki el Jue Dic 27, 2018 6:43 pm

Como muchos shinobi durante esos días, la genin se había adentrado en aquella travesía que silente invitaba a los más osados, los más temerarios o los más imprudentes a explorar el imponente país del hierro, evidentemente la sutilidad en esto era primordial pues así como tal aventura no era un secreto, tampoco se trataba una fiesta abierta a todos.

Sabía bien que adentrarse en un territorio que no era el suyo no le sería fácil, pero como ella suele decir en ocasiones ”Lo fácil no es divertido”; evidentemente necesitaba preparación, consigo llevaba un pequeño morral donde había guardado lo que consideraba necesario para ir a tal travesía, una muda de ropa tan abrigada como pudo conseguir, que en realidad era un viejo suéter que esperaba no cediera al primer estirón, algo de carne seca y galletas, un mapa, y de último un poco de sake en una botellita que guardaría en caso de atentado de morir de hipotermia por las bajas temperaturas que se anunciaban.

Muchos esperarían que llevase algún tipo de arma, pero ella no, después de todo quien necesita armas cuando se tiene a ”El gerente y los cinco furiosos” con ella, no es que fuera acompañada sino que esos eran el nombre de sus dos puños.

Se dispuso a hacer su travesía en medio de la tarde, como siempre llevaba aquel abrigo que pertenecía a su padre, en uno de los bolsillos llevaba algo su bandana ninja que por precaución prefería mantener bajo discreción.

La joven había tomado el camino marcado en su mapa, pero luego decidió tomar un desvío guiado únicamente por su instinto y la propia interpretación que hizo ella acerca del mapa que llevaba, con suerte aquello resultaría en un atajo beneficioso así paso unas cuantas horas, sintiendo la temperatura descender lo que le anunciaba que iba por buen camino, se cerró el abrigo que siempre llevaba, cubriendo aquel abdomen que solía llevar al descubierto, algunos metros de caminata más, sintió la necesidad de comer; por lo que se subió a un árbol tomándose así un descanso, quedando unos metros separada del suelo, durante unos instantes se quedó admirando aquel bello paisaje para luego disponerse a comer unas tiras de carne seca que había traído consigo.

Debía comer rápido, mucho tiempo allí y podría atraer visitas indeseadas, no solo de animales salvajes sino hasta de otros ninja, por lo que apresuraba sus mordidas y su masticado, fue en esos momentos que sus encendidos ojos vislumbraron una figura que corría a través de aquel bosque, afinó un poco la vista y reconoció a aquel individuo si su memoria no le fallaba el era Zato, y en el pasado habían compartido una misión juntos.

Al verlo pensó de inmediato que había una enorme posibilidad de que tuvieran el mismo objetivo, decidió seguirlo desde lejos, aún no sabía si alguien podría estar detrás de él o de ella, pero por el momento mantuvo el perfil bajo, acomodando sus cosas con velocidad decidió seguirlo de Pino en pino, teniendo cuidado de ser sigilosa incluso un paso de más y podría dejar caer la nieve de los árboles que pisaba delatando su posición.

Lo siguió entonces hasta una cascada, una majestuosa cascada congelada, supuso que aquel al que seguía quería descansar, después de todo ya era bastante tarde y ella había perdido la noción del tiempo que lo llevaba siguiendo, lo vio escarbar como si buscara hacerse alguna especie de refugio improvisado sin perder ni uno de sus movimientos ”Me siento como una acosadora” pensó para si, repaso si era un buen momento para bajar y saludar, pero se detuvo pensando que era mejor tener a alguien en las alturas solo por si acaso.

Luego de que el joven se cubrió con ramas, ella tan solo apoyó su espalda contra el tronco del árbol en el que estaba, cuidando su equilibrio mientras dejaba ambas piernas colgadas alrededor de la rama en la que estaba, se veía bastante firme y al parecer podría aguantar su peso, se frotó un poco las manos y luego el pecho para calentarse, para finalmente bajar un poco su gorra y dormir un poco, debieron haber sido cerca de las cinco de la mañana cuando sus ojos se cerraron y durmió, pasaron como unas tres horas en las que la chica se despertó por el suave trinar de unas aves.

Desde su posición solo veía que Zato aún se encontraba en ese refugio construido por el, ya era momento de hacerse notar, se estiró quitándose la pereza y luego de tronar sus huesos un poco bajo de su posición y se acercó a él, abriéndose paso por las ramas que el había colocado.

-Hey hey...Zato? - musitaba para procurar no asustarlo, después de todo el joven era prevenido y dormía armado un susto de más y la historia podría tener un desarrollo no muy agradable para ambos - Soy Haruka, ¿me recuerdas?

Volver arriba Ir abajo

Zato
Zato
Kumo Genin

Re: [viaje]tira pal Valle, !a que no!

Mensaje por Zato el Jue Dic 27, 2018 9:23 pm

8:00AM.
Tras dormir por tres horas, El Gennin despertaría con los ánimos puestos en avanzar, sobre todo para quitarse el puñetero frio de encima, *Hey, Haruka, como estas, que raro verte por este lugar, vas rumbo a lo de la misión en el hierro?, pues debemos movernos...ahora mismo*.

Zato dedicaría treinta minutos en recolectar algo de hojas, madera e insectos bajo la tierra nevada y entre los pinos, para con su kunai molerlos y crear una especie de comida, muy mala en sabor, pero alimentaria sus barrigas dándoles fuerza para continuar.

Primero, debían retomar la ruta a 20 metros hacia el sur, donde, tras ver la senda dibujada en la nieve, se mantendrían a la izquierda de esta, oscilando entre los 8 y 14 metros de distancia, para no perder la ruta hacia el Valle de la muerte.

El plan continuaba al igual que el día anterior, correr de manera oscilante entre los altos y bajos montes de nieve, concentrados en no perder el camino y tampoco el uno del otro, manteniendo una velocidad continua y acelerada de 23kmph, deteniéndose por cinco minutos cada una hora o al ver algún conejo o libere que sirva de alimento o una fuente de agua potable.

01:00PM.
Tras cuatro horas de correr rumbo al oeste, finalmente ya estaban en el corazón del valle, se lograba notar el cambio dado a la altura de las montañas que continuaban más adelante, como acordonando el área dando indicio de que a unos metros mas adelante, el valle de la muerte prometía solo una cosa… la muerte.
*HARUKA, ¡LLEGAMOS!, VAMOS A CORRER COMO SI DE ESO DEPENDIESE NUESTRAS VIDAS*, gritaría a su compañera apegada a su espalda, para que aquella tormenta de nieve le permitiese escuchar dado el tono alto de su voz.

Correr era casi imposible al pasar las montañas, una tormenta de nieve atrasaría su viaje, por lo cual optaron por entrar a una cueva de piedra y hielo, esta era alta y grande, lo cual no importaba demasiado, pues no seria mas de una hora el tiempo que permanecerían hay.

Tras juntar algo de leña, al fuego asaron los tres conejos que cazaron en el camino, así también bebieron aguas de nieve derretida a través de un proceso de purificación que el Genin conocía por medio de los libros.
Una hora de descanso y luego de vuelta a la acción, pero esta vez su destino, no era otro que el mismo pueblo Kumamoto.

03:00PM

INFORMACIÓN:
TÉCNICAS USADAS:
Colocar técnicas usadas aquí
INVENTARIO BÉLICO:
Ciñe una capa con capucha, en su interior, bolsillo derecho 1x bomba de humo, bolsillo izquierdo 1x kunai.
1xDaikiri en el tobillo derecho metido en la bota.
1x emblema metalico de kumo en bolsillo derecho interior de la capa.
En bolsillos delanteros del pantalón, mantiene arcilla
  • Fuerza : 5
  • Resistencia : 5
  • Agilidad : 5
  • Espíritu : 5
  • Concentración : 5
  • Voluntad : 5
  • Chakra : 65

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado

Re: [viaje]tira pal Valle, !a que no!

Mensaje por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.